“El mallorquin Ramon Llull, padre de la Pàtria catalana” o la chifladura de Bernat Joan i Mari

Preboste Pitiuso de Esquerra Republicana de Cataluña (aquellos marxistas totalitarios que en 1936 asaltaron ibiza desde “Pou Des Lleo”, asesinaron a mas de 100 personas y con cuyos documentos gráficos ilustro este post)  Bernardo Juan y Mari (en catalan Bernat Joan i Mari, pues el reniega del Eivissenc) por obra y gracia de no se bien aun que arte de la prestidigitacion, tiene a quien le publica sus chifladuras inconsistentes en el Diario de Ibiza de cuando en cuando, para choteo y divertimento de la élite cultural Balear.

Traigo y archivo aquí la ultima panfletada que nos regala, para regocijo de quienes leemos historia y no historietas, del pan catalanismo expoliador. El padre Ramon Llull nada menos, es asaltado de nuevo por este hijo del “Lebensraum” CAT sin el menor de los sonrojos. Llull, Hijo de occitanos y Mallorquín de pura capa, nacio en el año de la conquista de Mayurca a los árabes por Jaime I de Aragon, y solo de Aragon, (quien jamás se consideró catalán- escribía en árabe, latín y romance mallorquín, pero jamas en Llemosin u Occitano).

Hasta 1258 los territorios que hoy llamamos Cataluña, eran lo que se llamo, muy bien llamado, “La Marca Hispánica” (500 años aprox. bajo dominio Franco) de donde proviene el dialecto franco que tomaron prestado, el “Llemosi” u Occitano, también conocido hasta la Renaixenca como Barceloni (lean al químico, que no lingüista, Pompeyo Fabra) y no pasaron a ser señoritos condales feudatarios de Aragon hasta el famoso tratado de Corbeil con el Rey Luis X el santo de Francia.

Ramón Llull paso gran parte de su vida prestando sus servicios en la corte de su rey Hispano Jaime I de Aragon, como así se titulo siempre. Repito, Hispanus. Lo de “Cataluña la Vella” principado, solo cobro cuerpo juridico por obra y gracia del emperador Carlos V de Alemania y I de España. Novelitas no!!

No me entretengo mas con la archi conocida y documentada vida del insigne Ramon Llull, de cuya magnifica vida y obra encontraran sobrada información publicada. Disfruten del ultimo y chistoso ejemplo de la teoria de “Los países catalanes” y el “Anschluss” cultural que aun imponen, y permiten, nuestros politicuchos que gobiernan estas bellas islas Baleares.

Por cierto, y para despistados, Ramon Llull jamas se sintió otra cosa que profundamente cristiano Mallorqui, Aragones y Español.

Hoy, insisten..

Cada nación mínimamente consolidada cuenta con los Padres de la Patria. El término, sinónimo de padres fundadores y similares, se usa muy habitualmente, no sólo dentro de la literatura anglosajona o americana, sino también dentro de otras tradiciones historiográficas y culturales.

Quienes serían los padres de nuestra nación? Si nos atendíamos a la esfera política, encuentro evidente que el primero, el más indiscutido, lo que se celebra con toda normalidad y devoción tanto en Cataluña como en el País Valenciano y las Islas Baleares es el Rey Jaime I, llamado incluso la Alto Rey Don Jaime, para dejar claro que no nos remitimos a un simple número ordinal, sino a la categoría específica de fundador de la nación. Junto con Jaume I, tendríamos el rey de la consolidación del espacio territorial del país, conjuntado ya con un derecho propio y con unos mecanismos preestatales poderosos, mucho antes del Renacimiento: me refiero al rey Pedro III el Ceremonioso. Y el esplendor renacentista correspondería al rey Alfonso V el Magnánimo. En su etapa de reinado nuestra nación contó con un Papa de Roma y con un Papa cismático, y con la manada de escritores más extraordinario que había visto este país nuestro viviendo al mismo tiempo, antes de finales del siglo XX con el siglo XXI.

Dentro de la esfera cultural, evidentemente, personajes como el Abad Oliba, fundador del monasterio de Ripoll, el gran cronista Ramon Muntaner, de quien este año conmemoramos el 750 aniversario del nacimiento, o el magnífico poeta Ausiàs March también formarían parte de la galería de padres de la patria. Por encima de todos ellos, sia’m permitido el símil monárquico, hay reinaría nuestro Ramon Llull, el Doctor Iluminado, padre no sólo de la patria, sino de la sangre de la patria, que es la lengua. Llull fue el gran artífice medieval de la lengua catalana. Creo que los gobiernos de Cataluña y (en aquel tiempo) de las Islas Baleares, junto con el de Andorra y con numerosos ayuntamientos de los distintos países que conforman nuestra nación hicieron muy bien a la hora de poner el nombre de la insigne mallorquín en el Instituto para la promoción exterior de la lengua y la cultura catalanas.

Después del esplendor medieval, vinieron siglos de decadencia, que culminaron con la pérdida de nuestras instituciones de autogobierno, de los mecanismos de estado con el que contábamos a principios del siglo XVIII, hace trescientos años. Pero, aunque, durante este periodo tenemos otro insigne forjador de la nación y ciudadano universal: me refiero a Miguel de Cervantes, de quien lleva el nombre la red del conjunto de universidades de los Países Catalanes.

Y, con la Renaixença, contaremos otros nombres sin los que nuestra nación no se podría entender. En el campo de la política, Prat de la Riba, Francesc Macià o Lluís Companys son inexcusables. Y, a su lado, los que forjaban la lengua y la cultura: un príncipe de las letras como Jacint Verdaguer, lingüistas como Pompeu Fabra, Antoni Maria Alcover o Francisco de Borja Moll, ensayistas como Jaume Vicens Vives, Josep Pla y Joan Fuster … Todos ellos conforman nuestra galería moderna de fundadores de la nación, de pilares sobre los que se asienta nuestra personalidad colectiva.

Últimamente, el Gobierno de las Islas Baleares está intentando convertir el gran Ramón Llull, fundador de nuestra literatura nacional, en una especie de cabecilla regional, de provinciano de medio pelo. Y esto resulta totalmente intolerable. Que quien hace todo lo posible para rebajar el estatus político de la lengua catalana dentro de las Islas Baleares se ponga en boca su frases sueltas de Ramón Llull nos debería indignar y sublevar. En su discurso con motivo de la entrega de los premios Ramon Llull, precisamente, José Ramón Bauzá dijo cosas como que Llull escribía en tres lenguas (sin decir cuáles eran, no sea que alguien se hiciera preguntas incómodas), y sacó una cita descontextualizada para mostrar que había leído algo (lo que podemos dudar con indicios suficientemente objetivos).

En el santuario de Lluc, en el corazón de la Sierra de Mallorca, hay una galería de santos y beatos del pueblo de Mallorca. Bajo el busto del beato Ramón Llull podemos leer la siguiente inscripción: “Beato Ramon Llull / (Ciudad de Mallorca, 1232 a 1326) / Yo somos Ramon Barbaflorida / el Loco por amor / Laico arabista (Christianus Arabicus), / Líder del diálogo interreligioso. / Filósofo y teólogo (Doctor Illuminatus), / el Iluminado. / Juglar de Nuestro Señor y de la / Mujer de Amores. / Escritor prolífico (Padre de la Patria Catalana)”.

Este fue Ramon Llull. Este es el Ramon Llull que el Gobierno oculta o disfraza.”

Enlace permanente de imagen incrustada

Ramon Llull, pare de la Pàtria catalana » Opinión » Opinión » El periódico de Ibiza y Formentera.

2 comentarios en ““El mallorquin Ramon Llull, padre de la Pàtria catalana” o la chifladura de Bernat Joan i Mari

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s