La historia de España ha sido pisoteada – Francisco Rubiales

El peor pecado histórico de España no ha sido su corrupción, ni la pasividad ante la opresión, ni siquiera la vergüenza de haber soportado a demasiados canallas al frente del Estado, sino su incapacidad para defender la verdad y haber contado la verdadera historia de sus logros y gestas. España ha sido estúpida al permitir que su Historia la escriban enemigos extranjeros, sobre todo anglosajones, que siempre han envidiado y odiado a España. 
La culpa de esa injusticia histórica es de los intelectuales españoles, pero todavía más de los políticos, que al igual que han sido incapaces de gobernar con justicia y decencia, tampoca han sabido defender la memoria y la imagen de la nación española en el mundo. 
Pocos conocen en el mundo que España fue el primer país que promulgó leyes de pretección de los indios y que las universidades primeras construida fuera de Europa las abrió España en sus tierras de América, donde las poblaciones indigenas florecieron y durante siglos, convivieron en paz con los descendientes de los conquistadores. Por el contrario, la presencia de España en América se ha pintado con falsedad y teñida de crueldad por historiadores y propagandistas, principalmente ingleses, holandeses y norteamericanos, siempre con ánimo hostil y bélico, para denigrar a una nación que, gracias a sus estrategias militares y al valor de sus tercios, les dominó durante dos largos siglos en todos los campos de batalla. 
Una de las tareas más urgentes de los españoles de hoy, además de sacudirse el yugo de una clase política corrupta, injusta y nada democrática, es reescribir la Historia de España y de los españoles e imponerla con verdad en todo el mundo. 

La Historia de España ha sido pisoteada

Charles Fletcher Lummis (Lynn, Massachusetts, 1 de marzo de 1859 – Los Ángeles, 24 de noviembre de 1928), periodista, historiador, fotógrafo, poeta, hispanista, bibliotecario y activista a favor de los indios estadounidenses, escribió entre otras muchas obras: The Spanish Pioneers, sobre la conquista española de América, inspirándose en los héroes de Carlyle, cuya traducción al español por Arturo Cuyás financió el filántropo español Juan Cebrián Cervera. Valoraba en especial el mestizaje de la cultura española contra el racismo anglosajón de su tiempo, como declaró en su prólogo: 
“Porque creo que todo joven sajón-americano ama la justicia y admira el heroísmo como yo, me he dedicado a escribir este libro. La razón de que no hayamos hecho justicia a los exploradores españoles es, sencillamente, porque hemos sido mal informados. Su historia no tiene paralelo; pero nuestros libros de texto no han reconocido esta verdad, si bien ahora ya no se atreven a disputarla. Gracias a la nueva escuela de historia americana vamos ya aprendiendo esa verdad, que se gozará en conocer todo americano de sentimientos varoniles. En este país de hombres libres y valientes, el prejuicio de la raza, la más supina de todas las ignorancias humanas, debe desaparecer”. 
El de Lummis es uno de los pocos reconocimientos mundiales de la gran mentira sobre España, escrita, difundida e impuesta como verdad en todo el mundo por cientos de estudiosos y propagandistas extranjeros, sobre todo anglosajones. La versión que ellos han difundido con éxito de la Historia de España es una inmensa sarta de mentiras que ensucian una historia que, aunque tuvo errores y carencias, es para sentir mucho orgullo ante ella y que posee mucha mas dignidad, justicia y civilización que la opresiva y cruel historia de muchos países en sus etapas de poder, entre ellas las de Gran Bretaña y Estados Unidos, dos de los países mas crueles, imperialistas y masacradores del planeta. 
Salvador de Madariaga (1886-1978) insigne diplomático y gran historiador español, exiliado durante el franquismo, afirmaba sin tapujos que España ha sido el imperio más humano de la historia: “¿Cómo es posible que la historia de una nación como España —creadora del primer imperio global, protagonista absoluta de la Edad Moderna y responsable de la primera gran hibridación cultural y humana entre pueblos de distintos continentes— sea hoy tan desconocida y escasamente valorada por parte de propios y extraños?” 
El culto a la mentira por parte de los ingleses ha llegado al extremo de prohibir la mención y borrar toda huella histórica de su derrota frente a España en Cartagena de Indias , donde una de las flotas mas poderosas de la historia fue humillada y diezmada por los defensores españoles, en notable inferioridad numérica, al mando de Blas de Lezo. 
España no sólo no fue un país asesino de indios, como dicen los anglosajones, sino que fue el que más los respetó y protegió con leyes y sanciones. La prueba palpable es que aquellos países que fueron colonizados por España poseen hoy grandes poblaciones indígenas, mientras que los que fueron colonizados por Franceses e inlgleses carecen de esas poblaciones nativas porque fueron exterminadas, como ocurre en Haití, Estados Unidos, Jamaica y otras ex colonias no españolas de América. 
Uno de los rasgos más interesantes de la época de la conquista española y siglos posteriores fue que España nunca consideró a las tierras americanas como colonias sino como regiones o provincias de la misma España. Prueba de ello son las universidades, Catedrales, palacios y grandes edificios civiles que construyó en esas tierras, en muchos casos mejores y mas suntuosos que los de la propia España. 
Es cierto que hubo españoles que cometieron abusos y mostraron crueldad, pero fueron aquellos actos cuyos responsables fueron personas concretas, nunca protegidos por leyes, como lo demuestran las condenas que muchos de aquellos personajes sufrieron al regresar a España y ser sometidos a juicio. 
La propaganda antiespañola ha sido una de las obras maestras mas vergonzosas y sucias del mundo anglosajón, al que se unieron con especial énfasis, holandeses y algunos alemanes y escandinavos. La domilición de España siempre ha contado con quintacolumnistas españoles, verdaderos traidores a la nación y a la verdad, como aliados. Hoy, esos antiespañoles tienen gran poder y muchos de ellos son miembros de partidos de izquierda, que se llaman “progresistas”, que se han apoderado del Estado y desde allí promueven la cobardía y la falsedad. Una de las principales metas de la regeneración española es neutralizar a los antiespañoles que se han incrustado en el Estado y que desde allí no sólo falsean la Historia y causan estragos, sino que impiden el progreso auténtico y el reino de la verdad. 
Gracias a esas mentiras y traiciones, la verdad sobre España sigue siendo una gran desconocida en el siglo XXI. 
Va siendo hora de que los españoles del presente reivindiquen la verdad de su Historia y luchen por extenderla por el mundo, derrotando así una de las mentiras más viles de la Historia de la Humanidad.

Francisco Rubiales 


Un comentario en “La historia de España ha sido pisoteada – Francisco Rubiales

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s