El prototipo de político corrupto, falaz y demagogo

 

Alejandro Lerroux García
(Córdoba, 1864 – Madrid, 1949)
El revolucionario de pacotilla
“Alejandro Lerroux estudió el bachillerato en Madrid con resultados desastrosos. No pasó nunca del tercer curso. Le gustaba el juego, la vida regalada y el dinero de los demás. Escribía versos a las mujeres”
“Decidió apuntarse en la Academia Militar de Toledo, pero no tardó en descubrir que la disciplina militar no se había hecho para él. Salió por piernas con dirección a La Coruña. Para no ser descubierto, cambió su nombre por el de Manuel García González. Hasta la amnistía de 1886 siguió viviendo como un desertor”
“Las empresas periodísticas eran mercancías sin alma ofrecidas al mejor postor. Políticos y empresarios utilizaban la prensa como tapadera”
“Se pagaba a los periodistas para tenerlos controlados. Los empresarios pagaban para esconder chanchullos económicos; y los políticos (gracias a los llamados fondos de reptiles), para favorecer los intereses de partido”
 “Hasta su llegada al periódico El País, Lerroux se había limitado a ser el típico rebelde cargado de sueños y ambiciones. Su mayor deseo, además de enriquecerse cuanto antes, era enviar al exilio a los Borbones”
“Fue la suya una política de prensa auténticamente radical, en la que no dejó títere con cabeza. Monárquicos y clericales, latifundistas o terratenientes, nadie quedó libre de las andanadas de Lerroux, dispuesto a hacerse con una fama de revolucionario en la que no creyó nunca”
“Habían ejecutado en Barcelona, en los fosos del castillo de Montjuïc, a cinco hombres de ideología anarquista. Estaban acusados del atentado contra el general Martínez Campos y de las bombas del Liceo. Lerroux escribió furibundos artículos en la prensa y logró todos sus objetivos: por una parte, la popularidad; y por otra, se quedó con el dinero recibido en la redacción para ayudar a los presos”
“Lerroux despotricaba contra el régimen monárquico y se presentaba como el futuro redentor del proletariado”
Atentado de Paulino Pallás Latorre (Cambrils, 1862 – Montjuïc, 1893) contra el gobernador militar de Cataluña el comandante general Arsenio Martínez Campos (Segovia, 1831 – Zarauz, 1900) ocurrido el 24 de septiembre de 1893
 “Barcelona era la ciudad que estaba hecha a la medida de su talento y ambiciones. Cuando durante una cena en el Tibidabo supo de la rapacidad de los concejales del ayuntamiento barcelonés, sacó a la vista de todos el pasaje de un vapor que debía llevarle hasta Argentina y lo rompió diciendo: ¡Me quedo, América está aquí!”
“La participación de Lerroux se reducía a ser el último en intervenir en los mítines y el primero en salir corriendo cuando sonaban los disparos”
“Los anarquistas valencianos dijeron públicamente que Lerroux era un apóstata cobarde de las ideas que explotaba. Un vividorcillo que aspiraba a ser alguien cuando se instaurase la República”
“El tema que conmovía a Lerroux eran los caudales públicos. Entrar en el Ayuntamiento de Barcelona y comenzar su escalada hacia la riqueza. Sus mejores amigos entraban en el Consistorio sin un duro y salían forrados”
“Hacía negocios con toda clase de chorizos e indeseables y para desviar las sospechas de corrupción acusaba a los gestores salientes de los males que padecía la vieja ciudad mediterránea”
Plaza de Cataluña en 1902
 “El trabajo de los jóvenes bárbaros lerrouxistas consistía en atacar a los candidatos catalanistas, provocar altercados con la policía, disolver los mítines contra el jefe y perseguir a gorrazos a los curas”
“En el fragor de sus campañas políticas, Lerroux se presentaba en las meriendas populares comiendo pan y chorizo. Luego, después de compartir tortilla con algunos de sus seguidores, señalaba con la mano los palacios de la ciudad y decía: ¡Todo eso es vuestro!”
“El 31 de mayo de 1906, Alfonso XIII se casaba en Madrid con la princesa Victoria Eugenia de Battenberg. Ese día, mientras la comitiva atravesaba la calle Mayor de Madrid, el anarquista Mateo Morral lanzó sobre la pareja un ramo de flores que encubría una potente bomba. De haber salido bien el atentado, Lerroux habría distribuido a sus seguidores bárbaros en grupos armados para tomar Montjuïc y proclamar la República. Como no salió según lo esperado, Lerroux se marchó de España y anduvo de cabarés por París”
“Una vez le preguntó un periodista de La Vanguardiaqué les diría a los obreros que le habían votado si le preguntasen por el champán que estaba bebiendo. Lerroux contestó que estaba probando el vino que beberá el proletariado del futuro: ¡Vuestros hijos, por los que ahora brindo!”
Las Ramblas de Barcelona a inicios del siglo XX
“Jóvenes bárbaros de hoy, entrad a saco en la civilización decadente y miserable de este país sin ventura, destruid sus templos, acabad con sus dioses, alzad el velo de las novicias y elevadlas a la categoría de madres para virilizar la especie”
Alejandro Lerroux
“En otra ocasión el periódico L’Esquella (“El Cencerro”) publicó un chiste en el que le preguntaban a Lerroux por qué en su candidatura todo eran abogados y propietarios y ningún obrero, a lo que el político respondió que no había porque todos tenían demasiado trabajo”
“Como cada vez que había peligro don Alejandro Lerroux se marchaba al extranjero, los humoristas pasaron a llamarlo a partir de 1908 Don Alejándose”
“En Argentina recibió dinero en efectivo para el Tesoro de la República, regalos personales de valor y participaciones en sociedades de importación de carnes o de instalación de parques de recreo”
“Demagogo, tremendista, corrupto, bárbaro, desertor, arribista, anticlerical, inculto, españolista, anticatalán, ambicioso, falso: el ex emperador del Paralelo sólo se quería a sí mismo”
Alejandro Lerroux, un genuino representante
de la picaresca y la podredumbre política española
“Después de entrevistarse con el rey Alfonso XIII el 12 de noviembre de 1918, Lerroux apoyó sin restricciones la actuación española en Marruecos que tres años después provocaría el desastre de Annual”
“Como buen cordobés, jugaba siempre con las cartas marcadas. Para ponerse a la altura de su enemigo, el conservador Antonio Maura, viajó a Las Palmas de Gran Canaria para estudiar la carrera de Derecho. En un solo día aprobó todos los exámenes. Le dieron nueve matrículas de honor. ¡Es todo tan fácil desde el poder!, decía Lerroux mientras recibía su título de licenciado”
“Una ruleta trucada que inventaron Strauss y Perl fue introducida fraudulentamente en algunos casinos españoles gracias al soborno de importantes personalidades del Partido Radical liderado por Lerroux”
“Informado por sus contactos del golpe de Estado que se avecinaba, el 17 de julio de 1936 se marchó a Estoril. Una vez instalado allí, se adhirió formalmente  al levantamiento y escribió dos libros de memorias llenos de falsedades y agravios. En 1942 regresó a España gracias a su amistad con Franco que solamente no le perdonaba su masonería”
“Hay que hacerse temer para abrirse camino. Halago a las masas, porque son mi fuerza. Pero el día que pueda las dejaré en el sótano y viviré en el principal”
Alejandro Lerroux
[Fragmentos extraídos del libro escrito por Ramón Serrano (Barcelona, 1933) y Rai Ferrer (Burgos, 1942) titulado: Alejandro Lerroux, Barcelona, Ediciones B, 2003, 1ª ed., (colec. “Cara y Cruz”), pp. 276]

El desván de la ilusión: agosto 2012.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s