Neurociencia del nacionalismo y el independentismo catalán (y los demás)

SuperHumanos y SuperMáquinas

Entrada actualizada casi dos años después, el 23-08-2014, con un enlace al final que confirma las advertencias realizadas.

Ayer escuchaba decir a un tertuliano en un debate en TV, a propósito del órdago independentista del gobierno de Cataluña –que no de Cataluña ni de la mayoría de los catalanes–, que no entendía el nacionalismo, no se hacía a la idea de cómo una persona podía abrazar tan recesiva ideología. Esa misma duda la llevo oyendo desde que tenía menos de catorce años.

Me explicaré, porque mi posición para entender la cuestión nacionalista es un tanto privilegiada, en parte porque soy vasco de nacimiento –maketo a muchísima honra pues la mezcla de ADN mejora la especie, lo que ha dado como resultado una hija preciosa y mucho más inteligente que yo– y habitante de San Sebastián hasta los 19 años, edad en la que, como consecuencia de la presión para…

Ver la entrada original 2.703 palabras más

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s