¿Quién está detrás de la campaña para expropiar la Mezquita Catedral de Córdoba? 

carlos herrera

En las últimas semanas están saliendo a la luz los nombres de las asociaciones y entidades que están moviendo los hilos de la campaña para expropiar la Mezquita- Catedral, desde partidos políticos como PSOE e Izquierda Unida hasta organizaciones islámicas como la Junta Islámica o el Instituto Halal, pasando por la alianza con el mundo de Batasuna.

En este sentido, este fin de semana han aparecido en diferentes medios de comunicación noticias y artículos relacionados precisamente con estas cuestiones. Entre ellos hay que destacar el magnífico artículo publicado ayer por Carlos Herrera en el suplemento dominical de ABC, XL Semanal, en el que el autor revela algunos de los nombres que apoyan la campaña para expropiar la Mezquita-Catedral.

Por este motivo, desde Keep Calm & Mezquita en Paz hemos querido compartirlo con vosotros. A continuación reproducimos literalmente el artículo de Carlos Herrera.

¡Vamos a expropiar mezquitas!

Ignoro quién es el propietario de la Catedral de Sevilla. O quién posee la Basílica del Pilar. O quién es el dueño del Obradoiro. Supongo que la Junta de Andalucía, el Gobierno de Aragón y la Xunta gallega. De no ser así, no acabo de comprender el empecinamiento de la izquierda andaluza por expropiar la Mezquita Catedral de Córdoba, en manos de la Iglesia católica desde hace algo más de setecientos años. Y ¿para qué la quiere?, ¿para que esté abierta y al alcance de cualquiera que quiera visitarla?: si ya lo está, magníficamente conservada, abierta en horarios de culto y de visita turística… ¿Entonces? Déjenme que piense. De no ser que la Junta gobernada por el PSOE e IU quiera dar satisfacción a las tradicionales diarreas anticlericales de varios colectivos y obligar a poner al servicio del rezo islámico toda una catedral católica, no se me ocurre otra pretensión, especialmente si lo primero que aducen las autoridades es que, a pesar del cambio de titularidad, la Iglesia seguiría gestionando tal impresionante monumento. Esa malicia me viene a la cabeza comprobando quién respalda la campaña nacional e internacional que un par de individuos han desatado por medio mundo: Junta Islámica e Instituto Halal, además de una buena serie de tontos útiles de la izquierda mundial. En viendo quiénes son y quiénes subvencionan…

Córdoba y su Mezquita es enormemente peculiar. Tras muchos años de gobierno comunista se ha extendido la costumbre de crear cientos de plataformas y movimientos con los más variados fines, aunque casi todos manejados por la izquierda local, ora tolerante, ora montaraz. La Plataforma para la Expropiación de la Mezquita no es más que otra de las muchas creadas en los últimos años la mayoría, absurdas, con la diferencia en este caso del éxito que siempre obtiene cualquier actividad anticlerical. ¡Quitarles la Mezquita a los curas! ¡Qué pelotazo! Poco importa que les argumentes que no hay una sola razón ni histórica ni artística para que la Mezquita Catedral no sea de la Iglesia. Y, lógicamente y por extensión, de todos los católicos y de quienes quieran visitarla (a los cuales no se les pregunta lo que creen ni lo que dejan de creer). Te aseguran que la titularidad pública garantiza su pertenencia a la comunidad y poco más y que la misma permite controlar la gestión y conservación del templo.

Pero en ello no puede haber duda alguna porque el monumento está como una patena y el Obispado ha invertido en su conservación veinte millones de euros en los últimos veinte años (la Junta, tres, y el Ayuntamiento, nada). Tú puedes expropiar algo deteriorado, en ruina (pagando por ello, por supuesto), pero no por un simple capricho político social, firmen cuantos firmen la proclama. El Estado de derecho garantiza mediante la acción de los tribunales que ninguna política de banderías te quite lo que es tuyo; es decir, que no venga aquí el mangante del Sánchez Gordillo o del Cañamero de turno a quedarse con lo tuyo ‘en nombre del pueblo’. El ordenamiento jurídico felizmente lo impide, y saben perfectamente los jefezuelos de la Junta que el caso lo tienen perdido. Otra cosa es que se quieran dar por enterados.

De la misma manera que sería irracional (como dijo acertadamente Susana Díaz) suprimir el nombre de ‘Mezquita’ (cosa que no sé si ha llegado a proponer alguien), también lo es dejarse llevar por las reacciones viscerales y anticlericales de unos cuantos illuminatis. En 1236 se consagró la Catedral sin que ello perjudicara la bellísima arquitectura musulmana. Desde entonces, la posesión pública y pacífica ha correspondido a la Iglesia, la cual hizo posible la conservación del monumento que le ha valido la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Que no peligra, por cierto, como ya se ha encargado de aclarar el organismo internacional.

Por lo tanto, que la Junta se deje de seguidismos estúpidos y se dedique a gestionar de forma más satisfactoria los museos y monumentos que tiene a su cargo. Y que piense en el ridículo que supondría ponerse ahora a expropiar los célebres Patios cordobeses. Titularidad pública y gestión privada, claro.Valiente partida de mamarrachos. Como si esto fuera una nueva Desamortización reclamada en masa por ‘el pueblo’.

Carlos Herrera.

Publicado en XL Semanal el 11 de mayo de 2014.

Origen: ¿Quién está detrás de la campaña para expropiar la Mezquita Catedral de Córdoba? Carlos Herrera nos lo cuenta | KEEP CALM AND MEZQUITA EN PAZ

Anuncios

9 comentarios en “¿Quién está detrás de la campaña para expropiar la Mezquita Catedral de Córdoba? 

  1. Es totalmente indiferente cuál es el motivo que lleva a los políticos de izquierda o a su tía la del pueblo. La petición en sí de una apertura y permisibilidad de que cristianos y musulmannes practique su devoción en un templo que crearon los musulmanes y expropiaron los cristianos (construyendo además una catedral cristiana dentro de la mezquita (cosa que disgusó al mismo Carlos V) es una infamia. He desarrollado mis argumentos en otro comentario de esas páginas. Y lo más cínico de sus comentarios en contra de la petición de apertura espiritual de la mezquita de Córdoba es el ignorar que lo que el obispado ha venido heciendo desde hace muchísimo tiempo es sacar dinero de las visitas de unos y otros, no con carácter religioso, sino meramente turístico. Si se trrata de un monopolio religioso reservado a una sola creencia, déjense de abrir sus puertas a todo quisqui cobrandoles entrada. Si Jesús de Nazaret bajara a la mezquita de Córdoba, les trataría como hizo con los mercaderes quese habían metido en el templo en Jerusalén.

    Me gusta

    • JAJAJA ¿Carlos v se disgustó por un hecho ocurrido 300 años antes de su llegada a España? sin duda te confundes con el palcio construido en laa alhambra. Los musulmanes construyeron la mezquita en lo que era la catedral de San vicente, en Córdoba. Donde las dan las toman. La llamada mezquita es en realidad un templo católico y por tanto reservado al culto católico en exclusiva. Otra cosa es que se pueda visitar fuera de los horas de culto. ¿que se cobra dinero? pues claro, como todos los monumentos del mundo.

      Me gusta

      • He visto esta respuesta después de largo tiempo sin abrir esta página. Estoy intentando responder y me interrumpen el envío por razones técnicas. Segundo intento: Decía que voy a investigar si estoy equivocado en mi afirmación y si era Carrlos V o no. Yo me refería a la construcción de una catedral cristiana dentro de la mezquita. Y tenía entendido que a Carlos V no le gustó, no por que fuera una usurpación religiosa, sino por el valor artístico original de la mezquita, que fue trasformado.

        Me gusta

    • Si tanto luchan por la cultura y la verdad, que no se olviden que fueron los musulmanes los que destruyeron el templo cristiano que habia para construir la mezquita. Que les pareceria que exigieran el templo que ellos destruyeron?

      Me gusta

      • Dejémonos de cuestiones de competencias entre una religión y otra. Lo que hicieron los musulmanes fue una indecencia, pero que ellos fueran unos fanáticos que destruyeran obras de arquitectura de otros, es algo que yo aplaudo. Pero si los conquistadores hispanos tuvieron la sabiduría de conservar ese tesoro arquitectónico (convirtiendolo en templo cristiano sin destruirlo) no hay por qué andar en el siglo XXI, tratar de capitalizar esa herencia. Si es herencia de la humanidad, no es aceptable expropiarla a favor del obispado. Se trata de un monumento cultural público cuya administraciónpuede competir al obispado, pero sin exclusivismos ideológicos. Que los musulmanes que visitan la mezquita sientan su origen y se postren a su manera a orar, es algo que los guardianes de la mezquita estáa prohibiendo. Eso es responder el fanatismo con otro fanatismo. Yo soy hijo de cordobesa residente en Escandinavia desde hace 60 años. Dedicado a la enseñanza superior he organizado una decena de viajes de estudio a España. Al visitar la mezquita no dejo de recordar la actitud autoritaria absurda de sus guardianes, como si la mezquita no fuera una obra de propiedad cultural amplia. Los guardianes no permitían que un musulman se postrara. Y a mi me llegó a prohibir un guardian que mi grupo usara una grabadora para registrar lo que yo les iba explicando. “No se åpuede grabar”, me dijo aquel guardián”. Le respondí: Cómo que no se puede? No ve que lo estamos haciendo y es posible? Si lo que usted (que habla un español dictatorial) quiere decir es que “no está permitido”, explíqueme por qué razón. Nótese que lo que el vigilante quería prohibirme no era el que yo estuviera hablando enm voz alta, como guía. Una prohibición así es razonable en embientes en los que molesta el sonido por razones propias de ese lugar. Pero el usar una grabadora para mi explicación no molesta a nadie. La Mezquita de Córdoba (por lo menos en las horas en que no está dedicada totalmente a actos de la religión católica, es un monumento PÚBLICO, no privado. Si es privado, que se deje el obispado de utilizarlo para ganar dinero.

        Me gusta

    • ¿Sabe qué había en el local de la mezquita de Córdoba y que destruyeron los musulmanes para edificar parte de ella? Me suena algo de un tal San Vicente o algo así, pero no estoy seguro. Me someto a wu superior criterio.

      Me gusta

      • Déjese de ironías acerca del “superior criterio”. Los
        musulmanes destruyeron un templo cristiano para
        edificar la mezquita. Esto no fue poco frecuente en
        aquellos tiempos. Y los cristianos, al conquistar Córdoba
        consideraron oportuno convertir su parte central en
        iglesia católica sin por eso destruir el resto de la
        magnífica mezquita. Según tengo entendido desde mi
        juventud en la Universidad española y los cursos de
        historia del arte, a Carlos V (si recuerdo bien el dato) no
        le gustó la mezcla por razones artísticas. No creía
        necesario introducir un monumento de arte crisitano en
        la mezquita. Pero en eso hay opuiniones diferentes y
        somo, lo hecho, hecho está, lo que no se puede ahora
        es permitir que el obispado convierta un monumento
        declarado como valor histórico, en un chollo privado,
        creando barreras para los que se dedican a la historia
        del arte de un modo objetivo y no dogmático.

        Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s