Carta de un homosexual – Alejandro Fernández Barrajón

En mi último post del blog “Teselas”, hablaba de la historia de un niño, Saúl, hijo de unos buenos amigos, que había nacido sin un brazo y, justamente en esas fechas, un prelado cercano a Madrid hizo unas declaraciones muy desafortunadas en las que afirmó que “ser homosexual es como haber nacido sin un brazo”. Esas declaraciones me exasperaron. Ahora que el papa Francisco ha dicho que la iglesia debe pedir perdón a los homosexuales y a tantos grupos marginales como no ha sabido acompañar y tratar con ternura y misericordia se hace necesaria una reflexión para que las cosas no sigan igual como si aquí no hubiera pasado nada. Yo, como persona, sacerdote y consagrado pido perdón a todos en la persona de Juan, que hoy me ha dirigido esta carta, después de leer mi último post en “Teselas” ¡Perdón, hermano Juan, perdón! Cualquier día en que sea posible te daré el abrazo de mi estima y de mi amistad:

Buen día le dé Dios, hermano Alejandro.

He leído su artículo del pasado 29 a propósito de los homosexuales.
Soy uno de ellos, 65 años, y, por suerte, tengo ambos brazos que necesito fuertes para abrazar al hombre que, por la gracia de Dios, amo.
En estos días apareció en Religión Digital un artículo titulado: “¿Homosexual y católico?Me gusta más al revés y no cómo pregunta, sino como experiencia de vida: Soy un católico que de paso es homosexual.
No pretendo que la Iglesia cambie la doctrina, pero sí que algunos en la jerarquía la hagan sentir realmente madre y no madrastra.
Leí hace un par de años un artículo de un religioso dirigido a padres de jóvenes homosexuales, y de lo poco que recuerdo es que dice que la homosexualidad puede llegar a ser una verdadera cruz para el creyente. No lo veo de esa manera, mi cruz (una de ellas) no es mi orientación sexual (y más desde que hace unos años concilié mi fe con mi orientación sexual), sino la exclusión, el desprecio, la intolerancia, y demás.Recuerdo la vez que un sacerdote (con quien yo trabajaba en evangelización en la parroquia), después de la Eucaristía, invitando a firmar una petición para que no se cambiara el código de familia y poder así pasar el proyecto de matrimonios entre personas del mismo sexo, al hablar de los homosexuales nos llamó desviados; nunca me lo habían dicho en la cara y menos desde el presbiterio. Me sentí humillado. Estuve a punto de hablar con él y decirle cómo me sentía, pero preferí quedarme un momento delante de Aquel que sabía exactamente, y mejor que yo, lo que estaba pasando en mi corazón. Salí reconfortado: abrazando la cruz, y mi actitud y mi aprecio por el sacerdote no cambiaron en absoluto.
Mi crisis más reciente de jerarquía, y que me hizo cuestionarme seriamente mi labor en la parroquia, fue al terminar la primera parte del Sínodo sobre la familia hace dos años, cuando leyendo el documento final, el punto que hablaba de que los homosexuales tenemos algo que dar, no había alcanzado los votos necesarios. Entonces me pregunté ¿si no tengo nada que dar, qué hago en la parroquia en las labores de evangelización y pastoral social? Dios sabe cómo hacerme entrar en razón. Fui a hablar con el párroco y le comenté lo que estaba sucediendo y sólo me hizo una pregunta: “¿En dónde ha ido creciendo usted en la fe?” Mi respuesta era la obvia: “en la parroquia”. Bueno, me dijo, ahí tiene la respuesta que anda buscando. Y ahí sigo abrazando la cruz, y siendo un hombre feliz; feliz, porque me sé amado por Dios tal y como soy y con todo lo que ello significa.
Su hermano en Cristo,
Juan

Origen: Carta de un homosexual

4 comentarios en “Carta de un homosexual – Alejandro Fernández Barrajón

  1. Que haya homosexuales puede ser beneficioso para la sociedad: los hombres hetero compiten entre sí por las mujeres, por lo que pueden acabar por prescindir de la libertad de expresión para no resultar perjudicados expresando algo que ellas prefieren que no se diga.

    Por ejemplo, puede que las mujeres quieran la exclusiva de la quejas por discriminación y no toleren que un hombre exprese que también ellos están discriminados, que tienen desventajas y prejuicios en su contra. Por ejemplo, 6 años menos de esperanza de vida, el doble de mortalidad juvenil, sufren 3 veces más suicidios y asesinatos, 20 o 30 veces más accidentes laborales mortales, 5 veces más quedarse “sin techo”, 13 veces más la cárcel, ser expulsados de su hogar en el caso de separación, etc.

    Claro, los hombres no dicen nada de todos esto, ni mucho menos piden igualdad porque la sociedad no lo tolera: los demás hombres aprovechan que alguno diga algo para atacarlo, y las mujeres lo excluyen…

    En cambio, en los ambientes homosexuales se podría ser más libre, creando un oasis de libertad en una sociedad amordazada por la “corrección política”. Por lo tanto, los homosexuales puede que sean necesarios para que la censura no sea total.

    Más información: http://edipo.info/Doc/igualtat/LISTrealid.htm
    http://edipo.info/mapatem.htm

    Me gusta

  2. Dios nuestro Padre que está en los Cielos nos ha enseñado que:

    “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;

    como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.”. También ha dicho: “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

    Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

    Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

    Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.”

    Y dice más: “. ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.

    Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.

    Por lo cuál podemos entender que Dios reserva su juicio sobre los que practican el mal y le desobedecen. Cuando una persona quiere continuar con contumacia en su camino de pecado sin tener en cuenta a Dios, ÉL lo entrega a pasiones vergonzosas para que se enciendan en lascivia hombres con hombres y mujeres con mujeres y recibirán la retribución debida a su extravío. Dios los califica de extraviados.

    Deben entender que Dios les ama; sí. Pero no acepta su estilo de vida porque ese estilo de vida atrae la Ira y el Juicio de Dios sobre ellos. Dios quiere lavarlos, santificarlos y justificarlos en el nombre del Señor Jesús.

    Los homosexuales, que vengan a Jesucristo y dejen la homosexualidad o sus prácticas contra natura para que tengan el favor de Dios Padre.

    Me gusta

  3. Alejandro. A ti dedico estas cuatro mal escritas letras.

    Ha y cosas que relatas que tienes muchas partes de Razón, yo te voy a dar mi humilde parecer sobre tu tema. No soy homosexual, soy felizmente casado 48 años, tengo dos hijos y una hija, de los cuales me siento profundamente orgulloso, tengo 73 años muy trabajados todos por lo que la juventud de mis hijos la he vivido ocasionalmente, dado que mi trabajo requería estar fuera de casa todos los meses al menos quince días del mes, en mi casa todos somos creyentes y practicantes, Dios me concedió la mujer que más amo en mi vida, durante más de veinte años he estado dando la vuelta al mundo país, por país y ciudad por ciudad, quiero decirte que en todos los sitios hay homosexuales y lesbianas. Tantos o más que aquí en España.

    Pero yo sí que quiero recriminaros unas cosas, que me parecen mal, y te gusten o no, te las voy a decir.

    1.

    Los homosexuales odiáis a muerte a la derecha y a franco y al Rey, a mi modo de ver sin razón alguna, ¿Cuándo os han maltratado durante lo que vosotros decís LA DICTADURA? nadie se metía con vosotros, que erais maricas, bien ¿Y qué? Has nacido homosexual pues bien, vosotros sí que os metías con todos, sobre todo con los jóvenes, burlándose de los chavales, incitándoles con esos gestos tan peculiares de vosotros que si no dabais esos gritos y os hacías notar que estabais allí no estabais tranquilos, todo hay que decirlo no eran todos pero la mayoría sí, teníais vuestro trabajo, vuestros lo cales, que os daban palizas, Si y con toda la razón os la daban, gente joven que pasaba sin deciros nada y os metías con ellos, pues se enfadaban y os daban cuatro mamporrazos, había otros homosexuales, que lo eran y no se les notaba, eran personas normales y corrientes, luego cada uno en su casa sin molestar a los vecinos podía hacer lo que quisiera, ¿Es eso recriminación? 2.

    Gay y Lesbianas están removiendo cielo y tierra para conseguir adoptar a un hijo(@), caramba parirlo vosotros, porque siempre unas Lesbianas desean

    Adoptar una niña y los homosexuales a un niño, la gente es libre de pensar como quiera y puede pensar en otra cosa que no está en vuestra mente, pero puede, porque no vivís solo en parejas como lo estáis ahora, yo conozco a varios parejas de ancianitos que no han tenido hijos, ¿Porque las parejas que viven juntos no pueden hacer lo mismo? no admitís que lo vuestro es contra natura, os empecináis ahí, ¿y porque no podemos tener hijos? 3.

    Acabáis de hacer una fiesta Gay en Madrid, me parece muy bien que hagáis vuestra fiesta, ¿Por qué no? Pero hacer la vosotros divertiros vosotros no pretendáis que el resto os siga, porque no somos afines, tu diviértete a tu manera que yo me divertiré a la mía, pero no me obligues hacer lo que ahí no me gusta, la primera cagada, todos los parridos estaban in vitados menos el P.P. Creéis que os odia el P.P. nada más lejos de la verdad, lo que ocurre es que los otros partidos os usan para sus intereses, mientras en otros países, ahorcan a los Gay, o los lapidan como mujeres Adulteras, eso lo han visto mis ojos. Podéis vivir estupendamente, pero también vosotros tenéis que poner vuestro granito de arena. ESTAS LETRAS LAS PUEDES TIRAR SI NO TE GUSTAN, PERO ESA ES LA REALIDAD, ¿QUE CREÉIS QUE NOSOTROS NO TENEMOS QUE AGUANTAR?

    Me gusta

  4. La fiesta del orgullo gay, pueda parecer a ojos de mucha gente tan normal como la fiesta del orgullo zoofilo, la fiesta del orgullo pederasta, la fiesta del orgullo necrofilo o la fiesta del orgullo pedofilo, al fin y al cabo si lo unico que diferencia a gays y heteros, son sus tendencias sexuales, el resto de las tendencias sexuales, deberian de tener el mismo trato, o sea, sus practicantes tienen el mismo derecho a montar sus desfiles y sus fiestas reivindicadoras de sus tendencias sexuales.
    El sentirse orgulloso de la tendencia sexual y pasearla por la calle exhibiendola, puede ser indicadora de que algunos genes han salido defectuosos.
    Que pasaria si ahora se organizase la Fiesta del Orgullo Heterosexual? ¿serian acusados sus organizadores de xenofobos, provocadores, fascistas…etc, por los que organizan la gay? seguramente si, todos conocemos como se las gastan……

    Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s