Por quė el PP es lo peor – Pio Moa

   España tiene muy serios problemas, de hecho se encuentra en una crisis histórica que va bastante más allá de la economía. Entre los problemas principales se encuentra el de la continuidad de su unidad nacional y su posición internacional. Los cuales están muy relacionados con otros como la destrucción del estado de derecho, manifiesta de modo flagrante en la recompensa a la ETA por sus crímenes, en el incumplimiento generalizado de la ley y la Constitución, el descrédito de la justicia y una corrupción casi generalizada, y no solo ni principalmente la económica. Ello aparte de algo casi nunca mencionado, como la salud social en constante declive. Casi todos estos problemas han ido a peor desde hace muchos años, en un clima seudodemocrático de hispanofobia y mentira profesionalizada y subvencionada sobre nuestro pasado reciente o menos reciente. Con Zapatero se han dado pasos todavía más desastrosos.

    Tras las pasadas elecciones, la política del país ha caído en el puro esperpento, ante todo porque cuatro decenios de ese embuste profesionalizado terminan embruteciendo a la mayoría: en las pasadas elecciones los votantes han dejado fuera de juego a las dos únicas opciones algo decentes, VOX y UPyD, para optar por cuatro partidos cuyo denominador común es el zapaterismo; partidos sencillamente repugnantes para cualquiera que mantenga unos mínimos criterios democráticos y patrióticos. Y así se ha dado la paradoja de que los cuatro partidos vencedores coinciden en su zapaterismo y al mismo tiempo han vuelto la situación ingobernable. Son zapateristas porque ninguno pone en cuestión los desmanes de Zapatero, aunque varíen en entusiasmo hacia ellos. Podemos quiere partir de lo ya logrado por Zapo para avanzar hacia un régimen al estilo venezolano o iraní, no se sabe bien, mientras que el PP quiere “progresar” poquito en la misma dirección, y los otros algo más, pero no tanto como Podemos. Y a pesar de coincidir en lo esencial, la situación es ingobernable porque se trata de partidos ajenos a cualquier valor patriótico o democrático por encima de sus intereses particulares, prácticamente mafiosos. Azaña podría describirlos como hizo con los republicanos: “política incompetente, de codicia y botín sin ninguna idea alta”.
    En estas circunstancias, el elector liberal y conservador parece encontrarse en la necesidad de votar al que parece menos malo de todos ellos, es decir, al PP. Sin embargo, sería un enorme error: porque quien ha creado la actual situación es precisamente el PP, y no los otros tres. Si Podemos puede mostrarse tan audaz y conseguir tantos votos es gracias a que el PP ha seguido la política de Zapo en todos los aspectos: apoyo y financiación a los separatismos, recompensa a la ETA por sus crímenes, entrega de soberanía a la burocracia de Bruselas, abortismo, homosexualismo, etc. ¡Ah,! — dicen muchos–, pero ¿y la economía?” Pues en economía lo mismo: el PP ha seguido, acentuándola, la política de subida de impuestos y recortes que comenzó Zapo y que Rajoy denunció como un absoluto disparate: ¡el IVA de los chuches a aquel niño! El PP, siguiendo una tradición que se remonta a Suárez, ha dejado por completo el plano de las ideas a la izquierda y los separatistas, pensando que “la economía lo es todo” y que sobornando, es decir, corrompiendo a izquierdas y separatistas — que no necesitan más corrupción–, las cosas se arreglan. El “diálogo” entre corruptos, que está hundiendo al país. Si la demagogia, los extremismos, la corrupción, los ataques a España y al estado de derecho cobran cada vez más fuerza, se debe a la política del PP. Algunos creen que entre los jefes de ese partido hay algunos “serios”. No lo creo. Todos han tragado ya demasiado, se han corrompido en exceso intelectual, política y muy a menudo económicamente para representar una alternativa.
     Si el PP gana las próximas elecciones no se solucionará nada. Al contrario, la crisis política empeorará, la gente tipo Podemos o PSOE o los separatistas seguirá ganando fuerza, otros como Ciudadanos seguirán vendiendo humo. El PP simplemente impedirá toda reacción al proceso. Porque su función política ha sido parasitar los votos de quienes creen en España y la libertad para impedirles cualquier defensa eficaz frente a los impulsos disgregadores y totalitarios que por enorme desgracia siempre ha tenido nuestra izquierda. El “voto útil” es el voto a Zapatero, el más inútil y dañino de todos. Creo que VOX podría resultar al menos un contrapeso que, ese sí, resultaría en principio útil. Los votantes tienen una segunda oportunidad de votar algo útil para la continuidad de España y para avanzar hacia una democracia menos pervertida y corrupta. Me gustaría pensar que la experiencia servirá de algo.
Pio Moa / La Gaceta 

2 comentarios en “Por quė el PP es lo peor – Pio Moa

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s