Alberti, entre poesías y paseos al enemigo fascista – JUAN E. PFLÜGER| La Gaceta

El poeta Rafael Alberti consiguió ser presentado por los comunistas españoles como un represaliado del régimen de Franco, que tuvo que exiliarse a París, Buenos Aires y Roma para evitar ser juzgado. Cuando la izquierda española lo tomaba como símbolo de la supuesta represión franquista contra inocentes tapaba sus crímenes durante la guerra, que ni fueron escasos ni poco llamativos. Alberti escapó de España cuando el Frente Popular perdió la guerra, y dejaba atrás una estela de terror impuesto desde su puesto de responsable de la Secretaría en la Alianza de Intelectuales Antifascistas.

Desde esta asociación fue uno de los responsables de la publicación El Mono Azul donde él y los otros miembros del denominado Comité de Depuración mantenían una columna llamada “A paseo”, en la que se señalaba el nombre de los intelectuales que debían ser “depurados” –entiéndase asesinados- por su carácter de contrarrevolucionarios. Entre las personas señaladas se encuentran Miguel de Unamuno, Pedro Muñoz Seca, Manuel García Morente, Fernando Vela, e incluso sus amigos de años anteriores Ernesto Giménez Caballero y Rafael Sánchez Mazas.

Las declaraciones de Antonio Hortelano, un sacerdote que antes de haber tomado los hábitos fue espía en los años de la Guerra Civil, dan un testimonio de la labor –el propio Alberti la definía como cívico-cultural- que realizó el poeta en la retaguardia. Porque Alberti fue uno de esos intelectuales que animaba a los jóvenes de izquierdas a luchar en el frente mientras ellos vivían a cuerpo de rey en la retaguardia sin peligros y actuando libremente. Entre sus labores, cuenta Hortelano, como era frecuente que Alberti visitase las checas en las que había detenidas personas de ideología derechista, religiosos o simplemente aquellos que habían sido denunciados por quienes les guardaban rencillas.

En esas visitas era aficionado a hacer uso del método de tortura denominado “la cabina”, que consistía en introducir al detenido en una cabina de teléfonos con las paredes metálicas electrificadas y aplicarle descargas de alta tensión hasta que confesaba o moría electrocutado.

Hay dos casos, entre los señalados por la Alianza de Intelectuales Antifascistas, de los que se tienen testimonios que inculpan al propio Alberti. El escritor Alfonso Ussía, nieto de Pedro Muñoz Seca, es una de las personas que más ha investigado sobre las circunstancias que rodearon el asesinato del dramaturgo. En 2009, tras conocer las declaraciones de Antonio Hortelano escribía en una de sus columnas: “El hermano de Rafael Alberti, Vicente, gran amigo de Pedro Muñoz-Seca, portuense como ellos, le rogó encarecidamente que hiciera algo para sacar a don Pedro del cautiverio de la checa de San Antón y salvar su vida. No movió ni un dedo. Vicente Alberti era el íntimo amigo del hermano de Pedro Muñoz-Seca, el doctor José Muñoz-Seca, un joven y brillante pediatra con firmes convicciones republicanas. Don Pedro era monárquico y colaborador de «ABC», además de autor teatral de indiscutible éxito. Vicente Alberti se interesó en numerosas ocasiones, acuciado por su amigo el doctor Muñoz-Seca, por el dramaturgo del Puerto de Santa María encarcelado. Se interesó ante su hermano Rafael, el gran poeta dedicado en la cómoda retaguardia de Madrid a visitar checas y prisiones. Al fin, en la primera quincena del mes de diciembre de 1936, Rafael Alberti se puso en contacto con su hermano para darle noticias de Muñoz-Seca. «Lo fusilamos en noviembre».

El intelectual Manuel García Morente también publicó como la Alianza le puso en el punto de mira y tuvo que exiliarse para no correr la misma suerte que Muñoz Seca: “A poco supe confidencialmente que se había constituido… una comisión de depuración (tal era la palabra usada) al profesorado de Universidad. Esa comisión propuso la cesantía de varios catedráticos de la Facultad de Filosofía y Letras. La lista iba encabezada con mi nombre. Los comisionados consideraban urgente el sacrificio de mi persona… En virtud de la comisión llamada depuradora mi nombre iba a ser publicado como cesante y mi persona entregada a las ruines pasiones de los asesinos; hube de pensar en la necesidad de abandonar Madrid”.

Desde el bando frentepopulista se le criticó siempre que se paseaba por la retaguardia luciendo una pistola de gran calibre, que lucía ostentosamente. Un arma que, como se decía en la CNT, no estuvo jamás en el frente, donde era necesaria, y que servía para impresionar a quienes en retaguardia se cruzaban con el autor de Marinero en Tierra. Un poeta que igual escribía sobre su Puerto de Santa María, que lamentaba la muerte del genocida Stalin con versos como estos:

José Stalin ha muerto

Padre y maestro y camarada

Quiero llorar, quiero cantar

Que el agua clara me ilumine

Que tu alma clara me ilumine

En esta noche que te vas

Origen: Alberti, entre poesías y paseos al enemigo fascista | La Gaceta

2 comentarios en “Alberti, entre poesías y paseos al enemigo fascista – JUAN E. PFLÜGER| La Gaceta

  1. Este cacho de carne mal oliente y seca es el residuo de un cruel asesino comunista de los ricos, los peores, mentiroso y falso como lo son todos los traidores.

    Me gusta

  2. creo haber leído en las armas y las letras que la mujer de alberti (en esa epoca, no la que terminó siendo su viuda), debió de abofetear al pobre miguel hernandez. en cualquier caso la actitud de alberti en la transición al menos fue buena y reconciliadora, pero su papel en la guerra civil fue muy muy siniestro, creo recordar que tampoco hizo mucho por encontrar al pobre josé robles asesinado por la NKVD, segun lei no se si en un libro de preston o en el de ignacio martinez de pison

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s