Demagogos y grandilocuentes

La demagogia es:

“una estrategia utilizada para conseguir el poder político, consistente en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica y la propaganda

El discurso demagógico se identifica fácilmente si se observa con espíritu crítico. Sus grandes características son:

  • El uso extensivo de falacias, una excesiva simplicidad, el uso de lógica errónea, es decir, de paralogismos.
  • Datos y estadísticas fuera de contexto, uso tendencioso (con mala fe e intenciones ocultas) de estadísticas, fenómeno también conocido como demagogia numérica. Uso de datos numéricos para apoyar una hipótesis o afirmación, pero que estando fuera de contexto no reflejan la realidad.
  • Demonización, asociar una idea o grupo de personas con valores negativos, hasta que esa idea o grupo de personas sean vistos negativamente. Convertirlos en chivos expiatorios y organizar una caza de brujas contra ellos.
  • Presentar un falso dilema, una falsa dicotomía con la intención de conducir a la gente a una única “solución” o “conclusión” posible, ya preparada de antemano. Supone una definición simplista de la realidad y de esa forma se consigue evitar la toma en consideración de las demás posibilidades. Son paradigmáticos:
  • El argumento “o estás conmigo o estás contra mí”.
  • La manipulación de los significados. Un discurso de apariencia neutra puede no serlo, porque las palabras, además de un sentido denotativo, tienen un sentido connotativo implícito, aportado por el contexto y conocimientos compartidos de los interlocutores.
  • Palabras como “libertad”, “igualdad”, “justicia”, “verdad” … (y sus variantes eufemísticas, a veces muy rebuscadas) inflaman los discursos de los demagogos y dejan a su público satisfecho … pero lleno de aire y poca cosa más.
  • El manual de estilo del político serio recomienda no usar estos vocablos, o hacerlo de formaextremadamente prudente, por ejemplo, acompañándolos de otras palabras que maticen su significado:“libertad de cátedra”, “igualdad ante la ley”, “justicia civil”, “verdad oficial” …etc.

La grandilocuencia es el discurso elocuente, abundante y altisonante (y muchas veces hueco) del demagogo. Podríamos decir que es el arte de las:

“Montañas que paren ratones”  (eso sí, con unas contracciones muy exageradas)

El discurso grandilocuente del demagogo suele menospreciar y saltarse por encima detalles importantes. En teoría, todos somos buenos y buscamos lo mejor. Es en la práctica, en los engorrosos detalles, que aparecen los problemas.

Por eso, el antídoto contra el demagogo es la “táctica del interrogatorio“: hacerle descender a la tierra, al terreno que pisan los demás seres humanos, y preguntarle por situaciones reales, plantearle casos concretos y mostrarle cómo, en ellos, su conducta no acompaña a sus magníficas intenciones.

Origen: Demagogos y grandilocuentes

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s