Que ilegalicen ya el sindicato de la ceja – Luis Del Pino.

El pasado sábado, 6 de febrero, se celebró en Madrid la gala anual de entrega de los Premios Goya, que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

La gala volvió a ser, un año más, un monumento al sectarismo de nuestra subvencionada izquierda cinematográfica, que no desperdició la ocasión de ofender de nuevo a la mitad de los españoles. El presentador, Dani Rovira, no escatimó elogios hacia Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, pero al ministro Méndez de Vigo le ridiculizó de manera vergonzosa e innecesaria delante de las cámaras y de su mujer. Y no se privó de dar palos a Montoro, a Arias Cañete o a Rajoy.

No soy yo, precisamente, el mayor defensor del PP de Rajoy, como bien saben Vds. Pero hasta a mi me ofende ver al sindicato de la ceja arrastrar un año tras otro por el fango, con nuestro dinero, a quienes representan a tantos millones de españoles. Si fuera al revés, si una serie de paniaguados de la derecha se dedicaran a exhibir su sectarismo en la gala cinematográfica contra la mitad de españoles que vota a la izquierda, me ofendería igual.

Déjenme que les de algunas cifras. El sector del cine español ha recibido, con el dinero de todos, incluida esa mitad de españoles a los que ofenden de manera gratuita, las siguientes subvenciones en los últimos años:

2004►32,1M€

2005►56,5M€

2006►62,4M€

2007►61,2M€

2008►76,3M€

2009►87,1M€

2010►92,8M€

2011►90,8M€

2012►45,9M€

2013►36,9M€

2014►33,7M€

Es decir, en 11 años, los españoles hemos enterrado 675 millones de euros en el sector del cine. Como todos sabemos jugar a las demagogias, con ese dinero se habría podido evitar el desahucio de casi 7.000 familias. En plena crisis económica, una de las más duras que ha pasado este país, y mientras a los españoles les despedían de sus trabajos, les recortaban las prestaciones sociales o les subían los impuestos, las subvenciones al cine español aumentaron un 50% entre 2007 y 2011.

¿Y qué obtienen los españoles, qué obtiene España, a cambio de ese dineral? ¿Tenemos un sector del cine mundialmente reconocido, tenemos películas de calidad que rompan las taquillas de todo el mundo, tenemos obras de arte que perdurarán en los siglos venideros?

Pues lo que tenemos, dejando aparte honrosas y contadas excepciones, es una infinita colección de mierda que a nadie le importa y que nadie va a ver, porque no es más que un puñetero coñazo sectario o irrelevante, mal hecho y peor contado.

Para que se hagan Vds. una idea, a lo largo del año 2014, todas las películas españolas juntas recaudaron, en todo el mundo, 3,5 veces menos que lo que recaudó una sola película americana: Transformers Age of Extinction. En total, las películas españolas recaudaron ese año, dentro y fuera de España, 318,2 M€, unos 200 M€ menos que lo que ha recaudado el último episodio de Star Wars en el fin de semana de su estreno.

Me dirán Vds. que es injusto comparar el cine español con la industria de Hollywood. Si, claro que lo es. Tan injusto como comparar el sol y las playas de Noruega con las de Andalucía. Pero por eso mismo a los noruegos no se les ocurriría competir con nosotros en turismo de sol y playa. Podrán competir en otras cosas, pero en eso no.

Entonces, si se acepta de antemano que con Hollywood no se puede competir, ¿para qué demonios enterramos cientos de millones de euros de dinero público en hacer cine español? Lo que no se puede es poner el cazo de la subvención y, después de cobrada, decir que no podemos compararnos con Hollywood.

Porque además no es verdad que no se pueda competir con la industria americana. Hay honrosísimas excepciones, dentro del negro panorama del cine español, que demuestran que se puede hacer un buen producto. “Los otros”, de Amenábar, no es la película más taquillera ni mejor de la Historia, pero es una excelente película que consiguió recaudar ella sola 200 M€. ¡Oiga, no está mal! Pero el problema es que somos el octavo país del mundo que más películas produce al año y las excepciones se cuentan con los dedos de una mano.

¿Por qué no hay más excepciones? Pues precisamente porque se trata de un sector intervenido, politizado y subvencionado. Santiago Segura no rechaza las subvenciones, porque sería tonto si renunciara a algo a lo que tiene derecho, pero no las necesita para haber firmado ya cinco entregas de una saga, la de Torrente, que podrá no gustar a todo el mundo, pero que desde luego es un rentable éxito de taquilla. El problema es que, al lado de un Santiago Segura, hay doscientos otros cineastas filmando auténticos coñazos sectarios sobre la Guerra Civil, que no hay ser humano que se los trague.

La industria americana del entretenimiento es potentísima. Y, sin embargo, los creadores españoles, son capaces de competir con ella en multitud de campos. No les hablaré del mundo de la canción, porque los ejemplos son de sobra conocidos. Ni tampoco les hablaré de las series de televisión españolas, un campo donde está demostrado que somos capaces de hacer auténticas obras de arte. Pero déjenme que les de un dato sorprendente. Muchos de Vds. no sabrán quién es Rubén Doblas, pero se trata de un malagueño de 25 años que dirige un canal de Youtube con el seudónimo de El Rubius. Algunos de los cortos elaborados por El Rubius cuentan ya con 30 millones de espectadores, el triple que cualquier película española. El canal de El Rubius tiene 16 millones de suscriptores en todo el mundo de habla hispana y sus vídeos han sido vistos más de 3.200 millones de veces. El Rubius gana una pasta gracias a la publicidad, sin necesidad de hacerse de ningún sindicato de la ceja, y es actualmente el 4º youtuber más popular del mundo, solo superado por un sueco, un chileno y un estadounidense.

¿Qué tal si disolvemos de una vez el insultante sindicato de la ceja y dejamos que los creadores españoles, que los hay, compitan libremente por atraerse al público? Estoy seguro de que al cine español le iría muchísimo mejor. Y a nosotros también, aunque solo sea porque, en un mercado libre, los creadores se cortan un poquito más a la hora de insultar a la mitad de sus potenciales clientes.

Origen: Que ilegalicen ya el sindicato de la ceja – Los enigmas del 11M

Un comentario en “Que ilegalicen ya el sindicato de la ceja – Luis Del Pino.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s