Bruselas impone una ‘troika ideológica’ a Polonia – Víctor Gago / Actuall

La Comisión Europea juzgará por primera vez los principios democráticos de un Estado miembro que le lleva la contraria y protege el derecho a la vida y la familia, en vez de promover el aborto y las leyes de género.

Timmermans subrayó que, de momento, es solo una aproximación preliminar, dialogada con el Gobierno de Varsovia, para comprobar que Polonia está cumpliendo los estándares democráticos europeos. ¿Qué es lo que ha excitado el celo democrático del Colegio de Comisarios? Oficialmente, se alegan objeciones desde Bruselas a dos medidas del nuevo Gobierno de Beata Szydlo, del partido Libertad y Justicia: la renovación de cinco de los quince magistrados del Tribunal Constitucional y el nombramiento del nuevo equipo directivo de la Radio Televisión Pública.

La primera ministra polaca, durante la Cumbre del clima de París/Fuente: EFE.

La primera ministra polaca, Beata Szydlo, durante la Cumbre del clima de París/Fuente: EFE.

El Gobierno, en realidad, no ha hecho nada diferente a lo que hace el poder ejecutivo en otros Estados de la Unión con los órganos de confianza política. España, sin ir más lejos, es un ejemplo del reparto de magistraturas y cargos directivos, según un modelo de cuotas que beneficia al partido mayoritario.

En Polonia, Andrzej Duda, del partido Libertad y Justicia, antiguo miembro del sindicato Solidaridad, ganó las elecciones Presidenciales celebradas en julio pasado. En octubre hubo elecciones generales, y volvió a ganarlas Libertad y Justicia con un 39% de los votos,imponiéndose a la coalición de centro-derecha Plataforma Cívica, que gobernaba hasta entonces.

Bruselas vigila a Polonia por tener un presidente provida, profamilia y consciente de los valores religiosos

Desde los despachos oficiales de Europa y los medios periodísticos, el saludo a la nueva mayoría en Polonia fue el habitual, cuando se trata de una fuerza política que no participa del consenso socialdemócrata, hegemónico en las políticas europeas: motejar al nuevo Gobierno de “ultraconservador”, “euroescéptico” y “aislacionista”. Polonia eligió a un presidente y una mayoría de gobierno provida, profamilia y conscientes de los valores religiosos de la sociedad, y eso los ha puesto desde el principio bajo vigilancia especial en Bruselas.

La discrepancia de la Comisión con la renovación de las magistraturas del Constitucional nace, en realidad, del intento del Gobierno anterior de dejar atados estos nombramientos con jueces de su cuerda, antes de abandonar el poder. La costumbre había sido hasta entonces dejar que el nuevo gobierno designara los magistrados que correspondiera renovar al comienzo de un mandato. Pero el Gobierno de la Plataforma Cívica no respetó esta tradición y designó a cinco magistrados afines, en una de sus últimas decisiones.

El presidente Duda se negó a firmar los nombramientos, y en ese punto, se produjo un choque político que ha acabado convirtiéndose en una cuestión europea gracias a la presión de los altos cargos polacos en la Comisión y en otras instituciones de la Unión, que fueron puestos ahí por el anterior Gobierno y sigue fieles a los intereses políticos partidarios de la Plataforma Cívica, hoy en la oposición.

El presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda.

El presidente de la República de Polonia, Andrzej Duda.

Algo parecido ha ocurrido con los nombramientos en la Dirección de la Radio Televisión Pública. El canal público de Televisión tuvo un fuerte sesgo favorable a la Plataforma Cívica, durante la cobertura informativa de las elecciones generales de octubre. Los puestos estratégicos de Dirección estaban copados de personas de confianza de la Plataforma Cívica. Lo que ha hecho el nuevo de Gobierno Justicia y Libertad es cambiar unos directivos por otros. Se le acusa de no haber sometido los nombramientos al dictamen del Consejo Estatal de Radio-Televisión, un órgano blindado en su mandato, que sigue bajo el control del anterior Gobierno de la Plataforma Cívica. Nada que no haya ocurrido en otros países, incluido España, donde los puestos de Dirección de los medios públicos de televisión son una posición estratégica para todos los gobiernos.

Como ha informado Aceprensa, en los informativos diarios, la oposición sigue teniendo más influencia que las fuentes del Gobierno. En cuanto a la prensa escrita –indica la misma agencia de información y análisis–, el 70% está en manos de capital alemán. No parece, precisamente, que el pluralismo de la Prensa esté en peligro.

Con estos pretextos, la Comisión Europea ha activado una intervención en los mecanismos democráticos de Polonia que nunca antes se había puesto en marcha con ningún Estado miembro. El protocolo fue aprobado por el Parlamento y el Consejo Europeo en marzo de 2014, a propuesta de la Comisión. Puede concluir en sanciones, o incluso en la pérdida, para Polonia, del voto en el Consejo Europeo.

El repentino escrúpulo democrático de la Comisión con Polonia tiene que ver con un intento de escarmentar a un Gobierno que no sigue las directrices ideológicas sobre el aborto

El trasfondo de la decisión es más ideológico que formal. El repentino escrúpulo democrático de la Comisión con Polonia tiene que ver con un intento de escarmentar a un Gobierno que no sigue las directrices ideológicas sobre el aborto, la familia o las políticas con perspectiva de género que se prescriben en las instituciones europeas. Hungría y Polonia cuestionan esas políticas, así como también la acogida a los refugiados impuesta desde Alemania y los despachos de Bruselas, de espaldas al impacto de la inmigración en la economía, los valores y la seguridad de las sociedades receptoras.

La troika ideológica con que la Comisión Europea se dispone a juzgar la calidad democrática de Polonia estigmatiza a un Estado, simplemente porque el signo conservador de su gobierno no gusta a las autoridades de Bruselas. Varsovia no se ha dejado intimidar por el despliegue del mecanismo de supervisión. El ministro polaco para Asuntos Europeos, Konrad Szymanski, respondió el miércoles, tras anunciarse la decisión del Colegio de Comisarios de abrir un diálogo con Varsovia sobre estándares democráticos, que la “Comisión se adentra peligrosamente en el debate político interno” de un país soberano, aunque dejó claro, inmediatamente, que su Gobierno no tiene nada que ocultar y que “estamos encantados de ofrecer todas las explicaciones y la información que pueda necesitarse para entender el debate democrático en Polonia.”

Edito el Brief de Actuall. Aprendí el oficio en Canarias7, ABC Canarias, ACN Press-Europa Press y Libertad Digital. Doctorando en Literatura Hispanoamericana en la Universidad Complutense, investigo en ‘La Florida’ de fray Alonso de Escobedo. Fui profesor en la Universidad Villanueva y de Bachillerato, en Andel. La felicidad es una biblioteca, aunque me conformo con canciones (Elvis Costello, Strokes, Wilco…). Londres para vivir; el barrio de Schamann en Las Palmas para nacer y jugar en la calle; Madrid, porque de algún sitio hay que ser.

Origen: Bruselas impone una ‘troika ideológica’ a Polonia – Actuall

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s