Orwell no lo dijo – Heraldo de Madrid

  

“Una noticia es aquello que alguien no quiere que se publique. El resto son relaciones públicas”. Esta frase circula por la red atribuida a George Orwell, pero nadie cita la fuente. Al hacer una simple búsqueda en Google en lengua castellana, la frase aparece múltiples veces sin más contexto. Al cambiar al idioma inglés nos encontramos con la preocupación por su origen en los primeros resultados, primera lección. En la página http://www.quoteinvestigator.com puede seguirse la azarosa vida de esta cita desde la primera vez que se tenga registro hasta nuestros días.
Fue en 1918 cuando el periódico The Fourth State publicó una primigenia versión de la cita atribuida a un periodista de Chicago, L.E. Edwardson, del Chicago Herald:
“Cualquier cosa que un patrón quiera ver publicada es publicidad; cualquier cosa que no quiera ver en el periódico es noticia”.
En 1930, el columnista Walter Winchell atribuye el dicho al poderoso editor William Randolph Hearst.
“Cuando un hombre quiere mantener algo fuera del papel es una buena noticia! … Cuando lo quiere publicar ¡es propaganda o publicidad!”
Otra columna de Walter Winchell en agosto de 1937 en The Saturday Evening Post mostró que la cita de 1918 no se había olvidado
“Todo lo que un patrono quiere la publicar es publicidad. Lo que él quiere mantener fuera del papel es noticia! ”
En diciembre de 1937 un periódico británico llamado The Motor publicó dos páginas de artículos cortos noticias diverso bajo el seudónimo de LACUNA. Un ejemplo del refrán se publicó con una atribución a un editor anónimo de un periódico importante:
“Noticias”, solía decir, tratando de conseguir que se fijen en lo filosófico, “noticia es lo que alguien no quiere publicar. Todo el resto es publicidad”.
En 1953 Brian R. Roberts escribió una carta a The Journal, un periódico publicado por el Institute of Journalists británico. Roberts fue el editor nocturno del Daily Telegraph, y más tarde se convirtió en el editor del Sunday Telegraph de Londres. Él atribuye parte de la expresión de Hearst:     
“El trabajo de la prensa es obtener noticias y publicarlas: y, como dijo una vez William Randolph Hearst, “Noticia es algo que alguien querría suprimir.”
En 1955 periodista Brian R. Roberts fue autor de un artículo en el periódico de Londres Time & Tide. De nuevo le atribuye el dicho a Hearst, pero en esta ocasión se presentó la versión completa:     
“Noticias, como una vez Hearst comentó, es algo que alguien querría suprimir: todo lo demás es publicidad”.
En 1959 un periódico en Ohio publicó una afirmación interesante contrastando noticias y publicidad:     
“Alguien dijo una vez que la diferencia entre la publicidad y la noticia es esta: la publicidad es lo que alguien quiere publicar en el periódico: noticia es lo que alguien quiere mantener fuera”.
En 1968 una versión del adagio fue atribuido a Lord Northcliffe durante un discurso en el Parlamento de Gran Bretaña por el político Jasper More:
“Todo esto parece bastante insatisfactorio a la luz de la prueba que aplicó a estas cosas ese maestro del periodismo moderno, Lord Northcliffe, cuando dijo: “Las noticias son lo que la gente no quiere imprimir. Todo el resto es publicidad.”
En 1969 el político del Reino Unido Ian Gilmour publicó una versión del refrán que atribuyó a Hearst en el libro The Body Politic:     
“Noticia, según Hearst, es algo que alguien quiere suprimir, todo el resto es publicidad”.
En 1973 Malcolm Moos, el Presidente de la Universidad de Minnesota, habló en la ceremonia de graduación de la Universidad de Notre Dame. Invocó una versión parcial de lo que él dijo le atribuye a un periodista:
“Hace algún tiempo, un periodista muy sabio y experto y miembro del Parlamento en Inglaterra hizo el comentario muy convincente que “noticia es algo que alguien no quiere publicar”.
En 1976 un periódico de Melbourne, Australia imprimió una cita de la máxima y la atribuyó a Lord Northcliffe:
“Como Northcliffe dijo una vez: noticias es lo que alguien en algún lugar quiere suprimir. Todo lo demás es publicidad”.
En 1979 un periódico de Nueva York publicó una variante de la expresión que sustituye “publicidad” con “relaciones públicas”. Las palabras fueron atribuidas al destacado periodista y autor Malcolm Muggeridge:
“Pensamiento de hoy: Noticia es algo que alguien quiere suprimir; todo lo demás es de relaciones públicas”.
También en 1979 un periódico en San Diego, California atribuye el dicho de Muggeridge:
“Las noticias son algo que alguien quiere suprimir; todo lo demás son relaciones públicas.”
En 1988 una versión de la máxima fue atribuida a William Randolph Hearst durante un discurso en el Parlamento del Reino Unido por el político Peter Archer:
“Las noticias son lo que alguien, en alguna parte, no quiere publicado: todo lo demás es publicidad.”
En 1998 en una entrevista con John Humphrys, una BBC Radio 4, periodista y presentador, fue publicado en la revista Third Way, y atribuyó el dicho a Lord Rothermere:     
“Pero hay un viejo dicho acerca de lo que es noticia – Creo que fue Lord Rothermere que acuñó él: “Las noticias son lo que alguien, en alguna parte, no quiere que se publique. Todo lo demás son relaciones públicas”.
En enero de 1999, una versión del refrán fue atribuida al famoso autor y ensayista George Orwell en las páginas del The New York Post:     
George Orwell dijo que el periodismo publica lo que alguien no quiere impreso; todo lo demás son relaciones públicas.
En octubre de 1999 una declaración ligeramente diferente fue atribuido a Orwell en una carta a un periódico de Virginia Occidental. En este caso las palabras se colocan entre comillas:     
“El periodismo es la publicación de lo que alguien no quiere que publique; todo lo demás son relaciones públicas”.
Un artículo de marzo de 2010 en mediabistro.com titulado “15 citas para inspirar a los periodistas” incluye una referencia del refrán a Katharine Graham, la editora durante muchos años del Washington Post.
“Las noticias son lo que alguien quiere suprimir. Todo lo demás es publicidad. El poder es establecer el orden del día.”
El autor del artículo cree probable que Hearst utilizara la frase, pero no encuentra base para afirmar que la creara. Las atribuciones a otras personalidades son posteriores y también algunos cambios léxicos, como la substitución de advertising por public relations, una expresión mucho más moderna. La conexión con George Orwell aparece por primera vez en las páginas de The New York Post en fecha tan reciente como 1999 y los investigadores de QI califican de débil la relación del autor con la famosa frase. Vistos los hechos, se pronuncian a favor de declararla anónima. O lo que hoy llamaríamos fruto del esfuerzo colaborativo de sucesivos autores que, eso sí, actuaron sin muchos escrúpulos en la identificación de la fuente de su información.

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s