Por qué envidian a Amancio Ortega – Almudena Negro

@almudenanegro

Amancio Ortega, creador del imperio Inditex a costa de trabajo y arriesgar su capital, se emocionaba en su ochenta cumpleaños, cuando sus empleados y su hija Marta le sorprendían cantándole el cumpleaños feliz. Una imagen de felicidad y gratitud hacia quien ha creado miles de puestos de trabajo que ha desatado las iras de la extrema envidia y el socialismo patrio. A Amancio Ortega no le perdonarán jamás haber triunfado. Y haberlo hecho no gracias a subvenciones estatales o enchufes políticos o sindicales, sino gracias a su esfuerzo, su mérito y su capacidad. Y no lo harán porque ellos, los envidiosos, son hijos del resentimiento, la neurosis y la frustración.

Amancio Ortega representa para los envidiosos sus sueños rotos, el drama cuando no alcanzan sus metas infantiles

No comprenden por qué ellos no pueden ser él. Lo ven como una injusticia. Son esos que creen que se puede llegar a algo en la vida llorándole a papá Estado, pidiendo subvenciones, exigiendo “derechos”. No se dan cuenta que así, sólo conseguirán dinero. Pero seguirán siendo los infelices Peter Keating que son. O, en su caso, creen en el igualitarismo, que reza que todos debemos de ser igual de mediocres. Un igualitarismo que es máxima de nuestro sistema educativo desde los años 80 mediante la denominada escuela comprensiva, y así está la enseñanza como está.  Un igualitarismo perfecto para enmascarar el fracaso. Porque en el paraíso igualitario la concejala Mayer, la de los titiriteros, será igual de innovadora como lo fuera en su día Marie Curie. Rufián, el nuevo fichaje del populismo nacionalista, se podría equiparar en el paraíso “Cataluña independiente y socialista” a Amancio Ortega. No en vano nos recuerda Mises que Trotsky aseguraba que, en la sociedad socialista, “el hombre medio llegará a igualarse a un Aristóteles, un Goethe o un Marx. Y, por encima de tales cumbres, se alzarán otras aún mayores”. Así, los celadores de hospital, a través de los sindicatos, tienen que poder tomar decisiones, exactamente igual que el neurocirujano. O el bedel de la facultad como el catedrático. O el estudiante como el profesor. ¿Les suena?

En realidad Amancio Ortega representa para los envidiosos sus sueños rotos, el drama de todas las personas cuando no alcanzamos nuestras metas infantiles. Sucede, empero, que no alcanzado el objetivo, algunos aceptamos los fracasos, la vida como viene y seguimos trabajando para alcanzar metas realistas. Otros, sin embargo, no son capaces de soportar la realidad de la vida. De entender, por ejemplo, que ellos producen mucho menos que un futbolista y que por eso Bale o Messi, “que sólo dan patadas a un balón”, ganan mucho más dinero que ellos… porque son mucho más valiosos para la suma de individuos que ellos. La reacción del neurótico, como los describía Ludwig von Mises en “las raíces psicológicas del antiliberalismo”, es pretender topar el sueldo de quien tiene éxito. Hola, Pablo.

Así, el neurótico se esconde detrás de ilusiones. De un mundo en donde Bale gane lo mismo que él, o lo que es lo mismo, él lo mismo que Bale. En un mundo en dondeperros y gatos, cual personajes de Disney, sean “vecinos no humanos”, como propuso recientemente el concejal populista de ERC de Montornés del Vallés, un tal Joffre Giner i Pita. Que ya se sabe que si los perros y gatos tienen los mismos derechos que los concejales del PP o de Ciudadanos, los concejales del PP o de Ciudadanos pueden ser tratados como perros. No se rían. Ese es el fondo del asunto. Siempre.

Se ha disparado el número de solicitudes de matrícula para las facultades de Ciencias Políticas mientras se denosta a alguien tan admirable como Amancio Ortega

Pero es que además, está la base del socialismo, en el fondo del marxismo, que no es lo que en España venden los dizque marxistas pasados por el tamiz del populismo de Laclau. Para empezar, Marx fue antiestatista y la alegre muchachada suspira por más Estado. Que los financie. El marxismo, cuyo error reconoció Marx al final de su vida, es tan contrario a la naturaleza humana, a la que reduce a las matemáticas, que cree que en el trabajo el ser humano encuentra el placer, hasta el punto, señalaba Mises, de que “llegará a constituir la principal exigencia vital”. Por otra parte, en el paraíso socialista habrá bienes en abundancia, sostiene. Además, el socialismo promete la irresponsabilidad del individuo, diluido en el colectivo… en  la sociedad. Nadie es responsable de nada. Ni siquiera de sus propios fracasos. Es la ilusión perfecta para nuestro neurótico. Será inteligente, alto, guapo, irresponsable y todo serán fiestas y fiestas. Como pueden ver este cuento sólo puede tener éxito, en el fondo, en una sociedad infantilizada. Y esa, precisamente, es la labor que la socialdemocracia de todos los partidos ha venido haciendo en España desde 1978. Una sociedad infantil en la cual se ha disparado el número de solicitudes de matrícula para las facultades de Ciencias Políticas, especialmente para el zulo de la Complutense, mientras se denosta a alguien tan admirable como Amancio Ortega. País.

Origen: Vozpópuli – Por qué envidian a Amancio Ortega

2 comentarios en “Por qué envidian a Amancio Ortega – Almudena Negro

  1. Todo este mundo que se está construyendo,- si no está ya totalmente edificado, que me parece que sí-, basado en el igualitarismo, y cuyo combustible no es otro que la más baja de las pasiones humanas, la envidia, ha conseguido destruir la noción de persona en tanto que sujeto libre, creador y responsable.

    El sociologismo contemporáneo entiende la persona como una partícula minúscula en un gran engranaje mecánico y determinista. El éxito o el fracaso son consecuencia de leyes sociológicas deterministas; la clase social, el sistema, el capitalismo, el mercado, etc. En definitiva, construye una forma de creencia fatalista sobre la acción personal, que solo puede redimirse mediante lo colectivo, lo social, el todo. Es el éxito del socialismo: exculpa al individuo de su mediocridad y de su pereza. Tranquiliza al mediocre, lo exime de responsabilidad individual, disolviéndolo en el láudano opiáceo del todo. De ahí el éxito expansivo del Estado en esta forma de creencia.

    Pero lo más grave es, que a la vez, convierte en sospechoso el éxito, puesto que no se ajusta a las leyes deterministas de su creencia. Tampoco entiende que la creación de riqueza no es resultado de la apropiación de unos en detrimento de otros, sino creación, debida al genio personal, la laboriosidad y la voluntad individual de ser. Consecuentemente, ataca el éxito, lo desprestigia, quiere fiscalizarlo (en el sentido literal de Hacienda).

    Un mundo maravilloso, en el que el populacho, dotado de sufragio universal, impone su paralizante y destructiva visión.

    Me gusta

  2. Buenos días yo Miguel Mérida Gómez con D.N.I-78961664L, quisiera hablar con usted, para explicarle mi situación Familiar que estamos atravesando, es como un pozo sin fondo donde hemos caído y no podemos salir y nadie nos echa una cuerda, éramos una Empresa Familiar coinda e hijos,S.l. C.I.F.B92238765 los socios mi mujer mi Hijo y yo, cuando empezó la crisis empezaron a dejar de pagarnos y yo no pude hacer frente a los Bancos los cuales me puse en contacto con el director de la Caixa para poder seguir en la casa con mi familia y pagarles un pequeño alquiler, me quitaros la Vivienda y un Local, Vivíamos en Con(Málaga) y nos fuimos de mi pueblo por que le pedimos ayuda a la que creíamos que era una amiga y vecina, la Teniente Alcalde de Coin, bueno no le quiero cansar mi historia es muy larga, le pido ayuda o consejo pues ya he hablado con los Asuntos Sociales Ayuntamiento de Mijas Junta de Andalucía y un largo etc, pero nadie me escucha, tengo una minusvalía del 43% y termino de cobrar la ayuda Familiar en pocos meses son 42 6eurosy pagamos 425euros de alquiler somos cuatro miembros familiar ¿Me puede usted aconsejar no pido dinero, solo una solución a la situación familiar, perdone por las molestias un cordial saludo de Miguel Mérida y Familia,Tlf-606589113.meridaelectricite@gmail.com

    Esto éramos Mi Familia y yo, desgraciadamente nada un drama Social, si conocéis un programa de TV yo contare mi historia y denunciare públicamente a estos gobernantes que nos han destruido a todos los Españoles, tenemos la obligación moral no solo por nosotros sino por nuestras Generaciones venideras y personas que les da miedo avergüenza de denunciar.

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s