Sin leyes habrá heridos – Hermann Tertsch / ABC 

En cualquier otro país, el mero anuncio de la voluntad de delinquir de un candidato le acarrearía serias consecuencias.

Antonio Baños es un miembro de ese ejército de periodistas españoles cuya principal obsesión no es informar sino destruir el Estado de Derecho. Eso puede tener mucho que ver con las facultades que imparten periodismo. Como muchas de ciencias sociales y humanidades, se han convertido en España en guarida y cantera de agitadores del totalitarismo izquierdista. Y fuente de una ideología comunista que celebra a criminales desde una brutal subcultura de la violencia y el desprecio a instituciones democráticas, Estado de Derecho y el imperio de la ley. Como miembro destacado de esas camadas del odio que nuestros gobernantes han permitido que se críen y multipliquen en esas facultades, Baños se ha metido en política profesional como separatista y comunista para destruir España y la democracia. E imponer esa dictadura del proletariado que quieren también sus amigos de ETA, a los que tanto han defendido, y sus camaradas de Podemos, con los que se disputan el voto pero comparten los fines.

Lo primero que ha dicho Baños al ser proclamado candidato a la presidencia de la Generalidad por la CUP es anunciar que cumplirá solo las leyes que le gusten. Vamos, que violará todas las leyes que le plazca violar. En cualquier otro país el mero anuncio de la voluntad de delinquir de un candidato le acarrearía serias consecuencias. Como tarde a la hora de asumir el cargo. Se exigiría el juramento o la promesa de respetar y hacer respetar las leyes. Cualquier reserva, salvedad o añadido impertinente que desvirtuara el juramento lo haría no válido y el personaje no accedería al cargo. Lo cierto es que Baños no dice nada nuevo. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo exactamente lo mismo. Y lo dijo después de haber sido elegida. Arturo Mas lo dice todos los días.

Que quienes acceden a sus cargos con voluntad expresa de destruir el marco legal no sean inhabilitados es solo un síntoma más de las tendencias suicidas de esta democracia española, abizcochada por el pensamiento débil y con el músculo moral de una colonia de percebes. Esta costumbre de convertir el acto solemne de juramento de lealtad a las instituciones y las leyes en una zafia y procaz proclama de la voluntad de violar y destruir unas y otras se remonta a los primeros incidentes aislados en este sentido de Herri Batasuna y de sus amigos andaluces en Marinaleda. Pero impunidad y tolerancia han generado una plaga en la que hoy podrían ser ya más quienes acuden al cargo con la promesa de violar la ley que de respetarla. Sobre todo si contamos a los socialistas que, aunque dicen defender la constitución, la violan de inmediato al hacer posible en toda España que los enemigos de las instituciones y las leyes copen cargos y responsabilidades de gobierno. Que Colau, que ha vivido siempre de violar las leyes, ergo de delinquir, se una al presidente golpista de la Generalidad para un frente sedicioso común es lógico.

Que el PSOE sea aliado de golpistas, sediciosos y totalitarios filoterroristas en toda España no debiera serlo. Pedro Sánchez no ha llegado aún al cargo que ambiciona, pero parece dispuesto a igualar a Rodríguez Zapatero en infligir daños irreversibles al Estado de Derecho. De la grave responsabilidad que recae sobre el Gobierno de Mariano Rajoy en este terrorífico deterioro de la estabilidad, legalidad, integridad y seguridad en España seguiremos hablando. De las causas de que se haya tolerado lo intolerable hasta hacerlo inevitable. Lo cierto es que cuando un sinfín de partidos acuden a las urnas para destruir el marco legal, y las leyes, sentencias y constitución se violan y desprecian impunemente, debemos prepararnos para, cualquier día, comenzar a contar heridos.

En cualquier otro país, el mero anuncio de la voluntad de delinquir de un candidato le acarrearía serias consecuencias.

Antonio Baños es un miembro de ese ejército de periodistas españoles cuya principal obsesión no es informar sino destruir el Estado de Derecho. Eso puede tener mucho que ver con las facultades que imparten periodismo. Como muchas de ciencias sociales y humanidades, se han convertido en España en guarida y cantera de agitadores del totalitarismo izquierdista. Y fuente de una ideología comunista que celebra a criminales desde una brutal subcultura de la violencia y el desprecio a instituciones democráticas, Estado de Derecho y el imperio de la ley. Como miembro destacado de esas camadas del odio que nuestros gobernantes han permitido que se críen y multipliquen en esas facultades, Baños se ha metido en política profesional como separatista y comunista para destruir España y la democracia. E imponer esa dictadura del proletariado que quieren también sus amigos de ETA, a los que tanto han defendido, y sus camaradas de Podemos, con los que se disputan el voto pero comparten los fines.

Lo primero que ha dicho Baños al ser proclamado candidato a la presidencia de la Generalidad por la CUP es anunciar que cumplirá solo las leyes que le gusten. Vamos, que violará todas las leyes que le plazca violar. En cualquier otro país el mero anuncio de la voluntad de delinquir de un candidato le acarrearía serias consecuencias. Como tarde a la hora de asumir el cargo. Se exigiría el juramento o la promesa de respetar y hacer respetar las leyes. Cualquier reserva, salvedad o añadido impertinente que desvirtuara el juramento lo haría no válido y el personaje no accedería al cargo. Lo cierto es que Baños no dice nada nuevo. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dijo exactamente lo mismo. Y lo dijo después de haber sido elegida. Arturo Mas lo dice todos los días.

Que quienes acceden a sus cargos con voluntad expresa de destruir el marco legal no sean inhabilitados es solo un síntoma más de las tendencias suicidas de esta democracia española, abizcochada por el pensamiento débil y con el músculo moral de una colonia de percebes. Esta costumbre de convertir el acto solemne de juramento de lealtad a las instituciones y las leyes en una zafia y procaz proclama de la voluntad de violar y destruir unas y otras se remonta a los primeros incidentes aislados en este sentido de Herri Batasuna y de sus amigos andaluces en Marinaleda. Pero impunidad y tolerancia han generado una plaga en la que hoy podrían ser ya más quienes acuden al cargo con la promesa de violar la ley que de respetarla. Sobre todo si contamos a los socialistas que, aunque dicen defender la constitución, la violan de inmediato al hacer posible en toda España que los enemigos de las instituciones y las leyes copen cargos y responsabilidades de gobierno. Que Colau, que ha vivido siempre de violar las leyes, ergo de delinquir, se una al presidente golpista de la Generalidad para un frente sedicioso común es lógico.

Que el PSOE sea aliado de golpistas, sediciosos y totalitarios filoterroristas en toda España no debiera serlo. Pedro Sánchez no ha llegado aún al cargo que ambiciona, pero parece dispuesto a igualar a Rodríguez Zapatero en infligir daños irreversibles al Estado de Derecho. De la grave responsabilidad que recae sobre el Gobierno de Mariano Rajoy en este terrorífico deterioro de la estabilidad, legalidad, integridad y seguridad en España seguiremos hablando. De las causas de que se haya tolerado lo intolerable hasta hacerlo inevitable. Lo cierto es que cuando un sinfín de partidos acuden a las urnas para destruir el marco legal, y las leyes, sentencias y constitución se violan y desprecian impunemente, debemos prepararnos para, cualquier día, comenzar a contar heridos.

2 comentarios en “Sin leyes habrá heridos – Hermann Tertsch / ABC 

  1. La verdad ofende , pues la situacion actual de españa no es muy halagable que digamos, la verdad ofende pues las leyes absurdas como la del impuesto al sol que dañan al bolsillo del pueblo trabajador, la verdad ofende pues el devinir de la historia planetaria es de evolucion y cambios y españa se vive con monarquia , teyezuelos, princesas y patrañas como si no viviera en el siglo xx1, ademas la denominada educacion escolar no es muy benigna que digamos, podria enumerarte cosas que tal vez la verdad ofende no quiera ver o este sumisa bajo la esclavitud o la gerarquia bonamte del beneficio de estas leyes, pero viendolo de mamera humanitaria las leyes españolas no son muy humanitarias que digamos pues permiten la defenestacion de su pueblo y eso de que los partidos hagan campaña comentando lo mal que esta venezuela y los homosuexuales halaracando y despotricando contra otros paises sin ver la viga que los cega traen la vista dañ{ada a proposito y con alevosia., ademas.etec……….etc…….etc…….analiza la verdad ahunque te ofenda los bolsillos

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s