Así ha convertido el multiculturalismo a Suecia en la capital de la violación de Occidente – Javier Lozano / Actuall

Tras 40 años apostando por el multiculturalismo, el país escandinavo está experimentando sus nefastas consecuencias, con jóvenes inadaptados y provenientes de países musulmanes que actúan al margen de la ley sin respetar las costumbres locales.

Los sucesos de Colonia en Nochevieja, los guetos de Bruselas y de las grandes ciudades francesas -de los que han surgido decenas de terroristas- y la ola de refugiados que Europa acoge sin apenas rechistar tienen un punto en común: el multiculturalismo; la apuesta de un continente por someterse a las costumbres de los inmigrantes en lugar de que éstos asimilen la cultura local que les da acogida. Los efectos han sido devastadores aunque la política de lo políticamente correcto impida denunciarlo abiertamente sin ser considerado de xenófobo. Pero los datos son los datos.

El ejemplo de Suecia es quizás el más gráfico por todo lo que representa este país escandinavo, adalid del estado del bienestar y también del multiculturalismo, punto en el que se ha diferenciado de otros países del norte de Europa mucho más restrictivos en materia migratoria.

Un informe del Instituto Gatestone muestra la realidad del país escandinavo una vez que se han cumplido cuarenta años desde que el Parlamento sueco aprobó por unanimidad adoptar el multiculturalismo. Hoy en día Suecia es uno de los destinos favoritos de la inmigración, mucha proveniente de países musulmanes en los que les venden un país en el que se podrán beneficiar de todo tipo de prestaciones y disfrutar de bellas mujeres rubias y con ojos azules.

Las consecuencias de las políticas suecas

Pues según los datos del informe del think tank norteamericano, en estos cuarenta años el crimen violento se ha disparado en un 300%. Pero lo que es más grave aún es el escandaloso dato de violaciones. En 1975 se denunciaron 421 casos mientras que en 2014 hubo 6.620, un 1472% más.

Una cifra que comparada con otros países muestra la gravedad de los hechos. España tuvo, según los últimos datos publicados en 2014, 1.300 denuncias entre una población de casi 47 millones de habitantes. Suecia tuvo 5.320 casos más con 37 millones de habitantes menos. Todo un drama.

Gráfico de las denuncias por violación por habitante recogidas por la ONU

Gráfico de las denuncias por violación por habitante recogidas por la ONU

Y es que Suecia, ejemplo mundial del multiculturalismo, es según las estadísticas publicadas por la ONU el segundo país con una mayor tasa de denuncias de violaciones del mundo por habitante. Es con diferencia el más alto de Occidente y tan sólo es superado por el país africano de Lesoto.

El Gobierno esconde la nacionalidad de los autores

Durante los últimos años la población de Suecia se ha disparado y en estos cuarenta años ha aumentado un 20%, crecimiento que se debió en gran parte a la inmigración. Los más numerosos en los últimos diez años han sido iraquíes, sirios y somalíes.  Sin embargo, elestablishment político intenta acallar tanto las cifras de delitos sexuales como su posible relación con la inmigración. De hecho, la ley sueca prohíbe publicar estadísticas que se basen en la raza o religión de las personas.

El 85% de los condenados por violación en el Tribunal de Apelaciones de Svea Hovrätt eran inmigrantes o pertenecían a la segunda generación de inmigrantes

De este modo, el Instituto Gatestone analiza todos los informes disponibles hasta que el Gobierno sueco dejó de realizarlos. En ellos aparecían que el número de violadores condenados o sospechosos eran en su gran mayoría de origen extranjero. El último, realizado en 2006, realizado por Ann-Christine Hjelm (Universidad de Karlstads), aseguraba que el 85% de los condenados a por lo menos dos años de prisión por violación en el Tribunal de Apelaciones de Svea Hovrätt eran inmigrantes o pertenecían a la segunda generación de inmigrantes, en su gran mayoría de origen musulmán.

Una multitud en los alrededores de la catedral y la estación de tren de Colonia durante fin de año / EFE

En Colonia (Alemania), una multitud de norteafricanos y árabes abusó sexualmente de decenas de mujeres / EFE

Pero además hay otro episodio que se está reproduciendo en Suecia que tiene aterrados a las autoridades y a la población femenina. Son las violaciones en grupo, que tristemente se han visto recientemente en Colonia y de manera muy gráfica en la plaza Tahir de El Cairo durante la primavera árabe.

La Fiscalía sueca calificó uno de los casos de este tipo producidos en el país como “el peor crimen de violación en la historia penal sueca”. En ese caso concreto, producido en 2013, una mujer sueca de 30 años fue brutalmente violada por ocho hombres en una vivienda destinada a inmigrantes a la espera de asilo. Los autores eran musulmanes. Según los últimos datos disponibles, entre 1995 y 2006, se multiplicaron estas violaciones. Desde entonces se han dejado de publicar estadísticas oficiales.

El miedo de las jóvenes a ser violadas

Las cifras alarmantes de violaciones y el hecho de que en muchas ocasiones los tribunales hayan absuelto a los sospechosos han provocado un extraño fenómeno. Las jóvenes suecas y también de otros países del norte de Europa, tradicionalmente rubias, han empezado a teñirse el pelo para evitar ser objetivo de los violadores que acechan a las féminas con esas características.

Tampoco los hombres se libran de las agresiones sexuales. El pasado 15 de octubre se creó la primera unidad en el hospital Södersjukhuset de Estocolmo dedicada exclusivamente a hombres violados. Según los datos de criminalidad se registraron un total de 370 durante 2014, aunque el número real podría ser muy superior.

En centros de salud de Estocolmo se llegan a emitir ‘certificados de virginidad’ a jóvenes musulmanas pese a la resistencia de las jóvenes

El multiculturalismo ha provocado escenas surrealistas en Suecia haciendo que por ejemplo los musulmanes hayan importado sus costumbres pretendiendo que éstas sean impuestas desde las administraciones. Es lo que reveló el pasado mes de octubre el programa de investigación Kall Fakta de la TV4 sueca.

Los periodistas querían denunciar que en centros de salud públicos en zonas de alta concentración musulmana se realizan test de virginidad a mujeres jóvenes. Para ello tres jóvenes de Oriente Medio acudieron con una cámara oculta y otra persona que se hizo pasar por tía de las chicas insistió en que les hicieran las pruebas. Pese a las protestas de las jóvenes, los médicos (algunos también extranjeros) las examinaron contra su voluntad. Incluso se ofrecieron a emitir, previo pago, ‘certificados de virginidad’ para ellas.

El claro ejemplo de la ciudad de Malmoe

Pese a todos estos sucesos Suecia sigue vendiendo su imagen plural. Y en este punto cobra especial relevancia la ciudad de Malmoe, el paradigma del multiculturalismo. Es la tercera ciudad del país con algo más de 300.000 habitantes y con más de un tercio de su población de origen extranjero, siendo los musulmanes los más numerosos de los llegados recientemente.

El periodista Peter Ljunggren realizó un documental haciéndose pasar por judío en Malmoe / svt.se

El periodista Peter Ljunggren realizó un documental haciéndose pasar por judío en Malmoe / svt.se

Pero lo que debía ser el paraíso de la tolerancia es un infierno para muchos. Que se lo pregunten a la antaño nutrida comunidad judía, que ha iniciado un éxodo del que debía ser el lugar idílico para convivir. Y para mostrar lo que allí sucede el periodista sueco Peter Ljunggren rodó un peculiar documental titulado Judehatet i Malmö (Odio al judío en Malmoe).

El experimento era sencillo. Ljunggren se colocó una kipá y se paseó por la ciudad para ver qué pasaba. Los resultados fueron alarmantes. En todo momento tuvo que soportar insultos y amenazas como “judío de mierda”, “judío diabólico” y expresiones como “os vamos a matar a todos”. Y efectivamente fueron protagonizadas por jóvenes de origen musulmán, que podrían ser los mismos que los que apedrean la sinagoga de manera regular.

El esquema neomarxista del multiculturalismo

El catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad de Sevilla, Francisco José Contreras, destaca para Actuall el “fracaso en la asimilación de la inmigración extraeuropea”. Para ello, explica  que “los asiáticos o hispanoamericanos que llegan a EEUU se sienten patriotas estadounidenses muy pronto mientras que los magrebíes que viven en Francia abuchean la Marsellesa en los campos de fútbol”.

Contreras: “El multiculturalismo establece que Occidente no tiene derecho a imponer sus valores a los inmigrantes pues sus culturas deben merecer el máximo respeto”

Además, Contreras incide en la complicidad de la izquierda europea en estas políticas. A su juicio, ha utilizado “un esquema neomarxista en el cual Occidente juega el papel de la burguesía explotadora y las otras etnias el del proletariado explotado”. Además, cree que en con el multiculturalismo aflora el “relativismo” pues la izquierda considera “opresiva la tradición cultural cristiana-occidental”.

Dos mujeres musulmanas en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, cuna del yihadismo europeo / YouTube

Dos mujeres musulmanas en el barrio de Molenbeek, en Bruselas, cuna del yihadismo europeo / YouTube

En este sentido, el profesor universitario añade que en el multiculturalismo “no existen valores universales” y en la política migratoria esto se ha traducido “en el prejuicio según el cual Occidente no tiene derecho a imponer sus valores a los inmigrantes pues sus culturas deben merecer el máximo respeto”.

En consecuencia, la aplicación de estas políticas “ha favorecido la aparición de guetos étnicos en los países de acogida –regidos por sus costumbres y valores de origen- y ha dificultado la asimilación”.

Origen: Así ha convertido el multiculturalismo a Suecia en la capital de la violación de Occidente – Actuall

2 comentarios en “Así ha convertido el multiculturalismo a Suecia en la capital de la violación de Occidente – Javier Lozano / Actuall

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s