El tablero del puzle del 11M

Fuente original https://t.co/lKjLCT7oKK

  1. Introducción.
  1. Puesta en contexto.
    • Antecedentes y circunstancias previas.
  1. Una hipótesis de partida.
  1. Las teorías alternativas.
    • La teoría del atentado reversible de Luis del Pino e Ignacio López Bru.
    • Deconstruyendo paso a paso la teoría revisitada de Fernando Reinares.
    • Dos atentados solapados.
    • El penúltimo en llegar, la teoría de Fernando Múgica.
    • FJL: SS Marruecos amplifican atentado, ETA de comparsa y las cloacas tapan.
    • La teoría de la conspiración.
  1. 2002, el año en que se gestó el atentado.
  1. Una posible reconstrucción.
    • El explosivo de los trenes.
    • Los sistemas de iniciación, móviles versus temporizadores.
  1. La Ocultación.
    • La Campaña de Intoxicación.
    • La Kangoo y el skoda.
    • La mochila 13.
    • El suicida arrepentido.
    • El cabeza de turco, Jamal Zougham.
  1. La autoría.
    • Las reivindicaciones.
    • La mano de obra, quién es quién.
      • Allekema Lamari y Serhane el Tunecino.
      • El cabecilla Jamal Ahmidan, su grupo de Tetuán y la familia Ahmidan.
      • Las confesiones de Ahmidan y Lamari a Mario Gascón.
      • Silencio, se graba.
  • Más confidentes, mercenarios y radicales.
    • Safwan Sabagh y Cartagena.
    • Mohamed Afalah y Mohamed Belhadj.
    • Daoud Ouhnane.
    • Abdelmajid Bouchar.
    • Said Berraj.
    • El testigo Kamal Ahbar.
    • Abdelkrim Benesmail, el eslabón que cierra el círculo.
  • Los Intermediarios, la trama asturiana.
    • Toro y Trashorras.
    • Zouhier, Nayo y Lavandera.
  • Los colaboradores, la confluencia de intereses, la joint-venture.
    • Los artistas invitados ¿la ETA, un comando autónomo?
    • La caravana de Cañaveras.
    • Dos explosivos, la goma2eco y el titadyne, dos canales de suministro.
    • La finca de Morata, los lazos con Al Qaeda.
  • Los autores intelectuales, los inductores.
  1. El silenciamiento de los autores materiales.
    • Leganés, el suicidio inducido.
    • La huida de los mercenarios y los detenidos en Marruecos.
    • Situación al día de hoy de cada uno de ellos.
  1. ¿Hasta cuándo?

Anexo 1: Artículos y bibliografía.

Anexo 2: Conclusiones en el  juicio del 11-M de las Asociaciones de Víctimas.

Anexo 3: Cronología del 11-M con los acontecimientos más relevantes hasta 2006.

****=.=****

  1. Introducción.

Antes de empezar, sirvan mis primeras palabras como homenaje a las víctimas del atentado que reclaman, al menos, recibir la satisfacción de conocer toda la verdad de lo sucedido. También para esos españoles, muchos de ellos anónimos, que han hecho posible que dispongamos de un foro donde debatir y contrastar nuestra experiencia y conocimientos, con un solo y simple objetivo, aclarar la verdad que nos han hurtado, más que nada porque si desconocemos a todos los culpables y responsables del encubrimiento, ¿Quién nos garantiza que no vuelvan a ocurrir hechos luctuosos? Aún más, si ignoramos la identidad de los todos los que participaron en la ejecución y en la ocultación, fuesen o no dos grupos distintos y delimitados, tampoco podremos saber qué papel pudieron jugar en otros asuntos que quedaron irresolutos de nuestra historia reciente, sobre los cuales se extendió un manto oscuro y de los que se nos pudo también vender una versión manipulada de los hechos.

Establezcamos como punto de partida una conclusión inicial, sea cual sea la teoría descarnada que más fielmente retrate los sucesos y todos sus actores, el 11M no se pudo dar sin que existieran antecedentes de manipulación social y un cierto grado de infiltración de manzanas podridas, acostumbradas a actuar impunemente amparadas bajo el paraguas de las Instituciones que sustentan al Estado. No hay que extrañarse de encontrar personas descarriadas sin escrúpulos o con laxos principios, es inevitable en todo grupo social multitudinario y ni siquiera la Iglesia está vacunada.

***

Como asiduo miembro del presente foro y admirador de la labor de sus fundadores que han venido desarrollando a lo largo de estos diez últimos años transcurridos desde que ocurrió el trágico suceso, y que con tesón y perseverancia han seguido manteniendo la llama del recuerdo de las víctimas encendida con su presencia cada 11 de mes, he preparado el presente estudio en un intento más de confeccionar un instrumento que condese las aportaciones de tantas personas que luchan por hacer aflorar la verdad de lo sucedido.

Las principales informaciones y datos disponibles se han ordenado en un tablero, símil ajedrecista como guiño a los peones negros cuyos trabajos son una de las principales fuentes de los trabajos recopilados, la denominación no es tampoco ajena al tablero del turco de Pedro Jota (bajo el cual se escondía aquel oscuro personaje que movía los hilos).

El objetivo principal es tratar de ayudar a despejar las dudas y servir delimitando un marco donde encajar los hechos y encasillar las preguntas que nos hacemos, tanto como las  noticias que siguen apareciendo sobre el 11-M. Intenta también ofrecer una visión general que permita reconstruir todo lo sucedido y presentar una hipótesis que respete los hechos tales como se produjeron, filtrando cada dato y descartando lo improbable, lo superfluo de lo manipulado y ordenando las piezas en un todo armonioso.

Las tesis de las que me hago eco y que se desprenden del estudio, no en vano la criba de la ingente información disponible es ya de por sí una elección y toma de postura, suelen desprender críticas aceradas y provocar enconadas réplicas no solo en los guardianes de la pureza de la versión oficial sino también paradójicamente en muchos de sus detractores. Esto se debe a que mucha gente enarbola posiciones absolutistas que rechazan considerar la implicación de los de Leganés, y que sitúan toda la autoría en una trama, sea esta exclusiva de ETA o de profesionales y mercenarios de servicios secretos. Lo lamento si incómodo, pero digo lo que sé, escribo lo que pienso y no rindo cuentas más que a mi consciencia y razón tratando de respetar las leyes de probabilidad, las reglas de la deducción y el sentido común.

Antes de proseguir no quiero dejar sin subrayar la impagable labor del diario ElMundo, LibertadDigital, CityFm y otras múltiples páginas y blogs que sería muy largo enumerar, (hay más de 150 enlaces y referencias) que ofrecieron su web, y especialmente recordar la plataforma que aglutinó en sus inicios a muchísima gente que, con un trabajo sacrificado e inestimable, en una iniciativa novedosa sin parangón, sirvieron de mascarón de proa para embestir el muro con el que quisieron ocultar la mentira y que dio origen al movimiento de los peones negros. Sin internet y la democratización de las redes y comunicación, nada hubiera sido posible y seguramente hoy los troleros habrían ganado la partida.

De aquellos lejanos días, 8 años atrás, muchos de los estábamos en el blog inicial, participamos en la difusión de una revista, QSV (Queremos saber la verdad) en la que cada uno aportaba lo que pudiera y mejor supiera. Al volver a leerla me entristece comprobar cuántos nos dejaron y que otros abandonamos por muchos motivos, pero fue una experiencia y recuerdo que nos enriqueció sin duda. Foro que hoy reposa escondido e inaccesible en LibertadDigital.

 http://ermaki.powweb.com/qsv/QSV000.pdf http://ermaki.powweb.com/qsv/QSV001.pdf

Tampoco me olvido de los defensores de la V.O. que se repartían por la web, y que cada vez que en algún blog o web se mencionaba el asunto del 11-M y que alguien legítimamente mostraba sus dudas y las exponía, acudieran en tropel a desacreditar, torpedear el debate, y servir de eslabones y voceros de la V.O. Algunos de entre ellos, como pude comprobar más tarde, además de propietarios de páginas web como los censores de “desiertos lejanos”, recibían pagos del grupo PRISA y escribían bajo otros apodos en significadas webs de izquierda. A ellos les debo que, gracias a esos interminables y tediosos debates, me hicieran pensar más de lo normal y ayudaran sin querer a asentar mis opiniones y dar forma al presente trabajo.

Como escribió ese gran periodista de investigación que fue Javier Oyarzabal: “Ningún crimen es perfecto y siempre hay algún hilillo del que tirar…primer minuto de la primera lección de criminología”. A pesar de haber llegado a leer teorías disparatadas entre los valedores del atentado profesional ejecutado por profesionales, como la que defendían, por ejemplo, que el artefacto de Santa Eugenia fue un error voluntario para engañar, lo cierto es que bastan las primeras lecturas para deducir que el atentado no fue tan meticuloso, por mucho que algunos quieran verlo como tal, y que los autores del mismo como aquellos que optaron por taparlo, no fueron capaces de cerrar todo resquicio para ocultar sus huellas.

Para que sirva como introducción, miembros del foro confeccionaron un resumen que podría ser muy útil para aquellos que han olvidado los detalles del atentado y las manipulaciones de la pseudo-investigación que resultó en sentencias incompletas que dejaron sin responder demasiadas preguntas como tampoco sirvieron para aclarar las principales circunstancias que rodearon al atentado. Y que como se verá, las sentencias son intencionadamente sesgadas, conscientemente incompletas y manifiestamente corregibles,  http://peonesnegroslibres.com/images/stories/divulgacion/presentaciondel11mydemas.pdf

No hace mucho leí en el diario ElMundo, hablando del trabajo periodístico, que la diafanidad ha de ir acompañada de una información correctamente establecida, no equivalente a cierta, sino como aquella que propende a la verdad. Y que la verdad no puede ni debe ser reducida al silencio.

Solo la lógica y el sentido común han de servir de faro para analizar en toda su complejidad el 11-M, y del que puede que solo rasquemos la superficie puesto que en el 99,9% las fuentes son de otros, pero lo que sobresale del iceberg puede ser suficiente para hacernos una idea cabal de lo sucedido.

La gran ventaja de internet es el haber globalizado toda la información a distancia de una pulsación de un teclado, pero son las fuentes quienes tienen acceso a información a la que nosotros no llegamos, y a partir de los datos que comparten poco más podemos hacer que recopilar, filtrar, analizar, deducir y encajar las piezas en un conjunto que tenga la apariencia de lógico, donde rija el sentido común y afloren las relaciones entre los distintos elementos, actores y autores.

A lo largo de todo este tiempo, infinidad de veces me he enfrentado al problema que surge cuando a partir de datos parciales se infiere una teoría. Grave error metodológico pero muy extendido, porque son las teorías de cada uno las que se han de ir amoldando a los hechos, y no a la inversa. Hay que atenerse a los hechos objetivos, limpios de polvo y paja, y no construir desde prejuicios o teorías prefijadas.

En cuanto al procedimiento de aproximación a la resolución de un caso, es tanto o igual de ineficiente o injusto, una sentencia mal dictada que una selección interesada de solo aquellos hechos que a uno le convienen, al tiempo que ocultan los que dan al traste con su prefijada teoría. Si las noticias e informaciones que se han ido produciendo no encajan ni a martillazos con la opinión personal que tenemos sobre lo sucedido, muchas veces errado debido a un manejo de datos incompletos, no hay más remedio que revisar y ajustar la teoría, nunca silenciar lo que no nos gusta para no tener que rectificar.

Para abordar un tema tan complejo es indispensable pensar en dos o tres dimensiones donde situar las cuatro tramas de José María de Pablo, la confluencia de intereses de las Asociaciones de Víctimas, y huir de las simplificaciones y silogismos del tipo: “si no hay goma2eco en los trenes, la trama asturiana no existe o no tiene relación con el 11-M”, “si uno fue un traficante de drogas, lo sigue siendo y todos los que le rodean también y les inhabilita para ser terroristas”, “si la mochila es falsa, todo lo es”, “si uno encubre es que es autor o tuvo algún tipo de responsabilidad en los hechos que encubre”, etc. El “cui prodest” es una útil herramienta para centrar el enfoque inicial pero nunca por si sola una estación prefijada de llegada.

 

  1. Puesta en contexto.

Antes del terrible atentado del 11-M, en la sociedad española en general, el terrorismo islamista no se percibía como tal, el atentado del Descanso (“Es él, el que puso la bomba 1985, Mustafá Setmarian) quedaba muy lejos, y las operaciones judiciales contra islamistas que se detallaban en los medios de comunicación interesaban a muy pocos, en la mente de todos y en cuestiones de terrorismo, la banda Etarra acaparaba todo el  protagonismo.

En las elecciones del 2000, el PP de Aznar obtenía 183 escaños frente a los 125 de Almunia, el Psoe e IU veían su apoyo reducirse trágicamente. El PP gozaba de mayoría absoluta y venía de cumplir una primera legislatura con mayoría relativa, pero con notable éxito. Las campañas del Prestige, el petrolero accidentado en noviembre del 2002, las manifestaciones de febrero del 2003 contra la guerra de Irak, el accidente del Yak, el Pacto del Tinell y el continuo agit-pro de la oposición no parecían suficientes para evitar una nueva mayoría. Todas las encuestas auguraban una renovada mayoría confortable del PP.

Las mayorías absolutas de que había gozado el Psoe de Felipe González, la primera como consecuencia del estado de ánimo que se generó con el 23F, quedaban lejanas en la memoria. Los Grupos Antiterroristas de liberación, conocido por sus siglas GAL, que el gobierno había puesto en marcha a los pocos meses de obtener el gobierno, (mientras en paralelo se hacían con Rumasa) seguían dando sus coletazos en los tribunales y afuera de ellos. Los GAL, en sus varios colores, cometieron 27 asesinatos dirigidos principalmente contra militantes y simpatizantes de ETA, aunque no obstante entre sus víctimas se encuentren también a diez civiles que nada tenían que ver con ETA o su entorno. Perpetraron secuestros, y varios tipos de delito en el País Vasco francés, pero también en distintos puntos de España. Representaron el paradigma de la incoherencia argumental del socialismo español, aplicaba la pena de muerte a escondidas mientras se oponía a promulgar una ley que la legalizara y estableciera ciertas garantías para su aplicación por un cálculo electoral e ideológico. Desde una perspectiva histórica mucho más que el daño que pudieron causar por sus actos a la banda etarra, que siguió asesinando, la consecuencia real fue legitimar la lucha armada de ETA, dándoles argumentos al ponerse a su nivel. Para su puesta en marcha tiraron de las cloacas del Estado que con fondos reservados contrataban a mercenarios, compraban joyas para repartir premios a sus más fieles o el silencio de quienes atesoraban secretos que les podrían poner en una complicada situación. El juez metido a político Baltasar Garzón, Vera, Barrionuevo o Galindo que dirigía Intxaurrondo, eran nombres que empezaron a correr en boca de todos.

2.1.        Antecedentes y circunstancias previas.

Las siguientes premisas, reales y especulativas, desordenadas, aparentemente a primera lectura incompatibles o inconexas, tienen como objetivo ser cómo los mosaicos de un marco en el que se vayan encajando y de esta manera ayudarnos a ir centrando un tema tan sumamente complejo (aunque con todos los matices que posteriormente analizaremos):

  • Julio del 2002, se efectúa por Marruecos la invasión del islote de Perejil.

 

  • 16 mayo 2003, entre las 21:55 y las 22:00 explotan cinco bombas en el centro de Casablanca, uno de ellos la Casa de España, los otros un restaurante italiano, un centro israelí, un cementerio judío y un gran hotel. Los doce kamikazes provenían todos ellos del barrio de Sidi Moumen. Mueren 45 personas y multitud de heridos. El proceso de radicalización de jóvenes desarraigados, pobres y con pocas esperanzas de mejorar su destino, está perfectamente narrado en el film documental “Les Chevaux de Dieu”, de Nabil Ayouch, que aconsejo vivamente visionar. La película es un documento excelente para entender la transformación que conduce a cometer suicidio en nombre de Allah, y cómo son las clases más desfavorecidas las que sirven de carne cañón para los radicales. Entre estos se encontraba Mustafá Maymouni, el jefe y cuñado de Serhane el tunecino. Ben Abdellah que había pertenecido a la célula Mohamed Achraf, (Mártires para Marruecos que había formado en la cárcel de Topas) fue considerado miembro de la célula que perpetró esos atentados liderada por Mustafá Maymouni. Fuente: Operación Nova II.

 

  • Octubre del 2003 muere asesinado en Irak el sargento Bernal, y un mes después son asesinados seis agentes del CNI en Irak en un ataque a su convoy.

 

  • 14 de diciembre del 2003, se firma en Barcelona el pacto del Tinell o Pacto Tripartito entre ERC, ICV-EUA y PSC-Psoe y en el que en uno de sus puntos se comprometían a impedir la presencia del PP en el Gobierno:

“Los partidos firmantes del presente acuerdo se comprometen a no establecer ningún acuerdo de gobernabilidad (acuerdo de investidura y acuerdo parlamentario estable) con el PP en el Govern de la Generalitat. Igualmente, estas fuerzas se comprometen a impedir la presencia del PP en el gobierno del Estado, y renuncian a establecer pactos de gobierno y pactos parlamentarios estables en las cámaras estatales”.

 

  • Diciembre del 2003, dos terroristas no fichados de ETA intentan atentar en BaqueiraBeret con 12 mochilas bomba. Los terroristas, los mismos que luego serían detenidos en Cañaveras, Vidal y Badillo, desistieron ante las medidas de vigilancia.

 

  • En nochebuena se desactiva una bomba de ETA con 50 kilos de explosivos en el tren Irún-Chamartín.

 

  • Enero del 2004, en el boletín interno de ETA, Zutabe, ETA incluye a los medios de transporte como objetivo de sus atentados.

 

  • Enero 3,4, reunión en secreto en Perpiñán entre Carod Rovira, Mikel Antza y Josu

Ternera de ETA. Que en palabras de Alberto Fernández Díaz significó “La entrevista de CarodRovira y ERC con la banda terrorista ETA solo perseguía que el terrorismo no perjudicara a la independencia, y no el fin de la banda terrorista”. ABC destapa la reunión y coloca en muy mal lugar a los socialistas coaligados con ERC.

 

  • La banda terrorista Eta estaba en las últimas. En diciembre 2003, en Francia se había descabezado la cúpula militar.

 

 

  • A pesar de estar en vigencia el pacto antiterrorista, políticos socialistas se arriesgaron a un mes antes de las elecciones a mantener reuniones con la cúpula de Eta, y eso aun habiendo la banda intentado cometer graves atentados. Mikel Antza dirigía la banda.

Hurgando en el blog hallo esta información sobre el personaje:

  • Mikel Antza Nº 1 de ETA desde 1992 Josu Ternera era su brazo derecho.
  • Mikel Antza es el ideólogo y estratega de ETA.
  • Mikel Antza es el interlocutor de las negociaciones con los Partidos Nacionalistas para el Pacto de Estella.
  • Mikel Antza es el urdidor de la declaración de Anoeta a raíz del Pacto de Estella.
  • Mikel Antza es el interlocutor para las negociaciones del Gobierno de Aznar.
  • Mikel Antza es el interlocutor de Carod Rovira en Perpiñán (prácticamente no se le nombra al contrario de José ternera).

Como buen y sistemático ideólogo recoge todas sus iniciativas en su PC. Es meticuloso y perseverante. Pasa desapercibido. Discreto.

  • Josu Ternera le sucede cuando es arrestado en octubre del 2004. Jamás cometió un atentado ni dio orden de ello (no lo necesitaba, su compañera sentimental Amboto era la jefa de los comandos de ETA). Hubo rumores intensos, que no pasaron a más porque no se quisieron divulgar, que hablaban de la gravedad de la información contenida en su disco duro de su ordenador, ¿Habrá copias de la información del disco duro? ¿Es cierto que se pueden leer algunas claves de lo que sucedió en el 11M como nos contó Francisco José Alcaráz? ¿Por qué no se ha hecho público?

 

  • En una supuesta colaboración entre grupos terroristas, no solo los islamistas se podrían servir del aparato y del apoyo logístico de ETA, el beneficio sería recíproco, ETA, ¿dos caras o pura estrategia?: “Cualquier detención implica delaciones y caída de otros comandos. Adoptaron el modelo Al Qaeda. Células durmientes de organización horizontal, desconocidas entre ellas, pero preparadas para actuar en cualquier ciudad con la infraestructura -pisos, explosivos, armas, vehículos- que proporcionan previamente comandos itinerantes de legales -no fichados- que operan en España”. Más adelante podremos ver en las confesiones de jefes etarras, así como del confidente Cartagena con Berraj de por medio, bajo qué formas se concretaba esa posible colaboración.

 

 

  • 2 de febrero, Alfredo Pérez Rubalcaba: “Lo voy a decir una vez más con toda claridad, pretender sacar votos de las bombas es una indecencia”.

 

  • 21 febrero, Cable de la Embajada de EEUU al departamento de Estado advirtiendo que de sus fuentes en la policía española es muy probable que ETA cometa un atentado antes de las elecciones.

 

  • 8 de marzo, el Ministro de Interior Acebes advierte a los medios que las FCsE están en alerta ante un probable nuevo intento de ETA de un atentado antes de las elecciones. En ese contexto no era de extrañar que se difundiera por la policía el 11M por la tarde un cartel con las fotos de 9 etarras, incluida Josuñe Oña, y que se recibieran testimonios de haber sido avistada.

 

  • Federico Jiménez Losantos en ElMundo, 1 de marzo, diez días antes del atentado:

Por supuesto, sigue habiendo posibilidades de que ETA cometa un atentado que le permita mantener una presencia doble en la campaña electoral, por lo que mata y por lo que no mata, pero eso da para un comentario aparte. Lo mismo, por cierto, que el deslizamiento cada vez más evidente de ETA hacia un tipo de terrorismo islámico, a lo Bin Laden, pero sin suicidas, que también debería ser motivo de reflexión entre los católicos vascos que desde hace tiempo la apoyan o justifican.

Pero hoy el comentario obligado es que esos etarras capturados ayer en Cuenca pertenecen a una organización criminal que acaba de disfrutar de la disposición dialogante de Carod-Rovira […] y cuyo fruto es el que persiguen hace años: que ETA no mate en Barcelona y sí en Madrid, que no ponga 500 kilos de explosivos en algún lugar de Cataluña para provocar una masacre como la de Hipercor, pero sí en ºel extranjero, o sea, España. Precisamente con uno de los asesinos de Hipercor se reunió Rovireche en Perpiñán. Por mucho que traten de disimular […] ese era el único sentido del Pacto de Perpiñán y éste su lógico resultado: en la circunscripción de Zapatero sus electores han estado a punto de morir asesinados por docenas, centenares, tal vez miles, si ETA logra la masacre que intentó en Nochebuena en Chamartín; en la de Montilla se han convertido en lo que la prensa alemana llama «un protectorado terrorista».

 

  • En el 2002 se empieza a gestar el atentado (dedicaremos un capítulo) y se buscan musulmanes radicales con la voluntad y convicción para ejecutar actos terroristas en España.

 

  • Eduardo Zaplana al poco del 11M, aseguraba que el 11-M estuvo «teledirigido» para conseguir un cambio de gobierno en España. ElMundo, 19 de marzo: El portavoz del Gobierno (Eduardo Zaplana) comenta a un colaborador: Están jugando con nosotros dando noticias falsas y verdaderas. Vamos siempre con la lengua fuera.

 

  • Ignacio Astarloa recordó que el extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra llegó a decir que los servicios secretos conocían el 11-M: “lo cual no deja de ser una afirmación arriesgada para quien la pronuncia porque tendría que explicar a este país cuáles son los elementos que él tiene para hacer una afirmación de semejante naturaleza”. Junto a lo anterior, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, de manera harto miserable, imputa al responsable del Gobierno en ese momento, que era el PP, “que sabiendo no evitaba un atentado terrorista”. Mariano Rajoy acusa a Ibarra (y a Felipe González que se sumó) de haber puesto en duda a las FCsE en la operación contra ETA.

 

 

  • 11M Otegi, a pesar de la exculpación de ETA y de la imputación de la autoría del atentado a las “brigadas de resistencia árabe”, se le graba a las doce de la mañana una conversación durante la cual confiesa lo siguiente: “Si sale alguien por ahí (se refiere a alguien de los suyos) reivindicando esto, estamos perdidos definitivamente. Yo tengo que saberlo cuanto antes porque si es así no puedo volver a mi pueblo. Tengo que marcharme cuanto antes. Necesito saberlo

 

  • Islamistas con fuertes y profundos lazos con la izquierda española, entendida en el sentido más amplio donde cabe la banda etarra, se confabulan para cometer un atentado que tenga como objetivo cambiar el signo de las elecciones, castigando al PP de Aznar y favoreciendo la llegada al poder de Zapatero.

 

  • Aun debiendo investigarse todas las hipótesis, la primera debe ser la de un atentado islamista, dirigido por Amer El Azizi y/o Mustafá Setmarian. No debería tampoco descartarse un cruce de estrategias, una confluencia entre los servicios secretos de un país vecino, la decisión de atentar en España de unos terroristas islámicos y unos confidentes que alguien de las Fuerzas de Seguridad pretendía que les condujera a ETA a través de la venta de explosivos y que acabaron descontrolados. Carta de José Manuel Sánchez Fornet (secretario general del Sindicato policial, SUP, hasta 2013 y dimitido presidente honorífico) remitida a Pedro Jota Ramírez en el 2004.

 

  • En el 2011, el mismo sindicato policial, el SUP imputa el 11M a Marruecos, al tiempo que admitía lógicamente carecer de pruebas: “Y creemos que algún servicio secreto de algún país cercano pudo conocer los preparativos del atentado y no se dio por enterado, como venganza por el asalto a la isla de Perejil”.

 

  • Seguramente el SUP para concluir cuanto antecede, habría tenido en cuenta lo que nos contó Zouhier sobre Loti Sbai a preguntas del abogado de Zougham ante el Tribunal (Lofti Sbai colaborador o agente de los SS marroquíes, jefe de Jamal Ahmidan y quien suministró armas a la banda, del que hablaremos con más detalle): Eso quiere decir que él sabía antes del atentado que Jamal Ahmidan quería hacer el atentado y estaba pidiendo dinero. Y yo no sé cómo la señora fiscal no ha pedido explicaciones por esa declaración”.

 

  • Según Fouad el Morabit, Basel le había contado que ‘El Tunecino’ había advertido al propio Basel y a Mouhannad Almallah de que se fueran de la ciudad porque “iba a ocurrir en Madrid algo fuerte, un homicidio o un atentado“. Para Fouad, “eran tonterías de Serhane”.

 

  • Basel Ghalyoun, sirio, que fue condenado por la Audiencia Nacional a 10 años de cárcel por participar en el 11-M y después consiguió la absolución del Tribunal Supremo, confirmó a este periodista desde la cárcel de Teixeira: «Todos sabíamos que la Policía controlaba a El Tunecino, era imposible que montara el 11-M».

 

  • Los aprendices a terroristas islamistas tenían como primer objetivo atentar contra el cuartel de la Guardia Civil en Jaén planificado para fechas posteriores al 11M (Kamal Ahbar). Hace poco, marzo 2016, el confidente que fue A1, Mario Gascón nos ha repetido durante una extensa entrevista telefónica por Juan Antonio Tirado y Javier Castro Villacañas en CBV radio, que los explosivos de Asturias estaban dirigidos inicialmente al Estadio Bernabéu. El edifico de la Audiencia Nacional era, como posteriormente analizaremos en detalle, otro objetivo de una de las tramas que acabarían entreverándose y la diana declarada de miembros concretos de ETA. Por los análisis de los discos duros que se requisaron a continuación de la explosión de Leganés, sabemos que se fijaron también en sinagogas, colegio británico, intercambiador de Moncloa.

 

  • Es evidente que ese Centro Nacional Antiterrorista aún no funciona porque el CNI, según ha podido saber este periódico, sigue sustrayendo información tanto a la policía como a la Guardia Civil. (./.) Un experto inspector jefe de policía en el área islamista sentenció recientemente: «Esa falta de colaboración y ocultación de información por parte de los cecilios [nombre que utiliza la policía para referirse a los agentes del antiguo Cesid] va a provocar que algún día ocurra una desgracia».

http://www.belt.es/noticias/2005/marzo/29/11_M.htm

  • Un agente del CNI, Roberto Flórez, que sería posteriormente en el 2007 juzgado por revelar información a un país extranjero (Rusia), dimitido al día siguiente del atentado del 11M, fue acusado de desvelar la identidad de los 7 agentes, (conviene señalar que un experto periodista en asuntos terrorismo árabe, Magdi Allam vio probable la colaboración de los brigadas batasunas que se encontraban en Bagdad en el asesinato de los agentes). Destinado años antes en Intxaurrondo, con el general Galindo, se jactaba de estar bien conectado con ETA. Su esposa es coautora del documental “4 días de marzo” en el que él participa y aparece en los créditos finales.

 

  • Pero Flórez no fue el único agente del CNI: El miembro de Inteligencia y ex agente de la Guardia Civil Mohand Allal realiza unas declaraciones referentes a unos hechos acontecidos en 2003 y que afectaban a su actividad. De la confesión, según cree Manos Limpias y recogida en el Procedimiento abierto en el Juzgado de referencia por el 11-M, podrían derivarse e imputarse “gravísimos delitos contra distintas personas relacionados o relativos a la comisión de los atentados del 11 de marzo de 2004”.

Las personas relacionadas y sobre las que consta su comparecencia en la Dirección General de la Guardia Civil son el capitán Sandoval Campos y el teniente Hermida Bouzas, agentes de la Unidad Antiterrorista de la Benemérita; los coroneles Aguilera Martínez y Manuel Llamas, y los sargentos Navarro y José Iranzo, todos ellos destinados en la comandancia de

Melilla en la fecha de los hechos narrados; el general retirado Andrés Casinello y Enrique Rodríguez Galindo, miembro del GAL, condenado por el caso de Lasa y Zabala y motor de la unidad antiterrorista desde el cuartel de Intxaurrondo; y, por último, al mando directo de Mohand Al-lal y a Jorge Dezcallar, director del CNI en ese año 2003.

Según cuenta en el escrito enviado a Coro Cillán, el agente de Inteligencia comprueba cómo en un paraje conocido por el nombre de Los pinares de Rostro Gordo, el confidente de ETA se reúne en una autocaravana con un mando de la Guardia Civil, era el capitán Sandoval Campos, uno de los mayores expertos en lucha antiterrorista. Posteriormente, Sandoval se ve en un coche con los coroneles Aguilera Martínez y Llamas.

Tras el encuentro, el etarra se dirige a Nador (Marruecos) donde se reúne con miembros del grupo salafista Predicación y Combate. Desde allí viaja a Salé y Tetuán, ciudad en la que contacta con una pareja: él es árabe y ella, originaria del País Vasco y con fuertes vínculos con ETA.

Días después, y siempre según la versión del ex agente, seis árabes ilegales se trasladan a la Península por vía marítima con el apoyo logístico del capitán Sandoval, del coronel Llamas y de Hermida Bouza, en esas fechas jefe del Grupo Fiscal de Melilla y mano derecha de Sandoval. Cuando Mohand Al-lal comunica a sus mandos del Centro lo descubierto en tierras africanas, el CNI inicia la correspondiente investigación del operativo.

 

En ese momento, su mando directo le dice que aborte inmediatamente la operación y se busque un nuevo destino en la Península. “Está en juego la propia existencia de la Guardia Civil”, le certifica el mando de Inteligencia.

 

¿Qué sabe Roberto Flórez de los Servicios Secretos de Marruecos?

El eslabón que faltaba a la ecuación, las relaciones con los servicios secretos marroquíes de Roberto Flores:

“La atención de Flórez se ha desviado al norte, pero hay que buscar en el sur. Allí donde el Sol es más majestuoso, donde las casas blancas reflejan la sociedad que las rodea, donde las jaima es un oasis en el desierto, donde se mezclan los colores, los sabores, los olores…etc.” (…) Este hombre ha seguido colaborando con “La Casa” hasta hace muy pocas fechas, muy poquito antes de su detención. Y claro, es un peligro para los socialistas. Sabe de los movimientos del gobierno con los estados autoritarios como Bolivia, Cuba, Venezuela, sabe de los acercamientos a grupos terroristas como ETA y Hizbullah, conoce los movimientos de los miembros del CNI en la lucha antiterrorista y sobre todo controla información sobre los servicios secretos de Marruecos y sus redes en el estado español en el presente y sobre todo en el pasado” (…)

“Desde mediados del 2004 bastante, antes no lo sé, pero ya sé por dónde vas y lo que piensas, también podría tener información de lo que los marroquíes habían estado indagando, investigando e incluso participando años antes” (…)

“El Ejecutivo de Zapatero teme que Flórez García mantenga oculta en su poder información sensible respecto al CNI, de la que se apropió entre los años 2001 y 2004 y que tenga la misma información de Marruecos. Cuando se confirmaron sus reuniones con agentes de Marruecos en las islas y sus flirteos con algún periodista que trabaja para un medio muy incómodo para el Gobierno español comenzó la operación. El 9 de julio una delegación de la “Casa” viajo a Rabat poniendo como excusa la lucha contra el terrorismo islamista y el peligro de atentados en Marruecos y en España. Allí se recibió información de Rabat de los supuestos contactos de Flórez con agentes de los servicios secretos de Marruecos. A partir de ese momento toda la operación se puso en marcha. El 17 de julio Marruecos detiene a siete oficiales del ejército, realmente de los SSM, con la excusa de haber filtrado información a la prensa. Algunos de estos detenidos supuestamente habían tenido relación con Flórez. Y casualidad, casualidad, el 24 de julio, después de haber tenido 7 día para interrogar profusamente a los detenidos en Marruecos, se arresta a Roberto Flórez y fin de la historia porque no se ha vuelto hablar más de ella.”(…)

¿Y qué podía saber Flórez sobre Marruecos que incomodara o preocupara al Gobierno español?, esa era la pregunta que me revoloteaba por la mente. Una pregunta que no se quedó sin respuesta, “Tal vez las negociaciones de Marruecos con Rusia que se ha ofrecido a Mohamed VI para la construcción de una central nuclear que el país africano quiere ubicar en Sidi Boulbra, entre Saffi y Essaouira, a unos 400 kilómetros de las costas canarias más orientales. O las mismas negociaciones, pero entre España y Marruecos en torno al problema del Sahara, o las extrañas relaciones entre Marruecos e implicados en el 11 de marzo, o vaya usted a saber qué”.

Y es que la pregunta es, ¿qué sabe Roberto Flórez de los servicios secretos de Marruecos que ha puesto tan nervioso a Rabat y a Madrid?

 

  • Que haya participado el gobierno o los servicios secretos de Marruecos en el 11-M puede ser discutible, lo que no lo es, es que le interesó apoyar y colaborar en el encubrimiento de los autores intelectuales.

 

  • Una semana después del atentado y a ocultas del gobierno del PP, viceministro marroquí de exteriores, mantiene en secreto una reunión con Moratinos (que no era por entonces más que un candidato). Entrevista a Fernando Arias Salgado, minuto 38 en adelante.

 

  • El confidente Gascón en una de sus varias declaraciones llega a aventurar que todo el montaje está siendo dirigido desde Intxaurrondo o de sus tentáculos en Melilla, donde se seguirían protegiendo a personas relacionadas. Más o menos coincidía con Jamal Ahmidan y Lamari que fue con quienes tuvo la ocasión de hablar del asunto abiertamente durante el lapso que iba del atentado a Leganés. Gascón fue amenazado y obligado a huir España y esconderse en Latinoamérica. Presentó denuncia en la AN con descripción de detalles e identificaciones que no fue ni siquiera considerada por el fiscal Zaragoza.

 

 

  • La operación se descontrola por la intervención de técnicos que llegan del norte, “los vascos”, trayendo su propio explosivo con el que les fabrican y montan las bombas que luego los islamistas (y contratados mercenarios) colocan en los trenes.

 

  • El encubrimiento posterior, decidido en la mañana del 11M, tiene como objetivo primario, pero no único, desligar del atentado a los técnicos que superando la vigilancia consiguen hacer llegar las bombas con su explosivo, el titadyne de los trenes.

 

  • La amplia trama interna que se dedica a encubrir a “los artistas invitados” y que se pone en marcha a partir del atentado, es distinta de la muy necesariamente reducida formada por los autores intelectuales e inductores.

 

  • Jamal Ahmidan y Allekema Lamariexplicaron que tenían un trabajo por encargo que les iba a dar mucho dinero con “unos vascos” y con gente de los servicios de inteligencia”.
  • Llamada telefónica de Jamal Ahmidan a su madre que en esos momentos se dirigía en taxi de Tetuán a Tánger, justo instantes antes de la explosión de Leganés: “En el momento en que Jamal llama a su madre tiene puesto los explosivos en la cintura y su madre le pregunta: Hijo, ¿has sido tú?”. Entonces, Jamal le confesó a su madre que él no sabía que todo aquello iba a ocurrir de aquella forma y que iba a tener las consecuencias que estaba teniendo. La confesión del líder de la célula terrorista a su madre fue aún más lejos cuando, de manera contundente, le dice: “Se me ha ido de las manos, esto se me ha ido de las manos. Yo no pensaba que la cosa iba a ser tan grande“.
  • A las horas de ocurrido el atentado, (y que repite el 19 de marzo en la fiesta de Morata con motivo del día del padre, último día en que Jamal está con su hijo) Jamal comentaba a su hijo por teléfono: “Estos de ETA se han pasado”.
  • Entrevista a la viuda del “El Chino”, año 2008, Antonio Rubio en ElMundo: “El 11-M lo hicieron ellos, pero seguro que alguien les ayudó”.
  • Una primera reivindicación en el diario egipcio Al Quds, editado en Londres, al que no se le da fiabilidad por los antecedentes del grupo Brigadas de “Abu Hafs Al Masri que reclama la autoría, dado que ya había reivindicado desde los apagones de Canadá por cortes de luz a los atentados a las sinagogas en Estambul en diciembre del 2003 (luego imputados a Hitzbullah) y el atentado en el verano 2003 con bomba al cuartel general de la ONU (atribuido posteriormente a grupos bathistas fieles a Saddam Hussein).
  • 14 de marzo, se avisa de la existencia de un vídeo con la reivindicación del atentado, (produjeron otros para ensayar que luego se obtuvieron del ordenador de Jamal Ahmidan). en la proximidad de la Mezquita de la M30 en Madrid. Días después, el 3 de abril, le seguirá el fax escrito por Serhane y enviado al ABC a las 18 horas 5 minutos, (horas antes de la explosión y justo el día después del atentado del AVE con la bomba sin conectar, por lo que habría que tratarlos como caras de la misma moneda).
  • Fin febrero, con pocas horas de diferencia, dos caravanas, ETA con titadyne y cloratita y Jamal Ahmidan con Goma2eco, llegan Madrid transportando un cargamento de explosivos.

 

  • Fernando Múgica: No pretendo reabrir la polémica sobre si ETA intervino o no en los atentados. He expresado mi escepticismo en cuantas ocasiones públicas he tenido. Sin embargo, tengo cada vez un convencimiento mayor sobre el hecho de que se utilizó a ETA para preparar señuelos que llevaran, tras los atentados, a la conclusión inicial de que habían sido ellos los autores de los atentados. (…) Alguien utilizó a ETA en el guión previo a la masacre para activar indicios equívocos en esa dirección. Con la anuencia de la dirección de ETA o sin ella, alguien dio cuerda a comandos inexpertos de la organización terrorista para que pudieran mezclarse fácilmente, y en un primer momento con el 11-M. (…) Alguien dio cuerda a ETA antes de los atentados y el Gobierno Aznar picó el anzuelo y todavía no ha podido desprenderse de él.

 

  • Aznar recordando los momentos pasados el 11-M: Todo apunta a ETA; es lógico. A las 9.30 horas, los primeros en salir son los del Gobierno vasco con Ibarretxe a la cabeza. Luego los demás. Yo no hablo hasta las catorce horas, para tener todos los datos. Interior y el CNI apuntan a ETA: sabíamos que querían intervenir antes de la campaña. Sabíamos que querían hacer visible la tregua de Cataluña (…).

 

  • Confesado en abril del 2016 por Otegi: todo comenzó el 14 de marzo del 2004 con la victoria electoral de Zapatero, y esa fue la convicción de su interlocutor por aquellas fechas, el presidente del PSOE vasco Jesús Eguiguren.

 

  • Pedro Jota Ramírez: “Pero, claro, lo que más teme el Gobierno es que podamos acreditar en algún momento la cada vez menos inverosímil teoría de que ETA participó en el diseño o en la logística de la masacre, pues ese sería con total seguridad el final del llamado proceso de paz que tanto mima y arrulla el presidente con su peculiar mezcla de idealismo y cálculo.”
  • 11 de marzo del año 2014, conmemoración de los atentados, Ignacio González que ejercía como Presidente de la Comunidad de Madrid, responde a “la pregunta de un periodista: “Bueno, hay distintos puntos de vista para eso”. Se le ha interpelado entonces cuál es el suyo y su respuesta ha sido: “Creo que lo importante es saber quién hizo aquel atentado tan salvaje“.
  • Josu Ternera: Aznar no se va a ir de rositas.

 

  • Pablo Iglesias (líder de Podemos) reclamando para sí la autoría del SMS que invadió las redes: “¿Aznar de rositas? ¿Lo llaman jornada de reflexión y Urdaci trabajando? Hoy 13M, a las 18h. Sede PP, c/Génova 13. Sin partidos. Silencio por la verdad. ¡Pásalo!”, al tiempo que Monedero y militantes socialistas cercaban la sede del PP al grito de asesinos.

 

  • ETA ya había utilizado comandos autónomos cuyos actos única y exclusivamente eran conocidos por la cúpula. Jefes de ETA admiten en privado que la banda pudo intervenir.

 

  • El día 10 de marzo se repartieron octavillas en las que se instaba a atacar intereses españoles y concretamente a “sabotear” a la compañía ferroviaria Renfe. “1-14 de marzo. Los intereses españoles en el punto de mira. ¡¡¡Sabotea la Renfe!!! Espaniari ez!” (No a España).

 

  • Los papeles distribuidos en el casco viejo de San Sebastián el día 10 de marzo de 2004 en los que el entorno de ETA instaba a boicotear a Renfe durante la campaña electoral. ¿Un aviso a los miembros de su entorno para que no tomaran trenes hasta el 14 de marzo?

http://infovaticana.com/blog/manuelguerra/unenigmael11m/

 

  • Francisco José Alcaráz en el 2006, aun siendo presidente de la AVT, corría el año 2006: De entre todas las acusaciones que hizo Alcaráz, una de ellas llamó la atención de los congregados. Advirtió de que «si ETA desvela la información que posee sobre los atentados del 11-M impediría que el PSOE siguiera gobernando en España». A este respecto, añadió que «el 11-M tiene mucho que ver», aunque no explicó en qué ni de qué forma. Aseguró que «en el ordenador de Mikel Antza, detenido en el 2004, aparecieron documentos sobre la masacre». Y concluyó que, «tras el 11-M, ETA y el Gobierno están abocados a la destrucción». Añado que en el caso de que saliera la luz toda la verdad.

 

  • Tres tipos distintos de artefactos explosivos: en el escenario de los trenes, el Ave el 2 de abril y en la mochila 13, cada uno formado por distintos elementos, marcas de explosivos: goma2eco en mochila13, Leganés y AVE, y composición. Tres autores distintos, pero obligatoriamente relacionados entre sí.

 

  • Leganés y un cabeza de turco, Jamal Zougham, capítulos del encubrimiento y de los encaminamientos que necesariamente fueron “fabricados” de forma coordinada con los autores infiltrados y confidentes.

 

  • Coadyuvan distintas tramas, por lo cual, para resolver el crimen, como en la alcachofa, hay que eliminar las capas externas para que el núcleo surja diáfano.

 

  • Jaime Ignacio del Burgo en un chat en Terra.es: “En el juicio del 11-M sólo hay actores secundarios”. Año 2006.

 

  • Del mismo autor, “Mientras no se despeje la “X” del autor intelectual, pase lo que pase en el juicio que se celebre en la Audiencia Nacional, la investigación sobre el 11-M se habrá cerrado en falso”.

 

  • Se dio una confluencia de intereses de grupos terroristas para favorecer –o no impedir- la llegada al poder al psoe.

 

  • Palabras textuales transcritas por belga179 del libro “El sueño de la transición” del general Manuel Fernández-Monzón Altoaguirre: “Y en el caso del 11-M les salió un churro espantoso. Simplemente por no calcular lo bien hechos que están los vagones de la CAF, se creyeron que con cinco kilos de dinamita en cada vagón se abrirían las puertas, se romperían los cristales o el techo, lo que fuera, y no pasó ninguna de esas cosas, ni se abrieron del todo las puertas, ni se rompieron los cristales, ni se rompió el techo, y la onda expansiva mató a todo el mundo. Habían calculado un atentado de pequeña incidencia y les salió la barbaridad que les salió. Para mí está clarísimo que el atentado fue obra de afectos al PSOE para ganar las elecciones. Luego Aznar ni siquiera tuvo el reflejo de decir: con esta historia no hay elecciones. Se posponen las elecciones hasta que se normalice la situación. El muy tonto va a las elecciones dos días después. Y luego el choteo ese de localizar a los siete sicarios contratados, que ni eran de Al-Qaeda, porque Al-Qaeda no reconoció nunca el 11-M. Y los encuentran en Leganés, en un piso, y de un bombazo se matan o los matan a todos. Con el trabajo que cuesta que decida uno suicidarse, lo deciden siete, de golpe, para que no hable ninguno. Lo del 11-M es una siniestra broma.”

 

Que sepa hasta hoy nadie le ha denunciado, llegó a ser portavoz del Ministro de Defensa Rodríguez Sahagún y estuvo adscrito a los mandos del Servicio de Inteligencia del Ejército Español, se le suele ver participar como tertuliano en programas de televisión.

 

  • En la primera legislatura, el gobierno de Aznar obtuvo mayoría relativa y gobernó hipotecado con el apoyo de CIU, en los siguientes cuatro años, debido a que no se atrevieron a usar la guadaña, se vieron relegados los profundos cambios que se preveían para la tercera legislatura en ciernes, lo que para los intereses de muchos podía ser letal.

 

  • Entrevista del diario digital ElEspañol de Pedro Jota Ramírez a Jaime Mayor Oreja, 1 de febrero del año 2016:

P: Explíqueme bien su teoría de los hitos en el Proceso del que habla, para que no queden dudas. Proceso que derivaría en el Frente Popular Nacionalista Populista del que habla.

R: El proceso tiene tres hitos: 1) La mayoría absoluta del PP en el 2000 no es aceptada. 2) Cuando tras el terrible atentado (no pronuncia el 11-M) lo primero que Zapatero hace al llegar a la Presidencia es negociar con ETA. Pactan un nuevo escenario y así hay que interpretar los gestos de ZP cuando va a Cataluña y dice “respetaré lo que decidáis”. Y ERC con ETA en Perpignán. ETA deja de matar. Viene la nación de naciones y no se sabe en qué queda España. 3) El Frente Popular Municipalizado. Se entienden en Madrid, en Extremadura, en Castilla-La Mancha… El PSC en diálogo en el gobierno de Colau en Barcelona. Ese Frente Popular ya está municipalizado. Se ha territorializado. La lógica del proceso es que lo que se municipaliza, se nacionaliza. Se ha producido ya una convergencia entre el nacionalismo y el vista a la izquierda.

 

  • Al menos llegaron tres avisos a los cuerpos de seguridad de que un atentado en los trenes en Madrid se estaba pergeñando por islamistas, incluso se indicó la fecha aproximada.

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/03/1 … 30064.html

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2005/04/24/espana/1114318930.html

 

Según datos de libertaddigital el testigo al que se refieren era el confidente de iniciales G.A.M. al que llamaban Joe el libanés, protegido de Garzón y que había actuado como traductor para la UDYCO.

http://11masturias.blogspot.com.es/2005_04_01_archive.html

viewtopic.php?f=18&t=2237&p=34305&hilit=vamos+a+llenar+las+calles+de+La+Castellana+d e+muertos#p34305

  • No siendo estos los únicos de los que tengamos constancia, puesto la Operación Tigris revelaba lo siguiente que nos recordaba muy acertadamente el sagaz “erskine” en el foro: “…en el marco de dicho sumario, con fecha 11. 03. 2004, por la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) se solicitó al Juzgado la observación telefónica de varios números telefónicos por la posible relación de sus usuarios con la organización terrorista Ansar al islam, dedicada a la comisión de acciones terroristas contra los intereses de las fuerzas de la coalición fuera de Irak, (…) dictándose por el Juzgado instructor Auto de fecha 12.03.2004, accediendo a la intervención telefónica solicitada.” Es decir, que en fecha 11 de marzo de 2004, Garzón y la UCIE, en el marco del 9/03 (Casablanca) sabían que … “y sobre la que existirían indicios de estar planeando la comisión de atentados terroristas en España”.

 

 

  • Informes de la policía y el CNI desclasificados habían constatado la voluntad del argelino Allekema Lamari de cometer un atentado en suelo español, así como de la peligrosidad de Serhane y de su grupo. Lo que hizo a Jaime Ignacio del Burgo preguntarse: “En noviembre de 2003 el CNI alertó que Lamari [brazo ejecutor del 11-M. Allekema Lamari, Yasin, jefe de la célula terrorista] planeaba un atentado con explosivos. ¿Por qué no se hizo nada?

 

  • Esos informes que no llegaron a circular debidamente, hizo que el jefe del CNI durante el 11-M, Jorge Dezcallar, manifestara durante el 2015, y a propósito de su periplo ante los medios con ocasión de la publicación de su libro, lo siguiente: Lo garantizo. Yo no sabía que iban a atentar en Madrid el 11M, tal vez respondiendo a la duda que imperaba en el ambiente y que se atrevió a plasmar Pedro Jota en el famoso artículo La Joint-Venture que encierra tantas claves de lo sucedido, sobre que miembros de las FCsE pudieron conocer el guion de lo que iba a pasar, o incluso pergeñarlo. Pero uno se pregunta ¿Cómo es posible que todo un director del CNI garantice que él, primera persona del singular, no sabía que iba a ocurrir el atentado? Esas palabras encierran la alusión velada a que otros sí lo supieran.

 

  • No debió ser ajeno el sustituto como director del CNI, Alberto Saiz Cortes, hombre protegido y de confianza del Ministro Bono socialista, cuando montó el revuelo al declarar lo siguiente, que le pudo incluso costar el puesto: “Antes del 11-S y el 11-M, las sociedades democráticas no tenían un sentimiento de falta de seguridad, pero el riesgo existía. Los Servicios de Inteligencia hicieron su trabajo y, a mi juicio, las autoridades políticas no fueron capaces de valorar suficientemente aquella información que, bien utilizada, podría haber servido para evitar estas masacres”.

 

  • Pocos meses antes del atentado, el CNI crea el departamento de terrorismo internacional.

 

  • “R.- A mí, no. A otros sí. No descarto que en la cabeza de Serhane, en las últimas fechas, estuviera esa idea de atentar, pero detrás de él tenía que haber alguien más poderoso (…) no descarto que, si los intereses fueran comunes, él colaborara”. Mouhannad Almallah.

 

  • «Sabemos quiénes fueron los autores materiales de aquella masacre nunca vista, pero no tenemos pruebas, ni certidumbres, ni siquiera indicios vehementes de quiénes estaban detrás de esos desgraciados mindundis. Y no deja de ser curioso que fueran descubiertos tan pronto, localizados tan pronto e “inmolados” tan pronto y con tantas prisas». Jaime Campmany, “Los autores intelectuales”, ABC 1 diciembre 2004.

 

 

  • “la Brigada Provincial de Información de Madrid, a través del Juzgado Central de Instrucción número 4 (Fernando Andreu), tenía controlado al núcleo liderado por los hermanos Almallah (…) a (…) El Tunecino y Anuar Asrih Rifaat), a Basel Ghalyoun, a Fouad El Morabit, a Adnan Waki y a al menos dos personas vinculadas a El Chino.

 

  • la UDYCO tenía controlado al grupo de narcotraficantes articulado en torno a El Chino, incluyendo al propio Jamal Ahmidan, a Otman El Gnaoui, a Lofti Sbai y a Abdelilah Ahmidan.

 

  • La UCIE tenía controlados desde el año 2002, a través del Juzgado Central de Instrucción número 5 (Baltasar Garzón), a los hermanos Almallah, a El Tunecino, a Mohamed El Egipcio, a Basel Ghalyoun, a Adnan Waki, a Fouad El Morabit, a Sanel Sjekirica.

 

 

  • el CNI tenía controlado a otro de los suicidas de Leganés (Allekema Lamari) a través del agente Safwan Sabagh y Mohamed Afalah, tenía también controlado a Fouad El Morabit a través de Fernando Huarte y Rabia Gaya.

 

  • Además, los hermanos Almallah tenían relación con al menos dos personas que trabajan para las Fuerzas de Seguridad: el policía Kalaji y un español de nombre R.J.M.B., casado con una mujer de origen árabe y que trabaja como traductor para la Policía” (Aquí Luis del Pino debe referirse a la hermana de Maussily Kalaji, Lina, traductora para el CGI).

 

  • Sobre Kalaji, ElMundo nos contaba: El informe policial corrobora algo irrefutable: es imposible que Kalaji pudiera saber en esas fechas que en la única mochila que no explotó el día de los atentados -la recogida en la Comisaría de Vallecas- se hallaba uno de los teléfonos que él había liberado. Su súbita decisión de declarar el 16 de marzo sólo se explica de dos maneras. (…) O bien los investigadores le dispensaron un trato de favor respecto a las demás personas relacionadas con el atentado o bien sus vínculos con los autores materiales de la masacre eran mucho más estrechos de lo que se ha dicho y Kalaji conocía con detalle lo que éstos estaban tramando.

 

  • En democracia, las zonas tenebrosas casi siempre se corresponden con ese ámbito lúgubre y sombrío que alguien definió como las cloacas del Estado. Un espacio opaco a la legalidad en el que se mueven especialistas en manejos turbios cuyo trabajo, a veces imprescindible para la seguridad general, se confunde en otras ocasiones con el de los delincuentes con los que entablan una proximidad demasiado permeable. El papel de esos elementos en torno al 11-M –antes, durante y después de las bombas– debe ser investigado y esclarecido. Ignacio Camacho, “La verdad como castigo, ABC 06/05/2004.

 

  • Hemos de destacar la coincidencia temporal que relaciona la llegada de Jamal Ahmidan en el verano del 2003 y sus primeras reuniones con Serhane el Tunecino, con el 10 de julio del 2003, que es cuando localizan y ponen bajo vigilancia la Inmobiliaria Arconsa – y del entramado empresarial entorno a la inmobiliaria- de los hermanos sirios Roston, donde trabajaba Serhane y que medió en el alquiler de Morata:

 http://www.belt.es/articulos/articulo.asp?id=3190

 

  • Al poco de la llegada de Jamal Ahmidan, durante el verano del 2003, Serhane el tunecino se pone en contacto con él, y pocos días pasan para que Jamal Ahmidan pusiera a disposición de Serhane uno de los vehículos de su familia (1 de octubre, Serhane utiliza un Opel Astra M4518-OZ a nombre de la suegra de Jamal Ahmidan). Tan estrecha fue la relación que un día antes de que viajara a Asturias a proveerse de la goma2eco, que ambos, Jamal Ahmidan y Serhane toman un taxi desde el aeropuerto de Madrid Barajas con destino a Lisboa. El conductor identifica en las fotografías que les muestra en la policía como los dos pasajeros que le contrataron para llevarles a Lisboa el 23 de febrero del 2004.

 

  • O expresado con la vehemencia y crudeza de Federico Jiménez Losantos desde la atalaya de los micrófonos de la COPE el 3 de julio del 2006: “El ABC y otros periódicos desarrollan una tarea repugnante, vergonzosa, miserable, de tratar de oscurecer todas las investigaciones sobre qué pasó para que asesinaran a 200 personas, hirieran o mutilaran a 1.500 y dieran un auténtico golpe de Estado. Posmoderno, pero golpe de Estado, para cambiar de raíz la política española. Pues sabíamos que hubo gente que pudo impedir, en las tramas negras, lo que se ha dado en llamar tramas negras (Policía, Guardia Civil, CNI), pudo impedir la masacre. […] Se pudo impedir el 11-M y no se hizo”.

 

Que anteriormente ya había plasmado, negro sobre blanco, en “Pecado Original”, ElMundo 26 de julio 2004:

“Casi toda la gente que había votado al PP reprochaba al PSOE la manipulación de la masacre del 11-M. Ese era el pecado original del nuevo Gobierno, que, pensamos, con buen talante y algo de talento, se iría olvidando. Pero lo que hemos ido sabiendo acerca de la masacre del 11-M y, sobre todo, lo que el PSOE está intentando ocultar a toda costa desde que hace dos meses empezaron a parecer en EL MUNDO los primeros agujeros negros de la versión oficial sobre la masacre, la naturaleza de ese pecado original del Gobierno de ZP ha cambiado: de venial a mortal. Lo que cada vez está calando más hondo en la ciudadanía es que grupos o tramas del PSOE incrustadas en la policía y la Guardia Civil pudieron haber impedido la masacre y no lo hicieron. Y que, precisamente por ese conocimiento del atentado en ciernes o de la verdadera naturaleza del atentado cometido, pudieron suministrar al PSOE información que le ocultaban al Gobierno para así conseguir el vuelco electoral. Hace dos meses era impensable que en una encuesta la mayoría de los españoles afirmara que el Gobierno del PSOE no dice la verdad sobre el 11-M”.

 

Antes de terminar este apartado conviene pararse un momento para conocer mejor las relaciones con el mundo islamista del juez Baltasar Garzón, de la mano de una de las personas mejores informadas, Jaime Ignacio del Burgo “La Metamorfosis de Garzón”:

Durante la investigación parlamentaria del 11-M, Garzón vino a declarar a la Comisión como experto en terrorismo islámico. Se jactó de que todas las operaciones llevadas a cabo en España contra los islamistas las había dirigido él. No nos fue demasiado útil su testimonio. El único hecho relevante que aportó fue que en torno a las 12:30 horas del día de la masacre, un miembro de los Tedax, al que conocía por haber coincidido con él en otros atentados, le informó en la estación de Atocha de que el explosivo utilizado por los terroristas había sido titadyne, es decir, la dinamita habitualmente empleada por ETA. Cuando inquirimos quién era ese Tedax, Garzón dijo no acordarse de su nombre y no ha habido manera de sacarle de su amnesia. Lo que no sabíamos en el momento de su comparecencia es que por orden suya la Policía tenía estrechamente vigilados a varios de los islamistas integrantes de la célula de Lavapiés.

Una de las incógnitas del 11-M es conocer por qué sus investigaciones no dieron resultado, aunque tal vez pudiera ser consecuencia de la extraordinaria acumulación de grandes asuntos en su Juzgado y las numerosas actividades extrajudiciales de su titular. (Se percibe claramente la ironía en sus palabras)

Resumiendo el periplo del juez y su metamorfosis, nos encontramos con que:

La estrecha relación que le unía con los comisarios Enrique García Castaño y Gabriel Fuentes venía de lejos. En 1993 formaron parte de su equipo como candidato a la política de número dos del psoe por Madrid.

Baltasar Garzón en otoño del 2004 se fue a hacer las Américas.

Hasta ese momento nada presagiaba su metamorfosis respecto a ETA.

En septiembre del 2006 regresa y aboga por “el proceso de paz”.

En septiembre de este año el juez Garzón regresó de los Estados Unidos y se reintegró a su puesto. Desde entonces, las cosas han cambiado radicalmente en el frente judicial. Antes de volver a España, Garzón declaró que el poder judicial debía de contribuir al buen fin del “proceso de paz”. Fiel a este pensamiento, el Juzgado número cinco ha dictado diversas resoluciones que han permitido a Batasuna desarrollar buena parte de su estrategia de desafío al Estado de Derecho. Lo cierto es que Batasuna convoca manifestaciones y da ruedas de prensa a todas horas, mientras la “kale borroka” ha vuelto a las calles del País Vasco y de Navarra con absoluta impunidad pues no se ha detenido ni a uno solo de sus promotores y autores.

Resaltemos que desde su juzgado, hasta días antes del 11M, estaban siendo sometidos varios participantes a pinchazos telefónicos y vigilancia, fueran mano de obra o carne de cañón, y a uno en particular, el de Jamal Zougham, este último sin motivo aparente que haya dejado constancia, aunque eso sí, era un viejo conocido de su juzgado nº 5. Y que, en asombrosa adivinación del futuro, el día 12 de marzo, ordena vigilar el piso de Santa Coloma de Gramamet que meses después usarán los terroristas como refugio antes de huir, según nos recordó Luis del Pino.

¿Le engañaron, le utilizaron, se dejó utilizar, se dio cuenta tarde, o como apuntaría Pedro Jota hubo quien, dentro de los cuerpos de seguridad, además de conocer el guion contribuyó a pergeñarlo?

El callar sobre el titadyne no queriendo identificar a su fuente, y su posterior metamorfosis son muy probablemente dos caras de la misma moneda.

Antes de proseguir conviene completar el papel que jugó el juez Garzón gracias a una información que en los últimos tiempos hemos conocido.

El juez Garzón se fue de la lengua el 11M, quien le acusa es ni más ni menos que el presidente del grupo Prisa que nos viene a revelar que en el 2016 fue el juez quien iba sembrando antes que nadie la noticia que el atentado era islamista, noticia más curiosa si cabe, porque fue el propio Garzón quien afirmó (como acabamos de comprobar) que el 11M a primera hora en el escenario de los trenes le señalaron que en los trenes había explotado la dinamita de ETA, el titadyne,  (El titadyne 30 A se utilizó un año y pico antes en Madrid por la eta así que no parece muy aventurado asegurar que la eta disponía de un explosivo que contenía DNT y nitroglicerina, Fuente: Xluis foro).

Dentro de una semana se cumplen doce años de los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004, el peor de la historia de España. Pero aún hoy se van conociendo pequeños detalles de lo sucedido durante aquella triste jornada.

El último lo ha desvelado, curiosamente, el presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. Aquellos días de marzo, la Cadena SER fue el primer medio de comunicación nacional en apuntar la hipótesis islamista tras los ataques con explosivos en Atocha y otras estaciones de la red de Cercanías de Madrid.

Según ha admitido recientemente Cebrián, él fue uno de los primeros que apostó por la línea islamista. Lo hizo el mismo día del atentado, pese a que el Gobierno insistía en la autoría de ETA. De hecho, El País recibió una llamada telefónica del entonces presidente del gobierno, José María Aznar, para advertir sobre la pista de la banda vasca.

Cuenta Cebrián que incluso en ese momento le trasladó al entonces director de El País, Jesús Ceberio, que el chivatazo de Aznar era “una noticia falsa”. Había llegado a este convencimiento tras hablar con jueces que se encontraban en el lugar del atentado. Uno de ellos, según admite el propio presidente de Prisa, era el juez Baltasar Garzón.

Garzón fue uno de los magistrados que aquel día acudió a todos los focos del atentado y participó en las actas de levantamiento de cadáveres. El juez era en ese momento uno de los mayores especialistas en materia yihadista.

El propio 11 de marzo, tal y como reconoce Cebrián en una entrevista a la revista ICON, él y Garzón mantuvieron conversaciones telefónicas en las que el magistrado le trasladó su parecer: se trataba de un atentado islamista.

De hecho, cuando Cebrían vio la portada de El País del viernes 12 de marzo (con el titular ‘Matanza de ETA en Madrid’), llamó a Jesús Ceberio para decirle “creo que (Aznar) te ha engañado”.

Una revelación llamativa ya que, como es de esperar y se maneja en el mundo judicial, según ha sabido El Chivato, los jueces que asistieron a los escenarios de los atentados debían mantener un escrupuloso secreto profesional. Algo que, según lo relatado por Juan Luis Cebrían, no cumplió Baltasar Garzón.

Por el lado de los directivos de Prisa, barrunto que si ahora lo cuentan es para protegerse, más o menos lo que vino a hacer Dezcallar con sus apariciones públicas hace pocos meses, exculpándose y echando poco menos toda la culpa a Aznar. Hay una lectura de los hechos más prometedora, que vendría a ser que intuyen o temen que acabe saltando el 11M, recordemos que la Audiencia provincial obligó al juez que lo archivó por un subterfugio legal, que retome la denuncia a Sánchez Manzano y reabra el caso.

No puedo evitar pensar que, en esos momentos tan trágicos del 11-M, y debido a su trabajo y conexiones, supiera bastante aproximadamente lo que había ocurrido. Y si tuvo razón Felipe González con la joint-venture, es decir la colaboración de ETA con los islamistas, que el cambio de actitud de Garzón, llamando al grupo Prisa, fuese una de las piezas que se pusieron en marcha para reconducir y construir desde mitad de la mañana la VO que ocultaba el titadyne –y los técnicos que lo proveyeron- de los trenes, porque si caían estos el hilo podría llevar a los intelectuales o los negligentes. Y ya por entonces, cuando la tarde asomaba, alguien debía estar preparándose para fabricar la mochila13. La guinda de todo la representa el expolicía y CNI, Ayman Maussily Kalaji, que aparte de haber ejercido como escolta de Garzón, fue quien infiltró a un confidente que desencadenó la apertura de la Operación Dátil. Y por si no lo saben aún, aquel que liberó en Test Ayman S.L, su taller de electrónica abierto al público, los móviles utilizados en el atentado.

Con vistas a excusar cómo se les pudo colar una operación de tal magnitud, una de las alegaciones que pretextaron fue que no tenían disponibles suficientes traductores (SIC) para las cintas que les grabaron. Pero recordemos la coincidencia de que la hermana Lina Kalaji de Maussily Kalaji trabajara como traductora para la CGI, Comisaria general de Información, que había advertido a sus jefes de la peligrosidad de Serhane “el tunecino” y que Kalaji fue escolta del juez Baltasar Garzón. Y, por si fuera poco, la ex esposa de Kalaji, destinada en Alcalá, fue una de las policías que antes llegó a calle Infantado de Alcalá y abrió la kangoo. La hermana de Kalaji declaró haber advertido de la peligrosidad de los que estaban siendo vigilados.

 

(Aportación del foro)

Recomendaría, antes de proseguir con la lectura y profundizar en los detalles, que hagan un alto en el camino y se leyesen cuatro artículos de Pedro Jota Ramírez,

La jointventure.

La Conspiración de la pólvora.

“Todo conduce, pues, a lo que contemporáneamente conocemos como la técnica de darle hilo a la cometa. Es decir, a la probabilidad de que el complot terrorista fuera alentado desde dentro del propio aparato del Estado que lo desbarató y rentabilizó”.

La clave está en el turco.

Este último pueden dejarlo pendiente para más avanzada la lectura: Yo acuso.

 

Fuente elMundo

  • Operación dirigida por cloacas del Estado, que deriva en un golpe de Estado.

 

  • A comienzos del mes de marzo, el Ministerio de Interior había puesto en marcha la Operación Genil, en previsión de un atentado de ETA: “Aunque la Policía, la Guardia Civil y el CNI habían elaborado varios informes llamando la atención sobre el riesgo de atentados islamistas en España (sobre todo tras la guerra de Irak y después de los atentados de Casablanca en mayo de 2003), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado creían que lo más probable era que ETA llevara a cabo un gran atentado en plena campaña electoral”.

http://www.belt.es/expertos/HOME2_experto.asp?id=3436

  • El mismo día de los atentados en los trenes Felipe González afirma a todo aquel que le quiere oír que una joint-venture entre Eta y los islamistas cometió el atentado:

PJ- ¿Oye, y no ha podido ser una faena a medias, una especie de joint venture? ZA- Eso es lo que dice Felipe, que ha sido un trabajo por encargo de ETA. Sería la primera vez que pasa algo así. (Zapatero a Pedro Jota en conversación telefónica mantenida a las 10 de la noche del 11-M).

  • En ElMundo, el 12 de marzo, se amplía la noticia: Uno de los políticos que con más convencimiento defendía ayer la hipótesis de que la autora de la masacre perpetrada en Madrid es ETA era Felipe González. Hablando con varios dirigentes socialistas, el ex presidente del Gobierno les transmitió su opinión de que la banda terrorista vasca organizó la sangrienta operación, o bien sola o bien con la ayuda de sectores islámicos radicales. Concretamente, González barajó la posibilidad de que una célula de Al Qaeda hubiera llevado a cabo la matanza por encargo de ETA, hipótesis a la que muy pocos de sus interlocutores dieron crédito.

 

  • “No descarto en absoluto” la existencia de “colaboraciones” entre ETA y el terrorismo islámico. (Mariano Rajoy, en declaraciones en Madrid), junio 2004.

 

  • María Dolores de Cospedal, 2013: “lo que tienen que hacer los tribunales es que lleguemos al reconocimiento de toda la verdad”, fueron sus palabras. “Yo no sé si se conoce o no toda la verdad”. Un inciso, no es baladí dejar de constatar la correlación entre el grado de virulencia de los ataques de la izquierda a políticos del PP o periodistas significados, con la postura que toman respecto al 11-M.

 

  • El periodista, y experto en el 11-M, Víctor Llano, le preguntó a Pedro Jota Ramírez lo siguiente: ¿Me permite otra pregunta? En una de las cartas que como director publicó en el diario El Mundo, pudimos leer que un entonces ministro había cambiado de opinión respecto al 11-M. Antes no dudaba de la versión oficial, ahora estaba convencido de que en la masacre habían intervenido servicios secretos. O mucho me equivoco o el entonces ministro ya no lo es, no sólo no lo es, parece muy alejado de la política. ¿Podría decirnos el nombre de la persona que ve ahora lo que antes con tanto entusiasmo negaba?

 

No tardó en dar la respuesta por twitter Pedro Jota Ramírez: el Ministro que se pasó al bando de los no-creyentes en la VO, por tanto de quienes consideran que detrás hay engaño, fue el

Exministro de Justicia José María Ruiz Gallardón.

 

  • Mantener una postura obediente con el 11M, acusando al PP de mentir en el 11M, le sirvió a Albert Rivera, para que los principales medios le trataran con benignidad. Quedé especialmente sorprendido con las afirmaciones de Albert Rivera, porque si por un lado es patente que no es verdad lo que nos contaron para cualquiera que se informe en este caso, su número dos, Juan Carlos Girauta defendía una postura totalmente contradictoria. La sorpresa me llevó a indagar, y al poco darme cuenta, que el asesor sobre asuntos de interior de Ciudadanos y tan próximo a Albert Rivera que el líder de C’s acudía personalmente a presentarle su libro, era ni más ni menos el abogado José María Fuster-Fabra. FusterFabra fue el fontanero de los más tenebrosos asuntos de interior de la época Rubalcaba, intervino desde el GAL, pasando por el Faisán, para acabar ejerciendo del abogado oficial por la “oficial” asociación de Pilar Manjón en el 11-M.

 

Durante el juicio del 11-M competió con la fiscalía para ver quien se erigía como más genuino y acérrimo defensor de la VO. En su haber para la obtención de tan discutible galardón, atreverse a acusar a los otros letrados de haber hecho trampa al atacar los graves errores e incoherencias de la instrucción judicial. Si repasamos su trabajo en el 11-M, nos queda la sensación que toda su labor se concentró principalmente en cercenar cualquier hilo que pudiese llevar a una colaboración colateral de la banda etarra.

 

No faltó en el trio de la VO, junto a la Fiscalía, Fuster-Fabra, la labor coordinada de Gonzalo Boyé.

 

 

Aquí le ven sentado a la diestra de Rivera, cuando la presentación de Ciudadanos en Madrid del 2010 en Madrid, acto en cuya organización colaboró el abogado y su bufete.

 

 

 

 

Tranquiliza saber que Juan Carlos Girauta, que presentaba los actos de homenaje a las víctimas de los peones negros en Barcelona leyendo el manifiesto, sigue en Ciudadanos. Aunque su renuncia o su poco clara respuesta cuando le han preguntado por el asunto nos induzca a pensar que ha abrazado la posición oficial del partido.

 

¿La postura de Albert Rivera sobre el 11-M es un examen que tuvo que pasar? ¿Es el compromiso que tuvo que adquirir para que residuos del sistema y potentes resortes del poder le apoyaran en su carrera hacia las mieles del poder político? ¿Tiene derecho a equivocarse en un tema tan grave y a no informarse o es postureo estratégico?

 

  • Es necesario “saber los vínculos y colaboraciones externas de los ejecutores materiales y el alcance real de la sombra de ETA que aún planea sobre aquellas horas. Saber el exacto papel que representó cada quien, sea éste confidente policial, manifestante ante la sede del PP o agitador deseoso de réditos políticos derivados de la situación de incertidumbre existente sobre la autoría del atentado”. (Ángel Acebes, Comisión del 11M).

 

  • “No afirmo nada, pero no descarto nada. No se puede cerrar la investigación porque los detenidos no tienen capacidad intelectual” para organizar un atentado de semejante envergadura. (Mariano Rajoy, en los cursos de verano de El Escorial)

 

  • El Juez Gómez Bermúdez, quien presidió el Tribunal formado junto a Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás:

Ese paso de la instrucción al enjuiciamiento supuso el cambio de protagonista. Al recluido Del Olmo le tomó el relevo el omnipresente Javier Gómez Bermúdez. En realidad, no le tocaba presidir el juicio, pero entre sus facultades al mando de la Sala de lo Penal estaba cambiar la composición del tribunal. “No sé dónde podré controlar mejor el juicio, si dentro o fuera”, dijo preguntado directamente por sus intenciones. Fue dentro, por supuesto, de cabeza a la fama. Manuel Marraco, ElMundo 9 de marzo del 2014.

Este juez, según le confesó a la presidenta del foro de Ermua, cuando tuvo que sentenciar se arrogó el derecho a ocultarnos lo que había ocurrido porque era “tan grave” que la sociedad lo supiera puesto que, según él, no estaba preparada.

La Presidente del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, relató una anécdota sobre el juez Gómez Bermúdez. En una ocasión, tras la sentencia del juicio del 11-M, le preguntó al juez por el autor intelectual de los atentados y el juez le contestó que no era el momento adecuado para contar todo:

Imma Castilla de Cortázar: “Te estoy preguntando sobre la autoría intelectual de los atentados…”

Gómez Bermúdez: “…hay cosas tan complejas, tan graves, que es mejor que no se sepan todavía, que se sepan más adelante”.

Imma Castilla de Cortázar: “No sabía que los jueces teníais competencias para saber cuándo es el momento oportuno para hacer justicia”.

Lo cual representa una de las más graves manipulaciones de la justicia que uno pueda imaginar, y a pesar de ella o justamente por eso, sigue ejerciendo en su labor mientras su esposa va de tertulia en tertulia política sentando cátedra.

Tómense un tiempo para leer la siguiente entrevista del 7 de marzo del 2014 al juez Gómez Bermúdez en El Mundo por Casimiro García Abadillo:

‘Diez años después, no sabemos quién dio la idea de atentar el 11-M’

‘Podríamos pensar que alguien les dio la idea. No lo indagamos. El atentado no lo inspiró Al Qaeda, pero sí el ‘alqaedismo’

‘Yo no tengo ninguna duda, Zougham es un yihadista. Soy humano, me puedo equivocar. Pero no tengo dudas. No dormiría si las tuviera’

‘El explosivo es mezcla de Goma 2 Eco y Goma 2 Ec. A Mina Conchita se le suministró Goma 2 Ec, aunque ésta había sido retirada del mercado’

‘Fue un momento de ‘shock’, Manzano pudo equivocarse. El protocolo es dudoso. Su trabajo pudo tener lagunas, pero no actuó de mala fe’ http://www.elmundo.es/espana/2014/03/07/5318f100e2704e2e028b457d.html

 

Quiero también subrayar las dos respuestas del juez que contienen las trampas que pronto se entenderán si siguen con la lectura, y que son la base del escudo de protección de la falsa e incompleta versión oficial que él contribuyó a crear:

“No, pero le cuento. Permítame que le diga algo que he madurado durante estos años. El planteamiento de que hay una conjura para montar los atentados en el que está un señor como Sánchez Manzano es insostenible.”

Es evidente que Sánchez Manzano no tuvo participación alguna en los atentados, (coincido con la opinión que expresó el SUP en su revista en 2011: Estamos seguros que Sánchez Manzano no es cómplice de los terroristas del 11-M y sí que no estaba capacitado para ese puesto…) lo cual no exime para que pudiera liderar las actuaciones tendentes al encubrimiento del explosivo de los trenes. Dejo las teorías alocadas a otros. Pero aquí comete un error voluntario el juez, nadie acusa a Sánchez Manzano de montar los atentados, en los cuerpos de seguridad se pudieron solapar dos tramas, una que es la que encubre y otra, muy limitada y numerus clausus, en cualquier caso, que fue la que según Pedro Jota contribuyó a pergeñarlo.

Y sobre Zougham y los explosivos, lo que parece más una excusatio non petita como veremos más adelante:

“Aunque hubiera sido Titadyne, eso no demuestra nada, no demuestra absolutamente nada.”

“Luego, tiempo después, se le hizo otra rueda donde todos los participantes eran de rasgos magrebíes, porque Zougham lo es; incluido Bouchar, que en aquella época tenía una similitud física con él. Y tampoco se equivocó.”

Sin duda alguna, aparte de traerla a primera plana, y de confirmar que El Mundo va a seguir trabajando e informando con motivo del décimo aniversario, lo más interesante de la entrevista son las preguntas, las réplicas y las correcciones de Casimiro que son torpedos en la línea de flotación. Evidentemente Casimiro García Abadillo, no puede dar pasos más allá, aunque en su momento lo haya adelantado ElMundo y Pedro Jota como podremos atestiguar.

Si escandalosas fueron la sentencia como las palabras del Juez a la presidenta del Foro

Ermua, tanto o más lo fue la concesión de medalla pensionada al juez por parte de Rubalcaba, (medalla creada para reconocer a quienes resulten heridos o hayan puesto en riesgo su vida en acto de servicio) que levantó ampollas no solo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado sino también en el estamento judicial, hasta el punto de solicitar que se investigase por un grupo de juristas.

Sé que no suele gustar a nadie que le recuerden sus palabras, pero con Gómez Bermúdez haré otra excepción, corría el año 2006:

Bermúdez.- Las condiciones para ir a juicio se dan. En febrero celebraremos el primer juicio por los terribles hechos del 11-M. Ahora lo que se va a juzgar es a 29 personas y se va a decidir si han intervenido o no en esos hechos, pero sin ir más allá. Tenga en cuenta que hay cuatro o cinco personas en busca y captura, y el día que aparezcan habrá que celebrar un nuevo juicio. No estamos hablando de un único juicio universal sino de un juicio concreto.

P.- Vamos, que la celebración del juicio no significa que se dé carpetazo al asunto y pueda haber nuevos procedimientos, como ocurrió con el GAL…

Bermúdez.- Todavía hay algún asunto del GAL coleando. Y lo mismo ocurrirá con el 11M. Siempre que aparezca un hecho nuevo, con independencia de que aparezca antes, durante o después del juicio, se podrá abrir una nueva investigación. Ése es el sistema procesal español. P.- ¿Cree que se sabrá la verdad?

Bermúdez.- Estoy seguro de que se descubrirá la verdad, se tarden más o menos años. La Justicia puede ser lenta, pero es segura. Somos un remolcador de altura, somos capaces de arrastrar grandísimas cargas a grandísimas distancias. Eso sí, a una velocidad moderada.

“Se descubrirá la verdad”, “se tarden más o menos años”, frases llenas de significado con las que el juez comparte su íntima convicción que no se sabrán los detalles de lo ocurrido hasta pasados años y se ofrecerá una primera verdad que será incompleta.

Encuesta con resultados apabullantes del 7 de marzo del 2014 del diario ElMundo:

La sentencia del 11M¿Cree usted que la sentencia del 11-M aclara el mayor atentado de la Historia de España?

Sí 21% 3067 votos

No 79% 11617 votos

 

La justicia no quiso identificar especialmente a los autores intelectuales, dejándonos insatisfechos a casi todos y con la sensación de haber sido vilmente manipulados. Nos toca cubrir el vacío que otros quisieron tapar con una manta de silencio, y que la caterva de sectarios periodistas, miedosos de lo que pueda suceder a sus afines ideológicos, intentan mantener extendida sobre el 11-M. Este grupo de políticos, funcionarios y periodistas, sirviéndose de sus plumas, se dedican a desacreditar siempre que pueden cualquier manifestación de duda sobre la verdad oficial. Estoy más que convencido que les guía ese conocimiento íntimo de que la V.O. no explica el atentado pero que por ser lo oculto inconfesable, debe ser tapado como sea. Apostaría que esa es para muchos de ellos la motivación que paradójicamente dirige sus plumas, aniquilar cualquier atisbo que pueda dejar traslucir a la verdad. Hay demasiado en juego, Víctor de la Serna en su artículo: Aquí no estamos para ‘Watergates’ lo explicó magníficamente al hablar de esos otros periodistas que se pusieron de canto ante las revelaciones de ElMundo y hubiesen  «optado por enfrentarse a EL MUNDO y respaldar al Gobierno: suscitar dudas sobre las pesquisas del enorme atentado equivale, para ellos, a poner en tela de juicio el Estado mismo».

Sin embargo, no se puede seguir hurtando a las víctimas la verdad desnuda y sin tapujos que provocaron su sufrimiento. Y menos se puede pretextar como hizo lamentablemente el Rey Juan Carlos a las víctimas, en el 2011, cuando estas le solicitaron su apoyo para que les respondieran a las preguntas que tenían pendientes sobre el atentado: “Lo lleváis crudo. A mí todavía me ocultan cosas del 23F.

Para resolverlo, no cabe otra, además de la presión social, que quien debe y puede siga las instrucciones de Del Burgo: “Siempre dije que cuando el PP llegara al poder tendría que ponerse la mascarilla y bajar hasta lo más profundo de las cloacas del Estado para saber lo que pasó. Eso lo dije entonces, y lo mantengo ahora”.

Subrayo que como acertadamente apunta Jaime Ignacio del Burgo, la respuesta está en las cloacas del Estado.

 

 

       

  1. Una hipótesis de partida.

La ciencia funciona planteando hipótesis y comprobando si esta es cierta o falsa, si es falsa vuelve a la casilla de salida.

 

Analicemos como enunciado de partida la recurrida teoría de “la cometa que se dejó volar y se les escapó o se le dio hilo”, y que se suele plantear de la manera siguiente:

 

Habiendo previsto un atentado limitado con goma2eco, éste se les fue de las manos   con una masacre brutal e inesperada por la participación incontrolada de “los artistas invitados” (*1), es en ese momento que entre algunos mandos de los cuerpos de seguridad se toma la decisión a las pocas horas del atentado de ocultar toda huella que pudiera señalar a la banda etarra o a aquellos invitados al acto sangriento, que no pudieron bloquear y evitar su participación en los luctuosos hechos que desembocaron en el mayor atentado que sufrió España (y Europa).

Pedro J Ramírez, 2 de mayo: La metáfora del grifo que se abre y que se cierra, según convenga, cobraría así toda su elocuencia. O la de la cometa, a la que se da hilo y más hilo para que vuele todo lo alto que interese, para devolverla luego a tierra en el momento oportuno. Quienes tengan memoria recordarán que así era como actuaba la llamada mafia policial, facilitando incluso los medios materiales para que bandas de delincuentes bajo su control dieran un palo detrás de otro, hasta el día en que su desarticulación servía para demostrar la eficacia de la Brigada Antiatracos.

[…] Todo sugiere que, al sostener que el equipo de Acebes había ignorado «reiterados avisos» sobre el riesgo que representaban los integristas, José Antonio Alonso estaba poniendo la venda de la interpretación inducida antes de que se produjera la herida del descubrimiento de los confidentes policiales. Se trataría de desviar así la atención de la opinión pública de otra hipótesis como mínimo tan plausible: la de que, jugando, jugando con la cometa, alguien hubiera decidido en un determinado momento cortar el hilo y dejarla volar hasta las alturas más estremecedoramente insospechadas.

Teoría de la cometa a la que más adelante vuelve a recurrir el mismo autor:

Pedro J. Ramírez: Todo conduce, pues, a lo que contemporáneamente conocemos como la técnica de darle hilo a la cometa. Es decir, a la probabilidad de que el complot terrorista fuera alentado desde dentro del propio aparato del Estado que lo desbarató y rentabilizó. Exactamente la misma convicción a la que han ido llegando muchos españoles a medida que han ido enterándose de que El Tunecino tenía pegado a un confidente de la policía como Cartagena, de que Zouhier informaba a la Guardia Civil de los pasos clave de El Chino, de que

Trashorras se lo contaba todo al inspector Manolón y de que Lamari vivía prácticamente rodeado de confidentes del CNI, empezando por el pintoresco Pollero y terminando por su chófer Alfallah que escapó tras conducirle al piso de Leganés y al que ahora se pretende dar por oportunamente inmolado como kamikaze en Irak.

Una de las variaciones a dicha teoría es que se materializase la hipótesis complementaria que sitúa en la traición de los confidentes a los cuerpos de seguridad la amplificación del atentado. Traición que se concretó en que convocaran por su cuenta y/o negociaran con la banda que les suministró y montó los 12 artefactos de los trenes, dejándoselos solo pendientes de ensamblar la última conexión. Se hacía por lo tanto indispensable tapar la participación de los confidentes y colaboradores, para lo cual solo había un camino, ocultar a los “autoinvitados” a la finca de Morata que fabricaron y montaron las bombas. Si caían estos últimos, los hilos llevarían inexorablemente a la verdad desnuda que señalaría a confidentes e intelectuales. Otro objetivo, no menor, pudo perfectamente ser el aprovechamiento político del atentado, “justificable” para ellos, puesto que había que mantener como fuera los resortes del poder para dar tiempo a tapar todas las pistas y huellas. Si se confirma que los artistas invitados fueron técnicos de ETA y que montaron las bombas, era obvio que solo se conseguiría si se ocultaba la participación de banda etarra.

 

  • Desde el primer momento a la guardia civil se la deja de lado y se la impide participar en la investigación, sus ofrecimientos son rechazados. Ha de ser el juez quien abra nuevos hilos de investigación por iniciativa de la Guardia Civil, como ocurrió, por ejemplo, con la metenamina cuyo conocimiento lo obtuvo el juez a partir de un aviso de la GC.

 

  • Es razonable pensar que las labores de encubrimiento fueron asumidas (dirigidas) por un equipo muy limitado, cuanta más gente implicada mayor riesgo de fugas. Que fuesen pocos derivó en que muchos fueron partícipes creyendo que estaban en otra cosa. Unos cuantos señuelos repartidos estratégicamente hicieron el resto. No solo se engañó a la sociedad y a los políticos, me atrevería a afirmar que la mayoría de los miembros de los cuerpos de seguridad fueron víctimas de la trampa.

 

El enunciado anterior admite muchas matizaciones, una de las más evidentes es: ¿Estuvo previsto por la diabólica mente que ideó todo, que se enfangara el PP en la autoría de ETA y que su descarte consecuente con el curso de la investigación –y las pruebas previstas más las fabricadas- fuera el revulsivo para provocar el cambio del voto?

 

Hay que aclarar, aunque es complejo entender dependiendo de la información que cada uno manejemos o hasta que no lleguemos al final y profundicemos en el análisis, que las pruebas falsas que se crean pudieron ser la consecuencia de que el atentado fuera inesperado o no saliese como previsto: ¿faltó el esperado suicida?, ¿falló el control del explosivo?, ¿se les colaron artistas invitados?, o incluso ¿estuvo todo manejado e informado a una muy restringida cúpula, como parecen apuntar las confesiones de Jamal Ahmidan y Lamari a Gascón?

 

La principal incógnita que se plantea es sí hubo relación entre los encubridores y los autores, que personalmente trato de despejar fijándome en los mecanismos que hubieron de ponerse necesariamente en marcha, y que se delinea nítidamente en la tertulia de la COPE del 16 de mayo del 2007, mantenida entre Federico Jiménez Losantos, Fernando Múgica, Luis del Pino y Pedro Jota Ramírez:

 

“FJL: Dado el hecho, el hecho evidente, de que se ha destruido no solamente la prueba, sino las bases, de todas las pruebas […], dado que se han destruido pruebas y se han creado pruebas, la existencia de una red o de un grupo de gente que ha creado esas pruebas parece evidente. El gran enigma, en el blog de Luis del Pino especialmente desde hace ya año y pico es: si la red que crea pruebas falsas es la misma que comete el atentado o es una red que maquilla, digamos, en favor del PSOE las evidencias que hubieran perjudicado mucho al PSOE si aparece lo que luego ha aparecido: DNT y nitroglicerina. ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Son dos redes, se solapan, es la misma?

  1. Múgica: Bien, las pruebas falsas. ¿Se pudieron poner después del pistoletazo de salida del 11-M, de los atentados? ¿O es imposible que pudieran ponerse todas después?

PJR: …Tenían que estar preparadas de antemano…

  1. Múgica: Este es el tema: si estaban preparadas de antemano, alguien sabía que se iban a cometer atentados…

FJL: Pues eso es la misma trama o había colaboración.

PJR: O es alguien que tenía la información y que sabía que el atentado iba a ir en una dirección y quería dar la impresión desde el principio de que iba en otra… FJL: Luis, ¿cuál es tu opinión?

LdP: Hombre yo creo… básicamente estoy de acuerdo con… con la opinión de Pedro Jota y de Fernando Múgica, lo único, introduciría una matización. En lo que es la creación de las pruebas falsas, después del 11-M, eh, no interviene una única trama, llamémoslo así, sino que confluyen varias tramas distintas, con intereses diferentes, y alguna de ellas no tiene nada que ver con la preparación del atentado, mientras que otras sí que pueden tener esa conexión. Por decirlo en términos coloquiales: después del atentado, hubo algunos que se apuntaron al carro de lo que se estaba moviendo sin tener…

FJL: …idea previamente…”

 

  • En mi humilde opinión se sigue sin poder descartar que el encubrimiento y engaño estuviesen relacionados. Ese conocimiento previo del guion del cual habla Pedro J. no implica per se, que la trampa se previera, por la sencilla razón que pudo suceder algo que no controlaban plenamente o que no tenían previsto. Dos factores me inclinan hacia este razonamiento, los varios intentos fallidos de la banda etarra para cometer un atentado (más de los que suelen dar a entender como veremos más adelante y si incluimos Cañaveras siempre dentro del entorno de los trenes), y la posible traición de los confidentes o el cortocircuitaje de la información hacia sus controladores. El foco vuelve a estar en la identidad de los que aportan y montan las bombas en Morata.

 

  • El abogado de la AVT, Juan Carlos Rodríguez Segura, cuando llegan los momentos finales del juicio y hay que presentar las conclusiones, modifica sus premisas iniciales retirando la acusación y pidiendo la absolución de Jamal Zougham y a la trama asturiana de los trenes, al tiempo que defiende la teoría de la confluencia de organizaciones terroristas. Y plantea las siguientes consideraciones que resumen perfectamente su postura y que coincide con la que entiendo más se aproxima a la verdad tras el 11-M y a la que indefectiblemente cuando más analizamos los datos y las pruebas, más nos acercamos: “No se indulta a ETA: creemos que está ahí y punto; pero no tenemos la prueba”, ”en el banquillo no están todos los que deberían estar”, “debe haber tras ellos organizaciones que ayudaron a los yihadistas e incluso mercenarios ”,”la caravana de Cañaveras representaba la más clara relación con Morata De Tajuña”.

 

  • basándose de todo lo investigado, presenta su posición en los momentos finales del juicio, con la que más plenamente coincido.

 

  • en sus conclusiones es quien más claro dejó que en el banquillo de los acusados, a su entender, no están todos los que deberían estar, y debe de haber otras organizaciones que ayudaron a los yihadistas de la pecera e incluso “mercenarios”

 

 

  • En el interregno, policías con clara adscripción socialista toman las riendas de la investigación. A los tramposos del encubrimiento se les unen los que prefieren cobijarse bajo el sol más calienta, mientras que un gobierno traumatizado y grogui, que estaba en funciones, se deja teledirigir. Desde los primeros momentos asumen la labor de investigación los mandos policiales de clara adscripción socialista, que luego fueron ascendidos por el gobierno de Zapatero.

 

  • No descartemos, porque además no podemos hacer otra cosa al manejar información parcial, de que el proceso de encubrimiento estuviera previsto por los autores intelectuales, el pivotar desde ETA a los islamistas planificado de antemano, como previstas las respuestas. Disponemos como iremos viendo de muchas pruebas de la biunívoca relación entre elementos dispuestos al efecto de ser utilizados posteriormente al atentado, y pruebas de la relación y necesaria coordinación entre actuaciones pre y post.

 

  • En palabras de Jaime Ignacio del Burgo: “Como había previsto quien fuera el cerebro del atentado del 11-M, la noticia del definitivo descarte de ETA a favor de Al Qaeda provocó un vuelco electoral en España”.

 

Veamos otro ejemplo:

El día 11M a Acebes le dejan el mapa de ETA encima de la mesa de su despacho

Evidente que si eso es como apunta Luis del Pino, alguien lo tuvo que colocar en su mesa, y los que tenían acceso a su despacho se podían contar con los dedos de la mano. Conste que, en esos momentos, ni tampoco necesariamente después, implicaba sospechar de quien colocara el mapa. Respondía a una acción normal y lógica. En la cabeza de todos estaban las doce bombas de ETA en Baqueira, (por los mismos miembros “legales” que transportaron la caravana de Cañaveras) que lógicamente se vincularon con las 12 de los trenes. Fue Astarloa si no recuerdo mal el primero que inmediatamente y usando la más elemental lógica, relacionó las 12 bombas de los trenes con las que no se pudieron colocar en Baqueira.

Todavía no eran conscientes de cómo estaban siendo teledirigidos que después confesó Astarloa, el número dos del Ministerio de Interior.

Tomada la decisión de manipular la investigación, antes de ponerse a la tarea y tenían poco tiempo disponible, había que conseguir convencer a varios policías y agentes en puestos claves para que voluntariamente participaran en la tarea del encubrimiento. Ante esta perspectiva, el argumento de tapar “a los vascos” pudo no ser de suficiente entidad para atraer y convencer a los que tuvieron que necesariamente participar, (no son tantos, aunque pudiera parecer lo contrario). Pero siempre estaba disponible el recurso a los confidentes y los vigilados estrechamente a los cuales se les levantaron los seguimientos. Era asumible que algo había que hacer para evitar el riesgo que, si se investigaba sin cortapisas, llegara el juez a extender la responsabilidad por negligencia o “in vigilando” del atentado a los cuerpos de seguridad. Sin olvidarnos de una justificación que pudo por si sola movilizar a muchos de los participantes en el encubrimiento, el peligro de que una implicación de los servicios secretos de Marruecos provocase un casus belli: el SUP acusa a Marruecos.

Cuando afirmo que no son tantos los que llevaron la batuta, pienso que la mayoría de los funcionarios actuaron confundidos y teledirigidos. Era suficiente con hacerles creer enseñándoles las pruebas creadas al efecto de engañar a la sociedad y a la justicia, del mismo modo que solo se les daba acceso a las capas superficiales de la investigación. Muchos de los que a partir de ese momento, se sumaron por beneficiar a los socialistas y por “corrección” con el momento político ocultando a “los vascos”, (a Trashorras los agentes que le estaban interrogando, le advierten que no hable de ETA -cuando él les relata que Jamal Ahmidan le confesó que era amigo de los conductores de la caravana de Cañaveras- porque según ellos: no era políticamente correcto) se pueden encontrar ahora con el dilema de saber que detrás de todo, quien “contribuyó a pergeñar el atentado” (como subraya Pedro Jota Ramírez en varios artículos, y concretamente en la “joint-venture”) fueron manzanas podridas, funcionarios como ellos, no lejanos de mesa y trabajo, con nombres y apellidos. Estos delincuentes que se encuentran en todos los grupos e instituciones, se caracterizan por colocar por delante sus intereses personales y anteponer su afinidad política a los principios morales que deben regir su actuación profesional.

Este encubrimiento perseguía supuestamente tres objetivos fundamentales, entre los cuales dos eran políticos: beneficiarse de un atentado ejecutado únicamente por islamistas y de la ola de indignación contra el PP al que se culparía y se haría responsable, pivotar la política española dando salida a las exigencias del mundo nacionalista habitualmente aliado de la izquierda, y un objetivo que pudo servir de anzuelo para que se sumaran numerosos funcionarios de los cuerpos de seguridad, de justicia y políticos: ocultar la participación de confidentes de las FCsE en el atentado y el conocimiento que necesariamente tuvieron algunos miembros de los cuerpos de seguridad del guion de lo que iba a ocurrir y que si se demostrase podría por si solo derrumbar uno de los pilares fundamentales del Estado. Es lógico por tanto y comprensible, aunque no se comparta, el comportamiento de quienes se inclinan por considerar mayor el beneficio de tapar lo ocurrido que las ventajas de la identificación de todos los miembros de los dos grupos de implicados, en la autoría y de los responsables del encubrimiento. Una doble o triple razón de estado.

(*1) “Los artistas invitados” (acertada denominación que Casimiro García Abadillo, actual director de ElMundo y autor de los libros “11-M La Venganza” y “Titadyn” escrito junto con el perito Antonio Iglesias, asigna a los que invitados por Jamal Ahmidan acudieron una semana antes de los atentados a la finca de Morata para fabricar las bombas que posteriormente los islamistas-mercenarios colocaron en los trenes):

Los artistas invitadosde Morata, nueva clave del 11M

Con la firme apoyatura de una conversación grabada entre los dos primeros y de la declaración del tercero ante la Policía -dos documentos incluidos por lo tanto en el sumario y accesibles a cualquiera-, Casimiro García-Abadillo descubre hoy que personas ajenas al comando islamista, al que se atribuye en exclusiva la autoría de la masacre, ocuparon la casa de Morata de Tajuña en la que presuntamente se fabricaron las bombas a partir del 3 de marzo de 2004 y «durante una semana». Es decir, incluido el propio día 9, antevíspera de la matanza…

(./.) Aunque no quepa descartar otras posibilidades, a estas alturas de nuestras pesquisas nos sentimos en condiciones de decir que una de las tesis más verosímiles es que las personas alojadas por El Chino fueran etarras. No es una afirmación categórica, pero sí una solvente conjetura que debería ser exhaustivamente investigada.

Fuente: ElMundo, artículo publicado el 18 de septiembre del 2006

La identidad de los artistas invitados es junto con la de los intelectuales, las dos principales incógnitas que no se han querido aun investigar y menos responder. Si cae una trama, cae la otra. Si saltan los encubridores, saltan los autores.

A lo largo de las siguientes páginas trataremos de aportar suficiente documentación y seguir las reglas de un razonamiento correcto, para que se pueda dilucidar al final: ” Los artistas invitados” que hablaban en un idioma cuyo dependiente identificó como búlgaro,

¿son los mismos que Jamal Ahmidan y Lamari denominan “los vascos”?                                                                  

  1. Las teorías alternativas

Antes de entrar a valorar las teorías alternativas, un inciso de extrema importancia: salvo por razones evidentes la teoría de Fernando Reinares del Instituto Elcano, todas las demás teorías, independientemente de quienes fuesen sus autores materiales, apuntan a una participación de servicios secretos, internos con ayuda externa o en palabras de Jesús Cacho: Servicios secretos extranjeros con apoyos puntuales internos, o viceversa. Esto quiere decir que en todas está presente la participación de servicios secretos extranjeros o nacional bajo grupos que funcionaban con autonomía, como inductores o contratistas, coadyuvantes, simples controladores negligentes o responsables de errores mayúsculos que permitieron que se les escaparan las cometas. Es decir, en todas las hipótesis que se contemplan, incluida las planteadas en este estudio, no se libran de su ración de responsabilidad los servicios secretos, o aquellos grupos de entre ellos que algunos llaman las cloacas, que no son otra cosa que un conjunto transversal de funcionarios y políticos que osan hacer aquello que está fuera de la ley por un particular sentido de estado.

 

Que sea el lector quien decida inclinarse por una u otra teoría, o ninguna. En el estudio se tratará de ofrecer el mayor número de datos ordenados y clasificados para que pueda abarcarlos y a partir de los cuales deducir y conformar su opinión.

 

Vayamos a casos y ejemplos concretos. Desde los servicios secretos de Marruecos pudieron bien formar (tuvieron tres años de tiempo) y enviarnos a Jamal Ahmidan para encender una mecha y/o poner en marcha el operativo necesario para que aquellos que residían en España, Serhane y Lamari, que habían manifestado la intención y voluntad de atentar, tuvieran los medios que necesitaban para ejecutar el atentado. Las ramificaciones o relaciones con Al Qaeda y los SS marroquíes son bien visibles si se analiza con alguna profundidad. Lofti Sbai, jefe de Jamal Ahmidan, tenía a su padre en los SS marroquíes y mantenía estrechos lazos con Antonio Toro entre otros. Pero no era el único, ahí estaba Said Berraj para corroborarlo.

Hay pruebas de la colaboración de Lofti Sbai a los servicios secretos marroquíes:

De la entrevista de Ali Lmrabet a Mohamed Ouamoussi, principal colaborador de Hicham Mandari, el opositor y supuesto defraudador marroquí, asesinado el 4 de agosto en Mijas (Málaga) publicada en ElMundo:

(…)

P.- A usted también se le acusa de estar implicado en el asesinato de Mandari. Algunos aseguran que colaboró con la DST, la policía política de Marruecos.

R.- Cuando fundé con Hicham Mandari el Consejo Nacional de los Marroquíes Libres (CNML) en 2003, me llamó un tal Benbrahim de la DST. Era el mes de mayo. Después comenzó a llamarme otra persona de su parte, un tal Lotfi Sbai. Me dijeron que querían negociar con Mandari. (…)

P.- ¿Cómo sabía usted que sus interlocutores eran de la DST?

R.- Una vez que no quise colaborar más con ellos, la calle donde residía mi familia en Tánger fue cercada por la policía. Mi familia tuvo que huir de noche a otra ciudad, donde se encuentra hoy escondida. Además, conozco a Benbrahim, en la época de Driss Basri era director adjunto de la DST, y hoy es un alto dirigente del Ministerio de Interior. En cuanto a Lofti Sbai, cuyo nombre es seguramente falso, me dejó un número de teléfono para llamarlo. El número de Benbrahim era el 00 212 37 761496, y el de Lofti Sbai el 00 212 37 758962, que son dos números de Rabat [EL MUNDO llamó a los dos números: el primero está cortado y el segundo no responde]. Cuando asesinaron Mandari llamé a Lofti Sbai y le pregunté si estaban implicados. Lo negó de una manera no muy convincente. En realidad, estaba contento, antes de cortar me dijo: «Por fin lo vamos a enterrar en el cementerio de los perros».

(…)

P.- ¿La DST tenía algo que ver con esa emboscada?

R.- El mismo día del arresto de Mandari en el Hôtel Vendome, me llamó Lotfi Sbai. Me dijo que tenía un mensaje del general Hamidou Laanigri [entonces director general de la DST, actualmente director general de la Policía Nacional]. El mensaje era el siguiente: tenía que ir urgentemente a la embajada de Marruecos de París donde me esperaba un salvoconducto y un billete para Rabat.

El ministro adjunto de Interior y principal colaborador del rey, Fuad Ali El Himma, dijo a Anas Jazuli [exiliado marroquí testigo en la investigación] que Mandari iba a ser condenado a 15 años de cárcel. El agente de la DST Lotfi Sbai me dijo lo mismo a mí. Rabat esperaba que Mandari fuera condenado por el asunto Benjelloun, pero no fue así. El juez lo liberó en julio. Según su abogado, William Bourdon, el caso iba a cerrarse a causa de incongruencias en las declaraciones de Benjelloun. Es entonces cuando alguien en Rabat decidió asesinarlo.

Volvemos a encontrar al supuesto narcotraficante que le entregó una pistola al chino, arma que le llegó desde un Guardia Civil (procesado), colaborando en operaciones para los servicios secretos marroquíes. Fíjense que ya le llama directamente agente de la DST (La Direction de la Surveillance du Territoire (DST) es el servicio de inteligencia interior marroquí). http://11m.fondodocumental.com/a/viewtopic.php?p=19613&sid=8637160c7a6930de6ef91 0a091723487

 

Cuando Jamal Ahmidan volvió a España, el verano del 2003, sabemos que como mucho tardó dos semanas en reunirse con Serhane el tunecino, y es opinión compartida por sus familiares en Marruecos y allegados, puesto que lo han manifestado públicamente a quienes les han entrevistado, que venía para trabajar bajo las órdenes de miembros específicos de cuerpos de seguridad españoles y que cobraría recompensa por su trabajo. El propio Jamal explicó, en los primeros momentos, a sus más allegados que iba a ganar mucho dinero que invertiría en montar un Putin club en Andalucía.

 

Evidentemente sin la negligencia, colaboración o participación voluntaria y consciente de miembros dentro de los cuerpos de seguridad españoles nada de lo ocurrido habría podido llegar a término. Entendamos bien que la inmensa mayoría actuaron de buena fe, creyendo que estaban controlando a delincuentes traficantes e islamistas, siguieron órdenes y las cursaron porque creyeron en lo que hacían.

 

Sirva de ejemplo lo que cuenta ElMundo sobre Said Berraj: “Algún policía de la Comisaría General de Información tenía la sospecha de que Berraj ya estaba haciendo de soplón para la policía marroquí”. Añado que disponemos de varios indicios para valorar que el propio Said Berraj trabajaba –no solo- para los servicios secretos marroquíes.

 

Habiendo dejado claro este punto, y volviendo a las teorías alternativas, es menester analizar los métodos de razonamiento que siguen muchos de los urdidores de estas teorías, algunas tan enrevesadas o disparatadas que no tomaremos en cuenta salvo para servirnos de ejemplos. Ahora bien, antes de abordarlas se ha de alcanzar un consenso sobre cuáles han de ser aquellos métodos legítimos a emplear, que no son otros que los que respetan la lógica, entendida como ciencia del razonamiento, el sentido común, pero, ante todo, a los hechos limpios, filtrados y objetivamente veraces, a los cuales se han de atener (y no al contrario).

 

Porque no hay cosa más fácil, que partir de algún hecho o palabra sacada de un contexto, dedicarse cuan sofista más o menos avezado, a desarrollar las teorías más disparatadas que uno pueda imaginar. No seremos nosotros que incurramos en ese grave e estéril error. Si a estos sofistas de tres al cuarto les acompaña la paranoia, el resultado final puede acabar colocando en la diana al OPUS, los reptilianos o un ente difuso que rige todas las importantes decisiones de este mundo, conspirando en lúgubres castillos ocultos desde donde nos conduce ese supuesto y malvado régimen a sus aborregados e inconscientes y estúpidos (salvo ellos evidentemente) ciudadanos. Cuando se pierde la visión de los hechos uno termina navegando en mundos oníricos que desembocan en fantasías más o menos elaboradas.

 

Cualquier campaña que tienda a propagar una falsedad tendrá tanto o más éxito cuanto mayor sea el barniz de verosimilitud con que se la vista. O, en otras palabras, los engaños no se fabrican a partir de un 100% de mentiras. Siempre que exista la posibilidad para hacer verosímil un embuste, se juntarán retales reales y veraces de aquí y de allá para envolver el conjunto con un manto que haga al conjunto creíble. Cuanto más contenido veraz y medias verdades se incorporen a la farsa, mayor será su probabilidad de ser aceptada como cierta y que tenga éxito el engaño. Y a la inversa, cuanto mayor sea el componente inventado o creado de la nada, mayor riesgo de que no se asuma y de que la trampa salte por los aires.

 

No es un discurso coherente con la lógica ni la razón inferir de la falsedad de una prueba la del conjunto, ni que los “atajos” en los que hayan podido incurrir miembros de la policía se deban más a la inautenticidad del hecho que se quiere probar que a la endeblez de las pruebas que se poseyeran en ese momento. Casos hay a miles en la investigación, y en el cine…

 

La afirmación de que todo es falso, adolece además de un error primigenio, si todo es falso nada evita que el razonamiento como la conclusión también lo sea. La contundente afirmación no solo es ilógica, es en muchos casos la consecuencia de prejuicios y el rechazo a aceptar estar equivocado que obligaría a tener que rectificar.

 

Pero es que es además de un grave error el razonamiento absoluto de deducir de la falsedad de una prueba (o de varias), la falsedad de toda la investigación, es sobre todo injusto porque la inmensa mayoría de funcionarios de los cuerpos actuaron profesionalmente cumpliendo con su deber con honestidad. Y no se puede extender un manto de sospecha sobre todos los miembros de los cuerpos que cumplieron con su labor en los distintos escenarios, solo porque no nos gusten sus conclusiones y sus hallazgos. Y el argumento definitivo, para haber creado una mentira tan enorme y con tantos tentáculos, se hubiera necesitado un operativo de tal tamaño que hubiese sido inmanejable para nadie y el riesgo de filtraciones lo habría hecho inviable.

¿No nos hemos parado a pensar que aquellos que tomaron decisiones cuestionables en su momento y a la luz de la información que se les hizo llegar, también pudieron haber sido maquinados por unas pocas manzanas podridas, convirtiéndose en víctimas de la farsa como las demás?

Quiero también hacer mención a los movimientos sociales que gracias a internet germinaron y se propagaron creando lugares de interés común donde todos podían aportar y compartir opiniones, y juntando personas a lo largo y ancho que tenían únicamente en común el sentirse defraudados por el grave intento de manipulación de la negligente y teledirigida versión oficial que no explicaba aspectos claves del mayor atentado que hemos sufrido. Era lógico deducir que, si hay engaño, es porque algo se quiere ocultar.

Teniendo la plena convicción que muchos han obrado y obren de buena fe, con algunos tuve el honor de compartir espacio y debatir abiertamente, no es menos cierto que echando la vista atrás se ha repetido el caso de que a quienes perseguían la verdad por un anhelo de justicia, sin otro condicionante, impulsados por el rechazo a ser manipulados o por solidaridad con la lucha de las víctimas directas, porque víctimas lo fuimos todos, hayan sido parasitados por muchos absolutistas, sectarios y anti-sistemas de toda ralea. Se juntaron desde conspiranoicos creyentes del “nuevo orden mundial, NWO”, del “inside job 11S”, gustan recurrir al inglés para dar más relumbrón, que en el artículo del Catopeblas,  Lo que no sucedió en el 11S, José Antonio Cabo les desmonta en pocas líneas las teorías conspiratorias. No faltaron tampoco entre sus huestes quienes afirmaban encontrar manos ocultas tras los terroristas yihadistas del 7J en Londres, a ingenuos que defendían que Al Qaeda es una invención para sojuzgarnos recortando nuestras libertades, a falsos profetas convencidos de que “reptilianos” descendidos de planetas distantes viven ocultos entre nosotros. Uno se asombraría del número de personas dispuestas a comprar y pagar por ello –sacrificando su sentido crítico y raciocinio libre- que se pueden encontrar en las redes.

En la mayoría de los casos se percibe en ellos que el 11-M no es más que el pretexto donde descargar sus neuras y difundir sus paranoias y obsesiones amparándose en movimientos sociales legítimos. Mucho ayudó una versión oficial que con sus graves defectos y por la gravedad y tremenda complejidad del asunto dieron pie a que afloraran las más peregrinas de las teorías.

A su vera y en los foros, se multiplicaron aquellas personas particularmente estridentes que llegaron desde el primer momento con una versión personal bajo el brazo, con las conclusiones hechas, que había que compartir bajo pena de excomulgación o de ser tildado como poco de pagado u oscuro agente del CNI infiltrado. Se les distinguían porque se solían comportan como si fueran miembros de una secta dañina o egoístas que guiados por sus propios intereses temían verse abocados a rectificar. Genuinos representantes de nuestra España más cainita.

Una consecuencia de cuanto antecede ha sido que a los que expresaban dudas legítimas sobre la veracidad de la versión oficial, al considerar que adolecía de graves errores y lagunas, fueran tachados de conspiranoicos por compartir espacio con ellos y que estos obtuvieran éxitos parciales fagocitando movimientos sociales.

Se trata de responder con un órdago a la mayor ante cualquier pregunta de incómoda respuesta. Y, por eso, a todas las incógnitas concretas, pegadas al terreno, sin teorías de altos vuelos que las acompañen, se las ha bautizado como «teoría de la conspiración». Una teoría, sobre todo si es maléfica, es mucho más fácil de derribar que una modesta pero implacable serie de preguntas con sujeto, verbo y complemento directo. Y en eso estamos. En la teoría de la «teoría de la conspiración». Aparentemente, todo un hallazgo. Sólo que inútil.

(Extracto del artículo de Victoria Prego “…y sonaron las trompetas de Jericó”, ElMundo2006, que más adelante en el apartado dedicado a la teoría de la conspiración, podrán leer en su integridad).

Y hoy, al cabo de diez años podemos afirmar que estos “ilegítimos” detractores tienen parte de culpa de que sigamos sin conocer la verdad, puesto que han aprovisionado de munición argumental a quienes mantienen la mentira, a la vez que son responsables de haber desmotivado a muchos que queriendo colaborar, aportar su esfuerzo y conocimiento en la búsqueda de la verdad, huyeran asustados para no mezclarse entre ellos.

Le hicieron de palanca a Rubalcaba, quien sabe si algunos conscientemente, cuando cada vez que intentabas aclarar quién era quién en el 11M y qué papel jugó a la luz de los datos que manejábamos, saltasen airados para con sus gritos evitar que prosiguieses la descripción:

“Esto lo sabía muy bien Alfredo Pérez Rubalcaba cuando, según Fernando Múgica (el periodista del diario El Mundo que fue el primero en cuestionar la versión oficial del 11M al ver que en ésta había muchos «agujeros negros»), afirmó a su círculo íntimo, refiriéndose a los periodistas que honestamente han rebatido con pelos y señales la versión oficial, lo siguiente: «Déjales que hablen, nadie de la calle sabe distinguir entre Trashorras, Zouhier, Lavandera o Zougham». Y hay que decir que tenía toda la razón, así como nadie «de la calle» sabe distinguir entre la Goma-2 ECO, el Titadyne, el dinitrotolueno, la metenamina o el dibutil-ftalato. Es como si Rubalcaba parafrasease a la señora inglesa de la época victoriana y dijese: «Ay, será verdad que lo que hemos contado del 11M es una patraña, pero por lo menos que no se entere la servidumbre». Y así ha sido: la «servidumbre» no se ha enterado, entre otras cosas porque tampoco hace mucho por enterarse y tampoco tiene bastante inteligencia para lo mismo.” http://www.nodulo.org/ec/2015/n157p01.htm

Con la calma que dan los años transcurridos, al echar la vista atrás, se hacen evidentes los numerosísimos intentos de ofrecer informaciones valiosísimas amparados bajo el anonimato, pero que se vieron relegados y ninguneados en los foros porque no les interesaban a los que traían su teoría prefijada y manejaban la batuta.

Por mi manía de archivar en mi disco duro todo aquello que sentía aportaba algo nuevo y podía ser verosímil, hoy sigo teniendo disponible mucho de ese material que se perdió en el éter. Entre ese material ocupa un lugar predominante los trabajos y los foros de Cityfm, el perfecto ejemplo de cómo un David con pocos recursos puede vencer a un Goliat. Precursor de este foro, donde hoy cuelgo mi trabajo.

Por supuesto que intentos de teledirigir y adulterar el mensaje se sucedieron y se sufrieron en demasía, pero a estos últimos al poco tiempo se aprendió a desenmascararles fácilmente.

Pero volvamos a las teorías y hablemos de los “elucubradores teóricos” de silla y ordenador, que se caracterizan porque se mueven por las nubes, y solo descienden a la tierra de los hechos para seleccionar aquellos que les interesa, uno de cada cien, mientras al resto de los datos e informaciones los desdeñan como si no existieran o los deforman hasta hacerlos irreconocibles, para luego volver a sus nubes donde construyen sus disparatadas teorías.

Pasemos a analizar el tipo de razonamiento y la peculiar manera de abordar una incógnita a la que suelen recurrir estas personas con algunos ejemplos:

  1. Hecho: bombas en cuatro trenes errores en configuración 4+4+3+1

Explicación evidente: El artefacto de Santa Eugenia no les dio tiempo a colocar, o fue el primero de un tren, pero tuvieron que saltar a otro tren (El Pozo) porque el/los colocadores sintieron levantar sospechas.

Explicación alternativa: el error fue premeditado de expertos para engañarnos

 

  1. Hecho: las bombas se colocan en varios lugares distintos, descansillos, papeleras, bajo los asientos,

Explicación evidente: colocadores en los trenes con diversas cargas

Explicación alternativa: Bombas lapas y atentado militar

 

  1. Hecho: identificaciones en los trenes.

Explicación evidente: una prueba de consistencia más a analizar y considerar Explicación alternativa: no existen, soslayan la identificación de Lamari, Ouhnane, Bouchar (x Zougham), o Berraj.

 

  1. Hecho: Los trenes cuando duermen por la noche en las playas es imposible conocer el recorrido porque no se asigna hasta primera hora de la mañana por dos empleados de Renfe.

Explicación evidente: La colocación de las bombas tuvo que hacerse a partir del momento en que se deciden los recorridos.

Explicación alternativa: atentado meticulosamente preparado en el que se utilizó explosivos militares y se colocó la noche en las playas.

 

  1. Hecho: en los trenes no explota la goma2eco, pero sí en Leganés y en el chapucero atentado del ave.

Explicación evidente: les facilitan un explosivo goma2eco que usan en diversos escenarios, pero las bombas en los trenes tuvieron que ser cebadas con otro tipo de explosivo y otros suministradores

Explicación alternativa: La goma2eco no tiene nada que ver con el atentado.

 

  1. Hecho: un islamista declara ante el tribunal y da detalles que se corroboran sobre la huida de varios participantes en el atentado, pero afirma que recibieron el apoyo de la policía española.

Explicación evidente: Hay que investigar máxime cuando lo ratifican otros testigos que fueron confidentes de primer nivel.

Explicación alternativa: Lo primero es desacreditar al testigo, lo segundo ridiculizarle (Luis del Pino refiriéndose a él como el “moro Muza” jugando en este caso en el equipo de la fiscalía) y así evitarse tomar en consideración nada de lo que dice o afirma.

 

  1. Hecho: Varios participantes en el tráfico de explosivos confiesan su pecado y piden perdón.

Explicación evidente: Una prueba más de cargo de su implicación en los hechos. Explicación alternativa: Mienten para obtener beneficios apuntalando la VO, quienes así piensan les da igual que no solo no obtengan beneficios penitenciarios, sino que se les trate con el máximo rigor (Zouhier).

 

8          Hecho: Reivindicaciones de los atentados, por escrito, de palabra y en video. Explicación evidente: O les pagaron para que participaran en una extraña conjura y asumieran la responsabilidad de lo que no cometieron, con grave riesgo personal, o colaboraron de alguna forma en los hechos de los cuales se hacen responsables. Explicación alternativa: Montaje, callan, no contestan.

Y así podríamos continuar hasta acabar extenuados.

Lo que sí me asombra en muchos casos es la falta de sentido crítico de quienes compran según qué mercancía con tanta desbordada alegría, eludiendo tener que hacer un esfuerzo de reflexión personal. Más grave es la postura de quienes habiendo tenido acceso a documentos e informaciones relevantes, que por contradecir puntos clave de su teoría personal, los ocultan deliberadamente para no tener que rectificar públicamente hurtándolos a quienes confiaron en ellos.

Normalmente esta gente se torna con inusitada violencia contra todo aquel que tenga la osadía de esgrimir argumentos que demuestren la falsedad o ponga en evidencia los errores conceptuales de los cuales parten. Son los que se agarran a afirmaciones y simplificaciones del tipo si no hay goma2eco en los trenes, la trama asturiana no tiene nada que ver (olvidando conscientemente la goma2eco de Leganés y la del ave), y como consecuencia todo aquel que ose referirse a la trama asturiana será expulsado, declarado non grato y se estigmatizará como agente del CNI. O negando el transporte de Jamal Ahmidan con el coche cargado de goma2eco por la tormenta de nieve del 28 de febrero (como si una tormenta fuese obstáculo para un terrorista) y obviando que hubo en días distintos dos envíos adicionales con mochila llena de goma2eco por el Gitanillo que las entregó a Jamal Ahmidan en Madrid o la identificación por la cajera de un supermercado de Avilés.

Quienes pergeñan estas teorías, suelen también defender falsos silogismos del tipo: si Jamal Zougham es musulmán y Zougham es un falso condenado, luego todos los musulmanes lo son, o aquel que dicta que si miembros de la banda de Jamal Ahmidan son o han sido delincuentes de poca monta con trapicheos con droga y automóviles, y en el grupo de Leganés son cuatro los miembros de la antigua banda, por lo tanto, todos son delincuentes de poca monta (o pelanas) y los más osados, como conclusión que abarca todo, el islamismo no existe en el 11M.

Con las teorías que imputan la autoría del 11M a la OTAN o a un difuso ente que dirige el destino del mundo no pienso perder ni un instante, no así haré, sin embargo, con la estrambótica teoría del atentado reversible como los calcetines, de Luis del Pino y con matices de Ignacio López Bru, que me extraña muchísimo que puedan creer en ella, a no ser que estén tan obtusamente convencidos de sus iniciales postulados que no les quede otra salida para encajarles en un conjunto de apariencia armónica a partir de una ininteligible e irrealizable teoría que oponer a la VO. Confieso que he tratado de hacer un esfuerzo para poder al menos asimilarla, pero me acaba chirriando tanto que al final desisto.

Lo de Luis del Pino puede tener su explicación en la dificultad de rectificar la teoría que ha plasmado en los libros y artículos como en las numerosas declaraciones y afirmaciones en tertulias. Porque la rectificación suele llevarse consigo un trozo de nuestra credibilidad, y si además somos públicos, vivimos de ello, y somos de la opinión que la verdad tardará, si acaso, años en aflorar…

Y por supuesto al nuevo intento de tapar los abismales agujeros de la VO que promueve Fernando Reinares. Pero ni una ni otra pasan la prueba del algodón. Basta con que nos pertrechemos con potentes raciones de lógica y sentido común y llevemos en las alforjas las más de lecturas y escritos posibles, para que una y otra muestren sus siderales errores de concepción y agujeros más negros que aquellos que la investigación de Fernando Múgica sacó a la luz.              

4.1.       La teoría del atentado reversible de Luis del Pino e Ignacio López Bru.

Más que oportuna para ilustrar el error en el que incurre Luis del Pino, (y muchos otros) que no es otro que a partir de datos parciales inferir una verdad, que servirnos de la fábula de los seis ciegos y del elefante:

En la Antigüedad, vivían seis hombres ciegos que pasaban las horas compitiendo entre ellos para ver quién era el más sabio. Exponían sus saberes y luego decidían entre todos quién era el más convincente.

Un día, discutiendo acerca de la forma exacta de un elefante, no conseguían ponerse de acuerdo. Como ninguno de ellos había tocado nunca uno, decidieron salir al día siguiente a la busca de un ejemplar, y así salir de dudas.

Puestos en fila, con las manos en los hombros de quien les precedía, emprendieron la marcha enfilando la senda que se adentraba en la selva. Pronto se dieron cuenta que estaban al lado de un gran elefante. Llenos de alegría, los seis sabios ciegos se felicitaron por su suerte. Finalmente podrían resolver el dilema.

El más decidido, se abalanzó sobre el elefante con gran ilusión por tocarlo. Sin embargo, las prisas hicieron tropezar y caer de bruces contra el costado del animal. “El elefante – exclamó– es como una pared de barro secada al sol”.

El segundo avanzó con más precaución. Con las manos extendidas fue a dar con los colmillos. “¡Sin duda la forma de este animal es como la de una lanza!”

Entonces avanzó el tercer ciego justo cuando el elefante se giró hacía él. El ciego agarró la trompa y la resiguió de arriba a abajo, notando su forma y movimiento. “Escuchad, este elefante es como una larga serpiente”

Era el turno del cuarto sabio, que se acercó por detrás y recibió un suave golpe con la cola del animal, que se movía para asustar a los insectos. El sabio agarró la cola y la resiguió con las manos. No tuvo dudas, “Es igual a una vieja cuerda” exclamó.

El quinto de los sabios se encontró con la oreja y dijo: “Ninguno de vosotros ha acertado en su forma. El elefante es más bien como un gran abanico plano”.

El sexto sabio que era el más viejo, se encaminó hacia el animal con lentitud, encorvado, apoyándose en un bastón. De tan doblado que estaba por la edad, pasó por debajo de la barriga del elefante y tropezó con una de sus gruesas patas. “¡Escuchad! Lo estoy tocando ahora mismo y os aseguro que el elefante tiene la misma forma que el tronco de una gran palmera”.

Satisfecha así su curiosidad, volvieron a darse las manos y tomaron otra vez la senda que les conducía a su casa. Sentados de nuevo bajo la palmera que les ofrecía sombra retomaron la discusión sobre la verdadera forma del elefante. Todos habían experimentado por ellos mismos cuál era la forma verdadera y creían que los demás estaban equivocados.

 

Dejemos que sea Luis del Pino quien introduzca su teoría y nos describa de qué va eso de “atentado reversible”, VEOTV 2011 porque no creo que me creyeran a mí:

“A quien organizó esta operación de servicios de información que es el atentado del 11-M, le daba en cierto modo igual quién ganara. Es decir, era un atentado reversible y, hasta mediodía del 11-M se hubiera podido terminar atribuyendo a Al Qaeda o a ETA. Daba exactamente lo mismo. (…) Con pruebas parecidas y daba exactamente lo mismo porque en cualquiera de las dos variantes, quien organizó el atentado, salía ganando.

Y voy a decir algo que a lo mejor suena un poco raro, pero, en el fondo, todo lo que es la resolución del 11-M está contenida en unas palabras que pronuncia Aznar sobre el 11-M en su primera comparecencia. Aznar dice una frase. Además de no mencionar a ETA en aquella comparecencia, Aznar dice una frase que os invitaría a que analizarais y a que tratarais de explicar desde la hipótesis de ETA o Al Qaeda. Dice Aznar textualmente lo siguiente: «España no va a cambiar de régimen ni porque los terroristas maten ni porque dejen de matar». Si sois capaces de explicar esa frase, el 11-M está contenido en ella.”

Ese día estaba presente en la tertulia el director del ElMundo que no dudo en espetarle una rápida respuesta: «Bueno, yo creo que probablemente Aznar no quería decir nada específico en ese momento».

Quien sí acabó sumándose a tal extravagante teoría con su ridículo fundamento fue sin embargo Ignacio López Bru que desgrana en su libro Las Cloacas del 11-M, y que a partir de entonces se ganó un sillón en el programa radiofónico en LD de Luis del Pino. Y que estira hasta retorcer esas palabras de Aznar, como veremos a continuación, hasta perder todo sentido: “No vamos a cambiar de régimen ni porque los terroristas maten ni para que dejen de matar, (…) no hay negociación posible ni deseable con estos asesinos que tantas veces han sembrado la muerte por toda la geografía de España”.

Mensaje evidente para cualquier persona con un mínimo de sentido común y conocimiento de la situación política española, pero que sin embargo para López Bru encierran “un mensaje que todavía no se ha desencriptado”, y que él se atreve a especular que “Aznar estuviera respondiendo a alguien que le estuviera lanzando un reto de gran calado” (¿?). Y ya en el colmo de los despropósitos otorga a dichas palabras pronunciadas por Aznar la mañana del 11-M, el cambio de dirección de la reversibilidad del atentado pasando “de la chapela al turbante” como se puede leer en su libro.

Quiero subrayar que el disparate anterior de Luis del Pino y Ignacio López Bru es la plasmación de un razonamiento a partir de unas premisas erróneamente planteadas. Es el resultado de estar constreñido por las teorías que intentó Luis del Pino vendernos en su día (y en las que pudo creer inicialmente). Si descartamos lo verosímil, irremediablemente las conclusiones a las que llegaremos serán con muy alta probabilidad, disparatadas.

Luis del Pino no ha estado siempre aparcado en el aparente callejón sin salida, cuando no ha tenido más remedio adaptaba el guion según los requerimientos del momento y las circunstancias. En su caso, aunque se pueda pensar lo contrario, es algo complicado seguir su razonamiento, porque varía según soplaba el viento. Si en el 2005 decía lo siguiente (que hago mío sin reservas):

Eso no quiere decir que no hubiera participación de elementos integristas en el atentado de Madrid. Por supuesto que la hubo. Está constatado que algunos de los participantes en la trama (concretamente, varios de los miembros del comando de la C/ Virgen del Coro) pertenecían a círculos más o menos conectados con la periferia de Al-Qaeda, personas dedicadas al reclutamiento, a la recaudación de fondos y al soporte genérico a las actividades de dicha organización terrorista. Pero las evidencias apuntan a que esos elementos integristas no actuaron al dictado de la dirección de Al-Qaeda, sino que fueron convenientemente manipulados (y utilizados) desde otras instancias que contaban con un grado de conocimiento de la realidad política española y de las posibles reacciones de la opinión pública ante los atentados mucho mayor del que Ben Laden pudiera llegar jamás a tener.

En el 2006 en Asturias respondía en una entrevista que le hacía en Asturias Blanca M García:

  • BG: ¿Quién grabó a los terroristas?

 

  • LdP: Según los autos había tres unidades policiales distintas y con la orden de tres juzgados. 34 de los 40 implicados directos en la trama eran confidentes o colaboradores de las fuerzas de seguridad, o estaban controlados por éstas. Con lo cual, ¿cómo llegó a cometerse el atentado? Lo que se nos vende es una trama ficticia que se ha intentado apuntalar con pruebas falsas para que creamos que ha sido un atentado motivado por Irak. A la vista de las pruebas podemos estar seguros de que no fue un atentado islamista. (de nuevo las simplificaciones a las que nos tiene habituados LdP, el componente islamista no depende únicamente de Irak, motivos y justificaciones sobraban a los islamistas, basta leer la revista Inspire, órgano de AL Qaeda y su opinión sobre el 11-M).

 

  • BG: ¿Es cierto lo que manifestó el PP cuando responsabilizó a ETA de la masacre, aunque ésta lo negara?

 

  • LdP: Me gustaría recordar que los primeros que responsabilizaron a ETA fueron Llamazares, Ibarretxe y Zapatero. Sólo después empezaron a salir declaraciones del PP. No sé si ETA participó, pero estoy seguro de que sabía que se iba a producir, porque fue dejando muchos señuelos los días previos, como la caravana de explosivos detenida en Cañaveras o el uso de mochilas con móviles en Baqueira para intentar atentar contra la Familia Real.

 

  • BG: ¿El PSOE tendría algo que ver?

 

  • LdP: Puedo decir que el Partido Socialista manipuló descaradamente muchas de las informaciones después del 11-M.

 

  • BG: Pero no había cometido antes una masacre así.

 

  • LdP: Bueno, recordemos que cometió la del Hotel Corona de Aragón, donde creo recordar que murieron más de 100 personas, o la de Hipercor, donde murieron más de 20.

 

  • BG: De eso hace mucho.

 

  • LdP: Sí, pero ETA empezaba a tener graves problemas de financiación, y al tentar su desaparición pudo decidir jugárselo todo para lanzarle un órdago al Estado de Derecho.

 

  • BG: Y ¿por qué anunciar una tregua?

 

  • LdP: ETA no ha entregado las armas, y sin embargo el Gobierno le da todo. Hablamos de la legalización de Batasuna, de un posible pacto con el PSOE para gobernar en el País Vasco y de un Estatuto que va a ser desde “mi independencia” y más allá del plan Ibarretxe. Y te planteas, ¿por qué después del 11-M el Gobierno se rinde ante ETA?

 

En su conferencia en Santander del 2007, sacaba los islamistas y/o confidentes de la ecuación, y apuntaba lo siguiente:

Nos quedan tres opciones. O fueron servicios secretos extranjeros, o fue ETA, o fueron las cloacas del Estado. O alguna mezcla de las tres cosas, ¿no? ¿Servicios secretos extranjeros? Pues, miren ustedes, no, yo, personalmente, no lo creo. […] Marruecos, que es el candidato preferido por la mayor parte de la gente. Pues no, es impensable que Marruecos organizara el atentado del 11-M. […] Lo cual nos deja dos opciones: o fue ETA, o fue algo peor. Durante muchísimo tiempo, pues yo he querido aferrarme a la hipótesis de que fue ETA. […] ¿Puede ser que fuera ETA, que pusiera doscientos muertos encima de la mesa para forzar al Estado a negociar y que, entonces, al verse entre la espada y la pared, el partido socialista aceptara el órdago, tapara la autoría de la masacre y le dijera a ETA: “venga, negociamos”? Pudiera ser. ¿Sería posible que todas las pruebas falsas que sabemos que se aportaron al caso hubieran sido improvisadas después de los atentados por una serie de personas dentro de la policía, cercanas al partido socialista, que se vieran desesperadas y entonces hicieran la primera chapuza que se les ocurrió y por eso es tan chapuza el tema? Pudiera ser. Desde luego, no tenemos nada que demuestre fehacientemente que esas pruebas falsas estaban preparándose desde antes del atentado. Lo que pasa es que sí tenemos muchos indicios de que es posible que hubiera ya cosas en marcha preparándose antes de los atentados, lo cual nos aboca a la posibilidad más terrible: que es que sea un golpe de Estado interno.

Una matización me gustaría hacer porque incurre en un error bastante usual que es el de simplificar en exceso cuando infiere del hecho de que “hubiera cosas en marcha preparándose antes de los atentados” con el atentado en sí. El razonamiento que rehúye es bastante obvio, la supuesta planificación pudo responder a algo distinto, que no debía traducirse inexorablemente en una tragedia de esa magnitud. Incluso podríamos estar ante una operación controlada –trama asturiana con la goma2eco- que se evitara en último momento, pero de la que se buscara obtener réditos políticos.

El 6 de febrero en LDTV: “Incluso admitiendo que la sentencia hubiera dado con uno de los autores materiales, nos queda por conocer quien dio las órdenes de realizar ese atentado”.

Que reafirma cuando en el 2008 volvía a abrir la puerta a los islamistas y a ETA:

Los mandos eliminaron las referencias a ETA con el 95 por ciento del sumario bajo secreto

“En concreto, el 11 de noviembre de 2004, el juez Del Olmo había ordenado a la Comisaría General de Información de la DGP y al Servicio de Información de la Guardia Civil que informara “con la máxima urgencia”, si había existido o existía “algún tipo de vinculación, relación o contactos (operativos o no) entre la organización terrorista ETA o alguno de sus miembros, y organizaciones terroristas islamistas o algunos de sus miembros (incluyendo campos de entrenamiento o adiestramiento, redes de financiación o de aprovisionamiento de material, etc.)”.

“De hecho, a fecha de hoy, y una vez conocida la sentencia en primera instancia del juicio del 11-M, seguimos sin saber a quién corresponde la autoría intelectual de los atentados, por lo que, incluso aceptando que hubiera una serie de islamistas que actuaran como mano de obra en la masacre, no cabe descartar a nadie como responsable de haber dado las órdenes. Ni siquiera a ETA.”

No hacía más que apuntalar la teoría que desgranaba en agosto del 2005: ¿Participó ETA en el 11M?

Saltos en la cuerda floja para transcurrido el tiempo, acabar reduciendo el 11-M a un golpe de estado interno o de inspiración exterior (¿?),

 

2010: A todos los españoles se nos mete en una disyuntiva: si es usted del PP, tiene que creer que ha sido ETA y, si es usted del PSOE, tiene que creer que ha sido Al Qaeda. Pues no fueron ni ETA ni Al Qaeda, hombre. La duda a estas alturas, y desde hace ya mucho tiempo, […] es si fue un golpe de Estado interno o un golpe de Estado con inspiración exterior.

 

  1. Lo que sospechamos y decimos quienes investigamos la masacre es que el 11-M no fue ningún atentado terrorista –ni de ETA, ni de AlQaeda– sino un golpe de estado.

 

2013 (prólogo para Las cloacas del 11-M, de Ignacio López Bru): Yo afirmo, sin ningún tipo de duda, que el 11-M fue un golpe de Estado puro y duro, y que ese golpe de Estado fue orquestado desde las cloacas de nuestros propios servicios de información.

Terminar reduciendo el atentado a un “simple” golpe de estado, le ha servido para no tener que argumentar sobre islamistas, confidentes, etarras o confluencias de grupos y tramas de encubrimientos. Es más, esta nueva estrategia la desgrana Luis del Pino en la presentación del libro de López Bru en el Centro Riojano de Madrid en el 2013, su intención es que los lectores u oyentes inquietos con la VO se desprendan de todo conocimiento y convicción, “si quieren ustedes entender el 11-M, olvídense de todo lo que les han contado: de moros, asturianos, gente que va a China, un tunecino… Todo eso es morralla, todo eso es ruido, todo eso no va a ningún lado”. Olvídense de todo, no lean para informarse, no discurran libremente, no piensen por sí mismos, ese el nuevo truco.

 

Pero no fue siempre así, ya publicados sus libros, convertido en insigne tertuliano y olvidada su época en CityFm, Luis del Pino pasó a mantener una teoría asaz absoluta. En la cresta de la ola, llegó a decir tales barbaridades para encajar su descabellada teoría, que luego se convirtieron en fardos tan pesados que no supo o quiso rectificar. Una lamentable muestra fue su explicación de Leganés y de la profanación del cadáver de Torronteras:

Conferencia de la Coruña, año 2006:

 

En la siguiente pregunta salió el caso de Torronteras y la extraña profanación de su cadáver. De forma taxativa LdP dijo que en Leganés “no se había suicidado nadie”; los que “allí estuvieron, ya estaban muertos”. Que hubo mucho teatro, en llamadas, comunicados, cintas y reclamos. Consideró que la causa de la muerte de Torronteras estaba muy clara y que la profanación de su cuerpo fue otra maniobra de distracción añadida. Pronunció una frase muy significativa “En Leganés se sintieron sobrados, les había salido todo muy bien y se confiaron; los datos de este suceso se van a volver en su contra”. Blog, transcripción de Gary, 26 de septiembre 2006.

Toda la alambicada teoría de LdP parte de un inexistente principio de ley universal que dictamina que si alguna parte es falsa todo el conjunto lo es, que le gusta repetir, y a la que también Federico Jiménez Losantos suele recurrir, lo cual lleva según él, rizando el rizo, a un atentado de autoría reversible dependiendo de cuál fuera la actitud o respuesta del partido en el gobierno.

Esa simplificación inicial que roza lo esperpéntico, es el corsé que les comprime a la hora de razonar y deducir inteligiblemente las conclusiones. Esa universalización de la falsedad al conjunto de los hechos, indicios y pruebas, es el escudo tras el cual proteger su personal teoría; si las piezas no encajan en un marco, las tachamos o desechamos y punto.

He de admitir que si estoy especialmente decepcionado de Luis del Pino es porque transcurridos tanto tiempo desde que empezamos a participar en el blog allá por el 2006, pude comprobar y puedo citar varios ejemplos, sirvan de muestras la identificación de Jamal Ahmidan por los vendedores de las tarjetas, las declaraciones de Gascón que él silenció a pesar de ser testigo personal, o sus charlas con Kalaji, porque prejuzgó lo que era conveniente trasladar a sus lectores y miembros del foro, que nos ocultaba retales de información a los que él tenía acceso cuando no le convenía para sus tesis. A su manera manipulaba la información que luego difundía, tratando de llevar al lector del blog a un callejón sin salida. Más imperdonable si se consideraban las excusas que ofreció Luis del Pino para no informar sobre la larga entrevista que mantuvo con Gascón junto con Antonio Rubio en algún lugar de Portugal: Gascón no tenía credibilidad y él al estar cansado del viaje se durmió mientras que Antonio Rubio le hacía la entrevista que luego publicó en ElMundo. Tanto me cuesta creer tan peregrina excusa, (además que vino a raíz de la descripción de su extraña conducta por parte de un tercer periodista) que estoy convencido que, si no quiso publicar la información a la que tuvo acceso, con todas las reservas que hubiese considerado, fue simplemente porque no le convenía.

Acabo de darme cuenta que en esa maravillosa herramienta de comunicación que se llama twitter, y a la que yo hasta hace pocos meses era reacio a utilizar hasta que me convencieron, y confieso ahora que la conozco y la empiezo a manejar me creó cierta adicción, de que Luis del Pino me ha bloqueado. Poco ha tardado la verdad, pues lo cierto es que nunca ha sido permeable al debate y difícilmente tolera que le rebatan con datos y menos en público a su trabajada teoría, no fuera a ser que provocase fugas de seguidores de la imagen que tan arduamente se labró. Tampoco importa mucho que me haya bloqueado su cuenta salvo que me impide acceder a sus tweets y expresar mi opinión directamente, sin embargo, sí da la medida de quién es y de lo endeble que es su teoría. Ya no tendrá que leer y menos verse obligado a replicar mis aportaciones. Si rectificar es de sabios, el refrán no se le aplica. Entiendo que conforme pasan los días, la información llega a más gente, y los datos son accesibles por internet, cuesta ímprobos esfuerzos mantener en píe una teoría con cimientos tan carcomidos. Por algo sus referencias y comentarios al atentado, que es el título de su blog “los enigmas del 11M” dejaron sin embargo de llevar la voz cantante. Y los comentarios sobre el 11M los trata, si acaso, muy de vez en cuando, y sin entrar en detalles para que no le rebatan.

Barrunto que debe de creer que se juega su credibilidad pública. Habría de pensar Luis del Pino que su mérito no está donde llegó sino en que contribuyó a que se abriera el camino y aparecieran resquicios que hoy quiere cerrar. Ese es su gran mérito, y no seré yo quien lo ponga en duda.

Entremos a desmenuzar su teoría, en cuanto a su razonamiento y manera de proceder, incurre en un gran error, porque no se puede concluir que si la mochila es falsa todos sus elementos lo son, como inocentes son quienes por ella son señalados. Tampoco puede afirmar que la kangoo o el skoda no fueran de hecho utilizados por los terroristas en algún momento, o incluso se sirviesen del skoda pero que se lo volviesen a llevar, el CNI lo recuperase y tratara de volver a recolocarlo cercano a la kangoo (como veremos más adelante). Porque si son distintas y no significa lo mismo unas pruebas manipuladas, kangoo o skoda, que una prueba creada: mochila, el tratamiento lo ha de ser también si queremos acercarnos a la verdad.

 

Uno de los ejemplos más claros de su equivocado proceder y sus defectos de apreciación es el testamento manuscrito de Abdennabi Kounjaa que infiere que es falso, aunque sea aceptado como tal por su esposa y sus dos hijas de las que además se despidió. Traducción al español difundida por LibertadDigital:

“Para mi mujer.

Tu marido ha vivido anhelando este trabajo. Gracias a Dios que me guió en este camino y te digo que ya no te hace falta pensar en venir a España y agradece a Dios el estar bien con tu familia. No te apenes de mí y asegúrate de que tus hijos aprendan el libro de Dios y la sunna de su profeta, hasta que te encuentres con él.

Quiero que sepas con seguridad que yo no dejé a mis hijos por capricho mío sino por una decisión de Dios, todo poderoso, y consulta la sura de ALTAUBA (el arrepentimiento), el versículo “si vuestros padres fueran…Abdullah”

Como vemos firma en árabe, pero además esconde otra pequeña trampa puesto que ElMundo difunde el testamento completo con apreciaciones mucho más contundentes y radicales, que deja poco lugar a la duda sobre su autoría e identidad y que es el que sigue:

«En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso Soy Abu Yusra Abdullah Bin Ahmed Kounjaa. Este es mi testamento y espero que se lea con prudencia. Está dirigido a mi madre, mi padre, a los hermanos y hermanas, así también a mi mujer y mis hijas.

No me voy a extender mucho para no aburriros. Tenéis que llorar por vosotros mismos y arrepentiros por la oportunidad que habéis perdido, ya que ninguno de vosotros ha tenido el mérito de animarme para unirme al camino de la yihad. Mas, os habéis puesto en contra de mis pensamientos y de mi deseo. Yo me he sacrificado partiendo de mi total convicción.

Asimismo, porque el Yihad es una obligación (de la religión). Si vosotros os preguntáis por qué, entonces tendréis que volver a los Dichos del Profeta (Dios reza por su alma) para leerlos, y así sabréis por qué el yihad es una obligación para los creyentes.

Por ello, ha sido mi voluntad la que ha optado por el camino del yihad. No hace falta aportar textos ni argumentos del Corán o la Sunna (la tradición del Profeta) ni los dichos de los ulemas ni de los sabios sobre el tema del yihad, porque ya lo había hablado con vosotros reiteradamente.

No obstante, fueron gritos en el desierto, o como si soplara en ceniza, todo fue en vano. “Si hubiese llamado a vivos, me habrían escuchado, pero lo hice con muertos” (verso de poesía). Tened paciencia por esa despedida y no os entristezcáis. Juro por Alá que yo invoco a Dios y le pido que me facilite el martirio (shahid) y que me una con vosotros en el Paraíso, así, vosotros también invocad a Dios en todas las oraciones.

Juro por Alá, no soporto vivir en este mundo, humillado y débil ante los ojos de los infieles y los tiranos. Y, tengo miedo de que Dios me pida cuentas en aquel Día (de juicio final) cuando no me valgan ni el dinero ni los hijos. Tampoco tendré una excusa legítima para que me perdone.

Así, doy gracias a Dios que me llevó a este camino. Sed devotos con Alá. Yo ya he dejado a mis hijos en manos de mi Dios. Él les tendrá en su bendición. Si Él hizo eso mientras yo no luchaba por él, entonces, ¿cómo podrá olvidarlos mientras yo lucho por el camino de Alá? En este sentido, os digo:

No os pongáis tristes, hermanos, yo soy el mártir de la prueba (divina) nuestras esperanzas están limitadas, y nuestro encuentro será en el Paraíso.

 

Si Dios me predestina la cárcel, os diré lo mismo que dijo el Shaykh Ibn Taimiyya: “¿Qué podrán hacer conmigo mis enemigos? Si me encarcelan será para mí un retiro, si me destierran será un viaje, y si me matan seré mártir”. Os pido cuidar la buena educación de mis hijos (¿hijas?). Enseñadles a leer el Corán, y la Sunna del Profeta (Dios reza por su alma). Mi deseo es que sean sabios (de la religión) y luchadores por Dios (muyahidin).

  • Para mi mujer: Tu marido ha vivido añorando este cometido, así doy gracias a Dios por haberme orientado por este camino. Te quiero decir que no hace falta que subas a España. Agradece a Dios que estás bien con tu familia. Sería ilícito que subieras. Cuida a tus hijos, enséñales el Libro de Dios y la Sunna del Profeta de Alá (Dios reza por su alma) hasta que encuentres a tu Dios. Que sepas con certeza, que yo he dejado a mis hijos no por deseo mío, sino por cumplir una orden de Dios, el Todopoderoso y Altísimo. Vuelve a la azora (versículo) de ‘At-Tawba’ (‘La Retractación’), aleya: “Di: si vuestros padres” (9- 24).
  • Para mis suegros: Os confirmo que yo he dejado este mundo porque no vale tanto como vosotros pensáis, y porque yo quiero encontrarme con mi Dios y que esté Él contento conmigo. Os pido cuidar a vuestra hija. No dejéis que vaya a la tierra de los infieles. Vosotros no sabéis dónde está el Bien. Guardaos vosotros mismos y a vuestros familiares del Infierno, si de verdad sentís responsabilidad hacia vuestra hija y sus niños. No os pongáis tristes por despedirme, gracias a Dios, me siento feliz en este camino. Que la paz y la misericordia estén con vosotros.
  • Para mis hijas (2 hijas): Vuestro padre ha sido hombre de valores morales, y siempre ha pensado en el Yihad. Los demás querían intimidarme con el sufrimiento y la cárcel. No obstante, gracias a Dios, Él me guió para llevar a cabo aquel cometido. Os pido que seáis devotos a Dios, y que sigáis a nuestros hermanos, los muyahidines, allí donde estén, tal vez, forméis parte de ellos. Ésta es la esperanza que yo deposito en vosotras, ya que la religión triunfa por la sangre y los sacrificios. No os aferréis mucho a esta vida. Que la paz esté con vosotras. Vuestro padre, Abdullah.

Pido a todos aquellos que me quieren, que invoquen a Dios para que les facilite el martirio (shahid) en el camino de Alá para ellos y para todos los musulmanes.

  • Para mis hermanos en el Camino de Alá, en cualquier lugar: Mucha gente toma la vida como camino para la muerte (una frase similar se encuentra en los textos de reivindicación). Yo he elegido la muerte como camino para la vida. Tenéis que aferraros al islam, por dicho y hecho, como actividad y yihad. El islam no se reduce a unas cuantas oraciones en la mezquita, tal y como algunos piensan, sino es una religión que abarca todo. Absteneos de seguir los extravíos de Satán, de humillaros y de creer en las falacias de los déspotas, de modo que el mundo entero, tanto en Oriente como en Occidente, se está riendo de vosotros. Maldecid a los tiranos y combatidlos con todo lo que tenéis de fuerza, junto con sus lacayos, los seres humanos.

Que la maldición de Alá caiga sobre los injustos».

Si a alguien le queda alguna duda, varias huellas de diferentes dedos de Kounjaa se pudieron identificar en las cartillas que a Luis del Pino le pasaron inadvertidas o prefirió no decir ni mu. (hechos probados, asociación de ayuda a las víctimas de Ángeles Domínguez)

El razonamiento que hay detrás para negar su veracidad es el siguiente: no lo puede haber escrito él, con el pobre argumento de que firmó con caracteres occidentales (o que las firmas no coinciden y prescinde de las huellas) cuando la carta estaba en árabe, comportamiento por otro lado no inusual entre el mundo árabe. Pero es que como el mismo afirma la carta contiene la firma Abdullah (alias Abdennabi) lo que hace mayor el sinsentido.

 

Parémonos un instante en el testamento, porque suele presentarse por Luis del Pino haciendo alarde del hallazgo de la supuesta falsedad de una prueba que reforzaría la teoría de la falsedad del todo, y es un buen botón de muestra de su manera de proceder. Por culpa de tratar de rebatirle sobre la veracidad o falsedad del testamento me bloqueó de Twitter.

 

Procedamos con lógica, si fuera como dicen los que consideran falso el testamento, resultaría que quienes la han creado son tan brutos que consiguieron a un árabe, o uno que escribiera correctamente el árabe e imitara la caligrafía de Abdennabi Kounjaa, (además de representar un riesgo inasumible porque podría acabar denunciándoles, pero vale, démoslo por bueno a efectos del razonamiento) para que les redactara el testamento pero cómo ¿se les olvidó? decirle que tenía que firmarla con el nombre de Abdennabi ¿de forma redundante también con caracteres latinos?, fueron ellos que lo tuvieron que hacer en un momento posterior, con ¿el mismo bolígrafo? (otra incongruencia, y van…) porque tendría que haber sido en momento posterior al no poder contar con el traductor árabe o experto imitador árabe. Es absurdo y no tiene ni pies ni cabeza. Basta tirar del hilo para siguiendo su teoría darnos cuenta que si la damos por buena todo se convierte en un galimatías sin sentido.

Tampoco es cierto que no dispusieran de la caligrafía de Kounjaa (y no cotejaron) disponían de una firma del contrato de alquiler bajo un nombre falso del piso de Albolote, Granada, que aparte había sido registrado por la policía el dos de abril, y hasta su huella:

Este tipo de

razonamiento

equivocado y disparatado, y muchas veces

causado por la necesidad de apuntalar una teoría especulativa y alejada de los hechos objetivos, favorece que los troleros se sientan seguros y a lo único que beneficia es la defensa de la versión oficial.

 

Copia Original de parte del Testamento de Kounjaa

Lo que puede haber ocurrido, que es además lo más probable, es que el testamento se lo entregara su gente de dentro (confidentes y mercenarios pagados, Mohamed Afalah por especular) y que para colocarlo en el circuito y hacerlo público sacándolo a la luz, se sirvieran de la trampa –atajo- de incluirlo en la mochila de Saed Harrak, apoyado en el hecho que según nos contaron, solo fue en el segundo registro que apareció. Aparte que la huella de Abdennabi Kounjaa apareció en la bolsa de Harrak.

Aunque tampoco habría sido necesario, es presumible que cuando realizaron el primer registro de la mochila pasaran por alto una carta escrita en árabe que no entendían, y que las reticencias de Saed el Harrak se debieran al lógico hecho de no querer aparecer como el intermediario de confianza de Abdennabi Kounjaa que recibió el testamento con el objetivo de llevárselo a su familia en Marruecos. Hay que decir también que Abdennabi Kounjaa es entre el grupo de los de Jamal Ahmidan el más radical y que atesoraba más profundos conocimientos religiosos, tanto que se atrevía a corregir al Imán de su barrio de Tetuán y arengar a los musulmanes congregados.

Por supuesto, y aprovechando que hablamos de cartas manuscritas, los que defienden la falsedad del testamento no tienen respuesta al porqué Serhane escribe el fax reivindicando el atentado de los trenes, y menos encuentran la razón para que Rachid Oulad Akcha y Jamal Ahmidan grabaran los videos de reivindicación, o qué motivo perseguía Allekema Lamari para la llamada a Valencia a su amigo Sabagh, tres días antes del 3 de abril, despedirse de sus más cercanos girándoles cantidades de dinero que le quedaba, (entre otros a Abdelkrim Benesmail en la cárcel) y prefieren pasar por alto la confesión de cometer suicidio de Allekema Lamari (no le iban a coger vivo) o la declaración de la madre de Jamal Ahmidan, que es la última de hablar con su hijo Jamal Ahmidan. Y tantos y tantos otros que suelen pasar por alto.

Otro ejemplo de su costumbre de deducir a partir de hechos aislados lo tenemos con los libros que se encontraron en el registro de Leganés. Aunque parezca una broma de mal gusto, anuncia Luis del Pino con algarabía que repite asiduamente y a la que le otorga categoría demostrativa per se, que la prueba de que es un montaje y allí no había islamistas se basaba en el hecho de encontrar en el registro posterior a la explosión, libros chitas dado que ellos eran sunitas. Y a este hecho que para muchos expertos y cualquiera con un mínimo conocimiento de ese mundo y de quiénes eran las personas que estaban dentro, no deja de ser anecdótico, le confiere valor probatorio de su teoría. Eso sí, a los demás libros, los coranes, las decenas de documentos en árabe, documentos identificativos, y en particular a los manuscritos de Serhane reivindicando el atentado en el que se suma el atentado del AVE, no dice nada, los obvia como si no existieran. La misma trampa de siempre.

Su especulación de que algo raro había en Leganés porque de ahí no pudo salir enviarse ningún fax, ha quedado suficientemente aclarada al saberse que Mohamed Afalah fue quien se lo llevó y llamó a Telemadrid, explicación que por supuesto, Luis del Pino calla. La huida por la mañana del piso de Leganés por Mohamed Afalah explicaría también el hecho de que uno de los móviles siguiera funcionando después de la explosión. En este caso, como en otros muchos, se da una curiosa coincidencia de opiniones entre los defensores de la teoría de Luis del Pino y los de la VO, como a ninguno le interesa hurgar en Mohamed Afalah y su verdadero papel, uno lo silencia y el otro lo pasa por alto.

Siempre que plantea su premisa de que no hay nada cierto en la instrucción, (lo mismo que pasó a hacer Fernando Múgica cuando decidió abandonar voluntariamente toda labor de investigación, y que también analizaremos en particular) y que como conclusión todo es falso, el interlocutor, sea quien sea, defensor o detractor de la VO, le replica con razón que es imposible porque habría requerido de tal número de implicados que habría sido inmanejable, y que entre los implicados necesariamente habrían de haber tenido que compartir espacio y coordinarse la ETA, cientos de funcionarios más los islamistas o confidentes musulmanes actuando de forma voluntaria. Ahora veremos cómo soslaya tan aparente contradicción.

El resto de conclusiones apresuradas y sin sentido que demuestran según Luis del Pino que en Leganés nadie se suicidó porque estaban todos muertos, las trato en su capítulo correspondiente.

El razonamiento que lleva a la conclusión de señalar que todo es falso es simplemente absurdo, por la sencilla razón que para que fuese cierto debería darse una confabulación de islamistas y policías, de delincuentes y jueces, de procesados y cientos de testigos, y de una miríada de funcionarios que habrían delinquido por las razones que fueren. Es materialmente imposible coordinar las confesiones de testigos, las reivindicaciones, declaraciones de los familiares, y demás culpables a las de las víctimas o perjudicados; falsificar los miles de pruebas e indicios a la vez, convencer a un batiburrillo de funcionarios, políticos, periodistas, servicios secretos de multitud de países, sin arriesgar filtraciones en el futuro. Que todo fuera mentira conllevaría además que los procesados voluntariamente participaran en montar la fabulación que a la postre sirvió para condenarles, lo cual es una paradoja insalvable y que él sin embargo soslaya o silenciando los hechos que no le gustan, o tildando a Zouhier (por ejemplo) de vendedor de humo de la VO. Que Zouhier haya sido detenido y expulsado ipso facto al salir de la cárcel donde no gozó de beneficio ni privilegio alguno, le trae sin cuidado. Que Zouhier confesara su participación en la entrega de explosivos, se mofa o le acusa de ser CNI encubierto a cambio de beneficios que se desconocen (le expulsaron a Marruecos inmediatamente a su salida de la cárcel por una sentencia de varios años que cumplió íntegramente). Acusaciones que Luis del Pino no limitó a Zouhier, las extendió a su gran abogado, que optó por contestarle en los foros, airado y con razón.

Como ingeniero Luis del Pino es buen experto en diseccionar un problema, ejemplo -la falsedad de la mochila- pero en cuanto a sus capacidades deductivas deja mucho que desear, y no logra (o no quiere) captar o comprender las razones para la manipulación, ni individualizar las distintas motivaciones que pudieron llevar a actuar como lo hicieron. Y como ni lo entiende (o simplemente no quiere porque no le sale a cuenta rectificar) ni sabe cómo recomponer un todo coherente, se escuda en una huida hacia adelante -todo es falso- que le permite rehuir tener que rectificar y volver a encajar las piezas del puzle junto con los hechos ciertos. Sabe bien escudriñar los errores y las falsedades de los distintos escenarios, estudiar interminables listas de teléfonos, aunque en el algún caso cruce la línea de lo lógico para perderse en meras especulaciones, pero falla flagrantemente cuando tiene que interpretar un hecho o en explicar las motivaciones que impulsan al actor a cometer una acción.

Parecido a lo sucedido a Fernando Múgica, aunque en su caso su huida le llevó a apartarse de toda labor de investigación, y me podré por supuesto equivocar, pero creo que, con Múgica en particular, fue más bien debido a que la pestilencia que empezaba a salir de los agujeros que iba abriendo se disipaba poco a poco y no le gustaba nada de lo que empezaba a vislumbrar. Y no creo equivocarme porque nos dio varias señales claras, él defiende su ideología política de izquierdas y no es mucho especular que, si se llega a desvelar la verdad, el psoe por su aprovechamiento, los nacionalismos y quien sabe de los intelectuales que pululan por las cloacas quedarían de por vida señalados. No era difícil intuirlo a quienes leíamos vorazmente sus trabajos y analizamos cada palabra y nuevo dato que nos aportaba, donde de vez en cuando dejaba traslucir alguna insinuación política ideológica.

El problema al que se enfrentan ambos, es el de construir una teoría de apariencia coherente partiendo de unas premisas absurdamente planteadas, lo que indefectiblemente le lleva a uno a perder el norte, le traslada a una nube de especulaciones sin arraigo en la realidad, y le aboca, por tener las manos atadas y el campo de actuación restringido, a construir la teoría del atentado reversible que se puede resumir en lo siguiente:

Los autores fueron las cloacas que prepararon dos planes alternativos

Un Plan a, mediante el cual el atentado se asignaría a un grupo disidente de ETA, tipo Omagh, (no recuerdo yo haber oído ni leído en los primeros momentos que es cuando él sitúa la acción, hablar del tema a nadie que estuviera en primera fila, seguro que de los investigadores relevantes ninguno)

Un plan b por el cual se imputaría a los islamistas el atentado.

El paso de uno a otro se haría depender de la postura que tomase el partido popular, (hace poco lo volvió a describir en la entrevista que le hizo a Pio Moa): si aceptaba el PP las supuestas condiciones de ¿X? entonces el plan a) le permitiría obtener una super-mayoría holgada de votos porque saldrían a la luz pruebas que implicaban a ETA.

Primeras preguntas que inmediatamente le asaltan a cualquiera: ¿Qué garantías tenían de que Aznar, aparte de no ser el candidato ni quien iba a gobernar si ganaba el PP, habría de respetar los supuestos condicionantes si obtuviera tamaña mayoría absoluta?, ¿Cómo conseguirían que ETA admitiese su responsabilidad si supuestamente y para colmo como defiende Luis del Pino, había colaborado con los operaciones-señuelos de Baqueira, tren Atocha y Cañaveras? No es complicado localizar varias manifestaciones en las que Luis del Pino afirma categóricamente que ETA sí participó en todo el montaje precursor del atentado.

Siempre ha dado por hecho de que –al menos- ETA sabía del atentado.

De una entrevista con Blanca M García con motivo de la aparición de uno de sus libros:

No sé si ETA participó, pero estoy seguro de que sabía que se iba a producir, porque fue dejando muchos señuelos los días previos, como la caravana de explosivos detenida en Cañaveras o el uso de mochilas con móviles en Baqueira para intentar atentar contra la Familia Real.

O el siguiente en una conferencia en Oviedo, 2009:

Haciendo un ejercicio de hipótesis, retrocediendo al 11-M, si ETA sabe algo y está haciendo chantaje a Zapatero todo tendría sentido. Si fuera un atentado de ETA y se hubiera ocultado con una trama ficticia, eso podría estar relacionado con lo que está pasando, con que Zapatero esté dando a ETA todo lo que pide. En lugar de analizar los hechos y deducir de ellos la autoría, en este caso se determinó primero la autoría y luego se recabaron los hechos. -¿Todo es falso?

-Con los datos oficiales la versión oficial es falsa. Si fuera cierto que existían varios grupúsculos que se pusieron en contacto para cometer el atentado, si el de la calle Virgen del Coro -que estaba infiltrado por la Policía y perfectamente controlado- fuera el que lo organizó, la negligencia sería tan brutal que habría que disolver las fuerzas de seguridad.

 

Lo más estrambótico en una persona de su inteligencia es que como demostración y para apuntalar su teoría del atentado reversible hace pivotar todo el tinglado en una frase de Aznar que pronunció esa misma mañana:” España no va cambiar de régimen por más que los terroristas maten o dejen de matar” y pasar a considerarla “quod erat demostrandum”, la prueba irrefutable de su teoría. Si eso no es cogérsela con papel de fumar…cuando casi coinciden con las mismas palabras cuando ETA y Carod Rovira de ERC suscriben un acuerdo mediante el cual ETA “deja de matar” en Cataluña…que estaban en las mentes de todos, y por supuesto de Aznar.

Le hubiera bastado leer ElMundo en uno de sus primeros artículos posteriores al atentado cuando decía lo siguiente por boca del periodista Fernando Garea: “Fuentes de La Moncloa explican que aceptar que España no debía haber participado en la guerra para evitar ser objetivo terrorista hubiera sido como ceder al chantaje y permitir algo parecido a lo que hizo Carod-Rovira, es decir, aceptar una tregua sólo para nuestro país. Según la expresión que suele utilizar Aznar, hubiera sido «pagar un precio político a los terroristas». Y se explaya a continuación largamente explicando lo que quería decir Aznar, todo de absoluto sentido común.

Mantiene Luis del Pino, porque no tiene más remedio en su huida hacia ninguna parte, y muchos han tenido la ocasión de escucharle en sus tertulias, que los distintos atentados fallidos de ETA, Cañaveras, Atocha y Baqueira, fueron señuelos, es decir que la ETA colaboró en el engaño con los autores intelectuales, pero sin embargo siguiendo su lógica, elude por requisitos del guion, considerar que las reivindicaciones y confesiones de los islamistas son señuelos ni tampoco infiere de que si el piso de Leganés estaba controlado (lo admite) y fue alquilado por los islamistas y/o confidentes (uno no niega la otra condición), que estos también tuvieron que colaborar; porque llegaría a un maremágnum de confabuladores de tal magnitud que harían perder todo sentido a su elucubrante teoría del atentado reversible.

Me gustaría que los muñidores de tan enrevesada teoría, ¡que manda huevos que diría Trillo! respondieran a preguntas sencillas: ¿cómo y quiénes a primera hora comunican a Aznar las condiciones que regían para que ordenadamente y en tropel se pusieran en marcha unos equipos u otros, con un paquete de pruebas falsas los unos y con otras pruebas distintas los otros?

También deberían explicar si no hubo comunicación y dependió de la respuesta a Aznar ¿Por qué éste la hizo pública si según ellos la dirigió a personas concretas? ¿O fue fruto del azar, del devenir o del contexto traumático? Pero en tal caso ¿Cómo mostraron a Aznar la zanahoria de la mayoría absoluta y el castigo si no la perseguía? ¿Ciencia infusa o telepatía?

En el caso de que se la comunicaran a última hora de la mañana que es cuando la pronunció, ese canal de comunicación ¿Fue por teléfono, video conferencia, a cara descubierta o con identidades camufladas y voces distorsionadas? ¿Para trasladarle las exigencias que si cumpliera le darían la mayoría holgada, poniendo en marcha el plan a), se sirvieron de mensajes que ya se habían transmitido desde antes del atentado y lo único que necesitó Aznar fue atar cabos? ¿Pero si estaban identificados, qué impidió que Aznar les denunciara? ¿Los que participaron colocando los supuestos señuelos que señalaban a ETA o los que esperaban cobijados escondidos en algún almacén con bolsas repletas de pruebas del b), estaban informados del engaño a Aznar y de los planes a) y b) o eran marionetas que no sabían lo que hacían?

Porque es evidente que si eran señuelos los del a), al menos los que ordenaron a Badillo y Vidal que llevaran la caravana de Cañaveras y trataran de colocar las doce bombas en Baqueira, tuvieron que estar en el ajo. E idem de idem, ¿También tuvo que estar en el ajo aquel que ordenara a Mohamed Belhadj y a Mohamed Afalah alquilar tres días antes del atentado, el piso controlado de Martin Gaite (y no cualquier otro)? Porque también es evidente que no pudo ser fruto del azar que cayeran en ese piso en concreto que no estaba además siendo publicitado.

No tiene ni pies ni cabeza.

Es tan absurdo que me sorprende muchísimo que personas preparadas defiendan tales incongruencias.

Cualquiera que oyera en su momento la frase de marras de Aznar a la que se agarran como un clavo ardiendo, y alrededor de la cual hacen pivotar toda su teoría de la reversibilidad, pensaría y deduciría lo que todos pensamos en ese momento: Aznar se refería a los etarras y nacionalistas que eran quienes acababan de negociar dejar de matar en Cataluña y, bajo condiciones, a cambio de réditos políticos. Si hubiera querido decir cualquier otra cosa la habría dicho, y si se quería dirigir a alguien en concreto, con sus recursos e inteligencia lo habría hecho sin problema.

Volviendo la vista atrás, desde los primeros instantes después de las explosiones y hasta bien caído el día, todos, absolutamente todos, pensábamos que ETA fue el autor en exclusiva. En tal caso, ¿Qué hay de extraño en que les diga a los terroristas etarras y a los que con ellos pactaron que ni un atentado tan brutal va a darles la independencia, obligando a cambiar de régimen, repitiendo casi con las mismas palabras con las que se describió el Pacto del Tinell de diciembre del 2003, (tres meses antes del atentado) y la reunión y acuerdo entre Carod Rovira y Josu ternera de Perpiñán de enero del 2004(dos meses antes)?

Harían bien los defensores del atentado reversible de analizar con un mínimo de rigor todo lo que Aznar ha venido diciendo desde después del atentado, abandonado ya el poder, (y que por cierto no está de más reiterar que no era él quien se presentaba a la reelección), y cuyo mensaje principal ya hemos reseñado y que se pueden resumir en tres premisas básicas y meridianamente diáfanas:

“uno de los componentes del atentado, pero no el único fue el islamista”

epílogo de su libro Ocho años de Gobierno. Una visión personal de España (Planeta, 2004): “Debo reconocer, sin embargo, que tal vez la opinión pública española no era lo suficientemente consciente hasta el 11 de marzo del alcance del terrorismo islámico, o por lo menos no tanto como lo ha sido de la amenaza del terrorismo de ETA. Si es así, el Gobierno tiene sin duda una responsabilidad que asumir. Quizás los propios éxitos conseguidos en la lucha contra ETA en los últimos años nos han llevado a bajar la guardia ante la amenaza fundamentalista” junto con “cada vez hay más pruebas de la posible implicación de ETA”

y terminando de aclarar su tesis: “los que idearon el 11-M no están ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas” palabras de las cuales es fácil deducir que la decisión no se tomó ni en el norte (vascongadas) ni en el sur (países árabes, Marruecos).

En cuanto a asignar la ideación del atentado reversible a las cloacas me remito a la respuesta que le ofreció Pio Moa y quien con rigor y a grosso modo, venía a decir que las cloacas no pueden responder a un ente difuso, autónomo, y que necesariamente ha de estar estrechamente unido por vasos comunicantes con los políticos y subordinadas a estos, lo cual creo que como principio general y lógico admite poca discusión.

En su salto sin paracaídas últimamente al acceder a lagunas lecturas, he constatado que tratan de configurar y representar la mano malvada de las cloacas bajo un ente formado por tecnócratas, que escondidos en cavernas oscuras (de mandiles todavía no han hablado, pero no me extrañara que alguno lo haga pronto sino lo ha hecho ya en privado) manejan a todos los políticos sean del signo que sean y controlan nuestros destinos.

Otra cosa bien distinta, es lo que mucho mejor que yo, explicó Pio Moa o analistas de inteligencia en varias informaciones de las que hago eco, que un grupo, en el CNI de antaño, transversal a varios cuerpos operara de forma autónoma pero siempre respecto a los demás departamentos y no ante quienes estaba obligatoriamente subordinado.

En esta defensa a ultranza de una teoría incoherente y descabellada, es lógico que cuando se les argumente acaben yéndose por los Cerros de Úbeda. Esto es lo que viene sucediendo a vista de todos en twitter.

Sirvan para describir con exactitud su manera “algo tramposa” de defender su teoría, los siguientes ejemplos, el primero es la respuesta que mediante twitter le dedicó Luis del Pino a quien como Mikel Buesa no comulga con las ruedas de su molino y con su tesis absolutista de que no intervinieron yihadistas en el atentado:

Mikel Buesa escribió y le publicaron en LibertadDigital un interesante artículo donde analiza un aspecto que poco se ha estudiado, que fue el coste monetario de los atentados y de sus consecuencias, y que lo encabezaba con: Economía del 11M – La conmemoración de los atentados yihadistas que tuvieron lugar el 11 de Marzo de 2004 en Madrid”

Y que presto Luis del Pino poco tardó en responder usando un toque de ironía muy poco respetuoso, que sin embargo no dirigió a Mikel Buesa a su cuenta de twitter @mikelbuesa como debería de haber hecho:

Luis del Pino @ldpsincomplejos  21 de mar.

@FrayJosepho Seguro que Buesa nos explica por qué las mochilas yihadistas con metralla no dejan metralla en el cuerpo de las víctimas

A lo cual le replico educadamente una obviedad que por supuesto me deja sin respuesta: el_terco yeda @_yeda_  21 de mar.

@ldpsincomplejos @FrayJosepho Buesa ha afirmado que el atentado es yihadista no que la mochila que apareció después no fuera falsa.

 

A Maite Pagazaurtundua, la ex-presidenta de FVT y actual miembro de COVITE, que fue además asesora del hermano asesinado por ETA de Mikel Buesa, y que días atrás había alabado el libro de Reinares, simplemente la silenció.

«Puzzle diabólico el de los fanáticos y trabajo ingente encontrar todas las piezas. Me he quedado impresionada. Un grandísimo, grandísimo trabajo.» Maite Pagazaurtundua, expresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo hablando del último libro de Reinares.

http://www.galaxiagutenberg.com/libros/%C2%A1matadlos!.aspx

No creo necesario repetir que no estando de acuerdo en la teoría de Reinares de un atentado exclusivamente yihadista, sí que les doy razón en que llevan parte de razón, como tendré ocasión de exponer.

Tampoco le tuvo que haber sentado muy bien a Luis del Pino que se le indicara que todos los expertos y analistas de inteligencia se toman muy en serio la revista de propaganda “Inspire” de Al Qaeda, que sin embargo cuando da una opinión sobre el 11-M que a él le inoportuna, todo argumento que le resta para contraponer es que “le da risa”. Y me temo que me quedaré con las ganas a que se atreva a desvelar quiénes son esos supuestos expertos que según Luis del Pino: “Dejando aparte que son muchos los expertos en terrorismo islamista que cuestionan la autenticidad de esa supuesta “publicación de Al Qaeda” llamada Inspire” que rechaza enumerar. Había que creerle porque sí, y no, me atrevo a afirmar que LdP no dice la verdad a sabiendas: no existen tales expertos, y él lo sabe.

http://blogs.libertaddigital.com/enigmasdel11m/alqaedalasintoxicacionesyel11m

12160/

En todas las fuentes que he podido consultar la unanimidad es total, no hay experto en inteligencia que cuestione la revista “Inspire” como órgano de propaganda de la revista Inspire: http://ijoc.org/index.php/ijoc/article/viewFile/1670/870

Hasta El País se tuvo que doblegar a la autenticidad de Inspire, aunque eso sí, antes de los últimos números donde se subrayaba el claro objetivo político de llevar al psoe al poder del atentado del 11-M:

http://elpais.com/diario/2010/07/18/internacional/1279404008_850215.html

Callado y mudo se ha vuelto a quedar Luis del Pino con las últimas informaciones provenientes de la CIA, que al desclasificar documentos requisados en la residencia de Osama Bin Ladin, entre todos los documentos, se ha encontrado uno que habla explícitamente sobre el 11M. Este informe que Al Qaeda no publicó, no se aleja de la versión de la revista de Al Qaeda “Inspire” de Setmarian, más bien al contrario, lo reafirma, al subrayar lo siguiente:

“Por la gracia de Alá, los honorables muyahidín globales golpearon los trenes españoles con múltiples y mortales explosiones en hora punta, lo cual, por la gracia de Alá condujo a que los españoles comprendieran el mensaje”, afirma el autor del texto, el comandante de operaciones de la red Abu-Salih Al Somali.” http://www.elmundo.es/internacional/2015/05/21/555ceed9ca474177478b459e.html

Pero hubo más, esta vez en el 2007:

Un portavoz de la organización terrorista Al Qaeda ha reivindicado la autoría de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid en un vídeo difundido en internet, en el que también asegura que el grupo “está orgulloso” de esos ataques. “Nos sentimos orgullosos de la destrucción que afectó a Madrid y Londres”, dice el cabecilla estadounidense de la red terrorista Adam Gadhan, más conocido como Azzam al Amriki, mientras se muestran imágenes de los brutales atentados. Nos sentimos orgullosos de la destrucción que afectó a Madrid y Londres “Continuaremos atacándoles, en casa y en el extranjero, así como ustedes nos atacan a nosotros (…) Y estos nidos de espías, mandos militares y centros de control desde donde planearon vuestra agresión contra Afganistán e Irak, y que aún proveen vital apoyo moral, militar, material y logístico a la cruzada, seguirán siendo blancos legítimos,” dice Gadhan según cita el sitio web de la experta en terrorismo Laura Mansfield.

En marzo 2016 la CIA vuelve a desclasificar documentos incautados durante la operación en la que ajusticiaron a Osama bin Ladin, en ellos vuelve a repetir perecidos mensajes al referirse concretamente al 11M, España y Aznar a quien nombra por su nombre:

En este nuevo documento desclasificado de los requisados a Osama bin Ladin se incluye un manifiesto en el que expone su opinión sobre lo sucedido en Madrid que relaciona con USA 11S.

No habla de los autores en concreto, pero sí de la firma o componente islamista del mismo al sumarlo entre los demás atentados de la autoría yihadista, y viene a corroborar el contenido de los anteriores documentos y por supuesto la opinión de la revista Inspire, órgano de Al Qaeda, que resumidamente vino a decir que el objetivo de los autores del atentado fue político para situar en el gobierno al PSOE perjudicando al PP.

No me sorprende nada porque hay precedentes, y pone en entredicho a Reinares, aunque él se agarre a la VO, puesto que nadie de Al Qaeda a pesar de estar en varios de los escenarios, tener contactos más que directos, estar vinculados con varios de los posteriormente inculpados, ha sido tocado por la mano de la justicia.

Una imagen debería bastar para saber qué ocurrió con esa participación de la AlQaeda española fetén, la auténtica, y fue cuando fueron a registrar la casa de Nayat Fadal, la esposa del número dos de Al Qaeda y propietaria de Morata, y la policía educadamente esperó diez minutos en la puerta mientras dentro se quemaban documentos. (los detalles se pueden consultar aquí más adelante). Y no pasó nada.

Esta es la traducción:

Thanks to God, then thanks to God who created the skies and land by justice, and allowed the oppressed to punish his oppressor likewise. Henceforth… This is a letter to occupying countries in general and our neighbors in the northern Mediterranean especially, peace be upon those who follow the right path. In this letter, I would like to remind you that justice is a must with whom you like and those whom you do not like, and if the opponent is right it does not make him less truthful. One of the greatest principles of faith is justice and staying away from oppression, and it has been said:

Oppression overpowers his own people and the consequences of injustice are adverse. And for you, the situation in occupied Palestine is an example, and what happened on 09/11 and 03/11 and others, is an exception for Al-Qa’ida. Though your merchandise has returned to you, security is an urgent necessity for all people, and conscious countries will not allow politicians to fool around with it. Also, we are not going to allow you to have complete control for yourselves.

We would like to let you know that your depiction of us and our work as terrorism is, of necessity, attributing it to yourselves and acts as well, since our reactions and acts are a response to your acts, which are destruction and killing of our people in Afghanistan, Iraq, and Palestine. Watching the news that has scared the world of killing the elderly handicapped AlShaykh Ahmad Yassin was not enough. In which sect are your victims innocent and ours are not, and in which faith is your blood and our blood is water? In justice, treatment needs to be likewise.

I would like to affirm what I have stated before. By the way, you do kill and you are going to be killed and he who starts first is going to be the worse oppressor. Your politicians and those who follow their doctrine and insist on erroneous beliefs in our rights to defense and resistance; they do not respect themselves as well as they underestimate people’s blood and minds, because their erroneous belief will complicate the case instead of solving it. They do not weigh things using the same scale.

Looking at the events that took and are taking place, from killing in our countries and yours, shows an important fact, which is that the oppression we both are under is due to Western politicians, who are sending your children despite your objections to our countries to kill and get killed. Therefore, it is in the best interest of both sides to not let the opportunity slip from those who shed the blood of people for their own narrow, personal interests, and pleasing the White House gang.

This war is driving billion of dollars for the big corporations, which manufacture weapons and reconstruction, like Halliburton Company and its sister and daughter companies. It is clear who is getting benefits of igniting this war and the bloodshed. They are businessmen of wars and suckers of people’s blood, who run the world politics from behind the curtain. President

Bush, circle of leaders in his world, and big media corporations are some of the tools which are used to mislead the people and take advantage of them. All of those in reality are the most dangerous death groups that are threatening the entire world, and the Zionist lobby form one of the most dangerous and difficult numbers of it. We are committed to continue fighting them.

If in the past the great French Revolution had directed a knockout to the dictatorship of priests and kings, today the Spanish Revolution became a great historic event, and caused a strong earthquake by directing the first most dangerous and painful blows to the dangerous death groups in the United States, causing the collapse of Aznar’s government, which is one of their effective tools. This is a big victory for all the victims worldwide and for those who have died in Madrid in particular.

Finally, I am presenting to the people a peaceful initiative due to the positive response of the latest events and the opinion polls in Europe, who want peace and reconciliation with us. In this initiative, we are obligated to stop Jihadists’ operations against every country that pledges not to attack Muslims or interfere in their affairs, and from that is the great Middle Eastern initiative. It can be renewed with every new government that pledges to abide by its contents with agreement from both sides. The initiative will start with the departure of the last soldier of that country from our country. You do know that Muslims will never betray this, if you want reconciliation. We have answered you, and on the contrary, if you do not want our peace initiatives and want otherwise, we are its sons.

Just be aware of war profiteer President Bush and his superiors and subordinates, who will derail this initiative, even if he is honest in his call for peace. He said that the killer of embryos and the one behind the abortion of pregnant women in Sabra and Shatila (TN: Palestinian refugee camps in Lebanon) is a peaceful man. Even if he was right in his call and the entire West stood with him in one row, facts prove us right and prove him a liar.

The Jihadists’ attacks against the Russians were after their invasion of Afghanistan and Chechnya; and the attacks against the United States were after its support for the Jews in Palestine and their invasion of the Arab Peninsula. Also, the attacks against the Europeans were after their invasion to Iraq and Afghanistan. So, stop killing us to save your own lives. The answer to this difficult simple formula is in your hands, and you know that the longer you ait the more difficult it gets. Do not blame us, you need to blame yourselves. Taking prevention measures is better than treatment. Smart people do not is regard their security, money, and people to please the era’s liar in the White House. The happy person is he who advises others and warns them. Getting back to doing justice is better than continuing doing injustice. Peace be upon those who follow the right path.

http://www.elmundo.es/internacional/2016/03/01/56d5c9b1268e3e88278b466d.html

Apostaría que no habrá referencia alguna por Luis del Pino, como no la hubo cuando desclasificaron los anteriores documentos.

Si burlesca fue la respuesta que Luis del Pino espetó a Mikel Buesa, quien estudió el coste que pudieron tener los atentados para el grupo de los musulmanes, no menos fue cuando se toma a chunga el testamento de Kounjaa y ofreció regalar en público por twitter pirulís al defensor de la VO que le explicara porque un marroquí firma con caracteres latinos una carta dirigida a su familia en Marruecos:

Luis del Pino @ldpsincomplejos  13 de mar.

1) Esta es la supuesta carta de despedida de uno de los “suicidas” de Leganés http://s.libertaddigital.com/fotos/noticias/ncartag181205.gif

3) Regalo un pirulí al primer defensor de la Versión Oficial que nos explique convincentemente para qué demonios añadiría…

Al que le contesté:

el_terco yeda @_yeda_  13 de mar.

@ldpsincomplejos pág. 36 explicación lógica y no delirante. Siento perder el pirulí porque en absoluto defiendo la VO:http://xurl.es/tablerodel11M  

 

A partir de ahí, su respuesta es bloquearme la cuenta, deduzcan ustedes.

Acabo con la crítica a la teoría reversible que parte del principio absoluto de que no hubo intervención alguna de islamistas, confrontándola a la opinión mayoritaria que defiende que el componente islamista es cierto, y que dan por demostrado que los de Leganés intervinieron en alguna faceta colateral al menos o como autores materiales, del atentado. Entre tan insigne grupo del que me enorgullezco pertenecer, por eso no tengo mérito alguno, se cuenta el diario el Mundo, que (hace pocos días nos recordaba que no tiene dudas de la implicación de los que murieron en Leganés), las asociaciones de víctimas, sus representantes y abogados del 11-M, y la inmensa mayoría de los investigadores, principales foros de los cuerpos de seguridad españoles donde cuestionan abiertamente la VO, y según encuestas, la teoría que más apoyos concita y que se podría describir como: el atentado fue protagonizado por los islamistas pero ayudados o contratados por otros.

No descarto que algo haya, que similares razones que llevaron a Múgica a abandonar (aunque opino que son más razones ideológicas al fijarme en su esfuerzo en alejar de repente el foco de cualquier responsabilidad de españoles en el atentado) sean las que impulsaron a dimitir de la primera línea política a la diputada por Asturias que llevó la investigación por el PP, Alicia Castro Masaveu.

 

Sn embargo, Jaime Ignacio del Burgo, Eduardo Zaplana, Ignacio González o Esperanza Aguirre, entre otros, y el europarlamentario Agustín Díaz de Mera siguen firmes en su postura de que no está cerrado el caso y apuntan a una mano turbia. Mientras que los que llevaron la batuta en el psoe se agarran como lapas al cargo, dando la impresión que el ser guardianes de los silencios inconfesables, les otorga réditos tácitos o expresos: Rubalcaba, Antonio Hernando, Álvaro Cuesta, con la excepción de Antonio Alonso.

 

¿Ese supuesto miedo a lo que se pueda encontrar detrás de las bambalinas es el que atenazaba las actuaciones del Ministerio de Justicia cuando estuvo presidido por Gallardón y de Torres Dulce, el por entonces fiscal general del estado? ¿Es el que impulsa a Jorge Fernández Díaz, Ministro de Interior a afirmar que sabe cosas de Said Berraj que no puede decir públicamente?

 

Dejemos aparte a Luis del Pino y entremos a analizar con algo de profundidad el núcleo o los fundamentos en los que se sustenta Ignacio López Bru para acabar hilvanando una teoría descabellada influido, sin duda, por las equivocaciones de LdP.

Tomando como cuerpo la teoría de Luis del Pino, solo los últimos planteamientos,  (porque fue por momentos bastante veleta como pudimos comprobar), Ignacio López Bru confecciona con matices y a partir de dicha teoría, de la que asume casi todos los retales, su particular hipótesis sobre el atentado:

En el capítulo 27.5. de mi libro, para mí de los más importantes, desarrollo con bastante extensión la hipótesis de la autoría de los atentados que me parece más consistente: aquella en la que actúa de una manera determinante una facción de las cloacas internas –en colaboración o no con ETA, y/o con otros servicios secretos, quizás galos, o no-, que engañan al Gobierno convirtiendo un simulacro de atentado etarra esperado para el día 12 (una especie de Omagh incruento) en un atentado de verdad con cerca de 200 muertos realizado un día antes, dejando totalmente noqueados a la sociedad española, al grueso de las Fuerzas de Seguridad y al Gobierno.

Lo primero que confunde, o se deja confundir por una confidencia de Múgica, (que “manda huevos” que diría Trillo, el giro diametralmente opuesto que dio a lo largo de la investigación hasta justo antes de abandonar la investigación, vendiéndonos un atentado islamista puro dentro de una conflagración mundial, y sin intervención alguna española) es cuando infiere y da por bueno un “un simulacro de atentado etarra esperado para el día 12” y todo ¡únicamente en base a un artículo de Múgica que en absoluto defiende ese planteamiento!

¿¡La siguiente afirmación que daña los ojos y el sentido común, es que ese supuesto simulacro de atentado etarra se pudiera haber practicado sin la colaboración de ETA!?

Siendo evidentes las incoherencias de base entre lo que dice su fuente y lo que él expresa, recurre a un aserto muy poco serio: “se parecía mucho” para salvar los abismos que separaban una y otra versión.

No solo falsea la realidad en este caso López Bru, es que además deduce de un artículo que él toma y aporta como fuente, un simulacro de atentado etarra del que ni remotamente Fernando Múgica habla en el primer agujero negro: “Hace ya horas que por puro sentido común se ha paralizado la operación, preparada para esa noche, para detener a toda la cúpula etarra”.  En el artículo en cuestión, el primer agujero negro de Múgica, un potpurrí con varios enigmas que contribuyeron a abrirnos los ojos a muchos, de las palabras textuales de Múgica, que acabamos de copiar literalmente, lo que se describe es una operación para detener a los etarras, en ningún lado habla ni remotamente de simulacro de atentado.

Por mucho que indagué desconozco a fecha de hoy que Múgica rectificase.

En este caso, por tanto, si Ignacio López Bru, que no es el único que compró (todavía no sé a quién identificar como fuente) ese simulacro, si hubiera hecho el esfuerzo mínimo de analizar los datos, como sin embargo ha hecho otras veces, fácilmente habría comprobado, porque la información estaba disponible hurgando en internet, que era de la Operación Genil de la que se hablaba. Dicha operación consistía en la detención de la cúpula de ETA y para su ejecución se habían movilizado centenares de agentes y ¡la había puesto en marcha Acebes!

Acebes montó la Operación Genil ante el temor de un atentado masivo de ETA antes de las elecciones generales de 2004; participando 200 agentes Antidisturbios, seis grupos de UIP, tres de Madrid, y otros tres de Málaga, La Coruña y Valladolid. La operación incluía las estaciones de Madrid.

Ante el convencimiento que tenían las Fuerzas de Seguridad de que ETA intentaría atentar de forma masiva en Madrid antes del 14-M, Acebes “blindó” la capital, protegiendo especialmente zonas comerciales, cercanías de estaciones, aeropuertos, estadios, grandes aglomeraciones y edificios oficiales, además de los denominados ‘barrios calientes’, zonas de Madrid donde ETA se ha hecho presente de manera continuada en los últimos años. Tenían, además un objetivo muy definido: realizar controles aleatorios y selectivos en las grandes vías de acceso a la capital a la búsqueda de vehículos o personas sospechosas.

Difícilmente, por no decir imposible, se habría podido llevar a cabo un descabellado simulacro de atentado que además requería la apoyatura de ETA. De las especulaciones de López Bru se colige que cientos de agentes dirigidos por Acebes, jugaron al escondite con los etarras a los que les suministraron mecheros y explosivos. Absurdo, pero sigamos.

Si fuera poco cuanto antecede, fíjense los datos que ofrecía el diario de El País sobre la operación Genil:

El organismo policial europeo, Europol, había advertido en un informe aprobado el pasado 22 de diciembre de los “cambios” observados “en el modus operandi de la organización terrorista” y del interés de ETA “en realizar operaciones a gran escala” en Madrid. Con todos estos datos, las fuerzas de seguridad se habían puesto “en estado de alerta máxima” y habían desplegado en Madrid la Operación Genil para intentar evitar un atentado de ETA. Miles de agentes participaban en ese dispositivo, que prestaba especial atención a las estaciones de autobuses y trenes, aeropuertos y nudos de comunicaciones.

Hasta Europol consideraba como factible y probable un atentado de ETA a gran escala, corroborado por los antecedentes más próximos, Chamartín, Baqueira, Cañaveras, que indicaban claramente la intención de atentar antes de las elecciones. Además de tantos otros datos que analicé, del que destacó el del jefe etarra Ternera cuando dijo aquello de: “Aznar no se iba a ir de rositas”.

Así que nada de simulacro de atentado, ni de tipo “Omagh” ni gaitas. Y sumar al disparate que con respecto a su posición sobre Omagh compartía las elucubraciones de Del Pino, que recordemos ¡lo achacaba a la propia policía británica! ¡Qué bien se vive diciendo lo que a uno le dé la gana sin tener que demostrar nada!

Como conclusión, ese simulacro con ETA, SS, Francia y quien se tercie, que otros SS convierten en matanza, no es nada más que una elucubración fantasiosa para que Ignacio López Bru pudiera cuadrar una teoría que hace aguas por todos los lados.

En su momento quise creer que, para inventarse tamaña barbaridad, debía estar respaldado por indicios de una cierta entidad, con pruebas sustanciales que demostraran o permitieran intuirlo, porque no podía creer que se dejara llevar por la fantasía en asuntos tan graves y llegara incluso a exponerlo en un libro negro sobre blanco. Me equivoqué y no invertí tiempo en analizarlo, y ahora que lo he hecho no puedo más que llevarme las manos a la cabeza.

Quiero aportar como última muestra de sus extravagantes métodos deductivos porque representa en si misma los errores en todo su razonamiento, dado que determinan las premisas a partir de las cuales construye su disparatada teoría: la ausencia de islamistas en el atentado, el asunto de la COPE y la difusión en la cadena de radio de la noticia que se había encontrado un teléfono móvil.

Aprovecho un tuit de Ignacio López Bru que contestando a una pregunta sobre las relaciones entre Serhane, Jamal Ahmidan y Lamari, a la que responde sorprendentemente lo siguiente: https://twitter.com/IgnacioLopezBru/status/679050896047763457

 

 

Más que sorpresa lo que muestra su respuesta es un total desconocimiento del relato de los hechos sobre los que él sin embargo pontifica. Relaciones entre los tres líderes están más que demostradas. Recordemos que al poco de llegar Jamal Ahmidan entra en contacto con Serhane, que Jamal días después le presta un Opel Astra que estaba a nombre de su suegra a Serhane,

(Permítanme que aproveche para traer a colación la oportuna aportación de una de las personas que más y mejor contribuyeron en la labor de investigación:

 

La noticia sobre el tunecino, porque según el Auto de cierre de sumario, pág. 70, “El 1 de octubre de 2003, en una vigilancia policial a Serhane Ben Abdelmajid Fakhet (…) se detectó que este contactó con el usuario de un vehículo que había estado a nombre de Abdelilah El Fadoual (…) en esa vigilancia también se identificó el vehículo Opel Astra M4518-OZ. El citado Opel Astra fue utilizado por Serhane Ben Abdelmajid Fakhet para abandonar el lugar tras el contacto de ese día”

Vamos a ver: El coche lo compró el chino, pero lo puso a nombre de la suegra por motivos legales. Cuando se fue a Marruecos le dijo a su suegra que se lo quedara y lo vendiera, pero ella no pudo por cuestiones legales, así que se quedó el coche, aunque no sabe conducir ni ella ni su hija.

El chino regresa en agosto a España y según la suegra ella le ve en septiembre en la calle,

pero su hija no sabía que hubiera aún vuelto. Luego la hija reanuda relaciones con el chino en octubre (antes confundí la fecha). Sin embargo, el 1 de octubre el chino ya le ha dejado el coche al tunecino.

La noticia de Cartagena, porque era él le pasaba información sobre El Tunecino… Habrá que mirar más.

Pero este dato me parece muy importante: El OPEL ASTRA de la suegra del chino en manos del tunecino desde el 1 de octubre. (…)

Enviado por Lookfor el día 5 de agosto de 2006 a las 17:34 (#2)

Sigue (…)

Efectivamente, lo de que el 1 de octubre el tunecino usa el Opel Astra de la suegra del chino es un seguimiento de la BPI al tunecino anterior al 11M, y me imagino que las llamadas del 12 y 13 de septiembre que tú has citado también. (Por favor confírmame la hoja donde está este dato)

(…) Por tanto: me creo que el tunecino usó el Astra desde el 1 de octubre, y que el 12 y 13 de septiembre se llamó al tunecino desde el teléfono de la suegra del chino.)

 

Mientras es Serhane quien le arregla el alquiler de la finca de Morata, finca donde se encuentran en profusión las huellas de ambos, que asisten a las reuniones de proselitismo y de llamadas al yihadismo, que Anouar Rifaat (el arrepentido) de Tetúan, del grupo de Jamal Ahmidan, venera como el que más a Serhane, que ambos, Jamal y Serhane toman un taxi para viajar a Lisboa desde Barajas, que si Jamal Ahmidan es quien actúa en el vídeo de reivindicación, es Serhane quien escribe el fax reivindicativo, etc. Tanta confianza había entre los dos personajes que hasta uno de los vecinos de Leganés reconoció subiendo a la casa a Serhane (que identificó ante la policía) acompañado del hijo de Jamal Ahmidan que por entonces tenía 10 años.

Muchos más ejemplos se encontrará el lector en el presente trabajo. Y que, si no hay llamadas de Lamari, debería Ignacio López-Brú haberse preocupado en informarse, puesto que es sabido que Lamari no usaba móviles por precaución al saberse vigilado, y recurría a cabinas cuando quería contactar con los demás, (lo explicaba con detalle los informes del CNI sobre el personaje, que él sin duda tuvo que haber leído). Añadamos a efectos de inventario que, según informaciones de los cuerpos de seguridad, Lamari también viajó a Lisboa para encontrarse en el restaurante “La Brasileira” con etarras. Como que, en fechas posteriores al atentado, a Jamal Ahmidan se le vio en varias ocasiones reunido con Lamari.

En cuanto al siguiente absurdo sobre la noticia en radio COPE a partir de la cual infiere las conclusiones más disparatadas:

No lo sabemos, pero una noticia que dio la COPE nos revela que la famosa mochila existía, y que se estaba buscando el momento oportuno para que hiciera su aparición estelar y poder inaugurar, así, la Versión Oficial islamista del 11-M. La dio el especialista en la lucha antiterrorista de la COPE, Juan Baño) a las 21:10, en el noticiario del programa de la tarde de José Apezarena, miembro del Opus Dei

La alusión de López Bru a que uno es miembro del Opus Dei es aparte de una bellacanería una auténtica sandez, que ni los más conspicuos conspiranoicos se atreven a plantear, salvo que intente con ello insinuar que es el poder oculto tras el cual se ejecutó el 11-M, lo que lo convertiría en el mayor de los dislates. No es descartable ni sorprende puesto que cae varias veces en la paranoia de la imputación al grupo religioso y es la principal teoría de uno de sus comentaristas al que él respalda y con el que se retroalimenta en su blog.

(puedes oírlo aquí): «Yo quería también comentar algo. Primero quería darle un dato aquí a la mesa que estáis en el debate, que tiene su relevancia, y es que, según hemos podido saber, una de las mochilas, precisamente una que no explosionó, portaba en su interior un teléfono móvil, que ha servido, al parecer, de detonador, un teléfono móvil que habría activado, a través de sistemas de teléfono móvil colocados en cada uno de los artefactos explosivos, las distintas bombas. Es decir, en la mochila no explosionada se ha encontrado ese teléfono móvil. Por lo tanto, un método de actuación que habría que analizar y que sometería a vuestros comentarios. ¿Cómo veis ese dato?».

Confieso que me cuesta mucho seguir su razonamiento y suelo perderme en sus disquisiciones, porque según le conviene a partir de endebles y parciales indicios, que interpreta conforme le viene en gana, alcanza conclusiones que categoriza como absolutas.

Las noticias sobre el móvil irradiadas por la COPE o la SER (que poco importa en el caso que nos ocupa), por lógica siempre provenían de sus fuentes en los cuerpos de seguridad, que a su vez no eran monolíticos ni rígidamente jerarquizados. Hoy sabemos que quienes tomaron las riendas y se saltaron las normas y los procedimientos que estaban reglamentados (la conducta de Sánchez Manzano es paradigmática) tuvieron enfrente a la inmensa mayoría que ejercieron honestamente su trabajo. En momentos de caos más absoluto, es normal que se difundieran mensajes parciales o incluso contradictorios, y que también los medios en su lucha por ser el primero en dar la noticia, buscando colgarse una medalla, se excedieran e inventaran o extrapolaran datos que no habían sido debidamente certificados o contrastados. No me siento por tanto capacitado para deducir verdades absolutas de todo lo que aconteció y menos de lo que pasó por varias manos para llegar al público, porque por si fuera poco lo que hemos analizado, desconocemos el 90% de lo que ocurrió exactamente. Lo que tengo absolutamente claro, es que no fueron las radios más que cadenas de transmisión de las noticias que les llegaban de fuentes oficiales. Por tanto, más que esa absolutamente disparatada teoría de

López Brú, viendo dragones en corderos que estaban siendo degollados, lo único que se puede deducir de aquella fatídica mañana es que a partir de datos parciales, rumores e informaciones intencionadamente distorsionadas por agentes dentro de los propios cuerpos de seguridad, que eran las verdaderas fuentes de los medios, se solapaban con la información que provenía de aquellos agentes, la inmensa mayoría, que trataban de cumplir honestamente con su trabajo en un ambiente de olla a presión que andaban igualmente perdidos corriendo de lado a lado ante el caos más absoluto, y que fueron a su vez, víctimas también de filtraciones interesadas. Por lo que dar viso de realidades absolutas a las informaciones, muchas veces contradictorias incluso dentro de las propias cadenas, es francamente aventurado y arriesgado. Los medios de comunicación en su lucha por ser los primeros en informar, mezclaban datos, equivocaban en detalles y todo era por anticiparse. Casos hay a cientos. Extraer de algunos de esos datos concretos conclusiones, un ejercicio fatuo e inútil.

Por otro lado, es evidente deducir que junto a aquellos que buscaban recopilar datos reales de lo sucedido, se superponían los más activos, porque el tiempo les apremiaba, que fueron quienes enviaron globos sonda o informaciones sesgadas o dirigidas a los distintos medios de comunicación. Estos fueron los que junto con los que estaban montando las piezas indispensables del encubrimiento (acaparamiento de los restos de las explosiones en los trenes, mochila13 para la goma2eco, móvil para detener a Jamal Zougham, relleno de la kangoo para apuntalar la goma2eco, aprovechándose del vehículo en el que avistó el portero de la finca a los terroristas que llegaron a la estación) asumieron el papel de altavoz de las manipulaciones que se llevaron cabo. Y no podemos dar por hecho, (la mochila13 fue una chapuza por la metralla), que incluso entre unos y otros la información fluyera nítida y concreta. Con mucha más razón, poco podemos inferir de las noticias cuando llegaron a los medios y estos la difundieron.

En cuanto al móvil es innegable que en la mochila desactivada en los trenes, un policía municipal, Jacobo Barrero, la describió claramente y que esa información tuvo que correr como la pólvora, eran además las primeras horas de la mañana. El colmo del absurdo es deducir tortuosas intencionalidades detrás del hecho que un-agente-u-otro-medio-de comunicación- hablaran de un modelo y marca específico.

Lo del globo sonda del móvil en la kangoo es probable que surgiera de la descoordinación entre quienes solapaban nuevas pruebas para manipular escenarios reales, y aquellos que ejercían de eslabones con los medios de comunicación. Poco por tanto se puede deducir. López Bru incurre además en un error mayúsculo que le hace alejarse más aun de la realidad de lo ocurrido y es que directamente se inventa porque no lo explica ni razona, de que en los trenes no usaron móviles: “Por supuesto, como el lector ya se puede imaginar, las bombas de los trenes no fueron activadas por medio de teléfonos móviles, sino por unos temporizadores cuyos restos, al igual que pasara con los restos de los explosivos” a partir de ahí, el hecho de recurrir a razonamientos estrafalarios para encajar en un todo es de lo más inocente y huelga seguir dedicando el tiempo a analizar sus conclusiones. Aprovecho la ocasión para reiterar que Maussili Kalaji confesó que una pareja de policías le mostró restos chamuscados de los móviles con que activaron las bombas de los trenes (se puede consultar en el tablero). Restos que, puesto que estaban impregnados con el titadyne, se guardaron muy mucho de ponerlos a disposición de los peritos químicos independientes.

¡Y luego resulta que es López Bru quien se queja de que los medios no le hagan publicidad a su libro!

Termino este capítulo dejando una pregunta abierta: ¿De dónde diablos se han inventado algo tan grave como pudo ser el simulacro de un atentado etarra que luego otros magnifican? ¿Me he perdido testimonios, pruebas o informes que prueben o permitan deducirlo? ¿O todo es fruto de una mente fantasiosa del tenor de lo leído y necesidad de encajar hechos a martillazos en una conclusión prefijada?

       

4.2         Deconstruyendo paso a paso la teoría revisitada de Reinares.

Fernando Reinares es, como muchos lectores ya conocerán, investigador principal del Instituto Elcano. Si suben en la página anterior donde aparecen los distintos investigadores del Instituto, se tropezaran también con otro de los investigadores principales: Haizam Amirah Fernández y que si se preguntan porque lo traigo a colación, el motivo es que también jugó un extraño papel en el 11-M como tendrán ocasión de leer a continuación:

Ayer contamos como el analista de Elcano que compareció como testigo no supo contestar a un abogado cuando le preguntó que en qué medio había leído la primera referencia al documento yihadista descubierto por un analista de la defensa noruega donde se señalaba a España como posible objetivo de la yihad por ser el eslabón más débil de la alianza encabezada por los EE UU. No pudo contestar porque la primera referencia no la encontró en un medio de comunicación, sino que se la dio el subdirector del Real Instituto Elcano de entonces. A Haizam Amirah Fernández no le vendría mal aprender, además de cultura árabe, algo de derecho romano: suum cuique tribuere.

En el mismo artículo:

Pues bien, Cartagena afirmó ayer haber visto a El Tunecino, tras seguirlo en una ocasión, hablar con alguno de los agentes de la UCIE que él conocía. Por lo que concluyó inmediatamente que, como él, era también confidente de la policía. Es más, después de haber preguntado a sus controladores por este hecho, notó que El Tunecino comenzó a esforzarse para que los miembros de la célula recelaran de él, lo que le llevó a pensar que los policías habían comentado con Serhane que Cartagena los había visto juntos y El Tunecino, para protegerse frente a una posible delación de Cartagena, levantó las sospechas contra él. De lo cual el propio Cartagena concluyó que, para la policía, El Tunecino era un confidente más importante que él mismo (…)

Sin embargo, dado que Cartagena no está procesada, carece de motivos aparentes para mentir. Si fuera verdad que El Tunecino era confidente de la UCIE, el cuadro resultante sería muy inquietante.

http://www.gees.org/articulos/11_m_un_ciclon_llamado_cartagena_3664

 

Descartando las hipótesis más delirantes que imputan a la OTAN o al OPUS (haberlos haylos) la comisión del atentado, la última de las teorías alternativas, incluyendo la que se bosqueja en este trabajo, y tras las cuales se posiciona la mayoría de detractores de la VO, que merece un capítulo aparte y que abordaré es la que defiende Fernando Reinares. Es la teoría que con profusión de nombres árabes, lo que siempre otorga un plus de credibilidad y sabiduría, nos describe en su último libro con el llamativo titular “Matadlos”.

La primera impresión que me causó oír sobre el libro y en particular las interpretaciones que de la “renovada teoría” se hizo desde insignes defensores de la VO, (como Garzón, por ejemplo), no fue otra que la de estar presenciando una invitación para que sectores de la sociedad que no estaban conformes con la versión oficial se sumaran al cierre en falso de la investigación. Se les vendía que diez años después, la guerra de Irak dejaba de ser la causa del atentado y que eslóganes que les sirvieron en su día para calentar las masas y auparse al poder del estilo “tu guerra nuestros muertos”, dejaban de tener sentido. La sensación de encontrarme ante una nueva negociación del tipo: te concedo esto, pero nos callamos todos.

Mucho más verosímil que esa impostada versión, es la opinión que le merece al director del CNI, Sanz Roldán, que además de desmentirla tajantemente: “negó esta versión de Reinares. “Dijo que los atentados del 11 de marzo no fueron como lo dice Reinares. Que esa versión no cuadraba y que no era creíble”, aseguran estas fuentes”.

http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/FelixSanzRoldanCNIdegenerativa_0_2237176283.html

Es bastante obvio por otro lado, que Reinares con esta versión revisitada trata por todos los medios, y con escaso éxito si no fuera por toda la maquinaria puesta a su disposición, de salvar los graves errores en la VO como los abismales agujeros negros de dicha versión. En la campaña de propagación ha recibido el respaldo del anterior Ministro de Interior de Zapatero, Antonio Camacho, y del que fuera anterior Presidente del Instituto Elcano y antiguo Ministro de Defensa (impuesto) Eduardo Serra, hombre de régimen como pocos. No está de más traer a colación como se volvió a prestar Eduardo Serra para el montaje burlesco de Jordi Évole sobre el 23F, documental al que llamó “Operación Palace” y que no tuvo otra intención que la de desactivar la información que nos narró Jesús Palacios y Pilar Urbano que con todo lujo de detalles, entrevistas y testimonios fueron desgranando la verdad sobre quienes estaban involucrados en el golpe. Quédense con los nombres que participaron porque de ingeniería social, que recuerda al 11M, trataba el tema, no pudiendo faltar a la cita Iñaki Gabilondo.

Un último inciso porque no es el objeto de este trabajo, pero que traigo a colación para entender qué es y cómo se practicaba la ingeniera social: la creación y manipulación de estados de opinión en la sociedad en general, y fue el caso de las cartas desclasificadas del embajador británico al entonces Rey de España, Juan Carlos, El embajador británico recalcó sin embargo que el Monarca puso “un énfasis especial” en que el Gobierno español daría “algún paso sobre Gibraltar” con la intención de “mantener tranquila a la opinión pública durante algún tiempo“.

Los comentarios al libro de los siempre acérrimos defensores de la VO, son además una muestra clara de la intención que persigue, dar carpetazo al 11-M: “ha escrito el libro definitivo”, “deja sin argumentos a las teorías conspiranoicas”,”la obra más completa sobre el 11-M”, etc. No obstante, quiero subrayar la sorprendente apelación de algunos medios, que más bien parecen cantos de sirena, brindis al sol o “excusatio non petita”, concluyendo que de la lectura se deduce categóricamente que la ETA no estaba, dando la sensación de que es lo único que les importa.

Seguidamente me limitaré a analizar y refutar el mensaje que se desprende de sus apariciones públicas.

A tenor de las sinopsis que he podido consultar, de las intervenciones del autor que de pronto aparecía en todos los medios como si de una estrella de cine se tratase, de las tertulias y de las críticas que ha recibido, de forma muy resumida, viene a decir Fernando Reinares que la génesis del 11-M hay que buscarla en Pakistán, en el año 2001, y en Amer Azizi a quien confiere un protagonismo esencial en la ideación del atentado. Y que para indagar en sus motivaciones hay que adentrarse en el conflicto que desembocó u originó la respuesta judicial contra Al Qaeda en España, la llamada Operación Dátil.

Si fuera cierta la hipótesis de Reinares, lo cual pongo fuertemente en duda, porque para empezar difiere de la opinión que en el 2013 ofreció del atentado la propia Al Qaeda, a través de su órgano de propaganda la revista Inspire, al describirlo como una operación con clara motivación y oportunismo político-estratégico, aclarando meridianamente que tuvo como objetivo dañar al Partido Popular al tiempo que favorecía las opciones de llevar al Psoe al poder,

http://www.elconfidencialdigital.com/seguridad/publicacionQaedaexplicaperpetroatentados_0_2039796026.html

otra de las incongruencias en las que incurriría Reinares es el problema con el que nos enfrentaríamos si siguiéramos el hilo de una forma lógica y documentada, y que no es otro que la implicación de personas y estamentos que hasta el momento estaban cubiertos con un manto que les ocultaba al escrutinio judicial y público.

Lo siguiente que quiero señalar, es que si bien el 11-M tuvo un componente islamista, este no fue ni de lejos el principal, y que, por otro lado, ya desde los primeros pasos de la investigación de la policía en el 2005, se investigó a Amer Azizi y la red de Al Qaeda como posible autor intelectual, y se tuvo que descartar por falta de pruebas,

De entre los seis huidos, los investigadores dan mayor importancia a Amer el Azizi, marroquí al que sitúan en la célula «intelectual y operativa» del 11-M. Aunque varios de los detenidos han afirmado en sus declaraciones que desde hace años desconocen el paradero de «Othmam al Andalusi», los agentes creen que estuvo en el «núcleo» que «ideó y preparó» los atentados.

http://www.abc.es/hemeroteca/historico04032005/Nacional/lapoliciadariaporcerradalaautoriamaterialdel11mconlacapturadeseishuidos_20972952510.html

 

Pruebas que ahora argumenta haber encontrado Reinares. Por tanto, tengo la sensación de estar viviendo un dejá vu.

Lo paradójico del caso es que las advertencias de que se gestaba un atentado en el que participaban islamistas no escasearon, provenían de distintos focos del mundo islamista y musulmán y de confidentes infiltrados en sus filas, y ponían nombres a los mismos que Reinares identifica como autores materiales. Serhane, Lamari con el añadido de Jamal Ahmidan. Primera incongruencia que el investigador pasa por alto.

La segunda objeción es que obvia una coincidencia temporal y física de enorme calado que podría por si sola echar abajo su tesis.

Porque si indiscutible es que, a finales del 2001, que es cuando Reinares sitúa la decisión de atentar en España, Amer Azizi, Abu Dahdah y Adnan Salah formaban parte del organigrama de Al Qaeda, también lo es que los servicios secretos pakistaníes y españoles detectaron e investigaron el viaje de tres etarras que fueron a negociar con Al Qaeda la adquisición de misiles. Negociación que tuvo lugar, igualmente, en la frontera afgana después de hacer escala en Islamabad, Pakistán.

Naturalmente prescinde también Reinares de mencionar nada de la operación que se denominó “Sable Samurai” que también tuvo lugar meses después en septiembre del 2001, (atentado de Al Qaeda a las Torres Gemelas de Nueva York) lo cual encajaba en el contexto temporal  y daba la impresión de ser una segunda fase del plan que se había iniciado durante  la primera reunión en enero (y que algunas fuentes sitúan en julio) de ese mismo año donde se negociaron los acuerdos de colaboración y la entrega de misiles de Al Qaeda a ETA en Pakistán. La operación la conocemos gracias a la incautación de una carta del islamista Ismael, preso en Francia por pertenencia a Al Qaeda, dirigida a José Luis Urrusolo Sistiaga, (recién salido de la cárcel a pesar de estar condenado a 500 años), jefe de ETA y a las conversaciones pinchadas:

“¿Has visto lo que ha pasado en Nueva York?… Ja, ja, ja. En una palabra, ¡magnífico! La teoría del terror aplicado en su pureza… La nada. Fue un regalo magnífico para mí. He visto el coronamiento de mis ideas teóricas. ¿Te acuerdas, Joseba, hace cuatro años cuanto te hablaba de la teoría de las cargas…? (…) Todavía me quedaré en Francia año y medio. Durante ese periodo puedo ayudaros. Después de dos meses y seis días de trabajo en los preparativos de la operación Sable Samurai. Vamos a hacer esa operación y os lo demostraré (…) Esperemos que una hipotética colaboración grupos islamistas-ETA no incluya el préstamo de un terrorista suicida”.

En la misiva podemos leer que el islamista se refiere a una “teoría de cargas” de la que supuestamente habían hablado cuatro años antes, es decir 1998/99. Pues bien fue de Juana Chaos quien previamente, coincidente con esas mismas fechas, expuso su teoría que él llamó de la ‘doble presión’: «Si los integristas quisieran, los españoles echaban a correr en una semana».

(Lamentablemente, tengo que actualizar el tablero con la noticia que, a fecha de 28 de febrero, el asesino de ETA, Urrusolo Sistiaga acaba de obtener la libertad habiendo cumplido 19 de los 500 años que había sido condenado. Le sigue la liberación de Otegi. Curiosamente los dos que el 11M apostaban a primera hora por la participación/colaboración de ETA en el 11M)

La siguiente sorprendente aseveración de Reinares, por lo que en seguida veremos, y que únicamente si usáramos el sentido común concluiríamos que carece de entidad suficiente para ejecutar un atentado de tal calibre que causó 200 muertos y 2000 heridos, es que la justificación de atentado fue por venganza por la Operación Dátil ordenada por Garzón contra la cúpula de Al Qaeda en España.

Lástima que Reinares que tiene acceso a tan buena información, no nos cuente que la Operación Dátil fue puesta en marcha gracias a un confidente del policía Maussily Kalaji, el mismo que liberó los móviles del 11-M y fue escolta de Garzón.

Se da la circunstancia de que el confidente que Maussili Kalaji utilizó en 1989 para desarticular el comando terrorista que pretendía atentar contra intereses norteamericanos en Europa es el mismo que intervino en la ‘operación Dátil’. Esa acción policial, llevada a cabo en noviembre de 2001 y dividida en cuatro fases, fue la que permitió detener a todos los imputados que hoy se sientan en el banquillo de los acusados por el 11-S en España y cuya organización presuntamente dirigía Abu Dahdah.

Al achacar a la detención de la cúpula de Al Qaeda también se olvida Reinares de la sospechosa coincidencia de los explosivos de los islamistas y lo que la propia sentencia en la que se detiene a la célula de Al Qaeda establece sobre el explosivo que se le localiza a Jasem Mahboule, uno de los dos lugartenientes de Abu Dahdah junto con Mohamed Needl Accaid (el dueño de Morata):

“El diario La Razón publicaba el pasado sábado en portada que ETA aprovechó el alto el fuego para perfeccionar el «anfoal», un nuevo explosivo. La noticia, confirmada por City Fm por nuestras fuentes en las Fuerzas de Seguridad, es de J.M Zuloaga. La noticia se ha sabido gracias a la detención del etarra en Barcelona que tenía como destino Cartagena (Murcia).

 

Lo interesante de la noticia es que ETA nunca ha usado este explosivo, y es la primera vez que ha estado probando con él. Lo significativo es la coincidencia de las formulas entre la banda terrorista ETA y Al Qaeda en la fabricación de este explosivo.

 

En el sumario 35/01 con sentencia 36/2005 del juicio a la Red de Al Qaeda en España, en la página 48 del documento en PDF, se encuentra la misma fórmula y la misma composición a Jasem Mahboule, mano derecha de Abu Dahdah, y que se reunió junto con Said Chedadi con Najib Chaib (compañero de piso del etarra-batasuno Yusuf Galán). La composición es de 88,5 de Nitrato Amónico, 3,5% de fuel y 8% de aluminio, la misma que se le ha encontrado en el manual de explosivos al etarra Iker Aguirre en Barcelona.” Fuente: Cityfm

 

En el conjunto del libro a Reinares se le puede aplicar aquello de “arrimar el ascua a tu sardina”, porque elude, o más bien rehúye tomar en consideración (aparte de los ya indicados), los siguientes hechos ordenados en una secuencia temporal coincidentes con los datos que Reinares enumera, que necesariamente aportan luz, dado que además se vieron implicados personajes secundarios de las tramas que desembocaron en el 11-M, y algunos de los que posteriormente fueron procesados por la matanza, y que cronológicamente son:

(Ver cuadro)

El 2001, operación Pipol por la cual se detiene a Toro por tráfico de drogas, en el registro se le incautan explosivos, pero no es condenado por ello.

Llega a España Rabei Osman el egipcio,

El traslado a la prisión de Asturias de Abdelkarim Benesmail

El viaje a Marruecos de los confidentes Toro y Trashorras quienes ya andaban buscando expertos que supieran montar bombas con móviles.

Ahora vayamos a los hechos concretos que relata y cotejemos con los que conocemos porque nos los han contado filtraciones a los medios, forman parte de documentos oficiales del Juzgado o de contenidos de informes policiales:

Uno de los primeros asuntos que saltan a la vista y chocan, es el hecho de asignar a Al Qaeda, Amer Azizi, la decisión de atentar en venganza por la detención de la cúpula de AlQaeda, cuando ninguno de los miembros de Al Qaeda está imputado y menos aún ha sido condenado en la causa del 11-M, con el agravamiento que los miembros de Al Qaeda:

  1. Estaban identificados, y sujetos a vigilancia.
  2. Eran dueños de la finca de Morata, donde además nos dicen que montaron las bombas de los trenes. Finca que se conocía perfectamente porque ya había sido alquilada por Maymouni, el contrato obraba en poder de la policía (*). y que además la UCIE reconoce estaba implicado en la célula de Al Qaeda.
  3. Sus conexiones con la célula de autores materiales que cometió los atentados eran evidentes, y sin embargo se les exonera de haber participado.
  4. Entre otros, con Serhane el tunecino y especialmente Said Berraj con quien mantenían un contacto más que estrecho. Said Berraj con Azizi de quien era su mensajero, y Serhane con Maymouni (atentado de Casablanca) y Abu Dahdah.
  5. Estaban íntimamente relacionados con las redes yihadistas que intentaron atentar contra la Audiencia Nacional y cuyo miembro Abdelkrim Benesmail era el lugarteniente de Allekema Lamari.
  6. Sospechosamente durante la investigación fueron o protegidos por la policía o recibieron un claro trato de favor, como de seguida comprobaremos.

(*) Contrato de arrendamiento de Morata a Maymouni 2002

 

Tracemos un sencillo organigrama que nos permita seguir el hilo:

                                                                                                                                                                 Anwar        Adnan

Salah primer jefe de la célula de Al Qaeda en España, fue procesado por Garzón por los atentados del 11 de septiembre, fue el guía de los tres etarras que llegaron con pasaportes belgas, en Pakistán.

En 1994 funda la célula yihadista en Madrid que se hizo llamar los “soldados de

Alá”, al año siguiente se

trasladó a Afganistán, donde organizó campos de entrenamiento, y mantuvo relaciones con el GIA (Lamari) y el FIS argelino, con HAMAS palestino (es cuando la CIA informó a España de tráfico de armas entre ETA y HAMAS).

Los etarras en su viaje a Pakistán, y según fuentes de la investigación, pudieron llegar acompañados de Imad Eddin Barakat, Abu Dahdah, que había sustituido a Salah al frente de la célula española de Al Qaeda “los soldados de Alá” y que durante el 11-M estaba detenido por la operación Dátil.

Yusuf Galán, otro de los personajes al que se refiere Reinares, pero del que se olvida mencionar su pasado batasuno, sí ¡ETA! y miembro de la célula de Abu Dahdah fue también detenido bajo la misma operación, estaba estrechamente relacionado con Abdelkarim Benesmail.

Abu Dahdah, alias de Imad Barakat, “38 años, llegó a España en 1986. Poco después conoció a Marisa, una joven madrileña, y se casó con ella. La pareja tiene ahora cuatro hijos y espera un quinto, vive sin grandes apuros de su negocio de importación de productos textiles, que vende a los mayoristas sirios, libaneses, marroquíes, argelinos, iraquíes, chinos o indios que se apiñan en el laberinto de diminutos comercios de Lavapiés, y comparte un piso en propiedad en el número 85 de la calle de Pablo Neruda (…)

Garzón vincula a Abu Dahdah, español de origen sirio, «con la preparación y desarrollo de los atentados perpetrados por pilotos suicidas el 11 de septiembre de 2001», y le imputa un delito de integración en banda terrorista, varios de falsedad documental por el robo y uso fraudulento de tarjetas de crédito, y múltiples delitos de terrorismo «por tantos cuántos muertos y heridos se hubieran producido en las Torres Gemelas de Nueva York, el Pentágono de Washington y Pennsylvania».

http://www.elmundo.es/papel/2002/01/06/espana/1090561.html

¿Saben qué policía se consideraba amigo de Abu Dahdah? Maussily Kalaji el mismo que fue escolta de Garzón y liberó los móviles que usaron en los artefactos de los trenes.

Otros islamistas que tuvieron un especial protagonismo en la célula de Al Qaeda fueron los hermanos Chedadi, también procesados por Garzón en la operación dátil.

Estos dos hermanos fueron quienes pocos días de la salida de la cárcel de Lamari, le propusieron que liderara el grupo radical formado por Mohamed Afalah, Abdelmajid Bouchar y Mohamed Bouharrat, (el último de los cuales es quien manejaba un vehículo propiedad de Hicham Ahmidan en el que aparecieron varias prendas deportivas repartidas con el resto que encontraron en la kangoo de Alcalá. La Kangoo robada era propiedad de un ebanista que era además entrenador de un equipo juvenil de futbol sala).

Repasemos la siguiente nota del CNI emitida el 15 de marzo del 2004, sobre indicios de actividad terrorista:

 

“La principal línea de investigación de nuestro Servicio apunta a que los atentados serían atribuibles a un grupo local de personas, con organización todavía rudimentaria, que responden a orientaciones ideológicas de la Jihad Internacional radicados en países de nuestro entorno, preferentemente norteafricanos. En esta línea, uno de los nombres que se han citado como posible planificador y/o ejecutor de los atentados del 11-M en Madrid, es el de Allekema LAMARI @ “YACINE” o “YASSINE”, (fn 10.07.1965). Este individuo fue arrestado en España en

1997 y fue encarcelado por pertenencia al GIA argelino. Pasó seis años en prisión (dos en AlcaláMeco) y fue excarcelado en junio de 2002. Actualmente se encuentra en búsqueda y captura para cumplir la condena definitiva de más de 14 años por delito de terrorismo. Podría usar un pasaporte español, real, pero con la fotografía sustituida, a nombre de Khaied Ali GHADBAN ALHASSAN, fn 25.03.1962. Suele emplear distintos nombres dependiendo de la ciudad en que se encuentre (Mohamed en Madrid, Yacine/Yassine en Valencia). “Se tiene conocimiento de que un correo de LAMARI es el conocido como Abdulnnabi Chdadi (Abdennabi Chedadi), hermano de Saif CHDADI en prisión, quien a su vez podría tener relación con uno de los detenidos el pasado sábado en relación con los atentados de Madrid. Esta línea operativa está siendo investigada actualmente por este Centro.

 

…. Las informaciones que apuntan a la participación de Allekema LAMARI, provienen de Fuentes humanas propias de fiabilidad media-alta, tanto desde dentro como desde fuera de España y son investigadas con intensidad por nuestro Servicio, constituyendo actualmente una de las principales líneas de investigación. Como consecuencia de lo anterior, se estima que, a corto plazo, es probable la ejecución de nuevos atentados indiscriminados…”

 

Y gracias a la investigación del diario El Mundo, vemos como un vehículo Golf se convierte en un sólido eslabón:

 

“Un Volkswagen Golf azul metalizado con matrícula M-0025-WP, fue retirado de la calle de San Dionisio por la Policía Municipal de Leganés, donde llevaba UN AÑO abandonado.

 

Su primer propietario fue un español, con residencia en Madrid, que se lo vendió al terrorista islamista Amer el Azizi que sería, según la policía, el jefe de El Tunecino y de Driss Chebli. Azizi fue entrenado en campos de Afganistán como muyahid, tenía un vínculo directo con Rabei Osman, El Egipcio, y formaba parte de la estructura de Al Qaeda en Europa.

 

Azizi, que por una indiscreción de dos agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) logró escapar de la redada que, en noviembre de 2001, llevó a cabo Garzón contra la célula de Al Qaeda en España, transfirió el Golf a Driss Chebli el 19 de diciembre de aquel mismo año.

 

Azizi, INCOMPRENSIBLEMENTE, volvió a España tras las primeras detenciones de la operación Dátil, vendió y traspasó el vehículo a Chebli, dejó en manos de El Tunecino la célula terrorista que él mismo había comenzado a montar en Madrid y volvió a desaparecer. Junto a El Tunecino estarían Said Chedadi, detenido en la operación Dátil; Allekema Lamari, jefe del argelino Abdelkrim Benesmail, y el mismísimo Driss Chebli, de quien la policía consiguió recuperar una huella en uno de los libros del piso de Leganés.

 

El Golf de Azizi y de Chebli fue utilizado por El Tunecino en diferentes encuentros con sus compañeros de célula. En noviembre de 2002, tras la huida de Al Andalusí y antes de que detuvieran a Chebli, el coche con matrícula M-0025-WP se desplazó, con El Tunecino dentro, hasta la calle de Moncada de Madrid. Allí vivía otro integrante del comando: Mohamed el Ouzzani.”

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2006/05/18/espana/1147954757.html

 

No está mal para echar por tierra la supuesta ausencia de indicios de responsabilidad directa que afirma Reinares no se encontraban en los detenidos de la cúpula de Al Qaeda con los responsables del 11-M.

Es aconsejable antes de proseguir que leer o repasen el artículo publicado en el Huffingtonpost, de fechas muy recientes, marzo del 2014, con la entrevista a Reinares:

 

¿Dónde surge la idea del 11-M?

A más de 6.600 kilómetros de Madrid, en la portuaria megaurbe de Karachi (Pakistán) el marroquí Amer Azizi ideó el 11-M, según Reinares. Ahí nació el devastador plan de la mente de este inmigrante que llegó a España a finales de los ochenta o principios de los noventa y que, tras una juventud en la que fumaba hachís y escuchaba reggae, en Madrid se radicalizó y se volcó en la faceta más excluyente y rigorista de la religión islámica.

A finales de 2001, Azizi se entrevista con otro correligionario de origen marroquí, conocido como Abdelatif Mourafik (condenado posteriormente por delitos de terrorismo tras los atentados de Marruecos en 2003), con el objetivo de que los españoles sufrieran el mayor atentado de su historia.

¿Por qué?

Azizi había llegado a Karachi procedente de Irán, donde le había sorprendido la operación Dátil, lanzada por el juez Baltasar Garzón para desactivar la célula que Al Qaeda había fundado en España en 1994. La mayoría de sus componentes fueron detenidos en la misma en noviembre de 2001, entre ellos su cabecilla Abu Dahdah.

Uno de los que no fueron cazados por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado fue Azizi, que se encontraba fuera de España. Por ello, sostiene el autor, la decisión inicial de atentar contra España surge del anhelo de venganza de este hombre por la desactivación del grupo de Abu Dahdah.

¿Solo deseo de venganza?

Este deseo de Azizi se ve complementado para que avance la preparación del 11-M con una trascendental reunión que se celebra en febrero de 2002 en Estambul (Turquía) entre una serie de grupos yihadistas, que acordaron que las acciones para la guerra santa no solo tendrían lugar en lugares donde hubiera conflicto armado, sino también en países habitados “principalmente por infieles”.

A partir de ese momento se pone a España en el foco de los objetivos, al participar el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), que formaría parte del entramado del 11-M. En consonancia con la reunión de Estambul, en Madrid recibe órdenes Mustafa Maymouni también perteneciente al grupo de Dahdah y no encarcelado- de parte de Mourafik y Azizi de crear dos células: una en Marruecos (Kenitra) y otra en España.

¿Cómo se forma la red terrorista del 11-M?

El conjunto de yihadistas que conforman la red final del 11-M se pueden enmarcar en tres grupos: los miembros no detenidos de la célula de Abu Dahdah, las estructuras con las que contaba el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) en Europa occidental -especialmente en Bélgica y que estaban conectados con la reunión de Estambul- y la banda de ‘El Chino’ – un grupo de delincuentes comunes que fueron radicalizándose en su concepción religiosa-.

Asimismo, señala el autor, hay algunos otros miembros que no se pueden inscribir directamente en una de estas tres patas, pero que son anexionados a la causa. Estas tres ramas fueron aglutinándose de manera progresiva durante un año y medio. En un contexto cronológico, el proceso de formación se iniciaría en marzo de 2002 y concluiría en agosto de 2003.

 

¿Qué nos dicen las fechas?

Si se tienen en cuenta estos plazos, Reinares recuerda que este grupo se forma seis meses después de los atentados del 11 de septiembre, cuatro meses después del inicio de la guerra de Afganistán y de la operación Dátil, más de un año antes de la guerra de Irak y 20 meses antes de anunciarse la convocatoria de elecciones generales en España para el 14 de marzo de 2004.

¿Cómo da su beneplácito la cúpula de Al Qaeda al plan de Madrid?

 

Al deseo de venganza de Azizi y al criterio de oportunidad de la reorientación de varios grupos yihadistas en Estambul, se suma un tercer componente para llevar a cabo esta operación sangrienta: el sí del núcleo de Al Qaeda.

El visto bueno, sostiene Reinares, se produce a mediados de 2003. Los líderes de la organización dan luz verde al alcanzar el propio Azizi un importante puesto en la estructura global. Nada más y nada menos, el marroquí se llega a convertir en el adjunto del jefe de operaciones externas, Hamza Rabia. Este es el tercer factor que dará marcha al 11-M.

Desde Pakistán, Azizi iba dando órdenes a través de Mourafik a Maymouni, el origen de la célula del 11-M. Tras la detención de este último en Marruecos en 2003, se encargaría de sus funciones en Madrid Driss Chebli y, posteriormente, ‘El Tunecino’.

¿Qué perfil tenían los terroristas del 11-M?

Aunque el número de yihadistas relacionados con el atentado será mayor, Reinares considera que se puede hablar con fundamento de 25. En la radiografía que hace el autor se puede extraer que todos eran varones, el 80% había nacido entre 1970 y 1979 y todos eran extranjeros (21 marroquíes, dos argelinos, uno egipcio y otro tunecino).

Casi todos vivían en Madrid o poblaciones cercanas, la mitad eran inmigrantes regulares y una tercera parte contaba con antecedentes penales. Algunos de los miembros tenían estudios superiores, pero la mayoría no llegó ni a la educación secundaria, lo que denota que eran principalmente inmigrantes de primera generación de carácter económico.

¿Qué pasó con ellos tras el atentado?

Según subraya Reinares en la obra, 15 recibieron alguna condena en procedimientos abiertos por los atentados (once en Madrid, tres en Rabat y uno en Milán), otros siete murieron en el acto suicida en un piso de Leganés el 3 de abril de 2004 y tres consiguieron darse a la fuga. ¿Y con Azizi?

Azizi, el cerebro inicial de la operación, falleció junto a Rabia en 2005 -un año después de los atentados- víctima de un ataque de un avión no tripulado de Estados Unidos.

¿Fueron los atentados del 11-M consecuencia de la guerra de Irak?

El autor lo tiene claro y asegura en el libro que “no cabe asociar” ni la decisión inicial de atentar contra España ni la reorientación de Estambul con los acontecimientos que se desarrollarán a partir de marzo de 2003. La mera cronología, señala el experto, “refuta una asociación entre el conflicto de Irak y los atentados de Madrid”.

¿Se puede conectar el origen del 11-M con las elecciones de 2004?

“Tampoco” se pueden enlazar estos dos actos, pues la fecha del 11 de marzo de 2004 ya está señalada desde octubre de 2003 y las elecciones no se convocaron hasta de enero de 2004.

¿Cómo utilizaron los atentados del 11-M los terroristas, la guerra de Irak y las elecciones de 2004?

Aunque no se pueden relacionar en su origen, lo que sí señala Reinares es que los terroristas se sirvieron de la guerra como motivo ocasional para intentar justificar la matanza que comenzó a idear a Azizi en 2001 y para intentar venderlo como un éxito a través de la narrativa de Al Qaeda -por las consecuencias políticas que tuvieron-.

Además, la propia sociedad española se dividió ante lo acaecido el 11-M. Todo ello debido, apunta Reinares, a una cultura proclive a la polarización y a la ausencia de consensos en cuestiones de Estado.

Madrid recuerda este martes aquella trágica matanza que muy pocos sabían hasta publicarse la obra que se comenzó a urdir en un encuentro entre dos mentes sanguinarias en Karachi. Una década que no ha conseguido borrar el dolor de lo que aquel día sucedió.

http://www.huffingtonpost.es/2014/03/10 … 34191.html

 

Pasemos al siguiente punto, que es recopilar la información y analizar el porqué de la tan extraña paradoja que se da en la teoría de Reinares, y que postula que, aunque unos personajes son los ideólogos y su detención la causa, estos no tienen responsabilidad en el 11M. Y a la luz de los siguientes datos entenderemos los probables motivos por los cuales Reinares los evita mencionar y se encierra tras la extraña y sorprendente afirmación de que no fueron procesados por el 11-M porque no se demostró su participación en el 11-M, y ello a pesar de su clara relación con los implicados en la ejecución del atentado.

 

A la vista está que las evidencias anteriormente señaladas y las disponibles fruto de la investigación sobre la relación entre los detenidos de la célula de Al Qaeda con los autores materiales del 11-M son suficientes para demostrarla, (que Reinares no puede negar evidentemente) sin embargo nos queda aún analizar la prueba más firme de todas, la finca de Morata.

 

En otro apartado dedicamos un capítulo a la finca de Morata, por lo que solo queda completarla con una serie de datos que torpedean definitivamente la teoría de Reinares.

 

La finca de Morata era propiedad de un sirio, llamado Mohamed Needl Accaid, alias Abu Nidal, que se encontraba en la cárcel detenido junto a Abu Dahdah, estaba casado con Nayat Fadal. Se da la coincidencia que el hermano de Mohamed, Mohamad Badr Ddin Accaid estaba casado a su vez con la hermana de Nayat Fadal.

Mohamad Badr Ddin Al Accaid junto con el sirio Walid Altarakji Al Masri que ya habían participado junto con Serhane en el alquiler de la finca a Mustafá Maymouni, en octubre del 2002 (ver contrato), son quienes vuelven a alquilar la finca de Morata, (Parcela n° 2 del Polígono N° 44 de Chinchón) a Jamal Ahmidan bajo el nombre falso de Youssef ben Salah, el 28 de enero del 2004.

Serhane estaba estrechamente vinculado con Walid Altarakji Al Masri, que es quien le consiguió y le hizo entrega de las llaves de la finca a finales de julio 2003, fecha que no solo coincide con la llegada de Jamal Ahmidan a España y que según confesó el sirio por entonces se veían asiduamente en la mezquita de la M30, sino también con la salida de Allekema Lamari del piso que ocupaba en C/ Prof. Waksman en Valencia. Y quien a partir de la entrega a Jamal Ahmidan acude varias veces a la finca:

Del auto de procesamiento:

“Con relación a dicha finca es de interés mencionar la declaración de M.H…., al tratarse de un trabajador que permaneció en la misma realizando labores de carpintería durante los meses de enero/febrero de 2004.Comenzó a trabajar el 29 de enero de 2004… el 1 de febrero de 2004, con motivo de la fiesta del cordero no trabajó ni estuvo en la finca. A partir del 2 de febrero de 2004, trabajó todos los días del mes, de forma continuada, hasta el 24 de febrero de 2004, momento en el que Jamal Ahmidan le pagó 940 euros, y le dijo que no volviera más… Que en la finca, mientras el declarante permaneció en ella, se encontraban: Jamal Ahmidan, el cual era el responsable de un grupo de cinco personas que pernoctaban la mayoría de los días en la citada finca, cuya procedencia era marroquí, y los nombres por los que eran conocidos eran: Rachid (Rachíd Oulad Akcha), su hermano Mohamed, Abdullah (Abdennabi Kounjaa), Anwar o Anuar; que un miembro también del grupo, que no pernoctaba en la finca, era un varón de origen tunecino y de nombre Sarhane (Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet). Había mucha gente que dormía en la casa, a veces cinco y otras veces cuatro personas. (…)”

Un inciso: Desde julio del 2003, sabemos que la BPI (Brigada de Información de la policía) venía siguiendo a Serhane, a los hermanos Almallah, y a los dos hermanos Roston (propietarios de la inmobiliaria Arconsa que es la que intermedia en el alquiler y donde trabajaba Serhane). Luego es innegable que sabían de la existencia de la finca.

Confirmado por un informe de la UCIE que señalaba:

 

“se podría decir que tales circunstancias podrían evidenciar que tanto Walid Al Tarakji Al Masri como Mohamad Badr Ddin Al Akkad pueden formar parte de la organización autora de los atentados del 11-M, y que su función dentro de la misma sería la de proporcionar un posible apoyo logístico. Sarhane aparece como la figura de conexión entre los terroristas que estuvieron en la finca de Chinchón en las dos ocasiones en que fue alquilada, y los individuos extremistas islámicos que formaban parte del grupo de Lavapies y otros posibles identificados como autores de los atentados del 11-M”,

 

El juez Del Olmo ordena el 1 de abril (un día antes del atentado fallido del ave en Mocejón y dos días antes de la explosión de Leganés) la imputación de Walid Altarakji Al Masri a continuación de la declaración que había prestado ante el juez el día anterior Mohamad Badr Ddin Al Accaid.

 

Con todos los indicios anteriores, si sorprendente es que el Juez Del Olmo decrete la libertad provisional inmediatamente a su interrogatorio, prestado bajo la condición de imputado, y no ordene la detención y les incomunique hasta que se hagan las gestiones oportunas, mucho más fueron los antecedentes y el contenido de la declaración:

(Del artículo que se puede leer completo en el siguiente enlace),

 

Durante la declaración ante el juez “saca en el momento oportuno a colación a Jadicha Candela, (…). Le dice al juez que él “siente como los españoles, está casado con una chica española y tiene un hijo; incluso ha tratado de entrar en un partido político en España para sentirse muy español”.

 

Recuerda este caso a la declaración de Almallah que también alegó ante el juez pertenecer a un partido político, el psoe, como le había aconsejado Maussily Kalaji de quien hemos hablado.

 

¡Walid, por su parte, afirma no saber cómo por dos veces se alquiló la finca a terroristas!

 

Pero es que antes de declarar ante el juez, cuando acudió la policía a detenerle el 30 de marzo, y tras llamar al timbre varias veces y ¡¿esperar diez minutos de cortesía!?, cuando por fin les abren, perciben un fuerte olor a humo de documentos quemados. Y según manifiesta Nayat Fadal (la defendida por la abogada que ahora hablaremos), “acaba de quemar un libro, que tenía miedo pero que carecía de importancia y que estaba escrito en árabe ¡¿?!”

 

En este momento cabe preguntarse, ¿quién es Jadicha Candela y por qué da la sensación de ser la clave que pone en guardia al juez y le orienta en sus decisiones?:

 

Jadicha Candela, una de las primeras españolas conversas al islam hace veinte años, es letrada del Grupo Socialista en las Cortes españolas desde hace 18 años y cuenta con un amplio historial de defensa de los Derechos Humanos. Asesora de varias comisiones en el Congreso de los Diputados y en el Senado, es una luchadora por los derechos de la mujer en España y por las libertades de las minorías. Fue durante años miembro del Gabinete del Ministro de Sanidad.

 

Jadicha Candela era la valedora del proyecto de que “el Estado español se implique cuanto antes en la construcción en el solar ibérico de un islam progresista”, es hermana de Mila, la esposa del que fue secretario general y candidato del Psoe, Joaquín Almunia y hasta hace poco tiempo comisario de la CEE.

 

Mientras que su hija, la abogada de Nayat Fadal, “Yamila Pardo, es española musulmana, joven abogada del equipo, es master en criminología por la Universidad de Lovaina, discípula de Peces-Barba en la Universidad Carlos III y pertenece al selecto número de los diez criminólogos europeos especializados en el Tercer Pilar”.

 

http://www.webislam.com/numeros/2000/00_11/Cronica_ceuta2.htm

 

Aunaba la asesoría de Nayat Fadal y del hermano de Needl Accaid con la defensa de miembros de la célula de Al Qaeda que fueron detenidos en la operación Dátil, y que volvemos a reiterar porque cierra el círculo, había sido además anteriormente denunciada por el confidente Cartagena a la policía por ser una asidua asistente a las reuniones de la célula que ejecutó el 11-M, en las que discutía la comisión de un atentado en España.

 

Pero no acaba ahí la sorpresa, resulta que navegando por internet me encuentro con una información que muestra la relación profesional entre esta abogada y Gonzalo Boyé.

Increíble.

 

Es decir que si Reinares tuviera razón y la comisión del atentado se fraguara exclusivamente en el mundo islamista de Al Qaeda, nos encontraríamos en un lugar preferencial a una abogada que no ha sido investigada por los hechos.

 

En su obra Reinares trata también de cubrir el enigma de la ausencia de técnicos que fabricaran los artefactos recurriendo a extranjeros y a la similitud del atentado de Bali. Ambos argumentos muy discutibles.

En cuanto al primero de ellos, Reinares vuelve a olvidar a usar la lógica, porque si fueron como él dice, en exclusividad, los propios islamistas y la banda de Jamal Ahmidan quienes montaron los artefactos en Morata, (como sentencia el tribunal Supremo), y disponemos de pruebas, huellas, y ADN de toda índole desperdigados por la finca que acredita la presencia de la banda de Jamal y de Serhane ¿dónde diablos están los “soldadores ópticos o soldadores de punta fina, polímetros (para saber si el teléfono energetiza lo suficiente como para influir en el detonador), estaño, barras termofundibles (para cegar los puntos de soldadura para evitar que los cables se toquen entre sí), cinta aislante, destornillador pequeño de estrella o de relojero, cable, tijeras o alicates de cortes o cuter”? ¿O es que se las volvieron a llevar a Pakistán?

¿No será acaso que la ausencia de las herramientas necesarias se deriva la intención y voluntad de ocultar la identidad de los técnicos, explicación más que probable reforzada por la especial protección de su confidencialidad que les ofreció Jamal Ahmidan? Es decir, que no nos sirve por ilógica la explicación de Reinares.

En cuanto a la similitud de los teléfonos de Bali, y a la utilización del Trium T-110 creo y termino, que Reinares en su afán por cubrir las espaldas de la VO, incurre en dos graves contradicciones, la primera es que resulta que los que acudieron a comprar los móviles solicitaron otros modelos y que dado que no estaban disponibles en cantidad suficiente accedieron a llevarse los Mitsubishi TRIUM T-110. La segunda, más grave si cabe, es que los informes policiales sobre el atentado de Bali especifican que se usaron teléfonos de modelos de la marca Nokia. Alguien está evidentemente equivocado.

Este asunto es tratado con más profundidad por belga197 en los teléfonos de Bali.

De los confidentes, de la protección con la que aparentemente se movieron, de la cabra de Jamal Ahmidan y de tantos y tantos extraños sucesos, Reinares no habla. Y por supuesto no explica las tremendas manipulaciones de escenarios del crimen y fabricación de pruebas por parte de los propios cuerpos de seguridad, y contesta con evasivas cuando se le mencionan, como cuando durante una tertulia el periodista Carlos Cuesta le señaló las “200” pruebas falsas que jalonan la investigación teledirigida del 11-M.

Un último inciso ahora que debo al perspicaz Belga que ya ha leído el libro de Reinares y resalta otro error en el que incurre el autor, que supuestamente tanto sabe sobre árabes y sus conexiones pero comete la equivocación de considerar a Youssef Belhadj (uno de los autores intelectuales que se cayeron por falta de pruebas) hermano de Mohamed Belhadj (el acompañante de confianza del confidente del CNI Mohamed Afalah, que tenía por labor vigilar a Lamari, y con quien alquiló el piso de Martin Gaite,  y que ahora sigue detenido en la cárcel de Marruecos). Si hubiera leído el antiguo blog de LD, que por ahí andará, no habría cometido el error, y sabría que de quien es tío Youssef Belhadj es únicamente de los dos hermanos Moussaten que fueron liberados por orden del Tribunal por falta de pruebas.

No vamos a repetir las incongruencias de Reinares. Es bastante evidente que la razón que dio para atentar no es suficiente, opinión que comparte el propio director del CNI.

Pero el argumento que hunde definitivamente a Reinares y su peculiar teoría es que el órgano de propaganda de AlQaeda, enumera en el año 2013 los objetivos del 11-M: El atentado fue político, se hizo para dañar al PP y tenía como objetivo llevar al psoe al gobierno.

Resumiendo, la nueva teoría no es más que un intento de los defensores de apuntalar una VO maltrecha y a punto de saltar definitivamente por los aires si los resultados de los procesos judiciales abiertos y las iniciativas puestas en marcha por las víctimas del 11-M, acaban desembocando como se esperan. Una actualización y refrito de teorías, hipótesis e informes que ya se estudiaron y desecharon en su día los investigadores.

Un intento, que no calificaría de loable, de negociar y vender ante la opinión pública una versión que hace agua por todas partes, y que abre más preguntas de las que responde. ***

 

 

       

4.3          Dos atentados solapados.

Ziriaco, el alias bajo el cual participó en el foro una de las personas anónimas que se cuentan entre las que más aportaron en los momentos iniciales, en los que casi todos andábamos algo perdidos con la nueva experiencia, fue también una de las primeras en plantear fijándose en los trenes, la teoría del doble atentado, o solapado. Dividía las bombas según vagones en delanteras y traseras, que, aunque con el tiempo pudimos comprobar no era de todo correcto, sirvió de estímulo al debate. El núcleo de la teoría, dos atentados solapados, que aunque bastante matizada, haría suya Víctor Llano y que desarrollaría bajo la forma de una excelente novela: “11, Once días de Junio.

El debate de si las dos que no explotan y son desactivadas eran algún tipo de señuelo sigue abierto, hay argumentos a favor y en contra de ambas opciones. Hasta el momento que nos aclaren lo que de verdad ocurrió gracias a una investigación sin cortapisas y sin manipulaciones, poco más podemos hacer que enumerar los argumentos y que sea cada cual quien opte por una u otra.

Es opinión personal, al haberle dado muchas vueltas, que es imposible material y procedimentalmente que esas dos bombas fueran distintas. Aparte que hay una lógica incontestable a favor de un fallo en la activación, si fuera inverosímil la posibilidad de que dos bombas (con esa composición) de 12 fallaran, uno: no se habrían utilizado dos bombas como señuelos y dos: sería demasiado evidente que eran señuelos.

Esta teoría a su vez tiene dos variantes, que esas dos bombas que no explotan se colocan antes y que las 10 se superponen para amplificar o provocar la matanza, o que las dos se sitúan en los trenes para que de su composición-firma se oculten las identidades de los que provocan la tragedia.

El razonamiento es similar en ambos casos, la superposición de los 2 con los 10 o a la inversa es imposible que se hubiera podido realizar por estar colocadas unas y otras guardando las simetrías e insertadas dentro del organigrama de los trenes de las demás diez. Salvo que hubieran compartido ambas tramas la información de dónde pensaban colocar las bombas, o que a esta información hubieran tenido acceso indirecto. Pero esta última explicación se me hace difícil de digerir puesto que los hechos demuestran que la colocación de los trenes b, bien que, siguiendo un plan prefijado, sufrió variaciones por distintas razones.

En cualquiera de los casos, hubiesen tenido que pasarse información entre ellos, u obtenerla de alguna manera con antelación, para que los artefactos no se superpusieran.

Es obvio que si uno de los colocadores detectase que había levantado sospecha en algún testigo, que uno de los viajeros advirtiese al terrorista que se había dejado olvidado el paquete, o que no tuviesen tiempo por tener que esperar para depositar una tartera o mochila, que los planes se modificaran. Santa Eugenia, que, si lesconil me permite, pienso es el tren elegido como punto de partida para el grupo o uno de ellos, por la acumulación de avistamientos y es la prueba más clara de los cambios de última hora provocados por circunstancias cambiantes del entorno y variables exógenas que no pudieron controlar.

Recordemos que cuando se enfrentan los TEDAX a la desactivación de los dos artefactos faltaban muchas horas para que apareciese la mochila 13º.

 

A favor de que respondan a algún tipo de señuelos:

 

  • Fue una extendida teoría en los años siguientes en gran parte debido a los agujeros negros en la investigación.
  • Casimiro García Abadillo, (y varios otros) especuló en el 2006 que esos dos que no explotan pudieran haber contenido goma2eco. Ergo fueran distintas, aunque pudiesen provenir del mismo autor. No sabría si cambió de opinión.
  • No explotan.
  • En un primer momento Jamal Ahmidan manifiesta su sorpresa a Mario Gascón cuando confiesa que ellos tenían 10 y no trece para colocar. Rectifica después.
  • Nos dicen que los móviles que se compran a los hindúes son 7+3.
  • La teoría de los dos atentados solapados.

 

En contra:

  • Es usual que dos de 12 artefactos de ese tipo fallen.
  • ¿Para qué arriesgarse con dos y no una?
  • No guardan simetría, (en Téllez explota una en el primer vagón).
  • La de El Pozo está situada entre el segundo y el tercer vagón.
  • Jamal Ahmidan no participó en la colocación.
  • Los móviles que libera el policía nacionalizado español, Maussili Kalaji, son 12.
  • Los que acuden por los móviles compran también reloj Casio, que pudo servir perfectamente (ETA ya lo ha utilizado) como temporizador. Esto lo plantea también Casimiro García Abadillo y señala ejemplos de cuando ETA usó móviles y el reloj Casio en sus atentados.
  • Si fueran señuelos montados con goma2eco, máxime al haber sido explosionadas de forma controlada por los TEDAX, nos habrían mostrado hasta la saciedad los restos, argumento que habría sido suficientemente contundente para acabar con el debate –que tanto daño ha hecho y hace a la credibilidad de la V.O.- sobre si en los trenes explotó titadyne.
  • Al encontrarse las dos que no explotan, una en un primer vagón, y otra entre el segundo y el tercero, hubiese debido de existir necesariamente una perfecta coordinación entre los autores materiales que colocan las 10 y los que dejaran las dos, lo que es altamente improbable, a no ser que actuaran conjuntamente con lo cual volveríamos al inicio.

 

La ecléctica:

  • Que hubiera dos suicidas previstos, o uno con dos bombas, que estas fueran montadas de distinto tipo, (por ej. sin móviles o activadas de distinta forma,) y que correspondieran a las dos que se abandonaron.
  • El problema es que el policía municipal Barrero que es quien detecta e investiga la bolsa con la bomba que no explota antes de llamar a los artificieros, habla claramente de un móvil con cables que le sobresalen y una tartera donde estaría contenido el explosivo. De metralla no dice nada ante el tribunal.

Recordemos de nuevo, que se compró junto con los móviles en la tienda de los hindúes un reloj Casio, que además la ETA ya había usado como temporizador.

  • ¿Un atentado con una bomba en cada primer vagón, pero que una se encuentra entre el segundo y el tercero, y dos que no debían explotar que se les fue de las manos?

 

El foro me ha brindado la ocasión de participar en una muy interesante tormenta de ideas sobre el tema en cuestión. Que sigue lejos de haber sido resuelto porque para empezar la información de la que disponemos es incompleta.

 

       

4.4.        El penúltimo en llegar, la teoría de Fernando Múgica.

Para terminar el capítulo es de justicia mencionar a Fernando Múgica, se lo debemos, aunque nos haya abandonado a pesar de haber ayudado tanto a germinar la duda entre tantos de sus asiduos lectores, y de haber sido uno de los grandes investigadores y autor de los famosos agujeros negros.

Chocante casualidad que quien anunciaba optimista en la televisión de ElMundo VeoTV que no tardaríamos mucho en saber quiénes fueron todos los autores del 11-M, incluso antes de lo que él pensaba, ¡que a los pocos meses decidiera abandonar toda investigación sobre el atentado!

Aquel que afirmaba “Es casi imposible cometer tantas imposturas y contar más mentiras que las que nos han contado. Estoy convencido de que quienes nos han mentido deliberadamente sobre el 11-M tuvieron algo que ver con el atentado”. M. A. Ruiz, Cuatro expertos del 11-M advierten de que las pruebas clave han sido manipuladas (EM, 9.6.2006);

y que sostenía un año más tarde: “Los que idearon el atentado programaron también la pantalla de los sospechosos lógicos, la ruta de sus caravanas, las oportunas reivindicaciones internacionales. Previeron la reacción de la sociedad, gracias al manejo de los tiempos de las informaciones para que la mayor parte de la población tragara la píldora sin esfuerzo”, Múgica,

ElMundo, “Tampoco fue Goma2EC”, febrero, 2007;

que de repente y sorpresivamente abandona toda investigación y se acoge voluntariamente a un ERE del diario ElMundo donde trabajaba, desapareciendo como consecuencia de todo debate, no sin antes soltar las siguientes perlas que dejó descolocados a sus numerosos seguidores. Pero no a todos, algunos que le llevamos siguiendo y leyendo con fruición cada uno de sus artículos, algo nos temíamos a la luz de sus últimos requiebros y a las insinuaciones que solía dejar escapar como cuando sembraba dudas sobre la investigación del atentado del 11S.

Otra de las teorías, aunque derivada de esta, es aquella que mantiene que el atentado es un atentado islamista de verdad, pero escondido tras un atentado islamista falso. No se sorprendan, pero es exactamente esa la última teoría de Múgica, con la que se retira antes de abandonar voluntariamente sus labores de investigación:

FM: Mi tesis es que es un asunto islamista de verdad, es decir, utilizar a los islamistas para una conflagración mundial ideológica…

Esa es la idea que se desprende claramente de sus palabras cuando se le inquiere por el 11M, habiendo dejado de lado la labor de periodista de investigación.

Las deducciones que se deberían desprender de tal razonamiento señalarían como los intelectuales a AlQaeda, grupo Abu Dahdah, Said Berraj, Benesmail etc…y dejaría a los demás como marionetas, Afalah, Lamari, Serhane… de los anteriores. La necesidad de ocultamiento de estos vendría por las conexiones de los de la AlQaeda auténtica, que recordemos estaban en la cárcel, lo que no les impidió seguir manteniendo cierto nivel de relación con el exterior a través de sus eslabones.

P: ¿Los movimientos previos al 11m que parecen operaciones claras de inteligencia como por ejemplo la famosa reunión de Perpiñán, convenientemente filtrada a la sociedad para dividirla en dos partes o la furgoneta de Cañaveras que parece una operación cebo, etc., no tienen nada que ver entonces con el 11M o sí tiene que ver y quienes estarían implicados son los terminales en España de quienes organizaron el atentado?

FM: Aunque esto es difuso, es decir no se puede decir sí o no, pero me arriesgo a decir que, en mi opinión, no. Es decir, en mi opinión toda la manipulación del 11M está digamos desde las 11 de la mañana del día 11 precisamente, eh…a mí me parece que es un producto improvisado, entonces lo que yo quiero decir es que el atentado, al que más le sorprende no es a la sociedad, es a los servicios de seguridad, o sea el atentado…los servicios de seguridad están esperando un atentado de ETA y creen que eso va ser controlado, y que lo van a poder controlar y por eso está al día siguiente lo de la cúpula de ETA, etc.etc. que como sabéis se hizo, pero tres meses más tarde, bueno, entonces…a todos les sorprende el atentado, los que están esperando el atentado de ETA no les sorprende porque dicen ya está aquí, solo que se nos ha ido de las manos y no hemos podido controlarlo, que bestias ¿no?, y además ¿cómo es posible que se nos haya ido de las manos? Mandan una información a todas las brigadas de información de España, por la que cada uno va, sobre todo las del Norte de España, por la que cada uno va a ver a sus objetivos que ellos llaman de ETA, es decir la gente que tienen controlada más o menos, fulanito en la calle Navarrería de Pamplona, está o no está esta mañana y se llevan una sorpresa terrible, eso lo hacen en la primera media hora, se llevan una sorpresa terrible, todos los objetivos están en su sitio, nadie se ha movido, entonces dicen cómo es posible esto es un atentado de ETA gigante y los objetivos no se han movido, es decir están todos aquí, los que controlamos, pues entonces será alguien incontrolado, será un grupo incontrolado de ETA, de esos que dicen salvaje, que no está ni siquiera bajo la cúpula normal de ETA, y eso es lo primero que ellos piensan. Y los que están en la lucha terrorista en Francia de la Guardia Civil, todos piensan que es ETA digan lo que digan ahora, todos piensan que es ETA y el servicio de inteligencia oficial, el CNI, piensa que es ETA al 90 %. Yo hablo con muchísimas fuentes que como podéis comprender después de tantos años tengo, y todos me dicen, Fernando tírate a la piscina es ETA, no sabemos muy bien cómo, pero es seguro que es ETA. Eso de que al principio los policías creían que eran los musulmanes, ¿de dónde?, o sea, no. Había alguno, un coronel muy importante de la guardia civil que luego fue ascendido, que dijo, estos son los musulmanes radicales. Lo dijo desde el primer momento, ¿por qué? No lo sé. Pero la gente de calle estaba convencida de que era ETA. Bien, entonces, de pronto alguien, alguien que eso es clave, piensa que en esa dicotomía que a mí me parece falsa por completo, que es si han sido los musulmanes gana uno y si ha sido ETA gana otro, o sea ¿desde cuándo?

Negar que esa dicotomía es totalmente cierta, razonada y aceptada incluso por sus perjudicados según fueran unos u otros los autores es perder totalmente los papeles. Y ello solo puede tener una explicación, haberse pasado al lado oscuro, el que tapa y oculta la verdad, el que niega hechos demostrados para esconder a los autores. Que es como veremos seguidamente exactamente lo que hace, alejar lo más lejos posible el foco de cualquier responsabilidad en la que pudieran haber incurrido españoles.

A partir del minuto 40 se explaya con su tesis:

http://player.longtailvideo.com/player5.3.swf?file=http://audios.esradio.fm/11/03/12/sincomplejos120311

24911.mp3&has_verified=1&skin=http://www.longtailvideo.com/files/skins/xero/5/xero.zip

&image=

Y suelta entre otras discutibles afirmaciones: el atentado es un atentado ajeno a España”, “Les importaba un rábano las elecciones, que choca más aun cuando provenía de quien el 2006, defendía lo siguiente: Los que han hecho el 11-M nos están escuchando en este momento. Ahora mismo. Las cloacas, las cloacas del Estado no las limpió el PP y eso, pues es un borrón importantísimo y continúan funcionando en este momento. Y esa gente es la que tiene peligro y la que está todavía en activo”.

Habiendo dado el giro de 180º, qué más daba apostar por lo más absurdo: “creo que el que hizo el atentado no lo hizo para que perdiera el PP, sino para que ganara” (marzo 2011, en VEO7).

Las dos primeras coinciden con la teoría del Partido Socialista que desliga una y otra vez, le va en juego su legitimidad, el atentado de su llegada al poder.

Para entender su repentino cambio, se podría suponer que fuera veraz su insinuación a lo que podía ocurrirle si siguiese hurgando y se desvelara la verdad: “Dice Fernando Múgica que un importante ministro del gobierno de Aznar le comentó que había tenido suerte no entrando en el núcleo fundamental de la información que le hubiese llevado a conocer la verdad, porque hubiese perdido la vida.” Pero la realidad tuerce sus palabras y está muy alejada de un cotilleo sacado de un contexto que desconocemos, porque para empezar ni ElMundo, ni tantos otros medios e investigadores han cejado como él en la investigación. http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=18&t=4513&start=30#p44281

De las últimas lecturas he podido averiguar que Fernando Múgica empezó su carrera compartiendo con J.J. Benítez, el autor de Caballo de Troya y abanderado de las más estrafalarias teorías sobre OVNIS y el 11S, no solo tiempos de colegio, pero también investigaciones en su etapa periodística sobre tramas de supuestos extraterrestres, del que era colaborador de sus libros. Y un año antes de dedicarse a la tarea de investigación del 11-M para ElMundo, resulta que:

Su «amigo del alma» desde la infancia, el escritor Juan José Benítez, le había retado a investigar los atentados de Nueva York. «Me organicé un sistema de trabajo, y cuando estaba sumergido con miles de notas estallaron los trenes y me valí de los mismos esquemas».

Un amigo y compañero, J.J Benítez que consideraba entre otros disparates que los autores de los atentados del 11S fue la CIA, que los aviones iban vacíos y que la ETA acabará cuando lo decidan los norteamericanos: “Y que han utilizado al islam y que han utilizado a la sociedad esta, Al Qaida o como se llame, para montar una trama terrorífica y diabólica. (…) Yo lo que he podido averiguar es que algunas determinadas secciones (…) de determinadas agencias gubernamentales de inteligencia norteamericanas, especialmente militares, tenían perfectamente sabido lo que iba a ocurrir. Es más, yo estoy convencido de que fue planificado por ellos, con una intencionalidad o intencionalidades muy duras, muy graves, de las que sabemos solamente una parte, es decir, Afganistán. (…) Para mí la clave está dentro de ocho, diez o quince años, sencillamente con el problema número uno para Estados Unidos, que es China. Es decir, Afganistán sería una base de control de China.”

Y que cuando se le inquiere por el 11-M, respondía “que se lo pregunten a Bush” (…) Yo estoy convencido de que los autores de la matanza de Atocha son los mismos, los mismos, que derribaron las Torres Gemelas y que pusieron otras bombas en Londres [el 7.7.2005] y en otros sitios. […] Luego ha habido gente que les ha tratado de echar la culpa a unos islamistas […]. Eso son todo cortinas de humo, mentiras y una situación muy cutre. […] Eso es una gran mentira. Lledó, P. Las teorías conspirativas del 11-M y su utilización política.

Llegados hasta aquí, pienso que la información que se ha recopilado es suficiente para poder explicar la insólita huida de Múgica y la razón que nos esconde para poner los pies en polvorosa. La explicación podría ser la siguiente: de partida buscaba demostrar la teoría global A, pero puesto que conforme avanzaba la investigación de los hechos, surgían nuevas evidencias y se consolidaba B, entonces decide meter el freno para no contribuir a que aflorara una verdad que le incomodaba, se desdice de sus parciales deducciones, da un olímpico salto y se saca bajo la manga la teoría A (que había en todo momento evitado exponer para no perder credibilidad y que era la que defendía su más que amigo J.J Benítez) y que era a la que equivocadamente presuponía le llevarían sus indagaciones.

A toro pasado, y analizando sus artículos y las declaraciones, es fácilmente constatable cómo las conclusiones contradecían lo que le indicaban los propios hallazgos y la investigación de terceros. Pero, además, sabiendo hoy de sus peculiares convicciones, otra explicación que se puede deducir es que sus teorías parciales, valga como ejemplo que el suicidio del tunecino, el chino y compañía fue inventado, eran premisas necesarias y nucleares para que se cumpliera su teoría A.

La postura de ElMundo fue que mientras por un lado alababa sus concienzudos análisis, por el otro, cuando se les presentaba la ocasión, hablo de Pedro Jota, Casimiro GA, Antonio Rubio, Fernando Lázaro, Joaquín Manso, Paloma D. Sotero, y tantos otros más (artículos, editoriales, tertulias VEO7) mantuvo una clara distancia con las teorías que defendía o dejaba traslucir Fernando Múgica.

La conclusión anterior la podemos verificar en el siguiente artículo de Pedro Jota refiriéndose a los agujeros negros de Fernando Múgica:

«En su extenso y valioso trabajo que abrió hoy hace dos semanas la caja de Pandora de los enigmas del 11-M, Fernando Múgica incluyó una referencia metafórica a las “piedras del cuento de Pulgarcito” para referirse al reguero de pistas –en su opinión esparcidas de forma deliberada a lo largo del camino que necesariamente habían de recorrer los investigadores– que permitieron identificar y detener al comando de Lavapiés, justo a tiempo de que la constatación de la autoría provocara un efecto previsible en el resultado electoral del 14 de marzo.(…)

Algo no cuadra en el campo de Marte de Leganés y no estoy poniendo en duda, como de alguna manera hacía Múgica, la autoinmolación de El Tunecino, El Chino y compañía, sino el que ellos fueran de verdad los jefes y cerebros del 11-M».

Y que meses más tarde recalcaba, agrandando la brecha con quienes quisieron creer que ninguno de los moros participó: «Que la columna vertebral de la trama que propició la masacre es el fundamentalismo islámico debería ser ya, hasta para los más obsesos seguidores de la teoría de la conspiración, un signo fijo en la quiniela».

Conviene terminar con Fernando Múgica aclarando que él no ha negado la implicación de los moros que murieron en Leganés y los que fueron juzgados en el atentado, que a mí me conste o haya podido leer. Esto es lo que insistía en afirmar Fernando Múgica en el 2009 en VEO7:

“Ahora no lo creo en absoluto. Yo creo que una cosa son los atentados y otra cosa es toda la versión oficial y la trama de enmascaramiento. Yo no creo que ningún policía, ni ningún miembro del CNI, ni ningún político, ni del partido socialista ni del PP, esté implicado en los atentados. No lo creo, con toda sinceridad. Lo que sí creo, lo sé y lo afirmo es que existe una trama de enmascaramiento para llegar a una versión oficial de los hechos basados en pruebas que no son reales. Eso estoy absolutamente convencido. Lo que no quiere decir que esta gente tenga nada que ver con los atentados, insisto”.

Mi opinión no tiene ningún peso, pero sí quiero decir que estoy casi de acuerdo con el párrafo anterior. Desde hace tiempo vengo tratando de discernir si fue posible el enmascaramiento sin intervención de los autores directos e intelectuales, lo cual no implica que los que participaron en la trama de enmascaramiento se sirvieran inconscientemente manipulados, de elementos puestos a disposición por los autores o colocados para que fueran utilizados. Hay eslabones que relacionan el pre y el post, no es difícil listarlos, en el trabajo se describen muchos de ellos, pero también conductas –errores de bulto, precipitación- que demuestran lo contrario. Las conspiraciones y complots no aguantan muchos urdidores porque no resistiría su ocultamiento el paso del tiempo y sufriría filtraciones, a mayor número, mayor riesgo, dicha ley biunívoca de la relación entre números y probabilidad de fracaso de la conspiración, confirma la confusión por la simple razón que los intelectuales no pudieron pasar de un grupo sumamente restringido. Claro está que, si se tira del hilo del encubrimiento, no solo saldrán sus responsables, se revelaran el resto de autores que confluyeron junto con los intelectuales.

Y antes de pasar a las teorías conspirativas, de las cuales como hemos tenido ocasión de comprobar, J.J. Benítez es digno exponente, acabó sumándome –de nuevo- a Jaime Ignacio del Burgo, cuando al hablar de los periodistas que dedicaron su tiempo a indagar sobre los aspectos menos claros del 11-M, dijo lo siguiente de ellos, empezando por Fernando Múgica:  “ese magistral periodista de investigación» Podríamos estar hablando horas y horas de los “agujeros negros”, según feliz expresión de Fernando Múgica, al que junto a todo el equipo de investigación de EL MUNDO (Casimiro García Abadillo, Antonio Rubio, Fernando Lázaro y, por supuesto, Pedro J. Ramírez), habría que hacer un homenaje nacional, pues de no ser por ellos la verdad oficial se habría impuesto y Rodríguez Zapatero podría dormir a pierna suelta en la Moncloa.”

En consecuencia, debemos distinguir los impecables trabajos de investigación de Fernando Múgica de sus conclusiones finales, conclusiones a las que hoy sabemos era proclive porque traía de lejos bizarras convicciones en sus alforjas, pero decir esto, no debe poner en cuestión todas sus aportaciones a la investigación, en particular aquellos hallazgos de donde más incidió, la trama asturiana y los obtenidos a partir de su acerado escrutinio.

 

       

4.5          FJL: SS Marruecos amplifican atentado, ETA de comparsa y las cloacas tapan.

 

Estaremos o no de acuerdo con Federico Jiménez Losantos, pero lo que no podemos discutirle es su contundencia y claridad a la hora de exponer sus opiniones. Sin embargo, en este caso la sensación que da es que, por no tener claro qué ocurrió (como él mismo admite), mezcla varios elementos, pero yerra al asignarles orden y rol lo que consigue que termine describiendo un escenario brumoso e inextricable.

Vuelve a plantear Federico Jiménez Losantos, esta vez con motivo de una entrevista en el diario ElEspañol de Pedro Jota Ramírez, la teoría que busca explicar el 11M sacando retales de aquí y allá, metiendo en la olla a los servicios secretos marroquíes -ergo al rey Mohamed VI (puesto que además subraya que fue en venganza por lo de Perejil)- que bajo esta hipótesis habrían sido quienes urdieron un atentado sobreponiéndolo ¡¿a otro más pequeño?!, que no dice de quienes, puesto que considera a ETA solamente como señuelo, eso sí voluntario, a tenor de sus palabras.

Dejando aparte lo que deja claro que es la autoría de los SS marroquíes y el encubrimiento por parte de las cloacas españolas, el subsiguiente razonamiento es tan confuso que conviene escuchar la tertulia (a partir del minuto 54) en la que el día después, acompañado de Pedro Jota volvió a sacar a relucir el tema, esta vez aprovechando la réplica al artículo que Arcadi Espada le dedicó en ElMundo. De paso hubiera debido Arcadi Espada incluir al sindicato policial SUP, junto a Jesús Cacho y Casimiro García Abadillo “La Venganza”, puesto que todos ellos señalaron a Marruecos como el autor del 11M.

No es que aporte mucha luz salvo en que se reafirma en la imputación a los servicios secretos marroquíes, puesto que según él se necesitaban “profesionales” para colocar las bombas en los cuatro trenes, por lo que los imputados y procesados como autores más los 7 de Leganés no pudieron haber sido (sigo con su opinión); de la colaboración de ETA en el teatro no dio más datos. Es una pena que no hubiera dejado hablar a Pedro Jota Ramírez cuando este, después de mostrar su conformidad con una teoría “similar” intentaba dar su opinión y mayores detalles, pero al que no dejo hablar FJL (¡menudos dos!) cuando se arrancaba a explayarse.

Antes de entrar a analizar la teoría, conviene leer la entrevista en ElEspañol:

 

¿Cuál es su hipótesis sobre la autoría del 11-M?

No sé quién lo hizo, pero sé que PP y PSOE impidieron que se investigara. Yo creo que fueron los servicios secretos marroquíes con la colaboración de las cloacas del Estado en España. Es decir, unos volaron los trenes y los otros taparon las pruebas.

ETA en esa conjunción no está.

Puede, pero como señuelo. ETA había intentado volar Chamartín en Navidad. Llevaba un año sin poder matar a nadie y sabía que un triunfo del PP sería su perdición, así que el Gobierno temía que hicieran algo a la desesperada. Creo que lo que podía haber sido un pequeño atentado de ETA o un atentado ficticio se convirtió en una masacre por la intervención de los servicios secretos marroquíes. ¿Volar cuatro trenes simultáneos? ¡Pero si los yihadistas que cogieron eran de pega!

Para lo que sirvió el 11-M fue para torcerle el brazo a la opinión pública, para hacerle comulgar con ruedas de molino

¿Los servicios secretos marroquíes con los servicios secretos españoles?

Creo que los servicios secretos españoles lo que hicieron fue tapar lo marroquí porque nos llevaba a la guerra. Yo creo que fue una venganza por lo de Perejil, una vez que había llegado el nuevo sultán. Los servicios secretos marroquíes aprovecharon algo que ya había en marcha y perpetraron una masacre. Luego PP y PSOE dijeron que de esto no había que hablar. Para lo que sirvió el 11-M fue para torcerle el brazo a la opinión pública, para hacerle comulgar con ruedas de molino, como en el referéndum de la OTAN. Y la cobardía del PP fue terrible porque el PSOE aún tenía algo que ganar.

¿Qué valoración le mereció la reacción de la sociedad?

Hubo una gran maniobra de agit prop y la sociedad culpó a Aznar cuando ni siquiera se presentaba. Vivimos en una sociedad muy banal que no se toma en serio ni a sus muertos. ¡Pero si en Bélgica no han sido capaces de cambiar la ley que impide detener a terroristas a partir de las 12 de la noche! Que si Je suis Charlie, Je suis París, Je suis Bélgica… ¡tú eres gilipollas! Una sociedad que banaliza de ese modo, en la que lo que importa es manifestar lo bueno que es uno, es que está muy mal.

 

Estando en principio de acuerdo en la intervención de los distintos elementos que enumera, no es así con la relevancia y el papel que asigna a cada uno de ellos. El error que comete es más fruto de las equivocadas premisas de las cuales parte y de la hipoteca que arrastra formada por sus propias palabras y la teoría que ha venido apoyando LD a lo largo de los tiempos (de unos “pelanas” nada serio podía salir) más que de un razonamiento que pudiera estar equivocado.

Primera premisa: Necesariamente tuvieron que ejecutar el atentado en los trenes unos profesionales.

La razón que le lleva a buscar autores materiales distintos de los reseñados (3+7) es la creencia que la ejecución solo pudo deberse a profesionales. Bastaría para que FJL constatara su error que analizara otros atentados similares al de los trenes, en particular el de Casablanca: cinco explosiones casi simultáneas (cinco minutos de desfase) en distintos lugares de la ciudad, y en los que intervinieron personas que además estaban directamente vinculadas con la célula del 11M.

Déjenme que tire de uno de los abogados que actuaron en el 11M: ¿Por qué no han podido participar unos vulgares chorizos? ¿Hay algún impedimento? Algunos blogueros creen que esto es una película y el argumento ha de ser creíble para que la peli sea buena. Además, no es tan raro, y de momento no existen pruebas en contrario de que ellos no han sido. ¿Tienen ustedes alguna prueba digo prueba, no juegos de lógica, en contrario?

Mustafá Maymouni por un lado, Serhane por el otro; un barrio pobre de Tetúan, Jamaa Mezuak de dónde salió la banda de Jamal Ahmidan (los hermanos Oulad y los Kounjaa) junto con Anouar Rifaat Asrih y el paupérrimo suburbio Sidi Moumen de Casablanca; jóvenes desarraigados y sin formación en ambos casos (salvo excepciones); proceso de adoctrinamiento y radicalización por parte de líderes religiosos; a ambos grupos les fabrican las bombas y les dan las órdenes e instrucciones de donde colocarlas; una docena intervienen en ambos operativos. Algunos dirán con razón que en Casablanca se suicidaron casi todos, (hubo arrepentido) cosa que no ocurrió en Madrid, (aunque como leerán más adelante comprobaran por qué creo que en Madrid existió ese suicida arrepentido), pero lo que trato de demostrar es que no es necesario la participación de profesionales para la ejecución de un atentado de estas características.  Si nos fijamos además en cualquiera de los atentados últimos en Europa, y del intento también en Casablanca (2007) veremos que la mayoría de los participantes son personas sin formación, y que como mucho los líderes y/o técnicos recibieron un curso acelerado aprovechando la guerra y el viaje a Siria. Formación orientada fundamentalmente a la preparación y manejo de los explosivos, formación que no fue necesaria en Madrid puesto que ellos no fabricaron las bombas. Pero es que tenemos el caso del artefacto de Mocejón, del 2 de abril del 2004, que supongo FJL no dudará de su autoría por las abrumadoras pruebas de las que se dispone, donde no tuvieron más que amasar la goma2eco, colocarle un detonador y unir los cables (menos uno que dejaron ex profeso sin conectar).

En cuanto al proceso de mentalización, tampoco acierta FJL, porque sabemos que los de Casablanca bromeaban (por supuesto antes de su radicalización) incluso de venir a España a ejercer como chaperos y ser mantenidos por un viejo rico español. Y de los de Paris o Bruselas sabemos que días antes regentaban un local donde se drogaban, bebían e incluso se apunta a la posible homosexualidad de alguno de ellos.

Si lo anterior no fuera suficiente, resulta que, a contrario sensu, tenemos a Allekema Lamari y a Daoud Ouhnane con formación en explosivos, armas y militar. Allekema Lamari era miembro del GIA, uno de los grupos terroristas con mayor número de atentados y asesinatos a su espalda. Fueron autores hasta de un atentado en los trenes de París en 1995, mediante bombonas manipuladas con explosivos.

Debemos, por lo tanto, descartar la primera premisa de FJL, los atentados de los trenes solo pudieron ser llevados a cabo por profesionales porque no es cierta como nos muestra la historia reciente: colocar bombas solo requiere que se las fabriquen más una mente manipulada y fanatizada, además que no faltan entre los autores materiales, profesionales del terror y con formación militar.

La segunda premisa es el explosivo militar, que se deriva de imputar a los servicios secretos marroquíes el atentado magnificado, y que no me extenderé porque considero que ha quedado más que demostrado – libro de Antonio Iglesias y Casimiro García Abadillo y confirmadas sus conclusiones por el químico Gabriel Moris- que en los trenes usaron titadyne, y se me hace difícilmente aceptable que usaran además explosivo militar como C4 o SEMTEX. Estando además cantidades de SEMTEX a disposición de ETA.

La tercera premisa es la participación de ETA, aunque como colaborador en una supuesta trampa. Que tendría distinto tratamiento y consideración si como consecuencia de la premisa anterior pusiera el énfasis en el titadyne.

Lo primero que salta a la vista, y que FJL como aquellos que defienden esta postura silencian, es que atentados de ETA en fechas próximas hubo varios, y que fueron desactivados por la guardia civil o evitados por las circunstancias como el accidente de la de Cañaveras o el mal tiempo de las mochilas de Baqueira:

Como a lo largo del trabajo se hablará extensamente de los atentados fallidos y cometidos con éxito, me limitaré a enumerarlos para constar que no solo es Cañaveras y Baqueira.

  • 23 dic Atentado en la vía férrea Zaragoza-Alsasua. Otro artefacto es colocado en la vía Zaragoza-Barcelona.
  • La cúpula de ETA ordena a Badillo y Vidal la colocación de 12 bombas en Baqueira.
  • 2 Maletas bomba nochebuena 2003, tren Madrid Irún a su estacionamiento en Chamartín.
  • Caravana de Cañaveras que al sufrir un accidente la lanzadera es interceptada.

En su capítulo correspondiente se analizan con detalle estos intentos y otros más.

Como podemos comprobar son varios los atentados, no todos desactivados, por lo que si lo que quería era engañar ETA le hubiera bastado solo uno, sin necesidad de arriesgar tanto. Estos cuatro atentados fueron ejecutados de dos en dos por parejas no fichadas de ETA.

Si tiráramos del hilo del razonamiento de FJL, para conseguir la participación voluntaria de ETA solo cabrían tres posibilidades: la primera es que ETA estuviera infiltrada hasta la médula de sus órganos de poder por quienes iban a atentar el 11M o quienes lo taparon después, (no queda claro a quien se asignaría esta responsabilidad en las palabras de FJL) o la que es más inverosímil, que ETA, alguien de su cúpula con poder y capacidad suficiente para engañar al resto de la banda, se hubiera sentado a negociar y coordinar su involucración en el engaño al PP, y la tercera que cada uno fuera por su parte ETA y cloacas o autores pero que coincidieran casualmente.

Como ninguna de las tres me resultan aceptables, por tal motivo descarto que la participación de ETA fuese parte del teatro o de un intento de engaño. Tuvo que haber mucho más que eso y más que meras coincidencias.

En cuanto a la coordinación entre los servicios secretos marroquíes y las cloacas repartiéndose los papeles para acabar de rematar el potpourri: “Yo creo que fueron los servicios secretos marroquíes con la colaboración de las cloacas del Estado en España. Es decir, unos volaron los trenes y los otros taparon las pruebas”, soy de la opinión que es además de sumamente improbable totalmente impracticable por la sencilla razón que las pruebas cuando se fabrican y se insertan en el circuito como la mochila13, los fallos de concepción evidencian un desconocimiento de cómo estaban compuestos los artefactos de los trenes. Y en cualquier caso la información para fabricarla llega desde la trama asturiana como posteriormente podremos comprobar.

Aparte que el encubrimiento con moros, algunos que de hecho sabemos trabajaron para los SS marroquíes (pero que para FJL no participaron en el atentado) de un atentado cometido por otros marroquíes es absurdo y completamente ilógico. Si lo hicieron los SS del sur y quisieron ocultarlo lo tenían que haber previsto con anterioridad, y la única manera era manejando los moros que –no olvidemos- reivindicaron el atentado y colocaron la otra bomba en Mocejón acabando suicidándose en Leganés. Luego la única posibilidad para que se cumpla dicha hipótesis implicaría la existencia de cierta coordinación con las cloacas.

Es momento de fijarnos en la denuncia presentada por Mohand Al-lal ante el juzgado de Coro Cillán, y en el dato que ofreció de esos seis marroquíes ilegales, cruzando el 2003 hacia España protegidos por un miembro de la GC. Antes había constatado personalmente la reunión con miembros de ETA, de todo informó a sus jefes. Faltaría conocer las fechas del viaje del que solo sabemos se llevó a cabo durante el 2003, para poder cotejar con la cronología del resto de protagonistas.

Con el encubrimiento y el agit-pro se tuvo que haber tratado de tapar otra cosa, unos participantes incómodos que habrían destrozado las posibilidades electorales de la izquierda y lo que es mucho más grave, desencadenar un proceso que haría caer las distintas fichas como en el juego de dominó: autores materiales, técnicos que fabricaron las bombas, encubridores, autores intelectuales. Ese es el orden lógico como veremos más adelante.

De las demás conclusiones a las cuales llega, hay una que me chirría especialmente, y es cuando habla de un “pequeño atentado” de ETA, ¡cuando la caravana que se accidentó en Cañaveras transportaba nada más y nada menos que 500 kilos de Cloratita más varias decenas de kilos de titadyne, suficiente para volar un edificio completo!

“En la furgoneta se encontraron, según los informes policiales, 506 kg de cloratita, 30 kg de dinamita, 90 m de cordón detonante de 12 gr/m y un reloj Casio PQ-10”

Sobre solapar un atentado en otro solo es posible si posees toda la información detallada de cómo, cuándo y dónde, y de todos los pormenores de la planificación y ejecución o estabas coordinado con los autores, lo cual no tendría mucho sentido. (Antes ya he tratado de demostrar porque es imposible que esas dos bombas que no estallaron en los trenes formaran parte de otro atentado distinto).

En cuanto a imputar a Marruecos la autoría del 11M, converge con su otrora enemigo, aquel que le quería meter en una habitación donde no rigiera el estado de derecho, que es Sánchez Fornet del SUP.

Puesto que del resto de conclusiones que se infieren de su teoría se ha hablado y estudiado o se verán dentro de los siguientes apartados con prolijidad no lo repetiré. Simplemente dejaré constancia de lo absurdo que es considerar inocente a quien se ha confesado culpable, reivindicado haber cometido el delito y amenazar con más.

Que Marruecos intervino en el 11M, o tuvo conocimiento de lo que se estaba preparando tengo pocas dudas, pero dudo mucho que fuera el autor intelectual y menos confió en que sus servicios secretos fuesen autores materiales. Si ya tenían a gente preparada para actuar ¿para qué iban a arriesgarse más?

Y si no fueron los SS marroquíes tampoco fue a ellos a quienes taparon las cloacas. Que habría que preguntar a FJL a quienes se refiere cuando habla de cloacas, porque creo que en este caso tampoco coincidiríamos. Soy de la opinión que quienes taparon o encubrieron a los autores o parte de ellos, no necesariamente formaban parte de esas cloacas.

La variante:

Si respetamos la teoría de FJL en el punto en que asigna a los SS marroquíes la autoría del atentado, hay una variante que puede ser útil analizar, aunque fuese a meros efectos del debate al colocar el foco en detalles que igual no fueron lo suficientemente tratados.

Aceptando que la decisión de atentar en España se tomó durante el año 2002, (en lo que coinciden varias datos e informaciones de distintas fuentes) y respetando el hecho suficientemente acreditado que los condenados y los 7 de Leganés estuvieron implicados, hay una cuestión que no me pasó desapercibida y a la que sin embargo no conseguí encontrar respuesta. Por mucho que rebusqué, desconozco quien reunió a Jamal Ahmidan con Serhane al poco de llegar el primero a España. No he podido acreditar que Serhane se hubiera visto y conociera a Jamal Ahmidan o a miembros de su banda durante las anteriores y largas temporadas que pasó en España. De las relaciones de Serhane se pueden extraer sus contactos con Al Qaeda, rama Bin Ladin y con la célula de Amer Azizi y Abu Dahdah, o con los autores de los atentados de Casablanca.

Alrededor de la estancia de Jamal Ahmidan en los dos años que pasó en la cárcel como condena por un asesinato del que posteriormente se arrepintió, se desarrollaron varias historias que le dan al suceso una relevancia muy particular. Lofti Sbai confesó que gozaba de privilegios en la cárcel, que trabajaba para la policía con la tarea de infiltrarse entre las redes islamistas (información de la revista marroquí telquel-online), y que si salió de la cárcel fue gracias a la influencia de Lofti Sbai, mientras que su madre opinaba que lo radicalizaron en la cárcel, opinión corroborada por sus hermanos, primos y conocidos que le encontraron cuando volvió a España, mucho más estricto contra las conductas disolutas y con continuas llamadas a volver la vista al Islam más radical.

Resumiendo, si la información marroquí anterior fuera cierta, tendríamos a un Jamal Ahmidan radicalizado que trabajaba para la policía marroquí de infiltrado lo que le permitió gozar de varios privilegios (por ejemplo, disponer de una televisión en la celda) y a un Lofti Sbai siempre atento a su situación hasta que llegó el momento de liberarlo.

De Lofti Sbai sabemos que además de trabajar para los SS marroquíes manejó, según nos contó Zouhier, información de que estaba preparando un atentado: “Eh, ese señor ha declarado, en su declaración consta que, que los de, que él escuchaba como Jamal Ahmidan pedía dinero a los traficantes de Lavapiés para cometer el atentado y si no lo hubiera y si no le dan el dinero a Jamal le iba a meter en el atentado. Eso quiere decir que él sabía antes del atentado que Jamal Ahmidan quería hacer el atentado y estaba pidiendo dinero. Y yo no sé cómo la señora fiscal no ha pedido explicaciones por esa declaración”.

Pero hay más de Lofti que sabemos de la entrevista de Zouhier a Antonio Rubio: “Lofti también sabe cómo y cuánto pagó El Chino por salir de la cárcel de Marruecos y otras muchas cosas de antes y después del 11-M. Ahora él está como colaborador del juez y de la Policía, pues que cuente todo lo que sabe”.

No es difícil deducir que los SS marroquíes estaban al tanto de lo que se fraguaba, pero todo se complica cuando disponemos de suficientes testimonios, entre otros de los propios protagonistas o autores como Jamal Ahmidan, que estaban en una operación amparados y protegidos por miembros de los cuerpos de seguridad, y que de ella obtendrían una gran cantidad de dinero en forma de recompensa. ¿Se les pudo engañar? Posiblemente, pero es incuestionable que alguien con autoridad tuvo que levantar los controles, con la excusa que fuera, para que pudiera actuar libremente sin ser importunado, y parece evidente (a no ser que saliera nueva información que lo contradiga) que ya venía a tiro hecho desde Marruecos.

De otros testimonios se deduce que el papel de Jamal Ahmidan fue más el de cubrir los aspectos logísticos y dar soporte, gracias a sus relaciones, a quienes ejecutarían el atentado. Una función fundamental pero donde no se manchaba –del todo- las manos al no formar parte de los equipos que colocarían las bombas en los trenes.

Luego están las dos llamadas de Leganés, antes de hablar para despedirse de su madre y hermana, de las que ya hemos hablado. Y quedaría mencionar el vínculo con la DST del jefe de Jamal Ahmidan, Hicham Harbouli, que curiosamente se escapa de un hospital donde estaba siendo curado por recibir un tiro que le hirió en la cabeza y retenido cumpliendo pena, y vuelve a España en las mismas fechas que Jamal. (Hay más información en el tablero que nos traslada del tráfico de drogas a gran escala desde Marbella a los palacios del Sultán).

Quedaría por analizar que para que FJL acertara, se diese la posibilidad de relaciones entre servicios secretos, negociación con grupos autónomos actuando con independencia y desconocimiento de la cúpula, pero por carecer de información entraría en terrenos puramente especulativos y escabrosos en los que no tengo intención.

Luego está la cuestión de si Marruecos participó en el encubrimiento, tarea que FJL asigna únicamente a las cloacas, y en este punto sí que he de decir que sin la apoyatura de Marruecos (recordemos que hay 3 detenidos por el 11M y las llamadas de Leganés traducidas e interferidas coordinadamente), tapar a los autores habría sido prácticamente imposible. De algo hubieron de servir las más que extrañas, traicioneras, reuniones a las cuales hemos aludido.

       

4.6          La teoría de la conspiración.

 

“Negar un hecho es lo más fácil; mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho” (Isaac Asimov)

Y puesto que ni la teoría cuántica con el gato de Schrodinger lo justifica, añado de mi cosecha: Un suceso no deja de ocurrir por mucho que evitemos posar la mirada donde nos señala.

 

Para entrar en materia, sirva de introducción el magistral artículo “…y sonaron las trompetas de Jericó, de Victoria Prego, ElMundo septiembre del 2006, y una aclaración al margen, de ahora en adelante emplearé VO’s como acrónimo bajo el que englobaré todos los defensores de la Versión oficial: periodistas, políticos, ideólogos o funcionarios.

Las mentiras contra EL MUNDO responden a la estrategia del Gobierno secundada por los medios sumisos. Es llamativo el seguidismo de tantas falsedades por quienes han guardado silencio total sobre el 11-M La «teoría de la conspiración» busca responder con un órdago a cualquier pregunta de incómoda respuesta.

Resulta que no estábamos ante la reacción airada y la voluntad de mentir de un envenenado competidor en la prensa nacional. Ni siquiera estábamos ante la táctica de un ministro del Interior dispuesto a llenar de brumas el paisaje político antes de dar explicaciones en el Congreso. Los tres días transcurridos desde el primer disparo contra este periódico con escopeta de cañones recortados y falsedades manifiestas han permitido comprobar que las espectaculares mentiras y las interpretaciones falsarias, que no ignorantes, no respondían a un ataque de bilis de un diario despechado, sino a la estrategia de hondo calado a cargo del PSOE y del Gobierno.

Esta desagradable evidencia nos la sirvió en bandeja el viernes el presidente del partido, Manuel Chaves quien, en la apertura de la Conferencia Política del PSOE, se lanzó en tromba contra este periódico repitiendo milimétricamente no sólo el montaje desenmascarado 24 horas antes como obscenamente falso, sino incluso la propia e inmoral interpretación «moral» que el periódico aludido había conseguido apañar sobre la tal mentira.

Pero es imposible que tanta grosería argumental pueda ser atribuida a la incapacidad intelectual de los periodistas y de los políticos que la exhiben. Ninguno de ellos es tan ignorante que no sepa leer y, sabiendo leer, no es tan inútil que no sea capaz de razonar. Descartemos pues, la hipótesis del error y también la de la incompetencia y reconozcamos paladinamente que lo que aquí ha habido es una estrategia.

Una estrategia elaborada sobre la base de construir una mentira original que puede resultar -aunque no ha resultado- muy útil para las necesidades del caso. Y hay que consignar que la técnica, tan obvia, habría podido acobardar a quienes tuvieran miedo a perder pie mediático por haber sido señalados por los acusadores, que son muchos y muy poderosos, como sinvergüenzas -que no otra cosa significa inmoral- y como embusteros -que no otra cosa significa amarillo-.

Ha sido el Gobierno y el Partido Socialista quienes la han puesto en pie, con todos sus subsidiados periodísticos haciendo las segundas voces y tocando las palmas. Al cante y al toque, dicen los flamencos. Pero, tan llamativo como el descubrimiento de que el Gobierno es el autor de la teoría de la «teoría de la conspiración» a la que se ha pretendido sacar máximo rendimiento, ha resultado el seguidismo fulminante que se ha producido en unos medios de comunicación hasta ahora plomizamente silenciosos sobre el caso del 11-M que este periódico se ha empeñado en escrutar.

Durante estos dos años muy pocos periódicos, radios o cadenas de televisión han publicado verdaderas noticias sobre lo ocurrido aquel día trágico de 2004 y sobre los trabajos judiciales que se estaban llevando a cabo. Se han limitado a dar fe de la marcha de los trabajos, publicando informaciones que parecían recogidas directamente de las agencias.

Y, desde luego, ni un ruido sobre las investigaciones del diario El MUNDO. Pero es que ni un ruidito, ni confirmando ni desmintiendo. Nada de nada. Silencio total, hasta el punto de ni siquiera haberse tomado el trabajo de husmear en las páginas del sumario para, al menos, señalar las muchas incógnitas o contradicciones que aparecen en él y que están ahí, oficialmente publicadas y sólo requieren un ojo despierto y, eso sí, una cierta voluntad de contarlo. Pero es que tampoco la ha habido, esa voluntad. Puede que también eso sea consigna, o puede que sea devoción. Pero no parece que nadie, salvo los periodistas de EL MUNDO dedicados a este asunto, haya querido leer, de verdad, todo lo que el sumario del juez Del Olmo encierra, desvela y sugiere.

Ese silencio tremendo ¿doloso? se ha mantenido inalterable como un metal pesado durante meses hasta que El País publicó el miércoles en portada una mentira, construyó sobre esa mentira una teoría editorial cuajada de insultos y la lanzó a la calle horas antes de que el señor Rubalcaba acudiera al Congreso.

Las trompetas de Jericó no fueron más que mal un silbato de feria comparadas con el efecto que el embuste de El País provocó de inmediato entre sus acólitos. Porque, a partir de la mentira, periódicos y radios, radios y televisiones, se pusieron en fila india con una velocidad y una unanimidad deslumbrantes y, tal que espermatozoides en el momento glorioso de sus efímeras existencias, se lanzaron en tromba, todos a una, contra este periódico agitando convulsamente la misma mentira y los mismos argumentos construidos sobre la misma constatable falsedad.

Hay otra triste evidencia: la de que no han sido esos medios los que han señalado al PSOE y al propio Gobierno la estrategia a seguir. Hay que recordar que ésta, formulada exactamente en estos términos, ha sido una de las acusaciones básicas que se han hecho al principal partido de la oposición. El ministro Rubalcaba se lo espetó, de hecho, el pasado miércoles en el Congreso al señor Zaplana -«las decisiones de su partido sobre este asunto, señor Zaplana, las toma alguien que no se sienta en Génova»- y lo esgrimió como piedra de escándalo que le permitiría a él y al resto de los «acusadores» intentar deslegitimar la posición política de los hombres de Rajoy y, de paso, dar una pasada por la cloaca a la limpieza profesional de los periodistas de EL MUNDO que investigan el caso.

(¿A quién se referiría Rubalcaba al apuntar que el PP debía obedecer a alguien de fuera del partido, estando todos los líderes del PP en Génova, incluido Aznar?)

En este caso, el de las mentiras que han dado paso a la ofensiva contra este periódico, ha ocurrido justamente a la inversa. Hemos presenciado la versión en negativo del proceso que el Gobierno y sus palmeros mediáticos vienen descalificando como oscuro, sospechoso y falto de ética. Lo que se acaba de evidenciar con gran estruendo es que ha sido el Gobierno quien ha encabezado la operación, la ha convertido en argumento protagonista de su Conferencia Política – casi nada- y la ha hecho multiplicar en las páginas editoriales de sus medios de comunicación más obedientes.

De tal manera que al argumento del señor Rubalcaba habría que responder diciendo: «los editoriales que se publican en las páginas de más de uno y de dos periódicos y radios, no se escriben en sus redacciones sino en los despachos de La Moncloa». Y, si el reproche de Rubalcaba al PP puede resultar molesto a sus militantes, esa misma acusación hecha a unos profesionales del periodismo es particularmente infame y humillante, sobre todo porque Rubalcaba, Blanco y Chaves la han convertido ya en certeza.

Por lo demás, lo de la «teoría de la conspiración» no es sino una teoría de la teoría, que sigue viejas pautas de elusión de las cuestiones principales y concretas. Nada hay más eficaz y agradecido que disparar por elevación para que la mirada deje de centrarse en los detalles precisos y descriptibles de los primeros y segundos planos y se pasee por el cielo de los paisajes esenciales, en los que la discusión sobre los grandes ejes de la vida política adquiriría consecuencias de dimensiones tales que nadie en su sano juicio osaría razonablemente sostener.

Es decir que, en lugar de responder, uno a uno, a los puntos oscuros que este periódico ha planteado, sin teorías, en torno a lo ocurrido en torno al 11-M, la estrategia del Gobierno, y de todos sus palmeros ha sido la de tirar por elevación. De modo que pudiera convertirse en delito de lesa patria el preguntar cómo es posible que un coche que no estaba en el lugar del crimen el día de los atentados aparezca varios meses después en ese sitio y sirva, llenito de pruebas, para descubrir pistas decisivas sobre los autores. Y que pueda calificarse de ataque intolerable a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el pedir explicaciones de por qué no hay modo de que la Policía nos explique cuáles son esos «componentes de la dinamita» que no hay manera humana de conocer.

Se trata de responder con un órdago a la mayor ante cualquier pregunta de incómoda respuesta. Y, por eso, a todas las incógnitas concretas, pegadas al terreno, sin teorías de altos vuelos que las acompañen, se las ha bautizado como «teoría de la conspiración». Una teoría, sobre todo si es maléfica, es mucho más fácil de derribar que una modesta pero implacable serie de preguntas con sujeto, verbo y complemento directo. Y en eso estamos. En la teoría de la «teoría de la conspiración». Aparentemente, todo un hallazgo. Sólo que inútil.

 

Sigamos para profundizar en el tema con un acertado artículo de José Manuel de Prada en el ABC, La Conspiración del 11M, octubre del 2004:

«Siempre he aborrecido esas hipótesis conspirativas que tratan de explicar los cataclismos históricos como una confabulación de fuerzas ominosas que, desde las alcantarillas de la clandestinidad, calculan los movimientos de una partida de ajedrez que otros ejecutan, inconscientes de su condición de meros comparsas o chivos expiatorios. […] Hay ocasiones, sin embargo, en que la hipótesis conspirativa es el único asidero racional que se nos brinda frente a la endeblez de las «versiones oficiales». […] A medida que pasan los días, las hipótesis conspirativas que arrojan una sombra de sospecha sobre la autoría de la matanza del 11-M empiezan a adquirir los dolorosos perfiles de la verosimilitud. Confesaré que al principio tales hipótesis me parecieron rocambolescas. Quienes las defendían, más que buscadores de la verdad, se me antojaban paranoicos obcecados, incapaces de asumir una derrota electoral que trastocaba sus planes. […] Poco a poco, han ido surgiendo indicios que, considerados por separado, quizá resulten fútiles o inconsistentes, fruto de la casualidad o de la manía persecutoria de pesquisidores interesados; pero, analizados en conjunto, empiezan a delatar el revés de una trama. […] Los terroristas islámicos mantenían, al parecer, contactos carcelarios con etarras. La hipótesis conspirativa deja de ser un puzle ininteligible; haríamos mal, ahora que las piezas empiezan a encajar, en ponernos una venda en los ojos, para mitigar el horror de la verdad».

Con una de las últimas lecturas, en este caso de una tesis del 2014 sobre los “conspiranoicos” infiltrado en el campo contrario –conócete a ti mismo y conoce a tu enemigo, Sun Tzu-, la incómoda sensación que me retorna por enésima vez es que por culpa de los errores que se cometen en las filas de los que se afanan por revelar la verdad de lo sucedido, entregamos en bandeja victorias parciales al sostenimiento de la VO. Esto se demuestra cuando comprobamos que son tres las piedras angulares de los discursos de todos los propaladores de la VO, tres argumentos críticos básicos, y que les basta con apoyarse en estos para desmontar las teorías alternativas a la VO.

El primero es que jamás toman en consideración y menos debaten, la teoría que se puede describir en sus puntos principales como la de la confluencia de grupos terroristas, o posible colaboración de un grupo terrorista externo a los islamistas, responsable de suministrar y montar las bombas de los trenes, y limita al encubrimiento, que no autoría, a unos contados miembros que, entre los cuerpos de seguridad, necesariamente –parte y por encima de la cuarta trama-, lo encubrieron. Los autores intelectuales caben, bajo este supuesto, en los dedos de la mano, de lo que se deduce que la inmensa mayoría actuaron manipulados o engañados por unos pocos.

Es significativo y muy positivo en cuanto denota su impotencia, contemplar la unidad de acción entre los VO’s para evitar mostrar y mencionar todos aquellos artículos de ElMundo donde con mayor claridad se desgrana esa visión explicativa de lo sucedido. Pero no son los únicos que rechazan tomarla en consideración, también entre los urdidores de las teorías alternativas a la VO sobran quienes huyen tenerla en cuenta con tanto o igual ahínco que a la VO.

El anterior planteamiento es comprensible por parte de los VO’s, porque en ese debate de contraposición de teorías llevan todas las de perder.

Profundizando en este sencillo mensaje que oponen a las teorías alternativas, pero eficaz primera réplica que les ha aportado tremendos réditos, la tesis que más veces usan como muñeco de paja es encasillar a los detractores tras la teoría de una ETA actuando en solitario. Es la vieja y manida dicotomía ETA/Islamistas como grupos dispares, que aunque falsa de raíz (con o sin directores de orquesta), les permite no tener que entrar en análisis objetivo de las teorías alternativas y en particular en la teoría más comúnmente aceptada que no es otra tras la que se posicionan las asociaciones de víctimas, descartando evidentemente la de Pilar Manjón firme valedora de la VO sin retocar, junto con la inmensa mayoría de los investigadores como de los políticos del PP a muy poco tiempo del atentado, y que se mueve en los terrenos grises, ni blanco de islamistas ni negro de la eta; de la probable confluencia.

Prueba, aunque insuficiente per se, pero sin duda significativa, es que se cercenó todo hilo que pudiese acreditar colaboración entre las dos bandas terroristas, hecho del que podemos extraer como única explicación lógica que algo de cierto debe haber detrás. El salto a la intervención de autores intelectuales distintos que manejaran los hilos, aparte de la colaboración de algún tipo entre las bandas, no se dio hasta bastante adelantada la investigación, y solo se lo permitieron los mayores expertos en la materia y quienes abandonaron cargos políticos y funcionarios, estatus que bien pudiera en su momento, haberles atados las manos e inmovilizado la lengua.

El segundo aspecto que les caracteriza es señalar la imposibilidad de facto que se dieran las teorías más rebuscadas e inaprensibles del estilo “Luis-del-Pino”.

Y no puedo que darles la razón, porque implicaría que, de cumplirse, todos y cada uno de los miles de funcionarios, políticos, testigos, participantes en el atentado y ejecutores del mismo, ETA e islamistas colaborasen, consciente y voluntariamente, en un maremágnum inmanejable -por muchos servicios secretos plagados de supermanes- e inverosímil.

El absolutismo en el que reposan estas tesis que limitan en SS, (algunos lo matizan con cloacas), llevaba a que cuando Luis del Pino et alias, defendiera en debates públicos su teoría, siempre le acabaran desactivando y callando con la misma letanía para la que carecen de respuesta creíble. Cuando las preguntas perseguían que LdP acotase quiénes participaron, usualmente conseguían que cuadrase a martillazos perdiendo toda verosimilitud. La estrategia de los VO’s era muy sencilla, obligarle a abandonar mochilas, kangoos, skodas, o análisis parciales de incongruentes hechos e inferencias a partir de datos fragmentarios, a los que siempre recurre y en los que se siente cómodo (son muestras evidentes de la manipulación y relativamente fáciles de exponer), para que diese un paso más siguiendo su razonamiento excluyente y se adentrase en identificar a todos aquellos que serían necesarios para acometer el montaje. Porque al negar LdP la participación de islamistas en el atentado (no siempre lo hace y suele depender de si su interlocutor tiene conocimientos del 11M), ese profundo hueco lo ha de cubrir con otros autores y/o un ente difuso, los SS.

Confrontados a tener que razonar a partir de esa premisa absoluta, me vienen a la memoria las ocasiones en las que él como López Bru no tuvieron más remedio que responder con la boca pequeña afirmativamente cuando se les preguntaba por la posible colaboración de Eta, o cuando se inquiría por la participación de islamistas en el operativo -sus burlonamente llamados “pelanas” o “moritos”-, o cuando LdP declaraba, refiriéndose a los procesados reunidos en la llamada pecera de la Casa de Campo durante el juicio del 11M, “No son todos los que están ni están todos los que son” para al momento, debate o programa siguiente, pedir pruebas a otros de esa participación y salirse por peteneras.

Sirva de muestra una lección de cómo no se debe actuar, (inferir a partir de datos parciales y malinterpretados), que se podría extrapolar a tantas otras conclusiones incongruentes en el razonamiento tipo-LdP, error en el que cayeron por simpatía muchos blogueros y lectores. Se la dio uno de los abogados que asistieron en el juicio, cuando hablando del personaje de Jamal Ahmidan y de los “moritos pelanas”, le espetó una impecable respuesta al efecto:

Mantiene Ldp en su hilo que Jamal Ahmidan es una mezcla de personalidades. Yerra como en tantas cosas, todos los testigos que conocían al Jamal Ahmidan y se les ha enseñado la fotografía le han identificado como Jamal Ahmidan. Todos coinciden que el de la imagen (los asturianos, Zouhier, su mujer, su primo, Rachid Aglif, Otman, Lotfy Sbay, etc, etc… Esa persona cuya imagen ha sido identificada como la de Jamal Ahmidan, utilizaba varios nombres falsos, como todo buen delincuente que se precie, e inclusive puede que no todo el mundo le conociese como el chino, pero lo cierto es que ha quedado suficientemente acreditado que Jamal Ahmidan es el de la foto, que estaba casado con una española que vivía en la calle Villalobos de Madrid, que alquiló en Morata/Chinchón una finca, que tenía unos conocidos asturianos con los que hizo negocios, que subió a Asturias y que era un capo de droga en Madrid y País vasco (y que estuvo internado en el Centro de Detención de Extranjeros de Aluche). ¿Quién lo va a conocer mejor todos esos testigos o Luis del Pino? Lo que no tiene ningún sentido es plantear que todos ellos, junto con CNI, ETA, Servicios Secretos Extranjeros, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del estado y PSOE se pusieron de acuerdo para mentir y distorsionar la verdadera imagen de Jamal Ahmidan.

Como Zapallar pienso ¿Por qué no han podido participar unos vulgares chorizos? ¿Hay algún impedimento? Algunos blogueros creen que esto es una película y el argumento ha de ser creíble para que la peli sea buena. Además, no es tan raro, y de momento no existen pruebas en contrario de que ellos no han sido. ¿Tienen ustedes alguna prueba (digo prueba, no juegos de lógica, en contrario?

 

El tercer argumento al que recurren los VO’s, habiendo establecido las premisas anteriores, es englobar bajo una misma obediencia y seguimiento a una misma teoría fallida e indemostrable a todo el espectro de los contrarios a aceptar a una averiada versión oficial. Consiste simplemente en encasillar a los que dudan en una u otra simple teoría.

Por eso opino que es tan importante dejar las elucubraciones irrealizables y el uso y abuso de circunloquios y conjeturas que no tienen sustento en la observación de la realidad.

Respecto al método de aproximación al problema de explicar la realidad, no hay mejor servicio que podamos ofrecer para que reluzca la verdad que el de establecer consensos sobre aquellos hechos que pueden establecerse como evidencias y los que no, sin seguir una caprichosa selección. Va siendo hora de mantener la cabeza fría y libre de apretadas ataduras doctrinales.

Desde un enfoque más científico, las fases se pueden acotar en la observación de la realidad, planteamiento de hipótesis y sometimiento de estas a la prueba y ensayo, experimentación, y en el caso de no cumplir, descarte y vuelta a empezar, y jamás perseverar en los errores conceptuales ni en teorías desfasadas que en su momento se demostraron erróneas. Cuando se construyen edificios se ha de partir siempre del asentamiento de los cimientos y no levantando fachadas a las que luego retorcer las vigas para encajar en la estructura y antes que todo eso haber diseñado el proyecto donde se perfilen los detalles, las piezas del puzle.

En la medida de lo posible hemos de evitar los sesgos en el procesamiento de la realidad objetiva, porque aplicando tramposas formulaciones y premisas falsas es sumamente fácil y basta poca pericia mental, para que, de una declaración sacada de contexto, de hechos o noticias aisladas, sonsacar absurdas conclusiones como las supuestas dos, cuatro o treintena de mochilas, como de su contrario, de la intervención de profesionales que llegaron plantaron y se fueron o de complots de 200 personas. Si recurrimos al absurdo, es aún más sencillo seleccionar únicamente aquellos hechos que la respaldan y deformar otros hasta que simulen reafirmar la conclusión a la que hemos llegado; y si nos dejamos por el camino al 80 o 90% pecata minuta de los hechos objetivos, y alguien se queja de la manera de proceder, basta con seguir el ejemplo de la fiscal Olga Sánchez, le soltamos un ¡vale ya! y ¡santas pascuas!

Ya son más de diez años desde que ocurrió el 11M y todos gozamos de tiempo más que de sobra para contrastar y descartar los hechos de los que no se acreditó su veracidad, pero también para abandonar en el olvido teorías que o no explicaban o no encajaban en la realidad de lo sucedido.

Actuando con lógica y sentido común, la primera consecuencia sería la de desproveer de municiones de un plumazo a los VO’s y no dar la sensación, alejando con ello a quienes se les antoja de entrada enormemente complejo el 11M, de dar vueltas por los cerros de Úbeda por ser reacios a entreverar hipótesis que tengan como principal cualidad la congruencia.

Y en sentido contrario, nunca se debe rechazar una teoría razonada y fundamentada en la observación, aunque fuese esta parcial pero bien construida, porque presumiblemente nos obliga a poner en entredicho nuestras preconcebidas convicciones.

Por tanto, si queremos hacer mella en la VO empecemos colocando los pies en el suelo, no juguemos a su juego y con las reglas que les favorecen.

La queja a la que normalmente me enfrento cuando debato sobre el 11M, es consecuencia de la petición de que seamos lo más rigurosos posible y prescindamos de razonamientos circulares o parciales que contradigan otras evidencias, porque si la información de la que disponemos es prácticamente la misma de la que se publicaba hace 6 años, seguir elucubrando hipótesis cogidas por los pelos o contra la mera observación, no son más que la prueba de nuestra incapacidad de construir hilos narrativos parciales, retales que luego unir para explicar aspectos del 11M y contraponer a todos esos oscuros agujeros que socavan la VO.

Varias veces me han comentado que, si nosotros no somos capaces de explicar razonadamente una versión o relato singular congruente, aun con todos sus matices y reservas, dejando de lado disparates y las más improbables, ellos, los lectores e interlocutores que también dudan, pero que no han profundizado y dedicado tanto tiempo como nosotros pero que también buscan respuestas, al no encontrarlas no pueden devenir en correas de transmisión y como triste consecuencia se consolida la VO.

No se nos pide que vayamos colgando sambenitos, soy muy reacio a ello porque no disponemos de datos suficientes, y cuando he dado nombres es porque o han sido mencionados específicamente por los autores materiales o han protagonizado actuaciones que se pueden concretar fehacientemente y/o de sus actuaciones derivar efectos directos y evaluables. El “Yo acuso” de Pedro Jota Ramírez es un excelente ejemplo y punto partida de desde donde tirar de los hilos.

Esa confesada incapacidad a identificar responsables es fruto de una reflexión meditada, desconocemos los contextos, los testimonios se prestan a interpretaciones, el caos reinante el 11M y los primeros días era el más absoluto y la urgencia de evitar otro atentado y presión para dar respuestas, factores que distorsionaban cualquier declaración. En momentos posteriores al atentado los rumores corrían como la pólvora, se sacaban declaraciones de contexto, y lo que era más mucho grave, hoy sabemos que dos grupos competían entre sí y se solapaban dentro de los cuerpos de seguridad, quienes buscaban resolver los problemas más acuciantes y quienes, a pesar de la tragedia y estar la sociedad noqueada, manipulaban la investigación al tiempo que presionaban para no dar tiempo a una reflexión meditada, aprovechándose del caos y zozobra imperante para teledirigir al grueso de los agentes, los políticos del PP y la sociedad, sirviéndose en muchos casos de los medios de comunicación.

Construir a partir de simples declaraciones no contrastadas e informaciones fehacientes teorías parciales, es por lo tanto un error mayúsculo. Error que trae como principales consecuencias que atribuyamos responsabilidades sin ser capaces de discernir intenciones reales, y que indirectamente hagamos el juego a los VO’s.

A la VO se han de oponer evidencias y explicaciones alternativas, lo más concretas posibles, pero ante todo se ha de pretender que sean verosímiles y congruentes. Y no digo que tengamos que agruparnos bajo un mismo techo teórico, en absoluto, sino que respetemos las reglas que han de regir el razonamiento discursivo, construyamos comprensibles relatos fragmentarios pero factibles, y que cuando planteemos hipótesis tomemos en consideración el máximo número de hechos objetivos y no solo aquellos que nos convengan.

El conjunto de las pocas encuestas, a lo largo del tiempo transcurrido desde el atentado, asumen como hipótesis principal la mano de obra islamista, pero con autores que faltan por identificar que jugaron un papel primordial en el operativo. Sumamente pocos son los que quedan que se posicionan tras un atentado de ETA o de algún SS en exclusividad, y todos, defiendan la autoría cualquiera que esta sea, no tienen más redaños que admitir que el encubrimiento fue ejecutado desde dentro. Sin embargo, son muchos quienes no razonan que ambos grupos puedan ser independientes, autores y encubrimiento, y aun menos perciben que las relaciones entre ambos pudiesen ser reales pero inconscientes, fruto de manipulación y no de órdenes directas, inducidas bajo engaños. De lo anterior se deriva la imposibilidad de comprender uno de los principales motivos para mantener extendido el velo que oculta la verdad de lo sucedido que afecta a distintos grupos políticos, entre ellos el más perjudicado políticamente, a cuerpos de seguridad y a demás funcionarios del estado, y que no sería otro que el de evitar que aflore la gangrena que envenena los cimientos mismos.

Una teoría cuanto más absurda parezca, mayor habrá de ser el esfuerzo a realizar para demostrarla, y si no somos capaces, rectificar y volver a empezar reuniendo un número suficiente de piezas de forma armoniosa para poder replantearla, nunca a la inversa. Por sentido común hemos de abandonar estériles debates sobre las fantasías de quienes encuentran placer en rebozarse en ellas y buscan en sus paranoias la excusa para no tener que afrontar o siquiera considerar en una visión de conjunto la abrumadora suma de datos que echarían al traste su disparatada teoría reversible, la conspiración de mundo y medio, del Opus, de un mega-general que manda sobre ETA y el GAL indistintamente, de los Illuminati o del sursuncorda, término que si no lo saben proviene de la liturgia de la misa y se refería al sacerdote que de ser el hombre que marcaba la pauta a seguir, fue derivando en un personaje poderoso y anónimo, la figura lúgubre que para ellos toma las decisiones. Si se quiere dar una imagen de seriedad, cuanto más lejos de los discursos conspiranoicos mucho mejor. Sin embargo, hay que señalar las notables diferencias que separan a los que son tildados de conspiranoicos –el recurso a las falacias de los VO’s-.

En este caso, y puesto que la teoría está largamente expuesta y pendiente solo de rellenar algunos huecos limitados, aunque de gran calado, me limitaré a los que también incluidos entre los conspiranoicas por los VO’s, clasifico en dos grupos. Estos conjuntos de teóricos alternativos, aun partiendo de las mismas o similares premisas falsas y absolutas, y confluyendo en algunos análisis y explicaciones parciales llegan sin embargo a conclusiones contrapuestas o muy alejadas.  Veremos lo evidentes que pueden llegar a ser, sin embargo, las enormes diferencias que los separan.

En el primer grupo englobo los seguidores del método “Luis-del-Pino”, y se suele dar el caso que, aun aportando enriquecedores e impecables análisis de las incongruencias que jalonan el relato de la VO, al partir de falsas premisas y axiomas, acaben hilvanando un galimatías incomprensible donde como resultado de su endeblez argumentativa inicial, cualquier explicación e interpretación de los hechos, aunque sea disparatada –incluso muchas veces para encajar ha de serlo- pueda caber. El que se dé una incapacidad para interpretar correctamente los hechos, no solo no impide que el error se vuelva a repetir, sino que lo fomenta y alimenta, haciendo crecer la destructora bola de nieve conforme se avanza en la formulación de la teoría misma.

El segundo grupo, en el que se incluyen los urdidores de las más descabelladas teorías, parten de axiomas a los que suelen llegar a partir de discursos paranoicos, pecado original que acaba levantando normalmente los obstáculos que les impiden seguir razonamientos lógicos e inferir conclusiones verosímiles o realistas.

El problema del mal llamado frente conspiranoico se acentúa cuando ambos grupos se retroalimentan, porque quien suele llevar las de perder es siempre quien respeta unas mínimas reglas discursivas, máxime si no está parapetado tras una sólida argumentación. La situación de partida hace que ambos se vuelvan receptivos a debatir extravagantes explicaciones.

Debería ser asumible aceptar como aforismo que, ante un suceso cualquiera, si quienes atesoran toda la credibilidad, han demostrado su voluntad y dispuesto de muchos más medios que nosotros, y no han visto la conveniencia de seguir investigando porque han llegado a conclusiones, es que somos nosotros, excesivamente impenitentes escépticos, quienes andamos descarriados o hemos traspasado las líneas rojas.

Como último indicar que una conspiración, por definición, obligatoriamente se dio en la VO y que paranoia, en el caso que nos ocupa, es el estado psicótico que a distintos grados acompaña a los megalómanos poseedores de verdades inmutables y que se consideran bendecidos con capacidades de discernimiento por encima de los demás. Fieles seguidores de complots y amantes de poderes ocultos que explican y justifican la posición que ocupan en la sociedad.

A los VO’s es extremadamente fácil desactivarles, es tal el cúmulo de pruebas que no es necesario indagar demasiado o ser grandes expertos. En cuanto a la acusación de imputar delitos a miembros de los cuerpos de seguridad, es suficiente réplica el explicar que son muy pocos los posibles urdidores, que los encubridores pudieron perfectamente manipular al resto, que hay pruebas de casos notorios y semejantes, relacionados o no con el 11M, se han juzgado varios delitos cometidos de la misma índole y con bastante menor justificación, que están subiudice las denuncias de la Asociación de Víctimas de ayuda al 11M. Y lo que es más importante, que en nuestro bando quienes llevan la batuta son las víctimas reclamando la verdad que se les hurtó, pero también y es revelador, nos encontramos con cientos de miembros de los cuerpos de seguridad que se atreven a alzar la voz para decir que no se creen la versión que nos vendieron, que luchan para limpiar de manzanas podridas. Los foros de la Guardia Civil, la personación en el juzgado apoyando las denuncias contra Sánchez Manzano de una Asociación de la GC, los debates en los foros militares o de la propia policía donde se replican los mismos razonamientos, con mayor conocimiento de causa, que se reflejan externamente en la sociedad. Varios ejemplos los he recopilado y enlazado en el trabajo y siguen abiertos y disponibles para quien quiera consultarlos.

Actualizo este apartado de las teorías de la conspiración con un último suceso que ha conseguido marcar un importantísimo gol en la portería de los más firmes defensores de la VO.

Resulta que un militante anti sistema francés, de nombre Cyrille Martin, después de hurgar en el 11-M decide realizar un documental, bajo el título: “Un nouveau Dreyfus? en el que subraya los endebles indicios y la manipulación de pruebas que llevaron a Jamal Zougham a la cárcel, y a partir de ahí, construye todo un alegato que le lleva a imputar a la OTAN el atentado del 11M. Aunque he de decir que por el momento solo ha sido retransmitido en dos salas el 29 y 31 de octubre del 2015 en Francia, y dado que no lo han colgado en la red, no he podido saber más que lo que él mismo ha dicho y defendido en las entrevistas que le han realizado.

               Este es el esquema del que se sirve:

 

Lo que ocurrió fue que a los medios más significados de izquierda, Público y diario 16, se les coló la entrevista, originalmente también alojada en un blog de un concejal del partido socialista de Murcia.

http://www.elespanol.com/espana/20151122/81241878_0.html

Y que trajo como consecuencia que, al darse cuenta, los que se presentan como adalides de la libertad de expresión, decidieran coger las tijeras y censurar de sus medios la entrevista completa alegando las más peregrinas justificaciones y falsas excusas:

http://www.eldiario.es/redaccion/entrevistadebiopublicarse_6_454664536.html No faltó pues quienes, con razón, aprovecharon su traspié para dejarles en evidencia:

http://blogs.libertaddigital.com/enigmasdel11m/ignacioescolar-o-eldudosoarte

delacensura13794/

Lo importante del caso es que por mucho esfuerzo que dediquen, o gritos que peguen gente como Gonzalo Boyé o Elisa Beni, nunca lograrán cerrar la VO que hace aguas por todas partes. Elisa Beni, para quien no lo sepa es la ex de Gómez Bermúdez que después de escribir un libro en gran parte basado en las indiscreciones de su marido sobre lo ocurrido durante el juicio que presidió sobre el 11-M, “La soledad del juzgador”, fue despedida como jefa de prensa del Tribunal Superior de justicia de Madrid. Y ahora es asidua de las tertulias televisivas representando a las más sesgadas de las posturas, de izquierda naturalmente.

Creo oportuno ahora que se trata del libro que escribió Elisa Beni, de contar lo que ocurrió durante su presentación, y los extraños compañeros que no de cama, pero sí de versión. Son todos nombres que seguro les serán ya conocidos, el artículo lo publicó como no, LibertadDigital, y ayuda a entender las alianzas contra natura y estratégicas que se fueron fraguando por culpa de una versión oficial que ocultaba a los que montaron las bombas, los autores intelectuales y a quienes encubrieron a los dos anteriores.

Muchos fueron los periodistas conocidos que se acercaron hasta la pequeña sala del Círculo de Bellas Artes. Edurne Uriarte, catedrática y colaboradora de ABC; la periodista de El Mundo, Isabel San Sebastián; Carmen Gurruchaga, de La Razón y de El País, Ernesto Ekaizer a quien el letrado Gonzalo Boye –que cumplió condena por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla– había reservado un asiento en la concurrida habitación. Boye estuvo acompañado de pocos colegas. El abogado Manuel Murillo, fiel defensor de la versión oficial; Antonio Segura, de la asociación de Pilar Manjón; Endika Zulueta, abogado defensor de “El Egipcio” o el de Rafa Zouhier, Antonio Alberca.

El saludo de Bermúdez y Ekaizer

Nada más entrar y antes de sentarse en primera fila, Gómez Bermúdez se acercó a saludar expresamente a Gonzalo Boye, entre otros. Y entre ellos, al periodista progubernamental, Ernesto Ekaizer. Este saludo no llamaría tanto la atención si no fuera porque se produce un día después de que el redactor publicase en El Paísque Bermúdez atribuye a los “derrotados” en la sentencia las críticas al libro de su mujer.

Sobre esta información, en concreto, y sobre cualquier otra en general no se ha pronunciado el magistrado. Pero tampoco su mujer. Elisa Beni no ha permitido que los periodistas le preguntaran nada acerca de su libro, algo inusual en este tipo de actos.

“Jueces como él han humanizado el ejercicio de la Justicia”

La presentación de La soledad del juzgador. Gómez Bermúdez y el 11M ha corrido a cargo de la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundua y del presidente de ONO, Eugenio Galdón. No ha acudido Fernando Reinares, director del programa sobre Terrorismo Global en el Real Instituto Elcano, por motivos laborales.

El abrazo entre el juez y el abogado Boyé.

Y no se enfaden cuando lean que según Ekaizer, Bermúdez

atribuyó a los “derrotados” en la sentencia las críticas al libro de su esposa.

       

  1. 2002, el año en que se gestó el atentado.

Unas pinceladas con brocha gorda:

  • Se detiene y procesa a la cúpula de Al Qaeda dentro de la operación dátil,
  • El documento más significativo consiste en una carta enviada el 12 de septiembre de 2001 (un día después de los atentados de Al Qaeda contra las Torres Gemelas y el Pentágono) por un islamista conocido como Ismail, preso en la cárcel francesa de Fresnes, al dirigente histórico de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, quien en ese momento se hallaba preso en la cárcel de Soto del Real (Madrid).El texto de la citada misiva es el siguiente: «No he recibido nada, salvo una carta de Mikael [probablemente se refiera a otro etarra llamado Mikel]. Ciertamente, ha conocido mi dirección por Guillaume, pues, al principio, cuando he recibido su carta he creído que eras tú quien le había pasado mi dirección, pero leyéndola he observado que no era el caso, en el sobre había una prueba de Mikael más una carta, pero ninguna referencia a ti, a tu situación….He conocido tu extradición hacia España completamente por azar, por Radio Latina. ‘Hoy Francia ha enviado a España a un militante de ETA conocido como Joseba [uno de los nombres de guerra utilizado por Urrusolo], buscado por secuestro, muerte y atentado con bomba…’ ¿Has visto lo que ha pasado en Nueva York?… Ja, ja,ja. En una palabra, ¡magnífico! La teoría del terror aplicado en su pureza… La nada. Fue un regalo magnífico para mí. He visto el coronamiento de mis ideas teóricas. ¿Te acuerdas, Joseba, hace cuatro años cuanto te hablaba de la teoría de las cargas…? Todavía me quedaré en Francia año y medio. Durante ese periodo puedo ayudaros. Después de dos meses y seis días de trabajo en los preparativos de la operación Sable Samurai. Vamos a hacer esa operación y os lo demostraré… Esperemos que una hipotética colaboración grupos islamistas-ETA no incluya el préstamo de un terrorista suicida». http://www.belt.es/noticias/2004/junio/2/lider_isalmista.htm
  • Su arresto hizo que los integrantes de las células salafistas en territorio español se asustaran, por lo que Mohamed Atta se vio obligado a viajar de nuevo a España. El piloto suicida llegó el 9 de junio de 2001 y se marchó diez días después. Visitó varias localidades para reunirse con sus «hermanos», pero a su paso por Barcelona aprovechó para tener una cita con un tal Sidi Moumen al Shahiri. Los dos quedaron en una cafetería de la calle Ampie con un hombre de ETA, posiblemente Fernando García Jodrá, jefe del «comando Barcelona ». Fue en este encuentro donde ETA propuso planes concretos para llevar a cabo una « acción conjunta ». El objetivo era atacar la cumbre de la Unión Europea durante el semestre de presidencia española, de enero a junio de 2002. Según Ahmad Rafat, los etarras lo organizarían todo mientras que cinco terroristas islámicos serían los conductores suicidas de los coches-bomba. En la misma acción, ETA posiblemente usaría los nuevos misiles Stinger traídos desde Afganistán. (de Africano al final disponible el artículo completo)
  • Es el año de los trapicheos de Toro con ETA, busca quien sepa usar móviles con bombas,
  • (Rabia Gaya, argelino y musulmán radical, el segundo de Huarte y un socialista convencido que también trabajó para el psoe en tareas de seguridad): “Muestra una verdadera sorpresa con el hecho de que trasladaran a Benesmail a Villabona en el mes de julio de 2001. «Tal vez vino de la mano de la policía que pretendía sacar información de los radicales de aquí, o de los etarras encarcelados. Es muy raro que viniera a esta prisión a la vez que Toro y Zouhier». Fuente: Los Agujeros Negros del 11M, XV. Fernando Múgica.
  • se suceden las reuniones entre Benesmail (brazo derecho de Lamari) y Huarte en la cárcel de Villabona,
  • a Lamari se le libera y sale de la cárcel por supuestos defectos de forma, ElMundo, La oreja delató al séptimo suicida: En junio de 2001, Lamari fue condenado por la Audiencia Nacional a 14 años de prisión como miembro de una célula del GIA argelino. Desde que había sido detenido, había pasado por varias prisiones -Cuenca, Teruel, Alcalá Meco-, y según uno de sus abogados, le marcó y le radicalizó. Cuando un año más tarde, sale en libertad provisional de la cárcel de A Lama en Pontevedra por un «error de la Audiencia», como reza en un extenso informe enviado al Consejo General del Poder Judicial, Yasin Lamari tiene un único deseo: venganza. Y jura que los españoles pagarían muy caro su detención. Lo confirma el informe C/5301 del CNI: «Su único objetivo era llevar a cabo en territorio nacional atentados terroristas de enormes dimensiones, con el propósito de causar el mayor número de víctimas posibles». Aun así, no es hasta un año más tarde, en julio del 2003, cuando la Audiencia dicta una orden de busca y captura del argelino. Hasta ese momento, nadie se hizo responsable de la fuga de Lamari, pese a que Inteligencia lo tenía vigilado. Tampoco se tuvo en cuenta el documento C/15697 del 6 de noviembre de 2003, bajo el epígrafe «Nota informativa sobre Allekema Lamari, sus actividades, su peligrosidad, sus intenciones y su foto».

Cuatro meses antes de los atentados de los trenes de Cercanías, el CNI atribuía a Lamari un comportamiento inquietante y mencionaba que estaba en disposición de preparar y perpetrar actos de terrorismo en España con carácter inminente: «Se comunica esta información por la gravedad que puede suponer la actitud y las actividades de Allekema», concluía un aviso al que se le hizo caso omiso.

Al salir de prisión le recoge Safwan Sabagh, el único amigo que tenía, pues siempre había sido un lobo solitario. Le ayudó económicamente mientras vivía en una mezquita valenciana y le llevo en su coche en varias ocasiones a Madrid, donde se quedó en septiembre de 2003. Por aquellas fechas ya estaba en contacto con El Tunecino, Mohamed Afalah y el resto del núcleo duro de la célula del 11-M. «Aguantad, hermanos», escribía el argelino en las cartas que enviaba junto con dinero, a través de Sabagh, a otros yihadistas encarcelados.

Safwan, conocido como El Pollero por regentar un asador de pollos en Valencia, no sólo era el amigo de Lamari. Se había convertido en uno de los principales confidentes del CNI en el entorno de los radicales islamistas en España y tenía el encargo especial de convertirse en su sombra.

Tres días antes del mayor atentado terrorista en España, concretamente el 8 de marzo de 2004, Yasin llamó desde una cabina telefónica, porque nunca utilizaba móvil, a su amigo sirio. Estaba muy nervioso y preocupado por algo que tenía que ocurrir. Le pidió que los hermanos rezaran por él. «¡Qué Alá me proteja!». El Pollero no comentó esta llamada de despedida a la Policía hasta el 18 de agosto de 2004, fecha en la que fue interrogado por tercera vez por los agentes de la Comisaría de Información.

Después de la masacre de los trenes en Madrid, cuando todos están detrás de sus pasos, Lamari hace una última llamada a su amigo. Es la noche del 27 de marzo, justo una semana antes de estar acorralado en un piso de Leganés repleto de kilos de explosivos. Sabe que la Policía le busca y que por su estrecha relación de amistad con Safwan, éste ha sido detenido e interrogado. Se disculpa: «Perdóname, si te he causado problemas». Safwan le interroga: «Pero, ¿estás metido en el 11-M?». Lamari elude la respuesta y al despedirse, lo hace para siempre: «A mí no me cogerán vivo. Adiós, hermano, nos veremos en el cielo»

  • la invasión del Islote Perejil por militares armados marroquíes que son posteriormente desalojados,
  • que a Jamal Ahmidan le otorgan el permiso de residencia,
  • se prohíbe el partido Batasuna,
  • Mustafá Maymouni sintiéndose vigilado alquila a finca de Morata a través de Serhane,  Carod Rovira cierra un acuerdo con ETA para que deje de matar en Cataluña,
  • Mouhannad Almallah (afiliado socialista y amigo del policía y CNI Kalaji que en su tienda libera los móviles que se usaron en los trenes) se cita con Jamal Zougham en Marruecos. Según la policía Mouhannad era “una referencia fundamental e insustituible del proceso manipulador que desembocó en los atentados del 11-M”.
  • se redactan las primeras notas informativas del confidente Cartagena que es el infiltrado que vigilaba las reuniones del radicalizado Serhane,
  • Serhane solicita a Amer Azizi (AlQaeda) importar ejecutores potenciales del norte de Marruecos quien le responde que era más seguro reclutarlos localmente entre inmigrantes bien integrados. Y que, por el intermediario de su correo, el marroquí Said Berraj, aconseja a Serhane de que tome contacto con el resto de la célula AlQaeda de Madrid (Abu Dahdah),
  • es también el año en que ocurre la tragedia del Prestige y sus tremendas manifestaciones, “Lo que no se desactivó, en cambio, fue una forma destructiva de hacer oposición y de hacer política. La misma que prosiguió con el noalaguerra y exactamente la misma que mostraría su cara más repulsiva en los días aciagos del 11 al 14-M” Cristina Losada, http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=5&t=4535#p45020
  • y que ETA atenta en Santander utilizando un R-19 GTD robado de un descampado situado tras la vivienda de Trashorras, en Avilés. Información que trataremos en detalle más adelante.

El 2002 coincide con la fecha en que el ex-presidente Aznar sitúa el momento en que se empieza a gestar el atentado, y que si seguimos leyendo comprenderemos porqué dice aquello de “No creo, sinceramente, que los autores intelectuales de los atentados, los que hicieron esa planificación, los que deciden ese día, precisamente ese día… no creo que anden en desiertos muy remotos ni en montañas muy lejanas” puesto que también habla de la participación de islamistas (siempre subrayando la existencia de un componente islamista de los atentados pero no único) y en otros momentos, trascurridos algunos meses desde el atentado, de la cada vez más evidente intervención de ETA en el 11M.

http://www.elmundo.es/elmundo/2004/11/29/espana/1101724074.html

Fecha que por otro lado corroborará la propia fiscal Olga Sánchez que la posiciona también en el momento de la detención de Abu Dahdah.

http://www.libertaddigital.com/nacional ... 276291958/

Y que en un artículo de hace apenas dos semanas del diario ABC corroboran haciéndose eco del libro de Reinares en el que coincide en fecha y causa con la fiscal:

Diez años después del 11-M, Reinares desvela que la atrocidad se decidió en 2001, dos años antes de Irak.

Hace unos días, Zapatero desvinculaba en una televisión su inesperado acceso al poder de un hipotético castigo que los electores hubieran infligido a Aznar por su apoyo a la invasión de Irak. El expresidente pretendía así reivindicarse, pero, sin querer, desautorizaba también a su cuerpo de guardia que en aquellas horas construyó una crónica que desprendía un espeso humo de propaganda y agitación con el que se revocó un resultado que, a priori, y por mucho que le cueste reconocerlo al exmandatario, pintaba bastos para su formación

A Zapatero siempre le perseguirán las sospechas de las ayudas recibidas para llegar al poder. No solo intenta desmarcarse de AlQaeda, por las implicaciones que tendría, sino también de ETA tratando de hacernos creer que una de las pruebas más evidente que fue “la coincidencia de las dos caravanas de explosivos es un hecho causal”.

Finalicemos subrayando que es la fecha en la que también Reinares sitúa la génesis del atentado.

Dos lustros después, Fernando Reinares, uno de los más reputados especialistas en terrorismo internacional, acaba de publicar un libro –definitivo, añado yo– titulado «Matadlos» (Galaxia Gutenberg), que disuelve cual azucarillo la argamasa con la que se levantó el relato falaz de que el Gobierno de Aznar se buscó la tragedia con su apoyo a Bush. Reinares cose con datos incontestables la tesis de que Irak no fue la razón, sino la excusa para la masacre, puesto que Al Qaida decidió atentar contra España en 2001, dos años antes de la foto de las Azores.

http://www.abc.es/lasfirmasdeabc/20140228/abciirakrazonsinoexcusa201402280610.html

 

       

  1. Una posible reconstrucción.

 

No sabemos exactamente cómo se cometió, no quisieron investigarlo, y solo podemos especular a partir de los datos incompletos que tenemos. Aun así, planteo para el debate una visión muy genérica de cómo pudo ser.

 

A poco de las 8 de la mañana del 11 de marzo del 2004 explotaron diez bombas repartidas en cuatro trenes.

 

En el tren de Atocha fueron tres cargas situadas en los vagones 4º, 5º y 6º y una que no explotó en el 1º y que fue desactivada usada la técnica que se llama de cañón de agua (chorro de agua a altísima velocidad que provoca la explosión controlada);

En el de Téllez, cuatro cargas en los vagones 1º, 4º, 5º y 6º;

En el tren de El Pozo, dos en los vagones 4º y 5º, y otras más que se desactiva que se encontró entre el vagón 2º y 3º;

En el tren de Santa Eugenia una en el vagón 4º.

Lo que en total nos da 10 explosiones y dos desactivadas.

 

No vamos a añadir la mochila 13º porque como veremos en un capítulo dedicado al tema, es materialmente imposible que procediera de los trenes. Siendo 10+2, o incluso 12, lo más probable es que no más de cinco o seis intervinieran, que cada uno portará una mochila con dos o tres cargas explosivas contenidas en tarteras que fueran dejando una a una en cada vagón hasta llegar al último donde dejarían la mochila, y que se dividieran por trenes.

 

Si tuviera que apostar me decantaría por Lamari (identificado por testigos), Berraj (identificado en los trenes por un Guardia Civil), Daoud Ouhnane (confesión de Kamal Ahbar colocó 2 bombas), Bouchar (extremo parecido con Zougham), Afalah (confesión de Kamal Ahbar colocó una de las bombas), Anouar (el suicida arrepentido en el último momento).

 

Sin descartar que solo tres/cinco pudieran colocar todas las cargas, dado que alrededor de dos kilos de titadyne (la velocidad de detonación el explosivo titadyne es intermedia entre la goma2eco y el plástico) según varios expertos, era suficiente para provocar los estragos, “Teniendo en cuenta que las puertas estaban cerradas y que el ‘efecto túnel’ provocó al menos tres rebotes de onda expansiva. Un explosivo rompedor en cantidad de 1 kilo, y no digo ya un explosivo plástico, hubiera partido las puertas y añicos los cristales” (Fuente: Blog CityFm). Lo que nos daría uno por tren, y una mochila con cuatro artefactos explosivos de aproximadamente de 4 a 5 kilos cada uno (peso que coincidiría con los cinco kilos que calcularon los TEDAX tenía la bomba que desactivaron en Atocha), muy similar a los 3 kilos de los artefactos de las doce bombas que los etarras Ikur Vadillo y Gorka Vidal tenían planificado colocar en Baqueira Beret semanas antes del 11M.

 

El único vagón que explotó en Santa Eugenia (sabemos por las últimas informaciones del 2014 que un guardia civil identifica en este vagón a Said Berraj) fue con toda probabilidad el resultado de que el que tuviera asignado ese tren lo hubiera perdido por no hacer el cambio de vagón con tiempo suficiente en las siguientes estaciones, o de que sintiera haber  levantado sospechas por su comportamiento lo que provocara su decisión de alejarse del tren de El Pozo, tomando el siguiente tren con destino a Santa Eugenia para deshacerse de su última carga mortífera. Y cabe también la posibilidad que fuese, al contrario, es decir que siendo este el tren asignado, cuando colocan la primera es cuando se dan cuenta que están siendo observados porque su comportamiento no pasó desapercibido y deciden entonces cambiar a otro tren. Dispusieron de tres minutos como nos explicó amablemente lesconil en el foro: Me temo que esos tres minutos son más importantes de lo que parece. Parto del testimonio del testigo que confirmó en el juicio del 11-M que había visto a Lamari en el tren que estalló en la estación de Santa Eugenia. Estaba en un grupo de tres o cuatro personas de aspecto árabe. «Miraban para atrás y se iban cambiando de vagón. Cuando estuvieron sentados, dejaron las mochilas en los asientos».

 

Y que siempre me chocaba que en ese tren fuera donde el guardia civil identificará a Said Berraj (y si la ocultan es porque fue la más verosímil pero no convenía señalar a Berraj y dejar fuera a Zougham), que también otro a Lamari, y un tercero a Zougham que bien pudo ser Bouchar por su enorme parecido. Además, si repasamos el testimonio ese tren tuvo que ser uno inicial, puesto que llevaban las mochilas es decir que no se habían desprendido de ellas todavía. Que hubiera hasta tres identificaciones aumenta la probabilidad que se sintieran vigilados y decidieran abandonar ese tren para dividirse o seguir en los siguientes. Que actuaran en grupo me encaja también con su manera de proceder y el haberles visto en grupo en Alcalá. Si es así como describen los testigos, tendríamos un primer grupo de Lamari, Berraj (aunque lo exculpe Kamal Ahbar porque supiera que había huido lejos ni tenía intención de inmolarse en Siria y para evitar que le culparan por si le cogían) y probable Bouchar, aunque no descartable Ouhnane.

6.1            El explosivo de los trenes.

 

A lo largo de la investigación paralela del atentado una de las cuestiones que más ríos de tinta han hecho correr, fue la disquisición sobre el tipo de explosivo de los trenes, y aunque en bastante menor medida, sobre los métodos de iniciación.

Algunas de las principales razones son demasiado simples y fáciles de entender. La especulación sobre los explosivos no requería profundizar sobre incomprensibles e impronunciables nombres árabes ni tener que analizar complicadas relaciones entre tramas y que, sin embargo, otorgaba a quien lo planteaba una aparente aureola de autoridad sobre la materia.

Obviamente, el arma del crimen, en nuestro caso los artefactos y el explosivo, es uno de los principales pilares sobre el cual gira el razonamiento deductivo para resolver cualquier caso. Quiere esto decir que de la identificación de la marca se hubiera podido llegar a los autores, tanto es así que el descarte del titadyne (teledirigido mediante encaminamientos) fue motivo fundamental para que se abriesen nuevas líneas de investigación.

Respecto al tipo de explosivo poco más se puede añadir a todo lo que se ha debatido, escrito y concluido al respecto. Aparte que al no ser ningún experto sobre el tema me limito a usar la lógica que me lleva a descartar absurdas teorías del tipo de la contaminación por moléculas voladoras  y sumarme a las conclusiones que me merecen mayor credibilidad.

En este campo, opté por guiarme por aquellas personas que dominaban el tema, como pudo ser procyon en este foro, y seguirles como lector durante esos debates, que solían alimentar personajes que provenían del foro de desiertos lejanos, en muchos casos obligando a repetir mil y una veces los mismos argumentos convirtiendo los debates en absurdos y tediosos con el único objetivo de, además de apoyar la versión oficial, sembrar dudas, hacer ininteligible el asunto y aburrir al común de la gente.

Aunque no es extraño seguir encontrando a quienes mantienen que el explosivo de los trenes fue un explosivo del tipo RDX o C4, o el Semtex plástico de fabricación checa, del que sabemos también que dispuso ETA y fue usado por islamistas de Oriente Medio.

No te olvides y ahí están los informes de las Fuerzas de Seguridad del Estado que algunas veces ETA ha usado un poco de SEMTEX como reforzador ya en explosivos de dinamita, Titadyne, como en los cloratos, Cloratita, como en los de Amoniaco, Amonal y Amosal. Asimismo, ha usado muchas veces la pólvora cloratada reforzada con un poco de SEMTEX…que por cierto este explosivo, bien confinado y cerrado, huele que te mueres a azufre. Aportación del experto Lecaroz al foro.

El problema es discernir cuando estas especulaciones son más fruto de prejuicios que  del análisis de los hechos objetivos y del uso del razonamiento, puesto que no es difícil encontrar a quienes por estar dispuestos a ver en el atentado la mano de autores profesionales, mercenarios o servicios secretos, compraban sin dudar el explosivo militar y achacaban los errores en la ejecución (por ejemplo el tren de Santa Eugenia o los dos fallidos artefactos) a un enrevesado razonamiento que venía a afirmar que esos errores se habían producido a propósito para engañar, dando cancha a los más absurdos razonamientos.  Esta opción, la del explosivo militar, fue la elegida por personas en muchos casos guiadas por motivaciones que no siempre eran legítimas.

Aunque no faltaron investigadores honestos que a la vista de los daños en los vagones optaron por el explosivo tipo militar, lo siguiente es del propio auto del Juez Del Olmo: “Las técnicas o procedimientos operativos empleados atendieron a la hipótesis inicial, visto el resultado de los explosiones de los trenes, que se trataba de un alto explosivo, no pensando en principio que se tratase de dinamita”, razonamiento que se vio apuntalado por algunas de las primeras impresiones de  profesionales que se inclinaron hacia el explosivo plástico.

La mayoría de este primer grupo de abogados del explosivo militar, suelen evitar opinar sobre el explosivo de Leganés y del Ave, que pasan por alto como si no hubiesen existido. Parecido razonamiento inverso que empleaban a la hora de descartar la goma2co, para lo cual les bastaba alegar que el mal tiempo fue razón suficiente para no realizar el transporte de la Mina Conchita de Jamal Ahmidan; argumento no solo absurdo sino también incompleto, puesto que se acreditaron, aparte de las compra de las mochilas en un supermercado de Asturias,  dos envíos en sendas mochilas de goma2eco por el gitanillo (apodo que según nos contó le puso Múgica) a Jamal Ahmidan efectuadas en autobús, transportes pagados a cambio de dinero y para cubrir deudas pendientes. Los dos viajes para transportar el explosivo se llevaron a cabo en enero y en marzo, una semana antes del atentado.

Un inciso: con esto no defiendo en absoluto que la goma2eco fuese en parte o en su mayoría el explosivo usado en los trenes, como sostiene la sentencia, sino que, como no me cansaré de repetir, se les provisionó desde Asturias de goma2eco y dispusieron de la misma que usaron, de hecho, en otros escenarios.

Estos explosivos militares y plásticos se distinguen de los de uso industrial por su mayor capacidad de destrucción y velocidad. Entre los explosivos originariamente fabricados para uso industrial, principalmente minero, se encuentran aquellos explosivos del tipo dinamita, como la Goma2 y el Titadyne. El titadyne es fabricado por empresa francesa Titanite S.A.S. y el preferido de la banda etarra, lo cual no es óbice para que haya usado en otros atentados desde la goma2 al Semtex, aparte de otros fabricados por ellos mismos, ejemplos de estas fórmulas químicas son la que compartieron en la cárcel (la cloratita de la kangoo de Cañaveras, cuya fórmula dispuso Abdelkrim Benesmail) y las que se localizaron en registros de otros islamistas como reseñamos en el presente trabajo.

Zanjando el tipo de explosivo en los trenes, considero que este quedó definitivamente determinado con el estudio del perito químico que actuó como representante de las víctimas, Antonio Iglesias, en su libro” Titadyne” prologado por Casimiro García Abadillo y corroborado por la gran persona que es Gabriel Moris. En los trenes explotó titadyne.

 

       

6.2.        Los sistemas de iniciación, móviles versus temporizadores.

 

En primer lugar, he de alertar que el título es tramposo. Los móviles pueden y suelen ser utilizados como temporizadores, para ello se conecta y programa la alarma a un momento determinado para que active el detonador. Los móviles ofrecen además la posibilidad de detonación mediante activación por entrada de llamada, que tiene el riesgo improbable pero no desdeñable de recibir una llamada equivocada o no poder sortear los inhibidores que suelen acompañar los actos donde se reúnen altas autoridades.

Al contrario que con los explosivos, respecto a los artefactos y al tipo de iniciadores no ha habido sin embargo mucha discusión. La razón tras ello es bastante evidente, son tantos los indicios y las pruebas que apuntaban al uso de teléfonos móviles, que pocos se atrevieron a ponerlos en duda.

Dicha hipótesis de uso de temporizadores convencionales, traía como consecuencia que invalidaba todas las pruebas que giraban en torno a los móviles. El razonamiento volvía de nuevo a seguir un proceso inverso y erróneo en muchos casos: si la mochila es falsa, luego se deducía que todos sus componentes lo eran por añadidura; o deducir que se sirvieron de la trama de Asturias para un montaje a posteriori, como cuando, y recupero a Fernando Múgica, se decía que en el 2001 que “la Guardia Civil conocía ya desde mediados de 2001 la existencia de una trama delincuencial formada por Antonio Toro y Emilio Suárez Trashorras en la que no sólo se vendían enormes cantidades de explosivos, sino que expresamente se intentaba obtener información sobre cómo activar bombas a través de teléfonos móviles, eran también falso o nada tenía que ver con el atentado.

Pero es que cuando nos adentramos en la lectura de las informaciones sobre los móviles, resulta que, de un análisis más profundo del tema, las pruebas a las que nos referimos no favorecían en nada a la llamada versión oficial, más bien al contrario. Y que el uso de móviles apuntaba a direcciones que resaltaban incómodos hilos que había que esconder o manipular, como así sucedió, pocos tan graves como la implicación de un policía sirio nacionalizado español, Maussily Kalaji que había liberado esos móviles, había sido escolta de Garzón y que además estaba estrechamente relacionado con varios de los implicados.

Tan poco les convenía la aparición de móviles que Acebes dice que la Policía no les dio el “dato relevante” de que encontraron móvilestemporizadores de ETA en 2002.

Sirva de introducción para situarnos en el contexto del momento, el primer agujero negro de Fernando Múgica:

En dicho artículo: “Una versión policial repleta de incongruencias” el autor empieza describiéndonos el contexto en el que los cuerpos de seguridad y los políticos del PP se movían. Nos refiere una operación de detención de la cúpula de ETA para el día 12 de marzo, y trata la detención casual de la caravana de Cañaveras (se accidentó el coche lanzadera) y del intento de atentado en Zarauz mediante móviles, como serios indicios de un atentado que ETA podría estar preparando para las elecciones, probablemente con mochilas, como además subraya.

Pero no solo mochilas:

Teléfonos móviles

También les preocupan los teléfonos móviles. En la estación de San Sebastián, los servicios especiales de la Guardia Civil habían encontrado semanas antes lo que calificaron como una bomba cebo. No se trataba de una trampa destinada a destrozar a quienes intentaran desactivarla. Por el contrario, era un artefacto inofensivo pero que tenía como iniciador un teléfono con dos cables, uno rojo y otro azul.

Aunque me siga extrañando, probablemente aquí Múgica haya caído en el error de dejarse encaminar, fuese fruto de informaciones incompletas o distorsionadas interpretaciones, porque lo cierto es que describe un artefacto inofensivo con móvil y dos cables, dato que no concuerda con la información que se publicaba en la prensa, en la que se apuntaba que la mochila de la estación de San Sebastián estaba compuesta por un temporizador como podemos leer en el siguiente artículo del diario elPaís.

Pero sigamos con el agujero negro:

ETA ha intentado desde hace tiempo utilizar teléfonos para cometer sus atentados. Así lo hicieron en el cementerio de Zarautz, el 9 de enero de 2001, cuando se encontraban reunidas muchas personalidades junto a la tumba del concejal del PP José Ignacio Iruretagoyena, asesinado tres años antes. Los últimos informes de Inteligencia en poder del CNI explicaban con detalle las pruebas de ETA para utilizar teléfonos móviles como iniciadores de bombas.

Informes anteriores detallaban que los terroristas no habían conseguido subsanar técnicamente un desfase entre el momento de la decisión de activar el explosivo y la explosión, un corto intervalo de tiempo que a veces era de unos simples segundos. Pero el último informe era categórico: al fin habían logrado la simultaneidad. Los teléfonos móviles ya eran operativos para ETA. Presumiblemente, en el próximo gran atentado sería el sistema utilizado por los asesinos.

No perdamos de vista, aunque sea evidente, que dicho artículo fue escrito con posterioridad al 11-M y fiémonos de las fuentes de Múgica cuando habla de informes, en plural, en los que se evaluaba los avances conseguidos por ETA con el uso de móviles como temporizadores.

Es importante reiterar que los móviles son compatibles con su uso como temporizadores o mediante llamadas, por consiguiente, no es incompatible temporizadores y móviles. En cuanto a si los suicidas se sirven de temporizadores, la respuesta es claramente afirmativa. Sigo siendo de la opinión, que Anouar Rifaat Asrih, fue uno al menos de los suicidas previstos, acarreaba por tanto uno de los artefactos activados para su explosión pero que se echó atrás minutos antes, depositó la mochila en algún lugar del vagón, saliendo de la estación en el Pozo y llegando a la obra de Vicálvaro donde se desprendió de la ropa que llevaba de más encima de otra, dejándola abandonada bajo la caseta.

No siendo estos, ni mucho menos, los únicos antecedentes del uso de móviles como iniciadores de los que disponemos desde antes del 11 y que incómodamente señalaban a ETA, hay una coincidencia que quiero resaltar especialmente, y es la similitud entre la mochila 13 y la técnica de composición de artefactos de ETA.

ElMundo publicó en el 2006, fruto de sus indagaciones, una información que tanto impactó que hizo que el juez del Olmo requiriese a la policía los informes disponibles. Me estoy refiriendo a:

La información de El Mundo, que cita fuentes de la Audiencia Nacional, apunta que Juan del Olmo se ha interesado por el sumario que instruye el Juzgado número 1 sobre el grupo Txirrita de ETA, desarticulado en Madrid en 2002. Justo después de que el diario que dirige Pedro J. Ramírez publicara que a los etarras se les incautó un teléfono móvil manipulado para ser utilizado como temporizador, igual que el de la mochila de Vallecas del 11-M, el magistrado ha mostrado interés por conocer ese material intervenido a los terroristas.

(./). Recuerda el diario que ETA ya había usado anteriormente móviles, pero como radiomandos. Pero en esta ocasión, la Guardia Civil también encontró un manual escrito en vasco que describía las pruebas realizadas para usar los móviles como temporizadores, como el de la mochila de Vallecas del 11-M.

Se sospecha que el autor de esas notas es el etarra Balbino Sáenz Olarra. En el piso se encontró también un diploma que certificaba su título de ingeniero electrónico. Consiguió huir de la operación policial.

De la afirmación anterior se infiere que quien fabrica la mochila13, (tuvo que ser durante las primeras horas siguientes al atentado) disponía de los datos del móvil que vio el policía municipal y corroboraron los Tedax en el artefacto que no explotó, pero que pudiera a su vez tener acceso a la tecnología que ETA empleaba, o que la información le llegó desde quienes los colocaron o acceso a la información de cómo estaban fabricados por los confidentes infiltrados. Esto se deduce de incluir la metralla que o bien fue por una apreciación equivocada de los efectos de las explosiones o la que parece más probable porque explicaría también el móvil, conoció la conversación de Trashorras recordando a Jamal Ahmidan que no se olvidara de la metralla.

Situémonos ahora el 11 de marzo. 10 explosiones de los trenes se suceden con un margen de 2 minutos. La sociedad con sus políticos, noqueada y traumatizada mientras los distintos cuerpos de seguridad que se encontraban en las cercanías iban y venían tratando de auxiliar a las víctimas. Es entonces cuando un policía municipal de nombre Barredo que se presenta para ayudar en la medida de sus posibilidades, se tropieza con un bulto sospechoso y que después de comprobar su contenido y constatar que se trataba de un artefacto explosivo llama a los TEDAX que se encontraban in situ.

Comprobemos antes de seguir cómo es un temporizador y si cabe contemplar la posibilidad de confundirlo con un móvil:

 

Temporizadores como iniciadores de ETA        Móvil Trium T-110              Alcatel One touch

A la luz de las imágenes es inconcebible que lo que viera fuese un temporizador, pero es que incluso el policía municipal describió el móvil como de un modelo antiguo. Por tanto, no ha lugar y podemos descartar la confusión.

Otra cuestión sería que los dos artefactos que no explotaron fuesen distintos de los otros diez. Posibilidad que, como analizamos en otro apartado, también descartamos fundamentalmente por estar estas dos mochilas / bolsas insertadas entre las demás, puesto que una estaba colocada en el vagón 1º de Atocha (explotan el 3º, 4º, 5º), y la segunda se localiza entre los vagones 2º y 3º del tren del Pozo, (explotan la colocada en el 4º y en 5º), y explotan también las del vagón 1º, 4º, 5º, 6º del tren de Téllez como el artefacto del 4º vagón del tren de Santa Eugenia.

Luego se puede concluir que para que fueran de atentados distintos, los autores de uno y otro habrían requerido coordinarse, es decir que siguiendo el razonamiento lógico, los colocadores de las detonadas in situ en el tren de Atocha y en el Pozo tuvieron que haber seleccionado donde dejarlas antes de depositar sus cargas, necesariamente de forma conjunta con los otros colocadores de las diez que explotan, lo cual nos llevaría a una absurda conclusión: los mismos que colocan los 10 que explotan, dejan abandonadas las dos que no.

Si descartamos el fallo de 2 de 12, la única posibilidad que queda es que quisieran mostrar algo y/o dejar la firma de alguien para encaminar en un sentido u otro en las dos que no explotaron. El fallo era lo lógico a decir de los expertos, aparte de recalcar que se hicieron pruebas y se pudo comprobar que no era 100% fiable que los móviles de ese modelo entregasen siempre suficiente potencia para activar los detonadores, y que la violencia de las explosiones pudo también provocar el desamblaje de una de las conexiones. Es muy probable que la última conexión fuese realizada por los musulmanes y no los técnicos que dejaron todo preparado salvo ensamblar ese último cable, (es lo más lógico y equivale al proceso que ETA seguía con sus comandos).

Añadimos además que ambos artefactos que no explotan eran similares y cómo podremos comprobar algunos la describieron como mochila con cierre tipo cordón o cuerda, lo cual reafirma que las doce eran del mismo origen y su no-explosión fue por un fallo del montaje. Y apunta a que su colocación fue llevada a cabo siguiendo el procedimiento de que algunos de los colocadores pudieron portar dentro de mochilas mayores con asas, (Hechos probados: Montoya relató cómo Jamal Ahmidan, alias “el Chino”, y sus acompañantes fueron el 28 de febrero de 2004 a un centro comercial de Avilés y compraron mochilas, linternas y otros enseres que usaron para recoger de la mina los explosivos y transportarlos, extremos confirmados por la declaración de la testigo protegida V-10, cajera del centro comercial Carrefour, y respaldado, entre otros documentos, por el justificante de la compra) varios artefactos en otras más pequeñas de cierre mediante cordón, que iban extrayendo y depositando en cada vagón, dejando para el final las mochilas contenedoras.

Resumiendo, la mañana del 11M, los datos que se pueden recopilar (descartando que el policía municipal que accidentalmente localizó la mochila prestara falso testimonio) de los agentes que encontraron, manipularon y detonaron los dos artefactos que fallaron, fueron los siguientes pasajes recuperados del auto de procesamiento del 2006 del juez Del Olmo, donde se refieren el municipal y los TEDAX a los móviles que ven en las dos mochilas que luego desactivan:

Del agente que interviene en la detonación del artefacto encontrado en 1º vagón de Atocha Sub-inspector del C.N.P. con carné 66.478, miembro del T.E.D.A.X.:

Que el sistema de desactivación lo fijó el declarante pensando primero en cómo estaba situado el artefacto (no había peligro para ninguna vida), el peligro que había para el dicente (preveía que pudiera haber alguna trampa); cuando el dicente estaba vistiéndose recibió una llamada de El Pozo en donde había otro artefacto que sí vieron y le explicaron lo que había (un teléfono móvil, la bolsa de basura y unos cables). (./.)

Que en la estación estaban sonando todos los teléfonos móviles de las víctimas, y al saber que en la mochila podía haber un teléfono móvil, adoptó las medidas oportunas para evitar que pudiera tratarse de un artefacto trampa, aunque no escuchó que sonara ningún teléfono móvil en esa mochila.(./.)

Que no recogió metralla ni aprecio que hubiera, a la vista, metralla incrustada en las partes del vagón. Que por su experiencia y por los efectos que provocó no cree que llevara metralla, aunque en un tanto por ciento elevado lo podría asegurar, aunque si la metralla es escasa no se puede apreciar.

Que después de explosionar la mochila y al observar los daños que hizo pudo valorar que se trataba de un explosivo de gama media-alta, entre 4.000 y 7.000 metros segundo, que podría ser entre una Dinamita y un PG2, que es explosivo plástico que tiene la misma textura que la dinamita, aunque más blanquecino, el PG2 es básicamente de uso militar y fabricado de manera industrial.

Sub-inspector del C.N.P. con carné 27.600, destinado el día 11 de marzo de 2004 en la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NBQ: T.E.D.A.X.:

MOCHILA/ARTEFACTO EXPLOSIVO DEL PRIMER VAGÓN DEL TREN DE ATOCHA

Que se encontraba en Canillas en la Unidad Central, entraba a trabajar a las 8.30 horas aunque suele llegar sobre las 7.30 que escuchó en la radio la noticia del atentado y llamó a su Jefe trasladándose a la Estación de Atocha en donde estaban todos los Servicios de Urgencias, y su Jefe decidió que se hiciera una búsqueda para ver si había más explosivos, y entonces empezaron por el tren que había explosionado entrando en el mismo por el primer vagón y nada más entrar observó que había una mochila en medio del pasillo lo que indicó a otro compañero, y éste le refirió que era un artefacto.

Que estaba ubicada a la izquierda del dicente entre la primera y segunda puerta del vagón de cabecera y estaba en medio del pasillo, que era una mochila del tipo colegial, se abrió una pequeña apertura y se observó que había una bolsa azul clara y dentro de la misma parecía que hubiera una masilla blanquecina y al observar que era una bomba desalojaron el vagón.

Que el color de la mochila era gris oscuro o azul, y la mochila era de unos 40 cm. de alto, por 30 cm. de ancho y unos 15 cm. de grosor.

Que no participó en la desactivación del artefacto, aunque el dicente trabajó de número 2, que es el que ayuda a poner el traje de protección al número 1 y prepararle la carga que se vaya a utilizar entre otras cosas.

Que después de la explosión bajó el dicente al vagón, que se recogió lo que se pudo en cuanto a vestigios y restos para llevar al laboratorio, pero metralla no cree, porque podían ser restos del tren, recogieron restos que pudieron intuir que pertenecieran al artefacto explosivo.

Agente de Policía Municipal n° 7801-3. Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO (30 de junio de 2004)

Al llegar a la estación de El Pozo se introducen en uno de los vagones que no había explotado, el vagón era contiguo de uno de los explosionados, el más cercano a la cabecera del tren, en concreto entró en el número 3. Que cuando entró se fue hacia la parte inferior, mientras que su compañero subía a la parte alta del vagón. El declarante se tumbó en el suelo para mirar por debajo de los asientos y entonces vio, en el lateral izquierdo, al lado de una de las ventanas, una mochila de color negro debajo de unos asientos. Que la mochila era como un petate, con un clic de color metálico para abrir.

Al resultarle sospechoso el bulto, decidió comprobar si habría otro explosivo, cogió la mochila, la puso encima de un asiento y procedió a abrirla y encontró un móvil, modelo antiguo, unos cables rojos y negros, y una tartera redonda y negra, que era grande y estaba cerrada, y cree que era una tartera porque era grande con una tapa, no pudiendo precisar el color de la tapa, aunque cree recordar que negra o roja. Que no se fijó en si había alguna bolsa o algo más en el interior de la mochila, que fueron décimas de segundos. {En la declaración policial, realizada 12 de marzo de 2004, señaló que sobre las 8 horas 10 minutos del día 11 de marzo de 2004, cuando se dirigían a la Unidad Especial de Tráfico situada en la Avenida del Planetario, escuchan por la emisora que se ha producido una explosión en la Estación de El Pozo, dirigiéndose hacia la misma. Al llegar se introducen en el vagón siguiente a uno de los vagones que había explosionado, dirigiéndose el agente declarante al piso inferior del vagón, donde, tras inspeccionar la parte inferior de los asientos, observó un bulto negro, debajo de uno de ellos, y al comprobarlo, ve que se trata de una bolsa-mochila de color negro, de aproximadamente 50 cm. de altura por 30 cm. de ancho, con forma redondeada, similar a un saco y con un peso aproximado de unos 10 kilogramos. Retira la mochila y la coloca encima del asiento, abriéndola, comprobando que contenía en la parte interior una fiambrera de plástico cerrada, con forma redondeada, del tamaño de un plato, y de la que salían varios cables de colores negro y rojo, y encima de éstos un teléfono móvil de color oscuro, ignorando marca y modelo. Al sospechar que podría tratarse de un artefacto explosivo, la traslada al andén, colocándola al lado de una papelera próxima al muro de la estación. Dio el aviso, procediendo a retirar a los heridos que se encontraban en el andén; continuaron su actuación policial, y aproximadamente una hora después escuchan por la emisora que el equipo T.E.D.A.X. va a proceder a la explosión controlada del artefacto.)

Que cogió la bolsa y salió por la misma puerta que había entrado, anduvo con ella unos metros y la dejó apoyada en un muro detrás de una papelera metálica, e intentó llamar a su Unidad, pero al no recordar la clave de preferencia y no poder contactar con ellos, se fue a buscar a un Policía Nacional que se encontraba en el andén delante del vagón que había explosionado, se lo comentó para que él procediera a llamar a los T.E.D.A.X. porque había dejado la mochila con una bomba, y entre los dos procedieron a dar la voz de alarma.

Se le muestra un dibujo de la mochila explosionada realizado por un miembro de T.E.D.A.X. a fin de que manifieste si es la mochila que encontró en la estación: que sí, que no puede precisar qué había debajo de los cables, pero cree recordar que debajo de los cables había una tapa de color anaranjado de plástico.

Sub-inspector del C.N.P. con carné 54.868. T.E.D.A.X. del tren de la

Estación de EL POZO y Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO (29 de junio de 2004)

Que vio el contenido de la mochila porque le llamó la atención, ya que se encontraba distante de los demás objetos y enseres que se encontraban amontonados, y observaron que la tapa estaba abierta hacia atrás, pero el cordón se encontraba cerrado, con lo cual el dicente abrió el cordón y observó que dentro se encontraba un artefacto explosivo, viendo una bolsa de color azul claro casi transparente y encima de la misma se encontraba un teléfono móvil boca abajo y los cables del detonador. Una vez se comprobó que era un artefacto real, se dijo que tenían que desalojar el andén para comenzar a trabajar sobre la mochila.

Al desconocer de qué explosivo se trataba, se procedió a actuar sobre el artefacto con los medios operativos para desactivar a distancia, no siendo posible su neutralización, con lo cual se produjo la explosión del artefacto.

Se recogieron los vestigios que pudieron del lugar, trasladándose dichos vestigios o muestras a la Unidad Central de Desactivación de Explosivos.

Sub-inspector del C.N.P. con carné 65.255. T.E.D.A.X. Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO y artefacto explosivo Parque Azorín (29 de junio de 2004)

Localizó el artefacto que posteriormente desactivaron en la estación de El Pozo, a la altura del vagón número 3 del convoy, en el andén.

La bolsa era de color azul muy oscura o negra, tipo mochila, dentro había una bolsa de plástico de basura con un cordón amarillo, después iba el cableado y encima un teléfono móvil colocado boca abajo. Procede a realizar un dibujo explicativo de la mochila, que se acuerda unir a las actuaciones. También procedió a la recogida de los vestigios correspondientes, que fueron trasladados al Servicio Central de Desactivación de Explosivos para su análisis.

En la actuación del Parque Azorín apreció que el continente era una bolsa de deportes, mientras que en El Pozo era la mochila de la que ha efectuado el dibujo; respecto al resto del artefacto explosivo, era coincidente con el que vio en El Pozo incluida la bolsa de color azul y el cordón amarillo. Se compromete a presentar ante este Juzgado un dibujo más explicativo y preciso en orden al artefacto explosivo que vio y desactivó en la Estación de El Pozo.

Agente del C.N.P. con carné 83.322. T.E.D.A.X. Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO (30 de junio de 2004)

Primeramente, acudieron a la Estación de Atocha y después por órdenes de su Jefe se trasladaron a la Estación de El Pozo.

Cuando llegaron a la Estación de El Pozo, nada más entrar en el andén, vieron a la derecha dos mochilas, les pareció un poco sospechoso y se acercaron a ellas, y al encontrarse una pequeña abertura, se asomaron y observaron que había unos cables y un teléfono, al poder tratarse de un artefacto explosivo, procedieron a desalojar el andén.

Se le muestra un dibujo de la mochila neutralizada (que explosionó) en la estación de E! Pozo realizado por un miembro de los T.E.D.A.X. que consta en las actuaciones a fin de que manifieste el testigo si podía ser una mochila de esas características y MANIFIESTA que sí, que la forma de la mochila era así, de esas características. En cuanto a la ubicación de la mochila, viendo el croquis realizado por el miembro de los T.E.D.A.X. manifiesta que era esa su ubicación. Que la mochila era de color oscuro, cree recordar que negra.

Agente del C.N.P. con carné 86.218. Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO (30 de junio de 2004)

Que cuando llegaron a la Estación de El Pozo había varias mochilas y empezaron a inspeccionarlas por si alguna contuviera otro artefacto explosivo, y al encontrarse su compañero una mochila que se encontraba un poco entreabierta la inspeccionó y observó que su compañero le hizo un gesto; ante ese gestó comenzó a despejar la zona. Vio que la mochila era de color oscuro, cree que negra, que era una mochila de las que se cierran con un cordón y se encontraba entreabierta. Se le muestra el dibujo realizado por un miembro de los T.E.D.A.X. de la mochila que explosionó en la estación de El Pozo a fin de que manifieste que si podía tratarse de una mochila de iguales características y MANIFIESTA que sí. Y en cuanto a la ubicación de la misma se corresponde con el croquis, que igualmente se le muestra y que está realizado por un miembro de los T.E.D.A.X.

Agente del C.N.P. con carné 86.342. Mochila/Artefacto explosivo del andén de la Estación de EL POZO (30 de junio de 2004)

Se le muestra un dibujo de la mochila que explosionó en la estación de El Pozo realizado por un miembro de T.E.D.A.X. a fin de que manifieste si vio una mochila como esa en la estación de El Pozo y MANIFIESTA que puede ser, que él vio una mochila en el andén de la estación que estaba sola, apoyada sobre una pared, que recuerda que era de color azul y que no tenía asas, cree recordar que era de las que se llevan en la espalda. Que la mochila cuando la vio el declarante observó que estaba entreabierta unos 10 cm. de diámetro. En cuanto a la ubicación, es la que se señala en el croquis que se le muestra también realizado por un miembro de T.E.D.A.X. La mochila referida se encontraba a la altura del tercer vagón.

 

Es obvio que son bastantes testimonios coincidentes entre sí. Si alguien tiene la tentación de ponerlos en duda y hablar de conspiración, déjenme recalcar que los agentes TEDAX no tuvieron reparos en declarar contra su jefe de Madrid, Sánchez Manzano, en el juicio que sigue abierto, y que esperemos pronto ofrezca novedades, y que la presencia del policía municipal, el primero que encontró la mochila, la abrió y distinguió el móvil antiguo, fue en cualquier caso accidental.

Siendo así, cabe preguntarse de dónde deduce Luis del Pino, que abre la posibilidad, aunque después la descarta de los temporizadores a favor de radiomandos, pero no de móviles (sirviéndose de un dudoso modelo de simulación con varios errores que quedaron patentes en las discusiones), amparado en una bajísima probabilidad, como él mismo explica: “Obsérvese que no estoy diciendo que no se usaran teléfonos móviles. Lo que estoy diciendo es que no se usaron (a la luz de las simulaciones) temporizadores. Si se usaron teléfonos móviles en las bombas, entonces tuvo que ser como radiotransmisores, no como temporizadores”. Mientras que Ignacio López Bru sostiene tajantemente: “Por supuesto, como el lector ya se puede imaginar, las bombas de los trenes no fueron activadas por medio de teléfonos móviles, sino por unos temporizadores cuyos restos, al igual que pasara con los restos de los explosivos, fueron convenientemente hurtados a la investigación (vid. cap. 8.4.)”.

Dando por hecho que se refiere a temporizadores convencionales, me pregunto ¿por qué motivo deduce López Bru que se usaron temporizadores, pero no móviles? No logro asimilar la contundencia y rotundidad de López Bru, ¿por qué rechaza que los móviles se modificaran y programaran para ser usados como temporizadores? Cuando además disponemos de pruebas que los móviles se pueden perfectamente usar como temporizadores y que grupos terroristas los modifican para convertirlos en temporizadores para activar sus bombas. Afirmar: “móviles no, temporizadores sí” no responde a la lógica o carece de sentido a no ser que se complete con otros datos.

Estas hipótesis que a simple vista no parecen correctas, y que no lo son como tendremos la ocasión de comprobar, tienen la “ventaja” que de un plumazo se invalidaban aquellos escenarios que tuvieran conexión con los móviles y los usuarios de estos móviles, a pesar que estos mismos estuvieran relacionados de varias otras maneras con el atentado.

No soy capaz de comprender o puede que López Bru en “las cloacas del 11-M” incurra en un error conceptual de calado. No es correcta su afirmación que “si se contaba que el sistema utilizado de detonación de las bombas era el de temporizador por llamada desde un móvil”, porque que se sepa es uno u otro, mediante llamada o como temporizador (los circuitos a los que se conecta dentro del móvil son distintos), salvo que se quieran plantear rebuscadas alternativas que chocan contra toda lógica. Debe de ser un error, aunque como hemos visto diferencia entre móviles y temporizadores cuando tampoco debería.

Pero vayamos paso a paso, fue en el 2008, probablemente uno de los años más prolíficos de Luis del Pino, que en un artículo/estudio sobre los móviles y el 11M afirmó lo siguiente:

Según la versión oficial, en la madrugada del día 11 de marzo, horas antes de los atentados, se activaron siete teléfonos Trium T-110 bajo la cobertura del repetidor de Amena en la localidad de Morata de Tajuña. Uno de esos teléfonos era el que apareció en la mochila de Vallecas. De ahí se deduce, según la versión oficial, que en las bombas del 11-M se utilizaron teléfonos móviles, siete de los cuales serían esos que se activaron en Morata.

No queda claro si la intención de Luis del Pino es corresponder la deducción final con la mochila de Vallecas o con la activación de los móviles en la BTS que cubría Morata la noche anterior, o ambos hechos sumados. Partiendo de que esa deducción es falsa por incompleta puesto que la sentencia relata y desmenuza numerosos datos que apoyan el uso de móviles en los artefactos de los trenes (no limitados a los testimonios de los agentes que trabajaron en los escenarios de los trenes), la famosa mochila13 tiene otras explicaciones y razón de ser, que tiene más que ver que con la necesidad de apuntalar unos móviles, y son la urgencia para afianzar la goma2eco y la señalización de un musulmán/con antecedentes islamistas creíbles, Jamal Zougham, que diese el barniz yihadista, antes de que la gente acudiera a votar. Recordemos que fue Jamal Ahmidan a quien identificaron, sin género de dudas, como el comprador de las tarjetas, y no olvidemos tampoco que Jamal Ahmidan confesó y no una vez, trabajar para otros que le recompensarían, llegando a especificar a servicios de inteligencia y vascos.

Con la mochila13, fabricada de prisa y corriendo con los datos de que se disponía en esos momentos y los fallos de las primeras apreciaciones, de ahí la inclusión de la metralla, sucede exactamente lo contrario, si algo demuestra es que se usaron móviles.

La cuestión que hay que hacerse hoy en día sobre la mochila13, también apodada la mochila de Vallecas, es cómo obtuvo quien la fabricó con tanta celeridad la tarjeta del mismo lote. ¿Fue aquel que las compró, Jamal Ahmidan quien la puso a disposición del que fabricó la mochila? ¿Antes o después del 11-M? Conste que más que prejuzgar participación evidencia colaboración sin especificar en qué tipo de operación.

¿No es aquí donde mejor encaja la importante información que nos reveló ElMundo? “El informe policial corrobora algo irrefutable: es imposible que Kalaji pudiera saber en esas fechas que en la única mochila que no explotó el día de los atentados -la recogida en la Comisaría de Vallecas- se hallaba uno de los teléfonos que él había liberado. Su súbita decisión de declarar el 16 de marzo sólo se explica de dos maneras. O bien los investigadores le dispensaron un trato de favor respecto a las demás personas relacionadas con el atentado o bien sus vínculos con los autores materiales de la masacre eran mucho más estrechos de lo que se ha dicho y Kalaji conocía con detalle lo que éstos estaban tramando”.

Insisto en que Jamal Zougham cumplía su papel no solo para dar el barniz islamista, también para los autores materiales a los que permitía seguir con su plan, puesto que no les podía denunciar ni dar detalles del atentado, al no conocerles ni tener relación con ellos, salvo esporádicas. Como hemos analizado con Almallah –el amigo de Kalaji– en Marruecos 2002, Mohamed Afalah –arreglo electrodoméstico- y Jamal Ahmidan, relaciones que encajarían con un marcado del personaje, materializado por Jamal Ahmidan cuando le compra las tarjetas. Opino que poco hincapié se ha hecho en que absurdamente se cobró por las tarjetas, y no fue Zougham quien atendió a Ahmidan, lo que probablemente fuese la intención de este último.

Las dos preguntas encierran las claves que si se respondieran aclararía el 11-M. Claro que a la luz de los datos que hoy manejamos, es evidente que, desde el primer momento, sino antes, (vuelvo a apoyarme en la joint-venture de Pedro Jota Ramírez cuando afirma “mi única duda es…conocían el guion o contribuyeron a pergeñarlo”) hubo quien mantuvo relación directa con los confidentes infiltrados en la banda de los terroristas musulmanes. Entre muchos otros ejemplos, el relleno de la kangoo, con artículos de relleno compartidos con otros vehículos de los islamistas, (el conducido por Bouharrat y propiedad de un hermano de Ahmidan) consolidaría esa tesis.

Apuntalando la necesaria relación de los confidentes que trabajaban para otros, en este caso Jamal Ahmidan, debemos recordar el siguiente dato que aporta una cegadora luz. Equivale a un dato que pasó para muchos desapercibido, y al que me referí varias veces, encaja perfectamente y complementa todo cuanto antecede. Es una información contenida en la respuesta de Zouhier a Antonio Rubio durante una entrevista que se publicó en ElMundo:

Antonio Rubio: “El 17 de marzo de 2004 usted proporcionó a su controlador, el agente Víctor, toda una serie de detalles sobre El Chino: tenía detonadores en su casa, dónde estaba su casa. ¿Cómo lo supo y por qué no informó antes?”

Zouhier: Toda esa información me la facilitó Lofti Sbai, pero al principio no dije nada porque no quería involucrarlo. Después, no me quedó más remedio y lo conté. Eso lo ha reconocido Lofti en sus declaraciones y también que yo estaba constantemente preguntando por El Chino. Lofti, al igual que Trashorras, sabe mucho más de lo que ha dicho. Él ha declarado que El Chino iba pidiendo dinero a los comerciantes de Lavapiés y que los amenazó diciendo que, si no pagaban, los metía en el atentado. Lofti también sabe cómo y cuánto pagó El Chino por salir de la cárcel de Marruecos y otras muchas cosas de antes y después del 11-M. Ahora él está como colaborador del juez y de la Policía, pues que cuente todo lo que sabe”.

Recordemos que Lofti Sbai, es quién facilita armas a la banda de Jamal Ahmidan, festeja con el agente GC (quien provee las armas) y Antonio Toro pocos días después del 11-M en la Marisquería de Madrid, es tratado por el experto en asuntos marroquíes, Ali Lrambet como agente de los SS marroquíes. (Hay más información en el fondo sobre Lofti Sbai)

Lamentablemente el artículo ya no está accesible por internet.

Centrándonos de nuevo con el tema de los sistemas de iniciación, uno se extraña más si cabe cuando es el propio Luis del Pino que se autorresponde, para olvidarse posteriormente de lo que acaba de deducir que le habría servido para encajar correctamente las piezas:

Es decir, a mediodía del 12-M, la tarjeta de la mochila de Vallecas estaba introducida en un teléfono que no es el de la mochila de Vallecas, y probablemente se encontraba en el complejo policial de Canillas, sede de la Comisaría General de Información.

Es más, esos registros incorporados al sumario demuestran que la persona que efectuó esas consultas a la base de datos de Amena se encontraba también bajo el repetidor que da cobertura al complejo policial de Canillas. ¿Fue realmente en una sede de Amena donde se efectuaron esas consultas, o fue desde el propio complejo policial de Canillas que se consultaron esas bases de datos?

En cuanto a la activación de los móviles que desgrana en la parte más técnica de su artículo, incurre en errores en el análisis, como son varias las preguntas que se hace pero que sin embargo admiten fácil explicación.

Es el momento para dejar otra vez claro que la banda de Ahmidan, los hermanos Oulad

Akcha, Kounjaa, o Anouar, dejando aparte a Mohamed Afalah, Serhane, Lamari, Bouchar o Ouhnane, no eran profesionales ni expertos en nada y menos en cuestiones técnicas, y que fueron usados o teledirigidos por quienes movieron los hilos. Y todavía más, suficientes pruebas hay que apuntan a que actuaron como si se sintieran protegidos en todo momento. Luego pierde sentido que se pregunte por la relación de los móviles con los miembros de la banda y la preocupación de que fuesen identificados, (el caso de Zougham es distinto e independiente). Y lo que es más, aclararía varias de las preguntas que deja caer, que son el uso de tarjetas por sus infiltrados o confidentes a los que deben proteger (hasta el 3 de abril con Leganés) y el por qué el día 16 de marzo se “marcaron” esos móviles mediante los mensajes del polen de Amena, que cesan el 27 de marzo, y que se hace en el siguiente capítulo 44 como veremos a continuación. La tarjeta del lote 652285765 que sigue funcionado el 16 marzo, recuerda sobremanera al número que siguió haciendo y recibiendo llamadas días después de Leganés, ambas responden con toda probabilidad a la misma explicación.

Fijándonos en esa fecha en concreto del 16 de marzo, tenemos que es cuando Kalaji pide declarar y según nos cuenta ElMundo: “El informe policial corrobora algo irrefutable: es imposible que Kalaji pudiera saber en esas fechas que en la única mochila que no explotó el día de los atentados -la recogida en la Comisaría de Vallecas- se hallaba uno de los teléfonos que él había liberado. Su súbita decisión de declarar el 16 de marzo sólo se explica de dos maneras. O bien los investigadores le dispensaron un trato de favor respecto a las demás personas relacionadas con el atentado o bien sus vínculos con los autores materiales de la masacre eran mucho más estrechos de lo que se ha dicho y Kalaji conocía con detalle lo que éstos estaban tramando”.

Sorprende mucho también que su alambicada teoría del atentado reversible, contradiga las conclusiones a las que él mismo había llegado: Es a partir del día 16 de marzo cuando la versión oficial comienza a decantarse hacia la trama articulada en torno a los muertos de Leganés y hacia la trama de tráfico de explosivos radicada en Asturias.

Hay suficientes pruebas y hechos que demuestran que hubo quien supo desde el momento inmediatamente posterior al atentado de los trenes quiénes fueron, por tanto, podríamos deducir que ese marcado fue uno más de los elementos dentro del proceso que se siguió durante varias semanas hasta el intento “fallido” de cierre del telón con Leganés.

En cuanto a la activación de las tarjetas, traigo a colación la información resumida del Auto del Juez Del Olmo del 2008, página 570: Aunque puede ser mera coincidencia, debe resaltarse que fueron 10 los terminales TRIUM T110 adquiridos entre el 3 y el 8 de marzo de 2004, y son 10 (7 de color rojo + 3 de color fucsia) las tarjetas que no han sido activadas (y no han sido localizadas -las restantes 3 del “grupo de las 30” fueron localizadas en el registro-). Aprovecho para resaltar una información de la página 566 que no recordaba y me chocó al leerla: “todo ello conduce a la probabilidad de que no solo hubiera un proveedor de los terroristas del 11M en cuando se refiere a los teléfonos Mitsubishi Trium”.

Respecto al número de teléfonos activados, él mismo se la responde: “fueron al menos ocho los teléfonos que se activaron, pero el octavo teléfono ha sido sistemáticamente omitido de los informes policiales”. Y sobre la última cuestión que no quiero dejar sin responder: “Curiosamente, los que nunca llegarían a aparecer en esos mensajes SMS (que cesaron completamente el 27 de marzo) son Allekema Lamari y Anouar Asrih Rifaat, al menos con los datos que obran en el sumario”. Allekema Lamari no usaba móviles por su paranoia de saberse vigilado y cuando quería comunicarse con alguien acudía a cabinas públicas y Anouar Rifaat con un rol distinto, despegado de la banda de Jamal Ahmidan, aunque fiel seguidor de Serhane, y como ellos de Tetúan, se servía de otros móviles.

El salto a temporizadores lo da Luis del Pino cuando se cuestiona: “y, sobre todo, si los temporizadores convencionales son mucho más fiables y dejan menos rastro, ¿para qué usaron los terroristas unos teléfonos móviles que tan fácilmente permitieron identificarlos?”. Aunque opino que este asunto ya ha quedado suficientemente aclarado, es interesante para no dejar cabos sueltos seguir el razonamiento que le llevó a plantear como hipótesis tal conclusión.

Lo primero que hay que decir es que atribuye a los terroristas, los islamistas y mercenarios, un afán de proteger sus identidades de la que no hicieron gala. Grabaron vídeos con su propia voz (las máscaras eran parafernalia que sabían no les ocultaban ante un escrutinio) o escribieron faxes con reivindicaciones manuscritas que enviaron a los medios, y antes Jamal Ahmidan ya había sido detenido por una pareja de la Guardia Civil que sin embargo le dejó seguir, según confesó Jamal por haber efectuado una llamada.

Partamos del artículo con el que Luis del Pino abre los capítulos sobre los métodos de activación que usaron en los trenes: Reconstrucción del 11m (I): Un experimento y una pregunta

Lo primero que salta a la vista ante la pregunta de Luis del Pino: ¿Podría alguien proporcionar alguna explicación racional que justifique, a la luz de la versión oficial, la dispersión de más de 2 minutos en las horas de explosión?

La explicación más lógica para el desfase, que salvo pocos apuntan, fue que la programación de las alarmas se realizó entre una o dos personas, que para ese proceso se tardara unos dos minutos, se hiciera secuencialmente en los 12 móviles uno tras otro, y no les preocupaba que estuvieran exactamente sincronizados al segundo. No necesitaban, ni buscaban la simultaneidad exacta, ¿para qué? Probablemente consiguieron mayores efectos con el corto desfase de dos minutos.

Aparte que, si uno coge doce teléfonos que no tienen por qué estar sincronizados entre sí, (no le preocupa tampoco alcanzar mayor exactitud) y apunta una hora de alarma, el desfase de dos minutos es perfectamente lógico.

Las explosiones fueron aleatorias por mucho que intentemos buscar patrones, salvo una cierta agrupación ordenada de las programaciones en Morata que pudo derivar en una repartición por colocador según el orden de programación, aunque no es exacto tampoco, de ello resultó que los primeros fueron para los de Atocha, luego el Pozo y los últimos programados (con mayor desfase a Téllez). Aparte que hay otra consideración básica a la hora de desarrollar la hipótesis, era imposible que nadie estuviese capacitado en prever los retrasos en los trenes, ni siquiera los de Renfe ni mucho menos ellos. Tenemos que indicar que es bastante especulativo porque además de la inexactitud de varios de los datos recopilados, no se toman en consideración las dos que no explotan y que detonan in situ.

Para continuar no todos fueron en estaciones, se suele olvidar que Téllez no lo era. Luego estaba la búsqueda de pautas que tampoco funcionaba, puesto que dos trenes estaban en movimiento, uno saliendo, otro llegando y otro parado. Uno tenía las puertas abiertas mientras que los otros no. Y en el caso de Téllez hay que subrayar que desde la calle no es visible el tren porque lo tapa un muro alto de varios metros. A este tren no le dio tiempo a llegar a Atocha, explotó a la altura de la calle Téllez fuera de la estación, dándose la coincidencia de que si este tren no hubiese llevado retraso a la hora de la explosión sería aquel que se encontraría en la estación de Atocha en el momento de la explosión.

Por lo tanto, es lógico que la preparación haya consistido en coger los trenes en días anteriores, efectuar los mismos recorridos y apuntar los tiempos. Les bastó.

Gráfico de los atentados.

Cronología de las explosiones (Luis del Pino ha recurrido a varias hipótesis para alcanzar estos datos y a pesar de todo más de la mitad son aproximaciones)

7:37:15?                                   Atocha vagón 6                                                                                                     

7:38:36                                     Atocha vagón 5

7:38:40                                     Atocha vagón 4

7:39:24                                     Sta. Eugenia vagón 4

7:39:58?                                   El Pozo vagón 5

7:40:03?                                   El Pozo vagón 4

7:40:06?                                   Téllez vagón 5

7:40:21?                                   Téllez vagón 6

Después de las 7:40:21       Téllez vagones 4 y 1

 

Es razonable concluir que se planificó una colocación simétrica de 4+4+4 y que por falta de tiempo o sentirse vigilado, uno cambió de tren y cogió el siguiente que llegaba para deshacerse de su última bomba, el de Santa Eugenia (o como apunta lesconil por ser un vagón de dos plantas y venir con pasajeros como leeremos más adelante o la hipótesis de que Santa Eugenia fue el inicial de donde subieron, pero tuvieron que cambiar de planes y cruzar a otros por el motivo que fuera). Y que la estación que engarzaba todos los trenes era Alcalá (ver estudios de Carlos Sánchez de Roda o consultar su libro “los trenes del 11-M” donde demuestra y zanja varias de estas cuestiones).

Para explicar el desfase de los dos minutos, otra posibilidad que pudo ocurrir, es que los técnicos que les montaron las bombas 2 días antes del 11M, (ElMundo “ocuparon la casa de Morata de Tajuña en la que presuntamente se fabricaron las bombas a partir del 3 de marzo de 2004 y «durante una semana». Es decir, incluido el propio día 9, antevíspera de la matanza”) las dejaron preparadas a falta de la conexión del último cable y de la activación del móvil, y que estos hubieran también programado las alarmas, aunque no sabría decir si en el caso de que se apagaran los aparatos se mantendrían o perderían las alarmas estando o no desconectadas. Lo que sí podemos afirmar es que al menos 7+1 del lote se activaron la madrugada del 10 al 11.

Siendo un tema tan técnico, que requiere conocimientos específicos, no hay mejor solución que apartarse, escuchar y leer las opiniones de los más sabios y expertos en la materia. Por eso, espero que me permitan sus autores traer a colación las aportaciones que mejor centraron el tema sobre los tiempos y sistemas de activación:

Con convicción Arroweco, comentaba el día 23 de marzo de 2008:

O se me escapa algo o no veo qué relevancia puede tener la mayor o menor pericia en la programación temporal excepto la curiosidad por conocer, tal y como apuntaba lesco, la motivación última de hacer explotar la primera bomba con cierto adelanto con respecto al resto de los artefactos.

Si tu pregunta es que si se hubieran producido las explosiones con escaso margen de coincidencia temporal (2 o 3 segundos) sería más fácil determinar el método de temporación, te contestaría que, a mi juicio, sin ninguna duda, estaríamos hablando de relojes de precisión y no de terminales móviles.

La pregunta que deberíamos hacernos es ¿para qué tanta precisión? Si nos quieren vender una vespino ¿para qué hacerla sonar como una Harley

O de lesconil, día 23 de marzo de 2008

¿Explosiones simultáneas?,

Arrow, desgraciadamente no me siento lo capacitado que dices, ¡qué más quisiera!, pero sí creo tener unas ideas claras, aunque sé que claras por ahora, aceptando que pueden aparecer nuevos datos que pudieran echar por tierra esas ideas tan claras. Pero, en confianza, esto último lo veo muy difícil.

Entre tanto creo que por ahora nos resulta imposible fijar los horarios exactos de todas las explosiones.

Tenemos estos indicios:

CÁMARAS SEGURIDAD

En la Estación de Atocha (tren nº 21431), según la cinta de vídeo del sistema de seguridad de la Estación de Atocha, a las 7 horas 37 minutos 47segundos ya se había producido la primera explosión. A las 7 horas 38 minutos 36 segundos se produce la segunda explosión en el vagón 5; y a las 7 horas 38 minutos 40 segundos se produce la tercera explosión en el vagón 4.

CATENARIAS

En escrito remitido por RENFE el 27de julio de 2005 (registrado en este juzgado el 27.07.05), se adjunta documentación relativa a la situación de los trenes.

Según la afectación de la catenaria al momento de las explosiones, la situación de los trenes el día 11 de marzo de 2004, sería la siguiente;

21431 MADRID ATOCHA 7,36

17305 MADRID ATOCHA (Calle Téllez) 7,39

21435 EL POZO 7,38

21713 SANTA EUGENIA 7,38

 

Otra aportación interesante de Barbarel, día 25 de marzo de 2008

Los detonadores encontrados en Leganés (y en la Kangoo, en la Mochila y el AVE) eran de serie de retardo de 500 milisegundos.

El de menor retardo era del nº2 y del nº6 el de mayor. En caso de temporizadores sincronizados, pero usando detonadores de distinto nº de retardo, tendríamos una dispersión de tiempo de: (6-2) *500/1000= 2 segundos entre las explosiones.

En el siguiente capítulo es Luis del Pino quien ofrece una explicación más lógica del desfase habiendo usado temporizadores:

Adelantándome a las posibles respuestas, sólo hay dos explicaciones al hecho de que las bombas no explotaran de manera simultánea o prácticamente simultánea:

  • bien las bombas no fueron activadas con temporizadores, sino mediante radiotransmisores, en cuyo caso serían cuatro terroristas los que habrían hecho explotar los artefactos en el momento oportuno, teniendo los trenes a la vista.
  • bien, si se utilizaron temporizadores, entonces es que a los que fabricaron las bombas no les importaba en absoluto que estallaran sincronizadamente, ni siquiera dentro de un mismo convoy.

En la que posteriormente se reafirma concluyendo:

También sería compatible esa secuencia de explosiones con el hecho de que se hubieran utilizado temporizadores, pero la diferencia horaria entre unos artefactos y otros y entre unas estaciones y otras indica que los terroristas no buscaban una perfecta simultaneidad y que el procedimiento habría sido el siguiente: los temporizadores destinados a los artefactos de Atocha se programaron para una determinada hora, el de Santa Eugenia para un minuto después y los de El Pozo y Téllez para dos minutos después. Además, la sincronización de los distintos temporizadores destinados a una misma estación se hizo “a huevo”, sin prestar atención más que a las horas y los minutos.

En los siguientes capítulos el 4º y el 5º poco que reseñar salvo un modelo de simulación, que ya no está disponible en la red, que no demostraba nada por sus errores conceptuales y las especulaciones de las cuales partía, como se lo hicieron saber aquellos contertulios más técnicos y preparados:

belga197, día 4 de abril de 2008 a las 19:14

Si aumento la dispersión a 120 s. para obtener explosiones de El Pozo a las 7:40, los porcentajes bajan un poco: 12%, 3% y 3%. De todas formas, has agrupado en la misma tanda El Pozo y Santa Eugenia y no sé si eso hace que aumente el porcentaje

Después de enredar con el modelito tengo más dudas sobre si realmente nos ofrece alguna seguridad.

 

La mejor razonada, sin duda, y que aporta luz a todo el asunto de los trenes y los sistemas, es ¡cómo no! una extensa aportación de lesconil en la que expone su teoría de los trenes, el método de colocación, y el sistema de activación.

Me adelanto a rectificar a Luis del Pino, que cuando buscando pegas al modelo de lesconil, dice lo siguiente en el capítulo 4º: “Ese procedimiento que propone Lesconil tiene un problema, y es que no cuadra con el patrón de explosiones que tenemos. Lo normal, usando el procedimiento propuesto por Lesconil, es que las bombas hubieran estallado entremezcladas”.

Siendo la explicación bastante obvia como hemos visto. Los artefactos cuando se fabricaron se dividieron por tandas/trenes conforme se programaban, en otras palabras, se fueron metiendo en mochilas asignadas a cada tren y colocador, por lotes. Y encaja también con que el método de colocación de artefactos, cómo hemos visto anteriormente, consistiese en que una persona o pareja llevase tres o cuatro artefactos en una mochila contenedora y mientras uno colocaba el otro le cubría.

Estudio de Lesconil que me permito copiar por ser bastante inaccesible en el foro de LD, (poco más se puede decir salvo humildemente quitarse el sombrero).

Preparación del atentado (Prólogo)

Dice Luis:

Os voy a pedir que hagáis el ejercicio de volver mentalmente al día 10 de marzo de 2004, de poneros en la piel de los terroristas que debían preparar el atentado del día siguiente y de describir, con el máximo grado de detalle posible, cuál habría sido la preparación del atentado.

Pues vamos allá. Voy a utilizar un relato que ya pasé al foro, aunque actualizado y adaptado.

Por los últimos datos conocidos, creo que se debe dar por seguro:

  • Los tiempos de las subestaciones están sincronizados con los de las cámaras. Existe un sistema que tiene la función de sincronizar todos los relojes de Renfe, tanto los relojes de andén, como los sistemas informáticos y de vídeo. Todo en Renfe está sincronizado, incluidas las subestaciones.
  • Por consiguiente, hay que dar por buenas las horas de las explosiones dadas por cámara de Atocha y caídas de subestaciones: Las explosiones duraron alrededor de un minuto y medio, salvo la 1ª de Atocha (coche 6), que se adelantó otro minuto y medio
  • Los horarios de los trenes, dentro de un margen, son aleatorios, eso sí, nunca van adelantados. Esto era algo ya conocido desde siempre. Cualquier usuario de las Cercanías de Madrid podría dar fe de ello.
  • Creo que se buscó la simultaneidad de las explosiones, aunque no importaba que fuese exacta. Esa simultaneidad permitía asegurar que una explosión no provocase la alarma y la consiguiente parada y desalojo de los otros trenes.
  • Para conseguir esa simultaneidad, dado que se atacaba a trenes distanciados varios kilómetros entre sí, lo más sencillo era usar temporizadores. Los mandos a distancia exigirían una mayor coordinación de varios activadores situados en varios sitios, con la dificultad añadida de la logística de transporte y evacuación.

El cerebro asesino del 11-M se propuso, ante todo, atentar causando el mayor número posible de víctimas. Pero eso no era todo, había que conseguir el mayor impacto en la sociedad. Había que dar imágenes, imágenes dramáticas, trágicas, que removiesen la conciencia hasta de las personas más frías, más indiferentes, de las que más pasan de todo. Había que conseguir un interés mediático como nunca antes se había producido en España, y había que inundar de fotos, de imágenes, los medios de comunicación de todo el mundo.

Así pues, había que atentar causando el mayor número posible de víctimas, en un lugar de gran repercusión social y mediática, espectacular por las imágenes, brutal por sus consecuencias, y que provocase la mayor indignación posible en los ciudadanos, con el consiguiente resultado político en las elecciones. Había que buscar un lugar con afluencia masiva de personas, al que poder acceder fácilmente, provocar la masacre y desaparecer rápidamente sin dejar rastro. Si ese lugar era móvil, mejor todavía, más fácil sería alejarse de él, pues sería el propio escenario el que se alejaría del lugar en el se perpetró el ataque.

Elección del escenario: los trenes de cercanías

Con esas premisas de partida, la elección se hacía prácticamente sola. No había que pensar mucho para deducir que los trenes de cercanías, en hora punta, cumplían a la perfección las condiciones buscadas. Cada día, casi un millón de personas utilizan la red de cercanías de Madrid, y una gran parte de esos viajes se realizan para desplazarse entre los domicilios y los centros de trabajo, lo cual provoca la aparición de una gran hora punta matinal. Un tren de cercanías puede llevar hasta 1400 viajeros, y hasta 1800 si es de dos pisos. Había que buscar una línea y unas estaciones de gran afluencia de viajeros y que fuese lo más “popular” posible, para conseguir esa mayor repercusión de todo tipo.

Los terroristas pudieron determinar que con la cantidad disponible de explosivos, teniendo en cuenta la cantidad mínima necesaria para provocar la muerte masiva en un coche ferroviario, con artefactos de un peso que los hiciera manejables por un solo individuo y contando con el número disponible de terroristas “colocadores” de las bombas, podían preparar 12 bombas para ser colocadas simultáneamente a partir de un lugar de colocación que fuese único, para así facilitar la logística de acarreo y huida. Los terroristas no tenían ningún espíritu suicida, así que el sistema de activación no debería precisar la presencia física del terrorista para provocar la explosión. Las bombas deberían ser dejadas en el lugar adecuado del tren y dejarlas ahí abandonadas.

De ahí pasarían a planear el ataque a varios trenes. Probablemente en función del número de colocadores disponible, decidieron colocar 4 bombas en cada tren atacado. La colocación en sólo 3 trenes consecutivos les permitiría terminar la faena en poco tiempo. Había que buscar un punto por el que pasasen esos 3 trenes con poco intervalo entre ellos, pues así la colocación duraría lo menos posible y podrían desaparecer cuanto antes.

Los trenes de cercanías eran de dos tipos:

  • Trenes de un piso, compuestos por unidades de tres coches con tres puertas en cada costado del tren. Los tres coches están comunicados entre sí y los viajeros pueden circular libremente entre ellos. Son pues seis coches divididos, en cuanto a comunicación interior, en dos grupos de tres coches cada uno.
  • Trenes de dos pisos, formados por composiciones indeformables de seis coches de dos pisos. En estos trenes se puede circular libremente por el interior de toda su composición.

De los trenes del atentado, el de El Pozo era de dos pisos, los restantes de uno.

Elección de la línea objetivo

El punto geográfico en el que se llevaría a cabo el ataque a los trenes, debería, además, estar suficientemente alejado del lugar de las explosiones, para permitirles estar ya desaparecidos, alejados, en lugar seguro, al producirse éstas.

En cuanto al lugar elegido como escenario principal de las explosiones, una vez determinado que estaría en la red ferroviaria de cercanías, no podía ofrecer muchas dudas. La estación era, claramente Atocha, pues en ella convergen la totalidad de las líneas de cercanías de Madrid. Se trata de la estación de más movimiento de viajeros de toda España, y con diferencia. Por ella pasan cada día más de 450.000 viajeros. Además, Atocha se encuentra en pleno centro de Madrid, en una zona de la capital densamente poblada y con polos de atracción tan importantes como el Ministerio de Agricultura y los principales museos de la capital.

Así pues, por Atocha pasan todas las líneas de cercanías de Madrid, y entre ellas había que elegir la línea objetivo, la cual, ante todo, tenía que ser de gran afluencia de viajeros. Pues bien, el corredor ferroviario del Henares reunía por entonces cada día a unos 220.000 viajeros, lo cual la colocaba en cabeza de las líneas de cercanías de Madrid, por delante de otras como la de Fuenlabrada (170.000) usuarios), Móstoles (170.000), o el corredor del noroeste (140.000). Como elemento complementario de referencia, veamos los datos del número de viajeros que pasaron por los tornos de acceso a alguna de las estaciones más importantes una semana antes del atentado, el 4 de marzo de 2004, un día, en principio, equivalente a estos efectos al 11-M. A lo largo de todo ese día, los tornos registraron estos números de viajeros: Getafe: 13.784; Villaverde Alto: 8067; Parla: 13.147; Vicálvaro: 7.202; Villalba: 6.881; Fuenlabrada: 22.463; Alcalá: 17.443

Pero para los terroristas había, sin duda, otro elemento tan importante o más que el de la afluencia de viajeros para elegir la línea concreta en la que perpetrar la masacre. Es incuestionable que buscarían el mayor impacto social posible. La elección de la fecha, tres días antes de las elecciones, hace evidente que querían influir en los resultados de esas elecciones.

Una vez elegida Atocha, estación cerrada, cubierta, en la que resultaría fácil para las autoridades controlar el acceso de los medios de comunicación gráficos y de televisión, era necesario que algún tren reventara fuera de ella y al aire libre, a la vista de todos, poniendo a disposición de todas esas imágenes tan necesarias para el cumplimiento de sus fines criminales.

La línea C-5, llega a Atocha, por un lado, desde Orcasitas, y, por el otro, desde Fanjul, en ambos casos con varios kilómetros de trazado en subterráneo,

Lo cual la descartaba como objetivo.

En cuanto a la línea del corredor del Henares. Además de Alcalá, tiene en su recorrido varias de las estaciones de más viajeros de Madrid, como Torrejón, San Fernando, Coslada, Vicálvaro, Vallecas, Entrevías o El Pozo. Y lo que es más importante, esta línea no tiene, en su aproximación a Atocha, el largo tramo en túnel de la línea C-5. Es más, los últimos kilómetros previos a Atocha atraviesan al aire libre un barrio populoso de Madrid, una densa y popular zona urbana, escenario ideal para los propósitos criminales de los terroristas.

Elección de los trenes

Los asesinos buscarían la hora en la que los trenes van más llenos. Si tomamos como referencia de la línea la estación de Alcalá, el número de viajeros que accedieron a través de los tornos de control el 4 de marzo de 2004, fue el siguiente en tramos temporales de horas naturales, empezando por el tramo de 5h a 6h y terminando por el 23h a 24h

  1. 1307, 3794, 2814, 1017, 587, 561, 570, 810, 1037, 693, 621, 648, 870, 787, 744, 404, 153.

La inmensa mayoría de estos viajeros viaja en sentido Atocha, el resto hacia Guadalajara.

La hora punta, es la comprendida entre las 7h y las 8h. Ésa sería pues la hora elegida por los terroristas. Y los trenes serían algunos comprendidos en esa hora y lo antes posible, para poder escapar pronto. El número de viajeros que registraron los tornos en Alcalá el 11-M, entre las 7h y las 8h, fue de 3.568

Las más importantes líneas de cercanías de Madrid tienen su capacidad de circulación prácticamente agotada en las horas punta. Los horarios tienen secuencia horaria. A este condicionante se une la afectación mutua entre los horarios de las distintas líneas a causa de los tramos de vía comunes a varias de ellas, en especial la estación de Atocha, común a todas, aunque con vías independientes, y el túnel Atocha Chamartín.

Todo esto hace que los horarios de los trenes se mantengan prácticamente iguales durante muchos años, con las únicas variaciones obligadas por modificaciones en la infraestructura. Así, en la línea del corredor del Henares se mantienen actualmente casi los mismos horarios que en 2004, con ligeras variaciones motivadas por la apertura de la estación de La Garena, inexistente el 11-M.

Así pues, los terroristas pudieron estudiar durante mucho tiempo esos horarios y la afluencia de viajeros a los distintos trenes, estaciones y líneas. Así que se darían cuenta de la importancia de la estación de Alcalá de Henares.

Elección del lugar de la línea en el que colocar las bombas en los trenes

La noche anterior al inicio de una jornada de trabajo no se puede asegurar qué tren hará cada servicio y circulará por cada línea. Si esa previsión de los servicios es imposible para el propio personal de Renfe, cuánto más lo sería para los terroristas. Así pues, y dada la precisión en el ataque prácticamente simultáneo a trenes consecutivos de la misma línea, parece que habría que descartar una colocación de las bombas en horas o días previos a los del atentado.

Lo más “seguro” para los terroristas era colocar las bombas el mismo día del atentado y en estaciones anteriores a las previstas para las explosiones, bombas que, una vez abandonadas en los trenes, se harían explotar probablemente con temporizadores. Había que buscar una estación que cumpliese, al menos, las siguientes condiciones:

  • Que pasaran por ella los tres trenes elegidos, lo cual descartaba las anteriores a Alcalá, es decir, el tramo Guadalajara – Alcalá Universidad.
  • Que estuviera lo más alejada posible de Atocha, con el fin de tener el mayor tiempo posible para escapar.
  • Que la parada fuera lo más larga posible, para disponer del tiempo necesario para colocar las bombas sin riesgos, para facilitar la logística del transporte de terroristas y para facilitar su huida.
  • Que tuviera un buen acceso por carretera

La estación que mejor cumple estas condiciones es, indudablemente, Alcalá de Henares, pues es la primera por la que pasan todos los trenes de la línea y, por lo tanto, la más alejada de Atocha. Es la de más tiempo de parada, al menos para dos de cada tres trenes, que tienen en ella su cabecera y permanecen detenidos allí unos 10 minutos, tiempo en el que se vacían de viajeros antes de subir los que van hacia Atocha. En cuanto al acceso por carretera, sin ser directo a autovía, no es muy complicado.

En la estación de Alcalá hay tres vías “de topera”, no pasantes, en las que estacionan los trenes que tienen ahí su cabecera de línea. En esas vías, la cola del tren está orientada hacia el edificio de viajeros, es decir, hacia la entrada de los viajeros a la estación. El coche 6 es por tanto el más próximo a ese edificio, y el de cabeza, el 1, es el más alejado.

Una vez elegida Alcalá de Henares para la colocación de las bombas, había que concretar definitivamente qué tres trenes serían atacados. Las series de tres trenes que pasan por Alcalá camino de Madrid están formadas por dos que salen de la propia Alcalá, a la que llegan desde Madrid e invierten en ella el sentido de su marcha, y uno que procede de Guadalajara y se detiene, en parada “momentánea”, en la vía 5 de Alcalá.

Así pues, y dado el sistema que se habría elegido para colocar las bombas, lo más seguro era atacar primero dos de los trenes consecutivos con salida de Alcalá, en los que se dispondría de tiempo sobrado para subir, dejar la bomba, y descender sin levantar sospechas. Para el tercero, procedente de Guadalajara, el tiempo sería muy breve, pero eso se solucionaría, posiblemente, quedándose el terrorista en el tren y apeándose en otra estación posterior, en la que tendría ya estudiado el sistema de huida.

Elección de los lugares de explosión de las bombas.

A Atocha llegan los trenes del Corredor del Henares a cielo abierto y a través de una zona densamente poblada, el muy popular barrio de Vallecas y Entrevías. Actualmente hay un tramo de túnel por la zona de Entrevías, pero el 11 – M ese túnel no existía. Luego entran en la estación de Atocha que es cerrada, cubierta por una gran losa de hormigón, y salen por el otro extremo, a través de un túnel que atraviesa Madrid de sur a norte, camino de la estación de Chamartín, en la que finaliza el túnel y la línea vuelve a estar a cielo abierto.

En Atocha Cercanías confluyen todas las líneas de Cercanías de Madrid. Cada una de sus 10 vías, salvo incidencias, recibe siempre los mismos trenes. La vía 2, que recibe los procedentes de Alcalá, comparte andén con la vía 1, que recibe los de Príncipe Pío. Estas dos líneas son las únicas que tienen continuidad hacia Chamartín, por lo que a este andén se trasladan muchos viajeros que llegan a Atocha en otros trenes y que van hacia el norte de Madrid, todos los cuales se ven obligados a transbordar. Todo ello da lugar a que en ese andén, todas las mañanas, se produzca una enorme afluencia de viajeros y a que los trenes se detengan más tiempo del normal para dar tiempo a las subidas y bajadas. En ese andén hay todas las mañanas varios vigilantes de seguridad ayudando y vigilando el movimiento de los viajeros. Son los vigilantes que el 11 – M llegaron los primeros a atender a las víctimas.

El túnel es recorrido por los trenes en unos 13 minutos. Entre Atocha y Chamartín hay dos paradas intermedias, Recoletos, a los 3 minutos de salir de Atocha, y Nuevos Ministerios, 4 minutos después. Como los trenes atacados circulaban con intervalos de tiempo de unos 5 minutos, y en Atocha la parada suele ser algo más larga, a causa de la gran afluencia de viajeros en, es probable que los terroristas planeasen el ataque con un tren en Atocha, otro por delante de él, en pleno túnel, en las proximidades de Recoletos, y el tercero a cielo abierto, por la popular zona de El Pozo. Y eso se lograba programando las explosiones, simultáneas, sobre las 7.39. A esa hora:

  • el primero de los trenes tenía su salida de Recoletos, pero probablemente, y teniendo en cuenta los pequeños retrasos que a esas horas sufren los trenes en Atocha, estaría en pleno túnel.
  • El segundo habría entrado en Atocha y estaría esperando su salida, que no ocurriría antes de las 7.40
  • El tercero estaría por la zona El Pozo – Entrevías.

Así se lograba:

Explosiones en un tren en pleno túnel, con unos daños muy superiores (mayor efecto de la onda expansiva; oscuridad; pánico; humo; posible fuego; posible tren por la vía contigua; dificultades para los equipos de socorro; horror generalizado sólo de pensar en lo que estaría ocurriendo, durante muchas horas, en ese túnel convertido en un auténtico infierno; colapso total de toda la circulación ferroviaria de Cercanías, pero también de Regionales y Grandes Líneas, de Madrid y de casi toda España)

  • – Explosiones en un tren en Atocha, en hora punta y en su andén más concurrido.

— Explosiones en un tren al aire libre y en zona urbana muy poblada, con los consiguientes efectos mediáticos: desgarradoras imágenes del horror del tren reventado en el exterior, a la vista de todo el mundo.

Elección del sistema de activación de las bombas

Para conseguir las explosiones simultáneas, una de ellas en túnel, en bombas abandonadas, lo más probable es que los terroristas utilizasen el para ellos sencillo método de temporizadores. La pequeña dispersión en las horas de las explosiones podría deberse al sistema de relojería utilizado, o al propio poco interés de los terroristas en la plena exactitud, que no era necesaria, por lo que no pusieron demasiado cuidado en la sincronización de los relojes, que pudo hacerse al minuto. En la primera explosión de Atocha seguramente cometieron un error, que hizo que se adelantase.

No parece probable que se utilizasen radiomandos pues dado que los trenes no circulan “al segundo” (no hay conducción automática), era imposible saber de antemano el lugar preciso en que estaría cada tren en cada minuto, y, por lo tanto, no era posible apostar a tres terroristas activadores situados en tres puntos por los que los trenes pasarían a la misma hora. Y eso incluso sabiendo que cada activador tendría un tramo de vía controlado.

*****

Solo añadir que el descarte de los radiomandos es bastante obvio por el desfase de las explosiones. Si coloco receptores ¿qué sentido tiene que use 4 frecuencias distintas por trenes, con el riesgo añadido de las interferencias?

Y por si no ha quedado clara la incongruencia de los radiomandos, añadamos otros tres argumentos definitivos, el primero que el tren de Téllez no estaba en ninguna estación y quedaba oculto, pendiente de su entrada en Atocha, lo cual solo se podría resolver estando el supuesto terrorista con el mando colocado al lado del 6º tren de Atocha (aunque complicado, de las pocas zonas desde donde se podía avistar) vagón que recordemos explotó antes del tren Téllez; el segundo, del que cualquiera se daría cuenta, es el único artefacto en el tren de Santa Eugenia; y el último argumento, que debo al contertulio zepol,  es la bajísima fiabilidad técnica, porque si el alcance es limitado de los radiomandos, al estar estos dentro de mochilas bajo asientos y estas en vagones de metal, la posibilidad de que fallase la recepción era altísima.

Sobre por qué acabó una bomba en un único vagón de Santa Eugenia, lesconil aporta también un argumento que debería ser tenido en cuenta:

¿Qué hace diferente al tren de El Pozo a los demás?

Pues muy fácil.

Es el único cuya estructura varía a una de vagones de dos pisos.

Este tren tiene otra característica, para mí, muy importante: es el único procedente de Guadalajara. Por lo tanto, es el único que no estuvo detenido en Alcalá unos 10 minutos antes de salir, es el único que tuvo en Alcalá una parada “momentánea” (del tiempo justo para subir y bajar los viajeros), y es el único que llegó a Alcalá con viajeros, que no se vació.

Todo eso, unido a lo que dices de los dos pisos, puede ser el motivo de la distinta distribución de las bombas en este tren, y de que una de ellas se quedara sin colocar.

 

Completa con un apunte sobre la cronología de las explosiones que demuestra que no disponemos de datos para hacer ningún modelo: no tenemos datos que nos digan el orden de las explosiones de El Pozo y Téllez. Sólo sabemos que una de las explosiones de uno de esos trenes se produjo a las 7:39:58.

 

Finalizando con el asunto de los sistemas usados en los artefactos, creo que hay suficiente información para haber dejado claro que se equivoca Luis del Pino cuando plantea el uso de radiomandos, que cae por su propia base, aunque es importante resaltar que no descarta los móviles. No sabría decir si ha habido más cambios de postura de Luis del Pino en los años siguientes, que haya leído u oído no lo recuerdo, los últimos capítulos de la reconstrucción pocas novedades aportan más a lo debatido.

 

“Como casi todo en el 11-M, el mito de los temporizadores proviene de la mochila de Vallecas: como en la mochila había un teléfono móvil empleado como temporizador, entonces las bombas de los trenes empleaban temporizador.

Obsérvese que no estoy diciendo que no se usaran teléfonos móviles. Lo que estoy diciendo es que no se usaron (a la luz de las simulaciones) temporizadores. Si se usaron teléfonos móviles en las bombas, entonces tuvo que ser como radiotransmisores, no como temporizadores.

a pesar darse de bruces con la teoría de Ignacio López Bru, que no logra explicar la

diferencia entre temporizador y móvil usado como temporizador.

En conclusión, todos los escenarios que atañen a los móviles son válidos. Lo cual no implica que algunos de ellos hayan sido conveniente manipulados, por ejemplo, como en el caso de obligar a rellenar el listado de “contabilidad” de las tarjetas vendidas en el libro de los hindúes, algunos estén creados ad hoc, como la mochila13, otros se perviertan y manipulen como los listados de llamadas y de números incómodos, mientras se “marcan” otros a conveniencia. No está de más recordar que naturalmente que dispusieron de restos chamuscados de los móviles, provenientes de las explosiones en los trenes, entre otros estaban aquellos que le mostró la pareja de policías al policía que los liberó, Ayman Maussili Kalaji.

Pero si se cometieron desmanes y los delitos listados, fue porque se emplearon móviles, no por la razón contraria. De lo que se podría deducir la hipótesis que venimos detallando en el tablero del 11-M, que subraya que el encubrimiento y manipulación de la autoría (escondiendo a unos y marcando a otros, que no por ello eran inocentes) se efectúa por agentes (en el sentido más amplio del término que excede a los cuerpos de seguridad) ajenos a los autores intelectuales con o sin conocimiento consciente de la identidad de los verdaderos autores que manejaron los hilos en la sombra.

Si no se hubieran usado móviles como temporizadores y los colocadores no hubieran partido de Alcalá abandonando la kangoo (cuya inclusión en la trama de encubrimiento dependió de un factor externo, por tanto incontrolado, que fue el portero que viéndola sospecho de ella, y llamó a la policía), ni habría sido necesario arriesgarse rellenando el maletero abierto de la kangoo, ni habrían incurrido en los errores de la mochila13, que a punto estuvo de mandar al traste la VO, y que sigue representando uno de los eslabones más débiles del que se sujeta temblorosa la VO, siempre que acabe siendo juzgado Sánchez Manzano, posibilidad abierta gracias a la perseverancia de la asociación de Víctimas, AAV11M, de Ángeles Domínguez y a su abogado José María de Pablo sorteando todos los obstáculos que les han ido poniendo en el camino de búsqueda de la verdad.

Además, bajo estos dos condicionantes con que se contó desde el inicio, kangoo y móviles, cualquiera podría imaginar cientos de maneras mucho más seguras y sencillas para conseguir los mismos fines, por supuesto si el encubrimiento viniera de atrás, es decir relación cierta entre autores encubrimiento y perpetradores que manejaron los hilos, todavía muchísimo más fáciles de montar y casi imposible de detectar.

       

  1. La Ocultación.

 

Lamentablemente la justicia no está exenta de parcialidad ideológica u oportunismo político. Los jueces como cualquier otra persona tienen opinión, y a veces caen en expresarla mediante sus sentencias. No es inusual contemplar el triste espectáculo de Instancias jurídicas chocando entre sí por interpretaciones contrapuestas en asuntos rayanos con la política. Sentencias divergentes sobre ETA o el 11M, enfrentamientos entre la audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, son buena prueba de ello.

Me atrevo a afirmar que no hay mayor peligro para la democracia y la salud del sistema que un juez que anteponga su ideología a los valores que debería defender y tuvo que aprender –y prometer- en la carrera.

Desgraciadamente no son desconocidos los casos de jueces estrella, jueces corruptos, prevaricadores y parciales. Pero el nivel de autocrítica de su profesión no es precisamente elevado.

Desde el momento en que el juez Del Olmo cerró la instrucción del 11M y se abrió el juicio oral, conforme nos íbamos acercando al cierre y posterior sentencia, el rumor más extendido, que la lógica indicaba, era que el tribunal no acreditaría a la goma2eco como el explosivo en los trenes, y que Suarez Trashorras no podría ser por lo tanto considerado culpable directo del atentado en los trenes. También se hablaba de conversaciones entre bambalinas entre el juez Gómez Bermúdez con Rubalcaba y Teresa Fernández de la Vega.

Sin embargo, la sentencia, con correcciones sustantivas por parte del Tribunal Supremo, no pudo cerrar todos los resquicios y dejó hilos de los cuales tirar, uno de los cuales fue el proceso por falsificación de pruebas contra Sánchez Manzano. Hoy más de once años transcurridos desde entonces, se vuelve a abrir, esta vez es la Audiencia Provincial que inflige un buen varapalo al juez Ramiro García de Dios.

Un viejo conocido de las policías que actúan en Madrid es el Juzgado de Instrucción nº 6 de Plaza de Castilla, cuyo titular es Ramiro García de Dios Ferreiro (Palma de Mallorca, 1946). Los policías huyen de este juzgado y de los días en los que está de guardia como de la peste. A tal punto llega la inquina y el menosprecio que hace de todas las actuaciones policiales que se piensa en que pudo haber tenido algún tipo de problema personal con las Fuerzas del Orden en su día, acumulando ese rencor a lo largo del tiempo y trasladándolo en su actuación profesional de una forma muy parcial, justamente todo lo contrario de los que se busca en un juez.

Quizá tan solo se trate de un Juez excesivamente “progresista” y puntilloso en el cumplimiento de las garantías procesales. Lo cierto es que es miembro de Jueces para la Democracia (asociación minoritaria afín al PSOE) y que anteriormente fue juez en Bilbao y presidente de la Sección Primera Bis de la Audiencia Nacional. Al parecer, es uno de los abogados laboralistas de Atocha supervivientes que entró en la judicatura por el cuarto turno (¿sería este hecho el que le marcó?).

En 1999 fue investigado por el CGPJ tras negarse a que la policía interviniese en un alijo contra la droga en el ‘supermercado’ de La Rosilla. Tras un golpe policial, La Rosilla estaba rodeada. Los ‘yonquis’ sólo merodeaban dos casas para las que la policía solicitó permiso de entrada. Fue denegado. “No había pruebas suficientes”, señaló entonces García de Dios. La policía lamentó la falta de colaboración del juez. Por su parte el titular del 6º les acusa de “racismo institucional”. Diez días después, los policías tuvieron más suerte y lograron que otro juez se lo autorizara: encontraron droga en los domicilios señalados previamente. Y es que la policía siempre guarda la esperanza de que no le toque García de Dios por reparto. Su ‘fobia’ antipolicial llega hasta el punto de ordenarles que acudan a los juicios vestidos de paisano. Incluso ha llegado a suspender juicios por este motivo, denuncian los policías. También ha habido quejas entre los agentes porque no les permite pasar a la sala de vistas con sus pistolas reglamentarias.

En el año 2000, el Decanato de los Jueces de Madrid abrió un expediente informativo contra García de Dios para conocer por qué dejó en libertad a tres peligrosos delincuentes sin practicar ningún tipo de diligencia. Ya entonces estaba siendo investigado por la denuncia de otro magistrado. La actuación de García de Dios fue tan irregular que su compañero decidió denunciarle.

En noviembre de 2009 Ramiro García de Dios Ferreiro fue suspendido y separado de la carrera judicial por una resolución dictada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por haber cometido presuntamente dos faltas graves en 2008. García de Dios recurrió este acuerdo del máximo órgano de gobierno de los jueces y fue finalmente rehabilitado en su puesto. Ramiro García de Dios ya fue suspendido de sus funciones durante un mes en el año 2002, por decisión del CGPJ. En una entrevista realizada en el diario la opinión de Coruña se refleja perfectamente su perfil ideológico.

http://www.laopinioncoruna.es/contraportada/2010/03/24/ramirogarciadios

audiencianacionalsobra/369382.html

“Yo procuro ser garantista”, es su lema y así lo demuestra día a día en sus actuaciones. Pero acto seguido se contradice reflejando su carácter imparcial. Dice textualmente: “Es llamativo que cuando se trata de imputados de alto copete se aplique el hipergarantismo y yo me temo que con el Gürtel pueda pasar como en el caso Naseiro y se anulen las escuchas probatorias”. Es decir, y dejando al margen el reproche que merece las actuaciones de los procesados en el caso Gürtel, en ciertos casos se considera garantista de los derechos de los procesados, pero en otros, cuando estos no son afines ideológicamente, no merecen tantas garantías y se puede proceder de forma más inquisitiva; por ejemplo, pinchando teléfonos a los abogados mientras hablan con sus clientes. Pura contradicción y parcialidad. En la actualidad, además de su labor en el Juzgado de Instrucción nº6, realiza labores de supervisión judicial del CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros) de Madrid.

 

Tengo por costumbre, fijarme en si los jueces acarrean antecedentes de algún tipo cuando les aterriza un asunto de interés como era en el caso de la querella presentada por la Asociación de Ayuda a las Víctima del 11M, presidida por Ángeles Domínguez. En este caso, los antecedentes no auguraban nada bueno como definitivamente ocurrió. ¡Cómo sería el juez que hasta la policía evitaba cuando estaba en su mano caer en su juzgado!

 

Actualizo este apartado con una decisión jurídica de enorme calado, tomada en el mes de junio del 2105, de la que no podemos estimar aun qué consecuencias pudiera tener en el futuro, pero que si siguiera los cauces lógicos representaría un hilo del cual tirar abajo la incompleta sentencia y reabrir la investigación del 11M.

La Audiencia volverá a estudiar el archivo de la causa contra Manzano por el 11M

Los vericuetos jurídicos del caso y sus consecuencias explicado por el abogado JM de Pablo

Se lo debemos a la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11M, a sus incansables abogados y en especial a la labor del abogado José María de Pablo.

Habiendo sido aceptado el recurso, el siguiente paso lógico por parte de la Asociación, era solicitar el recusamiento de un juez tan problemático que expresó opiniones y juicios de valor contra la posición de la Asociación y críticas claramente fuera de sus prerrogativas.

Las víctimas del terrorismo recusan al instructor del caso Sánchez Manzano

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M pide apartar al juez Ramiro García de Dios del procedimiento dirigido contra el ex jefe de los Tedax.

Si, dios lo quiera, y la justicia actuara retirando el juez, mi confianza en un desenlace positivo y definitivo, crecería muchos enteros.

 

Que esta nueva esperanza sirva para que el Ministro de Interior, Fernández Díaz, cumpla sus palabras: Para el ministro, está claro que la investigación debería reabrirse si apareciesen “hechos nuevos” que mereciesen la consideración de un juez”.

 

***

 

[ì]Cuando pasen algunos años, tal vez cuando todas las sombras del 11-M se hayan esclarecido, los partidos políticos convendrán en que no se puede convocar a las urnas a los ciudadanos 72 horas después de haber sufrido el mayor drama de su historia.

 

A pesar de todo, las elecciones se celebraron y el principal partido de la oposición utilizó la masacre como su mejor arma para vencer al PP.

 

¿Quién se percató desde el primer momento de las posibilidades que ofrecía el atentado si se utilizaba convenientemente la información?: Rafael Vera, el ex secretario de Estado para la Seguridad, condenado por secuestro en el caso Marey, por apropiación de dinero público en el caso de los fondos reservados del Ministerio del Interior y que ahora tendrá que volver a sentarse en el banquillo acusado de haber pagado 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros) a las mujeres de Amedo y Domínguez en Suiza.

 

Vera trasmitió a algunas personas de la dirección del PSOE, ya en la mañana del 11 de marzo, las enormes posibilidades que ofrecía el atentado desde el punto de vista electoral. La tesis de Vera era tan simple como eficaz: si los responsables del atentado habían sido los islamistas y no ETA, el fantasma de la guerra de Irak se volvería contra Aznar. En definitiva, el atentado habría sido culpa de la política del PP que habría convertido a España en objetivo prioritario de Al Qaeda. Ese mensaje podría movilizar a centenares de miles de personas que, hasta ese momento, daban por segura la victoria del PP y no pensaban ir a votar.

 

La estrategia consistía en utilizar la información disponible antes que el Gobierno. En una situación así, en la que el reloj corría contra los intereses del PP, cada hora, cada minuto, era esencial para la tarea de erosionar la credibilidad del Ejecutivo.

 

La mejor prueba de ello fue la movilización ante las sedes del PP del sábado 13 de marzo. Casimiro García Abadillo en El Mundo

 

Algo tendrá que ver con la siguiente reunión a la que no pudo asistir Vera cuando venía siendo uno de los asiduos:

Barrionuevo y Corcuera visitaron a Galindo en prisión la tarde del 11M

Al tiempo que Vera niega haber informado al psoe,

Y Juan Carlos Rodríguez Ibarra haber puesto a disposición de Vera un despacho confidencial desde el cual coordinar todas sus actuaciones:

http://www.abc.es/hemeroteca/historico11122006/abc/Nacional/ibarraniegahabercedidoundespachoaverapararealizargestionestrasel11m_153392386616.html

J Carlos Rodríguez Ibarra, Psoe Extremadura, culpa a los servicios secretos del atentado

 

Si hay una persona en el psoe, aparte de Felipe González, que tenía relación por tanto conocimiento directo, con los que dirigieron los servicios secretos, etapa GAL y posterior, ese es sin duda Ibarra, que se jactaba de su estrecha amistad con Vera y Barrionuevo. Luego es importante fijarnos en lo que dice en particular este dirigente del psoe.

 

El portavoz del PP ha recordado en La Mañana del Fin de Semana de la COPE que los socialistas no fueron tan leales con el Gobierno de Aznar como presumen ahora. Ignacio Astarloa ha recordado que el extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra llegó a decir que los servicios secretos conocían el 11-M, “lo cual no deja de ser una afirmación arriesgada para quien la pronuncia porque tendría que explicar a este país cuáles son los elementos que él tiene para hacer una afirmación de semejante naturaleza”.

Junto a eso, llegó a imputar al responsable del Gobierno en ese momento, que era el PP, “que sabiendo no evitaba un atentado terrorista”. Todas estas afirmaciones sumadas, ha apuntado Astarloa, llevan a pensar que “este señor ha perdido sencillamente el juicio”.

En esos días posteriores al 11-M, los socialistas, y entre ellos el propio Ibarra, dijeron que tenían la sensación de que la detención de la caravana de la muerte de ETA, cargada con mil kilos de explosivos, era una “operación preparada porque estábamos en elecciones y el PP había escogido esta fecha para hacer esta actuación”. Esta opinión de muchos socialistas, según el portavoz del PP, se enmarcaba “en el escenario de Perpiñán”. Ahora, “el problema es que a Perpiñán le ha seguido el Pacto del Tinell, que dice aquello de que no se llegue a acuerdo alguno con el PP, que con el PP ni agua, y se ha extendido a la política antiterrorista”.

 

Vayamos a los hechos y volvamos a la hipótesis más probable:

Esa misma mañana, durante una reunión entre mandos obedientes e ideologizados, con vistas a aprovecharse del atentado con fines políticos, y a los que bien se les pudo haber convencido a participar en el encubrimiento para defender supuestamente los pilares del Estado, se decide que todo trazo de la banda etarra ha de ser tapado como sea, en particular las huellas y restos del explosivo de los trenes, y que la palabra titadyne ha de ser inmediatamente proscrita.

Lo primero y más urgente que había que emprender era la inmediata tarea de ocultar y sustituir el explosivo utilizado en los artefactos de los trenes, lo siguiente, pero no menos prioritario fue la imperiosa necesidad de evitar a toda costa que saliesen a la luz pública las conversaciones entre los autores materiales, dado que revelarían todo el engaño.

Con los políticos del PP, la mayoría de policías, de funcionarios y de la sociedad en estado de shock, unos pocos, situados estratégicamente toman las riendas.

De todo lo sucedido en torno a los trenes, a las maniobras de ocultación de los restos y explosivos, poco se puede decir que no haya sido detalladamente descrito en el excelente y profusamente documentado libro de Carlos Sánchez de Roda: “Los trenes del 11M. Me limitaré por tanto a analizar aquellos aspectos organizativos y políticos de la ocultación y cómo estos pudieron acordarse y ser ejecutados.

El 12 de marzo, mientras otros se dedicaban supuestamente a ocultar el explosivo de los trenes, entre muchas otras actuaciones, la Udyco solicita que se interrumpa la vigilancia de Jamal Ahmidan al que llevaba meses investigando y grabando sus conversaciones. Vigilancia que venía haciéndose anteriormente a la comisión del atentado con la mayoría de los implicados como pudimos comprobar en el cuadro que preparó el diario ElMundo.

Según han podido saber los servicios informativos de City FM Radio, la UDYCO solicitó el 12 de marzo de 2004 al Juzgado de Instrucción nº 6 de Alcalá de Henares que se interrumpieran las escuchas a dos de los implicados en el 11M, ‘El Chino’ y Otman El Gnaoui. Esas escuchas se venían realizando desde meses antes del 11 de marzo. Asimismo, los datos del sumario del 11M ponen de manifiesto que Otman El Gnaoui, uno de los transportistas de los explosivos, fue detenido y puesto en libertad por la Policía cinco días antes de los atentados.

 Información de Casimiro García Abadillo en ElMundo (De obligada lectura)

34 de los 40 que el juez implica en el 11-M estaban bajo control policial. 24 de los 29 procesados, los siete fallecidos en Leganés y tres de los cuatro huidos estaban siendo vigilados, seguidos o escuchados por la Policía Nacional, la Guardia Civil o el CNI. A 18 de ellos los investigaban dos cuerpos o unidades a la vez

Cabe destacar que la interrupción de la vigilancia se ordenó también sorprendentemente para otros miembros de la banda de dos a tres semanas antes de cometerse el atentado, mientras que se activa después del 11-M para Zouhier. Serhane estuvo sospechosamente controlado hasta una semana antes del atentado.

Cuando se les preguntó a los responsables posteriormente por esta extraña decisión, alegaron que llevaban tiempo sin detectar nada, como también se pretextó que no se tradujeron la ingente cantidad de cintas con las grabaciones debido a la escasez de traductores en el juzgado (el de Baltasar Garzón). Y lo que es aun más sorprendente es que dispongamos de conversaciones grabadas de Jamal Ahmidan días anteriores del 11M y hasta sus últimas palabras el 3 de abril, pero no sepamos nada en particular sobre las llamadas que sabemos se dieron entre Jamal Ahmidan y su esposa (a quien se nombró testigo protegido) cuando estaba bajo una estricta vigilancia. Me gustaría confirmar algo que leí y dejo la pregunta en el aire ¿Es cierto que el CNI alegó la peregrina excusa que al estar las conversaciones en mal estado no se podían escuchar?

Refiriéndose a ese número de móvil el informe de la UCI afirma: “Parece evidente que este teléfono es usado por la célula terrorista y demuestra que la Testigo Protegido no dice la verdad en cuanto a que no mantuvo ninguna conversación con Jamal Ahmidan tras ser detenida el 25/3/2004”. Es decir, que para la UCI dicho número era de un teléfono utilizado por El Chino.

Sin embargo, el titular del Juzgado Central número 6 de la Audiencia pidió, mediante un oficio, a Telefónica que le identificara al propietario de dicho número de teléfono. El 21 de septiembre de 2005, Telefónica Móviles contestaba al requerimiento del juez Del Olmo y aclaraba que el titular de dicho número era la Dirección General de la Policía.

Aunque evidentemente no todas se pudieron silenciar, como cuando declaró la esposa de Jamal Ahmidan que celebrando el día del padre el 19 de marzo acudió a poner una denuncia en el cercano cuartel de la guardia civil para quejarse de que le habían robado una cabra curioso comportamiento de quien acaba de participar en una masacre- y que cuando llamó a su esposa para saber qué tal estaban la misma tarde del atentado, le dijo Jamal a su hijo y a los invitados congregados en la finca de Morata, refiriéndose al atentado de los trenes que fue ETA la culpable de los atentados del 11M o de la reunión de Mario Gascón como veremos más adelante.

En este proceso de ocultamiento se han de insertar, entre otras, las conversaciones entre Jamal Ahmidan con su esposa mantenidos en el periodo que iba desde la comisión del atentado a Leganés, seguramente –y aquí solo podemos especular- porque su difusión habría hecho baldíos todos los demás esfuerzos y graves riesgos asumidos, probablemente las conversaciones no fueran aptas para los seguidores de la versión oficial.

Lo que trata de ocultar la mujer de El Chino es que estuvo en contacto con su marido no sólo el 3 de abril, sino que habló con él por teléfono en bastantes ocasiones después de su detención (…) Ahora bien, si la Policía le tenía intervenidos a Rosa los dos teléfonos que les proporcionó, ¿por qué no están en el sumario las conversaciones entre El Chino y su esposa?

Para que tuviese éxito el encubrimiento de la participación de los indeseados invitados al aquelarre sangriento se requerían ejecutar varias actuaciones, además de la necesaria sustitución del explosivo que habían empleado en los trenes. Estas actuaciones consistieron en levantar las vigilancias, no detener a los responsables, aunque estuvieran identificados y controlados,

De Pedro Jota Ramírez, “La clave está en el turco: La única condición sine qua non para que un mago habilidoso haga aparecer determinados objetos en el lugar de su preferencia es que previamente los tenga a su disposición. Puesto que gran parte de las «61 evidencias» catalogadas en Canillas eran propiedad del dueño de la furgoneta y no estaban dentro del vehículo en Alcalá, eso sólo puede implicar que quienes los volvieron a introducir o bien habían robado y vaciado directamente la Kangoo o bien -y esto es lo más probable- tenían bajo control a los ladrones y pudieron incautarse sin mandamiento judicial alguno de toda aquella morralla con el único propósito de utilizarla de soporte y camuflaje de los elementos incriminatorios que querían hacer aflorar.  ¿Se referiría a tarjetas de mochilas, móvil TRIUM, relleno kangoo, goma2eco de la mochila, skoda, etc…?

Hacer desaparecer a los autores materiales en un escenario preparado de antemano – Leganés es alquilado el 8 de marzo, 3 días antes del atentado por el confidente Mohamed Afalah y Mohamed Belhadj– que fue el piso de Martín Gaite en el barrio de Leganés el 3 de abril, al tiempo que al resto de mercenarios y colaboradores se les facilitaba la huida.

Por otro lado, se ha dado a lo largo de la investigación una lamentable incoherencia, porque como consecuencia de haber amputado cualquier hilo que pudiese llevar a la banda etarra, la justicia en minúscula se ha quedado sin poder sustentar la culpabilidad de muchos acusados al actuar con las manos atadas tras la espalda, lo cual ha derivado que procesados queden en libertad por falta de pruebas y que a otros se les redujeran sus condenas.

Estas afirmaciones contenidas en la última entrevista a Gómez Bermúdez, a la que ya hemos hecho referencia, son buenos ejemplos de lo que quiero decir: Justamente porque no había base. Según la Fiscalía y la Policía, no había una base sólida para acusarle. Muchos o algunos miembros de esa célula de Abu Dahdah no fueron acusados y, posteriormente, se integraron en la célula del 11-M. El tunecino también tenía contacto con Abu Dahdah. También Bouchar, creo recordar. Además, Attila Türk dijo que Haski conocía a Zougham.

O esta: De Belhadj (se refiere con seguridad a Youssef) yo no tengo duda de que sabía mucho del 11-M, sólo que el tribunal no tenía pruebas para condenarle. Hasan Haski era un dirigente del Grupo Combatiente Islámico Marroquí y le condenamos a 14 años de prisión por ese delito, pero no pudimos condenarle por el 11-M. El proceso penal tiene sus límites y llegamos donde llegamos.

Pero también y en especial, todos aquellos hilos que podían señalar a eta, a la condena a Almallah luego reducida, a Rabei Osman el egipcio, y por supuesto el bórico con Hassan el Haski de por medio, entre muchos otros ejemplos que se podrían dar.

Y qué decir de la siguiente confesión del juez, aparte ¡de que hay tener redaños y desfachatez para esperar al 2010!:

Gómez Bermúdez, en una conferencia pronunciada el 21 de mayo de 2010, tildó la destrucción de los trenes de “gran error”, y añadió que, si los vagones no hubiesen sido desguazados, seguramente se habrían sabido muchas más cosas sobre la autoría de los atentados.

https://twitter.com/linocsel/status/693415513435836416

 

Uno se pregunta si forma o no parte del ocultamiento lo ocurrido con el etarra que supuestamente asesinó a Isaías Carrasco,

La Audiencia Nacional absolvió ayer al etarra Beñat Aguinagalde del asesinato del ex concejal del PSOE en Mondragón Isaías Carrasco, cometido en 2008 a menos de 48 horas de las elecciones generales. El tribunal reprocha al juez Javier Gómez Bermúdez que concluyese la instrucción sin someter al acusado a una rueda de reconocimiento presencial ante la testigo del crimen que lo había identificado dos veces sobre una fotografía, «sin que haya justificación» que le impidiese practicar esa diligencia, que habría resultado esencial para determinar el resultado del juicio.

El protagonista volvía a ser el mismo juez. Y no fue el único caso con similares consecuencias.        

7.1         La Campaña de intoxicación.

 

Como solía suceder, los bemoles los puso ElMundo, esta vez al poco del atentado, el 19 de marzo: Algunos mandos policiales han llamado a Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco. Además, desde el jueves 11, y desde el domingo 14 con más intensidad, algunos de estos mandos han proporcionado, de forma extraoficial y sin conocimiento del Ministerio del Interior, datos sobre las pesquisas que la Comisaría General de Información está realizando sobre los autores de la matanza de Madrid. También es notorio que el ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, ha tenido un papel muy relevante en estos últimos días a la hora de captar y distribuir información. A Vera, condenado a siete años de cárcel por el caso fondos reservados, aún le siguen guardando fidelidad algunos de los que estuvieron a sus órdenes entre 1986 y 1994.

ElMundo 20 marzo hablando de Rubalcaba «el PSOE contaba con “información suficiente” obtenida de diversas fuentes, “también del CNI”, que le había convencido de que su autor “no había sido ETA, sino el radicalismo islámico”, cosa que la dirección socialista comunicó al Gobierno ese mismo jueves»

Sigue ElMundo aportando nuevos datos:

Hasta el Ministerio del Interior llegan noticias de que responsables policiales vinculados al Sindicato Unificado de la Policía están filtrando a altos responsables del PSOE algunos datos sobre las investigaciones que son puestos en conocimiento de medios tradicionalmente hostiles al Gobierno del PP. (…) La dirección del PSOE está perfectamente informada de los detalles. Algunos ministros que mantienen relación con dirigentes socialistas llegan a la conclusión de que tienen más información que ellos mismos. (…) Sobre las 20.30 horas [del 13 de marzo] comparece en la sede del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba: «España se merece un Gobierno que no mienta».

Aprovecho para subrayar el triste el papel que ha cumplido el diario ABC, La Razón y El País (como tantos otros) que según ante qué hechos y ante quién, prefiere ponerse de canto que abordarlos como debieran, incumpliendo los valores por los que dicen luchar y defender. El manido y supuesto sentido de estado que se antepone y en el que alguno buscará la excusa que esgrimir y tras la que parapetarse. En este asunto en particular, los fines no justifican los medios. Porque o lo resolvemos y amputamos los miembros gangrenados o siempre tendremos sobre nuestra cabeza la amenaza de la espada de Damocles. No podemos como sociedad aceptar pagar un precio por una paz impostada. Y si no es por nosotros, no hurtemos a las víctimas su derecho a saber quiénes hirieron o asesinaron a sus familiares.

Ejemplo de la AAV11M, la asociación de ayuda a las víctimas del 11M que siguen luchando día a día por conocer la identidad de todos los culpables, y cuya perseverancia y lucha con pocos recursos y la poca ayuda que reciben de organismos oficiales, ha permitido que, a junio de 2015, se reabra el juicio contra los que protagonizaron la mayor y más grave ocultación de la historia de España.

http://www.libertaddigital.com/espana/20150609/laaudienciavolveraaestudiarelarchivodelacausacontramanzanoporel11m1276550029/

No debemos tampoco dejar de reseñar los dos artículos que el diario La Razón ha publicado muy recientemente relacionando, en el titular en el primero de ellos, a los dos policías Miguel Ángel Santano y Telesforo Rubio con el 11M. Un diario que siempre se había alineado con los defensores a ultranza de la VO y que ahora, junio 2015, semana después de la reapertura del caso, da la impresión de despertar una liebre que siempre buscó dormir.

El portavoz de Interior del PSOE se reúne en un bar con comisarios del 11M

El jefe de la Policía cita el lunes a los dos comisarios que se reunían con el PSOE

Señalemos, antes que nada, que publica una información que relata varias reuniones, no una ni dos, varias según nos dicen, mantenidas a lo largo del tiempo entre portavoz del Psoe y los “comisarios del 11-M”.

De la explicación a este presunto cambio de posicionamiento del diario de LaRazón (del cual nos alegramos –lo importante es que se hable-), y que las más de las veces suele ser sencilla, en este caso no debe estar muy lejos las consecuencias previstas de que la reapertura del caso 11M-ocultación que pudiera acabar desvelando los autores del encubrimiento y como consecuencia los autores intelectuales del 11M.

Por otro lado, la clave que encierra uno de sus últimos párrafos: “En aquellos momentos no eran pocos los que mantenían teorías “conspiranóicas” para culpar erróneamente a ETA de la matanza de los trenes y cualquier cosa servía para alimentar dichas teorías”. Puede abonar la hipótesis de una excusa por la beligerante posición que mantuvieron contra todo que aquel que osara dudar de la versión oficial, simplificando y metiendo a todo el mundo en el mismo saco (ha sido ETA y punto), que ellos saben y casi todos sabemos que no representa ni mucho menos a la inmensa mayoría de los investigadores. Pero que les permitiría poder alegar en su defensa si acaba saliendo a la luz toda la verdad, y en ella los autores son islamistas (aun con la colaboración de ETA y/o bajo la tutela de cloacas), que ellos, es decir LaRazón, – es decir Marhuenda y principales periodistas- no se equivocaron gravemente al mantener su rígida postura, puesto que al fin a y al cabo no fue ETA en solitario.

Una semana más tarde, la noticia se precipita, ambos mandos son cesados y alejados de la cúpula policial.

La cadena de mando que investigó el 11M:

 

Los peritos intervinieron en la manipulación del ácido bórico tachando a ETA.

Peritos que contaron con la ayuda inestimable del juez Baltasar Garzón: “Astarloa espera que alguien recurra contra un juez que dicta autos en casos que no son de su competencia.

 

“Los atentados [del 11-M] algo han tenido que ver en los resultados electorales. ¿Cuánto? Hace falta perspectiva para saberlo” (Aznar. Entrevista en Tele5)

 

Opino que no se ha hecho suficiente hincapié en las declaraciones de Otegi, posiblemente porque no era conveniente hurgar, pero el hecho es que Otegi no asigna a Al Qaeda los atentados cuando vuelve a salir a la palestra, sino que sorprendentemente apunta como autores la mañana del 11 de marzo en la radio popular de San Sebastián a un extraño grupo:

“el Estado español mantiene fuerzas de ocupación en Irak y no hay que olvidar que ha tenido una responsabilidad en la guerra de Irak”. “El modus operandi, el número elevado de víctimas y el modo de proceder a mí me da que pensar y ahora mismo tengo en la cabeza como hipótesis que efectivamente haya podido ser un operativo de sectores de la resistencia árabe”.

Salvo Gustavo de Arístegui, a la sazón responsable de política internacional, no recuerdo a nadie que se preguntara cómo supo Otegi, antes de que apareciera la kangoo y se describiera el relleno con esa cinta que tampoco era suficientemente identificativa de nada, y que pudo ser dejada a propósito para confundir (hipótesis que admitió la SER por boca de Carlos Llamas) que había árabes:

Creo que una pregunta legítima que nos debemos hacer los demócratas es ¿por qué dice que son árabes antes de que se encuentre la famosa furgoneta? […] ¿No será que a lo mejor ETA cometió eso, se les fue de las manos, y han plantado evidencias ahí para ver si engañaban a alguien con pruebas falsas? Gustavo de Arístegui, Europa Press

 

Las palabras textuales de Otegi y el término exacto que utiliza es Sectores de la resistencia árabe”, muy alejado de Al Qaeda, (que era el término usual que todos asumían para referirse a islamistas) lo cual nos lleva a poner el foco en Ikur Badillo y Gorka Vidal, los dos etarras de la caravana de Cañaveras que transportaban los 500 kilos de explosivos, el mismo día que Jamal Ahmidan viajaba desde Asturias, y que habían acudido a Irak formando parte de las brigadas de batasuna para solidarizarse y apoyar a los focos de resistencia árabe.

El propio Otegi destacó que los atentados habían sido indiscriminados. Decía Otegi en aquella declaración el 11 de marzo de 2004 que han afectado principalmente a trabajadores, porque insistió en que no se contempla ni como hipótesis, la autoría de ETA. Lo queremos dejar claro, dijo Otegi, la izquierda abertzale no contempla ni como mera hipótesis que ETA esté detrás de lo ocurrido hoy en Madrid. Ni por los objetivos ni por el modus operandi se puede afirmar que hoy ETA esté detrás de lo que ha ocurrido en Madrid. Evidentemente, Otegi que seguro es conocedor de esta historia de ETA mentía, porque el modus operandi de ETA sí que era la de contratar a otros mercenarios, sí que era la de colaborar con otras organizaciones terroristas. Conferencia de José Francisco Alcaráz.

Opinión que nos recuerda Ignacio López Bru se reafirma en la famosa reunión de las 12 de la mañana del día 11 en el Ministerio del Interior, la mayor autoridad policial en política antiterrorista, Jesús de la Morena, ponía como condición para creerse que había sido ETA la autora, el que ETA hubiera dado un “salto cualitativo” y que hubiera «entrado un dirigente que no conocemos que ha decidido una acción de esa naturaleza». Dezcallar apuntaba a que el CNI se planteó lo mismo hablando de «un comando al margen de la organización»

Es decir que la corroboraron De la Morena y Dezcallar. Aparte claro está de Felipe González y Pedro Jota. Sin olvidar que jefes de ETA a esa misma hora, que coincidía con la reunión, plantearon y dejaron abierta la posibilidad de que hubiese intervenido gente de ETA.

Entre ellos Otegi, como veremos a continuación:

 

Las Fuerzas de Seguridad, tienen constancia de una conversación que Otegi ha mantenido con alguien de su entorno, a las 12 del mediodía, y en la que muestra su desconcierto, su miedo, su total estupor y no lo tiene claro, piensa que han podido ser ellos:  “Si sale alguien por ahí (se refiere a alguien de los suyos) reivindicando esto, estamos perdidos definitivamente”.

Unos se pueden cuestionar la paradoja de tales afirmaciones, por un lado, desimputar a ETA de los atentados pese a que dos horas después se plantee su posible participación, sin embargo, un análisis más profundo nos muestra claramente que son perfectamente compatibles. A primera hora de la mañana a quien atribuye es a los sectores de la resistencia árabe, lo cual es la clave que contiene la reserva que le podría permitir la rectificación, en otras palabras: cubrirse las espaldas, puesto que él, Otegi, tiene conocimiento de la participación de los batasunos (en número de 80 según el experto en Oriente Medio y terrorismo, Magdi Allam) en Irak. Por tanto, Otegi estaba “protegido” puesto que, si la participación acabará demostrándose, o fruto de la investigación aflorando sus relaciones, cualesquiera que estas fueran, siempre se podría achacar a grupos afines, pero fuera de la estructura o a comandos autónomos (como defiende y detalla José Francisco Alcaráz poniendo como ejemplo los atentados de Parot desconocidos cuando se cometieron por parte de la cúpula), quedando Otegi liberado del engaño. Aunque, claro está, cualquier participación por residual que está fuera, en la planificación, logística o ejecución de miembros liberados o no, legales o ilegales, de ETA, acabaría sacando a la luz tal grado de complicidad y estrechas relaciones entre los grupos terroristas que traería como consecuencia que se cumpliera lo que se le oyó a Otegi a media mañana: que no podría volver a su pueblo jamás.

Esa información decía que los etarras entraron en contacto con agentes de la “resistencia iraquí” a través de la organización antisistema Campo Antiimperialista. En la web del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (CSCA) publicaron el 1 de abril de 2004 que militantes de la sección italiana de Campo Antiimperialista ocuparon las oficinas del Corriere para protestar por la publicación de ese artículo de Magdi Allam. Tres de estos militantes fueron arrestados por orden de la Fiscalía de Perugia. En la noticia del CSCA se decía también que Ahmad Rifat había afirmado que los ochenta etarras habían tenido contactos con la organización Ansaral-islam y con la Alianza Patriótica Iraquí y que podían tener algo que ver con el 11M.

No perdamos de vista que entremedias Carod Rovira presionó a Otegi mediante claras amenazas de lo que podía suceder si el PP obtenía el poder, y siempre que hubiese estado involucrada de una forma u otra la banda etarra, puesto que solo tendrían sentido bajo esa hipótesis:

El CNI también detectó una conversación que Otegi tuvo con el secretario general de Izquierda Republicana y Vicepresidente de la Generalidad, José Luis Carod-Rovira, en la que éste le aseguró al líder batasuno que en caso de que el PP ganase las elecciones por mayoría absoluta (lo cual no eran lo que pronosticaban las encuestas, aunque sí era posible dicha mayoría si finalmente la autoría del atentado recaía en ETA) el nuevo Gobierno presidido por Mariano Rajoy suspendería la autonomía vasca, haciendo que la Ertzantza dependiese del Ministerio del Interior y además se llevaría a cabo una detención de todos los líderes de la sedicente izquierda abertzale. Rovira también le comentó a Otegi que la «falta de reacción» del PSOE ante la manipulación del Gobierno en relación a la autoría de los atentados. Lo que Rovira se proponía era la movilización a todas las fuerzas secesionistas en solidaridad con el PSOE contra el Gobierno del PP, una especie de Frente Popular exprés para que desde ese momento hasta el día 14 se llevase a cabo la lucha por la propaganda en torno a la autoría de la masacre, pues según quién fuese el autor eso iba a repercutir, indudablemente, en el resultado de las elecciones. He aquí lo que López Bru llama «edición de bolsillo de la Guerra Civil».

Según la información que pudo obtener el CNI, nada más dejar de hablar con Rovira, Otegi se puso en contacto con Ibarretxe y con el líder de Euskal Askatasuna, Rafael Larreina, para informarles de lo que había dicho el líder de ERC, y aunque escépticos ante lo que Otegi les comentó, ambos estuvieron de acuerdo para presionar al PSOE para que denunciase la «manipulación» del Gobierno. Pero, ¿acaso debemos de pensar que este Frente Popular exprés era el que manipulaba las pruebas del caso con la Kangoo, la mochila de Vallecas, las tarjetas telefónicas, etc., etc.?

Podría ser que desde dicho frente se diesen ciertas órdenes que desconocemos; como, por ejemplo, la destrucción de los vagones tan sólo 72 horas después, es decir, para que así el día de las elecciones estos ya estuviesen destruidos y en consecuencia no se pudiese saber qué explotó en los vagones, y de paso se impuso como explosivo lo que de buenas a primera apareció en la Kangoo y la dinamita de la mochila de Vallecas, todo ello para atraer la atención pública fuera de los trenes para que la versión islamista, que sólo podía crecer con pruebas falsas y con la destrucción de los trenes, se ganase al electorado suficiente para tomar el poder. Lo hicieron todo en 72 horas, fue un golpe electoral magnífico, que nos costó a los españoles 7 años de zapaterismo, que se dicen pronto.

En torno a las 13:30 horas, ante las declaraciones de Otegi, Aznar reaccionó llamando a los directores de los principales periódicos de Madrid y de Barcelona. A Pedro J. Ramírez le dijo lo siguiente: «Quiero que sepas que esos bulos e intoxicaciones [de Otegui] son fruto de un movimiento que hemos detectado en el entorno de ETA y que para mí no hay ninguna duda sobre la autoría. Lo llevaban intentado desde hace tiempo y lo hemos evitado tres veces».

(…)

A altas horas de la madrugada, ya del día 12, Ana Palacio decidió llamar desde su casa a Jorge Dezcallar, que era un buen amigo suyo, y le preguntó que qué datos tenía sobre los autores del atentado, a lo que el director del CNI le respondió: «Tenemos dudas porque hay cosas que no cuadran, pero nos seguimos inclinando por ETA».

A las 11:30 horas del día 12 Aznar dio una rueda de prensa en la que uno de los muchos periodistas allí congregados le preguntó si todavía mantenían la tesis de ETA como autora de los atentados: «Estamos hablando de un atentado terrorista terrible. No me pida usted que juegue a las quinielas». Pero, respondiendo a la pregunta que le hizo otro periodista, el

Presidente dijo: «Esta organización terrorista [ETA] está hecha para matar todo lo que puede, y es lo que hace y, a veces, lo consigue. ¿Acaso no sabíamos que disponía de documentos internos en los que consideraba los medios de transporte público objetivo prioritario de la organización? Ésa es una línea de investigación de cualquier Gobierno responsable tiene que seguir y, si hay otras hipótesis, también las vamos a seguir». Aznar recalcó que «No hay ningún aspecto de la investigación que conozca el Gobierno que no se haya puesto en conocimiento de la opinión pública».

http://www.nodulo.org/ec/2015/n157p01.htm

Pero sigamos con Carod Rovira, secretario general de ERC, que si el día 13, todas las dudas resueltas y estrategias concertadas, acusaba al Gobierno de «ocultar información», y consideró que el PP «comenzó en el Gobierno mintiendo, ha gobernado con la mentira y acaba la legislatura mintiendo», dos días antes, cuando todos daban por hecho que ETA era la responsable de la matanza, presionaba al Gobierno para que dialogara con ETA, llegando incluso a afirmar que el propio atentado P.- Nada más conocerse el atentado, el señor Carod declaró que ésa era la prueba de que era necesaria la negociación con ETA.  (Se supone que todavía no había negociado y presionado a Otegi, quién dejaba abierta por entonces la posibilidad de que hubieran intervenido gente de ETA).

El 13 de marzo, sábado por la mañana. Nos contaba Aznar que ocurría lo siguiente: “Sigo con la situación. Vendrá a almorzar Rajoy. Ahora espero a Acebes. Todos los de casa, como siempre, maravillosos.

Hoy sábado: reunión con Ángel Acebes. Conversación con J. Dezcallar. *

*Había encargado personalmente un informe a Jorge Dezcallar, director del CNI, con su análisis sobre el atentado y la cuestión de la autoría. El día 13 Dezcallar me lo hacer llegar. Se trata de un informe personal, no clasificado. Después de una serie de consideraciones, como conclusión, el informe dice textualmente lo siguiente: “No estamos en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas en presencia. Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada ni dentro ni fuera de España que pudiera indicar una preparación o satisfacción por lo que ha ocurrido. El silencio es total, como atestiguan todos los contactos mantenidos con los servicios de Inteligencia de nuestro entorno o el mundo árabe. Nadie ha detectado nada, ni antes ni después (y eso que la NSA de Estados Unidos lleva veinticuatro horas dedicada a este tema con la máxima prioridad)”.

Pero no solo Otegi tenía la duda de que los suyos hubiesen participado en la masacre:

“A todo ello se le suma el hecho de que el dirigente Etarra José Luis Urrusolo Sistiaga, vio la mano de ETA en los atentados del 11-M. Lo hizo el mismo día en el que estallaron las bombas en los trenes de Madrid en una carta dirigida a la también ex-dirigente de ETA Carmen Guisasola, en la que mostraba su temor a que sus compañeros hubieran llegado a hacer semejante barbaridad.” Conferencia de José Francisco Alcaráz

 

Entremos en situación leyendo un artículo de Jesús Cacho que no tiene desperdicio:

Pérez Rubalcaba y la ‘mano negra’ del 11M

“El malvado Rubalcaba, apelativo que le dedican no pocos compañeros de partido, no sólo encauzó la revuelta del sábado de reflexión con aquel antológico «los españoles se merecen un Gobierno que no mienta»», sino que, días después, investido de su nuevo poder, criticó la desclasificación por el Ejecutivo de un par de papeles del CNI en los que queda patente el pobre servicio que la escasa inteligencia del Centro prestó al Gobierno Aznar en la crisis del 11M. Más ayuda parece que prestó al PSOE, en general, y al propio Rubalcaba, en particular, en su labor de acoso y derribo al candidato Rajoy. En la carretera de La Coruña sigue reinando el coronel Jambrina, superviviente de los tiempos de Alonso Manglano, y Aurelio Madrigal, secretario general con Javier Calderón y ex miembro de la célula destacada en presidencia de Gobierno, a las órdenes de Roberto Dorado. En el CNI está también Ignacio Estévez, actual responsable de la división exterior, y algunos simpatizantes más de la causa PSOE.

Rubalcaba tiene amigos de sobra en la Cuesta de la Perdices para saber, al mismo tiempo que el Gobierno legítimo de la Nación, si no antes, lo que el Centro pensaba, hacía o decía en pleno arrebato del 11-M. Con la osadía propia de un Fouché, APR utilizó esa información de acuerdo con los intereses de su partido, como ya hiciera en 1995, siendo ministro de la Presidencia y portavoz del Gobierno, encabezando la negativa radical a que el CESID desclasificara, en defensa de Felipe González, los papeles de la guerra sucia contra ETA, el caso GAL (la famosa nota manuscrita de Manglano «me lo quedo: Pte. para el viernes»). Estamos, pues, ante un reconocido experto en la utilización partidaria de los servicios de inteligencia, algo que ahora debería preocupar a Rodríguez Zapatero.”

Pero no era el único que se cuestionaba el papel que jugó Rubalcaba, y cómo sus órdenes hicieron que cambiara la postura ante la ETA, que nos trae a la memoria la metamorfosis de Baltasar Garzón también ante la banda, a la que nos referimos anteriormente:

El sindicato de los altos mandos policiales desenmascara a Rubalcaba

Que policías y guardias civiles no tienen en muy alta estima a Rubalcaba es un hecho demostrado. Pero el malestar instalado en el Cuerpo Nacional de Policía y en la Benemérita no se reduce a las capas bajas y medias, sino que llega a las más altas esferas. Así queda de manifiesto en una entrevista que publica esta semana Época con el presidente del Sindicato Profesional de la Policía (el mayoritario entre los miembros de la Escala Ejecutiva y la Superior), José Ángel Fuentes.

…por medio del catálogo de puestos de trabajo que Rubalcaba aprobó en 2007, el “100%” de los altos mandos son de libre designación. Lo que, a juicio del máximo responsable del SPP, “es una herramienta muy útil para controlar a los funcionarios y ponerlos a su servicio” …el tema de la fallida negociación con ETA. Mucho se ha especulado con que policías y guardias civiles recibieron instrucciones para bajar la guardia, y Fuentes viene a confirmar esta teoría en el semanario del Grupo Intereconomía. “En las brigadas de Información del País Vasco, órdenes directas no recibió nadie; pero, de aquella manera, sí las recibió todo el mundo; de aquella manera, ya digo: ´Vamos a ver qué pasa, tampoco hay que forzar mucho la máquina…´. Tenían operaciones en marcha que se dejaron ir”, asegura. Durante la entrevista sale el tema de la fallida negociación con ETA.

¿Y qué pasó del 11 al 14 de marzo de 2004? ¿Manejó Rubalcaba información privilegiada que no tenía por qué estar en sus manos? Fuentes no tiene duda: sí. “Me consta que el señor Rubalcaba estaba tan informado como el ministro del Interior (Ángel Acebes por aquel entonces) de todo lo que estaba ocurriendo, y manejando una información de primera mano que pudo utilizar. Mientras, Acebes estaba sujeto a ciertas reglas”. Rubalcaba siempre ha sabido a qué árboles debe arrimarse para que le den sombra.

 

Conviene echar la vista atrás para repasar quienes manejaban los hilos en nuestros servicios secretos en el año en que se comenzaba a gestar el atentado:

«En el Cesid siguen mandando los de siempre».

http://www.elmundo.es/papel/2002/01/08/espana/1090929.html

En este contexto de partida, se hacía indispensable que el poder político con todos sus resortes cayese en manos del psoe. Y para ello había que cambiar, con muy poco tiempo disponible, el resultado previsto de las elecciones que presagiaban todas las encuestas de previsiones de voto. Para conseguirlo se confeccionó una campaña de agit-pro repetida sin cesar por todos los medios y altavoces de izquierda que se coordinó rápidamente con los políticos socialistas y las manifestaciones “espontáneas” con casi todos los manifestantes enarbolando exactamente el mismo cartel, y las brutales presiones a los políticos del PP y ante sus sedes. Si era necesario recurrir a la guerra civil se hacía sin más, para eso estaba el canal de Prisa, Localia que emitió el programa durante el día de reflexión. No había límites ni restricciones había que ir con todo y quien tuviera remilgos que se quedara en casa.

Faltaba desactivar las asociaciones de víctimas que eran quienes, sin haberlo elegido, estaban predestinadas a asumir un papel protagonista. No podían ir por libre.

A finales del mes de octubre el Congreso de los Diputados citó a la Asociación de Afectados por el 11-M para que compareciera en la Comisión de Investigación. La Asociación como era lógico comunicó que la entonces presidenta, Clara Escribano declararía ante la comisión. Al día siguiente y a preguntas de un medio de comunicación, Clara Escribano se declaró partidaria de que la Comisión continuara sus trabajos, es decir justo lo contrario de lo que defendían todos los partidos menos el PP. Fue la gota que colmó el vaso y desde la izquierda se orquestó su caída. Para ello y a iniciativa de varios socios se convocó una asamblea informativa para explicar la gestión de la Junta Directiva. La asamblea se celebró el día 8 de noviembre y en ella cuatro de los siete miembros de la Junta Directiva presentaron su dimisión, y provocaron que se constituyera una Junta Gestora. Ese fue el final de Clara Escribano. En la asamblea, el grupo liderado por Pilar Manjón acusaba a Escribano de acaparar la atención en los medios de comunicación y de que había diferencias de argumentación entre heridos (Clara Escribano) y familiares de fallecidos (Pilar Manjón). Sin embargo, tras el relevo la presidencia de la Asociación recayó en Jesús Ramírez, herido en el atentado al igual que Clara, y en los medios de comunicación sólo aparece Pilar Manjón, desde entonces portavoz de la asociación.”

http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=18&t=4513&p=44298&hili

t=clara+escribano#p44298

Aupada Pilar Manjón en la dirección de la Asociación, aquellos que manejaban por entonces los resortes del poder, no se amilanaron para favorecer a la Asociación de Afectados mientras que los medios defensores de la V.O. la conferían un status de icono mediático y se servían de ella. Y como colofón, la designación para representar en el juicio del 11M a su asociación, del mismo abogado que se especializó en defender los turbios casos del Ministerio de Interior cuando Rubalcaba: el bufete de José María Fuster Fabra, que había defendido entre otros a Galindo en el caso GAL y recientemente a los condenados por el caso Faisán. Por lo que estamos acostumbrados a ver en el 11-M no ha de asombrar que Fabra y Ponte comportan despacho, (y que María Ponte sea la abogada de Sánchez Manzano) pero sí que debería encender luces rojas el saber que el único otro abogado que junto a Fabra compartía, defendía y hacía la ola a las tesis de la fiscalía fuera Gonzalo Boyé, abogado que se buscó un hueco en el juico del 11M representando a una víctima, y que si nos fijamos en su siniestro curriculum, fue condenado por colaborar con ETA en el secuestro de Emiliano Revilla y salió en libertad en el 2002. (Un detalle curioso con los que los conspiranoicos suelen alimentar sus películas, su padre fue un significado masón alemán). El empeño en apuntalar la VO de la asociación de Pilar Manjón, de la mano esta vez de Gonzalo Boyé, llegó al extremo de unirse para asesorar a las dos rumanas que supuestamente identificaron a Jamal Zougham en los trenes, y que han sido objeto de juicio por haber prestado falso testimonio. Incluso, asesoraron a las dos rumanas, bastante antes de que su volviera la justicia contra ellas, para que pusieran una querella contra el diario ElMundo, querella que por supuesto perdieron.

A pesar de todos los esfuerzos realizados y de las maniobras rastreras en la oscuridad, (golpe en la asociación, se benefició con todo tipo de prebendas y favores a su asociación en detrimento de las demás, modificación del grado de consanguineidad para pertenecer a la asociación, presiones para impedir que las víctimas ejercieran su libertad asociándose a varias a la vez, propaganda y publicidad gratuita, presupuestos mayores, etc), la mayoría de las víctimas siguieron perteneciendo a la AVT y a la Asociación de Ayuda del 11-M, presidida por Ángeles Domínguez, que mantuvieron y mantienen bien alta su dignidad y la reivindicación de que se hiciera justicia y no se ocultará la verdad.

De todas formas, quienes la encumbraron tampoco contaron con que el excesivo perfil político de Pilar Manjón les jugará malas pasadas:

Amenaza de Pilar Manjón a otra víctima, madre musulmana que perdió a una hija, con cortarle el cuello:

Y que hoy sigue tratando impedir que se sepa lo ocurrido, y no pone obstáculo ninguno a asesorar y defender a las dos rumanas cuyo testimonio sobre la identificación de Zougham en los trenes, está siendo revisado por un juzgado, aliándose con el famoso bufete especialista en defender las causas en la que están implicados los miembros del ministerio de Interior de Rubalcaba o del abogado Boyé, como luego explicaremos.

Sigamos con la campaña del día 12,

  1. Urdaci, sin que esto parezca la comisión del 11-M, ¿cree de verdad que el PSOE tiene una maquinaria organizada y documentada para la emisión de mensajes subversivos a través del teléfono móvil?
  2. Subversivos no, pero de SMS, sí: la tiene. La maquinaria se la instala Telefónica, consiste en un aparato que permite enviar mensajes a listados de móviles. He hablado con la persona que la instaló. Me consta que Pepe Blanco es un tipo muy enterado de este tipo de cosas, y tengo absolutamente contrastado el dato: ese fin de semana salieron 300.000 mensajes de Ferraz; lo que contenían, no lo sé.

Fuente: La Razón 16-1-05

Interesante leer a Eduardo Zaplana referirse a la campaña de agit-pro pasados diez años:” Sin embargo, un hervidero de rumores empezó a propagar que el Gobierno ocultaba información.

Desde el mediodía, esos rumores se extendieron por Madrid y la izquierda se movilizó (puede ser que con hipótesis que alguien les hacía llegar y que a nosotros no nos facilitaban) trasladando la idea de que el Gobierno estaba mintiendo.

El mismo día por la noche tuve que desmentir en varios medios de comunicación el bulo intensamente difundido de que habían aparecido terroristas suicidas, algo que no creo que de buena fe algunos trasladaban como información a los periodistas para conseguir su difusión. (…) “Alguien está jugando con nosotros. No sé quién, pero alguien está jugando con nosotros”. (…) Además hubo algún alto funcionario del estado que tampoco contribuyó a apaciguar la situación, diciéndole a cada uno lo que querían oír. (Esto lo he ido confirmando posteriormente al hablar con algún receptor de aquellas informaciones).

Ahora que nos referimos a Eduardo Zaplana, echemos de nuevo la vista al artículo del 20 de marzo del 2004 del ElMundo:

En Génova, La Moncloa e Interior se escucha la frase y todos tienen la impresión de que el PSOE tiene información propia, más allá de la que va dando el Gobierno.

Esta impresión se refuerza por el hecho de que ministros que están en el centro de las decisiones van conociendo detalles por periodistas y no por sus propios compañeros de gabinete. Por ejemplo, Zaplana recibió una llamada preguntando por la reivindicación antes de que se diera a conocer el hallazgo del vídeo.

Sospecha que se están conociendo datos a través de filtraciones de la policía y de la Audiencia Nacional. El portavoz del Gobierno (Eduardo Zaplana) comenta a un colaborador: Están jugando con nosotros dando noticias falsas y verdaderas. Vamos siempre con la lengua fuera.

La mayoría de periodistas, medios y políticos, muchas veces sin saber en qué participaban o qué era lo que se ocultaba de verdad, pero cegados por un sectarismo cerril, ofrecieron sus altavoces que pusieron a todo volumen para la causa.

Bajo este contexto han de insertarse las barbaridades de Pedro Almodóvar acusando en la radio el 12 de marzo al PP de promover un golpe de estado, en las que luego se reafirmaba: “Tenemos que entender algo terrorífico”, dijo Almodóvar el 16 de marzo de 2004. “El PP estuvo a punto, el sábado a las doce de la noche, de provocar un golpe de Estado. No quiero ser fino ni delicado. No se trata de tirar piedras, pero hay que ver cómo se ha ido el PP. Pero, por fin, volvemos a estar en una España democrática donde se puede hablar claro. Ha sido el pueblo español el que salió a la calle a pedir información y aquello, afortunadamente, no se pudo parar”, o los emails del asesor y edil del PSE Iñaki Pierrugues a líderes de opinión y agrupaciones socialistas en los que relataba un supuesto intento de declarar el estado de excepción para retrasar las elecciones (La Razón, 29/11/2004).

El mensaje que había que transmitir era de una simpleza rayana en lo grotesco, al tiempo que en paralelo se exigía a un gobierno traumatizado información en directo de los avances y del resultado de la complejísima investigación en curso. El objetivo era impactar la opinión pública con dos mensajes que se podían concretar en: “el gobierno del PP manipulaba la información y mentía tratando de engañar a la gente” y “los muertos eran el resultado de la guerra de Irak haciendo responsable de los mismos al gobierno”. El mensaje había de calar antes de que la gente acudiera a votar.

Dentro de esta campaña, en los últimos días, se airea un nuevo elemento que jugó su papel en cuanto a la definición de los SMS, y en la agitación social. Este fue, Pablo Iglesias, el hoy líder del nuevo partido político Podemos que reclama para sí la autoría del mensaje de los SMS: “Aznar de rositas, Urdaci trabjando” y que casi milimétricamente coincide, salvo por el límite del texto de los SMS, que la amenaza de Josu Ternera había proferido antes del 11M:

“Aznar no se iba a ir de rositas”.

https://www.youtube.com/watch?v=dOv3XKBu1Dw

Pero seguía faltando una prueba con cierta entidad, y ese fue el papel que cumplió la cabeza de turco, Jamal Zougham (asunto del que nos ocuparemos más tarde en profundidad). En este contexto no está de más recordar un suceso muy significativo: que no es otro que el brindis con champán al grito de ”hemos ganado las elecciones” que dejó anonadados a los camareros que servían esa noche, tanto llamó la atención el jolgorio que montaron, que el cocinero salió de la cocina para comprobar personalmente lo que estaba sucediendo.

“30-05-2004.- El partido popular pide, entre otras cosas de cara a la investigación de lo sucedido en el 11-M, la relación de llamadas efectuadas-recibidas por el Sr. Rubalcaba, y en especial las referidas a las que presumiblemente hizo esta jueza mientras se celebraba una extraña “fiesta” en un conocido restaurante de Madrid por altos dirigentes del PSOE, para celebrar el final de la campaña electoral.” http://pazdigital.org/new/index.php?op … Itemid=138

El suceso tuvo lugar dos días después del atentado y justo antes de la votación, en el restaurante la Hacienda de Majadahonda, presentes José Blanco, Rubalcaba (que no ha podido negar que estuviera en el restaurante) y Sacaluga entre otros insignes socialistas, y la celebración fue a raíz de una llamada en las que se les anticipaba que un musulmán (Zougham) iba a ser detenido el 13 de marzo por la mañana: Vera anticipó al PSOE que el 13M habría detenciones de islamistas.

Pero no manejaríamos toda la información sino nos parasemos a analizar el rol que jugó ese oscuro personaje de Vera en los días inmediatamente siguientes al atentado, y de quien ese mismo día aprovechaba ElMundo para poner en contexto junto con su papel en el 11-M, La alargada sombra de Vera y las rebajas del 11M:

En contra de la versión inicial incluida en su libro La Venganza, nuestro vicedirector ha descubierto que no fue la ex secretaria de Estado de Seguridad Margarita Robles sino su antecesor en el cargo Rafael Vera quien advirtió el día 12 por la noche a la cúpula del partido de que al día siguiente se iban a producir detenciones de islamistas. Esa información crucial procedente al parecer de «servicios secretos» españoles contactados por la juez francesa Levert- permitió al PSOE y, sobre todo, a sus medios más afines estimular las concentraciones ante las sedes del PP y modular un discurso basado en el «queremos saber» y el «España necesita un Gobierno que no mienta» que causó un profundo impacto en la opinión pública.

Al margen de que las detenciones de islamistas del 13-M se circunscribieran a Jamal Zougham y sus empleados y de que la reciente denuncia de Cartagena sobre las ganas que tenía la Policía de echar el guante a su viejo conocido refuerce las crecientes dudas sobre su implicación real en la masacre, la imagen de Vera coordinando desde un teléfono seguro de Mérida la información policial en beneficio del PSOE no puede dejar de causar una profunda inquietud.

El secuestrador de Segundo Marey, el ladrón de los fondos reservados, fue el amo y señor del Ministerio del Interior durante los largos años del felipismo. Buena parte de sus redes de influencia permanecieron intactas en las altas esferas policiales como consecuencia de la torpe ingenuidad del PP. De ahí, por ejemplo, que el mismo teniente coronel Hernando que llevaba los maletines a Suiza para comprar el silencio de Amedo y Domínguez fuera, ya como coronel, quien dirigiera la unidad de élite de la Guardia Civil que, a través de Zouhier, controlaba a los islamistas que buscaban dinamita en Asturias.

Que la alargada sombra de un hombre sin escrúpulos como Vera, que entonces veía acercarse su ingreso en prisión por el más infame delito que pueda cometer un custodio de fondos públicos, planee sobre esas horas decisivas en las que se encauzó la investigación del 11-M, no hace sino acrecentar las fundadas sospechas de que hubo una trama policial empeñada en manipular las pruebas y engañar a la Justicia.

Pero no solo Felipe González apostaba por la colaboración entre ETA e islamistas, para algunos no pasó desapercibido que Barrionuevo también iba en esa línea. Los siguientes extractos corresponden a preguntas de la diputada Alicia Castro a Rubalcaba.

Alicia Castro: ¿Cuántas veces habló con don Rafael Vera, ex secretario de Estado de Seguridad del Gobierno socialista, entre los días 11 y 14 de marzo?

APR: Creo recordar que hablé una vez. Le voy a decir cómo fue, porque me acuerdo que me llamó Juan Carlos Rodríguez Ibarra y me dijo: Rafael Vera quiere deciros una cosa. Le llamé y me dijo lo siguiente, no sé si fue el jueves o el viernes, eso no se lo puedo precisar. En aquel momento se estaba abriendo paso, sobre todo en la red, la tesis de que ETA y Al Qaeda podían haber colaborado, y me llamaba para decirme que, a su juicio, como experto, que lo es, en la lucha antiterrorista, esa colaboración era imposible. Eso fue todo.

AC: Incluso de sus conversaciones. Por cierto, ¿sabía usted que el señor Barrionuevo el día 12 de marzo fue a ver al señor Galindo a la cárcel y que luego declaró a la Agencia Servimedia que podía haber sido tanto ETA como Al Qaeda?

APR: No, la verdad es que no lo sabía. Sabía que había habido unas declaraciones del señor Barrionuevo en esa dirección, pero no sabía dónde se habían hecho.

Es conveniente recordar que a pesar de que en el 2002 Vera fue condenado a una pena de 7 años de prisión, (malversación de caudales públicos), el 22 de agosto del 2006, cuando solo llevaba 18 meses, obtuvo el tercer grado lo que equivalía de facto obtener la libertad, gracias al informe de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, (cargo político socialista). Suceso que llevó a Alicia Castro «se preguntó si la concesión de “este trato de favor y privilegio” a Vera, “tiene algo que ver con el pago de los silencios del ex secretario de Estado, que sigue teniendo relación y contacto con actuales dirigentes del PSOE”». Según ElMundo, «Castro, además, recordó que fue miembro de la Comisión de Investigación del 11-M “y no puedo olvidar que Rubalcaba admitió en su comparecencia que habló con el señor Vera”, dijo».

O que Pedro Jota admitiera que había gato encerrado en la concesión del indulto a Vera en otro de sus indispensables artículos en nuestra hemeroteca: De los GAL al 11M

«Aquí hay gato encerrado y tal vez no sea tanta “estupidez” como le parece al siempre faltón Álvaro Cuesta [diputado del PSOE] que su paisana, la diputada del PP Alicia Castro, lo busque por las sentinas de la encallada nave de la investigación del 11-M. No porque resulte en sí mismo relevante que Rubalcaba –siempre Rubalcaba– hablara el día de la masacre con Vera. Ni siquiera porque la visita simultánea de Barrionuevo, Corcuera y el propio Vera aquella misma tarde al encarcelado Galindo sea uno de los enigmas más inquietantes de la trágica jornada. […] No, la pista que tiene todo el sentido rastrear es la relación entre los actuales mandos policiales presuntamente implicados en la manipulación de pruebas que ha infectado desde el principio hasta el final la instrucción del sumario del 11-M y ese pasado bochornoso en el que Vera reinaba como un auténtico Príncipe de las Tinieblas sobre los aparatos de la seguridad del Estado. Sabemos, y no es poco, que el mismo coronel Hernando que jugó con la cometa de la trama asturiana de los explosivos hasta extremos aún pendientes de averiguar, había sido –para escarnio de ese PP bobalicón que le mantuvo en el cargo– el hombre de los maletines que pagaba en Suiza a las esposas de Amedo y Domínguez. Lo que no sabemos, en cambio, son los vínculos, lazos, conexiones, fidelidades y lealtades de comisarios como Telesforo Rubio, Juan Jesús Sánchez Manzano, Alfredo Ruiz o Miguel Ángel Santano. O los puentes existentes entre algunos de ellos y los mandos del CNI que pudieron contribuir a perfilar la cada día más descuajeringada versión oficial de la masacre».

Recordemos que el gobierno sigue apostando por la autoría de ETA, que los indicios de la participación que apuntarían a islamistas son endebles según corrobora e informa la cúpula del CNI en documentos posteriormente desclasificados, que dos líneas de investigación se abren desde que en la kangoo aparece en el registro un casete con versículos del Corán en árabe, a pesar de que la policía junto con el CNI consideran que el hallazgo de la cinta no supone ningún cambio en cuanto a las sospechas de la autoría de ETA.

Informe del CNI de las 4 de la tarde del 11-M:

«Se considera casi seguro que la organización ETA es la autora de estos atentados. Lo avalan las siguientes circunstancias: ETA tenía intención de hacerse presente en la campaña electoral por medio de la realización de atentados terroristas en Madrid para demostrar su capacidad operativa y por el impacto mediático y propagandístico que consiguen”. “A falta de resultados de los análisis de los artefactos, el procedimiento es el que ETA ha empleado en buena parte de las acciones terroristas que ha realizado o ha intentado en los últimos años. En este sentido, hay que recordar la intención de hacer volar el tren Madrid-Irún las pasadas Navidades mediante maletas bomba”. “…con los datos disponibles hasta el momento, no puede afirmarse que alguna organización ligada a la Yihad Internacional pudiera ser responsable de la ejecución de estos atentados. … Falta una de las huellas más significativas de este tipo de atentados: el terrorista suicida.»

Dos días después, el CNI aún mantenía que no estaba en condiciones de respaldar o rechazar ninguna de las dos grandes alternativas en presencia.

«Ni antes ni después del atentado se ha detectado absolutamente nada, ni dentro ni fuera de España, que pudiera indicar una preparación o satisfacción por lo que ha ocurrido. El silencio es total, como atestiguan todos los contactos mantenidos con los servicios de inteligencia de nuestro entorno o el mundo árabe. Nadie ha detectado nada ni antes ni después, y eso que la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) de Estados Unidos lleva veinticuatro horas dedicada a este tema con la máxima prioridad»

La campaña de intoxicación no podía sin embargo alcanzar sus objetivos sin pruebas sustantivas y de peso que inclinasen la balanza. Había que manipular las pruebas y teledirigir la campaña coordinados con las filtraciones a los medios y retroalimentando la propaganda.

Y es a partir de cuatro elementos nucleares, apuntalada y retroalimentada por estos, que se configura y desarrolla la campaña de agitación social: la kangoo, la mochila, el suicida y la detención de Jamal Zougham.

Pero para ello, había que ponerse en marcha sin tardanza y de entre los medios que podían llevar la batuta se escogió la radio por su inmediatez y porque sus intereses se confundían con el de los socialistas, ese fue el papel de la cadena SER.

El Manifiesto de la Gran Vía

(atribuido a trabajadores de la Cadena SER que difundieron por la web):

 

1º. El jueves, 11-M, cuando el número oficial de muertos por el atentado aún no llegaba a los 45, el director de informativos de la SER, Daniel Anido, instó a dos redactores a que privilegiaran la tesis de que la autoría del atentado era “confusa”.

Cuando uno de ellos le replicó que parecía evidente que era ETA, porque el propio lendakari había salido a las nueve y media ante los medios a cargarle los muertos a la banda, Anido responde en los siguientes términos: “Si es ETA, el PP arrasa. Si es Al Qaeda, podemos ganar las elecciones. De modo que la autoría, desde ahora, es confusa”.

2º. Todas las “exclusivas” que ha difundido la SER han llegado “desde arriba” y con instrucciones precisas en cada momento de cómo y cuántas veces repetirlas, o, en palabras de Carlos Llamas, “machacar con el tema hasta que machaquemos al PP”. La redacción de la cadena SER no ha tenido parte alguna en la consecución de las famosas “exclusivas”.

El brillante equipo de investigación era sólo uno, Antonio García Ferreras, permanentemente comunicado telefónicamente con dos personas: el ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, y el dirigente del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. Según se comentaba en la redacción, Vera pasaba información, Rubalcaba la transformaba en munición contra el gobierno y Ferreras pasaba recado a Daniel Anido.

3º. La historia del “terrorista suicida” nunca tuvo el menor fundamento. Muchos redactores de la SER conocíamos su procedencia y su intención: decantar definitivamente la balanza de la autoría hacia Al Qaeda y sembrar la duda sobre toda la información oficial que procedía del gobierno.

Un periodista de la SER se quejó a Daniel Anido de que se divulgara una información cuya fuente nadie conocía (salvo Antonio García Ferreras) y que carecía del mínimo contraste.

La respuesta de Anido fue: “Hay que apretar porque se nos acaba el tiempo (en referencia a las elecciones del domingo), así que los deontólogos y los acojonados ya os podeis ir a casa”. Cuando el periodista sugirió hacer alguna llamada a sus propias fuentes para contrastar la noticia, Anido le mandó, textualmente, a “tomar por culo”.

4º. Una vez que la SER empezó a difundir la “noticia” del terrorista suicida, el Instituto Anatómico Forense llamó a la redacción para pedir, primero, y exigir, después, que dejáramos de decir falsedades. Se le garantizó a la persona que llamaba que la información era correcta, a lo que ésta replicó que era un “completo embuste” y pidió que le dieran el nombre de un solo forense que acreditara la información. La respuesta de la dirección de Informativos de la SER fue preguntarle a qué venía tanto empeño en defender al gobierno, para colgarle el teléfono a renglón seguido.

5º. El malestar del equipo de investigación de la redacción de la SER aumentó aún más cuando se decidió “informar” el sábado de que el CNI había sostenido desde el principio la autoría de Al Qaeda. Por dos fuentes distintas, un redactor de la SER había confirmado que el CNI, como la policía, se había movido durante la mañana del jueves en la convicción de que era

ETA, y sólo al aparecer la cinta con los versos del Corán empezó a corregirse el tiro. Aún el viernes por la mañana, la impresión de las fuentes de la SER en el CNI apuntaban prioritariamente a ETA.

Pese a saber todo esto, el director de Informativos, Daniel Anido, ordena que se vaya “a saco con lo del CNI”, porque sólo queda un día y hay que “joder del todo a Rajoy”, afirmación que hace imprudentemente en presencia de un técnico de sonido que se atreve a murmurar viva el periodismo independiente”, a lo que Anido responde que, en este caso, “el fin sí justifica los medios”.

6º. Cuando empezamos a difundir la “noticia” de que el CNI sabía desde el principio que era Al Qaeda, el propio director del Centro, Jorge Dezcallar, se pone en contacto con Antonio García Ferreras para pedirle explicaciones. La conversación fue, al parecer, bastante tensa. Dezcallar exige una rectificación y Ferreras le advierte de que “no intente montar un numerito contra la SER” porque entonces “te vamos a machacar en antena”. Dezcallar opta por hacer un desmentido a la SER en declaraciones a la Agencia EFE, pese a lo cual la SER sigue sosteniendo a sabiendas la falsa información sobre el CNI y sus iniciales sospechas.

7º. Ya en la mañana del sábado, Daniel Anido comenta que, por la tarde, “le van a pitar los oídos al cabrón de Aznar”. Añade que “se va a montar una buena en Génova”. A media tarde, cuando comienza la concentración ante la sede del PP, Anido da la consigna de que se hable siempre de “concentraciones espontáneas” y que se vaya reforzando la cobertura del acto a medida que avance la tarde, para justificar que se levante Carrusel Deportivo y se emita un especial informativo que, en realidad, empezó a prepararse por la mañana, cuando se fue avisando a los tertulianos más beligerantes de Hora 25 para que estuvieran en Gran Vía 32 a las nueve y media.

“Toda la artillería”, en palabras de Anido y Ferreras. “Hay que sacar a la calle a media España para ponerle la soga a la estatua de Aznar y derribarla” (en referencia a la imagen del derribo de la estatua de Sadam Husein en Bagdad). Mientras Anido veía las imágenes de CNN+ desde Génova, con los antidisturbios desplegados, llegó a decir: “Si tenemos la suerte de que éstos intenten disolver la manifestación cargando, ¡ganamos la guerra!”. El resto, es bien conocido.

Posdata. La credibilidad de quienes trabajamos en la SER ya sufrió bastante cuando “nombramos” sucesor a Ángel Acebes. Pero ahora la han terminado de rematar. No existen las fuentes. Sólo existe la intoxicación desde arriba. Funcionamos a base de consigna diaria y “el que se mueva, no sale en la foto”.

Algunos redactores estamos hartos de nuestros “Urdacis” particulares, dos talibanes obsesionados por derribar gobiernos que se llaman Ferreras y Anido. No nos gusta que nos utilicen para sus guerras políticas, ni que ataquen a otros medios de comunicación y a otras cadenas de radio a las que Los redactores de base debemos muchos favores. Pero, claro, ni la prensa ni la televisión hablarán nunca de lo que está pasando aquí. Ni Almodóvar, claro. Como dijo el técnico, “viva el periodismo independiente”.

Estas fueron las justificaciones del diario El País a las primicias de la SER:

La SER basa esta información en la fiabilidad de la primera fuente que pone a esta emisora sobre la pista y que se trata de un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado que había anticipado a la redacción de la SER cuatro informaciones clave de ese primer día, que se acabaron confirmando: la existencia de una furgoneta, que en la misma se habían encontrado detonadores de los que no utiliza habitualmente ETA, una cinta con versos coránicos y restos de explosivo que no eran Titadyne.

La SER no ofreció la información de forma inmediata, sino que la contrastó en dos fuentes más de las fuerzas de seguridad y una más, cercana a los hechos.

Las tres versiones coincidían. La SER supo además que la policía se había interesado por los efectos de los explosivos en los cuerpos de los suicidas, y que se sospechaba de un cuerpo que aparecía en el torso con manchas de color verdoso, que tiempo después los análisis confirmaron que eran restos del contenido de un extintor.

Otra fuente totalmente fiable para la SER había escuchado una conversación sobre la hipótesis del suicida que se había desarrollado aquella tarde en la estación de Atocha, en la que participaron dos responsables de seguridad y un alto cargo de una empresa pública. Entre los presentes se encontraba uno de los máximos responsables de la investigación policial en ese momento, cuyo nombre la SER se reserva.

Se les olvidó aclarar en el primer párrafo que si los detonadores que aparecieron en la kangoo (no olvidemos dónde) nos los utilizaba ETA, sin embargo, resultaba que el modelo de furgoneta era uno de los modelos predilectos de la banda con el que cometió varios de sus atentados y siguió cometiendo pasada esa época.

La puntilla llegó con el vídeo de reivindicación el 14 de marzo 2004, con contenido claramente islamista en el que se reivindica el atentado. Un varón árabe avisa en una llamada a Telemadrid de su colocación, papelera entre Mezquita M30 y tanatorio.

En paralelo, “en un nuevo comunicado remitido al diario ‘Gara’, ETA ha reiterado que no tiene ninguna responsabilidad en los atentados del 11-M”.

       

7.2.        La Kangoo y el Skoda.

Como podremos comprobar lo más razonable es que la Renault kangoo fuese utilizada por los colocadores y uno de los vehículos en el que los terroristas llegan a la estación de Alcalá. Basta un vistazo a las líneas afectadas y a los horarios para deducir que es también Alcalá la estación que mejor encaja como punto de partida, desde la cual dividirse en los tres trenes (y de uno de las siguientes estaciones se salta al 4º).

Cronología de la Kangoo (aportaciones de anacarol)

28-02-04 Denuncia robo Kangoo en Comisaria Tetúan. Había denunciado sustracción llaves en abril/mayo. Hora del robo aprox.: 23:00 del 27 a las 01:00 del 28 de febrero, lugar C/Aranjuez, 15.

11-03-04 Sobre las 10.30 hrs. se recibe llamada sobre existencia de la Kangoo en Alcalá de Henares (testigo dice que sobre las 7 hrs ha visto bajarse de la furgoneta a 3 individuos con mochilas/bolsas y dirigirse posteriormente a la estación de Alcalá de Henares)

 

La brigada llega poco antes de las 11 hrs. al lugar y la policía ya había acordonado la zona.

El CNP 80.447 declara que estuvo en el lugar en todo momento hasta que se trasladó la furgoneta a Canillas y que custodió en vehículo policial a la grúa que hizo el traslado.

CNP 74.021: A la unidad Canina les avisan sobre las 11’30 y llegan sobre las 11’45 hrs. examinó la kangoo exteriormente con dos perros comunicando resultado negativo. EL CNP 75.039 hace inspección ocular exterior no apreciando nada extraño. Se fuerza el portón trasero con una palanca para que el perro examine el interior. La inspección duró 3 o 4 min con resultado negativo. Se cierra el portón y se precinta.

Llega la grúa para trasladar la furgoneta. Tienen que entrar para quitar la marcha que tiene metida, para lo cual el CNP 75.039 se introduce por el portón trasero y levanta el seguro de la puerta delantera derecha desde atrás. Sale de la furgoneta y abre la puerta delantera para poner la palanca en punto muerto

A las 15’30 aprox. llega a Canillas (según Auto de procesamiento) los CNP 75036 y 59151 realizan preinspección. Se localizan 61 evidencias. Avisan a los Tedax para que se hagan cargo del material encontrado (detonadores, etc.). Se procedió a la recogida, fotografiado, empaquetado y traslado a las dependencias de las Actuaciones Especiales de todos los efectos.

Entre las evidencias se encuentran:

  • bolsa de plástico azul claro.
  • sustancia gelatinosa color blanca “tipo dinamita”.
  • detonadores eléctricos con capsula de cobre, rabizas roja y azul, tapón de estancamiento color turquesa y un “5” inscrito en culote de detonador.

 

11-3-04  a las 23’40 hrs. Se recibe fax en el juzgado de la Secretaría de Estado de Seguridad informando de localización de kangoo.

14-3-04       La policía envía a FBI fotos a mayor resolución de las huellas encontradas en la bolsa de la kangoo.

15-3-04  Comisaria central de información: email interno con nota informativa en la que el comisario Jefe de la Unidad de Desactivación de explosivos manifiesta indicios coincidentes entre objetos de la kangoo y la mochila de El Pozo.

17-3-04  Solicitud al juzgado por parte de la Unidad de Comisaria General de Información, firmada por Julián González Segador, de tráfico de llamadas entrantes y salientes del teléfono fijo del dueño de la kangoo (915343600).

Así como solicitud de Tráfico, titular y observación telefónica el 630877199, ya que las actuaciones practicadas sobre ese número han averiguado que corresponde a Israel Lxxxx xxxxxxx, de Avilés, que podría tener relación con individuos detenidos.

Mismo día (17-3-04) Olga Sánchez da orden a Telefónica de lo anterior.

19-3-04  FBI identifica huella de la bolsa encontrada en la kangoo como perteneciente al americano convertido al islam, Brandon Mayfield.

20-03-04              FBI comunica identificación de huella a Interpol.

22-03-04  Policía española comunica al FBI su escepticismo en la identificación de la huella.

25-03-04  Llega a Madrid agente del FBI para que no se filtre a la prensa la información sobre Brandon Mayfield.

19-05-04              Policía identifica huella de la bolsa con Daoud Ouhnane.

22-05-04  Agentes FBI llegan a Madrid para aclarar discrepancia con la identificación de la huella.

24-5-04  FBI declara que la huella no tiene valor de identificación. Se retiran cargos contra Brandon Mayfield.

24-5-04  Informe laboratorio Químico analítica CGCP del CNP sobre comparativa bolsas Kangoo-Leganés-Mochila: Diferencias entre ellas, pero la nº 57 (Kangoo) y la 116a (Leganés) tienen mismo comportamiento analítico.

11-06-04  Informe de Unidad de desactivación de explosivos: Relaciones y similitudes entre sustancias. Todos los detonadores encontrados eran eléctricos, de retardo de 500ms y fabricados por UEB (incluidos aquí los detonadores hallados en la Kangoo, 7 en total, de los cuales 2 eran de aluminio tipo 3, que se sirven exclusivamente a la empresa Caolines de Merillés).

Los perfiles genéticos encontrados en la Kangoo correspondían a:

Asrih Rifaat Anouar (guante azul), Allekema Lamari (bufanda de cuadros), Abdennabi Kounjaa (guante lana azul), sin embargo, no aparecen en el propio vehículo de lo que se deduce que o bien iban cubiertos y con guantes al manipular las puertas, llaves y volante o bien se limpió a conciencia para ocultar otras.

 

 

 

Partimos por lo tanto de un dato que suele desconocer el público en general: la Kangoo se roba a pocos metros del lugar de trabajo de Serhane, la inmobiliaria de los sirios.

Cuadro aportado por Arroweco en el foro

Como todavía hay mucha gente que simplifica en demasía o suele caer en razonamientos equivocados y no entiende lo ocurrido con la Kangoo, es conveniente que usemos la lógica para abordar este tema.

Tres posibilidades.

  1. Kangoo falsa, relleno falso.
  2. Kangoo verdadera, relleno verdadero.
  3. Kangoo verdadera, relleno falso.

La cuarta la descartamos por absurda.

La primera hipótesis implicaría que fue una casualidad de la que se aprovecharon gracias a que un portero, que evidentemente no estaba compinchado con el CNI, llamó la atención sobre la furgoneta por un comportamiento sospechoso de los ocupantes de la misma que la abandonaron para dirigirse cargados a la estación de tren.

En este caso el primer absurdo surge cuando nos planteamos la primera pregunta lógica. ¿Si los ocupantes no estaban relacionados con el atentado, por qué no vuelven para recogerla?

Segunda cuestión: partiendo en todos los casos de que la Kangoo fue sobrevenida, es decir que no fue planificada por los autores del encubrimiento (resulta evidente porque se habría preparado de forma totalmente distinta y sin riesgo de relleno posterior), ¿para qué vas a rellenarla después y no antes de colocarla?

No cabe otra conclusión, que descartar, kangoo falsa, relleno falso.

La siguiente hipótesis plantea que la kangoo fue utilizada por parte de los que colocaron los artefactos, (el punto de origen de Alcalá cuadraba con la distribución de bombas al coincidir los distintos recorridos en esa estación), que el avistamiento del portero fue casual como lo fue su llamada y que la taquillera tampoco miente. Parece razonable.

En este caso, lo único que no cuadra son las divergencias en cuanto al relleno y en particular de un resto de cartucho goma2eco en la calle Infantado de Alcalá, (abierto, por tanto) que los perros no huelen, y eso que uno de ellos entra en el vehículo por el portón trasero.

Y llegamos al último que es el único que cumple las reglas de la lógica, el relleno forzosamente tuvo que darse en el laboratorio que la recepciona, durante esos 45 minutos que permanece “desaparecida” (basta comparar las incongruencias temporales entre los dos informes policiales), y que casualmente fue el garaje del laboratorio de Sánchez Manzano. Ya hemos podido comprobar que el resto del cartucho y la goma2eco que el laboratorio entrega para cotejar provienen exactamente del mismo paquete, (metenamina y granulado almidón).

Veamos ahora con más detalle lo que pudo pasar:

Como no tiene sentido especular que estuviera compinchado o mintiera el portero que sospechó (ya había ocurrido el atentado) y denunció a la policía al ver un extraño comportamiento de tres personas cargados con mochilas bajar de la furgoneta, podemos afirmar sin temor alguno a equivocarnos, que nunca un operativo reposaría en la probabilidad de que el comportamiento de los pasajeros de la kangoo despertara el interés de un portero o de cualquier otra persona que por allí pasara.

Es en su contenido sobre el que se ciernen, sin embargo, dudas más que justificadas.

El policía que vio vacía la furgoneta Renault Kangoo del 11M está destinado ahora en El Salvador cobrando unos 6.000 € netos al mes

Recordemos su periplo, el vehículo aparcado en la calle Infantado de Alcalá es registrado exhaustivamente por policías y perros adiestrados especialistas en detectar explosivos que suben al vehículo desde el portón trasero, y no ven nada que les llame la atención y tampoco los perros huelen explosivos. Sobra decir que a la más mínima duda de que en el vehículo pudiese haberse encontrado signos de explosivos, que este no habría recibido autorización para ser remolcada por medio de la ciudad.

 

La kangoo empieza a ser remolcada

Posteriormente es recogido por un gruista profesional que lo remolca hasta el garaje de los TEDAX (Sánchez Manzano) de la comisaría de Canillas, donde, según declara el conductor, espera una mujer agente y en el garaje alcanza a ver varias bolsas azules colocadas sobre mesas. Desde su entrega hasta que la hora especificada en los informes policiales hay 45 minutos sin controlar durante los cuales se desconoce qué pasó.

En el registro de la furgoneta kangoo, ya en Canillas, aparecen varios objetos de su anterior propietario, un casete conteniendo versos del Corán, un detonador y un culotte de un cartucho de goma2eco, que los perros inexplicablemente no supieron detectar en Alcalá.

Mientras tanto, en la cadena SER se daban prisa en difundir la noticia y en advertir de que el explosivo no era el titadyne de ETA:

” En la furgoneta encontrada en Alcalá de Henares se han encontrado restos de una sustancia explosiva que, aunque aún está siendo estudiada no es titadine, algo habitual en ETA, además en una de las mochilas que no ha explotado ha aparecido un teléfono movil”

 

En cuanto a la mochila se referirían seguramente a la inspeccionada por el policía municipal Barrero.

 

Aprovechando que hablamos de Alcalá y de la kangoo, hagamos un importante inciso para referirnos al Skoda Fabia, mat. 3093 CKF, que el CNI intentó colar el 13 junio 2004 que es cuando “aparece” como segundo vehículo que utilizaron los autores materiales para llegar a Alcalá, y que quedó acreditado que era totalmente falso que ese vehículo estuviera aparcado a 20 metros del kangoo el 11-M (supuestamente habría debido estar aparcada a cinco coches máximo como se muestra en la fotografía). La prueba más evidente la ofreció la Guardia Civil que rechazó que estuviese el 11M, puesto que ellos habían comprobado exhaustivamente todos los vehículos de la zona (incluso en registros efectuados dos días después localizaron un vehículo robado) y los policías habían tomado fotografías en un radio muy superior.

 

Esta es una de las fotografías que tomó Telemadrid el 11M y se les escapó a los colocadores del skoda. Busquen si quieren el skoda (a 20 metros afirmaron de la kangoo) el 11M, porque no lo encontraran.

 

 

 

Aquí estaba meses después y es dónde nos quisieron hacer creer que estuvo también el 11M:

 

 

Aunque esté meridianamente claro que el skoda no estuvo aparcado el 11M en Alcalá, no está de más recordar

que también la guardia civil realizó durante el 11 y el 12, una barrida de la zona que le llevó a identificar un vehículo robado, y como consecuencia avisar a la policía para que procediesen a retirar el vehículo.

 

Declaraciones durante la comisión de Investigación de Faustino Álvarez Solá – teniente coronel de la Guardia Civil, Jefe de la Unidad Central Especial (UCE-2) de la Guardia Civil. Dirige la Unidad Central Especial número 2 del servicio de información, que se dedica, entre otras cuestiones, a intentar poner coto al resto de las amenazas desestabilizadoras que no tengan nada que ver ni con ETA ni con todo su entorno: “No, pero, por ejemplo, en el sitio donde apareció la furgoneta a los dos días encontramos nosotros un coche robado”, “He dicho en algún caso concreto ya el hecho de encontrar un coche robado en la estación donde apareció la furgoneta que luego parece que tiene que ver con los hechos. Una vez que se tenía convencimiento de que era un coche robado, se puso en conocimiento del Cuerpo Nacional de Policía y ellos fueron los que lo retiraron y se lo llevaron, por ejemplo.”

 

Repasando la historia muy resumida del skoda:

Septiembre 2003: se denunció el robo del Skoda. Sustraído por un chileno en Valencia, lugar donde residía Safwan Sabagh y durante un tiempo Allekema Lamari e iba y venía conduciendo ese coche Mohamed Afalah (de ellos aparecen huellas cuando es inspeccionado).

13 marzo 2004: los hombres de la Unidad Central Especial (UCE-2) de la Guardia Civil encuentran un coche robado cerca de donde se encontró la Kangoo.

13 junio 2004:               El Skoda “aparece” por arte de birlibirloque.

  1. Si “aparece” a 20 metros de la Kangoo, (según el escrito de la fiscal, no del juez)
  2. Si el Skoda es invisible para la UCE-2 pero visible para el CNP…

Por lo tanto, es evidente que el Skoda no estaba allí el 11 de marzo de 2004 y se tuvo que llevar necesariamente entre el 13 de marzo y el 13 de junio. El juez no podía admitirla como prueba, como así ocurrió y eso a pesar de los intentos de la UCIE para “colarla”.

Una reflexión, es muy sorprendente el atrevimiento de quienes colocan el vehículo y tratan de hacerlo pasar como si hubiera estado el 11M. ¿Qué les hacía pensar que los demás policías y la guardia civil iban a tragar con un montaje tan burdo? Si se sentían tan seguros y envalentonados, ¿en qué otros montajes participaron?

 

Las huellas y las notas del Skoda señalan a Lamari, Mohamed Afalah y Safwan Sabagh (otro confidente), mientras que la huella que aparece de la kangoo en la bolsa de los detonadores (después de llegar a la comisaria de Canillas y ser inspeccionada en el garaje de los TEDAX de Sánchez Manzano) debajo del asiento del conductor es de Daoud Ouhnane.

 

Aunque quisieron hacer parecer que el asunto no tuviese mayor importancia, lo cierto es que nos encontramos ante una de las pruebas más evidentes de la colaboración y uso de confidentes y la manipulación de la investigación judicial más grave de nuestra historia más reciente.

 

Las razones para arriesgarse a situar el vehículo skoda en el escenario muy probablemente se debieron a la necesidad de reforzar la mochila y de apuntalar la participación de Allekema Lamari. Sin descartar que tuviese también como objetivo validar la verosimilitud de la mochila nº13 puesto que era evidente que, si esta pesaba 12 kilos (hipótesis oficial con la goma2eco), era prácticamente imposible que las 12+1 bombas, que sumarían 156 kilos, divididos por los tres acarreadores de la kangoo daría dos con unos 48 kilos en cuatro mochilas y uno con cinco mochilas y 60 kilos a cuestas, harían inverosímil que su manipulación no levantara sospechas.

 

De hecho, y me inclino por ello, no sería aventurado especular que el skoda hubiese sido el segundo vehículo utilizado por los colocadores que llegaron a Alcalá, y que, al contrario de la kangoo, se lo hubiese llevado el conductor, que el CNI lo recuperara con ayuda de sus infiltrados y lo recolocara meses después. Es decir, que el skoda fue una de las pruebas reales pero manipuladas, en este caso recolocada en lugar distinto de donde la encontraron. Por ese motivo, al chileno que lo había robado en Valencia, se le expulsó sin darle ocasión de ser interrogado.

 

Que se intentase engañar al juez y a la opinión pública y que nadie fuese procesado por ello equivale ni más ni menos a aceptar la impunidad de los funcionarios de los cuerpos de seguridad que delinquen para manipular la investigación del 11-M.

 

Lamentablemente la instrucción está plagada de ejemplos. Aunque si preocupa mucho el no respeto a la ley de la policía judicial, peor fue la promesa incumplida del juez Gómez Bermúdez a las víctimas, cuando se comprometió a “enviar caminito de Jerez” (es una famosa cárcel) a aquellos policías que hubiesen prestado falso testimonio o incumplido la ley.

 

La pregunta que volvemos a subrayar y a cualquier persona le viene a la cabeza es: si se hizo una vez (demostrado con el Skoda), ¿Cuántas veces más se pudo volver a intentarlo, y de ellas, cuántas tuvieron éxito?

 

Y una última reflexión, siendo evidente que el Skoda fue utilizado por los identificados como autores materiales pero que no estaba aparcado el 11-M en Alcalá, ¿Quién lo colocó para engañar? ¿Fue el confidente Afalah, el mismo que alquiló el piso de Leganés siguiendo órdenes? ¿Los mismos que proporcionaron la tarjeta que se insertó en la mochila 13, que se tuvo que fabricar deprisa y corriendo, lo que provocó que incurrieran en errores de apreciación de los efectos de las explosiones, como fue el incorporar metralla?

 

Alonso, Ministro de Interior se comprometió a aclararlo. Hasta hoy.

 

Al ex-Ministro José Antonio Alonso, habría que recordarle que tampoco cumplió el otro compromiso que hizo, iba a resolver la profanación del cadáver del GEO. En el 2012 abandonó la política alegando motivos personales.

       

7.3.         La Mochila nº 13.

Mariano Rajoy, 2006: “Hoy ha aparecido un dato que es bueno que se aclare, porque toda la investigación y todo el sumario que está dirigiendo el juez Del Olmo parte de una mochila que estaba en un tren [de los atentados del 11-M]. Ahora se nos dice que esa mochila no estaba en el tren. Se lo dice un policía al juez Del Olmo”.

Rajoy se preguntó: “¿Dónde estaba la mochila? ¿Quién la puso allí?”. Y se contestó: “Esto es enormemente grave. La obligación de la policía es explicarlo”. E insistió: “Si no estaba, ¿quién la puso allí? Requiere una aclaración”. El líder popular llegó a su propia conclusión: “Es que, si esto se confirma, podría anular la investigación y podría anular el sumario. Esto hay que tomárselo muy en serio. Que se sepa si es verdad o mentira. Esto lo ha declarado al juez un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía que estaba, en ese momento, al frente de las operaciones”.

 

 

Para llevar a cabo el encubrimiento se fabrica una mochila de prisa y corriendo para que se inserte en el circuito y que aparece por arte de birlibirloque en la comisaria de Puentes de Vallecas, dirigida por el comisario Rodolfo Ruiz, conocido simpatizante socialista que en sus antecedentes no dudó en protagonizar actos delictivos por defender a políticos socialistas (falsa agresión al por entonces ministro Bono durante una manifestación de víctimas del terrorismo) habiendo sido juzgado y condenado por la audiencia provincial por un delito de coacciones, detención ilegal de falsificación de documento público, absuelto por el Supremo y que acabó cobrando del CNI a través de una empresa fantasma (Fuente: Información de Antonio Rubio en ElMundo). El comisario Rodolfo Ruíz fue ascendido por el Gobierno del Psoe ya en el poder.

La precipitación y el desconocimiento de quienes fabrican la mochila sobre cómo estaban fabricados los artefactos de los trenes queda patente al incorporar la metralla en el artefacto. Metralla que se comprueba posteriormente por los expertos que no formó parte de los artefactos.

http://blogs.libertaddigital.com/enigmasdel11m/entrevistaconcarmenbaladia2807/ http://blogs.libertaddigital.com/enigmasdel11m/entrevistaconcarmenbaladiaii2825/

La ausencia de la metralla lo corroboró además entre otros quien asistió a la detonación de uno de los artefactos que no explotaron: Sub-Inspector del C.N.P. con carné 66.478, miembro del TEDAX destinado en la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NBQ:MOCHILA/ARTEFACTO EXPLOSIVO DEL PRIMER VAGÓN DEL TREN DE ATOCHA (21 de noviembre de 2005) Que una vez que estalló el artefacto, cree recordar, que se recogieron vestigios de los restos del vagón ya que se encontraba todo muy contaminado de residuos existían piezas metálicas e incluso electrónicas, aunque el dicente se introdujo en la parte de abajo para buscar algo pero no encontraron nada, ni incluso metralla. Que no recogió metralla ni apreció que hubiera, a la vista, metralla incrustada en las partes del vagón. Del Auto de Procesamiento, página 50.

Pero sí recogieron restos como nos contó otros de los Tedax presentes, que ellos pudieron intuir pertenecían al artefacto electrónico. No sería de extrañar que entre estos restos estuviera la tarjeta chamuscada que una pareja de policías enseñó a Maussili Kalaji, el policía que liberó los móviles de los trenes, los cuales han desaparecido (hablamos en otro momento de este aparentemente extraño suceso, pero con evidente explicación).

Dando por hecho que no estaba preparada con antelación al 11M, la pregunta que nos tenemos que hacer es quién tiene los conocimientos para fabricarla, capacidad de acceder al móvil y las tarjetas del lote, la goma2eco, la mochila, sabía de Jamal Zougham, todo en tan corto espacio de tiempo, junto con la voluntad y decisión de poner en marcha uno de los eslabones más importantes del encubrimiento.

¿Pero de dónde sacan aquellos que fabrican de prisa y corriendo la mochila, el móvil TRIUM T-110 que efectivamente fue adquirido por los “artistas invitados” pero que no se podía saber en ese momento, y la tarjeta de Zougham, a no ser que tuvieran relación directa o indirecta, con los autores materiales? (Este es el tipo de preguntas que rehúyen los seguidores de las teorías alternativas).

 

Un inciso, el policía sirio Maussily Kalaji tenía formación técnica de haber cursado estudios de ingeniería electrónica, fue quien había liberado los móviles usados en los artefactos de los trenes (los TRIUM T-110 que se compraron en la tienda de los hindúes por “los artistas invitados” que hablaban en un idioma cuyo dependiente identificó como búlgaro y que no reconoció en ninguna fotografía entre los islamistas que le presentó la policía) y lo que es un agravante si cabe, tenía relación directa con los islamistas. Probablemente estos fueron los motivos por los que, en un primer momento, la policía recomendara al juez Del Olmo que mandase detener a Kalaji por el 11-M, pero sin embargo no se atrevió y nada se hizo contra el ex-policía y el ex CNI.

Centrémonos más en los detalles que rodean a Maussily Kalaji:

  • Conocía personalmente a Abu Dahdah. Y gracias a él, a su confidente infiltrado, Garzón realizó la Operación Dátil.
  • Relaciones ¿al menos? indirecta con la mano de obra de los 7 de Leganés, muy directa con otros imputados iniciales que sí les conocían y trataban.
  • Atesoraba conocimientos técnicos por su segundo trabajo. Era ingeniero electrónico. Liberó los móviles del atentado.
  • Fue escolta de Garzón, mientras su hermana, que era traductora de la CGI, venía advirtiendo de la peligrosidad de Serhane a la policía.
  • Inicialmente la policía sospechó que fue él quien ensambló los artefactos de los trenes.
  • Se presentó a declarar, señalando que la mochila13 era del mismo lote, cuando según las fuentes que consultó ElMundo era imposible que lo supiera en esos momentos.
  • La policía le mostró restos chamuscados de los móviles de los trenes para saber si correspondían al lote de los que manipuló en su tienda.
  • Era de ideología de izquierdas, buscaba favorecer al Psoe, y aconsejaba a los musulmanes que se afiliaran al partido. Sería otro preocupado por la orientación del voto si estuviera en medio la ETA. No tenía reparos en confesar:“Dice que no pertenece al Partido Comunista Sirio, aunque sus ideas eran muy afines”.
  • Trabajó para el CNI y en la policía. Era sirio nacionalizado español.
  • Su ex-esposa policía destinada en Alcalá es una de las primeras agentes en llegar a la zona donde estaba aparcada la Kangoo el 11-M.
  • Y lo que es casi tan importante como el resto de consideraciones, conocía de Jamal

Zougham (antecedentes) por su trabajo policial, por haber sido testigo en la Operación Dátil, por Mouhannad Almallah y a través de Abu Dahdah para saber que era el candidato ideal, sabiendo lógicamente que fue el locutorio de Jamal Zougham donde se vendieron los móviles que él liberó. Recordemos además que es Abu Dahdah quien pide hablar con Garzón días después del 11M y durante la reunión le señaló a Jamal Zougham. Zougham quien confesó que un agente del CNI le había afirmado que lo que le ocurrió fue por no colaborar. Y Kalaji que sí trabajaba o trabajó para el CNI, pudo tener el cuadro completo.

Cumple por lo tanto muchas sino todas, de las premisas que antes planteamos. Podemos entonces especular que es uno de los candidatos adecuados para haber fabricado la mochila13. Pudo obtener la garantía mientras fabricaba la mochila, de que los demás cumplirían con sus tareas asignadas respecto al explosivo, siguiendo las vicisitudes de la Kangoo y su llegada a Canillas que es donde aparece todo el contenido, mientras todavía quedaban horas para la mochila13.

Podemos deducir sin temor a equivocarnos que quién fabrica la mochila (y una de las probables fuentes de los suicidas para Zapatero y la SER) desconoce hasta muy tarde que Anouar Rifaat reaparece por Virgen del Coro. Había transcurrido bastante tiempo a tenor de los testimonios de otros residentes en el piso. Y de nuevo nos tropezamos con otra coincidencia, Mouhannad Almallah de quien decía la policía contribuyó (el principal fue Serhane) a forjar el radicalismo de Anouar, era además íntimo de Kalaji.

Recordemos que Mouhannad Almallah era según la policía “una referencia fundamental e insustituible del proceso manipulador que desembocó en los atentados del 11M”, y que al final y al igual que Kalaji, no fue condenado por el 11-M.

El fallo de la metralla, se debe evidentemente a que la información era incompleta. Seguramente desconocía la “logística” del titadyne y de los técnicos que los montaron en Morata, de los que dedujo su identidad cuando (¿consultó con sus contactos?) se encontró con el atentado de los trenes. Y rápidamente se dio cuenta que eran indeseados invitados. Había que taparlos.

El que fabricó la mochila13 de prisa y corriendo e incluyó equivocadamente la metralla, no solo se guío por las apreciaciones -no todas acertadas- que le tuvieron que llegar de las explosiones de los trenes, lo más probable es que tuviera acceso a la siguiente información y por distintas fuentes y más directas que el Gitanillo:

según la declaración del menor apodado El Gitanillo, Trashorras recordó a El Chino que no olvidase “coger las puntas y los tornillos, que estaban unos 15 metros más adelante”. El tribunal razonaba que no se incluye metralla en las voladuras de joyerías y que ese hecho demostraba que el exminero sabía que la dinamita se iba a utilizar contra personas, la única razón de utilizar metralla con el explosivo.

Luego la goma2eco de Asturias que les ofrecieron para fabricar las bombas traía “en el paquete” la metralla. Aparte de ese técnico que sabemos por Trashorras también intentaron colocarles pero que no supo posteriormente localizar Trashorras en Las Rozas, localidad que se caracteriza por multitudes de urbanizaciones tipo adosados.

Especulemos: Si analizamos los hechos y la necesidad de participantes para llevar a cabo las tareas, pocos más se habrían necesitado para el encubrimiento, Kalaji pudo ser una pieza clave que se coordinara en el supuesto con Sánchez Manzano. Uno con los móviles y acceso a los musulmanes-mano de obra y el otro con el explosivo y poco más.

La mochila habría de cumplir dos objetivos básicos, tapar el titadyne de los trenes, apuntalando la goma2eco que recordemos se les entregó de manera controlada desde Asturias y que emplearon en la explosión de Leganés y en el chapucero atentado del ave de Mocejón, e implicar al musulmán Jamal Zougham en el atentado gracias a la tarjeta que se incluyó en la mochila. Para colmo y como se demostró no era necesario incluir la tarjeta en el móvil TRIUM T-110 para que fuese activado usando como iniciador la alarma.

No vamos a dedicar más tiempo en demostrar, porque además ya está más que suficientemente documentado, que la mochila que aparece en la comisaria se creó ex profeso posteriormente a los atentados (un estudio exhaustivo en Libertad digital), aunque conviene hacer un repaso a los momentos claves en la historia de la tristemente famosa mochila 13.

Muy aconsejable consultar también el estudio de Javier Oyarzabal:

 http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=18&t=887#p10813

La mochila 13º, según nos quisieron hacer creer, con aproximadamente 12 kilos (más de diez kilos de goma2eco a los que hay que sumar la metralla, el teléfono y la bolsa) provino del tren de El Pozo. Lo cual es prácticamente imposible porque el procedimiento que se siguió fue que primero fueran los TEDAX quienes entraran en el interior de los vagones buscando específicamente artefactos explosivos que no hubiesen explotado. Los TEDAX que colectaron todos los paquetes sospechosos de los trenes, comprobaron por tres veces todos los paquetes o envoltorios que les resultaran sospechosos, los cuales los juntaron en una montaña. Y solo después de haber constatado que no había peligro con las distintas pertenencias que fueron encontrando y registrado conveniente, las metieron en grandes bolsones azules que situaron en el arcén bajo vigilancia policial. Todos los objetos pudieron también ser analizados aparte de los TEDAX, por los policías, los bomberos y los trabajadores del SELUR que estaban presentes.

 

Conteniendo la descripción anterior del proceso llevado a cabo por los especialistas más que sobrados argumentos para rechazar que la mochila nº13 estuviera en los trenes, tenemos dos testimonios que lo hacen totalmente inverosímil, el primero es que la bomba que fue desactivada tenía aproximadamente menos de la mitad del peso, y que el responsable de su vigilancia y su custodia rechazara que la mochila estuviese entre aquellas que había custodiado. El Inspector Álvarez que era el encargado de su custodia, solicitó y obtuvo permiso del juez de guardia para abrir todos los paquetes que le resultaran sospechosos, aunque fuera redundante con la labor ejecutada por los TEDAX anteriormente. Cuanto antecede se puede leer en el informe oficial del Inspector Álvarez, informe que fue además ocultado varios meses al Juez Del Olmo hasta que el diario El Mundo lo encontró y difundió.

Según varios policías, la mochila nº 13, aparece a las 2:00 de la madrugada del 12 de marzo, (la SER informa a la 1:00) en la Comisaría del Puente de Vallecas, y es a un TEDAX, Pedro, que se le requiere que la lleve al Parque Azorín para desactivarla.

 

Hagamos un alto, resumamos y propongamos una sencilla reflexión:

  • La mochila se compone de diez kilos goma2eco que en el primer informe Sánchez Manzano intenta hacer colar está contaminada con metenamina (lo cual se demuestra posteriormente falso) metralla, un móvil TRIUM T-110 y una tarjeta vendida por el locutorio de Jamal Zougham. (El intento de hacernos tragar con la metenamina en la goma2eco mochila se entiende perfectamente si seguimos leyendo).
  • En la Kangoo aparece un trozo (un culotte) de cartucho (que no huelen los perros) contaminada con metenamina.
  • A la GC se le prohíbe por parte del CNI investigar el mismo día 11-M la procedencia y la ruta que supuestamente hace el trozo de Goma 2 ECO encontrado en la furgoneta Kangoo. Y aquí no hablamos de si ese explosivo fue el usado o no, o en parte o en su totalidad, sino el dato importante de que el CNI ordena, da la orden a los superiores de la Benemérita, que este cuerpo no se meta en investigaciones que están en manos de la Policía Nacional y del Centro Nacional de Inteligencia. (Blog CityFm)
  • El cartucho del laboratorio TEDAX que se usa para cotejar, contiene también metenamina e idéntica proporción del granulado del almidón, al igual que el trozo que aparece en la kangoo, lo cual no hay que ser ningún experto para poder afirmar sin ningún género de dudas, que el cartucho de la kangoo y el del laboratorio TEDAX provienen del mismo origen, que solo podía ser el Laboratorio de los TEDAX.
  • En la mochila aparece ADN de un varón, el perfil nº11, que no corresponde a ninguno de los imputados y que permite alegar a la policía lo siguiente: «no puede afirmarse que el mismo pueda corresponder a uno de los terroristas, ya sea el que la portó y abandonó en el tren como el que la manipulara previamente, pero tampoco puede descartarse».
  • En los análisis técnicos posteriores de los peritos se detectan la presencia no solo de la metenamina (pero no en la goma2eco de la mochila) sino también de almidón con el mismo granulado y en exactas proporciones que en el trozo de cartucho de la kangoo (que no aparece en Canillas) y en la muestra del laboratorio de los TEDAX que Sánchez Manzano se usa para cotejar. Lo cual vuelve a corroborar que el origen de ambos es el laboratorio de los TEDAX dirigido por Sánchez Manzano.
  • Sánchez Manzano compra en la tienda Rebiz Moda, una réplica a la que aparece en la comisaria y se la entrega al Juez del Olmo, el juez instructor cuando se la requiere, haciendo constar en un informe oficial que es la auténtica. Todo esto ocurre dos años después, y es a raíz de la declaración del Inspector Álvarez que pone en duda la cadena de custodia de la mochila nº13.

 

Para profundizar sobre el tema explosivos, recomiendo consultar el capítulo 6.1 y el libro “Titadyne” del perito Antonio Iglesias escrito junto con Casimiro García Abadillo, y por supuesto los sesudos y exhaustivos análisis de “procyon” en el foro.

LA ‘MOCHILA DE VALLECAS’, EL 11-M Y EL 14-M

 

Pero siendo todo esto muy grave, lo tremendo y aterrador de la cada vez más fundada hipótesis de que la «mochila de Vallecas» fue la principal piedra de Pulgarcito dejada como rastro para manipular la investigación de la masacre es que las consecuencias de que así sea trascienden del ámbito de lo policial y judicial. Porque sin la «mochila de Vallecas» no se habría producido la detención de Jamal Zougham al mediodía del 13-M, sin esa detención no se habrían producido las concentraciones ante las sedes del PP ni la famosa declaración de Rubalcaba sobre que «España se merece un Gobierno que no mienta» y al día siguiente los ciudadanos no habrían acudido a votar con la extendida sensación de que el Gobierno de Aznar y el partido de Rajoy eran doblemente culpables de haber acrecentado el riesgo de un atentado islamista con su política sobre Irak y de haber intentado engañar a los ciudadanos desviando deliberadamente la atención hacia ETA hasta que las pruebas extraídas de la «mochila de Vallecas» les habían dejado en evidencia.

 

Extracto del artículo publicado en ElMundo el 13 marzo del 2006

 

El estudio de la mochila nos aboca a la misma conclusión a la que obligatoriamente llegaremos con el caso del suicida arrepentido.

       

7.4.        El Suicida.

 

Este apartado de una importancia capital para comprender el 11-M, podría perfectamente estar colocado dentro de la reconstrucción del atentado, como también de los autores. Si forma parte del encubrimiento es porque condicionó de manera fundamental la campaña del encubrimiento.

Una noticia sobresalió por encima de las demás, el suicida de la SER del que Zapatero enseguida se hizo eco.

Pero ¿Existió ese suicida?, ¿fue una invención? o como subrayó Pedro Jota en el ya famoso artículo: “la joint-venture”.

Pero de lo transcrito también se deduce, a la luz de todos los indicios acumulados desde entonces, que alguien en el seno de las Fuerzas de Seguridad conocía un guión según el cual entre la furgoneta de Alcalá y la mochila de Vallecas debían aparecer los restos de terroristas suicidas como definitiva marca de la casa del integrismo islamista. Mi única duda es si, además de conocer el guión, ese alguien había contribuido también a pergeñarlo.

Para poder comprender lo sucedido hemos de fijarnos en otros hechos que nadie quiere sospechosamente remover.

Y una importante aclaración que considero necesaria hacer al haberme encontrado con personas que desconocían que llevar varias capas de prendas encima de otra, y no por efecto del frío invernal, identifican por si solas a un suicida islamista. Sirva de ejemplo (para también poder ponernos en lugar de Anouar Rifaat) el siguiente caso de un hombre indio, musulmán, que por el solo hecho de llevar encima varias capas de ropas es detenido cuando iba a entrar en una mezquita por la policía kuwaití al tomarlo por un suicida potencial. Luego se demostró que el indio llevaba varios jerséis porque por efecto de la fiebre que sufría tenía mucho frío.

http://www.ibtimes.co.in/kuwaitindianmanwearingtoomanylayersclothesmistakenisismosquesuicidebomber641085

Entremos ahora en nuestro caso en concreto y partamos de la hipótesis que estaba previsto y que como en tantos otros casos, el suicida se acobardó en los últimos momentos. Solo así se explicaría el extraño suceso de Vicálvaro que se dio minutos después de las explosiones en los trenes cuando en una obra próxima a las explosiones un varón se quitó un pantalón que llevaba encima de otro –comportamiento por lo demás habitual en los suicidas islamistas- y la tiró en un contenedor junto con otras prendas de vestir, y que toda esta escena fue presenciada por dos testigos que acudían a trabajar en la obra.

Del auto de procesamiento, 2006:

QUINTO: LOCALIZACIÓN DE PRENDAS DE VESTIR EL 11 DE MARZO DE 2004 EN LAS INMEDIACIONES DE LA ESTACIÓN DE VICÁLVARO (IDENTIFICACIONES ADN: GUARDIA CIVILCUERPO NACIONAL DE POLICÍA).

El mismo día de los atentados, el 11 de marzo de 2004, sobre las 12 horas, se recibió llamada telefónica en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en la que un testigo comunicaba que en la Gran Vía del Este, de Madrid, próxima a la estación de cercanías de tren de Vicálvaro, donde existía una obra en construcción, observó que sobre las 7 horas 45 minutos una persona se acercó al interior de la obra y se quitó un pantalón y una sudadera que llevaba, dejándolos debajo de una caseta de obra, marchándose a continuación.

En el informe remitido por Guardia Civil, con fecha de registro en este Juzgado Central de Instrucción N° 6 de 31 de mayo de 2004, se reseña que se desplazaron al lugar agentes de dicho Cuerpo, efectuando una inspección ocular y recogida de muestras, además de unos guantes de color negro y una bufanda de tipo tubular de color negro que el testigo encontró en una papelera próxima a la obra; el testigo describió a !a persona que dejó en el lugar las prendas de vestir, como de complexión normal, pelo corto, de unos 20 ó 30 años de edad, altura entre 1,70 ó 1,75 metros de estatura, piel oscura, rasgos occidentales, no pudiendo reconocer a nadie fotográficamente a causa de la distancia a la que se encontraba.

El Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, con fecha 30 de abril de 2004, emite informe, sobre el resultado del análisis de las prendas localizadas, señalando la identificación de varios perfiles genéticos, siendo uno de ellos coincidente con otro perfil genético encontrado en la sustancia explosiva hallada el 2 de abril de 2004 en la línea AVE Madrid-Sevilla, a la altura del término municipal de Mocejón (Toledo), y que se corresponde con el de ASRIH RIFAAT ANOUAR (este perfil genético se localiza en la muestra obtenida de un guante que fue encontrado por el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, dentro de la sudadera de color negro presentada).

Dicho Oficio de la Unidad Central Especial n° 2 de la Jefatura del Servicio de Información de la Guardia Civil, de fecha 26 de mayo de 2004 (registrado en este Juzgado el 31 de mayo de 2004), señalaba:

“Sobre las 12.00 horas del día 11 de marzo de 2004, se recibió llamada telefónica en la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid de D. (…), comunicó que en la C. Gran Vía del Este (Madrid), próximo a la estación de cercanías de tren de Vicálvaro, existe una obra en construcción en la cual trabaja, y observó sobre las 7.45 h. a una persona que se acercó al interior de la obra y se quitó un pantalón y una sudadera que llevaba, dejándolo debajo de una caseta de obra, marchándose a continuación. Posteriormente se acercó y observó la citada ropa, realizando la llamada telefónica mencionada.

Desplazado personal de esa Comandancia, procedió a realizar inspección ocular del lugar, y a la recogida de los citados efectos, además de unos guantes de color negros y una bufanda de tipo tubular de color negro que el informante encontró en una papelera próxima a las obras, sin poder confirmar relación con la ropa del individuo, siendo todo ello remitido al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil, para los análisis pertinentes de ADN y resto de explosivo.

El informante describió a la persona en cuestión como de complexión normal, pelo corto, de unos 20 ó 30 años, altura entre 1,70 ó 1,75, piel oscura, rasgos occidentales, no pudiendo reconocer a nadie fotográficamente a causa de la distancia a la que se encontraba.

Con fecha 30 de abril de 2004, el Servicio de Criminalística emitió un informe, el cual se adjunta, sobre el resultado del análisis efectuado sobre las prendas de ropa citadas, determinando la existencia de varios perfiles genéticos, siendo uno de ellos coincidente con otro perfil obtenido de la sustancia explosiva hallada el 2 de abril de 2004 en la línea AVE Madrid-Sevilla, a la altura del término municipal de Mocejón (Toledo), y que según información facilitada por la Comisaría General de Policía Científica de la Dirección General de la Policía en aquel momento, corresponde a ASRIH RIFAAT ANOUAR.

Por otra parte, de las gestiones efectuadas con el Cuerpo Nacional de Policía sobre los perfiles genéticos hallados en las prendas de ropa, este Cuerpo ha identificado varios como pertenecientes a personas implicadas en los atentados del pasado 11 de marzo, por lo que una vez se reciba en este Servicio informe pericial será remitido a V.l.”

Se adjuntaba el INFORME PERICIAL FECHADO EL 30 DE ABRIL DE 2004, N° 1376/BI/04, DEL DEPARTAMENTO DE BIOLOGÍA DEL SERVICIO DE CRIMINALÍSTICA DE LA GUARDIA CIVIL:

“I.-ASUNTO. El día 25/03/04 tuvo entrada en este Servicio el escrito número 3240-L, de fecha 15/03/04, dimanante de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en relación con las ropas aparecidas a la altura del número 26 de la C/ Gran Vía del Este (barrio de Vicálvaro), de Madrid (Madrid), dejadas a las 07’50 horas del día 11/03/04 por una persona que había salido de la estación del tren de cercanías de Vicálvaro (Madrid). Dicha solicitud fue registrada, en el Departamento de Biología, con el número 1376/BI/04. (…)

II.- EVIDENCIAS/MUESTRAS RECIBIDAS. Se reciben individualizadas en bolsas oficiales de remisión de evidencias/muestras, de papel:

04/1376/01.’ Pantalón vaquero de color azul (ver fotografía 1), de la marca “Stevenson”.

04/1376/02.- Sudadera de color negro (fotografía 2), marca “Nudos”. Se significa que contiene un guante de lana, de color negro, en el interior de su bolsillo izquierdo (fotografía 3), que no figura consignado en la Hoja de Toma de Evidencias/Muestras remitida por la Unidad.

04/1376/03.- Un par de guantes de lana, de color negro (fotografía 4).

04/1376/04.-Una bufanda tipo braga, de color negro, marca “Thinsulate” (fot 5).

(./.) Con relación a las prendas recuperadas junto a la Estación de Vicálvaro el 11 de marzo de 2004, se tomaron dos tipos de declaraciones testificales, las que se refieren a quienes vieron a la persona y las prendas, avisando a la Guardia Civil, y las de los propios miembros de la Guardia Civil que acudieron al lugar a realizar la inspección ocular y recoger tos efectos (prendas):

  1. A. L. (1 de diciembre de 2004) Trabajaba en una obra que está en la salida de la estación de Vicálvaro, la anterior a Santa Eugenia; sobre las 9’30 más o menos se entera que una persona de la obra vio a alguien por la mañana que se quitaba la ropa, quedándose con otra puesta e hizo una bola con ella y la dejó debajo de una caseta de (a obra; fueron a mirar y vieron que la ropa estaba allí y decidieron llamar a la Guardia Civil. Mientras esperaban la llegada de la Guardia Civil encontraron dentro de un contenedor unos guantes de lana y una braga de las que se ponen en la cabeza, porque miraron en distintos lugares para ver si había más ropa. Al salir de la estación de tren hay que bordear la obra y se pasa por delante del contenedor donde estaban los guantes y una braga. Cogieron los guantes y la braga y los dejaron al lado de la ropa, pero en montones separados, notando que toda la ropa era nueva. Cuando llegó la Guardia Civil se puso en contacto con la persona que lo había visto, éste comentó que vio como una persona se quitó la ropa, apoyó la mano en la caseta y dejó la ropa debajo. La Guardia Civil recogió las pruebas y después de un tiempo preguntando se fueron.
  2. M. T. L. (10 de diciembre de 2004) Trabajaba en la obra que hay enfrente de la estación de Vicálvaro. Llegó sobre las 8 menos veinte a trabajar, y vio sobre las 7’45 o 7’50 horas a un hombre entre medio de dos casetas, y en un momento dado volvió dentro de las casetas y cuando salió se quitó una sudadera oscura y un pantalón azul claro. Al escuchar en la radio la noticia de las explosiones, vieron la ropa debajo de la caseta y era ropa limpia y nueva y era la ropa que él vio que se sacó esa persona. Era un varón entre 25 a 30 años, con el pelo cortito, llevaba unas deportivas color negro y gris, lo vio a unos 50 metros, no era a plena luz del día, pero sí había claridad, de complexión más bien normal, 175 o 176 de estatura, se le veía un chaval joven, delgado pero fuerte, no llevaba nada en la cabeza, se dejó una sudadera, y a él le pareció que era español. Que no llevaba gafas, ni tenía barba. Esa persona tenía la tez clara y el pelo corto. La ropa con la que se marchó vestido dicha persona, y que tenía debajo de la que se quitó, era un vaquero oscuro o negro o azul oscuro y la sudadera también oscura. Y no llevaba nada en las manos.

Guardia Civil con carné profesional Y65986-R (27 de febrero de 2006) Les requirieron para recoger unas prendas de vestir, en las inmediaciones de la Estación de Vicálvaro, también llamada Puerta de Arganda, ya que unos obreros habían visto a una persona despojarse de ropa de vestir, tirarla debajo de una caseta y salir de allí vestido; entonces el dicente y sus compañeros fueron a recoger la ropa a fin de que se pudiera analizar; que la ropa, y siempre que recogen alguna prenda, lo remiten al Laboratorio de la Comandancia que hay al efecto, y de allí lo remiten al Laboratorio de Criminalística de la Dirección General, en caso necesario (./.) Estuvieron mirando la entrada de la obra, que era un pasillo estrecho entre dos casetas, allí miraron las dos casetas y el pasillo a fin de localizar huellas, pero la superficie era un poco rugosa y lo único que se veían eran borrones, marcas de guantes, en definitiva, ninguna de calidad para poder hacer una recogida de huellas en estado latente.

Sargento Primero de la Guardia Civil con carné profesional H28209-A (27 feb de 2006)

Se trasladó a la Estación de Puerta de Arganda correspondiente a la Estación de Vicálvaro, al objeto de realizar una inspección ocular de unos objetos que habían encontrado en una obra, allí les comentaron que a las 7.45 horas habían visto a una persona cambiándose de ropa; se fueron hacía unos contenedores y de allí de debajo de ellos, con guantes, procedieron a extraer la ropa que consistía en unos pantalones vaqueros, una sudadera negra, una braga de cuello, y unos guantes negros, introduciéndolo en bolsas de cartón especiales para ello; haciéndose cargo de la misma sus compañeros que los llevaron al servicio de Criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil. También se inspeccionó por si hubiera restos o vestigios de huellas las paredes exteriores de la oficina por si la persona se hubiera apoyado para cambiarse, dando un resultado negativo.

Guardia Civil con carné profesional Y-42069-J (27 de febrero de 2006) Se trasladó a las cercanías de la Estación de Vicálvaro, también llamada Puerta de Arganda, se acercaron a una zona de construcción, y allí comentaron con otros compañeros del Servicio de Información de la Comandancia de Madrid y les comentaron que había unas muestras, consistentes en pantalón vaquero azul, sudadera negra, unos guantes negros y una prenda de forma cilíndrica que ellos conocen como “braga para el cuello” de color negro, que había dejado al parecer un chico de raza árabe y que pudiera estar relacionado con los atentados.

Los restos los encontraron debajo de una caseta de obra que allí había; el compañero y el declarante se pusieron guantes, y recogieron la ropa introduciéndola en unas bolsas individuales y las remitieron al Laboratorio de la Guardia Civil y posteriormente a! Laboratorio de Criminalística. Una vez que se encuentran en dependencias de Guardia Civil se hizo una cadena de custodia, que es lo que hay que hacer, y al día siguiente la llevaron en mano al laboratorio de Criminalística; que el dicente tiene copia del escrito de custodia, ya que el que hizo la cadena de custodia !a realizó el dicente. Que cuando entrega la copia en Laboratorio ellos se quedan con el original del escrito de custodia. Fue él quien llevó los restos al Laboratorio de la Comandancia de Madrid, y ésta en su momento los remitiría a Criminalística. Se inspeccionó el lugar a fin de localizar restos lofoscópicos, pero que los encontrados no eran buenos para realizar análisis, por lo que no se recogieron.

Resumiendo, el sujeto es avistado a las 7:45 o 7:50 minutos, es decir que podemos inferir que le dio tiempo de abandonar la bomba en el tren y caminar hasta la obra (15 minutos desde estación).

Ropa de la cual se desprende el sujeto en Vicálvaro:

  • Pantalón vaquero azul.
  • Sudadera negra.  Braga de cuello.
  • Guantes negros.

Toda ropa en buen estado, nueva y limpia y la descripción del sujeto encaja con Anouar Rifaat, aunque no puede ser reconocido por la distancia a la cual se encontraron los testigos. Bajo la ropa llevaba otro vaquero oscuro y sudadera también oscura. Descartado Abdennabi Kounjaa porque este llevaba barba.

Para analizar este episodio, que ha pasado por los medios y la investigación judicial y policial con muy poco o nulo impacto, siendo las razones para taparlo más que evidentes, lo primero es comprobar que no estamos ante un montaje y que son actos que responden a la etiología del arrepentimiento de un suicida.

Basta un somero análisis de la escena para poder certificar que nos encontramos, con toda probabilidad, ante un suceso que no pudo estar premeditado. Dos hechos nos lo corroboran, los testigos accidentales, que acudían a trabajar como cualquier otro día, y que el suicida que se desprende de la ropa lo hace a escondidas de las miradas (entre dos casetas) y no la coloca para supuestamente ser encontrada. Además, sabemos que la ropa estaba preparada para la ocasión, era nueva y estaba limpia, lo que es muy importante en la liturgia del suicida.

Paremos un momento y metámonos –asumiendo que discurriera con un mínimo de racionalidad- en la cabeza del suicida que por las razones que fuera se arrepiente (esta conducta es muy frecuente y suele concentrarse en los últimos minutos), decide abandonar el artefacto explosivo bajándose en la estación de Vicálvaro (la obra estaba situada a la altura del número 26 de la Avenida Gran Vía del Este), dejando abandonada su carga mortífera en el tren.

https://www.google.es/maps/place/Av.+Gran+V%C3%ADa+del+Este,+26,+28032+Madrid/@

40.4011569,

3.5972982,17z/data=!4m2!3m1!1s0xd422543d603f7f7:0x33e57fa1f03009f0?hl=es

Al haber cambiado de opinión en el último momento, la siguiente decisión tuvo que ser la de pasar desapercibido y ocultar sus intenciones. Para ello, lo primero es deshacerse de las varias capas de ropa que llevaba encima que le habrían delatado en el caso de ser detenido o ante la mirada de sus conocidos. No descartemos que le persiguiera una cierta sensación de traición, se había comprometido, pero no cumplió con su parte.

Hemos de tomar en consideración que la bomba que deja en el tren correspondiese a una de las bombas que no explotaran, que habría requerido de su actuación para activarla, como tampoco que no solo se arrepintiese de cometer el suicidio y decidiera desactivarla simplemente desconectando un cable para no causar más daño.

Además, sabemos por Fouad el Morabit puesto que lo señala específicamente y describe ante el tribunal situando el foco ante el asunto, que cuando vuelve Anouar Rifaat por la casa sita en Virgen del Coro por la tarde, le llamó la atención porque apareció con un pantalón blanco, (nadie quiso coger el guante y preguntarle la razón a tan extraña declaración, probablemente porque en ese momento nadie se dio cuenta de las implicaciones). Si según el testigo además la ropa con la que “se marchó vestido y que tenía debajo de la que se quitó, era un vaquero oscuro o negro o azul oscuro y la sudadera también oscura,” podemos inferir que llevaba tres pantalones, uno sobre otro, aparte de varias prendas de ropa.

Y también por las declaraciones del inspector de policía en el juicio del 11M: “Mouhannad Almallah Dabas, Fouad el Morabit y Basel Ghalyoun, los residentes en el local de la calle Virgen del Coro del barrio de la Concepción de Madrid. Según el agente, fueron ellos los que “forjaron el carácter suicida del joven Rifaat Anouar, que murió en el piso de Leganés con sólo 21 años.” Quitando a Basel Ghalyoun y probablemente a los otros dos, que en esos momentos intentaban colar como responsables, es del todo cierto que Anouar se había radicalizado y vuelto muy introvertido como fiel seguidor de Serhane el tunecino que era quien arengaba para atentar en España y buscaba candidatos para cometer el suicidio.

Si nos centramos en Anouar Rifaat, y cotejamos los datos que conocemos con los obtenidos en Vicálvaro, vemos que se aleja de los trenes a las 8 de la mañana y que no aparece hasta la tarde en el domicilio donde residía habitualmente. Lo cual nos lleva a preguntarnos dónde fue durante ese lapso de tiempo y con quién se encontró. Siendo lo más probable que se reuniera con Serhane (al que profesaba fanática veneración), que según informaciones se encontraba por Coslada y la zona del Corredor del Henares, para justificar y responder de sus actos y recibir nuevas instrucciones. Es muy significativo que fuese Anouar quien participara en la preparación de la bomba del AVE (huella en la masa del explosivo).

Tuvo que ser en ese lapso que se decidiera crear la mochila13, se recopilaran sus componentes y procediera a su fabricación. No había sucedido como era de esperar y se desconocía lo qué exactamente había ocurrido.

Al adoptar la hipótesis, por lo que antecede y todo lo debatido, que nos encontramos ante un suicida arrepentido, se derivaría una grave consecuencia y extraería una reveladora conclusión.

La primera consecuencia es que quedarían letalmente tocadas las fuentes que originaron y difundieron la noticia sobre el suicida y aquellas personas/medios que se hicieron eco inicialmente por gozar de vía directa con las primeras.

Solo caben las posibilidades de que conocieran el guion de lo que iba a ocurrir – inclinando a la sustancial duda de P Jota “mi única duda…si además de conocer el guion contribuyeron a pergeñarlo”- o tuvieran acceso inmediato a los que protagonizaron el atentado, como a una conjunción de ambas.

Consecuentemente todos aquellos que, por la relación de confianza con las fuentes, (creyeron que existió el suicida y que el PP lo ocultaba, como afirmaba Zapatero), acabarían en un muy mal lugar, no solo por actuar como cadena de amplificación y convertirse en parte integrante de la campaña del ¿bulo? si no por sus estrechos lazos con las fuentes. Difícil no relacionarlo con la aseveración de Zapatero a Pedro Jota: “gobernamos 13 años, tenemos gente dentro”.

Pensemos por otro lado que si hubiera de hecho aparecido el suicida entre los restos del vagón no habrían corrido riesgo alguno. Bastaba justificar el anuncio anticipado en rumores no confirmados y ocultados a la luz pública (por el gobierno del PP) que pocos o ninguno ante la constatación de los restos de un suicida se habrían atrevido a poner en cuestión.

Y la segunda conclusión, tanto o más importante que la primera por las consecuencias que se derivan, es que no pudo existir colaboración de los musulmanes de carácter general con los que conocían el guion, salvo que se dieran al menos dos capas o jerarquías entre los musulmanes.

La implicación que se deduce de la conclusión anterior es que la participación de musulmanes en los distintos escenarios, entre otros: trenes, Leganés, Ave, reivindicaciones, goma2eco, Morata, mochila13 y Kangoo, necesariamente se compuso de dos componentes que fueron: el carácter fanático de algunos de sus miembros que actuaron motivados por íntimas convicciones y la voluntaria participación de al menos los jefes en una confluencia de intereses.

Concentrándonos en los islamistas y mano de obra, lo más verosímil es que no toda la información llegara por igual a todos sus miembros y no todos se relacionaran con las mismas personas, la jerarquía y la repartición de tareas y responsabilidades existió necesariamente.

Y en este contexto es muy posible que se dieran traiciones entre musulmanes. Pienso en, por ejemplo, Daoud Ouhnane escondido a plena luz del día en Corella, Mohamed Afalah y Abdelmajid Bouchar cuando huyen de Leganés o Said Berraj y M Belhadj que todo indica habían puesto también los pies en polvorosa, mientras que a los que quedaron atrapados como Jamal Ahmidan se les notaba cada vez más nerviosos.

El suicida representa una (hay otras de igual calado como reivindicaciones, testamentos, avisos, preparativos y amenazas) de las imposibilidades más evidentes de que el barniz islamista no se pudo preparar a posteriori, que necesariamente participaron al menos como mano de obra y carne de cañón, que varios lo hicieron voluntariamente y que estaban siendo monitorizados.

 

Este suceso y el probable suicida (Anouar Rifaat Asrih) del que ya se indicó el apartado en el foro donde está extensamente analizado, reafirmaría la tesis más grave de todas: miembros de los cuerpos de seguridad conocían el guion de lo que iba a ocurrir, como apuntó Pedro Jota Ramírez.

En cuanto a los medios de comunicación, quien lleva la voz cantante para servir de cadena a las filtraciones policiales es la Cadena SER del grupo Prisa. Cadena que en un programa especial del día 11 de marzo de 2004, difunde el hallazgo de un teléfono móvil en una mochila que no ha llegado a estallar a la 1 de la madrugada, que el explosivo no es titadyne, en una información transmitida por Ana Terradillos y Carlos Llamas, e insiste en la información radiada a las 22 de la tarde que apuntaba a que, en uno de los vagones, según varias fuentes de interior, había aparecido el cadáver de un terrorista suicida:

“Las fuentes consultadas por la SER CONFIRMAN que una persona llevaba tres capas de ropa interior y estaba muy afeitada. Una práctica muy habitual entre los comandos suicidas islámicos antes de inmolarse”.

El Gobierno a través de su portavoz, Eduardo Zaplana desmiente la noticia del suicida, sin embargo, la cadena insiste. De madrugada en un programa ¿deportivo? “El larguero” el periodista García Ferreras abre su programa deportivo con las siguientes palabras:

“La Cadena SER ha podido confirmar que al menos uno o dos de los posibles terroristas suicidas están entre los muertos. Es una información que el ministro y el Ministerio del Interior no ha querido confirmar”. Ni todos los colocadores, ni tres ni cinco, “uno o dos”. ¡Vaya puntería!

El mensaje se vuelve a repetir a las 1 de la madrugada de la misma noche del 11-M en el informativo, esta vez con Iñaki Gabilondo al micrófono que informaba de nuevo sobre los terroristas suicidas y daba más detalles. Según la periodista Ana Terradillos:

“Fuentes de la lucha antiterrorista insisten en que al menos una persona se ha inmolado en uno de los vagones del tren que llegaba a Atocha. Llevaba tres capas de ropa interior y estaba muy afeitado, algo muy habitual en los comandos suicidas árabes…” … “Las mismas fuentes aseguran que a raíz de este hecho se ha decidido avisar a forenses israelíes a través de la Embajada española en Israel”.

Lo cual era evidentemente falso como se pudo comprobar durante la intervención en la Comisión parlamentaria del 11-M de la forense Carmen Baladía Olmedo, que fue quien dirigió las labores de identificación, y además negó que se hubiera hablado con ningún forense israelí. Pero es que fue tajante respecto a la mentira del suicida y a la ausencia de metralla en los cadáveres:

El bulo de los suicidas

Carmen Baladía se ha mostrado especialmente molesta con las informaciones que lanzó la SER horas después de la masacre comprobadas, según ellos, por tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista. “Me indigna la información que se dio en su momento, y después de casi cuatro años me sigue indignando”. La que fuera directora del Instituto Anatómico Forense ha explicado los pasos que precedieron a tener la certeza absoluta de que no había terroristas suicidas en los trenes:

  • Certeza moral: Es una convicción que viene a ser el resultado de la suma de una serie de datos objetivos y otros subjetivos valorada por el individuo en cuestión, en este caso por mí. La certeza moral la tuve en las primeras horas del día 12 de que no existían terroristas suicidas entre nuestros muertos y la tuve por cómo se habían ido desarrollando las autopsias en aquellas 12 horas, del cotejo que íbamos realizando entre las fichas pre-morten policiales y los resultados de nuestros estudios necróxicos. Y tuve esa certeza moral tras ver los resultados que iban arrojando las identificaciones dactiloscópicas”.
  • Certeza legal: Es una verdad que sin ser absoluta es suficiente para administrar justicia porque hay toda una serie de datos objetivos que permiten crear una conclusión como definitiva basada en conocimientos, datos científicos y lógicos. Esa certeza legal la tuve el 13 de marzo”.
  • Certeza absoluta: Es la verdad irrefutable. La tengo el día 17 de marzo”.

A pesar de que ella era la jefa de los forenses y la que estuvo en todo momento presente en las labores de identificación, “nadie se puso en contacto conmigo”. “Quien lanzó esa información mentía, y yo tengo conocimiento de que corría esa mentira el día 15 de marzo”. “Lo dije en muchas ocasiones: no había ningún signo indiciario, ninguna huella, ninguna traza que nos hiciera pensar que entre nuestros muertos había terroristas suicidas”. Después de casi cuatro años, Baladía no entiende qué intención tuvo la persona que dio esa falsa noticia. “En ningún momento, y no puedo comprender qué intención había para esa información, se pensó que podría haber terroristas suicidas”.

Ni clavos, ni tuercas, ni tornillos

Pero lo más llamativo y que ha pasado desapercibido, sobre todo en el juicio ya que ninguno de los abogados defensores incidió sobre este asunto, fue el relativo a la metralla de origen terrorista. Este asunto es de capital importancia. En la sentencia se afirma que entre el explosivo hallado en la mochila de Vallecas y el de la Kangoo, el de Leganés, el de “Chinchón” y hasta el de los trenes hay un “enlace múltiple, unívoco preciso y directo”. Sin embargo, en la bolsa de Vallecas, a la que el Tribunal dio carta de naturaleza, había gran cantidad de metralla: clavos, tornillos, etc. Diez mochilas como esa han segado la vida de 191 personas según la sentencia.

“¿En los cuerpos de las víctimas del 11-M había metralla, clavos, tornillos?”, preguntó Luis del Pino a Baladía. “Nada, nada en absoluto. De los 191 cuerpos solamente creo que en uno se encontró un fragmento metálico, que debía ser, lógicamente, de los trenes. Pero ni clavos, ni tuercas, ni tornillos. No había metralla entre nuestros 191 muertos”, contestó tajante.

http://www.libertaddigital.com/nacional/niclavosnituercasnitornillosnohabiametrallaentrenuestros191muertos1276321976/

Que también se cuestiona, como no podía ser de otra manera en el foro de la Guardia Civil que recomiendo consultar: http://www.forodelguardiacivil.com/archive/index.php/t2.html

http://www.forodelguardiacivil.com/showthread.php?t=2&page=448&p=208135&viewfull=1

#post208135

Pero la SER no era la única en dar por hecho el suicida, no decía que se estaba buscando, sino que se había encontrado – de ahí al “gobierno miente” de Rubalcaba un corto salto… mientras a las 10 de la noche Zapatero llamaba a los directores de los medios para asegurarles que había aparecido un cadáver de un suicida, y agentes de policía daban la sensación de pensar lo mismo: el suicida era o sería una realidad en poco tiempo teniendo identificado el vagón en que deberían aparecer sus restos,

Cadena SER: 12 de marzo. 13:08-Alfonso Ojea sobre el vagón 21-M de Téllez:

“Hace unos minutos que el tren de la Estación de Atocha…pasaba por delante nuestro remolcado por una locomotora en dirección a las cocheras Sur de la RENFE. Entre tanto, el convoy de la C/ Téllez, sigue ahí descarrilado en las vías… Policías, en este caso, de la “Sección Científica” que siguen buscando restos, pistas, pruebas dentro de ese vagón de la muerte, el vagón 021-M. Estuvieron así durante ocho horas en el día de ayer localizando restos que puedan aclarar la autoría de este asesinato en masa. Y es que ese vagón, el 021-M, tiene algo inquietante sino no se comprende que las fuerzas de seguridad se hayan llevado hasta las ventanillas para un examen más profundo”.

Información que la SER amplía minutos más tarde, a las 13:49 exactamente:

“ha sido sin duda una de las zonas más inspeccionadas y más investigadas por las fuerzas de seguridad. Antes decíamos en el boletín de la 1 de la tarde que hay algo inquietante entre las paredes destrozadas, entre las ventanillas rotas de ese vagón, y la verdad que lo ratificamos, algo debe haber en el interior de ese vagón porque la policía científica como digo estuvo trabajando ayer 8 horas, estuvo trabajando también de madrugada y concretamente un camión, un camión volquete completo con restos de ese vagón ha sido ya enviado a la comisaría, a las instalaciones centrales de las policía científica en el barrio de Canillas para un posterior examen con mayor profundidad de esos restos, de esos restos que digo incluyen incluso los marcos de las ventanas”.

En este momento hay que tomar aliento y hacerse una reflexión de la que el psoe huye como del diablo, ¿Cómo se puede saber que ha aparecido un suicida si la única fuente válida, que es la información que resulta de la investigación forense los descarta? Pensando lógicamente la única alternativa que les quedaba era que hubiesen encontrado el mismo 11M documentos en los que a modo de testamento el suicida mostrase sus intenciones de convertirse en “shahid”, pero que se descartó.

A no ser, claro está, de que las fuentes que tanta credibilidad ofrecían a Zapatero y a la SER, conocieran de primera mano el guion de lo que iba a ocurrir, que la probabilidad de tropezarse con un suicida fuese real, y que lo que ocurrió fuera que se acobardó en el último momento.

Es comprensible por lo tanto que no se haya querido investigar en profundidad puesto que demostraría por qué ellos anticiparon el suicida mostrándose convencidos al provenir de “sus” fuentes de interior. Pero, puesto que no apareció en los trenes, las fuentes debieron de tener necesariamente acceso directo a los autores o a quienes conocían el guion de lo que iba a ocurrir o solo quedaría la posibilidad de que fueran informados por sus confidentes –y procesados o huidos- la misma mañana del 11-M.

http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=18&t=1652

En cuanto a la tipología del suicida islámico, al voluntario a inmolarse se le promete que va al cielo a gozar con sus huríes. En su estupidez y fanatismo, se ponen tres o cuatro calzoncillos y más de un pantalón para que sus partes pudientes no queden muy afectadas por la bomba, son así de burros. En Oriente Medio, suelen grabar y dejar constancia de su intención para ser tratados como héroes y como condición para que su familia reciba una cantidad de dinero (para los suicidas palestinos se llega a pagar a sus familias 25000 $ por Hitzbullah, existiendo también otros organismos y grupos islamistas “recompensan” la hazaña). El suicida recibe honores y es sujeto de veneración.

Ahora hagamos un alto en el camino, y una reflexión. Exceptuando a Allekema Lamari, ningún otro testigo identificó en los trenes a otro miembro del grupo que murió en Leganés. Los pergeñadores de la VO, incluidos jueces e investigadores, de siempre han tratado de buscar pruebas que relacionasen a los de Leganés, y les trataron de colocar en los trenes, pero no tuvieron éxito por muchos esfuerzos que se llevaron cabo. Si lo hubieran conseguido como consecuencia la VO se habría afianzado de forma muy significativa o casi definitiva.

Los siguientes son extractos de interrogatorio durante el juicio del 11M a un inspector de policía:

P: Por lo que usted nos acaba de manifestar, declarar, el riesgo era… ¿era muy alto?

Porque el comando estaba libre… el comando que… que cometió los atentados estaba libre… ¿Tenían ustedes conocimiento de algún dato acerca de, si podía haber participado, haber muerto alguna persona en la comisión de los hechos que… que sucedieron el día once?

R: Bueno, una de las primeras cuestiones que se planteó, precisamente para determinar a qué nos estábamos enfrentando era localizar o tener la certeza de si había habido algún suicida en los… en los atentados. Porque eso evidentemente nos podría marcar una orientación clara. En ese momento, en esa fecha de la investigación hasta donde hemos llegado ahora, el día trece eeeh… no existía ningún, no había ningún dato que indicara que había habido suicida, que el atentado se había producido por suicidas. Por lo tanto, lógicamente, eeh… el temor era mucho mayor porque todos y cada uno de los integrantes o de las personas que hubieran participado, lógicamente estaban libres, estaban sueltas.

(…)

P: Declaró también usted que el día 13 de marzo no existía ningún dato de que hubiera terroristas suicidas en los trenes. ¿En algún momento de la investigación en esos primeros días, se encontró alguna pista, algún cadáver, alguna información desde el Instituto Anatómico Forense, o desde las inspecciones oculares que se estaban realizando, algún tipo de dato que pudiera hacer sospechar de la existencia de terroristas suicidas en los trenes?

R: Ese… Eso es un dato que, lógicamente, nosotros esperábamos desde el primer día, es decir, si hubiera habido alguna indicación en ese… en ese sentido, ehh… pues era un signo directo de que podríamos encontrarnos ante atentados de signo islamista. Pero que yo sepa, o que a mí me haya, o me hubiera llegado, en ningún momento tuve conocimiento de nada que pudiera indicar que eso había sido así o que… había habido algún autor suicida en el 11 de marzo.

P: Que, que… Según usted, las, las informaciones de, de algunos medios de comunicación que hablaban en esos días de que, según fuentes de la investigación, citaban incluso tres fuentes de la investigación, se habría encontrado el cadáver de un terrorista suicida en el primer vagón del tren de El Pozo, ¿tenían algún tipo de base o fundamento?

Y comprobamos de nuevo como inmediatamente salta Gómez Bermúdez para cortar al abogado:

JB: No ha lugar a la pregunta, no tiene relación ni sentido en el objeto del proceso, ni con la postura de acusación particular con que está interrogando, naturalmente.

En resumidas cuentas, fueron incapaces de posicionar a ninguno del grupo de Leganés de forma indubitada en los escenarios de los trenes, y ello a pesar que no es nada difícil encontrar huellas de los miembros del grupo y leer testimonios que les sitúan en los escenarios y entornos donde se prepararon las bombas de los trenes o definieron la planificación y organización del 11-M y en las tareas que desembocaron en cubrir con un barniz políticoislamista al 11M (AVE, reivindicaciones, etc.).

Pero seguía faltando lo más importante, poder demostrar que ellos participaron en la colocación de las bombas en los trenes.

Y sin embargo lo tenían muy fácil, empero no se atrevieron por la sencilla razón que abrirían un agujero de tamaño infinitamente mayor del que querían tapar. Hablo de Anouar y de la certeza de que esa mañana estaba a la hora justa en la proximidad de los trenes y con el tiempo suficiente para colocar las bombas.

Pero no pudieron utilizar esta valiosa información y este dato contrastable. La razón era evidente, cualquier experto o conocedor de las costumbres de los shahid o suicidas, deducirían que la conducta de Anouar Rifaat Asrih abandonando a escondidas la ropa extra que llevaba, correspondía a la de un suicida arrepentido en los últimos momentos. El suicida que coincidiría con el suicida que todos andaban buscando porque lo esperaban encontrar, lo que les situaría en una inquietante situación a todos los que lo anunciaron, y en particular a Zapatero cuando llegó a afirmar que ellos estaban convencidos, gracias a sus contactos con gente de dentro, de que había aparecido un suicida e incluso acusó al PP de ocultarlo.

En este caso, lo más probable, es que el suicida estaba previsto y las famosas fuentes que informan a Zapatero y a la cadena SER, hablaban con conocimiento de causa.

Esperaban al suicida porque quienes difundieron la noticia tenían el convencimiento de que acabaría apareciendo y se probaría su existencia. Deduzcan ustedes la conclusión.

       

7.5.        El cabeza de turco, Jamal Zougham.

Quiero que lean la declaración de Jamal Zougham y se pregunten: ¿si es culpable, por qué actuó de forma tan distinta de los múltiples islamistas, autores de los demás atentados como los de Paris y de los supuestos miembros del comando que colocó las bombas en los trenes? y ¿qué razón puede haber tan poderosa detrás para que estén tan alejadas y sean tan dispares las declaraciones de Jamal Zougham y los demás? Compárenlas con quienes quieran.

Párense ante la referencia al intento de convencer para hacerle confidente por el mismo policía – o probable CNI- que no se ha querido identificar ni hacer retrato robot ni ruedas de identificación. Y sepan que, por otro lado, el comportamiento que él describe con lujo de detalles fue sin embargo ocultado al Juez.

D: ¿Desde qué edad lleva Ud. viviendo en España?

T: Eh, llegado a España, llevo desde el año 89 en España.

D: ¿Ha vivido Ud. siempre con su familia aquí en España?

T: Si, he vivido siempre con mi familia.

D: ¿Cuándo Ud. fue detenido tenía los papeles en regla?, ha habido alguna ocasión en que no los tuviera?

T: No, siempre he tenido papeles en regla.

D: ¿Está Ud. soltero en este momento?

T: No, estoy casado.

D: ¿Cuándo contrajo matrimonio?, y ¿con quién?

T: Con eh, con Exam Rabi y creo que es, era el día 19 de enero, …

D: ¿de qué año?

T: …de dos mil eeeh, de 2004.

D: ¿Es cierto que en la época que le detuvieron estaba Ud. Buscando piso?

T: Si, estaba, llevaba un, más o menos un mes buscando piso y hemos entra…, hemos entregado al, al instructor, al Juez Instructor Juan del Olmo los, eh, los teléfonos y nombre de las personas con quien nos hemos entrevistado eh, días anteriores, eh, a ser detenido, para, era para ir a, a vivir con mi mujer porque ya me había casado unos días antes.

D: ¿Ud. considera a España una nación enemiga contra la que hay que practicar la jihad?

T: No, yo vivo en España, y mi familia está aquí, yo me busco la vida aquí y este es como, como mi país, porque aquí, aquí vivo y aquí trabajo y aquí, y aquí como, no puedo con, considerar un país donde vivo como enemigo.

D: Díganos que hizo el día 10 de marzo.

T: El día 10 de marzo yo…

D: Del 2004,

T: …de 2004 eh, me levanté como siempre alrededor de las 10 de la mañana, me fui a trabajar a la tienda, estuve todo el día en la tienda, eeh, salvo que saliera al banco, a pagar alguna cosa, o a ir a comprar algo, y luego a la hora de comer pues ir a un restaurante de la de la zona y volver y tirarme toda la tarde en la tienda, y después a las 10, me fui al gimnasio, mmm, hay un gimnasio en la plaza elíptica que abre las 24 horas yyy, yyy, estuve ahí hasta, hasta las 11:00, 11 y media de la noche, yyy, y después me fui a mi casa, mm, cuando llegue a casa cené, charlé un poco con mi madre y dormí y hasta el día siguiente que era el día 11 cuando me levanté.

D: ¿Que personas se encontraban en su casa aquella noche?

T: Aquella noche se encontraba mi hermano Mohamed Chaoui, mi madre, Aisha Achad, mi hermano a, Samier al Zougham.

D: ¿Y al dia siguiente del dia 11 de marzo a qué hora se levantó Ud.?

T: El día si…, ¿o sea el día 12?

D: Once.

T: A el día once, eh, a las, alrededor de las 10:00 de la mañana, eh, desayuné, eh, me preparó mi madre el desayuno, eeeh, encendí la televisión, vi que había, que había un atentado en atocha, hice una llamada a mi hermano para ver cómo estaba el tráfico, aunque mi hermano trabaja en, en otra tienda pero para ver más o menos como era el tráfico en Madrid, claro habiendo un atentado en atocha no voy a pasar por, en, por atocha, entonces baje por la calle marqués de, marqués de Corbera, porque yo vivo en el barrio de la elipa, bajé por la calle marqués de Corbera y cogí la M30, y, entonces y salí por, por la salida de Santa María de la Cabeza que sale directamente en Embajadores, y ese día normalmente a esas horas de las 11 de la mañana suele haber algo de tráfico entre, en la M30 entre ventas y puente de Vallecas, pero ese día no había tráfico entonces eee, mm,tardé muy poco en la M30.

D: Eeh, ¿cambió Ud. la rutina del resto de los días de la semana hasta que fue detenido?

T: Si, he cambiado porque claro si hay un atentado en atocha no voy a pasar por el centro, yo pasaba por eh, por cerca de la estación de atocha entonces si hay un atentado imaginé que no podía pasar por ahí entonces por eso cogí la M30 porque eh, a veces yo cogía la M30 para llegar a mi trabajo porque eh, eeh, tenía muchas opciones para llegar a lava…, a lavapies, podría ir por la calle Alcalá, por Odonell, o pasar por Atocha, o por la M30, tengo muchas opciones para llegar a mi trabajo, yo aquí vivo en Madrid y conozco un poco como escapar del tráfico en Madrid.

D: Eeel, el jueves, bueno el viernes 12 de marzo, y ese jue, y ese jueves 11, el viernes 12, eh, ¿fue a trabajar, con normalidad?

T: Con, con toda la norm, la normalidad de todos los días, incluso el jueves también fui, a cuan, cuando terminé de trabajar fui al gimnasio y el viernes por la noche cuando cerré a las 10, y el viernes también fui a ese gimnasio y esa declaración la hice ante la policía, si hubieran querido lo hubieran podido comprobar ya que en ese gimnasio contienen cámaras para, hay muchas cámaras dentro de ese gimnasio

D: Supo Ud. antes de su detención que habían localizado en, en la comisaría de Vallecas un artefacto explosivo que contenía una tarjeta…

T: Si…

D: …de móvil

T: …creo que el viernes salió esta información de que había, se había encontrado una mochila y con un teléfono con la tarjeta de amena dentro de la., del, del teléfono, que salió la marca, creo entonces mitsubishi.

D: ¿Cuando fue Ud. detenido?

T: Eeh, no se no me acuerdo si salió mitsubisi o no, pero la tarjeta de amena sí, mitsubishi no me acuerdo.

D: ¿Cuando fue Ud. detenido?

T: Fui el día trece de marzo.

D: Eh. ¿Le dijeron cuando le detuvieron que habían detenido a su madre y a su hermana?

T: Cuando, si cuando estaba en la comisaría, me dijeron que habían detenido a mi hermana y a mi madre yyy, y a toda la familia, y que van a, bueno mmm, me hablaban mal, que van a violarlos, y van y dicen esas cosas paraaa, eh, presionarme, no sé.

D: ¿Era cierto que los habían detenido?

T: No, no los habían detenido.

D: ¿Cuándo prestó su primera declaración policial, si se acuerda, asistido de abogado?

T: Eeh, el último día, cuando, cuando ya me llevaban ante el juez, eh, ya, me han dicho que tienes derecho hacer una declaración ante un abogado, entonces yo ya quería declarar ante el juez, ante el juez instructor, dije que no, que no iba a declarar.

D: En los registros domiciliarios efectuados en la calle tribulete y en la calle sequillo eh, ¿fue acompañado Ud. por un abogado?

T: No, no fui acompañado con, con un abogado.

D: ¿Sabe Ud. que ha ocurrido finalmente con esos 7.500€ que la policía encontró e intervino en su domicilio de la calle Sequillo?

T: Si, los 7.500€ fueron encontrados en una habitación, no en dos, en la habitación de mi madre, porque nosotros eh, trabajamos y mi madre pues eh, nos ayuda, a, a, ella es la que, la que compra, y la que distribuye eh, o sea, la que distribuye el dinero en casa, entonces tenía el dinero en su habitación no en otra habitación, solamente el dinero había en la habitación de mi madre, eh, y ese dinero era el dinero de gasto familiar, y claro que era dinero de ganancia nuestra, de, de, de mío y de mi hermano, y , ¿perdón, la pregunta?

D: ¿Y qué ha ocurrido con ese dinero al final, finalmente dónde está?

T: Ese dinero fue eh, se lo devolvió el secretario judicial a mi hermano hace, hace unas semanas, incluso se lo tenía que haber devuelto muchos meses antes pero ya que estuvo el secretario judicial de baja tardó un tiempo en devolvérselo, a, a, a mi hermano.

D: ¿Ud. es propietario, con otros socios de la, de la tienda de telefonía yucaltelecom…?

T: Sí.

D: tribulete, ¿desde cuándo?

T:  …sí, somos desde el año 2001, somos tres socios, yo y Mohamed el Bakhali y Mohamed Chaoui, somos tres socios en la tienda de la calle Tribulete nº17.

D: Sindou Enterprise, la, la empresa que les vendió las tarjetas, ¿es un cliente habitual de Yucal Telecom?

T: Si es un cliente habitual.

D: Cuéntenos quien de Ud.s. compró las tarjetas a Sindou Enterprise, quien, y quien posteriormente, bueno cuéntenos primero eso.

T: Eh, eh, las compras de las, de las tarjetas normalmente las realiza eeh, mi socio que es Mohamed el Bacali y de la calle tribulete, ya que, que él las guarda en casa y él sabe cuándo se acaban y cuando no, y por eso rea.., realiza esos compras él y cuando se acaba pues les llama, les pide pues 50 tarjetas, o 100 tarjetas, cuando se acaban pues volvemos a pedir otras.

D: ¿Fue el mismo que, que custodió esas tarjetas y las bajó a la tienda una vez que la tienda quedó desprovista de tarjetas?

T: Si, las tarjetas, eh, como dije antes, cuando las compramos eh, no podemos dejar, no, no dejamos teléfonos y tarjetas, fue como vive el al lado de la tienda pues llevamos la mercancía para que si pues las tiendas de telefoní.., las tiendas de telefonía están en la mirada de los, de los ladrones, entonces hemos tenido robos anteriormente y para que si sucidie.., sucidiera un robo pues no perderíamos tanto, entonces dejamos alguna mercancía en la casa de Mohamed el Bakhali por eso dio la casualidad de que Mohamed Bakhali es el que controla las tarjetas y va bajando, eeh, tiene toda la custodia de las tarjetas y va bajando de 10 en 10, de 15 en 15, y por eso yo no hubiera podido proporcionar a ninguna otra persona las tarjetas sin la información de Mohamed Bakhali, porque Mohamed Bakhali es el que los tiene en casa y yo no tengo ni llaves de casa de Mohamed Bakhali, ni vivo con él, ni voy a su casa.

D: Posteriormente a su detención también, también hubo dos robos en su tienda, ¿no?

T: Si después de ser detenido, incluso sali., salió esa información en los medios de comunicación de que la tienda, pues había sufrido dos o tres robos, incluso la policía un día, fui, fue a la tienda y se encontró una persona ya durmiendo en la tienda, ya el, había robado el ladrón había robado, había visto que no había nadie pues se venía a dor.., a dormir por las noches, ya lo tenía como, como, como una casa, una vivienda.

D: En definitiva Ud. no ha tenido nunca ninguna intervención en, en la gestión de esas tarjetas, ¿no?

T: De esas tarjetas no he tenido ninguna intervención, solamente la tarjeta que se me encontró en mi teléfono, esa tarjeta era para llamar a mi mujer eh, porque mi mujer tiene la, tiene tarjeta de amena, yo tengo movistar y cuando quiero llamar a mí, a mi mujer pues compro, porque somos socios compro una tarjeta de, de mi tienda y la pongo en mi móvil para llamar a mi mujer, así estoy hablando más tiempo y me, y me sale más, mas barato, y por eso.., por eso dio la casualidad a la hora de mi detención se me encontró la tarjeta de amena, entonces solo esa tarjeta de amena era para llamar a mi mujer y eso se puede comprobar en, en la memoria del, en las cel…, en las, en las llamadas realizadas desde esa tarjeta.

D: ¿Conoce Ud. a Mohamed Afalah?

T: No, no le conozco.

D: Explíquenos porque aparecen en su teléfono una llamada realizada a un teléfono atribuido a Mohamed Afalah.

T: Esa llamada la realizó un compañero del gimnasio, eh, que se llama Mohamed Bakhali, no es, no es Mohamed Bakhali mi socio si no otro compañero del gimnasio, y este, este chaval realizó esta llamada porque el eh, estaba, haciendo reforma a una cafetería, restaurante que iba a abrir, entonces estaba a, eh, cogiendo presupuestos de albañiles, entonces eh, mi pidió esta llamada, realizó esta llamada desde mi teléfono para pedir se presupuesto a esta persona, pero después eh, eh de unos días le pregunté eh, quien le había hecho la reforma y me dijo al final se lo, lo han hecho unos rumanos porque habían sido ya bien dado un precio más barato.

D: En el año 2001 Francia envió una comisión rogatoria a España para investigarle, a consecuencia de aquello fue registrado su domicilio ¿no?

T: Si, fueee, he tenido un registro de mi casa en el año 2001 para, por este motivo.

D: ¿Tuvo alguna consecuencia penal para Ud. aquella investigación?

T: No, no tuvo ninguna consecuencia penal, eh, fui, me preguntó el Sr. juez, eh, si había estado alguna vez en Francia, le dije que no, me dijo si conocía a alguien en Francia, le dije que no, yyyyy, y nada más, y me fui, declaró mi madre también fuimos yo y mi madre porque mi madre, es, el teléfono está a su nombre, y nada mas fuimos a declarar eh, vio que no teníamos nada, y nada más.

D: Donde tuvo que ir a recoger la, la documentación una vez prestada la declaración.

T: Después de terminar la declaración ante el juez eh, pide a la secretaría que me devolvieran el permiso de residencia eh, me dij.., me dijo que tenía que ir a recogerla a la comisaría de canillas, entonces fui a la comisaría de canillas y allí me, eh, entré hasta dentro y me interrogó un agente, entonces me propuso otra vez si pudiera trabajar con ellos y le dije que no que yo no, no podría hacer ese trabajo, porque no valiera, yo, yo no valía para ese trabajo, entonces me insistió tanto que al final eh, le dije dame el teléfono, no, si yo me entero de algo te lo digo pero yo no voy a buscar a nadie ni yo voy a trabajar con Ud. como confidente ni na, pero si yo escucho algo entonces yo de lo digo a Ud. y, entonces, eso, eso es lo que pasó, me dio el teléfono pero nunca le llamé, entonces esta persona cuando, cuando fui detenido el día 13 de marzo, dos o tres días después estando en comisaría vino a verme, me dijo, te acuerdas de mí, le he dicho, si me acuerdo de Ud., me dijo pues si hubieras colaborado con nosotros no te hubiera pasado esto, entonces eh, no le contesté porque yo tenía miedo de hablar, porque cuando hablaba me pegaban y tal, pues yo procuraba hablar lo menos posible, entonces entendí que era una venganza, porque yo no tenía nada que ver con, con la, con ni este atentado, ni, ningún otro atentado.

D: Aquella vez que le propusieron en canillas colaborar con, con aquellos policías era la segunda vez que se lo proponían, ¿no?

T: Si era la segun….

GB: Pregunta claramente sugestiva, contestará el ac.., procesado pero la pregunta es sugestiva puesto que contiene la respuesta.

T: ¿Contesto?

GB: Si, si.

T: Eh, esa…

GB: ….declarar, o sea puede contestar.

T: …es la segunda, porque la primera ya la he contado el viernes, que llegaron dos policías en el año 2001, y cua.., estaba yo armando la tienda de la frutería, entraron dos, dos personas, me enseñaron una placa y salí con ellos, me montaron en un coche, dimos unas vueltas, y me propusieron lo mismo, de que siquiera, si quisiera a trabajar con ellos porque ellos necesitaban alguien en Lavapiés porque era una zona de inmigrantes y me propusieron que, que ellos me ayu…, si los les ayudaba a ellos, ellos me ayudarían a mi, eh, mi negocio, traer a mi familia de Marruecos y, y, mmm, lo que, lo que, lo que yo quisiera dentro de sus posibilidades.

D: En el año 2001 dentro de la denominada operación Dátil, también fue investigado comptencia…, incluso acudió a la, a la vista como testigo, allí estará como testigo, ….

T: Si, fue…

D: …tuvo uno, ¿tuvo alguna consecuencia penal para Ud. aquella investigación?

GB: No ha lugar la pregunta, es conocida pública y notoria la sentencia de la operación dátil, en la que ni siquiera estuvo procesado, el hoy procesado.

D: Formulo protesta Señoría.

GB: Mmm, mmm (afirmativo)

D: ¿También se le intentaron relacionar incluso con el atentado de Casablanca?, ¿Ha tenido Ud. algún problema legal en Marruecos en alguna ocasión?

T: Yo nunca he tenido ningún problema en Marruecos, incluso, eeh, hemos traído al, al Sr., al Juez instructor mis antec , los antecedentes eh, penales e judiciales de Marruecos, y se lo hemos entregado al Sr. Instructor.

D: ¿Ha estado Ud. en alguna ocasión en el piso de Carmen Martín Gaite en Leganes?

T: Yo nunca he estado en ese piso, nunca he estado en esa calle, no conozco esa calle, nunca mm, nunca he estado ahí.

D: ¿Ha estado Ud. alguna vez en la finca de Morata de Tajuña?

T: No, no conozco, no conozco nada la finca, y no conozco Morata de Tajuña, y no conozco Chinchón, y aprovecho esta pregunta para pedir disculpas ayer sonreí, ayer sonreí cuando la señora fiscal me preguntó sobre Chinchón es, es porque me sorprendió …

GB: Disculpas aceptadas siga contestando

D: Eeh, ¿Ha estado Ud. alguna vez en Albolote en Granada?

T: No. Nunca he estado en Granada

D: ¿Se ha montado Ud. en alguna ocasión en la Renault Kangoo o en el Skoda Favia que consta en el auto de procesamiento?

T: No, no, no sé nada de la Renault Kangoo.

D: ¿Pertenece Ud. a al quaeda?

T: No, no, no pertenezco a Al Quaeda.

D: ¿Pertenece Ud. a las Brigadas de Abu Saf El Masrif?

T: No, no pertenezco a este grupo.

D: ¿Pertenece Ud. a ETA?

T: No, no pertenezco a ETA.

D: ¿Pertenece Ud. a las Brigadas de la muerte?

T: No, no pertenezco a las Brigadas de la Muerte.

D: ¿Pertenece Ud. a Ansar el islam?

T: No, no pertenezco a Ansar el islam.

D: ¿Pertenece Ud. al GRAPO?

T: No, no pertenezco al GRAPO.

D: ¿Pertenece Ud. al grupo isla.., islamista combatiente marroquí?

T: No, no pertenezco al grupo islamista combatiente marroquí.

D: ¿Tiene Ud. algún, alguna relación con algún grupo de ideología salafista o tafir?

T: No, no tengo ninguna relación con ningún grupo de salafista y tafir.

D: ¿Ha estado Ud. en algún campo de entrenamiento o en Afganistán?

T: Nunca he estado en ningún campo de entrenamiento ni en Afganistán, ni en, ni en ningún otro campo de entrenamiento.

D: Y por último, ¿condena Ud. los atentados del 11 de marzo de 2004?

(20:46)T: Condeno este atentado rotundamente, y no estoy de acuerdo con, con ni este atentado nin , ningún otro atentado que acabe con la vida de personas inocentes por motivos religiosos ó políticos ó otros.

D: La defensa ha terminado Señoría.

GB: Gracias, sin perjuicio de que pueda repreguntar e informándole de que tiene derecho a no declarar y a no confesarse culpable, por lo tanto, que se puede negar a contestar las preguntas, la pregunta que le voy a hacer. Ha comentado Ud. que por dos veces le ofrecen ser colaborador de la policía, ¿por qué no lo dijo Ud. en ninguna de sus declaraciones ante el juzgado, ni, las dos que tiene ante el juzgado?

T: Pues, he, la verdad es que, eh mis abogados no venían a verme, y no, no me ayudaban, yo tenía miedo de que, de que pudiera haber represalias si yo, si yo hablaba de esto, porque yo tenía eeh, pensaba que yo me podía salir ya que no tenía, no tenía nada en este atentado y sabía que me, no podrían, yo pensaba que no habría un juicio eh, ya que no tengo nada, solamente hay, han dicho, hay unos testigos, pero esto testigos eeeh, yo se que, que, que la policía sabe que esos testigos no son de verdad, incluso mi madre fue a hablar con él, con el Sr. Instructor, el Sr. instructor le, mi madre le dijo yo estés, que si hay algo de lo que estés seguro es que mi hijo ha dormido en casa, y se levantó a las 10:00, a las 10:00 de la mañana y yo le pre.., le pre…, le preparé el desayuno, entonces el Sr. instructor le dijo, ya lo sé, yo se que jamal ha dormido en casa, le dijo vaya Ud. ha casa y pida la libertad, entonces yo tenía en.., no quería decir esto pues acaso pud…, podría haber represalias, quería que a lo mejor me soltaran y, y olvidar todo este tema pero ya que he llegado a un juicio pues te.., tendré, tengo que explicarlo todo lo que ha pasado para que se sepa todo, todo lo que hay, porque si, si ha habido esto, me han sentado en un juicio por un atentado que no tengo nada que ver pudiera ser que ha sido por, eh, por venganza o por otra cosa, no lo se todavía no se por qué estoy en este juicio.

GB: Bien, ¿alguna pregunta más Sr. letrado?

D: Ninguna pregunta más Señoría.

*****

 

Hagamos un alto y tomemos un tiempo para reflexionar. De Jamal Zougham sabemos que se le había colgado un sambenito de yihadista/islamista bien grande en la espalda para que todos lo vieran, incluidos y especialmente los policías, que era la perfecta coartada para los autores porque no les podía señalar…Desde 3 semanas antes venía siendo sometido a vigilancia desde el juzgado de Garzón. Sus escarceos con el mundo radical, endosados por la policía noruega y francesa y jueces extranjeros, aunque antiguos, le convertían en un radical perfectamente creíble para los policías que ordenaron detener.

Pero si faltaba algo, fue “testigo” (esa es la condición con la que intervino en la Operación Dátil a tenor de la respuesta de Gómez Bermúdez que mal se entiende repasando el contenido de la investigación) en la Operación Dátil en el 2001, llevada por Garzón. Y ante el intento del abogado defensor de que se explayase sobre su participación como testigo, el juez Gómez Bermúdez le corta inmediatamente. Y eso a pesar de lo que leerán a continuación de la operación Dátil:

En el domicilio sito en c/ Sequillo nº 14 bajo domicilio de JAMAL ZOUGHAM, según escrito de fecha 10-8-01 de la U.C.I.E. se hallaron los siguientes datos obtenidos:

  • Papel con la anotación del teléfono 659869731 correspondiente a un tal AMER. (Se trata en realidad del teléfono tarjeta activa utilizado por AMER AZIZI, el miembro de la célula de IMAD EDDIN BARAKAT YARKAS).
  • Papel con el número de teléfono 669739797 como perteneciente a SAID CHEDADI. (Se trata del miembro de la célula de IMAD EDDIN BARAKAT YARKAS actualmente en prisión).
  • En una agenda apareció el teléfono 619602507, que era el utilizado por ABDALRAHMAN ALARNAOT ABUALJER, el miembro de la célula de IMAD EDDIN BARAKAT YARKAS.
  • En una agenda apareció el teléfono 6309557819 que es el utilizado por MOHAMED MAHER HALAK.
  • Cinta de vídeo con el título La Lucha (Jihad) ISLÁMICA EN DAGUESTÁN 16-08-99. Se trata en realidad de la cinta de vídeo en la que aparece ABU MUHGEN, su hermano ABDELAZIZ

BENYAICH y Omar Dhegayes en Chechenia, cuya misma cinta se intervino en los registros domiciliarios de OSAMA DARRA, Luis José GALÁN GONZÁLEZ y otros de los detenidos de la célula de IMAD EDDIN BARAKAT YARKAS.

  • Cinta de vídeo titulada “El Movimiento islámico en Occidente”, en ella se efectuaba una entrevista a Osama Ben Laden.
  • Libro en árabe Campaña de EE.UU. para acabar con el islam
  • Libro en árabe El Partido de Liberación
  • Libro en árabe “Noticias de apoyo a los chechenos musulmanes”.
  • Libro en árabe “Al-Fiquih de la Sunna” que trata sobre la lucha en el Islam y sus condiciones así como la forma de tratar a los prisioneros de guerra.

 

  1. Estancia         de         SALAHEDDIN        BENYAICH         en        Daguestán-Chechenia

En el año 2.000 la Unidad Central de Información Exterior recibió un vídeo procedente de las autoridades rusas, que a nivel mundial había sido distribuido a numerosos países occidentales, en el que se podían apreciar escenas de la guerra en Daguestán (Rusia) mantenida por las tropas rusas contra los “mujahidin”. En esa cinta se podían comprobar las atrocidades cometidas por los “mujahidin” contra ciudadanos rusos. Sin duda esa cinta había sido ocupada por las tropas rusas en algún enfrentamiento con los “mujahidin” y ahora la utilizaban para mostrar al mundo la actuación antihumana que tenían los “mujahidin” en su lucha por la conquista de determinadas zonas de Rusia.

Esa misma cinta fue encontrada en el registro del domicilio de IMAD EDIN BARAKAT YARKAS (a) ABU DAHDAH.

La misma cinta de vídeo fue encontrada en el registro del domicilio de MUHAMMED GALEB KALAJE ZOUAYDI (a) ABU TALHA.

La misma cinta fue encontrada en el registro del domicilio de OSAMA DARRA. El contenido de la misma cinta de vídeo fue intervenido en un CD ROOM en el registro efectuado en el domicilio de Luis José GALÁN GONZÁLEZ (a) YUSUF GALÁN.

La misma cinta de vídeo fue intervenida en el registro efectuado con motivo de una Comisión

Rogatoria francesa de JAMAL ZOUGHAM (un seguidor de IMAD EDDIN BARAKAT YARKAS). En la cinta en cuestión aparece grabada la fecha que se hizo la filmación, concretamente se puede ver la fecha 16-08-1999.

El día 05-09-01 (C-30) JAMAL ZOUGAN llamó a IMAD BARAKAT. Le dice que ya está en Madrid, que llego ayer por la noche (de Marruecos). JAMAL le dice que llegó donde estaba el amigo, pero éste estaba de viaje, pero su hermano ABDUL-AZIZ le manda muchos recuerdos a IMAD y para todos los jóvenes. IMAD entonces irá a verle.

  • El 29-06-01 (C-30), AMER AZIZI llamó a BARAKAT YARKAS para invitarle a comer, y le dijo que ya le estaban esperando.
  • El 03, 04 y 05-08-01 (C-30), un tal JAMAL (con acento magrebí) llamó a BARAKAT YARKAS para pedirle el número de teléfono del “hermano” que estaba en Marruecos (ABDULLAH) porque al día siguiente a las cinco de la mañana se marchaba. Luego se puso al teléfono AMER (AMER AZIZI), y le dijo a BARAKAT YARKAS que quizás él también se fuese a Marruecos. AMER quería ver a BARAKAT porque quería darle una cosa antes de irse.
  • El 06-08-01 (C-30), YUSUF GALÁN (Luis José GALÁN GONZALEZ) llamó a BARAKAT YARKAS para decirle que estaba en casa. Le dijo que había quedado con AMER (AMER AZIZI) en la mezquita de Embajadores. YUSUF GALÁN le dijo que llevaba una carta. Se supone que la carta era de PARLIN (se trataba de PARLINDUNGAN SIREGAR, individuo de origen indonesio que estuvo en España participando en las actividades de la célula de BARAKAT YARKAS y que se desplazó a Indonesia para participar en la organización de un campamento de entrenamiento para mujahidines en aquél país), ya que YUSUF GALÁN acababa de regresar precisamente de Indonesia, donde se supone que fue para realizar un curso de entrenamiento en el campamento en el que se encontraba PARLINDUNGAN SIREGAR. Quedaron en verse en el Bangladesh.
  • El 10, 11 y 12-08-01 (C-30), AMER AZIZI llamó a BARAKAT YARKAS para decirle que estaba en Marruecos y que iba a estar allí un mes y medio. AMER le pregunta a BARAKAT si quiere que le lleve el total de la “FATWAD”. BARAKAT le respondió que si, si es que tenía la posibilidad.
  • El 01, y 02-09-01 (C-30), un tal DRISS (con acento magrebí) llamó a BARAKAT YARKAS para decirle que le había estado llamando la semana anterior y BARAKAT no le contestaba, que tenía el teléfono apagado. Le dijo que también había llamado a AMER (AMER AZIZI) y había estado hablando con él. DRISS había regresado de Marruecos, y estaba cerca del local de JAMAL, después iría donde SAID el mensajero, y a continuación iría a rezar la penúltima. BARAKAT le vería a las 21:30 horas. En una llamada anterior, BARAKAT invitó a DRISS y a SAID a ir a casa. DRISS le dijo que ya tenía el D.N.I.
  • El 05-09-01 (C-30), DRISS (el mismo que el de la conversación del 01, y 02-09-01 (C-30) llamó a BARAKAT YARKAS para preguntarle si ese mismo día o al día siguiente le podía hacer para uno la transferencia de un coche. BARAKAT le contestó que no sabía de esas cosas, y que además ese mismo día esperaba a unos “jóvenes” en su casa. BARAKAT le comentó que lo podía hacer el amigo de RASHID, pero que estaba de viaje. DRISS le dijo que el día anterior había llamado a AMER (AMER AZIZI) y le había dado recuerdos para ellos.

DRISS le preguntó a IMAD si conocía a MOHAMAD el argelino, un “hermano” que estaba por la zona de Tarragona, “iba a ir a… (no siguió hablando). BARAKAT dijo que no le conocía.

Un dato que podría tener enorme relevancia y que pasó lógicamente inadvertido fue el siguiente último párrafo del artículo que vengo de enlazar: Y un último dato que agrega Hassan sobre Zougham. «El etarra que detuvieron en 2000 (Asier Urretabizkaia) vivía frente a la tienda de ropa que tenía su amigo Saíd. Muchas veces comieron en los mismos sitios».

Podría ser parte del montaje sobre Zougham, o lo que es más tenebroso, que fuese un motivo más para quien tomó la decisión de utilizarle como cabeza de turco.

Si recuerdan la Comisión de Investigación y al representante del PNV, Sr Olavarría Muñoz, no se pierdan lo siguiente:

Hay sumarios en el año 2001 respecto a células salafistas, otras yihadistas, otras de muyahidines. Hay sumarios en el año 2003 y particularmente hay dos que destacan por su importancia porque están ya incriminados en los mismo personas como Chaui, como Jamal Zougham y algunos otros de los responsables del 11-M, que son los sumarios 35/2001 y 9/2003. El señor Pellicer, subdirector operativo de la Guardia Civil, advirtió en julio de 2002 —estamos hablando, señor presidente, del año 2002— sobre la inminencia de un atentado de Al Qaeda en España. El señor Rayón, director de la UCIE, en noviembre de 2003, en un informe parcial de inteligencia que tiene un subapartado denominado operación paso del Estrecho, advierte que España, tras la intervención en la guerra de Irak, se ha convertido en un opresor occidental, en opinión de las organizaciones terroristas islamistas, y que la inminencia de un atentado no debe ser descartada y debe ser tomada en consideración. Además, existían informes, como hemos podido comprobar, del Mossad, existían informes de la CÍA y existían informes del CNI, algunos de los cuales han podido ser analizados en sesión secreta en esta Comisión de investigación, que advertían y utilizaban locuciones como atentados contra vías ferroviarias, contra lugares de gran concentración de personas y también la expresión incendios forestales y vías de comunicación con carácter general. Sin embargo, la actitud del Gobierno era de una lasitud verdaderamente preocupante. Al señor Jamal Zougham se le perseguía intermitentemente. Los funcionarios destinados a su persecución y a su seguimiento, a pesar de estar encartado en sumarios por pertenencia a Al Qaeda por parte de la Audiencia Nacional, dejaron de perseguirle para ser destinados a labores de protección de la boda real, por ejemplo (…)

El ex ministro Acebes comentó que a personas como Zougham y Chaui se les consideraba delincuentes comunes y que los únicos antecedentes penales que obraban en el ministerio, a pesar de estar encartados por pertenencia a organizaciones terroristas islamistas en la Audiencia Nacional, eran por delitos de lesiones, o de receptación en el caso del otro. Esta es una lasitud que debe merecer que se articule algún tipo de responsabilidad política, que veremos cómo se articula. No se dio importancia a los informes de Europol, presentados por el señor Simancas, que advertían de la inminencia de un atentado de red islamista en el Estado español. No se dio importancia o no se siguió al imán Lamari, a pesar de que el señor Dézcallar personalmente se dirigió al ex presidente Aznar indicando la peligrosidad de una persona que había pertenecido al GIA y que constaba, según los informes del CNI, que estaba organizando células islamistas en condiciones de cometer atentados. Las células no eran tan durmientes, o al menos estaban despertando, y vaya que si despertaron, señor presidente.

Párrafos muy significativos que puestos en contexto con todos los demás datos que venimos recopilando, nos inclinarían ante la teoría (que desgranaba Pedro Jota Ramírez) del cometa que se dejó volar y a la utilización de Jamal Zougham como cabeza de turco.

Enlacemos la información con los otros datos que hemos tratado, que son el alquiler de un piso controlado por Mohamed Afalah y de la finca de Morata, vieja conocida de los cuerpos de seguridad, por Jamal Ahmidan.

Y que, por otro lado, Jamal Ahmidan confiesa que estaba siendo protegido por los cuerpos de seguridad (ya he tratado de explicar que quienes hacían la vista gorda no tenían que necesariamente estar en la operación con los confidentes).

Jamal Ahmidan protege la identidad de los artistas invitados: ”ElMundo, CGA: Personas ajenas al comando islamista vivieron en Morata en vísperas del 11-M”

Pero lo más importante de dicha declaración viene a continuación: «Manifiesta que el primer día que vio aparcado el vehículo marca Toyota en la finca, Jamal no le permitió pasar y tuvo que marchar a Madrid, ya que Jamal le dijo que estaba con gente y no podía pasar, siendo ésta la última vez que vio a Jamal en la finca de Morata…» Y añade: «Que unos días después, Jamal le dijo que no volviera a la casa porque iba a estar una mujer allí sola con sus hijos y no podía estar. Que tras unos cinco o seis días, Jamal le llamó y le dijo que ya podía puesto que la mujer ya se había marchado y ya no había nadie en la casa. Que esto (la conversación con Jamal) sucedió a finales de febrero o primeros de marzo…»

Hamid Ahmidan y Gnaoui trabajaron en la casa de Morata para hacer, según la Policía, el zulo en el que se guardaron los explosivos que presuntamente fueron robados en Mina Conchita.

Los agentes, de hecho, encontraron en los paneles de porespán que se instalaron para el aislamiento de dicho zulo «restos de componentes de dinamita» (que, contrariamente a lo que sucedió con los análisis de los Tedax de los focos de las explosiones, se identifican como nitrogricol y nitrato amónico)”.

Si está probado que fue Jamal Ahmidan quien acudió a comprar las tarjetas al locutorio de Jamal Zougham, como que fueron los artistas invitados quienes adquirieron los móviles TRIUM T110 en la tienda de los hindúes en tres tandas, para conjuntarlos a las tarjetas que les proporciona Jamal Ahmidan ¿Estamos ante otra casualidad? ¿Si estos artistas invitados eran técnicos enviados por ETA, contribuyeron a la farsa y siguieron las indicaciones que les dieron? ¿Fueron entonces también los artefactos de Baqueira o en el tren de Chamartín parte de la trampa, y colocación de artefactos explosivos en las vías de los trenes, el papel asignado a los vascos? ¿Tiene sentido que ETA contribuyera al teatro, solo con vistas a engañar y entrampar al gobierno del PP, y siendo parte de una gran conspiración, como defienden Luis del Pino, Fernando Múgica o López Bru y muchos otros, o lo más probable y siempre en el caso de que estos intervinieran, -con o sin conocimiento de todos los miembros de la cúpula- son participantes necesarios, coadyuvantes del atentado?

Preparan los artefactos en Morata y con toda probabilidad dejan solo pendiente de ensamblar el último cable a los colocadores.

Resumamos:

Jamal Ahmidan y Allekema Lamari “explicaron que tenían un trabajo por encargo que les iba a dar mucho dinero con “unos vascos” y con gente de los servicios de inteligencia”.

Jamal Ahmidan compra las tarjetas en el locutorio de Zougham.

La tarjeta que da la excusa para detener a Zougham aparece en la mochila13 creada a posteriori.

Jamal Zougham:” Cuando dije que los que me ofrecieron trabajar con ellos fueron CNI me equivoqué porque, porque antes de ese Juicio yo pensaba en Canillas, eran todo el CNI, entonces ahora sé que fueron policías del CNI, pero sin precisar que fueron el CNI o la UCI o la UCIE, porque ahora he podido saber en este juicio que ahí están todos y no, no sé quién es, no sé si fueron CNI u otros.”

“Desvela que cuando fue detenido el 13 de marzo de 2004 uno de los policías que le interrogó le dijo: “Si hubieras colaborado con nosotros no te habría pasado esto”. Él entendió que “era una venganza” y sostiene que le implicaron en la masacre sólo porque se negó por dos veces a trabajar para el CNI.”

Es razonable especular que no fue solo venganza. La detención de Zougham, siempre antes de que la gente depositara el voto, fue indispensable para dar el definitivo toque islamista, con la ventaja que no arriesgaban a que pudiera contar nada ni a señalar a los verdaderos autores. De ahí la cooperación de Jamal Ahmidan y la alegría con la que se celebró en el restaurante Hacienda de Majadahonda la noticia: Vera anticipó al Psoe que el 13M habría detenciones de islamistas.

La traición a Jamal Ahmidan por sus jefes que le aboca a morir en Leganés, explicaría también la profanación del cuerpo del Geo Torronteras por parte de sus hermanos y primos, y por qué no se ha querido investigar. (Descarto rotundamente la salvajada de la explicación de LdP).

 

La compra de las tarjetas por Jamal Ahmidan, responsabilidad que asume personalmente y no delega en otro de su banda, como cuando oculta la identidad de los técnicos que montan las bombas de los trenes a los demás, aportaría por tanto mucha luz a aspectos oscuros del atentado como a las relaciones y responsabilidades de los distintos autores que participaron en la operación de “inteligencia”. No descartemos tampoco que el móvil y la tarjeta que señalaba a Zougham fuese proporcionado por Jamal Ahmidan, u otro de la banda o procesados, a quienes fabricaron la mochila nº13. La lógica es impepinable.

Por si lo relatado no fuera suficiente, sumemos el hecho que por boca de uno de sus compinches sabemos que cuando Jamal Ahmidan decidió reclamar deudas de droga, amenazaba a los deudores musulmanes con inculparles en el atentado 11-M.

Resoplemos y recuperemos el aliento. Ahí quedan las preguntas.

***

Echemos un momento la vista atrás, y quédense con lo siguiente porque ahí seguramente radica la decisión de usar a Zougham como cabeza de turco.

En el año 2001, el 13 de junio, el domicilio de Jamal Zougham es registrado siguiendo una requisición del juez francés Jean Louis Bruguière. El juez Baltasar Garzón aprovechará para interrogarle en noviembre del 2001, pero, sin embargo, la falta de indicios y pruebas le obligarán a dejarlo en libertad. Policías marroquíes advierten a la policía española que Zougham visita Casablanca un mes antes de los atentados de Casablanca.

En Tánger, Marruecos se cita con Mouhannad Almallah en agosto del 2002.

Khaled Zeimi Pardo declara que Zougham mantenía contactos con Amer Azizi.

¿Quién filtraba las noticias falsas sobre Jamal Zougham?

Porque esto nos contaba Fernando Múgica en el año 2009,

Y la tercera cosa que quiero decir: a veces tenemos una memoria los periodistas muy frágil. En los primeros días se publicó en periódicos muy importantes, que no tengo porqué nombrar, a toda plana, lo siguiente:

Zougham es:

  1. Un peligroso islamista internacional
  2. Sus huellas han aparecido en la furgoneta de Alcalá
  3. A toda plana, eh…, un trozo de baquelita del teléfono de la mochila de Vallecas ha

aparecido en el locutorio propiedad de Zougham.

Bien: los periodistas no nos levantamos por la mañana “voy a ver qué titular me invento”. No es así, porque así no funcionan los periódicos. Uno tiene sus fuentes y solamente las fuerzas de seguridad pudieron ser las fuentes de estos tres elementos que acabo de decir. Por tanto… alguien de las fuerzas de seguridad filtró a un periódico muy importante tres mentiras absolutas sobre Zougham. Eso, como sabéis, en periodismo se rectifica muy relativamente…Sale a toda plana, pasan los meses…aún meses después del 11M todavía se decía “el trozo de baquelita que había aparecido en el teléfono de la mochila de Vallecas…” Bien: era absolutamente falso. Mi pregunta es: ¿quién filtró esas informaciones al periódico? Y ¿con qué motivo dado que eran mentira?

Se olvida Fernando Múgica de la 4ª filtración y tal vez la más engañosa, fue el bulo que se lanzó y que consiguió engañar al mismo Pedro Jota, que contaba que, en el momento de ser detenido, Jamal Zougham preguntó al médico que le inspeccionaba por quién había ganado las elecciones. Bulo que se demostró ser totalmente falso, pero que no evitó que todos picáramos como ocurrió con Pedro Jota: «Cuando Jamal Zougham llega a la Audiencia tras 72 horas de incomunicación no pregunta ni por el número de muertos, ni por la situación de sus compañeros, ni por el estado de su familia, sino por el resultado de las elecciones. No es verosímil que ello se debiera a que se hubiera jugado ninguna cena con algún cliente de su locutorio telefónico, ni a que su proyecto vital pasara por hacer carrera a través de la Agrupación Socialista de Lavapiés. Quería simplemente verificar si los terribles actos en los que se había implicado habían obtenido el fin último que pretendían».

Digo yo que si los periodistas conocían sus fuentes ¿fueron estas las mismas que convencieron a Zapatero y a la SER del suicida (¿porque ellos lo esperaban?)?

Dejo para casi el final de este capítulo de la ocultación a Jamal Zougham por dos motivos principales, porque la identificación de las rumanas de Jamal Zougham ha estado hasta pocos meses sujeta a investigación judicial de la que lamentablemente no se ha derivado la abertura del juicio oral a pesar del abrumador peso de las evidencias que han quedado acreditadas sobre la falsedad en las identificaciones, y porque representa una pieza clave del entramado que se erigió para ocultar a los indeseados autores invitados.

La idoneidad de su elección se basó en el hecho que en su persona se juntaban dos particularidades: que no podía delatar a ninguno de los implicados por no haber tenido relación con ellos, no constando ninguna llamada salvo una intrascendente de Mohamed Afalah, y cumplía por sus antecedentes para extender el barniz islamista sobre el atentado, antecedentes que además le hacían creíble para los demás agentes policiales que intervinieron en la investigación y en su detención. La ventaja de Zougham consistía también en el hecho que, al no tener contacto con los autores del atentado, no estaba en situación de señalar a ninguno ni en dar detalles de algo que desconocía.

Hay que destacar que Jamal Zougham venía siendo vigilado con anterioridad por el juzgado de Garzón, que tenía intervenido su móvil desde hace varios meses (abril 2003, a dos meses de la llegada de Jamal Ahmidan, grabaciones que no están en ninguna parte) y su teléfono fijo a instancias de la policía y por el mismo juez Garzón, desde solo tres semanas antes de los atentados, sin motivo aparente ni incriminación derivada ni investigación en curso.

Pero no solo el juzgado, Cartagena, el confidente del cual ya hemos hablado: “Según su testimonio en el tribunal, también le ordenaron vigilar un locutorio de Lavapiés, el de Jamal Zougham. Él sostiene que no sabía que Zougham era el de la tienda, y afirma: “Desde que me mandaron investigar a Zougham, han querido meterlo en el grupo“.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/03/07/espana/1173282489.html

Cartagena presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional en el año 2006 en la que expuso muchos detalles concretos:

‘Cartagena’ revela que la Policía le pidió captar a Zougham para la célula del 11M

  • que llevaría a concluir que su utilización como cabeza de turco ya estaba siendo aderezada desde antes del 11-M, para que llegado el momento se compraran sus supuestos antecedentes y que resultase razonable su consecuente detención por otros policías, que engañados se tragaron el cebo.
  • Mismo caso que con Trashorras a quien se invitó a que inculpase a Zougham en el 11M, este es un extracto de su declaración:

D ZOUGAM: Con la venia de la Sala, la defensa de Basel Ghalyoun y Jamal Zougam. Eh, ¿Es cierto como declaró en una entrevista al periódico El Mundo, y como antes ha comentado aquí, que le propusieron inculpar a Jamal Zougam a cambio de dinero o de nombrarle testigo protegido?

I: Sí.

D ZOUGAM: ¿Quién le propuso que hiciera esto? I: El CNI y el Comisario que estaba en Avilés.

Afirmación que vuelve más tarde a reiterar cuando le pregunta su abogado defensor:

D TRASHORRAS: ¿Qué le mandó la Policía decir?

I: Pues me… que implicara a los moros, que implicara a Jamal Zougam, que implicara a los moros, que yo había visto la dinamita, que lo único que les interesaba era los moros, que yo no les interesaba para nada y me intentaron hacer que firmara, que eso me negué a reconocer a más gente en Comisaría, que yo no había visto en mi vida, las fotografías para que los identificara.

D TRASHORRAS: Y si usted decía todo eso, ¿qué pasaba?

I: Pues yo era un testigo protegido, me iba, y para mi mujer, porque la protección se pide para mi mujer también, y mi mujer no estaba imputada y también le ofreció la protección el juez del Olmo. Y entonces se decidió…

 

Desvela que cuando fue detenido el 13 de marzo de 2004 uno de los policías que le interrogó le dijo: “Si hubieras colaborado con nosotros no te habría pasado esto”. Él entendió que “era una venganza” y sostiene que le implicaron en la masacre sólo porque se negó por dos veces a trabajar para el CNI.

http://www.libertaddigital.com/nacional/jamalZoughamdicequeleimplicaronenel11mporquesenegoatrabajarparaelcni1276298827/

Chaoui ha relatado un par de cosas interesantes: la primera, que la Policía no se interesó por el coche de Zougham hasta bastantes días después de ser detenido, hasta el punto de que su hermana se lo llevó con una grúa para que los municipales no lo siguieran acribillando a multas; la segunda, que Hassan, el empleado de la peluquería Paparazzi con el que Zougham jugaba al fútbol, era amigo de un miembro del CNI, “que investigaba por Lavapiés cosas de ETA”. Al parecer, Hassan había tranquilizado a la familia de Zougham diciendo que su amigo estaba hablando bien de él a la Policía, pero a la semana les informó de que el espía había pasado a mejor vida. http://www.foropolicia.es/foros/viewtopic.php?f=1&t=5608

Por eso, los testimonios que le situaban en los trenes eran prioritarios y los supuestos testigos que creían haber identificado a Zougham tratados con suma delicadeza, y si como hemos visto no se quiso tomar en consideración el testimonio de un Guardia Civil que en su lugar identificó a Said Berraj, no fue sino para no echar al traste las más que endebles pruebas que sustentaban la culpabilidad de Zougham. De la culpabilidad de Zougham dependía la verosimilitud de la mochila 13. Ambas pruebas estaban y están íntimamente relacionadas.

Hubo más burdos intentos de colocar pruebas para inculparle que sin embargo no tuvieron éxito. Uno de ellos fue el trozo de carcasa del móvil que apareció por arte de birlibirloque en un posterior registro del locutorio de Tribulete. Como no se pudo acreditar y surgieron dudas al respecto, la noticia se ocultó y desapareció al poco tiempo. Lo interesante del caso es que con quien relacionaban a Zougham era con la célula de Al Qaeda, los hermanos Chedadi, quienes sí eran del barrio de Lavapiés.

Cuando fue detenido Zougham poco podía hacer y denunciar salvo protestar y declarar su inocencia en los hechos que le imputaban. Hoy también conocemos por la labor de los investigadores de ElMundo en particular, y es indiscutible al haber quedado demostrado, que la policía ocultó datos e informes al juez instructor que habrían sido de gran ayuda para sustentar su defensa.

Cuando se analiza más en profundidad la utilidad de Jamal Zougham como cabeza de turco surge la duda de si su detención no estaba planificada y su personaje conformado con antelación al atentado. Hay indicios claros que estaba en la diana de varios cuerpos policiales y CNI, porque entre otras cosas su teléfono fijo fue intervenido con antelación al 11-M, en concreto el 17 de febrero. Pero cuanto antecede no implica que quienes le vigilaban estaban involucrados en los preparativos del atentado. En absoluto.

Es interesante traer a colación que cuando un teniente coronel del CNI le cita a Fernando Múgica para animarle a investigar y hablar de ello en el diario ElMundo donde a la sazón escribía, que los moros fuesen los que se reunían en una peluquería de Lavapiés, sin hablar del locutorio de la calle Tribulete que era el que regentaba Zougham. No olvidemos, no obstante, que el barrio es aquel que congrega un mayor número de residentes marroquíes.

Otro suceso que nos permite encajar la pieza del AlQaeda-trato protegido-, fue que días después del atentado, Abu Dahdah solicita desde la cárcel declarar ante Garzón, para exculpar la participación de su gente (AlQaeda) y señalar específicamente a Jamal Zougham (a quien conocía por haber trapicheado con ropa). Mientras que, por otro lado, la policía se dedicaba a presionar a Trashorras y al otro confidente Cartagena para que implicaran a Zougham en la masacre.

El fiscal le preguntó si conocía a Imad Eddin Barakat, ‘Abu Dahdah’, acusado de ser el líder de la célula española de la red de Bin Laden, y cómplice de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra EEUU. En el sumario del juez Baltasar Garzón constan varias conversaciones telefónicas entre ‘Abu Dahdah’ y Zougham antes de la detención del primero en 2001.

Zougham ha admitido conocerlo, pero “como comerciante”, no de las mezquitas. “Unas veces vino a vender a mi tienda y otras a comprar; unas veces compré lo que ofrecía y otras no”, ha dicho. “Yo no conozco casi nada personal de ‘Abu Dahdah’”, a lo que ha añadido que conoció su apellido verdadero cuando fue detenido y lo leyó en la prensa.

http://www.elmundo.es/elmundo/2005/06/01/espana/1117620239.html

No podemos descartar que en la elección de Zougham como tapadera y cabeza de turco, antes del atentado, intervinieran también los autores mercenarios y confidentes como Mohamed Afalah, quien por cierto conocía a Zougham, con el que estuvo en contacto que conozcamos, por una pequeña reforma.

Pero también están acreditados que mantuvo contactos con Mouhannad Almallah (detrás aparece el policía y ex CNI Kalaji que libera los móviles) y Abu Dahdah. Para los mercenarios y colaboradores que huirían, la detención de Zougham les facilitaría su huida al poner el foco en un musulmán ajeno al atentado que además no podía vincularles (no tenía relación alguna con todos los demás autores y desconocía todo del atentado) y vuelvo a subrayar: que cumplía para dar el barniz islamista.

En estos momentos, a punto de cumplirse diez años incomunicado en la cárcel, su detención vuelve a estar en entredicho y la veracidad de los testimonios de las dos rumanas que fueron considerados prueba suficiente por el tribunal y en las que se basó para decretar su culpabilidad, altamente sospechosos de ser falsos. Zougham presentó una querella por falso testimonio contra las testigos rumanas y cuya resolución pudo obligar a una reapertura del caso fue de nuevo torpedeada por un juez. Una reapertura con sentencia de inocencia para Zougham haría que todo el entramado del estado se tambaleara.

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/07/08/espana/1373265474.html

Los defensores e instigadores de las testigos rumanas, han sido y son: el abogado de las rumanas que es, ¡oh casualidad! un antiguo colaborador de ETA en el secuestro de Revilla, Gonzalo Boyé, (abogado que también se buscó un hueco para asistir en el juicio representando a una sola víctima y tuvo la vergüenza de tratar de conseguir la recusación a la víctima que representando a la asociación actuó como perito en la pericial sobre los explosivos, Gabriel Moris) la asociación de Pilar Manjón y el bufete que defiende las causas de procesados de los oscuros tiempos de Rubalcaba en el Ministerio de Interior (11M, Faisán, Interligare).

“Se trata de Gonzalo Boyé.  El letrado de origen chileno, fue juzgado y condenado a una pena de 14 años por un delito de detención ilegal, junto a otros tres ciudadanos chilenos que formaban parte del Movimiento Internacional Revolucionario -MIR-, los cuales colaboraron con ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla. Revilla estuvo retenido contra su voluntad por los terroristas, desde el 24 de febrero de 1998, hasta finales de octubre de ese mismo año, cuando fue liberado por los secuestradores. Los cuatro chilenos condenados, estuvieron realizando labores de seguimiento y vigilancia previas al secuestro del industrial Revilla. La sentencia de la Audiencia Nacional, afirmaba que los condenados recibieron de ETA distintas cantidades de dinero, hasta que surgieron discrepancias entre los acusados y la banda terrorista, por entender que éstos no habían recibido la totalidad de ese dinero que habían pactado con la banda terrorista ETA.”

Fuente: Conferencia de José Francisco Alcaráz (que al final se puede leer íntegramente)

La tarjeta en la mochila que aparece de la comisaria es la prueba que permite detenerle, detención indispensable que además habría de cumplir que fuera antes de que la gente vaya a votar para influir de manera contundente y significativa en el voto. Sin embargo, seguimos sin saber cómo lo supieron en ese momento, el 12 de marzo, si los indios que vendieron los lotes de tarjetas al locutorio de Zougham aun no habían podido decir nada: “Nadie supo explicar por qué la Policía, ya el viernes 12 de marzo, sabía que iban a detener a Zougham a pesar de que la declaración de esos indios fue el sábado, muy avanzada la tarde.” (Fernando Múgica).

La detención que permitió vestir el atentado como islamista, que hubo de ser coordinado con el “no nos merecemos un gobierno que nos mienta” de Rubalcaba y las diversas informaciones que se difundieron antes incluso de que la policía tuviera constancia solo podían provenir desde fuentes internas de los cuerpos de seguridad.

Aunque Leganés merecería formar parte del capítulo de la ocultación, tendrá su sitio dentro del apartado dedicado a los autores.

Quiero acabar trayendo a colación el largo alegato que pronunció ante el jurado Jamal Zougham, alegato que habla por sí solo, y un artículo de un abogado Javier Gómez de Liaño, que recientemente, en el 2015, recibió una carta de Jamal Zougham,

Derecho a la última palabra de Jamal Zougham ejercido en el juicio del 11-M

GB: Elévele un poco más el micrófono, por favor…

I: Deseo primero, deseo dar el teléfono de las personas que reconocen haber vendido las tarjetas. O las supuestas tarjetas porque yo hasta este momento…

GB: Bien, no puede usted dar ningún dato de nadie que no haya sido objeto de este proceso por la sencilla razón de que afectaría a su derecho a la intimidad. El derecho a última palabra no le autoriza a dar datos ajenos a lo que es el objeto del proceso.

I: Estas personas son mis compañeros de trabajo y han sido detenidos.

GB: Ya, ya pero eso ya lo sabrá su abogado y lo habrá comentado ¿para qué queremos su teléfono?

I: De acuerdo.

GB: Salvo que usted lo relacione con el objeto del proceso

LNI: Señoría, Señoría, perdón no se oye por aquí.

GB: Acérquese por favor. Compruebe que el micrófono está activado. Tenga en cuenta que aunque nos de esos teléfonos ya el juicio ha acabado, es decir eso lo tendría que haber articulado en su caso su defensa

I: De todas formas, Mohamed Bakkali reconoce en su segunda declaración que él vendió esas tarjetas.

Condeno este atentado rotundamente cualquier acto que acabe con la vida de personas inocentes. Agradezco al señor Presidente de la Sala que me ha facilitado el Sumario en la prisión y he podido comprobar que cada vez que sale mi nombre en el Sumario es una mentira más. Le agradezco a mi abogado José Luis Abascal defenderme a pesar de que soy musulmán, rezo, a veces voy a la mezquita y agradezco su confianza en mi inocencia.

Tengo que empezar por el testigo, por alguna cosa que creo que haya podido quedar, alguna contradicción del testigo A-27 porque tiene múltiples contradicciones que yo creo que no se pueden ni contar. Este testigo dice que coge el tren desde Alcalá de Henares a las 7:10 y que se introdujo más o menos en el centro del convoy. El testigo dijo que sintió cómo alguien le empujaba desde el lado izquierdo y al abrir los ojos para mirar pudo observar cómo un individuo se encontraba sentado junto a él, intentaba introducir una bolsa de color azul oscuro justo debajo del asiento que había enfrente del desconocido, pero el artefacto había sido colocado en el vagón número 4, porque si el vagón número 4 es el más cerca al centro del convoy, sino sería el vagón número 5. Pero el artefacto había sido colocado debajo de una papelera situado en el costado derecho del vagón junto a las escaleras que suben a la planta o bajan a la plataforma de acceso y aunque hubiera estado el testigo en el vagón número 5 el artefacto ha sido colocado en el quinto vagón en el lado izquierdo. O sea, porque él dijo que estaba en el lado derecho y aunque hubiera estado en el quinto vagón el artefacto no había sido colocado ahí. Y por este testigo llevo tres años y medio en la cárcel. (n.t.: esto último lo dice mirando al Ministerio Fiscal)

GB: Diríjase al Tribunal, se tiene que dirigir al Tribunal no a las partes.

I: Ni siquiera está depositada la bolsa donde dijo aparte de lo que ya manifestó mi defensa de que había dicho al principio de que él estaba en el piso de abajo pero claro cuando escuchó que yo había declarado en mi declaración que se había equivocado y que no, seguro que no, nunca ha estado en ese tren porque ha caído en muchas contradicciones y entre otras contradicciones dijo que las características físicas del mencionado eran pelo rizado, moreno, no muy corto. Yo entiendo que quiere decir no muy corto, pelo corto, yo lo tenía largo. Complexión normal de tez oscura.

Hacer estas características de una persona, de una persona árabe yo entiendo que pueden ir a detener a cualquier persona árabe, porque cualquier persona árabe puede tener tez oscura, pelo rizado no muy corto y complexión normal, cualquiera. Uno de estatura 1.50 hasta 2 metros. Lo pueden detener, meter en prisión y puede ir vivir y señalar y decir que ha sido esa persona. Aquel testigo dijo que esa persona tenía el pelo corto, yo lo tenía largo y contradice el testimonio del testigo R10 dijo que el pelo lo tenía liso y la testigo C65 que dijo el pelo lo tenía aplastado como si tuviera un gorro y no soy, yo no soy de tez oscura como se puede comprobar. Y dijo que el individuo portaba escayola en la nariz, yo nunca he estado, nunca tuve escayola en la nariz, nunca estuve lesionado en la nariz para tener una escayola además creo que una persona, un terrorista va a poner una, una, o sea cualquier persona de esta sala cree que una persona va a poner una mochila en un tren va a poner, va a disfrazar de una con una escayola. Podrá poner unos pasamontañas, como ha dicho la cajera creo que ha dicho que vieron unas personas, o una persona con, tapada la cara con unos pasamontañas. En el folio 1.188 Tomo 5, este testigo reconoce sin ningún género de dudas a

Mohamed Bakkali mi socio de la tienda del locutorio. Este es el testigo, es declaración del, en el folio1.305 y 1.306.

La otra testigo es la C65. La verdad cuando estuve mirando en el sumario vi una, una declaración pero que no está identificada su nombre. Entonces vi que la, que en esa declaración esa persona me señalaba a mí como de las personas que ha estado en el tren. Entonces ni está su nombre ni está como, ni está su número de testigo protegido y pude saber que es la testigo

C65 por el que el contenido. Entonces la testigo C65 en el folio

13.129 que no está identificada, Tomo 45, dice ante el Juez Instructor el 20 de mayo manifiesta que afirma y ratifica el contenido de la declaración del 1 de abril de 2.004 ante la Policía. O sea que afirma lo que vio desde el quinto vagón al segundo. ¿Cómo puede ver una persona desde el quinto vagón al segundo vagón? He podido ver ese tren, tengo una foto de ese tren aquí, que ese tren tenía dos cabeceras en el medio y no puede ver una persona del quinto vagón al segundo. En la declaración del 20 de mayo, la misma declaración manifiesta que empieza a ver la televisión a partir del 23 de marzo, es en el folio siguiente 13.130

GB: Bien, no quiero interrumpirle, pero todo eso lo ha dicho su defensa. Esto es, tiene usted derecho a la autodefensa y por eso le estoy dejando que se exprese con total libertad, pero lo que haya dicho su defensa en la medida de lo posible omítalo porque eso ya lo ha expuesto extensamente esta mañana.

I: De todas formas, esto que estoy diciendo no lo ha dicho mi defensa porque la testigo…

GB: Sí, sí, lo ha dicho con otras palabras, pero siga, siga. Lo que le digo es que en la medida de lo posible no consiste en que usted vuelva a repetir lo que ya ha dicho.

I: Yo he estado muy atento a lo que dijo mi defensa.

GB: Guarde, guarde silencio un momento. Usted podrá que es, para que Usted entienda para qué es este derecho. Usted puede en este derecho completar, rectificar o ampliar su propia defensa, incluso discrepar de su abogado.

I: Sí.

GB: Pero en esos límites, no repetir lo que ya ha dicho porque es inútil. Continúe, por favor.

I: De acuerdo. En la declaración del 20 de mayo de 2004 ante el Juez Instructor manifiesta que empieza a ver la televisión a partir del 23 de marzo y en esta sala dijo “no tuve la firmeza para mirar la televisión ni los periódicos”. Mintió otra vez aquí. En su declaración ante la Policía el 1 de abril dijo el segundo joven portaba una bolsa de deportes de color oscuro y de tamaño medio, pero el 20 de mayo ante el Juez Instructor dijo que era una mochila cuadrada de color oscuro y en esta sala dijo ella y su amiga que la mochila era azul clarito como el color de la bandera de la Unión Europea. En la declaración del 20 de mayo ante el Juez primero dijo que era una (n.t.: aquí dice una palabra que no se entiende, por el contexto parece que se refiere a la chaqueta) de color gris, luego dijo que era azul oscuro. No sabía, no se acordaba de que, de que si era azul o gris.

La testigo, esta testigo manifestó que vio a una persona de paso a las 7:30 de la mañana. Se acuerda de que esa persona tenía el labio inferior bastante más grueso que el labio superior. Sólo este dato bastaría para acusarla de mentir. Después de analizar este dato he preguntado a algunos compañeros si alguien se había fijado de que tengo el labio inferior bastante más grueso que el labio superior y la respuesta fue que nunca se habían fijado y que casi no se nota. La testigo no se acuerda en el vagón dónde viajaba tampoco se acuerda de que si era bolsa de deportes o mochila. No se acuerda de que manifestó ante el Juez que el día 23 de marzo vio la televisión, tampoco se acuerda de su amiga, la J70, no se acuerda del color de la mochila, tampoco se acuerda de la (n.t.: la misma palabra de antes), si era gris o azul oscuro, no se acuerda que en su primera declaración la realizó ante la Policía el 1 de abril sin intérprete porque seguro que sabía español y aquí dijo que no sabía español. Pero sí se acuerda de la cara, de mi cara cien por cien.

En la, antes dijo mi defensa que el testigo Juan Carlos Meco Peñalver reconoce sin ningún género de dudas a Allekema Lamari en la estación de El Pozo como la persona que colocó la mochila pero no, no, yo se lo dije que no en el folio 44.113 no consta en el Pozo sino en Santa Eugenia y en la misma estación que me reconoce la testigo C65 y J70 y R10 reconoce a Allekema Lamari y aquí nadie ha traído a este testigo para ver, para conocer la verdad, a ver quien ha puesto esa mochila en Santa Eugenia y yo no, yo no me he ido a esconder, porque aquí se ha dicho el piso de Leganés era un piso de seguridad de los terroristas. Yo no he ido al piso de Leganés para esconderme. Sin embargo, este, Allekema Lamari parece ser que murió en la casa de Leganés.

La verdad que cuando, cuando se me ha abierto la oportunidad de leer el sumario he podido comprobar que muchos testigos me han reconocido en un lugar y otro, hay un testigo, JoséÁngel Poveda Rincón me reconoció y al indio Suresh, Suresh Kumar, los que vendieron los teléfonos juntos por los trenes también. Todo el mundo ya me conocía, o sea, cuando fui detenido el 13 de marzo ya todo el mundo me veía en un tren, en otro, en otro, en otro. Todos los que fuimos detenidos el día 13, los primeros detenidos fuimos reconocidos. Fueron reconocidos Mohamed Chaoui, mi hermano, Suresh Kumar, Abdennabi Chedadi, Basel Ghalyoun en Alcalá de Henares el 26 de marzo de 2004 por Carlos López Bautista folio 4.382 Tomo 17. Estas personas no se conocen entre sí, sin embargo, alguien les ha visto juntos ¿por qué? porque salieron en los medios de comunicación. Mohamed Bakkali fue reconocido en Leganés, fue reconocido Abderrahim Zbakh por el testigo Juan Aurelio Rojas Martínez en la estación de El Pozo, folio 2.516. Abderrahim Zbakh es mi compañero de trabajo ahora está en libertad, no tiene nada que ver con esta causa como yo no tengo nada que ver, pero reconoció que vendió las tarjetas ante la Policía y este testigo le reconoció y él está en libertad.

El testigo R10 fue preguntado, es un testigo, otro testigo que supuestamente viajaba en el tren que explosionó en la estación de Santa Eugenia. Este testigo manifiesta que se introdujo en el segundo o tercer vagón del convoy, el que explosionó en Santa Eugenia, pero el artefacto explosionó en el cuarto vagón, pero el testigo que reconoció a Allekema Lamari si dijo cuarto vagón. Ninguno de los testigos que me reconocen a mí en Santa Eugenia dice cuarto vagón, pero el testigo reconoció a Allekema Lamari dice cuarto vagón y no ha venido a declarar aquí. Este, el testigo R10 fue preguntado a pesar de este testigo reconoce a la persona que vio de perfil, que en realidad no le pudo ver la cara, que en realidad tenía el pelo liso, no es como la persona que aparece en la foto. Pero fue preguntado que por como si fuera individuo número 2 la mochila que portaba en la mano en el momento de sentarse y manifestó que la colocó junto a su pie izquierdo al lado de la papelera, pero el artefacto había sido colocado en el portaequipaje del costado derecho del tren sobre la zona de asientos ubicada entre las puertas 2 y 3. Tampoco, tampoco ha sido, ni estaba en el vagón, ni la mochila se puso en el lugar dónde se ha puesto. En esta declaración ante el Juez Instructor el 26 de marzo de 2004 folio 3.496 Tomo 14, el testigo afirma por segunda vez, ya que lo manifestó ante la Policía, que le llamó la atención a las demás personas que había en el vagón que la otra persona que no reconoció tosió muy fuerte y llamó la atención de ambos de toda la gente, pero nadie de esas personas manifestó algo de este suceso a la Policía o al Juez y si fuera cierto sin duda habrían ido a contar lo que vieron. Este testigo identifica a Mohamed Bakkali sin ningún género de dudas como la persona que participó el día 11 de marzo en los atentados terroristas folio 1.193 Tomo5. No es, no sé si es un error, pero ahí está.

La testigo X11 el 26 de noviembre de 2004 el Juez de Instrucción le muestra a la testigo X11 un juego de 96 fotografías dónde el único que tengo el pelo largo soy yo, la misma fotografía que ha dado El Mundo en los medios de comunicación, Tomo 28.357, folio 28.357, Tomo 89. En esta declaración la testigo dijo que la persona que vio le preguntó insistió si la siguiente estación a Entrevías era Atocha. No sé si se puede creer que un terrorista pone una mochila, una bomba y va preguntando a la gente cual es la siguiente estación. La testigo dijo que la persona que vio hablaba perfectamente español, pero con acento francés como el de los marroquíes. Aquí la testigo demuestra que no conoce a los marroquíes, porque los marroquíes, los que hablamos español, lo hablamos con acento marroquí y los que hablan francés, lo hablan con acento marroquí. Y la testigo seguro que vio a un francés, si es que lo ha visto, hablando con acento francés.

Hay otro testigo, si es que hay muchos testigos, aquí se han presentado unos pocos, pero yo he estado mirando el sumario y hay unos, cada uno en una parte. Hay otro testigo, este testigo Luis Alfonso Sánchez Moreno, ya lo ha, lo ha manifestado mi defensa, pero este testigo dijo que la persona que vio medía 1,70 pero yo mido 1,82, o sea que debió de haber visto a otra persona. El 26 de marzo de 2004 estaba ya preso en Soto, en la prisión de Soto del Real, me avisaron los funcionarios de la prisión de que tenía que salir a una rueda de reconocimiento. Se presentó allí el Juez, Juan del Olmo, y la Fiscal, Olga Sánchez, y la letrada de oficio que me habían asignado. La letrada escogió personas españolas rubios, con ojos claros para realizar la rueda de reconocimiento. Yo fui para decirle que tenía que escoger gente árabe con aspecto similar al mío y un funcionario me dijo de que no podía hablar porque estaba incomunicado. Entonces no hablé y se realizó esa, esa rueda de reconocimiento. Las personas españolas que estuvieron en esa rueda de reconocimiento son Andrés Batista, Martín Llomblú.

GB: No dé los nombres, constan en el sumario, no se preocupe que ya los comprobaremos.

I: De acuerdo. Folio 3.520. Esta letrada cuando le preguntaba de que por qué estoy en prisión me decía de que porque yo no hablé nada y me decía de que escuchara de lo que hablaran mis compañeros, estos son, eran Mohamed Bakkali y Abderrahim Zbakh. Yo sabía que estaban, estábamos, éramos inocentes los tres y como, que voy a escuchar de ellos. En esta, en esta rueda de reconocimiento fue reconocido por el R10 y el A27. El R10 que no compareció al final, cómo va a comparecer si él reconoce que no, no, vio a la persona de perfil. Que en realidad vio a esa persona de perfil, que el pelo lo tenía diferente, en fin. La segunda rueda de reconocimiento fue realizada el 19 de abril de 2005 con dos españoles y tres marroquíes. No voy a decir los nombres, pero el Folio es el 46.049, 46.050 y 46.051. Aquí fui reconocido por las testigos J70, C65 y X11. Unos meses antes de esta rueda de reconocimiento mi familia había contratado un abogado, pero la letrada de oficio no le facilitó la venia y así ha conseguido que haya dos españoles en esta rueda de reconocimiento también. La tercera rueda de reconocimiento fue realizada con árabes, pero con aspecto muy diferente al mío y con otro imputado que hay en este proceso Abdelmajid Bouchar.

El testigo número 18.403 dijo “dicen que no fue Jamal Zougham quien vendió las tarjetas”, pero no explicó quien se lo contó. Aquí lo dijo. La Fiscal dijo que Jamal Zougham dijo que la tarjeta encontrada en un teléfono Nokia cuando fue detenido era de una cliente. Es falso, en todas mis declaraciones he dicho que la tarjeta, la he cogido del, del locutorio, la he pagado con mi dinero y era para llamar a mi familia. El teléfono tenía unas pegatinas detrás con el nombre de la cliente y el problema técnico cuando fui detenido. Nadie comete un atentado utilizando las tarjetas de su negocio, yo creo que sólo este dato bastaría para saber que no tengo nada que ver con los hechos que se juzgan en esta Sala. Soy víctima de algunos medios de comunicación y algunos políticos me han utilizado entre el 11 de marzo y el 14 para acusar de que fueron islamistas. Yo no sé si han sido o no han sido, seguro que han sido, pero yo no he sido. Pero algunos tienen interés de que fuera yo el culpable.

El testigo Mustafá Ahmidan dijo en este juicio que su hermano Jamal Ahmidan cuando vio las fotos de Mohamed Bakkali y Jamal Zougham dijo que era una injusticia y fue preguntado si ha visto a Jamal Zougham con su hermano y dijo que nunca les vio juntos. El testigo Yousef Ahmidan en varias ocasiones manifestó que cuando su hermano Jamal Ahmidan vio los periódicos dijo había personas inocentes en la prisión y fue preguntado si su hermano Jamal Ahmidan iba al locutorio de Lavapiés o si ha visto a su hermano con los dueños del locutorio dijo que nunca los ha visto juntos.

Un testigo policial con número 56.589 respondió a una de las preguntas que era realizada por un abogado de acusación que nunca vio a Jamal Zougham en la calle Virgen del Coro. El testigo H93 dijo que no conocía el locutorio de Lavapiés. Un testigo policial dijo que no le consta reuniones en el local de alimentación el año 2001 y tampoco en el restaurante Alhambra. Hay otro testigo dijo que sí había reuniones en el local de alimentación y en la cafetería Alhambra. Primero este testigo contradice a su compañero que dijo que no, que no le constan esas reuniones, segundo la tienda estaba llena de cajas de verduras y otros productos de alimentación y era muy pequeña y estaba abierta durante todo el día para los clientes, no sé, no sé cómo iban a practicar reuniones en una tienda así. Tercero, si fuera cierto me hubieran detenido en el año 2.001, no sé para qué han esperado hasta el 2.004. El testigo Víctor dijo que el día 12 de marzo Rafá Zouhier le dijo de que aparte de las personas que salen en la televisión falta Jamal Ahmidan. Es falso, las primeras detenciones se produjeron el día 13 y no el día 12. El testigo S20-04-E26 mintió cuando dijo que conoce, que me conoce, me conoció en el año 2.002 en una cafetería en Tánger. En este año el testigo no tenía papeles en regla para salir de España, así que nunca podía estar en ninguna cafetería y mintió cuando dijo que vio, que me vio saludando a Maymouni y a Serhane, el tunecino en la mezquita de la M30 en el año 2.003 porque en este año Mustafá Maymouni estaba detenido en Marruecos. Su hermana la testigo W18 dijo que conoció a Jamal Ahmidan, era una respuesta, le preguntó el abogado de acusación si conoció a Jamal Ahmidan, ella empezó a contestar le conoció en la cafetería en Tánger como en el año 2.002 y este abogado de acusación le dijo que ese era Jamal Zougham, pero usted no estaba en Tánger con ella para corregirla. Me sorprendió ¿no?, ese, ese interés en que fuera Jamal Zougham siempre.

El testigo Mohamed Bakkali no hay ninguno sospecha en su testimonio, no tiene necesidad de conseguir un permiso de residencia como los testigos que han venido de los trenes parece ser los tres sin papeles, no tienen papeles. Nadie se responsabiliza de una llamada telefónica en un juicio como este a menos que no tenga más remedio porque es la verdad y así es, y ha venido y ha dicho que es suya porque es suya la llamada y además se puede comprobar porque el teléfono estaba intervenido. Cuando finalizó aquella llamada yo apunté aquel número de teléfono en mi teléfono porque estaba interesado en realizar una obra al suelo de la escalera que comunica al sótano con la tienda. Este testigo reconoció que me veía, que me vio, me veía en el gimnasio la semana del 11 de marzo. Esto refuerza todas mis declaraciones y no lo han podido desmentir, supongo que fueron al gimnasio a preguntar si he estado ahí esa semana o no porque siempre he estado declarando ante la Policía y ante el Juez que la semana, primero que la semana del 11 de marzo he estado trabajando y por la noche al gimnasio. Pues supongo que fueron ahí y no lo han podido desmentir.

El teléfono LG que se encontró en la tienda, ya habló de él mi defensa, pero yo quiero añadir que este, este teléfono lo reparó un técnico senegalés que trabajaba con nosotros. Tengo su nombre, pero no sé si puedo dar su nombre o no.

La Fiscal dijo que Jamal Zougham es un autor material vivo, hombre vivo, es evidente que estoy vivo pero lo de autor material no, no lo puede comprobar porque es falso. También dijo que soy seguidor de Abu Dadah, es falso, no lo puede comprobar, yo no soy seguidor de nadie. Aquí se ha usado una pregunta que hice al médico forense cuando le pregunté por quien había ganado las elecciones, era porque no podía quitarme de la cabeza de porque nos detuvieron sólo unas horas antes de las elecciones y pensaba si nuestras detenciones habían afectado el resultado íbamos a tener problemas y así ha sido. Nadie de los imputados que están aquí o de los que han sido absueltos han sufrido lo que he sufrido yo, las mentiras de algunos medios de comunicación por este tiempo que he sido detenido entre el 11 y el 14 de marzo.

Aquí se ha hablado sobre una cabina de teléfono situada en la calle Marqués de Corbera. Mi hermana vive ahí desde el año 2.001 y han traído unas llamadas solamente desde el mes de febrero y marzo, no, es que las llamadas existen desde esa cabina desde el año 2.001 a su familia. Además, si hubiera una llamada extraña al locutorio porque parece ser que hay una llamada de esa cabina a nuestro locutorio, si hubiera una llamada extraña, teníamos el teléfono intervenido y lo podían presentar esa llamada en este juicio y no lo han hecho, porque no existe nada, saben que es mi hermana me llamaba para buscar un piso porque me había casado y me estaba buscando un piso para ir a vivir.

Se dijo en esta, en esta sala que pertenezco al grupo de Lavapiés. Ni pertenezco al grupo de Lavapiés ni a ningún otro grupo. Además, todas las personas del supuesto grupo de Lavapiés están en libertad, los que bebieron el agua de la Meca, la famosa agua de la Meca que se detuvo por esa agua a muchas personas. Mis compañeros de trabajo, mis vecinos de la peluquería, todos están en libertad.

La huelga de hambre que la hice por protesta por los tres años y medio que llevo en prisión por unos testigos contradictorios entre ellos y entre sí mismos, por el acoso continuo de algunos medios de comunicación y por mi situación en prisión en régimen de aislamiento durante tres años y medio. En ningún momento quería entorpecer al Juicio, al contrario, he colaborado durante estos cuatro meses a pesar de que he escuchado barbaridades de testimonios falsos y aun así me he aguantado y he confiado en la Justicia.

Un abogado de acusación dijo que Rachid Bendouda dijo que Jamal Zougham tenía relación con Jamal Ahmidan. Yo he estado aquí, no he escuchado eso de Rachid Bendouda. La verdad que no sé cómo lo, a lo mejor lo ha dicho de otra manera o algo, yo no lo he escuchado y he estado muy atento cuando vino él porque he leído en el Auto de Procesamiento que dijo algunas cosas, pero aquí se ha desdicho de lo que había dicho antes porque era mentira, porque yo nunca había estado en el río Alberche con nadie. Este abogado, el mismo, dijo que se encontró el número de teléfono del tunecino en el locutorio de Jamal Zougham, una agenda. Otra vez mintió porque no se encontró, no teníamos el número de teléfono en ninguna agenda en el locutorio. Sobre el dinero, este abogado dijo que el dinero que se encontró en casa era para financiar el terrorismo porque a sus socios no se encontró nada. A mis socios se les encontró dinero. Mohamed Bakkali tenía alrededor de 15.000 Euros y mi hermano, que es mi socio, pues vivía conmigo, o sea que de socios teníamos dinero en casa porque éramos comerciantes, cómo no vamos a tener dinero en casa. Además, vivimos con otros familiares que trabajan y cotizan la Seguridad Social y guardan dinero en casa. Se dijo también que en el locutorio se veían vídeos de la yihad, esto es falso porque dos de los dueños del locutorio están en libertad, como van a estar en libertad dos responsables del locutorio que supuestamente se veían la yihad en el locutorio.

Un abogado de acusación dijo si hubiera sido reconocimiento de un robo de un banco hubiera sido suficiente para la condena. Este reconocimiento es como si la misma persona hubiera robado cuatro bancos a la vez con distinta ropa, distinto pelo. No sé cómo quiere hacer igual un robo de un banco que este reconocimiento. Esta acusación dijo que se encontró una huella de una persona anónima en mi coche, yo tengo relación con inmigrantes, o sea no, otros países del mundo no están fichados en España, ha podido venir un familiar, montar en mi coche y dejar una huella ahí no tiene nada de sospechoso una huella anónima en un coche de un extranjero. Este abogado dijo que Jamal Zougham no sabía que la mochila no iba a explosionar e iban a llegar a él. Esto es falso porque todo el mundo sabía que la mochila, el día 12 se sabía de la mochila y si yo sabía lo de la mochila pues normal, lo normal me había escapado, me había huido. Ya dijeron aquí la Policía que el piso de Leganés era para la seguridad de los terroristas. Pues entonces si yo fuera un terrorista tenía ese piso para esconderme, sin embargo, me quedé haciendo lo normal porque soy inocente y no sabía nada de lo que ha sucedido. Este abogado dijo que Jamal Zougham manipula los teléfonos y así que es él quien manipuló los teléfonos, así de fácil, que se han usado en los trenes. Nosotros tenemos un negocio, manipulamos los teléfonos, tenemos técnicos, pero ¿qué prueba tiene de que yo he manipulado los teléfonos que han, que explosionaron en los trenes? No lo sé, a lo mejor porque bueno, porque estoy aquí en la pecera y no hay otro. El otro Jamal ha muerto y entonces esto, esto hay que echárselo a alguien. Este abogado dijo que la furgoneta dijo que la furgoneta fue robada al lado del locutorio de Jamal Zougham, el locutorio de Cuatro Caminos así que soy yo quién la robó. Si eso, si fue robada ahí entonces la he robado yo. Entonces yo le contesto a este abogado si mañana le roban un coche al lado de su casa pues le detienen a usted, es el responsable, entonces cualquier cosa que se roba al lado de, del domicilio de una persona es el responsable de ello.

El testigo policial con número 74.693 dijo que me conocía de verme en la televisión. Este testimonio demuestra una vez más que todo el mundo me conocía de verme en los medios de comunicación y cualquier, cualquier persona me pudiera señalar en una rueda o en un acta de reconocimiento fotográfico.

La Fiscal dijo que pertenezco al grupo de Rabei Osman. Ni siquiera puede probar que haya coincidido con él en la calle alguna vez en la vida, es que no le he visto en mi vida a esta persona, no sé cómo puede decir que soy, yo soy de su grupo ni conozco a nadie de su grupo.

El testigo Kamal Ahbar dijo que Jamal Zougham no tiene nada que ver con los hechos que se juzgan en esta sala. Yo nunca he visto a esta persona con anterioridad, no le conozco, nunca le vi. Pero lo que ha dicho sobre mí es verdad porque coincide con el testimonio de Trashorras, Cartagena, Yousef Ahmidan, Mustafá Ahmidan, la falsedad de los testimonios.

Cuando dije que los que me ofrecieron trabajar con ellos fueron CNI me equivoqué porque, porque antes de ese Juicio yo pensaba en Canillas, eran todo el CNI, entonces ahora sé que fueron policías del CNI, pero sin precisar que fueron el CNI o la UCI o la UCIE, porque ahora he podido saber en este juicio que ahí están todos y no, no sé quién es, no sé si fueron CNI u otros.

Esto es todo. Yo mantengo de que el día 11 de marzo, el día 10 de Marzo llegué por la noche a casa del gimnasio y dormido, me he levantado a las 10 de la mañana con mi familia, estaba mi madre, mi hermano se había levantado un poco antes que yo, se fue a trabajar. Yo le hice esa llamada, una llamada qué cómo estaba el tráfico porque he visto la televisión que había sucedido un atentado, me dijo que no, que no había, que no había tráfico. Y esta llamada, esa llamada consta en el sumario y no tengo nada que ver, llevo tres años y medio en una, en el 11 de marzo y no tengo nada que ver con el 11 de marzo y por eso pido a ustedes justicia y no la justicia que entienden otros como venganza, sino justicia que cualquier persona normal entiende por qué no, no hay ni una prueba que demuestre que yo tengo algo que ver en este terrible suceso del 11 de Marzo. Disculpen. Gracias.

***

Y aprovechando que hay medios que siguen ejerciendo su derecho a informar y que muchos creemos en la inocencia de Jamal Zougham, traerles algunos extractos del siguiente artículo del 14 de marzo del 2016, escrito por ese gran abogado que se atrevió a hacer frente al sistema, representado por el grupo Prisa, y purgó por ello. Javier Gómez de Liaño en el diario digital ElEspañol de Pedro Jota Ramírez:

(…)Anticipo que probablemente el proceso penal por este criminal hecho haya sido uno de los casos más difíciles que se han planteado a la justicia española en toda su larga historia, lo cual me permite defender que la sentencia no era fácil de pronunciar y que tan legítimo y respetable es estar de acuerdo con la decisión judicial, como lo es considerar que tal vez no contenga toda la verdad, de la misma forma que tampoco lo hicieron las sentencias recaídas en los procesos por el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 o los asesinatos de los GAL. A estas alturas y aunque el argumento no sea científico, lo único claro es que detrás de la terrible tragedia del 11-M estuvo el mismísimo demonio.

Aparte de tan elemental presentimiento, mi opinión es que algunos interrogantes notables que el atentado suscita no recibieron la mejor respuesta judicial, comenzando porque la instrucción sumarial quizá pudo incurrir en el fallo de “investigación de vía única”, en el sentido de no haberse reparado en otras posibilidades o alternativas diferentes a las que la policía ofreció sobre su autoría desde el día de la masacre.

Es en este ámbito donde cabe enmarcar la única prueba que sirvió para la condena de Jamal Zougam a 42.922 años de prisión al declarar probado que era miembro de una célula terrorista de tipo yihadista y, como tal, autor de 191 homicidios consumados y 1.856 homicidios en grado de tentativa.

La condena, según los magistrados que la decretaron, se fundó en la identificación que de Zougam hicieron tres viajeros de uno de los trenes, a los que se otorgó el estatuto de “testigos protegidos”. Tras estudiar los particulares de esos testimonios, tengo para mí que la ligereza con la que procedieron esos testigos, uno de los cuales ni siquiera estuvo en el juicio, rayó en lo inconcebible, aunque también confirma lo que desde el primer momento mucha gente pensó, o sea, que más que “protegidos”, fueron testigos “elegidos” y que sobre ellos es probable que se ejerciera una gran presión, sin descartar la recompensa o la promesa. Las identificaciones equivocadas son, aproximadamente, la causa del 80% de las condenas de personas inocentes. Nadie seguramente se confiesa amigo de lo falso y enemigo de la verdad, pero precisamente por esto, el vicio intelectual resulta más temible en la práctica.

“No hay ser humano que pueda decir que me vio en los trenes”. Esto es lo que Jamal Zougam repite constantemente para sus adentros en la celda donde vive aislado durante 20 horas al día. Lo mismo que declaró el 2 de julio de 2007, al final del juicio, al hacer uso del derecho a la última palabra. Su madre Aicha y su hermana Samira han dicho varias veces que la noche del 10 al 11 de marzo de 2004 su hijo y hermano la pasó en casa y que en la mañana siguiente, cuando la televisión y la radio daban la noticia del atentado, dormía junto a su otro hermano Mohamed. Lo dijeron en la fase de instrucción del sumario e incluso en el plenario. Sin embargo, la sentencia no otorgó validez a esos testimonios.(…)

El 25 de septiembre de 2015 recibí una carta de Jamal Zougam, escrita de su puño y letra desde la prisión de Teixeiro. Entre otras cosas, me decía: “Le juro que nada he tenido que ver con ese terrible atentado, nadie puede afirmar sin mentir que yo estaba allí (…) Estoy en las profundidades y casi no veo ninguna luz, toda mi lucha termina en fracaso tras otro. Mi condena es una traición a la justicia, a la verdad y a toda la humanidad (…)”. Vicente Ferrer lo escribía el viernes pasado en estas mismas páginas: “La soledad, la amargura de sentirse víctima de una injusticia y la humedad de las paredes de la cárcel coruñesa han hecho mella en Zougam”.

 

Yo no soy nadie para juzgar a nadie y menos a los señores magistrados que pronunciaron y firmaron la condena de Jamal Zougam. Lo que sí sé muy bien es que la búsqueda incesante de la justicia es un camino sin fin y la perseverancia una de sus características. Siempre me sobrecogió la idea de la condena de un inocente.

(…)

Seguirá el caso de Zougham, porque tiene que seguir. El principal obstáculo al que se enfrenta la revisión de Zougham ni más ni menos que echaría abajo toda la versión oficial, y el caso se reabriría, esta vez con el foco en los que taparon, delinquieron, mintieron, y en los autores y colaboradores todavía escondidos a la luz, porque unos llevan a otros.

       

  1. La autoría.

8.1.        Las reivindicaciones.

Uno de los elementos más evidentes para sustanciar la responsabilidad en la comisión de un delito es la reivindicación voluntaria no obtenida mediante presiones.  En nuestro caso, quienes exculpan a los árabes del atentado, suelen prescindir de las dos principales reivindicaciones, en vídeo y en el comunicado manuscrito, a los cuales tienen difícil explicación.

A las dos primeras reivindicaciones se les dio muy poca credibilidad, por lo que al poco dejaron de estar presentes en los medios de difusión. No pasaban la prueba del algodón.  La primera fue de unas extrañas brigadas en un diario árabe editando en Londres y la segunda en una web noruega que ya han sido tratadas aquí y aquí.

El 14 de marzo por la tarde se recibe una llamada en Telemadrid en la que se avisa de la existencia de un vídeo de reivindicación de los atentados colocado en la papelera que está entre la Mezquita de la M30 y el Tanatorio. Hay que reseñar un hecho muy significativo, el grupo de Leganés produjo otros vídeos en los que mostraban su radical postura y ensayaban la reivindicación que fue finalmente enviada a los medios para su difusión. Los vídeos se recuperaron del ordenador de Jamal Ahmidan junto con la cámara y cintas Mini DVD que los grabó entre los restos de Leganés.

 

Transcripción de la reivindicación contenida en el vídeo

“Declaramos nuestra responsabilidad de lo que ha ocurrido en Madrid, justo dos años y medio después de los atentados de Nueva York y Washington. Es una respuesta a vuestra colaboración con los criminales Bush y sus aliados.

Esto es como respuesta a los crímenes que habéis causado en el mundo y en concreto en Irak y en Afganistán y habrá más si Dios quiere. Vosotros queréis la vida y nosotros queremos la muerte, lo que da un ejemplo de lo que dijo el profeta Mahoma, si no paráis vuestras injusticias la sangre irá más a más y estos atentados son muy poco con lo que podrá ocurrir con lo que llamáis el terrorismo.

Esto es un aviso del portavoz militar de Al Qaeda en Europa”.ABU DUJAN AL AFGANI.

Posteriormente, en abril del 2004, El antiguo socio del Chino, Omar lo reconoce en la foto difundida y llama para declarar a un policía. No se cita hasta días después en la Comisaría de Canillas. “Allí les conté todo lo que sabía, todos los momentos que habíamos vivido juntos y todos los lugares que habíamos visitado, tanto en Madrid como en Santander y en el País Vasco”. Ya ante el juez Juan del Olmo le identificó en el vídeo de reivindicación de los atentados del 11-M. http://www.elmundo.es/elmundo/2007/04/09/espana/1176140701.html

Al igual que alguno de los hermanos, a Jamal Ahmidan también su esposa le reconoce sin ninguna duda como el que está situado en el centro y lee el comunicado.

Al atentado del 11M en los trenes sumaron el del AVE en la reivindicación que enviaron al diario ABC, vinculando ambos atentados.

“En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso”

Dios, el Altísimo, dijo: ‘Pero, si rompen algún juramento después de haberse comprometido e injurian vuestra práctica de Adoración—Entonces combatid a los dirigentes de la incredulidad. Realmente para ellos no existen juramentos. Tal vez desistan. ¿No lucharéis contra una gente que rompe sus juramentos        y             que        se           han propuesto expulsar al Mensajero, y fueron ellos los primeros en empezar? ¿Vais a temerlos? Dios es más digno de ser temido, si sois creyentes. Combatidlos, Dios los castigará por medio de vuestras manos y los humillará, os dará la victoria sobre ellos, y curará los corazones de una gente creyente. Y apartará la ira de sus corazones.

Dios se vuelve sobre quien El quiere.

Dios es Conocedor y Sabio”. Versículos

13-15 de la Surah (Azora) Al Tawba.Toda alabanza y las gracias a Dios que fue fiel a su compromiso cuando apoyó a sus soldados y venció a los coligados. Después de que el gobierno español siga con sus injusticias contra los musulmanes, enviando a nuevas tropas a Irak y a Afganistán.

Tras haberos demostrado que somos capaces de golpearos de nuevo después de los benditos golpes del 11 de marzo, puesto que pusimos explosivos en las vías del tren de alta velocidad cerca de Toledo, y que pudimos hacer explotar los trenes que pasaban por allí durante la tarde del jueves pasado y por la mañana del viernes, pero no lo hicimos. Porque nuestra intención sólo era avisaros e informaros que somos capaces, con el permiso de Dios, de golpearos cuándo y dónde queramos. Informamos -Brigada de la muerte- del cese de la tregua anterior, y dar al pueblo y al gobierno españoles el plazo hasta el mediodía del domingo 04-042004 para que se acepten nuestras peticiones legítimas, que son las siguientes:

  • La retirada inmediata y completa de vuestras tropas de Afganistán y de Irak y comprometerse a no volver allí.
  • Cesar de apoyar a los enemigos de la nación musulmana -Estados Unidos y sus aliados- contra el islam y los musulmanes.

Y si no lo hacéis, será la guerra entre vosotros y nosotros, y lo juramos por Dios el Poderoso que convertiremos vuestro país en un infierno y que vuestra sangre fluirá como ríos.

 

Esto se considera como el último aviso de nuestra parte al pueblo español y a su gobierno.

 

Que Dios apoye a los que le apoyan y les de la victoria, Allah es Fuerte y Poderoso.

Y que la paz esté con los que sigan el buen camino.

ABU DUJANA EL AFGANI

GRUPO ÁNSAR EL QAEDA EN EUROPA

BRIGADA DE LA MUERTE

 

 

8.2.        La mano de obra, quién es quién.

 

 

Un cuadro resumen que nos permitirá ir siguiendo los hilos con los autores materiales

 

 

 Nadie puede seriamente atribuir la autoría de los atentados a la desarrapada tribu de marroquíes de Lavapiés. Puede que ellos hayan sido los autores materiales, los sicarios, pero los instigadores son otros. Detrás de la elección del 11-M como día del atentado hay mucho perverso talento, mucho conocimiento de la política española, incluso de la psicología del votante español. Jesús Cacho, artículo de ElMundo, 28 de marzo 2004

 

 

Entre los que nos presentan como autores materiales, debemos empezar distinguiendo que ni todos son iguales ni por tanto tuvieron por qué cumplir con las mismas tareas. Es tarea fundamental entender la diferencia entre ellos para comprender el todo y tener una visión del conjunto.

Como podremos comprobar, no es tampoco en absoluto cierto ni que fueran todos unos desarrapados traficantes y delincuentes, ni que en el heterogéneo grupo que se formó no se incluyeran islamistas sumamente radicales y peligrosos junto a personajes de escasa entidad. Una acertada clasificación que englobara a los autores materiales musulmanes sería la de considerarlos como la mano de obra, contratada, dirigida, y manejada por otros.

       

8.2.1.  Allekema Lamari y Serhane el Tunecino.

Sin discusión, los líderes más radicales y fanáticos del grupo, viejos conocidos de la policía, controlados a través de confidentes e infiltrados, y ellos mismos (Serhane) con relación directa, al menos esporádica, con miembros de los cuerpos de seguridad españoles.

De Serhane ben Fakhet el tunecino sabemos que, a pesar de estudiar en España gracias a una beca de estudios, se radicalizó, se convirtió en un integrista, conectó y se relacionó con radicales islamistas, y que durante sus reuniones de proselitismo arengaba a sus seguidores a cometer atentados en Europa. Mantuvo asiduos contactos con AlQaeda, entre otros con el tesorero del grupo liderado por Osama Bin Ladin, Ahmed Brahim, que fue también imputado en la Operación Dátil, y quien le tenía registrado en su listín telefónico con sus datos personales junto “islamic friend”.

Las relaciones de Serhane con el mundo radical islamista venían desde el 1998, varios años antes del 2004, siendo conocidas por los cuerpos de seguridad y por Baltasar Garzón. Muestra de ello cabe reseñar la extraña denuncia que Serhane presentó en el 2001 temiendo que le hubieran enviado una carta con Ántrax.

“En la entrevista publicada, Ghalyoun reconoce que, a principios del verano de 2003, tuvo un altercado con el ‘El Tunecino’: “Serhane comenzó a hablar de llevar a cabo un atentado en España, de hacer la ‘yihad’, y que era mejor musulmán que yo y que Mouhannad Almallah, que también estaba presente. Él decía que había que atacar a España porque estaba metida en la Guerra de Irak y, además, aquí no trataban bien a los musulmanes”.

“El estado de excitación de Serhane era de tal calibre que por un momento pensé en decírselo a la Policía, pero después reflexioné y consideré que era inútil. ‘El Tunecino’, todos lo sabíamos, estaba seguido y controlado por la Policía, así que era imposible que montara un atentado como el del 11-M, porque automáticamente sería detenido”, continúa Basel.” http://www.elmundo.es/elmundo/2005/10/13/espana/1129171779.html

Basel Ghalyoun fue detenido por la Policía el 24 de marzo de 2004 y condenado. Su sentencia fue modificada por la Audiencia Nacional, e inmediatamente a su puesta en libertad fue expulsado a Siria. A partir de ese momento nada más se sabe. Las protestas de su abogado no sirvieron de nada. Habiendo proporcionado numerosos detalles que ponían en cuestión la VO. Basel era una personaje incómodo por no tener miedo a hablar de todo lo que sabía sobre Serhane y otros autores materiales y con la excusa de que carecía de papeles, fue recogido por la policía inmediatamente a su salida de la prisión, llevado al aeropuerto y expulsado a Siria, impidiendo a su abogado, José Luis Abascal que pudiera ponerse en contacto con él, denunciando la situación ante el Tribunal de Derechos Humanos.

Pero no fue el único que pensaba que por sí solo Serhane era incapaz de preparar el atentado. Esto es lo que decía Moutaz Almallah de Serhane en el 2008, en una intensa entrevista que le realizaron en ElMundo:

Dando por hecho que Serhane era un extremista y un “demonio”, Almallah nos contaba lo siguiente:

“Todos los que estábamos en la Casa de Campo [se refiere al lugar físico donde se celebró el juicio] estamos convencidos de que Serhane [siempre llama a Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino, por su nombre de pila] y los que murieron en Leganés no tenían capacidad técnica para llevar a cabo el atentado. Además, Serhane no sabía ni cómo se unían dos cables, era un inútil para ese tipo de cosas. A mí me llamaba para arreglar sus electrodomésticos y hasta para reparar un grifo.

P.- Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, El Tunecino, que murió en Leganés junto a Jamal Ahmidan, El Chino, era su amigo.

R.- Sí, lo fue hasta el año 2002. Conocí a Serhane en el año 1996, en la Escuela de Idiomas. Después lo vi en el Centro Cultural de Arabia Saudí y más tarde coincidimos en la mezquita.

Pero Serhane comenzó a radicalizarse hacia el año 2000-2001, cuando conoció al marroquí Amer Azizi y a Mustafá Maimouni. (…)

R.- A mí, no. A otros sí. No descarto que en la cabeza de Serhane, en las últimas fechas, estuviera esa idea de atentar, pero detrás de él tenía que haber alguien más poderoso.

P.- El confidente Cartagena declaró que, en una ocasión, vio en una cafetería de Madrid a Serhane reunido con la Policía.

R.- No descarto lo que dijo Cartagena. Conociendo a Serhane, no descarto que, si los intereses fueran comunes, él colaborara.

R.- Estamos convencidos o llegamos a la conclusión de que el atentado estaba planificado antes de las elecciones, que está más cerca de los delincuentes que de los musulmanes y que los confidentes y sus controladores saben mucho más de lo que han dicho. P.- ¿Habla de Suárez Trashorras, Rafá Zouhier y Antonio Toro?

R.- Y otros que colaboraban con la Policía. Antonio Toro es el más listo de todos los confidentes. Durante el juicio hablaba poco y se mantenía al margen del resto de los acusados, pero oculta muchas cosas e insinuó otras. Su cuñado, Emilio Suárez, nos dijo durante el juicio que él saldría absuelto y que los moros nos comeríamos la condena. Además, ellos [se refiere a Suárez Trashorras y Toro] nunca mostraron ningún tipo de nerviosismo, ni de tensión. Los dos estaban súper tranquilos. [Antonio Toro fue absuelto en primera instancia por la Audiencia Nacional y, más tarde, condenado a cuatro años de cárcel por el Supremo por tráfico de explosivos. Suárez Trashorras fue condenado a 34.715 años de prisión por cooperador necesario].  http://www.peonesnegroslibres.com/foro/viewtopic.php?f=18&t=1216&start=15#p36008

Hay que recordar que el psoe impidió que Antonio Toro y José Emilio Suarez Trashorras acudiesen a declarar a la Comisión de Investigación a pesar de ser su presencia requerida por el PP.

El organismo de la policía, la brigada provincial de información de Madrid, vigilaba a Serhane hasta al menos el 6 de febrero del 2004, que es cuando oficialmente se alegó que se perdió su pista y que coincide con una semana antes de la reunión en el MacDonalds durante la cual, Emilio Suarez Trashorras negocia la entrega de explosivos tipo goma2eco a los aprendices a terroristas entre los que estaba Jamal Ahmidan. Su teléfono estaba pinchado.

Es fundamental saber que Serhane El Tunecino, mientras se reunía supuestamente, según Cartagena con miembros de otros cuerpos policiales, estaba siendo estrechamente vigilado:

“Se llevan a cabo diversas investigaciones con relación a organizaciones terroristas internacionales, entre las que se encuentran las de radicalismo islámico y todo lo relacionado con la actividad organizativa, financiera, de captación de individuos, proselitismo, apoyo e infraestructura de grupos o individuos pertenecientes a estas organizaciones”.

En ese mismo informe policial, que consta de un total de seis folios, ya se destaca como persona a vigilar y controlar a Serhane Ben Abdelmajit Fakhet y se indica: “Reside en la calle Francisco Remiro, número 41-1º derecha, en donde figuran censadas 17 personas más”.

La Policía también refleja en su informe que ‘El Tunecino’ no tiene actividad laboral conocida y que “se le ha visto en compañía de Mouhannad y Basel”. El primero de ellos, según ha podido saber este periódico, es Mouhannad Almallah Dabas, de origen sirio y nacionalidad español;

Los Almallah están directamente relacionados con el policía y exCNI Ayman Maussili Kalaji que iba aconsejando a los musulmanes que se hicieran militantes del psoe, tanto que Mouhannad Almallah, el hermano de Moutaz, se afilió al psoe dos meses después del 11M.

Como consecuencia de esas investigaciones policiales, la Brigada Provincial de Información de Madrid puso cerco sobre ‘El Tunecino’ y estuvo siguiéndolo y vigilándolo, como mínimo, hasta el 6 de febrero de este año. Este periódico ha podido acceder a tres notas informativas de vigilancia de esa brigada donde se recogen detalladamente todos los movimientos realizados por Serhane durante la mañana y la tarde de los días 5 y 6 de febrero de 2004.

En la primera de esas notas, fechada el 5 de febrero y cuyo “inicio del servicio” es a las “09.00 horas” se indica: “Se localiza el vehículo de su propiedad Golf 9018-CRR aparcado en la calle Bonn. El objetivo [se refieren a Serhane] llega a dicho vehículo sobre las 12.30 horas a bordo de un Golf azul muy oscuro, con los cristales muy tintados, matrícula 0500-CHB [ ] marchándose posteriormente por la calle de Bonn dirección a la M-30 sur, donde debido al intenso tráfico no se ha podido continuar el seguimiento”.

El informe sobre ‘El Tunecino’ del 5 de febrero está realizado por tres funcionarios, todos ellos inspectores de Policía, que en sus observaciones finales recogen lo siguiente: “En la tarde de ayer se localizó el vehículo referido, estacionado en las inmediaciones del domicilio del objetivo”. Es decir, la Policía volvió a recuperar el rastro de ‘El Tunecino’.

En otro informe complementario de ese mismo día, y cuya hora de finalización indica que son las 20.55 horas, se refleja que Serhane se ha trasladado hasta el distrito madrileño de Villaverde Alto y que ha entrado en un domicilio de la avenida de Andalucía.

El último de los controles oficiales llevados a cabo por inspectores de la Brigada Provincial de Información sobre ‘El Tunecino’ es el realizado el 6 de febrero de 2004: “Se establece el dispositivo en el domicilio del objetivo [se refieren a Serhane y a la casa que tenía en la calle madrileña de Francisco Remiro, 41-1º derecha], no produciéndose la salida ni entrada del mismo durante el transcurso de las horas indicadas [entre las 07.50 y las 14.10 horas]”. En ese mismo informe también se indica que “las persianas de la vivienda se encontraban completamente subidas” y lo firman cuatro funcionarios.

Pero el informe policial más completo y exhaustivo de todos los realizados sobre Serhane es el del 8 de julio de 2003, que fue realizado por el Grupo III de la Brigada Provincial de Información. En esa investigación ya se reflejan importantes datos sobre los hermanos sirios Mouhannad y Moutaz Almallah Dabas, las mujeres de ambos y Basel Ghalyoun.

Moutaz Almallah, según las diligencias policiales, se dedicaba a captar ciudadanos de origen árabe con el fin de convertirlos, posteriormente, en ‘muyahidin’. La policía, incluso, indica en sus informes dónde se llevaba a cabo la labor de proselitismo: “En el local sito en la calle de la Virgen del Coro, número 11, bajo 3 En el interior existen tres camas, televisión vía satélite y medios audiovisuales suficientes, mediante los que se suelen mostrar diversas cintas relacionadas con la actividad de campos de entrenamiento militar, así como charlas de líderes radicales islámistas”.

(…)

Otro dato importante que se refleja en las diligencias policiales es que Moutaz Almallah había vivido con Yususf Galán,

(alias de Luis José Galán, batasuno reconvertido)

detenido en noviembre de 2001 por su pertenencia a la red Al Qaeda española, y con Najib Chaib. En el domicilio de este último se encontró un croquis en el que se detallaba cómo fabricar detonadores y cómo activar una bomba con un teléfono móvil, a semejanza de los utilizados en el 11-M (ver EL MUNDO del 21 de abril de 2004).

(…)

Se da la circunstancia de que toda esta información sobre Serhane y el grupo de islamistas que vivía en Madrid fue captada por el Grupo III de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Este Grupo III estaba integrado por siete inspectores y un jefe. Cinco de esos funcionarios eran miembros de diferentes sindicatos de la policía (UFP, SUP y ANPU), que, al parecer, habían sido relegados a esas funciones por sus superiores.

Fuente: Artículo de Antonio Rubio en El Mundo de fecha 19/05/2006

Por si fuera poco, lo que acabamos de leer, y que demuestra que estaba siendo vigilado estrechamente, sabemos además por un confidente que ejercía de Imán en una Mezquita de Madrid y con nombre en clave Cartagena (al que la policía otorgaba la máxima clasificación y credibilidad) lo siguiente:

Pero el mayor éxito policial y del confidente Cartagena se produjo en octubre de 2004, cuando la UCIE, bajo la supervisión del magistrado Baltasar Garzón, llevó a cabo la operación Nova, que sirvió para detener a más de 20 islamistas.

Entre los detenidos de la operación Nova se encontraba Mohamed Achraf, marroquí y un importante dirigente islamista a nivel europeo que, según el juez y la Policía, pretendía atentar contra la Audiencia Nacional con un camión cargado de explosivos.”

Al no estar disponible en la web datadiar.tv/juicio11M/crónicas/oci_004.htm la traigo en su integridad por su evidente interés:

Operación Nova I y II

La “operación Nova” permitió desarticular en octubre de 2004, gracias a las confidencias de Abdelkader El Farssaoui, conocido como “Cartagena”, una célula islamista que planeaba atentar con un camión de explosivos contra la Audiencia Nacional, aunque el testigo protegido se ha desdicho en varias ocasiones de algunas de sus confidencias.

“Cartagena” tiene la condición de testigo protegido por esta operación, aparte de por el Sumario del 11-M, que supuso la detención de 32 islamistas de la célula dirigida por Mohamed Achraf, que pretendía volar la Audiencia Nacional haciendo estallar un camión cargado de explosivos.

Los detenidos pretendían adquirir una gran cantidad de explosivos para que su acción fuera extraordinariamente letal: más de 1.000 kilos de dinamita. Su intención era colocar la mitad de ellos en un camión para hacerlo estallar contra la Audiencia Nacional, en la madrileña calle de Génova. El grupo desarticulado habría estudiado el terreno.

Esta operación policial se precipitó a partir del 14 de septiembre de 2004, cuando un testigo protegido reveló a la Comisaría General de Información de la Policía Nacional los detalles de un futuro atentado terrorista en Madrid, momento en que la investigación pasó al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón.

Por otra parte, la Policía vincula a algunos de los presuntos miembros de la supuesta célula islamista que pretendía atentar contra la Audiencia Nacional con el denominado Movimiento Islámico de la Juventud, algunos de cuyos miembros ya fueron investigados por el juez Baltasar Garzón en el año 2001.

Garzón destaca, en el auto en el que decreta su ingreso en prisión, que los 18 detenidos, bajo la dirección de Mohamed Achraf, “entre el final de 2001 y principios de 2002, constituyeron un grupo terrorista organizado y estructurado, (…) de tendencia radical salafista que defiende la práctica de la yihad (guerra santa) y, con intención de ponerla en práctica en España, a través de acciones violentas como la proyectada contra el edificio de la Audiencia Nacional y las personas que hubiera en su interior, objetivo elegido por el emir, al que habrían manifestado su intención de convertirse en mártires del Islam en el momento que fueran requeridos para ello varios de los componentes del grupo autodenominado Mártires por Marruecos”.

La resolución recuerda cómo el grupo aprovechó la coincidencia de varios de sus integrantes en la cárcel de Topas (Salamanca) para estructurarse y especifica las numerosas cartas que se remitían los reclusos de exaltación a la yihad y en las que muestran su predisposición al “martirio para defender al islam de los incrédulos a los que dicen que hay que combatir con todas las armas (incluidos los explosivos)”.

El auto de Garzón destaca también la fusión entre el grupo de Achraf con los condenados por su pertenencia al Grupo Islámico Armado (GIA). “Simultáneamente a esta labor de captación de Achraf”, precisa Garzón, “otros miembros del GIA que cumplían sentencia firme por pertenencia a banda armada, como son Abdelkrim Bensmail , relacionado con Allekema Lamari, que le enviaba dinero a la cárcel, hasta el día 6 de marzo de 2004 para su manutención, Mohamed Amine Akli y Bachir Belhakem, realizaban una labor similar de proselitismo y captación de personas, presos por delitos comunes, consiguiendo de esta forma junto con el emir, con el que en alguna ocasión mantuvieron contacto, la adhesión a la causa terrorista de otras personas”.

Además, el presunto responsable de la célula, Mohamed Achraf, detenido en Suiza, había dado ya la orden de atentar con un camión-bomba contra la Audiencia Nacional, y había llegado a decir que “no importaba el costo, pero que la acción se debía hacer con urgencia”.

Según Garzón, el atentado planeado por este grupo terrorista, denominado “Mártires por Marruecos”, iba a ser una acción suicida en la que participarían cuatro personas, incluido el propio Achraf, que se había encargado de realizar personalmente las vigilancias sobre la Audiencia Nacional y que había contactado con un palestino especialista en electrónica para que preparara el camión-bomba.

El auto afirma que el denominado grupo de Topas estaba integrado por 15 personas, de las que cinco se encuentran huidas, entre ellas Abdellah Hawari, fugado desde febrero de 2003 mientras disfrutaba de un permiso carcelario, y que según Garzón es el hombre de confianza de Achraf. También se encuentran en paradero desconocido Mohamed Hamid, Sade Asde, Rachid Mohamed Mohamed y Mohamed Boukiri.

Garzón ordenó la busca y captura de estos cuatro y del cuarto futuro suicida, conocido como “Abdelouahab”, así como la de Salah Ghoulam, uno de los contactos de Achraf en Bélgica y que estaba encargado de recaudar fondos para el GIA.

Agentes de la Comisaría General de Información de la Dirección General de la Policía desarticularon una célula islamista orientada a la “Yihad”. En una operación de carácter preventivo, dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción Cinco de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, desarrollada en Andalucía, Valencia, Madrid y Navarra.

Fueron detenidos ocho presuntos integristas islámicos violentos, a los que hay que añadir otros diez que se encontraban cumpliendo condena en distintas cárceles españolas.

Las investigaciones que permitieron llevar a cabo la “operación Nova”, se remontan al verano de 2004. El grupo desmantelado estaba compuesto por musulmanes residentes en España con antecedentes por la comisión de delitos comunes. Algunos de ellos pudieron entrar en contacto mientras cumplían condenas en diferentes centros penitenciarios. Estaban interrelacionados formando parte de una estructura bajo las directrices de un líder, y habrían mantenido numerosos contactos con otros activistas en distintos países europeos, EE.UU. y Australia.

Detenidos:

Smail Latrech, nacido en El Harrch (Argelia) en 1975, fue detenido en La Mojonera, El Ejido (Almería).

Mokhatar Siah, nacido en 1975 de Mascara (Argelia), fue detenido en Gandia (Valencia). Tenía tres reclamaciones judiciales, una de ellas del juzgado de instrucción de Lorca (Murcia) por lesiones y había sido detenido en Melilla en dos ocasiones en marzo de 1998, una por infracción de la Ley de Extranjería y otra por robo con violencia e intimidación.

Djamel Merabet, argelino, de 42 años, detenido en Málaga.

Mourad Yala alias “Abu Anas”, nacido en Harrch (Argelia) en 1960, técnico en informática con grandes conocimientos en la falsificación y clonación de tarjetas, fue detenido en Cabañuelas (Almería). Es considerado policialmente como uno de los elementos extremistas más activos de los detenidos en la operación.

Abdol Ghaffar Hasemi, “Medhí”, nació en Kabul (Afganistán) en 1973. Portaba pasaporte holandés y fue detenido en Cabañuelas (Almería). “Medí”, es también técnico en informática con grandes conocimientos en la falsificación y clonación de tarjetas.

Ahmed Mohamed Ahmed, nacido en Ceuta, detenido en Madrid.

Magid Mchmacha, nacido en 1969 en Casablanca (Marruecos), detenido en Almería.

Majad Sahouane, alias “Abderraman” y “Abdelmajid”, argelino, de 30 años, fue detenido en Pamplona en el locutorio de su propiedad. Sahouane ya había sido arrestado el 26 de septiembre de 2001 en el marco de las investigaciones sobre el 11-S, por su presunta implicación en sendos ataques suicidas contra la embajada y un centro cultural de EE UU en París como presunto miembro del Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC). Quedó en libertad vigilada bajo fianza en mayo de 2002.

Todos ellos fueron arrestados el día 18, salvo Majad Sahouane que fue detenido el día 19. También este día el juez ordenó, en el marco de esta operación policial, que se interrogara a 10 presos internos en distintos centros penitenciarios.

Los presos interrogados y que fueron detenidos son:

Said Afis, integrista argelino, nacido en 1978, que cumple condena en la cárcel de Topas (Salamanca) por delitos comunes.

Baldomero Lara Sánchez, nacido en Málaga en 1975, traficante de armas que tenía acceso a dinamita de las minas de mármol de Almería y que cuenta en su historial con 99 antecedentes por delitos contra la propiedad; y

Addila Mimon (su verdadero nombre sería Dibali Abdellah), nacido en 1974 en Argelia. Los dos se encuentran ingresados en la prisión de A Lama (Pontevedra).

Abdelkrim Bensmail, internado en la prisión de Villabona (Asturias), y Mohamed Amine Akli, preso en la cárcel gaditana de Puerto I, que ya habían sido detenidos en Valencia en 1997 junto a Allekema Lamari, séptimo suicida de Leganés y uno de los autores materiales del 11-M. Los dos fueron condenados junto a Lamari por pertenencia a banda armada, en su caso al GIA argelino.

Bachir Belhakerm, preso en la cárcel de Córdoba y miembro de la célula del Grupo Armado Islámico (GIA) desarticulada en Valencia en 1997. Fue condenado también en la misma causa que Lamari.

Jera Hoari, nacido en Líbano en 1973, interno en la cárcel de Teixeiro (A coruña), que está acusado de realizar varios atracos y robos para financiar al GIA, y que utilizó diez identidades distintas para cometer el mismo tipo de delitos. Mantenía contactos con el cabecilla y cerebro de la célula desarticulada, el argelino Mohamed Acharf, preso en Suiza, con el que coincidió en la cárcel de Topas. Desde la prisión salmantina fue trasladado a la de Villabona (Asturias) donde conoció a otro de los presos imputados ahora, Abdelkrim Bensmail.

El mauritano Kamara Bidhaima Diadie, nacido en 1974, internado en el penal del Acebuche (Almería).

Eddebdoubi Taoufik, nacido en Marruecos en 1979, preso en la cárcel de Zuera (Zaragoza).

Mustafa Farjani, nacido en 1971 en Tánger (Marruecos) y que cumple condena en la prisión de Bonxe (Lugo) por numerosos delitos contra la propiedad.

 

 

Operación Nova II

La Policía Nacional, bajo la dirección del juez Garzón, realizó trece nuevas detenciones en el marco de la operación Nova II, continuación de la que sirvió para desarticular una célula islamista orientada a la yihad.

La operación permanece abierta y hasta el momento han sido dos los detenidos en Madrid, dos en Cádiz, cuatro en Valencia y otros cinco en diferentes centros penitenciarios.

Los detenidos en Madrid fueron:

Abderrazak Azzi, nacido en Marruecos.

Abdelkrim El Ouazzani, nacido en Marruecos.

En Cádiz:

Azzedine Bellid, nacido en Argelia.

Noureddin Bellid, nacido en Argelia.

En Valencia:

Hocine Kedache, nacido en Argelia.  Djilali Mazari, nacido en Argelia.

Ahmed Chebli, nacido en Argelia

Salah Zelmat nacido en Argelia. (Los dos últimos fueron detenidos en Tabernes de Valldigna)

Por otro lado, en el centro penitenciario de A Lama (Pontevedra) se detuvo a Kunic Soubi, nacido en Argelia, Mohamed Amin, nacido en Marruecos, y Aspri Smali, nacido en Argelia; en el de Nanclares de Oca (Álava), a Mustapha Zanibar, nacido en Marruecos; y en el de Puerto de Santa María (Cádiz), a Khalid Farid, nacido en Argelia.

Se produjeron diversos registros y a todos los detenidos se les ha ocupado abundante documentación, correspondencia y cassettes y cintas de vídeo en árabe. Los detenidos pasarán a disposición judicial y el juez ha decretado la incomunicación de todos ellos.

Posteriormente, la Policía detuvo, por orden del juez, en Madrid y Gandía (Valencia) a cuatro islamistas pertenecientes a la célula que pretendía volar la Audiencia Nacional y varios edificios significativos de la capital de España. Uno de ellos es Faisal Allouch, de 34 años, imputado por el magistrado Juan del Olmo en el sumario del 11-M y que se encontraba en libertad provisional.

Allouch, arrestado en su domicilio de Villaverde (Madrid), fue detenido por primera vez el pasado 21 de marzo como presunto colaborador del 11-M y puesto en libertad el 5 de mayo, aunque con algunas medidas cautelares para impedir su huida.

 

Por la noche, agentes de la Comisaría General de Información detuvieron a otros tres presuntos terroristas de origen argelino, uno de ellos considerado un hombre de confianza del presunto jefe del grupo, Mohamed Achraf, detenido actualmente en Suiza.

Los tres eran buscados desde que el pasado 18 de octubre se desarrolló la primera fase de la “operación Nova”, y no pudieron ser localizados por la Policía.

Allouch podría formar parte de una célula terrorista creada a finales de 2002 y en febrero de 2003 en Madrid por Mustafá Maimouni, preso en Marruecos por los atentados de Casablanca.

Detenidos en noviembre

La Policía detuvo el día 8 de marzo, por la noche, en Valencia al dirigente salafista Mohamed Boualem Khouni, “Abdallah”, acusado de formar parte de la célula radical de tendencia Takfir que había montado Mohamed Achraf desde las cárceles españolas para volar, entre otros objetivos, la Audiencia Nacional. “Abdallah” ya había sido detenido el 26 de septiembre de 2001, por su supuesta participación en la preparación de ataques suicidas en Europa, pero la juez de la Audiencia Nacional Teresa Palacios lo liberó en mayo de 2002 por falta de pruebas.

Mohamed Boualem Khouni, nacido el 15 de marzo de 1969 en Beokhalfa Tizi Ouzou (Argelia), fue detenido en la localidad de Canals (Valencia) por agentes de la Comisaría General de Información a las órdenes del juez Baltasar Garzón, quien lo acusa de integración en organización terrorista. Garzón cree que Boualem formaba parte, junto a Djamel Seddiki y Reda Cherif (detenidos el pasado día 3 y ya en prisión), de un grupo “salafista extremo”, reunido por Mohamed Achraf en la Comunidad Valenciana con restos de la estructura española del Grupo Islámico Armado (GIA) montada por Allekema Lamari (un suicida de Leganés) y de su escisión más radical, el Grupo Salafista de Predicación y Combate (GSPC).

Por motivos casi idénticos, Boualem fue detenido el 25 de septiembre de 2001 en La Mojonera (Almería), junto a otras 14 personas, a petición de las autoridades belgas, una vez que fue considerado miembro del GSPC. La solicitud fue cursada tras la captura en Uccle (Bélgica) de Nizar Trabelsi, “quien pretendía llevar a cabo atentados contra objetivos norteamericanos en Europa de carácter suicida”. Durante el registro posterior a su detención, se localizó una pistola ametralladora Uzi y material para la fabricación de explosivos. Trabelsi había pasado una temporada conviviendo en Tudela (Navarra) con el argelino Mohamed Belaziz, quien por esas fechas dejó reflejado en su diario su intención de morir en un ataque suicida.

Boualem y Belaziz fueron puestos en libertad por la juez Teresa Palacios a partir de mayo de 2002, una vez que las autoridades belgas desistieron de pedir su extradición. El 3 de febrero pasado, la causa contra ellos fue archivada por la juez.

La Guardia Civil detuvo el 11 de noviembre de 2004, de madrugada, en la localidad alicantina de Santa Pola al ciudadano de origen argelino Mohamed Boukiri, de 30 años, sospechoso de mantener relación con el grupo “Mártires para Marruecos”, desarticulado por la Policía en las operaciones “Nova” y “Nova II”.

Este individuo podría formar parte del denominado “grupo de Topas”, prisión en la que, entre 2001 y 2002, Mohamed Achraf reclutó a internos de origen islámico dispuestos a convertirse en mártires.

El 22 de noviembre, por la tarde, agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en

Mataró (Barcelona) a Samir Ben Abdellah, de 36 años, a quien el juez Baltasar Garzón considera como uno de los integrantes de la organización terrorista Mártires para Marruecos, formada por Mohamed Achraf desde la cárcel de Topas (Salamanca) y que había planeado volar la Audiencia Nacional.

Ben Abdellah, arrestado en el marco de la “operación Nova II”, fue señalado en el juzgado por dos de los detenidos en esta operación, llevada a cabo a finales del pasado mes de octubre, como alguien integrado en la red terrorista a la que pertenecían.

Samir había ejercido de imán en Alcorcón y Torrejón de Ardoz (Madrid) y, posteriormente, en el barrio de Cerdanyola de Mataró.

Desde el pasado día 2 de noviembre estaba en busca y captura. En el auto por el que se acordaba esta medida, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón aseguraba que Ben Abdellah formaba parte de la “célula” de Madrid, creada entre finales de 2002 y febrero de 2003, por el también marroquí Mustapha Maimouni, preso en Marruecos por su presunta participación en los atentados de Casablanca de mayo de 2003. Según el magistrado, esa “célula” fue el embrión del grupo que cometió los atentados del 11-M.

Más detenciones en diciembre

Agentes de la Comisaría General de Información de la Dirección General de la Policía detuvieron en diciembre de 2004 a tres islamistas de la corriente salafista que estaban conformando una célula radical y a otros dos que tienen vínculos con los autores de los principales atentados de Al Qaeda de los últimos cuatro años.

La operación policial, comenzó sobre las 23.00 de la noche del día 13 en Vitoria, Madrid y Alcañiz (Teruel) y se completó el día 14 por la tarde con una nueva detención en la capital. Los cinco arrestos fueron ordenados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en el marco de la “Operación Nova”, que supuso la desarticulación de una célula montada por Mohamed Achraf (preso en Suiza) desde la cárcel de Topas (Salamanca) y que pretendía, entre otros objetivos, volar precisamente la Audiencia Nacional mediante un ataque suicida con un camión bomba.

Los dos detenidos en Vitoria fueron: Abdelkader Lebik, “Hamou Lebik”, nacido el 7 de agosto de 1973 en Chlef (Argelia), y Abdallah Ibn Moutalib Kaddouri, nacido el 28 de septiembre de 1974 en la misma localidad. Ambos estaban formando, supuestamente, una célula radical junto al detenido en Alcañiz, Brahim Amman, nacido el 3 de mayo de 1966 en Denia (Argelia), que hacía frecuentes viajes a Vitoria.

Los tres, que están relacionados con una célula desarticulada en Cataluña en 2003, cuentan con extensos historiales delictivos en su país. Sobre Abdelkader Lebik recaen cuatro Órdenes Internacionales de Detención expedidas por el Tribunal de Chlef (Argelia), por delitos de pertenencia a banda armada, asesinato, tenencia ilícita de armas y explosivos y otros. “Hamou Lebik” estaba relacionado con Mohamed Tahraoui, “Mohamed de Barcelona”, responsable de la célula salafista que fue desarticulada en enero de 2003 en Cataluña dentro de la denominada “Operación Lago”. Tahraoui fue liberado y vuelto a detener el 23 de marzo último.

La “Operación Lago” supuso la desarticulación de una célula terrorista del D.H.D.S. argelino (Grupo de Protectores de la Corriente Salafista). Dicho entramado prestó infraestructura y apoyo al grupo terrorista desmantelado en Francia en diciembre de 2002 por la comisión, preparación e instigación de actos terroristas y que dirigía Merouane Benahmed “El Químico”.  Esta célula tenía proyectado cometer un atentado con coche bomba contra la Embajada de Rusia en París.

Abdallah Ibn Moutalib Kaddouri sería, presuntamente, el encargado de facilitar las documentaciones al resto de individuos conectados con la red terrorista argelina desmantelada en 2003.

Los otros dos detenidos ahora también están relacionados con la “Operación Nova”, pero guardan estrechos vínculos con autores e inductores del 11 de marzo, el 11-S y los atentados de Casablanca. En la calle de Miguel Servet, en un locutorio del barrio madrileño de Lavapiés, fue detenido el español de origen marroquí Khalid Zeimi Pardo, nacido en Tánger (Marruecos) el 14 de febrero de 1977. Pardo ya fue detenido el 15 de abril, después de que se hallara en casa de Sarhane Ben Abdelmajid, “El Tunecino”, una fotocopia de su DNI. Sin embargo, fue puesto en libertad.

El último detenido, Mohamed el Ouazzani, nacido en Taza (Marruecos) el 30 de agosto de 1981, fue localizado en el barrio madrileño de Carabanchel. Participó en las reuniones de exaltación de la yihad violenta que se celebraron en la casa de Faissal Allouch (detenido en la “Operación Nova”). A esas reuniones acudieron “El Tunecino”, Driss Chebli, Azizi, Abderrazak Azzi, Said Chedadi y Berraj, entre otros.

Ouazzani se encontraba en busca y captura desde el pasado 2 de noviembre por orden del juez Garzón en el marco de la “Operación Nova”.

Durante esta operación se practicaron cinco registros domiciliarios, donde los agentes se incautaron de abundante documentación y un ordenador. Cuatro de estos registros se llevaron a cabo en las viviendas de los detenidos, ya que los dos arrestados en Vitoria compartían domicilio, y otro más en el locutorio donde fue capturado Khalid Zeimi.

Situación de los detenidos:

23 de octubre de 2004: por la noche el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, a propuesta del fiscal Pedro Rubira, decretó prisión incondicional por colaboración o pertenencia a banda armada para 17 de los 18 detenidos en el curso de la “operación nova”. El auto de prisión también les achaca unos 400 delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa, los mismos que el número de personas que de media trabajan o visitan a diario la sede judicial. El magistrado decidió prorrogar la detención judicial del otro arrestado. Se trata del ciudadano argelino Smail Latrech.

27 de octubre de 2004: el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acordó el ingreso en prisión incondicional de Smail Latrech, acusado de pertenecer a la célula terrorista dirigida por Mohamed Achraf, arrestado en Suiza, que pretendía atentar contra este tribunal.

3 de noviembre de 2004: el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decreta prisión para Abderrazak Azzi, Azzedine Bellid, Noureddin Bellid, Ahmed Chebli, Hocine Kedache, Djilali Mazari, Abdelkrim El Ouazzani, Salah Zelmat, Mohamed Amin, Mustapha Zanibar, Aspri Smali y Kunic Soubi. Los cuatro últimos se encontraban en centros penitenciarios cuando fueron detenidos, donde cumplían condena por otras causas. El magistrado decide dejar en libertad por esta causa a Khalid Farid.

5 de noviembre de 2004: el juez Baltasar Garzón decreta libertad condicional para Smail Latrech.

8 de noviembre de 2004: el marroquí Faisal Aluch y los argelinos Reda Cherif y Djamel Seddiki ingresan en prisión incondicional por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, por un delito de integración en organización terrorista. El cuarto detenido, el también argelino Rachid Amin, queda en libertad tras prestar declaración ante el juez.

10 de noviembre de 2004 el juez Baltasar Garzón ordena el ingreso en prisión incondicional por integración en organización terrorista de Mohamed Boualem Khouni y Mohamed Boukiri.

24 de noviembre de 2004, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordena el ingreso en prisión incondicional de Samir Ben Abdellah, al que imputa un delito de pertenencia a organización terrorista.

16 de diciembre de 2004: el juez Baltasar Garzón decreta el ingreso en prisión incondicional de Khalid Zeimi Pardo, Mohamed el Ouzani, Abdelkaer Lebik y Brahim Amman, por un delito de integración en organización terrorista. El quinto detenido, Abdallah Ibn Moutalib fue puesto en libertad con la obligación de comparecer semanalmente ante el juzgado.

24 de febrero de 2005: fallece Mustafa Zanibar.

***

Sabemos que Allekema Lamari soñaba con volar la Audiencia Nacional, pero no tantos conocen que era un bocado apetecible también para Henri Parot, el etarra sanguinario que manifestó no entender cómo no se había volado por los aires con potentes explosivos. Otra de las múltiples casualidades.

En septiembre de 2004, el juez Baltasar Garzón, a instancias de la UCIE, convirtió a Abdelkader Farssaoui en testigo protegido con el número 11.304, que curiosamente coincide con la fecha en la que los terroristas islamistas llevaron a cabo los atentados en los trenes de la muerte: 11 de marzo de 2004.

Desde aquella fecha hasta hoy, Abdelkader Farssaoui recibe protección policial y una ayuda económica del Ministerio del Interior. Cartagena, según cuenta en su escrito, se ha sentido «amenazado y chantajeado» desde el momento en que los agentes de la UCIE contactaron con él en la mezquita de Villaverde (Madrid), a mediados del año 2002.

En el relato de hechos que realiza en su denuncia indica, entre otras muchas cosas, que «días antes de la declaración ante Garzón, la UCIE me prohibió mencionar ante el juez la relación ETA-islamistas».

Fuente El Mundo, artículo del 4 de diciembre del 2006

Curiosa coincidencia con Trashorras al que también prohibieron mencionar los vínculos entre ETA y Jamal Ahmidan. Razón por la cual mandaron amputar el informe policial del Inspector Parrilla.

Y supimos que informaba sobre Serhane.

Cartagena compartió miles de horas con Serham ben Abdelmajid Fhaket, El Tunecino, y con todos los miembros de la célula integrista controlada por éste. Cuando el responsable del grupo -quien posteriormente se suicidó en el piso de Leganés tras los atentados del 11-M- dio el paso y pidió mártires para actuar en Madrid, la Policía decidió retirar a su confidente de este dispositivo y tratar de enviarlo a Barcelona para buscar información sobre tramas argelinas.

(…)

Según explicaron a este periódico fuentes policiales, en octubre de 2003, cinco meses antes de la matanza de Madrid, en una reunión celebrada en un piso de San Cristóbal de Los Angeles (Madrid), El Tunecino preguntó a los asistentes si estaban dispuestos a convertirse en mártires en Madrid.

Tras un largo discurso de exaltación de los muyahidin, el líder de la célula comenzó a reclutar voluntarios. La unanimidad fue total, todos los asistentes a este encuentro, que comenzó pasadas las 23.00 horas y finalizó no antes de las seis de la mañana, se mostraron dispuestos a convertirse en mártires en Madrid.

Tan clara y contundente fue la reunión que inmediatamente el informador contactó con sus enlaces de la Unidad Central de Información Exterior para contarles su contenido. Pero estos datos no modificaron el ritmo de trabajo de la Comisaría General de Información, que interpretó que las posibles actuaciones de esta célula aún no se habían convertido en una amenaza cierta y que estaban bajo control.

http://www.elmundo.es/2006/02/13/espana/1929512.html

 

Al confidente Cartagena la policía le intentó convencer para que acudiera al piso de Leganés la mañana del 3 de abril, (día de la explosión y cuando aún se suponía que la policía desconocía el piso), a lo cual se negó, lo que le permitió según su propia confesión no convertirse en el octavo cadáver.

En el encuentro, según continuó, le dijeron que “hay un piso Leganés donde están reunidos tus amigos y me dicen que vaya ahí para ver quienes están, si hay alguien nuevo de los que tú conoces”. Todo esto sucedió “como mucho a las 12:15 o 12:20”. Cartagena dijo que se negó a ir porque le “olía muy raro” y tenía “miedo”, porque no sabía que iba a pasar. “Me mandaban a un piso que yo no conocía, si yo no sabía que existía ese piso, me hubieran preguntado ¿cómo has llegado?”, explicó. Por último, se alegró de no haber ido porque, dijo, en ese caso “hubiesen sido ocho los muertos”.

(…)

Es entonces cuando el testigo protegido se ha dirigido al presidente del tribunal, Gómez Bermúdez, quien le ha ordenado que los diga. Además, ha dicho que no sabía a dónde acudir para denunciar estos hechos.

Cartagena ha comenzado pues a enumerar los nombres de algunos de esos agentes: “Enrique, Rubio, Guillermo Moreno, que era el que más me chantajeaba (…), Diego -que trabaja con él-, José Luis, que luego ha dado el nombre de Paco y más tarde ha dado el nombre de Josefino, Manzano; me refiero a Antonio Jesús Parrilla”.

Asimismo, le han preguntado quién o quiénes le pidieron que fuera a Leganés. Cartagena ha respondido que “asistieron agentes que no conocía, pero de los que conozco fue Guillermo Moreno, otro que no me acuerdo y el supuesto comisario. Guillermo Moreno fue el que me pidió que fuera, que les dijera quién estaba ahí y si había alguien nuevo”.

El confidente declaró en varias ocasiones que los agentes de la UCIE modificaban los informes que contenían sus informaciones. “Ellos –la UCIE– lo redactaban entero y me lo daban a mí para copiarlo entero, antes lo hacían a mano, después con ordenador, primero ponían los informes como ellos querían, quitaban nombres, ponían cosas, añadían lo que querían, incluso ponían faltas de ortografía”, para no levantar sospechas y después él los firmaba.

Además, explicó que todos estos documentos los tenía guardados “en la mezquita de Almería en unos disquetes”, pero los agentes de la UCIE fueron a su domicilio, donde estaba protegido, y le dijeron a los escoltas “déjennos a solas”, aunque los escoltas se negaron. Añadió que los policías le convencieron, con amenazas, para que les dijera el sitio donde tenía los disquetes y “urgentemente” mandó a su mujer a la mezquita que rompió los disquetes, pese a que “incluso los escoltas le dijeron: no rompas eso, que puede ser una prueba importante”. También dijo que “en un falso registro en mi casa, fueron a por el ordenador y estuvieron siete horas” la policía se llevó varias cintas donde tenía grabadas conversaciones con la UCIE. http://www.libertaddigital.com/php/imprimir_pagina.php?cpn=1276300587

Una aclaración para que no lleve a confusión, cuando Cartagena se refiere a “Manzano”, no habla del jefe de los TEDAX, Sánchez Manzano, sino del mote o alias que solía usar su controlador, el inspector Parrilla.

El día 3 de abril le fueron a buscar a Andalucía, lo trajeron a Madrid, y en el Parque Juan Carlos I oyó a un agente de la UCIE decirle a alguien por teléfono: “Como este moro hable, la hemos cagado”. Entonces, añade, un policía llamado Guillermo Moreno le pidió que acudiera al piso de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés a ver quién había allí, pero a él le dio miedo y no fue. (…)

Según su testimonio en el tribunal, también le ordenaron vigilar un locutorio de Lavapiés, el de Jamal Zougham. Él sostiene que no sabía que Zougham era el de la tienda, y afirma: “Desde que me mandaron investigar a Zougham, han querido meterlo en el grupo”. Sobre Allekema Lamari, otro de los suicidas de Leganés, le pidieron que no dijera nada. http://www.elmundo.es/elmundo/2007/03/07/espana/1173282489.html

Este confidente nos relató también con todo lujo de detalles las reuniones durante las cuales Serhane arengaba a los asistentes y buscaba musulmanes fanáticos para cometer atentados suicidas como represalia contra la política de occidente de humillación del mundo árabe.

Cartagena declaró posteriormente las presiones de la policía para que modificase sus escritos y que cuando informó a sus controladores policiales de la peligrosidad de Serhane que estos sorprendentemente le solicitaron que buscará suicidas potenciales entre miembros de su congregación para acercarlos al tunecino.

De la peligrosidad y radicalidad de mensajes que se proferían, daban cuenta sus notas escritas. En esa información que trasladaba a la policía identificaba a todos los congregados a sus reuniones, entre los asiduos asistentes destacó a la policía que una abogada española de nombre Yamila Pardo asistía a las reuniones y se relacionaba con el grupo radical. Se daba además la casualidad que era la abogada del dueño de la finca de Morata, lugarteniente del jefe de AlQaeda, finca de Morata que posteriormente alquilará Jamal Ahmidan. Y le defendió durante el juicio a resultas de la Operación Dátil contra la cúpula de AlQaeda (que es el motivo según afirma Fernando Reinares para ejecutar el atentado del 11M).

La abogada era una vieja conocida de la UCIE, de la que conocía su teléfono móvil y su bufete sito en la Gran Vía madrileña, desde el año 2002. (Nota Informativa UCIE, 13 de noviembre del 2002).

El fanatismo de Serhane está, por otro lado, suficientemente acreditado al existir varias pruebas disponibles que provienen de otros testimonios aparte de los reseñados, advirtiendo de su peligrosidad. Conocemos también que sustituye en el liderazgo de la célula española a Mustafá Maymounni, (Serhane se casa además con su hermana) cuando este radical e islamista fanático viaja a Marruecos y participa en los atentados de Casablanca del 16 de mayo del 2003, con el resultado de 33 muertos y 4 de ellos españoles. (Mustafá Maymounni era quien tenía alquilada la misma finca de Morata antes que Jamal Ahmidan, lo que corrobora que era conocida y vigilada). Conectado con quienes dirigieron la red de Al Qaeda en España compartía con ellos entre otras, la relación con Safwan Sabagh.

 

En cuanto a Allekema Lamari (un extenso e interesante artículo de ElPaís si se quiere profundizar en su personalidad) podemos afirmar que además de islamista radical era un experto en el manejo de explosivos y armas, (similar preparación militar a la de Daoud Ouhnane), había estado involucrado en operaciones terroristas anteriores, (existen indicios de haber participado en los atentados cometido por el grupo terrorista argelino GIA en los trenes en Paris en el 1995), era peligroso, provenía del GIA argelino, y que sabiéndose controlado era tan desconfiado que no usaba teléfonos móviles y que cuando tenía que llamar lo hacía mediante cabinas públicas. El CNI lo describe en sus informes como altamente sigiloso y precavido señalando que “nunca contacta por móvil”.

De 1993 a 2001 pasó por las cárceles de Rabat Argel, Tánger y Madrid. Experto en todo tipo de explosivos plásticos y misiles Stinger. Desde entonces “desaparece” en los SS marroquíes. Lamari fue probablemente un asalariado al servicio del gobierno marroquí, durante su estancia en el GIA, se entrenó y preparó financiado por Marruecos a través de los servicios secretos de estos.

Al igual que Marruecos siempre ha denunciado que Argelia ha alimentado al Frente Polisario, estos reclaman lo mismo sobre la relación entre Marruecos y el grupo terrorista GIA.

En 1997, Allekema Lamari es detenido junto con otros miembros del GIA, y no queda claro la razón del porqué se le libera en junio del 2002, (fecha en la que varias personas, políticos y la fiscal Olga Sánchez) coinciden en situar como de génesis del atentado) alegando los jueces un extraño tecnicismo, cuando además casi un año después, en julio 2003, el juez Garzón emite una orden de búsqueda y captura.

 

Cronología

1995 Atentados en los trenes de Francia, en la estación de Saint Michel, que provocan 8 muertos y varios heridos, los explosivos se fabrican con bombonas que son colocadas en los vagones. Son atribuidos al grupo GIA al cual pertenecía Allekema Lamari, al que fuentes ubicaban en esa ciudad antes de viajar a España. Las relaciones entre el GIA y la ETA eran perfectamente conocidas por los expertos. De los campos de entrenamiento de ETA podrán documentarse en otro capítulo. Es importante reseñar que el GIA ha sido patrocinado y ayudado por los marroquíes para presionar sobre el Gobierno de Argelia. Varios de sus miembros han trabajado como agentes dobles marroquíes.

Algunas personas bien informadas apuntan a que los servicios secretos pudieran haber infiltrado al GIA. Varios de los autores de los atentados fueron detenidos y juzgados. Sin embargo, uno de los periodistas de investigación mejor informados y con tentáculos en Argelia, JeanBaptiste Rivoire, logra ir tirando de los hilos y averigua el dudoso papel que pudo jugar Ali Touchent infiltrado en el GIA. “Je pense personnellement que les jeunes qui ont été jugés dans le cadre du procès sur les attentats de 1995 ont vraisemblablement participé aux opérations, sauf qu’à mon avis ils ont été manipulés”. Que traducido dice lo siguiente, que bien podría aplicarse al 11M: “Pienso personalmente que los jóvenes que fueron juzgados en el marco del proceso sobre los atentados de 1995 participaron verosímilmente en las operaciones, salvo que, sin embargo, en mi opinión habían sido manipulados”.

30 julio 1996 La UCIE solicita por enésima vez, dentro de esas diligencias previas, la prórroga de las escuchas a Abu Dahdah, Ousama Darra y Mohamed Needl Accaid (el dueño de la casa de Morata). Pero la fiscalía había pedido que se cerraran esas diligencias, dado el tiempo transcurrido desde su apertura, así que Garzón, al día siguiente de recibir el escrito de la UCIE, hace lo que se denomina un desglose, cerrando las diligencias previas anteriores y abriendo otras: las Diligencias Previas 209/96. Esas diligencias previas continuarían abiertas varios años, prorrogando las observaciones telefónicas de diversos individuos, entre ellos Abu Dahdah, Mohamed Needl Accaid y … Allekema Lamari. (Foro)

6 abril 1997 Allekema Lamari es detenido en Valencia en el piso de la calle Bhering nº51 (en su poder: pistolas, granadas, videos y propaganda de AlQaeda) por orden de Garzón, junto a 5 argelinos en el marco de la operación “Apreciate o “África” dirigida contra el entorno del GIA. Durante su estancia en la cárcel declara a compañeros de la célula que querrían preparar una operación en España, (fuente: periodistas marroquíes A.N & K.S del 25 octubre 2004).

Entre los otros miembros detenidos junto con Lamari y Abdelkrim Benesmail se encontraban Mohamed Amine Akli y Bachir Belhakem que se suponían pertenecían al grupo que lideraba el palestino Kamal Saâdi, que a su vez había sido detenido en Suiza el 2004, (al que nos hemos referido como Mohamed Achraf y que también usaba su otro pseudónimo de Mikael Etienne Christian) considerado como el cerebro de los atentados que preparaban contra la Audiencia Nacional.

Lamento complicarlo, pero el asunto lo merece y es conveniente en estos momentos no perder de vista los siguientes datos:

Detenido un islamista implicado en el 11-M

La Policía Nacional detuvo hoy al marroquí Jaouad El Bouzrouti, un islamista presuntamente vinculado a varios de los principales autores materiales de los atentados del 11-M y al supuesto portavoz de Al Qaeda en Europa, Youssef Belhadj, en cuyo nombre asumió el grupo la autoría de la matanza de Madrid. El Bouzrouti pertenecía al círculo de Allekema Lamari, uno de los suicidas de Leganés, y de Mohamed Afalah, un miembro del GICM que logró fugarse del cerco que la policía estableció en torno al piso franco, a los que prestaba con regularidad un Opel Vectra de su propiedad. Los tres prófugos del 11-M, todos ellos amigos del hoy detenido, viajaron en el coche de Ibrahim hasta Barcelona y salieron de España, con destino a Bélgica u Holanda, donde se habrían ocultado con la ayuda de la red terrorista de Abu Dujan Al Afgani.

Repasando la operación Nova, instrucción dirigida por Garzón de finales del 2004: Los interrogados son de una célula islamista, fundada entre 2001 y 2002, por Mohamed Achraf. Están encarcelados desde 1997 y son ex compañeros de célula en Valencia del más tarde jefe del comando del 11-M, Allekema Lamari. M Achraf estuvo encarcelado en España por delitos relacionados con la delincuencia común y también habría residido en varios lugares de la geografía nacional, entre ellos Navarra, Levante y Málaga.

Se da la circunstancia de que uno de los nueve detenidos es el argelino Ismail Latrech, que era colaborador del CNI y que se dedicaba a pasar información sobre drogas y el tráfico de personas.”

Se relaciona a los detenidos con Mohamed Achraf, detenido en Suiza. Había sido ya encarcelado del 1999 al 2002 por fraude bancario. Estarían preparando un atentado contra la audiencia nacional con un camión lleno de 500 kilos de explosivos. Probablemente se evitó otra masacre. La Policía concretó la denominada operación Nova en octubre de 2004, siete meses después de la matanza de Madrid. En aquella actuación se desmanteló una célula que pretendía volar por los aires la Audiencia Nacional. Además de detener a una decena de presuntos terroristas, la actuación policial se desarrolló también en varias cárceles, donde se volvió a arrestar a casi una docena de delincuentes habituales por su implicación en esta célula. Al menos tres de los integrantes de esta trama, desmantelada gracias al testimonio del colaborador policial Cartagena, tenían relaciones con miembros de la organización terrorista ETA. Dos de ellos tenían contactos con etarras en Bilbao.

El tercero tenía documentos en su celda con nombres de miembros de esta organización terrorista. Según explicaron a este periódico fuentes de la investigación, el líder de la célula, Mohamed Achraf, detenido en Suiza, tenía un contacto con un etarra en Bilbao. Además, había conectado durante su estancia en prisión en España, antes de huir a Suiza, con el etarra Rego Vidal, encarcelado por tratar de asesinar al Rey.

En la sentencia dictada, el mes de marzo de 2007, sobre la operación Nova 1, la juez encargada del caso puso en libertad a los imputados, después de comprobar como un agente se hizo pasar como proveedor de explosivos y que su controlador le obligó a implicar a los islamistas en el intento de atentar contra la Audiencia Nacional.

Recomendable lectura de la sentencia de la operación NOVA para entender mejor el 11M.

26 jun 01 Condenado por sección II de lo penal de la AN a 14 años, que posteriormente el Tribunal Supremo rebajó a 9 años y 5 años.

29 junio 02 Es liberado de la prisión de A Lama (Pontevedra). Fue a recogerle Abdelkrim Beghdali (1963), argelino, considerado islamista radical, ha sido Imán de la mezquita Al Fath, de la C/ Buenos Aires de Valencia, que le acogió en su vivienda de Tavernes de la Valldigna (Valencia). Lamari viviría en Valencia hasta el 2004.

 

Los tres jueces responsables de la excarcelación de Allekema Lamari dicen no recordar por qué lo hicieron.  Por la liberación de Allekema Lamari fueron objeto de querella por un abogado, del que desconocemos a quien representaba.

Pero lo más sorprendente del caso es que dos de los jueces habían sido objeto de denuncia por un hecho que era prácticamente el mismo ocurrido en el 1995, esta vez a favor de Monzer Al Kassar: el juez Pérez Mariño demanda a jueces Castro, Gª Nicolás y Murillo por haber cometido una irregularidad por absolver a Monzer Al Kassar.

Safwan Sabagh (1963), alias “El Pollero”, dueño de un asador de pollos en valencia, que regenta su mujer, es uno de los colaboradores del CNI y encargado de controlar a Lamari.

 

5 julio 02 Huarte (PSOE-CNI) junto su esposa y socia, cambian la denominación social de la sociedad de su asociación propalestina (Asociación Nacional de Amigos del Pueblo Palestino Al-Fatah).

Junio a dic 02  (fecha marcada por los expertos como origen del 11-M) le sitúan en el norte de España. Se traslada numerosas veces de Tudela a Lisboa.

Lamari salió inesperadamente de la cárcel en el año 2002 para irse a vivir a la zona sur de Navarra. En Tudela, Corella y Saint Michail -al otro lado de los Pirineos- contactó con etarras. Fuente: Fernando Múgica.

En Nota Informativa Desclasificada sobre actividades de Allekema Lamari (NIE X-xxx), de fecha 06 nov 03, dice:

“Por si fuera de interés para localizar a Allekema, se sabe que a mediados del pasado mes de octubre realizó dos llamadas telefónicas, una desde el número 913788124 (correspondiente al locutorio “Multicom Net” ubicado en la C/Capitán Blanco Argibay, 47, Madrid) y otras desde el número 915708731 (correspondiente al bar ubicado en la C/ Estébanez Calderón, 7, Madrid). No obstante, desde su salida de la cárcel de Alama (Pontevedra) en junio de 2002, parece ser que estableció su residencia en la zona de Tudela (Navarra).”

Es cuando en el restaurante La Brasileira se sitúa la reunión con la líder de Jarrai/SEGI que se daba la coincidencia era la compañera de Ternera.

Varios de los autores materiales e islamistas tuvieron su sede y sus negocios en Navarra, lugar proclive a los encuentros con la banda terrorista Eta.

Cuando reside en Madrid se muda varias veces de los barrios de Tetúan, Lavapiés o Leganés.

Oct 02 La esposa de Mustapha Maimouni, cuñado de El Tunecino, se presenta en la finca y le pide a Nayat Fadal Mohamed, esposa de Abu Nidal, que se la alquile, llegando finalmente a un acuerdo.

15 oct 02 Entra en juego el segundo confidente importante. Abdelkader el Farssaoui, alias “CARTAGENA”, N/15-06-73, Kenitra (Marruecos). En esa fecha ejerce como Imán de la Mezquita de Takoua en el Bº de Villaverde. Es licenciado en árabe por la Universidad de Marruecos. Fue periodista en Marruecos. Trabaja también para el CNI y para la Embajada de Marruecos. Su misión es el control del núcleo de “El Egipcio” y “El Tunecino”. El día 22, la UCIE ya cuenta con los números de móvil del grupo.

27 oct 02 El Comité Federal del PSOE proclama a Zapatero como candidato a la presidencia del gobierno

Enero 03                    La Brigada Provincial de Información ya sigue los pasos de El Tunecino.

24 ene 03                  Operación en Cataluña contra el Comando “Dixán”.

16 mayo 03              Atentado en Casablanca.

Julio 03 Según el artículo de Las Provincias traído por Barbarel, Lamari convivió durante dos meses con Hocine Kedache en un piso que éste último tenía alquilado en la Avda del Doctor Waksman, en Valencia. Según la misma fuente, Lamari habría permanecido allí hasta Jul 03, momento en el que decidió trasladarse a Madrid. Foro.

Podrá ser una coincidencia pero

Julio 03 Asier Eceiza y Jon Joseba Troitiño, residen en un piso franco en la C/ Juan Ramón Jiménez, 77 de Valencia. En el registro del mismo, autorizado por el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, la Policía encontró 2´8 kilos de dinamita “Titadyne”, ocho detonadores eléctricos, temporizadores, 80 centímetros de cordón detonante y dos fiambreras ya preparadas para su colocación como “bombas lapa”. el piso franco fue alquilado por el comando etarra en el mes de junio de 2003. La policía dice que como base para su campaña de verano. Atentados en dos hoteles de Benidorm y Alicante tuvieron lugar el día 22 de julio de 2003.Foro.

7 sep 03                     Roban el Skoda Fabia en Benidorm.

Oct 03                         El Tunecino compra el Skoda.

5 oct 03 Rafa Zouhier es atendido en el Hospital Clínico San Carlos por estallido de un detonador.

17 al 20 oct 03 “Nota informativa sobre las actividades de Allekema Lamari de 6 de noviembre de 2003 Por una fuente sensible, cuya fiabilidad se considera media-alta, se ha sabido que el ciudadano argelino Allekema Lamari… puesto en libertad el 29.06.02,habría realizado los días 17 y 20 de octubre pasado cinco (5) giros postales por valor de 150 € cada uno a los siguientes individuos, todos ellos cumpliendo condena actualmente en las cárceles españolas por un delito de pertenencia a banda armada: Nourredine Salim Abdoumalou, Bachir Belhakem, Abdelkrim Bensmail, Mohamed Amine Akli, Souhbi Khouni.

La fuente considera que el hecho de que Allekema realice este tipo de ingreso a favor de los detenidos y se lo comunique a él, puede entenderse como una despedida, bien porque va a abandonar España o bien porque sería inminente una acción violenta por su parte. Por otro lado, no se considera normal que Allekema se desprenda de esta cantidad de dinero a favor de los detenidos, habida cuenta de su precariedad económica. Los giros han podido ser depositados en una oficina de correos cercana a la Plaza de Colón o Plaza de Alonso Martínez, o más precisamente en la C/ Genova, en Madrid.

Se da la circunstancia de que la misma fuente había comunicado a mediados de septiembre la intención de algunos elementos argelinos de cometer algún tipo de atentado en España, posiblemente provocando un incendio forestal de grandes dimensiones sobre algún objetivo rentable (opción descartada al parecer por distintos motivos) o una acción contra algún edificio mediante un vehículo conducido por un “mártir”. En este caso, la fuente señaló a Allekema Lamari como uno de los organizadores y posible ejecutor de estas acciones.”

  • nov 03 El CNI envía una nota avisando de la peligrosidad de Lamari a la Comisaría

General de Información. Nota informativa del CNI desclasificada con fecha de redacción 6 NOV 03: “Por si fuera de interés para localizar a Allekema, se sabe que a mediados del pasado mes de octubre realizó dos llamadas telefónicas, una desde el número 913788124 (correspondiente al locutorio “Multicom Net” ubicado en la C/ Capitán Blanco Argibay, 47, Madrid) y otras desde el número 915708731 (correspondiente al bar ubicado en la C/ Estébanez Calderón, 7, Madrid). No obstante, desde su salida de la cárcel de Alama (Pontevedra) en junio de 2002 parece ser que estableció su residencia en la zona de Tudela (Navarra). Se comunica esta información por la gravedad que puede suponer la actitud y las actividades de Allekema. Se adjunta fotografía de Allekema Lamari.”

  • nov 03 Mohamed Afalah solicita la residencia y se le concede ese mismo día.

26 nov 03 El Skoda Fabia es denunciado por estacionamiento indebido en zona de carga y descarga en Avda. de Bruselas, 72, de Madrid. Existe otra denuncia dos días más tarde. En diciembre prosiguen las denuncias por el mismo motivo.

? dic 03 A últimos de diciembre, El Tunecino habría estado en Valencia, según declaró Sabagh.

Del auto de Del Olmo sabemos que: “como mucho fue dos o tres veces con Mohamed Afalah, con El Tunecino, con los chicos de Leganés al barrio. Que lo vería en octubre o noviembre del 2003 pero no en enero de 2004”.

6 marzo 04 Como despedida reparte los ahorros de que disponía, y entre otros envía un cheque postal por valor de 150€ a Abdelkrim Bensmail.

8 mar 04 Lamari telefonea a Safwan Sabagh “el pollero” para despedirse y es cuando le pide “dile a los hermanos que recen por mí”.

22 mar 04 Sabagh y Beghadali son detenidos en Valencia y Tavernes, respectivamente. Dos días después el 24 de marzo son puestos en libertad.

27 mar 04 Llamada a Safwan Sabagh para preguntarle por el motivo de su detención. Éste le dice que fue debida a la relación entre ambos y Lamari le contestó que no se dejara coger vivo y que se verían en el cielo.

15 jun 04 Localizan el Skoda Fabia en la C/Infantado de Alcalá de Henares. Inspección ocular a cargo de la Brigada Provincial de Policía Científica (Tacona). El 16 de junio se envían las muestras al Laboratorio de ADN de la Científica.

En el vehículo encuentran un papel con el número de teléfono de los padres de Lamari en Argelia y otro con el número de Safwan Sabagh.

15 jul 04 El Laboratorio de ADN emitió una Nota Informativa en la que ponía en conocimiento de la Sección de Actuaciones Especiales los resultados siguientes obtenidos del análisis de las muestras remitidas: 1°. – De Chaqueta, bufanda a cuadros roja y blanca y de dedil de guantes negros, se obtiene un perfil genético (anónimo), que coincide con el obtenido del terrorista, aún sin identificar, que se suicidó en la explosión del piso de Leganés.

9 ago 04 Llega al juzgado el Informe N° 116-IT-04, relativo a la Inspección en Calle Carmen Martín Gaite N°40, Leganés (Madrid), efectuado por la Sección de Actuaciones Especiales del Servicio Central de Innovaciones Tecnológicas, de la Comisaría General de Policía Científica, fechado el 3 de agosto de 2004, en el que se refleja que en sendos libros hallados tras el desescombro hay tres huellas de Beghadali y una de Sabagh.

20 ago 04                  Detienen de nuevo a Sabagh y a Beghadali.

23 y 26 ago 05        Beghadali y Sabagh son nuevamente puestos en libertad.

7 sep 04 Llega al Juzgado el Informe 219-IT-04 sobre el Skoda Fabia, en el que dice que el perfil encontrado en chaqueta, bufanda y guantes negros intervenidos en el vehículo son de Lamari y, de Mohamed Afalah, el de la funda sobaquera de pistola y dedil de guantes intervenidos. Hay un perfil anónimo (del pañuelo blanco y negro tipo “palestino”) que coincide con otro anónimo obtenido de los efectos recuperados en la finca de Chinchón, cerca de Morata de Tajuña.

24 sep 04 Un informe antropológico dice que la cabeza hallada en Leganés se corresponde con las características físicas de Lamari.

 

Y dos noticias que, aunque antiguas, aportan nueva luz ahora que se conocen todos los datos anteriores:

El PP pide que Zapatero aclare si el 11M tuvo información privilegiada del CNI

La petición se produce tras conocerse que Fernando Huarte, el militante del PSOE de Gijón que visitó reiteradamente en prisión a Abdelkrim Bensmail, colaborador del cerebro del

11-M Allekema Lamari, trabajó para el CNI desde el año 1992. Según publicó ayer el diario El Mundo, Huarte utilizaba la Asociación Nacional de Amigos del Pueblo Palestino Al Fatah, de la que era presidente, para obtener valiosas informaciones sobre el islamismo que luego transmitía al CNI. Dentro de esas preguntas que dejó en el aire, Zaplana se cuestionó también si cuando en noviembre del 2003 el CNI pidió urgentemente que se localizara a Allekema Lamari lo hizo porque tenía información de Huarte de que se iba a cometer un atentado islamista.

 

Unos apuntes sobre Monzer Al Kassar, sobre el cual hay disponible muchísima información en la red, así que digamos solamente que era un sirio millonario traficante de armas, había trabajado-colaborado con la policía, los nombres con los que se le relaciona coinciden con agentes que tuvieron papeles estelares en la investigación del 11M, y que se planteó inicialmente su participación en el 11M. Hoy cumple 30 años de condena en USA.

Un interesante resumen, que abre nuevos hilos de investigación y enumera algunas  posibles relaciones con el 11M, recuerden que fue liberado por un error al igual que Allekema Lamari por los mismos dos jueces, lo tienen aquí:

La información que continúa, ha sido recopilada de diversos sitios, siendo que, de algunos ya desapareció y solo aparecen citas por internet (pero tengo los originales, en los que aparecen documentos de los cuales transcribo uno).

¿Quién es Monzer Al Kassar?

Este Hombre está protegido por las autoridades sirias, americanas, británicas, francesas, alemanas y argentinas. Así como por los servicios secretos españoles e italianos.

Porqué, es simple, es un hombre que hace negocios no santos con gobiernos, que dicen una cosa y hacen otra, es algo si se quiere, común.

Pero a la vez es útil como informante según el propio Mossad (servicio de Inteligencia

Israelí)

 

Todos saben que es traficante de armas e íntimamente ligado al negocio de las drogas, si se quiere una cosa es consecuencia de la otra.

Como ejemplo de su colaboración con gobiernos de uno y otro lado del charco, tenemos la siguiente carta escrita por Humberto Romero, quien era Ministro de Defensa en Argentina durante el primer año de Carlos Menem como presidente:

SEÑOR MONZER AL KASSAR PRESENTE

——–

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. a fin de confirmarle que estamos en condiciones de ofrecerle en firme lo siguiente:

  1. Tres (3) Submarinos TR-1700 (en construcción) de 2.200 toneladas. Precio unitario (terminados) U$S 210 millones.
  2. Dos (2) Submarinos TR-1700 (en servicio) de 2.200 toneladas. Precio unitario U$S 180 millones.
  3. Dos (2) Submarinos 209 (en reparaciones) de 1.100 toneladas. Precio unitario (terminados) U$S 60 millones.

En caso de que Ud necesitase las especificaciones técnicas, quedamos enteramente a su disposición.

Sin otro particular, le saludamos a Ud muy atentamente.

  1. Humberto Romero

MINISTERIO DE DEFENSA

Con esta breve presentación del sujeto, llegamos al siguiente punto.

Al Kassar y el atentado a la Embajada de Israel en Argentina. El informe pericial sobre el explosivo usado afirma que, en un 70 % es C4 mas otros elementos, con la idea de desviar hacia explosivos locales de Argentina (es decir no usaron un solo tipo, ya que se usaron como 200 kg, y es fácil o más posible de detectar el ingreso, o faltante) Algo similar ocurrió en el atentando contra la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina).

El Informe suizo de investigación nos dice que el Hexógeno (uno de los explosivos usados) fue de España (Unión Española de Explosivos), comprado oficialmente por la firma Cenrex traiding Corporation Limited de Varsovia, pero embarcado hacia otro destino.

“El comprador polaco, presentó un domicilio que resultó ser el mismo que en otras ocasiones Al Kassar presento como propio, y según la fiscalía suiza, el Presidente de la firma polaca Cenrex, Monzer Galioun, es Al Kassar”

Existió una segunda compra por parte de al Kassar de exógeno, con destino supuesto a

Siria entre finales de 1991 y Principio de 1992

Al Kassar y el 11-M.

1º Que el jefe provincial de los TEDAX de Madrid declaró ante el juez Del Olmo el 12 de julio de 2004: “Teníamos claro que no era Titadyne”, sino un “alto explosivo” militar tipo “C3 o C4”.

2º Que al igual que en los atentados de Argentina, se hace mención a explosivos locales en el 11-M, la Goma-2.

3º Según ha publicado La Razón, no fueron los TEDAX quienes analizaron el rastro de explosivo hallado en la furgoneta llevada de Alcalá de Henares a Canillas, sino que lo hicieron especialistas de la fábrica de explosivos de la Unión Española de Explosivos. Uno de los directivos de esta empresa es Jesús del Olmo, que fue secretario general de CESID (antiguo nombre de los servicios secretos) con Felipe González.

4º Que el ex director del CESID -ahora CNI-, Alonso Manglano, tiene buenas relaciones con los servicios secretos sirios.

5º Que el traficante de armas sirio -relacionado con varios Servicios de inteligencia, posiblemente con los de Siria, Inglaterra, España, etc.-Monzen Al Kassar -acusado y condenado por tráfico de armas, pero prácticamente indultado ante la amenaza siria-, amigo de Felipe González y de ‘su equipo’, fue acusado de traficar con C-4 entregándoselo a ETA, procedente de las FARC.

6º Que ETA fue acusada de entregar al IRA el C-4 procedente de las FARC.

7º Aparece Argentina (uno de los que tiene buena relación con Al Kassar) … Conociendo el transporte de valijas diplomáticas -vía aérea- con dinamita y otros explosivos desde Argentina y otros sitios, y sabiendo que Bonafini -de las Madres de la Plaza de Mayo, amiga de ETA- estuvo en España pocos días antes, se fueron los responsables de explosivos a Barajas ‘de paseo’ a explosionar algún coche sospechoso -sí, hombre, también en Barajas-, y nada más.

8º Respecto a Leganés: Un supuesto islamista abandonó el edificio con una bolsa de basura, hecho que nos recuerda a una actuación similar en la que estuvo implicado el traficante de armas Al Kassar (amigo de Felipe González y relacionado con el CNI), actuación en la que por cierto se dejó en un coche una cinta con grabaciones de música mora para inculpar a los moritos en el asesinato. Pero ya hablaremos de esto con más detalles en otro momento. Nos recuerda a ciertos servicios de países vecinos, al capitán Kan y al francés del disimule que siempre hacen lo mismo, y repetirán mientras les salga bien, ¡al tiempo!, pero esta es otra historia.

***

Aparte de esas historias y afirmaciones que pueden ser conjeturas sin indicios suficientes sí que cabe añadir que Monzer Al Kassar mantenía estrechos vínculos con el policía sirio Ayman Kalaji (el que liberó los móviles)

Relaciones Monzer Al Kassar con Argentina, el terrorismo

Una autoreferencia:

4 yeda, día 8 de Junio de 2007 a las 12:53

Trola

No está de más recordar que en el secuestro del Achille Lauro intervino el terrorista Abu Nidal. Mohamed Needl Accaid, asumió el alias de Abu Nidal.

Abu Dahdah colaboró con Eta para suministrarles los misiles, acompañándoles incluso en el viaje.

Y si no recuerdo mal: Mossen al kassar, fue quien colaboró en la operación de proveer con los dos misiles a Eta, uno marcado que fue lo que permitió la detención de la cúpula en Sokoa. En la operación participó Kalaji.

Mossen al Kassar medió en venta de armas para el gobierno socialista de FG. Se repartieron cuantiosas sumas.

Se le juzgó (Garzón) y salió absuelto después de pagar una enorme fianza, de delitos relacionados con terrorismo islamista, entre los cuales su apoyo al terrorismo palestino.

Por otro lado, se comentaba las buenas relaciones entre Emilio Manglano y la muhabarat siria.

Huarte: sociedad de amigos de AL Fatah. El psoe evitó que se le interrogase en la comisión de investigación por el secreto oficial debido a su “pertenencia” al CNI.

Habrá que analizar con lupa. Pero pueden ser pasos muy significativos obligados por la nueva situación. Nos vamos a seguir asombrando.

Monzer Al Kassar suministraba armas a grupos terroristas.

No se pierdan de vista las coincidencias entre Kalaji y Huarte reseñadas y que ambos están más que estrechamente introducidos en la cúpula de poder del gobierno palestino. Muy probablemente tiene más importancia de lo que nos podemos imaginar cómo comprobaremos si seguimos leyendo.

No saldrán de su asombro cuando lean la información siguiente sobre el Comisario Villarejo, en plena actualidad por los distintos casos en que está inmerso, desde la denuncia por agresión de Elisa Pinto, a sus relaciones con el tristemente famoso Nicolás.

Pues bien, el defensor de Monzer Al Kassar fue el comisario Villarejo. Y detrás, como no, el otro comisario que aparece en varios fregados del 11M, Enrique García Castaño.

El mismo comisario que ha sido objeto de una querella por la exjuez Coro Cillán, que dice de él lo siguiente:Produce mucho miedo pensar que un comisario de policía puede poner y quitar jueces”. Léanlo con calma porque –también- estamos hablando del 11M, y es de abril del 2016.

A cotejar y relacionar con lo que comentaban en el sindicato policial corroborando lo anterior: “El País no se ha hecho eco en ningún momento de las diligencias abiertas en el juzgado de instrucción número 43 de Madrid”, agrega, reprimiéndose al ser inquirido sobre la presunta participación de Alfredo Pérez Rubalcaba en el acoso a la juez. “El Sindicato Unificado de Policía (que implicó al secretario general del PSOE en las maniobras para apartar a Cillán del 11-M) tendrá que demostrarlo, porque es un asunto muy grave”, sentencia. De acuerdo con dicha acusación, el Sindicato Profesional de Policía, al que pertenece Sánchez Manzano, se preciaba de haber recibido “instrucciones” de Rubalcaba para recusar a la magistrada”. ***

 

Y para que consulten las notas de Cartagena: Las notas de Cartagena prueban que la policía controlaba la cúpula del 11M.

En todo esto, hay un particular episodio que conviene mencionar por lo que pudiera representar. Ante el tribunal, Cartagena nos cuenta que un día identifica a Serhane cuando iba en una moto conducida por Said Berraj, (ahora hablaremos de él) y que sin que le vean les sigue en su moto hasta que se paran en un VIPS, que él hace lo mismo, entra en el local no se quita el casco y deambular en la sección de revistas para que no lo reconozcan y se sorprende al comprobar que Serhane se sienta en una mesa ocupada por sus controladores policiales, mientras dice que Said Berraj debía estar en el baño.

http://www.elmundo.es/elmundo/2007/03/07/espana/1173282489.html

Lean con detenimiento el siguiente párrafo del artículo de Emilio Campmany publicado en GEES y el último párrafo que engloba las convicciones de Cartagena:

“Sin embargo, el mayor estruendo lo hizo el trueno relativo a Serhane ben Abdelmajid, El Tunecino, uno de los suicidas de Leganés y líder espiritual de la célula que cometió los atentados y a cuyo pensamiento extremista se atribuye la radicalización de toda la célula. Pues bien, Cartagena afirmó ayer haber visto a El Tunecino, tras seguirlo en una ocasión, hablar con alguno de los agentes de la UCIE que él conocía. Por lo que concluyó inmediatamente que, como él, era también confidente de la policía. Es más, después de haber preguntado a sus controladores por este hecho, notó que El Tunecino comenzó a esforzarse para que los miembros de la célula recelaran de él, lo que le llevó a pensar que los policías habían comentado con Serhane que Cartagena los había visto juntos y El Tunecino, para protegerse frente a una posible delación de Cartagena, levantó las sospechas contra él. De lo cual el propio Cartagena concluyó que, para la policía, El Tunecino era un confidente más importante que él mismo”.

También nos contó Abdelkader el Farssaoui, que es el nombre del confidente Cartagena, que Serhane utilizaba cuando viajaba al Norte de España un dúplex en Bilbao, secreto, que le habían puesto a disposición (no sabemos quién porque no lo dicen, pero no es difícil imaginárselo, y que sepamos la policía no hizo indagación ninguna sobre este asunto). Sabemos de su existencia porque se lo ofreció a Cartagena con la condición de que no lo comentara con nadie y lo mantuviera en secreto.

Al contrario que Serhane, Allekema Lamari sí fue identificado por un testigo que iba en los trenes, al igual que ocurrió con Daoud Ouhnane, Said Berraj, y probablemente a Abdelmajid Bouchar que confundieron (se les incitó a ello) con Jamal Zougham. A Anouar

Rifaat Asrih, las huellas y ADN de las ropas que dejó en Vicálvaro y la descripción del obrero (minutos después de la explosión en El Pozo) le delatan que pudo haber estado en el tren de El Pozo.

Sabiendo pues la policía de la peligrosidad de Serhane, y habiendo tenido contactos directos, es bastante extraño que el piso en que reside Serhane, en la calle Francisco Remiro, y que sabían que había abandonado el 8 de marzo, no fuese registrado hasta después de ocurrido el episodio de Leganés. ¿O es que había que dar tiempo para tapar los hilos incómodos y esperar al desenlace en Leganés?

 

 

***

Cerremos el círculo encajando los hechos con la cronología de Jamal Ahmidan que, en el mes de julio del 2003 llega a España y enseguida empiezan con los contactos con Serhane, es a quien a finales de ese mismo verano le habían entregado las llaves de la Finca de Morata,

(Auto de Procesamiento pág. 1146) que posteriormente utilizaría la banda de Jamal Ahmidan (hermanos Oulad, Kounjaa, y Anouar) para pernoctar y donde también acudía asiduamente el tunecino. Desde el 1 de octubre se tiene información de que Serhane utiliza el Opel Astra azul propiedad de la suegra de Jamal Ahmidan. En ese mismo mes, julio del 2003, coincide la salida de Allekema Lamari del piso que ocupaba en Valencia. Y que, por esas fechas, según hemos visto, Allekema Lamari se reunía en Tudela con la directiva del movimiento juvenil de ETA, SEGI-organización sucesora de Jarrai.

       

8.2.2.  El cabecilla Jamal Ahmidan y su grupo del barrio de Tetúan y la familia.

Antes de empezar una pregunta ya que además sabemos de los pinchazos de los teléfonos que estaban activos antes del 11M: ¿Estaban siendo vigilado Jamal Ahmidan y Suarez Trashorras días antes del 11M, por un departamento de los cuerpos de seguridad en concreto? Porque esa sería la conclusión a la que llegaríamos si ponemos el foco en el Toyota, que llevaba las placas que fueron dobladas por los miembros de la banda, y en las declaraciones de su propietaria cuando le preguntan por ambos.

¿Pero quién era Jamal Ahmidan? El tercer líder del grupo, que merece un capítulo aparte, era un marroquí del mismo barrio de Tetuán, Jamaa Mezuak, que los hermanos Oulad Akcha, los Kounjaa y Anouar Rifaat Asrih (el probable suicida arrepentido que buscó refugio la mañana del 11-M en el piso de Virgen del Coro donde sorprendió al aparecer con un pantalón blanco).

Su familia

Jamal Ahmidan está casado con una española que es declarada testigo protegida, me refiero a ella, a sus declaraciones y testimonios en varios momentos del presente estudio, tiene un hijo que en el 2004 cumplía 9 años, al que hace partícipe de sus inquietudes y confesiones. Y con alta probabilidad es el niño que acompaña a Serhane al piso de Leganés.

A pesar de las quejas de Pilar Manjón sobre el trato que recibe cuando visita la Mezquita de la M30, es sumamente interesante la entrevista que, cumplida su mayoría de edad, le hace en ElMundo el periodista Antonio Rubio. Sirva como introducción a la mentalidad que escondía el personaje Jamal Ahmidan contado desde la óptica de su propio hijo:

“Siento cada una de las 192 muertes. Les debo respeto”

Su padre se llamaba Jamal Ahmidan, más conocido como El Chino, murió el 3 de abril del mismo año, 2004, en un piso de Leganés [justo este jueves se ha cumplido una década] y formó parte del comando yihadista que el 11-M atentó en los trenes de la muerte. Hoy, Santiago se considera una víctima del 11-M. (…) Pero en su barrio, en su calle, sí era conocido. Era el hijo de El Chino, un marroquí que traficaba con el hachís que traía desde su país y que después se hizo yihadista. Terminó cambiando droga por explosivos. Ese explosivo que provocó 192 muertos. La madre de Santiago se llama Rosa, es española y tuvo serios problemas con la droga. Hace años que está totalmente reinsertada y lucha, con su hijo, por un espacio y por vivir con el poco aire que le queda.

Asume quién es, hace una reflexión sobre el pasado y mira, con esperanza, el presente y busca un futuro: «Quisiera decir algo a todo el barrio de Vallecas, donde viví un tiempo. De todo Leganés. De Santa Eugenia, de Atocha, a las 192 víctimas, a sus familiares y a los 1.858 heridos. Pero es difícil, muy difícil. Siento cada una de esas muertes, les debo un total silencio y respeto y será muy difícil mirarlas a los ojos». (…)

Santiago recuerda a Vera, la entrevista que le hizo Pedro Simón en el suplemento especial que publicó EL MUNDO en conmemoración del décimo aniversario del 11-M, y siente admiración y respeto por ella y por todos los que perdieron a algún familiar o amigo aquel día. Cuando se le pregunta sobre qué puede decirle a esa huérfana, a Vera, Santiago traga saliva, baja la cabeza y sólo tiene una palabra: «Silencio». Y repite: «Silencio. Creo que es la mejor forma de respetar sus sentimientos y su dolor». (…)

Tras el 11-M los días fueron pasando y Santiago siguió viendo a su padre, de forma esporádica y sin ser consciente de con quién estaba y con quién vivía. Jamal Ahmidan El Chino, según recuerda Rosa, su viuda, «desapareció de casa el día 9 de marzo y volvió a dar señales de vida el día 11, una hora después de los atentados». (…)

Poco después El Chino volvió a desaparecer. El día 12 llamó a Rosa y le dijo que se iba para Francia [EL MUNDO pudo confirmar que estuvo en Bilbao y San Sebastián intentando cobrar unas deudas de hachís]. Volvió para el día del padre, San José y 19 de marzo. Y toda la familia comió una paella en la finca que Ahmidan tenía en Morata de Tajuña, donde se habían almacenado y preparado las mochilas con explosivos que después colocaron en los trenes de la muerte.

Aquel 19 de marzo Santiago jugó con su padre, El Chino, con su perro y con los corderos y gallinas que había allí, en la finca. Pasó un gran día. Hacía tiempo que no veía a Jamal. Ya había cumplido nueve años y cinco de ellos su padre los había pasado en la cárcel, primero en España y después en Marruecos. (…)

Años después, el 24 de marzo de 2008, Rosa relató a este periódico cómo vivió los sucesos de Leganés: «A las seis de la tarde vino la Policía a casa y me preguntó si me había llamado Jamal. Les digo que no. La primera vez que me llama Jamal fue cuando ya estaba anocheciendo. En su primera llamada no logró articular ninguna palabra, todo eran sollozos. Lloraba y lloraba sin parar. A los cinco minutos me vuelve a llamar y le pregunto si está en el piso de Leganés y me contesta que sí. Que no se me ocurra ir, que están rodeados y que cuide del niño y que me cuide yo. Y se despidió diciéndome que los dos tenéis un sitio en el paraíso, a mi lado». (…)

-Tomo conciencia cuando veo a una periodista subida a un coche junto a la finca de mi padre. Allí estaba mi perro, nuestros corderos, las gallinas, la piscina, todo. Y entonces comienzo a hilar imágenes y recuerdos. A mi padre, el día de San José, diciéndole a la familia y a los amigos que eso lo habrán hecho los de ETA. De repente caigo en que mi padre puede estar detrás de todo porque un día me llevó a una casa de Leganés y el edificio era idéntico al de los suicidas. Allí vi gente que no me gustó.

Entre cabreo, indignación, silencios y alguna lágrima reprimida, Santiago empieza a cuadrar las piezas del puzzle y recupera una jornada de aquellas fechas: «Un día mi padre me llevó a un locutorio de Madrid y desde allí puso un fax [entre el 11 de marzo y el 3 de abril los terroristas enviaron dos faxes. El 17 de marzo el periódico Al Hayat, editado en Londres, recibió uno de las «Brigadas de Abu Hafs el Masri» y el mismo 3 de abril el diario ABC recibió otro de las «Brigadas de la muerte del grupo Ansar Al Qaeda en Europa»]

La familia de Jamal Ahmidan es bastante extensa como suele ocurrir con las familias árabes, y dado que hemos hablado de Mustafá, el que regentaba el bar, o de Hicham el jefe de las drogas al que se le incautó poco más de del equivalente de un millón de euros, limitaremos la descripción a unos pocos, aprovechando que acaba de salir una noticia hablando de Hamid.

Quien publica esta interesante nueva noticia sobre el 11M es Vozpopuli y trata sobre uno de los primos de Jamal Ahmidan, Hamid. Hamid es actor de segunda fila dentro de la familia y hacía trabajos de poca responsabilidad para Jamal, Hicham o Mustafá.

La Audiencia Nacional determinó que era una “persona de confianza” de ‘El Chino’ y consideró probado que Hamid “realizaba cuantos actos y servicios” le requería su primo.

El primo de Jamal salta a la palestra por unas declaraciones en las que pide perdón mediante una carta por su participación en los atentados y su pase a segundo grado penitenciario. Participación muy secundaria que le valió que no le considerasen autor material, aunque sí por pertenencia a banda armada y tráfico de drogas, fue condenado a 23 años que el Tribunal Supremo posteriormente redujo a 13 años.

Situándonos en el personaje, hemos de saber que Hamid era hermano de Said y ambos primos de Jamal. En los primeros días después del atentado, Said fue encarcelado y enseguida puesto en libertad.

Al leer lo de la carta me recordó que otro de los hermanos de Jamal, Youssef, el hermano que residía en Fuenlabrada, confesó que había enviado en el 2005 otra carta al Ministerio de Interior preguntando si los familiares de los suicidas tenían derecho a percibir ayudas. Tal era el radicalismo, desfachatez y chulería de algunos miembros de esa familia, que uno se pregunta qué había detrás, a no ser que supieran para quien trabajó Jamal. Como por cierto se contaban unos a otros.

Otra noticia que pasó muy desapercibida y que recuerda parecidas amenazas de otros dos hermanos días antes del 11M:

Un hermano de ‘El Chino’, a la policía: «Soy de un grupo terrorista y os voy a matar a todos»

 

Abdelilah y Jabir Ahmidan, hermanos del autor material del 11-M, fueron detenidos los días 5 y 8 de marzo por delitos comunes – El primero fue puesto en libertad y el segundo espera la expulsión

 

Los hermanos de Jamal Ahmidan, El Chino, uno de los autores materiales de la masacre del 11M, cayeron en manos de la Policía Nacional hace apenas unos días. Abdelilah fue detenido el 5 de marzo y Jabir, el 8. Las detenciones de ambos, como presuntos autores de delitos comunes, se produjeron en Madrid.

Aunque esta vez en fecha mucho más reciente, enero del 2015, de dos hermanos de Jamal es la que sigue:

(…) En una detención del hermano del conocido como El Chino, autor material de los atentados del 11-M, se vivió por parte de los agentes un nerviosismo a la hora de llevar a cabo los registros que tuvieron lugar en sus domicilios. En concreto, se trata de Jabir y Bilal Ahmidan, a los que la Policía acusa de secuestro, amenazas y lesiones a una tercera persona. (…)  Los dos hermanos, aprovecharon esta alarma yihadista para intentar amedrentar a los agentes con amenazas directas hacia los funcionarios, según este diario: ” los dos recriminaron a los policías que les habían apresado con expresiones del tipo “os vamos a matar”. Además, les amenazaron con “poner una bomba” en la comisaría de Puente de Vallecas (Madrid), a la que pertenecían los funcionarios que estaban realizando los registros, y con llamar a sus “amigos yihadistas” para que se encargaran de ellos

Es evidente que esa familia la componían elementos que se podían calificar, sin discusión, como muy violentos y radicales, puesto que sabemos también que otro, sospechoso de la profanación del cadáver de Francisco Javier Torronteras, tampoco se reprimió «después de conocer la muerte de El Chino, alguno de sus hermanos llegó a afirmar que él era capaz de superar lo que había hecho Jamal»

Volviendo a Hamid, y sirvan los antecedentes para entender mejor el contexto en que se crió, si analizamos lo sucedido cuando trabajaba en la finca de Morata de albañil, o cuando le llevó a Jamal a Leganés, vemos que en ambos casos Jamal le mantienen apartado de las grandes decisiones.

Un inciso para recordar que fue Hamid quien, durante el juicio en la casa de campo, recibió la bofetada propinada por Zouhier por llamarle chivato.

En Morata es a Hamid junto a Otman que Jamal les prohíbe ir a la finca durante la estancia de los artistas invitados (a Hamid le dice que es una mujer árabe con sus hijos), siendo también prueba de su secundario papel, el día que Hamid, según confiesa en el juicio, ve a Jamal junto con otros en la finca de Morata manipulando un cilindro con cables (más que probable detonador).

Luego está también el hecho que cuando el 20 o 21 Jamal le pide que le lleve a Leganés, se baja del coche en Parquesur, (muy próxima a calle Martin Gaite) dando la sensación que también le oculta la dirección del piso.

Jamal Ahmidan es quien negocia con los asturianos las entregas de goma2eco y la persona que compra las tarjetas de los móviles en la tienda de Jamal Zougham (de los dos que le atienden, ninguno es Zougham, quienes además de la identificación física posteriormente añaden que hablaba con acento de Tetuán, los vendedores – Bakhali–  eran marroquíes así que no es extraño que distinguieran acentos).

Recién cumplidos dos años de cárcel por un homicidio que cometió en Marruecos, cruza a España en julio del 2003, y al poco de su llegada se pone en contacto con Serhane el tunecino.

Jamal Ahmidan, era un viejo conocido de la policía, (ya había sido detenido en un centro de internamiento) y él y sus hermanos/primos/compinches se dedicaban al tráfico drogas. Sus hermanos y compinches relatan que volvió de Marruecos muy radicalizado y había dejado de consumir drogas.

 

Cronología de Jamal Ahmidan

1992                     Trafica con droga en España que distribuye en el norte.

1995  Como consecuencia de sus actividades delictivas, fue a la cárcel en varias ocasiones en 1994 y 1995. Su socio y lugarteniente Omar que “en aquella época y en Carabanchel conoció a gente de la banda de ETA. El Chino me dijo que tenía amigos en ETA. Jamal relató a su amigo lo que le habían enseñado en la cárcel los miembros de la banda terrorista: “Se hacía con una bombilla. Se cogía un clavito, se hacía un agujerito en el casquillo y después se le inyectaba gasolina hasta que estuviera llena. Entonces colocabas la bombilla en el techo y cuando le dabas al interruptor, puf. Explotaba”. Omar se reformó y dejó el mundo del tráfico de drogas en 1999. Pero siguió sabiendo de sus actividades y de lo que hacían su familia y sus amigos. Los contactos de El Chino con ETA nunca se rompieron: “Después del 11-M, Hicham, el primo de El Chino, me dijo que Jamal nunca había perdido el contacto con la gente de ETA”.

  • Jamal Ahmidan llega a España.
  • Primera detención bajo el alias de Ahmed Ajon por asunto de drogas.

1994                     Embarazo de su mujer, nace su hijo.

1994                    (Es cuando Serhane becado empieza su curso de doctorado en Madrid).

  • Detenido en Saint Aubert, Francia, por falsificación y uso de documento falso a nombre de Ahmed Ajon.
  • (Serhane entabla amistad con Amer Azizi) y 1er peregrinaje a La Meca.
  • Sale Jamal Ahmidan de la cárcel en Francia.
  • Vuelve a España, y sigue sus negocios en el país vasco. Comienza a traficar con éxtasis.
  • Ingresa en un CIE para su posterior expulsión bajo la identidad de Said Tlidni, se escapa usando un spray con el que rocía a un vigilante. Al poco de salir solicita su tarjeta de residente, pero con su nombre verdadero sin antecedentes policiales. Vuelve a Marruecos y es de nuevo encarcelado por un asesinato que había cometido.

2003  Sale de la cárcel de Marruecos donde se fragua su conversión islamista. Revistas bien informadas marroquíes como telquelonline, señalan a Lofti Sbai como quien usó de sus influencias para que obtuviera su libertad y que durante su estancia en la cárcel disfrutara de beneficios penitenciaros (disponía de una televisión en su celda)  a cambio de infiltrarse entre los islamistas. El boletín de su excarcelación se encuentra cuando el registro de su domicilio.

2003 julio Vuelve a España, y se reúne con Serhane, Suárez Trashorras, Toro, Zouhier, Mohamed Oulad Akcha. Luego podemos deducir que al mes siguiente de volver de Marruecos ya se le pone en contacto con los confidentes de Asturias y se negocia el suministro de explosivos.

2003 nov-dic Mantiene reuniones con Serhane informadas por el confidente Cartagena, sin embargo, la información suministrada por Cartagena sobre Jamal Ahmidan es ocultada por quienes redactan los informes.

  • 31 Dic. Jamal Ahmidan dispara en la rodilla sobre el marroquí Larbi Raichi (Casablanca) en el bar “Txikia” de Bilbao a última hora de la tarde. La pistola que esgrimió y utilizó Jamal Ahmidan el 31 de diciembre de 2003 en Bilbao contra un presunto traficante fue facilitada al terrorista del 11-M por Lofti Sbai, el hijo del agente de los servicios secretos marroquíes. La culpa la tenía al parecer 20.000 € y una partida de droga del mes de septiembre que Jamal le acusaba de haberle robado. Larbi traficaba con hachís por el centro de Bilbao.
  • 1 enero Acuchilla a otro marroquí en San Sebastián por un asunto de deudas de drogas, según informe de la Unidad Central de Inteligencia del CNP enviado al Juez en abril de 2005 (Tomo 133 del Sumario 20/2004).

Desde que llega a España, además de los relatados Jamal Ahmidan tiene varios altercados con la policía y la guardia civil.

2004 enero: UDYCO de Madrid tiene intervenido el teléfono de Said Tlidni, Abdelilah El Fadual y Jamal Ahmidan. A través de estas conversaciones se enteran que Jamal tiene trato con un vasco (José U.) que hace referencia en varias ocasiones a “razones políticas” y al “País Vasco”

28 enero: Según la versión oficial alquila Morata a Nayat Fadal bajo la identidad de Youssef ben Salah. Sin embargo, durante el juicio la viuda declara que no es así, que desde noviembre acuden a la finca de Morata.

3 febrero:          Festeja la fiesta del cordero con miembros de la célula en Chinchón.

25 febrero:        Viaja a Lisboa en taxi desde Barajas, junto con Serhane el tunecino.

27-28 febrero: Viaja a Asturias, donde supuestamente contacta con los confidentes asturianos para conseguir goma2eco.

28 febrero: A la vuelta se reúnen en la finca de Morata con Emilio Suarez Trashorras y Carmen Toro, con quienes este día tiene una discusión al justificar Jamal atentar contra occidentales.

Feb-marzo: Su primo, Hamid Ahmidan, le ve junto a otras personas en Morata manipulando un detonador.

6 marzo:              Miembros de la célula, Kounjaa y Oulad Akcha alquilan Albolote en Granada.

6 marzo: Jamal Ahmidan presta su móvil en un bar a un tal Oscar Pérez que inserta su SIM para efectuar una llamada. Suceso que dio píe a ¿equívocos?

  • marzo: Mohamed Afalah y Mohamed Belhadj alquilan el piso de Martín Gaite en Leganés.

7-9 marzo: Invitados a Morata que mantiene ocultos a los otros miembros de la banda. El día 7 regresa Jamal de Ibiza, pero no duerme en su casa sino en Morata. Había ido a la isla para cobrar una deuda de droga que mantenía con otro miembro de su larga familia, Abdelmalik Ahmidan. (Fuente: “Conexión Madrid: Cómo y por qué el chino y el tunecino se convirtieron en terroristas yihadistas” de Justin Webster e Ignacio Orovio)

Junto con el disparo a Larbi Raichi y el navajazo no fue Jamal Ahmidan el único que realizó gestiones para obtener dinero, Serhane hizo lo mismo tratando de vender su Golf a su cuñada Maymounni o cobrar deudas antiguas por préstamos no devueltos. Se diría que desde finales del 2003 andaba recopilando todo el dinero que pudieran obtener como si pensaran desaparecer durante un tiempo.

  • marzo: Por denuncia de un vecino, la Guardia Civil acude a la finca de Morata, los agentes anotan la matrícula del vehículo sospechoso comprueban si es robado con resultado negativo.
  • marzo: El 11M en conversación telefónica e inquieto por saber cómo estaba su familia, es cuando le dice Jamal Ahmidan a su hijo refiriéndose a los atentados del 11M “Estos de Eta se han pasado”. Afirmación que repite (lo confiesa su hijo en una entrevista en ElMundo) ante los invitados a la finca De Morata con motivo de la celebración del día del padre el 19 de marzo.
  • marzo: Según han podido saber los servicios informativos de City FM Radio, la UDYCO solicitó el 12 de marzo de 2004 al Juzgado de Instrucción nº 6 de Alcalá de Henares que se interrumpieran las escuchas a dos de los implicados en el 11M, ‘El Chino’ y Otman El Gnaoui. Esas escuchas se venían realizando desde meses antes del 11 de marzo. Asimismo, los datos del sumario del 11M ponen de manifiesto que Otman El Gnaoui, uno de los transportistas de los explosivos, fue detenido y puesto en libertad por la Policía cinco días antes de los atentados.
  • marzo: Jamal Ahmidan viaja unos días a Pamplona. Anouar (el posible suicida arrepentido) no les acompaña dado que la compañera de Jamal Ahmidan (Rosa María xxxxx xx), en declaración ante especialistas de la UCIE, aseguró haber visto a Asrih Rifaat en el bar de Mustafá, hermano de Jamal, en la Calle Fuengirola, Barrio de Vallecas, entre los días 13 al 16 de marzo. Por la tarde Rosa María recibe una llamada de Jamal Indicándole que está en Pamplona adonde había viajado en el Opel propiedad de su suegra.

Ese mismo día fue cuando en declaraciones a la policía, Omar, el antiguo socio del Chino, relató que los contactos de El Chino con ETA nunca se rompieron: “Después del 11-M, Hicham, el primo de El Chino, me dijo que Jamal nunca había perdido el contacto con la gente de ETA”.

Jamal Ahmidan le dice a Otman el Gnaoui que va a desaparecer 6 meses, hasta que la situación se calme. Su idea era reclutar prostitutas en países suramericanos (mejor que las marroquíes según decía) para ejercieran en el Putin club que iba a montar en Andalucía con el dinero que obtendría por los trabajos que estaba realizando. Confesó que tenía la protección de GC.

17 marzo: Regresa de Pamplona y reside durante dos días en su piso en Madrid de la calle Villalobos. Se sabe que la UCO tenía controlado ese piso al menos desde ese mismo día.

  • marzo: Celebra el día del padre, fiesta cristiana, en Morata, con su hijo, su suegro y su compañera, un sobrino de ésta y su hermana.

Este día ocurre uno de los acontecimientos más peculiares que es cuando Jamal Ahmidan acude a la finca de Morata se da cuenta que una de sus cabras ha desaparecido, y después de interrogar airado a los vecinos, no se le ocurre otra cosa que coger a su pareja y dirigirse al cuartel próximo de la guardia civil. Hay que subrayar, además, que los vecinos han declarado que la finca estaba siendo vigilada por agentes, y que el cuartel de la guardia civil está a muy corta distancia de la misma.

Es durante estos días que se encuentra las dos nuevas ocasiones con Mario Gascón:

Y tras el reencuentro entre el ex fraile mercedario y el supuesto terrorista islamista, el primero advirtió a El Chino que «tuviera mucho cuidado con lo que se traía entre manos Gascón se refería al tráfico de hachís y pastillas]».

Gascón, según su versión, insistió en la advertencia y «Jamal Ahmidan me dijo que estaba cubierto y que no me preocupara». El ex fraile mercedario reflexiona y concluye: «Por eso supe que El Chino era confidente policial y que trabajaba para un grupo de policías que estaban en el negocio con él».

  • marzo: Se reúne con su hermano Mustafá en el bar propiedad de este. Mustafá le informa a Jamal que la policía marroquí andaba preguntando por él en su casa de Tetuán, (el día después es detenido Rafa Zouhier). Es durante la segunda reunión con Mustafá, que Jamal le confiesa hablando sobre el atentado, que “fueron gente de tu barrio que hicieron esto”.

A partir del 20 de marzo, Jamal Ahmidan no acude a su casa de Madrid porque hay un BMW rojo aparcado delante con dos personas dentro (conversación telefónica con su esposa durante la cual le pregunta si sigue el BMW rojo delante de su casa).

20-21 marzo:     Su primo Hamid le lleva en coche a Leganés.

  • marzo: Su compañera acude al bar de Mustafá, primo de Jamal, para preguntar por él, ya que su hijo había tenido un accidente el día anterior. Allí se encuentra con Rachid Aglif y éste le comenta que Jamal no está en Morata y que la Policía Marroquí ha estado en el domicilio de los Ahmidan en Marruecos preguntando por sus hermanos.
  • marzo:                (Mohamed el Said Chedadi y Abdeouahid Berrak ingresan en prisión).

Uno de los vehículos que utilizaron, el BMW 730 DA M7679ZU Se localiza en un descampado, próximo a los números 15 y 17 de la C/ Litos en su confluencia con la C/ Alcocer. Las placas están dobladas. La verdadera matrícula era M2841WU.

  • marzo: Detenido y puesto en libertad tres días más tarde Mouhannad Almallah, el sirio técnico en lavadores y amigo de Maussily Kalaji, (en el registro funcionarios de la UCIE hallaron un temporizador ‘ST’, del que tanto se discutió al ser similar a los usados por ETA).

Es detenido e incomunicado en Marruecos su hermano Hicham Ahmidan. Protestas de la familia y de la asociación de defensa de los DDHH de Marruecos.

La compañera de Jamal visita a Mustafá en su domicilio, y éste le dice que prepare una bolsa de ropa para hacérsela llegar a través de “los chicos”

  • marzo: Se detiene en Usera a Said Ahmidan, primo hermano, y puesto en libertad tres días después.

La compañera de Jamal Ahmidan, Rosa María, presta declaración ante especialistas de la Unidad Central de Información Exterior del CNP (UCIE).

Se registra la finca de Morata y se emite la siguiente: la Policía investiga la casa de Morata de Tajuña. Registro en finca nº2, Polígono 44, de Chinchón-Madrid, próxima a Morata de Tajuña, hallándose una funda de tarjeta AMENA correspondiente al número 652282947, un trozo de cable de cobre unifilar recubierto de plástico azul, de 17 cms, tres etiquetas adhesivas referentes a detonadores eléctricos, una chapa que lleva uno de los cables de los detonadores relativa a un detonador del número 2 y restos de cinco detonadores eléctricos con su carga explosionada y afectados por la acción del fuego; así como un ZULO vacío con paredes de poliespan, al parecer, con restos de Nitroglicol y Nitrato Amónico (componentes dinamitas); así como 105 cartuchos de bala; se revelaron 97 huellas de las que se desestimaron 35. Tras el cotejo (SAID) se concluyó que 3 eran de HAMID AHMIDAN, 4 de HICHAM AHMIDAN, 1 de JAMAL AHMIDAN (en el reverso de la tarjeta AMENA) y 5 de ABELMAJID BOUCHAR. Quedando 49 anónimas.

Es detenido en Madrid, Mustafá, hermano de Jamal al que ponen en libertad el 31 de marzo.

29 marzo:  Es detenido el sirio Walid Altarakji Al Masri (dos días antes Mohamad Badr Ddin Al Accaid), sus huellas estaban en la casa de Morata.

Se ponen en libertad a Said Ahmidan, Mouhannad Almallah, Fouad el Morabit.

  • marzo: Manuel, de 24 años, aparcó su coche, un Citroën C-3, junto a su casa. Entonces le abordaron dos hombres, le pusieron una pistola en la cabeza y le exigieron que les diera las llaves del coche. Investigaciones posteriores determinaron que uno de los ladrones era Jamal Ahmidan, El Chino, uno de los terroristas que se suicidaron en Leganés…Cuando los terroristas llegaron cerca de Morata de Tajuña, abandonaron a Manuel en un descampado. Antes le quitaron la alianza, un sello de oro y toda su documentación y dinero en efectivo. Para futuro suicida, bastante chorizo. La policía considera que fue el coche que se utilizó para transportar los explosivos y colocarlos en las vías del ave el 2 de abril.
  • marzo: Se emite orden de búsqueda y captura, y al día siguiente el ministerio de interior emite su foto.
  • abril: Ministerio de Interior difunde las fotos de: Jamal Ahmidan, Said Berraj, Serhane el tunecino, Abdennabi Kounjaa, Mohamed Oulad Akcha y Rachid Oulad Akcha.
  • abril: Colocación del artefacto explosivo (era imposible que explotará por el chapucero sistema de activación y no estaba conectado un cable) en las vías del AVE.
  • abril: Instantes antes de la explosión, Jamal Ahmidan llama a su esposa, «Jamal me dijo desde Leganés que era mejor morirse, que no se iba a entregar»

y al poco después se produce la  llamada de Jamal Ahmidan a su madre en Marruecos: En el momento en que Jamal llama a su madre tiene puesto los explosivos en la cintura y su madre le pregunta: “Hijo, ¿has sido tú?”. Entonces, Jamal le confesó a su madre que él no sabía que todo aquello iba a ocurrir de aquella forma y que iba a tener las consecuencias que estaba teniendo. La confesión del líder de la célula terrorista a su madre fue aún más lejos cuando, de manera contundente, le dice: “Se me ha ido de las manos, esto se me ha ido de las manos. Yo no pensaba que la cosa iba a ser tan grande“.

3 abril:                 Leganés.

19 de abril:  Profanan el cadáver de Torronteras. Policías que se niegan a que el crimen quede impune, investigan el suceso:

 

El Doble crimen, Fernando Lázaro, ElMundo

No eran pocos los mandos policiales que sostenían (y siguen sosteniendo) que quizá, con algo de voluntad, se habría podido tratar como un delito de humillación a las víctimas del terrorismo o de exaltación del terrorismo. El caso es que el informe quedó archivado. EL MUNDO ha tenido acceso al documento de la denominada operación Carabanchel, hasta ahora inédito. «Se han obtenido datos que relacionan el escenario de los hechos, el cementerio de Carabanchel, tanto con las actividades delincuenciales como con el entorno familiar y diario de los hermanos Ahmidan», indica el informe. La Policía sostiene que los profanadores trataron de robar el cadáver del geo, y que «tras frustrarse este robo, procedieron a quemar toda la zona con la intención de borrar cualquier huella o vestigio en los vehículos utilizados».

El trabajo de los agentes sirvió para concluir que «tres fuentes diferentes y no relacionadas entre sí vinculaban a los hermanos Ahmidan con la profanación». El móvil principal: «La venganza en pro de los suicidas de Leganés». «Tal acto de vileza no sugiere una autoría alejada del entorno de los suicidas, sino más bien todo lo contrario». Los autores, «al margen de conferirle al acto tintes radicales o rituales, buscaban la jactancia ante la Policía tras su perpetración», indica el informe.

La Policía obtuvo datos de las declaraciones, entre otros, de «tres colaboradores», que centraron a los sospechosos en los círculos delincuenciales de Móstoles, que actuaban en la zona de Lavapiés. Dos de ellos indicaron que uno de los hermanos de El Chino, «bajo la influencia del alcohol» se arrogó junto a sus hermanos y «un chico marroquí que solía acompañarles» la autoría de la profanación, en el bar Aquí te espero. Tras analizar todos los datos obtenidos sobre el coche localizado en el cementerio, y siguiendo el rastro de los hermanos Ahmidan, la Policía localizó e interrogó a personas que habían tenido un trato muy cercano con algunos de estos sospechosos. Y estos testigos explicaron cómo «después de conocer la muerte de El Chino, alguno de sus hermanos llegó a afirmar que él era capaz de superar lo que había hecho Jamal».

Uno de los testigos aseguró que no había visto nunca una familia «tan unida» como la Ahmidan. «Pese a las diferencias entre ellos, cuando algo malo sucedía, todos se reunían para tratar el problema. Tras el 11-M, el mayor de los hermanos les juntó en la vivienda de la calle de Aceuchal, en Carabanchel. En otra ocasión, se organizaron para vengarse de una persona que agredió a uno de ellos».

Uno de los datos más relevantes del informe es cómo los agentes investigaron con precisión de cirujano el «carro transportador» en el que los agresores trasladaron el cuerpo. Y dieron con la empresa propietaria, una sociedad de venta de muebles, en el barrio de Carabanchel. Ese carro estaba en un coche sustraído en Seseña que se presume que fue usado por los profanadores. Ese elemento, que habría podido aportar alguna clave a las pesquisas, desapareció sin embargo en los depósitos judiciales.

Hemos tenido la ocasión de leer muchas de las manifestaciones de Jamal Ahmidan y sobre todo seguir sus actos, no es por tanto difícil deducir que el asunto no se quiso investigar porque los hermanos y primos podrían haber manifestado que la profanación fue la venganza por la traición a su hermano que era colaborador y trabajaba para otros. Lo que hundiría toda la versión oficial que nos quisieron contar y pondría el foco en los encubridores y los autores intelectuales.

Hicham Ahmidan, desde que fue retirado de la circulación por la policía marroquí, antes incluso de que se lanzará la orden de búsqueda y captura contra Jamal Ahmidan en España, sigue encarcelado en Marruecos y se ha publicado, la última vez en el 2016, que otros dos de sus parientes volvieron a tener problemas con las FCsE.

¡Increíble ciertamente! Pero como hemos visto no es ni mucho menos lo más incongruente de la versión oficial.

Su centro de operaciones estaba situado en el Norte, concretamente en Laredo, Asturias, el País Vasco y en Navarra, desde donde distribuían la droga que se traían de Marruecos. Dos jefes en la estructura, su hermano Hicham que manejaba grandes cantidades de dinero, y Lofti Sbai. En cuanto al primo de Jamal, Hicham hay que saber: “Si Del Olmo ha tardado casi cuatro años en denunciar a Hriz, a quien nunca llegó a tomar declaración fue al  primo de El Chino, Hicham Ahmidan, y eso que es una de las dos únicas personas vivas de las que se sabe que usó alguna de las tarjetas telefónicas supuestamente compradas en el locutorio de Zougham. Además, tal y como relató Luis del Pino, su coche ya fue detectado con anterioridad a los atentados del 11M en los seguimientos realizados al comando de los hermanos Almallah y a El Tunecino; en el registro de su casa apareció una tarjeta telefónica del mismo lote que la encontrada en la mochila de Vallecas; sus huellas dactilares aparecen en el coche habitualmente utilizado por El Chino, propiedad de la suegra de éste; fue el encargado de falsificar tres de las matrículas usadas por los miembros de la trama; también aparecen sus huellas dactilares en la casa de Morata de Tajuña; en uno de sus coches apareció ropa con el ADN del propietario de la furgoneta de Alcalá.

A pesar de esto, el juez no ha llegado a tomarle declaración nunca.”

Por encima de todos ellos se situaba en el organigrama el jefe de Jamal Ahmidan y de Lofti Sbai, Hicham Harbouli, que, en el 2003, se da la casualidad que se escapa del hospital de Tetúan (localidad de origen de la banda de Jamal Ah) donde había sido ingresado por una bala que le había rozado la cabeza, y cruza a España. Y todo esto una semana antes de que tengamos constancia de la puesta en libertad y llegada de Jamal Ahmidan a España. De él sabemos, en una nota al margen de la entrevista de Antonio Rubio a Zouhier, que ingresó en una cárcel en Castellón y poco más.

Hay que reseñar Hicham Harbouli era un traficante muy conocido y poderoso y tenía contra él una orden de cadena perpetua en Marruecos. Esta banda de barones de la droga que se dedicaban a traficar desde droga a armas y a inteligencia, llegaban con sus sobornos e influencias hasta la DST marroquí, (los servicios secretos). Su residencia en España estaba Marbella y Andalucía.

En cuanto al resto de la banda, Navarra, Asturias y el País Vasco, eran sus localizaciones preferidas, dándose que antes y justo al día siguiente de los atentados es Navarra la elegida para escapar y acudir a reuniones. Daoud Ouhnane residía en la comunidad, a Allekema Lamari se detectó que se reunió con jefes de ETA, los Kounjaa tenían sus negocios de Pladur y en Navarra se localizaba el garaje donde trapicheaban con la compra y venta de coches de alta cilindrada.

No es aventurado especular que distribuir droga en el País vasco es imposible de llevar a cabo sin permiso de la banda etarra, y sabemos por su primo que viajaba con asiduidad a San

Sebastián. Su relación la corroboraron sus compinches,

«’El Chino’ tenía contactos con ETA»

Estos de ETA se han pasado

 

Desde que vuelve Jamal Ahmidan en el verano del 2003 hasta el atentado alardea de trabajar para las FCsE en un asunto que le iba a reportar mucho dinero con el que tenía intención de montar un Putin club en Andalucía con un Guardia Civil de socio, para lo cual incluso llegó a dar bastante detalles a Otman el Gnaoui, como la nacionalidad de las mujeres que iba a contratar y el sueldo que daría al portero (Mario Gascón 6000 euros). Tan seguro y confiado se debería sentir Jamal, que se permitía incluso amenazar a otros musulmanes con “meterles” en el atentado si no cumplían con sus órdenes y le pagaban sus deudas pendientes.

“El Chino” contrató a Gascón después del 11-M para dirigir un “puticlub” en Málaga.

Gascón, ex colaborador de la Guardia Civil, iba a ser el gerente, y el terrorista argelino le confirmó que la Policía apoyaba el proyecto.

(…)

La relación o amistad de Jamal Ahmidan y Mario Gascón se remonta al año 2000, cuando el ex colaborador de la UCO de la Guardia Civil tenía contactos con el tráfico de hachís.

http://www.belt.es/noticiasmdb/home2_noticias.asp?id=4859

Hay un asunto muy escabroso que conviene repasar, el 31 de diciembre del 2003, Jamal Ahmidan para cobrarse una deuda de narcotráfico le pega un tiro en la rodilla a Larbi Raichi en el bar Txikia de Bilbao, (el arma que utiliza le llega por Lofti Sbai y a su vez de un agente de la GC de nombre Pedro) y al día siguiente ataca con un cuchillo a otro árabe por el mismo motivo. Este comportamiento demuestra dos cosas, una, lo impune que se sentía, y dos, el atrevimiento con el que se desenvolvía en el terreno controlado por ETA.

En redadas posteriores se le confiscaron varios documentos de identidad y pasaportes con soporte originales españoles y marroquíes. Fuente: Fernando Múgica, ElMundo.

Hay que destacar otro episodio muy significativo que muestra la impunidad con que se comportaba:  el día 29 de febrero conduciendo un Toyota, es detenido por una patrulla de tráfico de la Guardia Civil, en el km. 12,500 de la CN-623, sentido Madrid y que a pesar de exhibir a los agentes un pasaporte belga inauténtico a nombre de Youssef Ben Salah, superar los límites de velocidad, no tener los papeles en regla y conducir con un vehículo robado, sin embargo los agentes reciben una llamada y le dejan marchar sin ser importunado.

Jamal Ahmidan le cuenta al confidente Gascón que cuando es detenido no tuvo que hacer otra cosa que una llamada a un tal “Carlos” (no se ha querido identificar quien se esconde tras el nombre) para que luego le dejaran marchar.

Pero no solo Jamal se sentía seguro, sus hermanos se comportaban igualmente de chulesca manera, esto es lo que espetó un hermano de ‘El Chino’, a la policía cuando junto con su otro hermano son interceptados en el norte de Madrid, zona del Paseo del Oeste: «Soy de un grupo terrorista y os voy a matar a todos».

Abdelilah y Jabir Ahmidan, hermanos del autor material del 11-M, fueron detenidos los días 5 y 8 de marzo por delitos comunes – El primero fue puesto en libertad.

Los hermanos de Jamal Ahmidan, El Chino, uno de los autores materiales de la masacre del 11-M, cayeron en manos de la Policía Nacional hace apenas unos días. Abdelilah fue detenido el 5 de marzo y Jabir, el 8. Las detenciones de ambos, como presuntos autores de delitos comunes, se produjeron en Madrid

Fernando Lázaro, diario ElMundo 14/03/2005

Y es durante los últimos meses del 2003, que la banda de Ahmidan en una operación contra una banda de un país del este obtiene un cuantioso botín, operación que según testimonios del islamista confeso y allegado de Mohamed Afalah y Daoud Ouhnane, Kamal Ahbar y un confidente, pudieron ejecutar gracias a un soplo de la policía.

Información que corrobora Mario Gascón cuando dice que Jamal Ahmidan le confesó:

«La Policía me está dando cobertura en todo lo que haga yo y mis amigos».

Jamal Ahmidan llegó, incluso, a contar la última operación que había llevado a cabo con la colaboración de la Policía: «Hace poco tiempo le hemos dado un buen golpe a unos mafiosos del Este y ha sido la poli la que nos ha dado la información y la cobertura».

¿De dónde si no consiguió Jamal Ahmidan su documentación en “soportes originales”? Lean con calma el siguiente extracto de un agujero negro de Fernando Múgica, del que he de confesar que fue uno de más me ayudaron a entender lo sucedido, a captar las peculiaridades de Jamal Ahmidan. Y por qué tenía muchas probabilidades de que fuera cierto que trabajaba para otros.

De Los agujeros negros del 11M (XXVI): Las mil caras de ‘El Chino’

LA DENUNCIA DE RAFA

Por si la serie de datos aportados no les pareciera suficiente recordaremos que la Policía tuvo otra vía para detectar, el 17 de marzo de 2004, la peligrosidad de Jamal Ahmidan. Como sabemos, las Fuerzas de Seguridad piden al juez -incomprensiblemente- que paralice las escuchas que se estaban llevando a cabo en torno a personajes implicados en el 11-M pocos días antes de que cometieran los atentados. Pero a su vez solicitan la escucha del confidente Rafá Zouhier.

Es así, como si fuera por casualidad, como captan la conversación de éste con un tal Víctor, un oficial de la Guardia Civil, en la que se pone de manifiesto -el día 17 de marzo de 2004- todo el historial de Jamal Ahmidan.

Como si se tratara de un relato leído va repitiendo a lo largo de la conversación -que se incorporó inmediatamente al sumario del 11-M- la trayectoria delincuencial de Jamal, su búsqueda de explosivos a través de los asturianos y su conversión al integrismo radical islámico en la cárcel de Marruecos.

Resulta curioso que Rafá conociera esos detalles cuando fue él quien pidió angustiosamente y en esas fechas a otro de los implicados, Lofti Sbai, que le diera cualquier dato sobre Jamal para que pudiera contárselo a la seguridad española.

Pero lo importante de esta grabación es que demuestra que ya el día 17 tanto la Guardia Civil, que atendía a la llamada telefónica de Rafá, como la Policía, que escuchaba la conversación, estaban al tanto de la peligrosidad de Jamal y de su posible relación con el 11M. A pesar de todo -e insistimos en que esas noches dormía en su domicilio- no fue detenido.

Una de las claves con las que han pretendido explicarnos por qué era tan difícil atraparle fue el hecho de que utilizara muchas identidades falsas. Esto nos va a llevar a otra paradoja inexplicable.

En efecto. Jamal Ahmidan se paseó por España utilizando, al menos, las identidades siguientes: Jamal Abu Zaid, Jamal Said Mounir, Yusef Nabil, Youseef Doklmi, Said Tlidni, Redouan Abdelkader Layari, Otman el Gnaoui, Youssef ben Salah, Yusef ben Salak o Mustafa Mohamed Larbi.

Lo más curioso del caso es que tenía documentación en regla perteneciente a todas esas identidades. La versión oficial comenta que se prestaban la documentación unos a otros y que por tanto no tenían más que cambiar las fotografías de los documentos para funcionar con ellos. No es cierto.

PAPELES AUTENTICOS

El estudio meticuloso que hace la Policía Científica de los distintos documentos encontrados con la fotografía de Jamal Zougan (es Ahmidan y no Zougham, un fallo evidente en el original) revelan varias particularidades que desbaratan esa tesis.

Por ejemplo. En un registro que efectúa la Policía en un domicilio situado en la avenida Cerro de los Angeles, 30, bajo A de Madrid, -en el que vivía un primo de Jamal- se encuentran cuatro documentos con la fotografía de Jamal Ahmidan. Entre ellos, el carné de identidad a nombre de Reduan Abdelkader Layasi que ya hemos mencionado, en el que tras el estudio pertinente se demuestra que el documento es auténtico pero que ha sido cambiada la fotografía. Hasta aquí todo normal. En España existe un mercado negro de documentos falsos muy poderoso. Un pasaporte aceptable viene a costar unos 6.000 euros. Un permiso de residencia alrededor de 500.

El caso es que en el piso, además del DNI, se encuentra un permiso de residencia de extranjeros, un permiso de conducir español y un pasaporte del Reino de Marruecos expedido a nombre de Otman Gnaoui.

El estudio pertinente demuestra que los tres documentos tienen un soporte auténtico. En los dos primeros casos se ha podido determinar que sobre documentos originales se han impreso los nombres con «maquinaria diferente a la que se imprimen normalmente».En ambos casos de mayor precisión que los originales. Es decir, que los falsificadores poseían documentos originales vírgenes sobre los que han colocado los nombres falsos. Respecto a la fotografía en ambos documentos, los falsificadores no han tenido que sustituirla ya que colocaron la imagen de Jamal sobre el documento vacío original. Hay que recordar que en 2002 se produjo un importante robo de documentos vírgenes de la Casa de la Moneda y que 40 de ellos nunca pudieron ser localizados.

PASAPORTE REAL

En el caso del pasaporte el tema es todavía más complejo. Después de todos los análisis efectuados, la Comisaría General de Policía Científica concluye que el documento soporte es auténtico y que «técnicamente no es posible determinar si se ha producido un cambio de fotografía en el mismo». El pasaporte, cuyos datos están escritos en francés, no pertenece a los expedidos en territorio marroquí sino en alguno de sus consulados en el extranjero. Para que te lo den es preciso presentar la cédula de identificación marroquí, que es prácticamente infalsificable.

O sea, que quien proporciona documentos falsos a Jamal era capaz de tener en su poder documentos y pasaportes originales vírgenes, es decir, en blanco, tanto españoles como marroquíes.

Merece la pena detenerse un punto más en estas documentaciones falsas utilizadas por Jamal. Entre los escombros del piso de Leganés donde presuntamente se inmolaron los autores del 11-M, se encontró documentación correspondiente a varias personas. El pasaporte a nombre de Mustafá Mohamed Larbi se comprueba que es auténtico, pero que se ha producido un cambio de la fotografía original sustituyéndola por la de Jamal Ahmidan. Pero entre la documentación encontrada hay también un permiso de conducir español con número 45080886N sobre el que el estudio científico sólo ha podido determinar que los datos sobre el cartón original «han sido extendidos por un sistema de impresión diferente al utilizado por la Dirección General de Tráfico. Igualmente, el sello húmedo obrante sobre la fotografía no se corresponde con los originales utilizados por la DGT».

 

Por otro lado, no es aventurado afirmar, como podremos comprobar más delante, que miembros de esa familia fuesen los responsables de la profanación del cadáver del GEO Torronteras como hemos podido leer en el artículo “el doble crimen de Fernando Lázaro en ElMundo.

Por esas mismas fechas un guardia civil de nombre Pedro, les hace llegar armas según varios testigos. Es el mismo agente que celebra 4 días después del atentado con Lofti Sbai su 34 cumpleaños junto con Antonio Toro y Zouhier en una marisquería de Madrid.

Jamal Ahmidan es quien lee en uno de los vídeos el comunicado de reivindicación del atentado, y uno de los tres que secuestran al ciudadano español Manuel G, le roban su coche y colocan el artefacto en las vías del Ave de Mocejón el 2 de abril, siendo también quien compra personalmente las tarjetas en el locutorio de Zougham.

Del auto de procesamiento 2006:

Citroën modelo C-3 con matrícula 2825 CJX. Con relación a este vehículo procede diferenciar, por una parte, la declaración testifical de quien era su propietario, y sufrió su sustracción de forma violenta; por otra, la recuperación de efectos del titular de dicho vehículo en el desescombro de la Calle Carmen Martin Gañe n° 40 de Leganés (en cuyas inmediaciones se localizó el vehículo); y, por último, el resultado de las inspecciones e informes periciales realizados sobre el citado vehículo y lugares relacionados.

Atendiendo a la declaración de M.L.S. (20 de enero de 2005), y al contenido de la denuncia presentada a las 0 horas 40 minutos del día 30 de marzo de 2004 en la Comisaría de Vallecas, así como también la ampliación que efectuó el 31 de marzo en la misma Comisaría (en ambas se ha ratificado el testigo), cabría fijar lo siguiente: el vehículo CITROEN C-3, de color azul marino, y matrícula 2825 CJX, fue localizado el 12 de abril de 2004 a la altura del n° 34 de la Avenida Rosa Chacel, semi-esquina Calle Irene Fernández, de Leganés, al haberse intervenido su documentación en el desescombro del n° 40 de la C/. Carmen Martín Gaite, de Leganés. Dicho vehículo, al ser recuperado, marcaba 20.572 kilómetros, y cuando fue sustraído, a punta de pistola, según el propietario marcaba 20.270 kilómetros; además, había sido repostado de carburante. La sustracción se efectuó el día 29 de marzo de 2004. lunes, a las 23 horas 30 minutos, en la Avenida de la Hispanidad, de Fuenlabrada, tras aparcar el vehículo citado, siendo abordado el conductor por dos varones, uno de los cuales le agarró por el cuello, apuntándole con una pistola pequeña, de color negro, obligándole a dirigirse al vehículo, mientras le cogía las llaves del mismo. Se introdujeron en el vehículo: el propietario, con quien empuñaba la pistola, en el asiento trasero, y el otro varón conduciendo el vehículo. Ya en el interior del vehículo le preguntaron al propietario la dirección para la carretera de Valencia. Al llegar al desvío de Valencia en la M-45, obligan al titular del vehículo a bajarse del mismo, prosiguiendo su marcha en el turismo.

La descripción que se efectúa por parte del propietario de los dos varones que le abordaron fue: el individuo que le apuntaba con la pistola era de raza árabe, de 1,68 de estatura aproximadamente, de unos 24 años de edad, complexión fuerte, pelo negro, liso y corto, llevando una braga de tipo militar que le tapaba la cara. El que conducía el vehículo era algo mayor, de unos 28 años de edad, también de raza árabe, delgado, un poco más alta, pelo negro, liso, con rasgos de la cara muy marcados, ojos hundidos, no pudiendo precisar más datos, ni su vestimenta.

En cuanto a las características físicas de las personas que le robaron el vehículo manifiesta que el que conducía era más alto que el otro y que el que iba atrás con él podría medir 1,79, y el conductor era más alto, el que iba delante era más delgado y tenía la cara más fina y el de atrás tenía la cara más gorda, pero de complexión normal y tenía los ojos como un poco rasgados. La tez recuerda que más bien eran morenos, un poco más oscura que la de los españoles, hablaban español, pero con acento árabe, que entre ellos no hablaban, sólo el de atrás le decía al conductor: “tranquilo”, y al declarante sólo le dijeron que les llevara dirección Valencia y que les diera todo lo de valor que pudiese llevar.

Le sustrajeron, entre otros objetos: un móvil Siemens con número 678594040 de Vodafone, dos anillos de oro, un bolso de mano, diversa documentación, unas gafas, varias llaves, etc. Tanto los daños en el vehículo como los objetos que no ha recuperado le han sido satisfechos por las aseguradoras y particularmente él no reclama ningún tipo de indemnización.

Incomprensiblemente a Jamal Ahmidan y a Otman el Gnaoui se les interrumpe la vigilancia de sus teléfonos el día 12 de marzo a petición de la policía al tiempo que solicita la intervención del móvil de Zouhier. Sabemos también que Otman el Gnaoui, el día 5 de marzo fue detenido, llevado a una comisaría y posteriormente puesto en libertad.

3 de abril: Explosión en Leganés, es con la madre con quien consigue contactar Jamal en Marruecos. La madre de Jamal Ahmidan pide perdón: “pido perdón al pueblo español por lo que ha hecho mi hijohttp://www.telquelonline.com/167/actu_167.shtml

Uno de sus hermanos declara ante un periodista norteamericano que Jamal Ahmidan le confesó su participación en el 11-M,

Durante las próximas semanas, el Chino apareció dos veces en un bar madrileño propiedad de su hermano Mustafá. Se mostró poco sociable y ansioso, recuerda uno de sus hermanos. Durante la segunda visita, Mustafá le preguntó si estaba involucrado en los atentados.”Sí”, respondió. “Son las personas de tu vecindario las que hicieron esto“.

http://www.nytimes.com/2007/11/25/magazine/25tetouan

t.html?_r=1&n=Top/News/World/Countries%20and%20Territories/Morocco&oref=slogin

 

El hermano de Jamal Ahmidan, alias “El Chino”, Mustafá Ahmidan, declaró ante el tribunal del 11M que éste le confesó días después de los atentados que estaba implicado. “El Chino” acudió al bar que regentaba Mustafá junto a otra de las personas que murieron posteriormente en Leganés, Rachid Oulad Akcha, y después de que Mustafá preguntara a Jamal por qué no contestaba a las llamadas, si era porque “tenía alguna relación con los hechos” éste le dijo: “Sí, estoy en ellos”. “Pídele a Dios que no nos cojan vivos”, añadió después Oulad Akcha. http://www.libertaddigital.com/php/imprimir_pagina.php?cpn=1276303009

Antes de terminar con la familia Ahmidan, debemos contar que en marzo del 2009 y en Ámsterdam ocurrió un extraño suceso.

La siguiente información nos la proporcionó un amable contertulio desde la misma Holanda: “Entre otras tiendas se cerró IKEA, imagínense lo que esa empresa perdió ese día. Hasta aquí la noticia.

Esta es la noticia publicada en los más importantes periódicos holandeses, ya que lo ocurrido en ese centro comercial y el aviso y detención de siete marroquíes ha sido una noticia de gran, enorme eco en Holanda.

En mi opinión es de la máxima importancia. Es evidente que se trata de alguien, o de más personas, con intereses concretos en divulgar de nuevo la relación de AlQaeda con el 11M.  Que estén detrás de ésta noticia, de la llamada desde Bruselas, personas relacionadas con el 11-M es más que posible, y no puede ser otra la razón por la que se da como implicado a un primo del Chino. Que, por cierto, tiene un increíble aspecto de buena persona, de inocente, y como tal lo describen sus vecinos. También eso se vio en televisión.

Las pérdidas millonarias de IKEA espero que ya sean una razón para que sean denunciados y para que las policías holandesa y belga investiguen y lleguen hasta el fondo.

Antes de proseguir la lectura, y conectar los eslabones, les recomiendo lean los siguientes artículos de Hazteoir que toman como base el excelente libro de José María de Pablo, “la cuarta trama” (y por supuesto el libro):

“La cuarta trama”. ETA y los explosivos. El PSOE lo sabía

“La cuarta trama” nos trae un dato interesante sobre ETA y el 11M

“La cuarta trama”. ¿Quién es la cuarta trama?. El 11M

 

 

       

8.2.3.  Las confesiones de Ahmidan y Lamari a  Mario Gascón.

Demos un salto en el tiempo hasta el lapso que va desde días antes del 11M a finales de marzo, ni el atentado fallido en el AVE (bomba sin conectar) ni la explosión de Leganés con los muertos habían tenido lugar. Es entonces cuando conocemos por otro confidente, Mario Gascón, al que se otorgaba por parte de la policía la máxima valoración A1 –la clasificación de los confidentes se mide conforme a su grado de fiabilidad- una serie de datos que aportan luz al entramado y a las relaciones entre los grupos participantes.

Hay que agradecerle que no hubiera seguido los consejos del juez del Olmo que apuntaba maneras: “lo que mejor podías hacer es olvidarte de todo esto y volverte al convento”.

Para respondernos a la pregunta de si es o no creíble Mario Gascón, recuperemos la cita que del libro “la Cuarta Trama” del abogado José María de Pablo nos trae el blog de hazteoir.org con el sugerente pseudónimo de Juana de Arco:

(pág.: 401) Cuando tuve conocimiento de los escritos de Mario Gascón, no sabía si creerle o no y decidí comprobar personalmente si decía la verdad. Para ello, pedí a la Audiencia Nacional que le citara como testigo. Mi intención era practicarle un duro interrogatorio, preguntándole por datos muy concretos y tratando de hacerle incurrir en contradicciones

Pero choqué con la Fiscalía de la Audiencia Nacional, siempre atenta para atajar cualquier intento de las asociaciones de víctimas de acercarse a la verdad. La Fiscalía presentó un escrito oponiéndose rotundamente a su declaración. Esa actitud de la Fiscalía (que logró con su negativa evitar el testimonio de Gascón) es muy sospechosa…Me explico: si la Fiscalía considera creíble a Gascón, debe aceptar su declaración como testigo, pues sus manifestaciones son muy relevantes; pero si la Fiscalía no le considera creíble, debe abrir diligencias contra Gascón por denuncia falsa, porque en su escrito el confidente acusa de graves delitos a personas con nombre y apellidos. Lo que no puede hacer la Fiscalía es lo que hizo: rechazar su declaración como testigo alegando que no le otorga credibilidad, pero sin abrirle diligencias por denuncia falsa. El juez Pablo Ruz, como es práctica habitual en la

Audiencia Nacional, se limitó a hacer lo que dijo la Fiscalía y se negó a citar al testigo…

 

Mario Gascón manifiesta que mantiene dos reuniones con Jamal Ahmidan, la primera de las cuales justo antes y otra después de los atentados, que detalla es cuando se encuentra a J. Ahmidan y los hermanos Oulad en la calle. A Jamal Ahmidan le solía acompañar Allekema Lamari. Pues bien, es durante estas reuniones confidenciales con los dos terroristas confesos que Allekema Lamari le confiesa haber sido ayudado (para todo el operativo) por dos españoles que identifica como: Gabriel Fuentes (*1) y Fernando Huarte (*2).

Este es el relato de la reunión anterior al 11M:

Mario les explicaba las pegas y ellos le explicaron que tenían un trabajo por encargo que les iba a dar mucho dinero con “unos vascos” y con gente de los servicios de inteligencia. Según Mario Gascón, Lamari llega nombrar a dos de ellos: Fernando Huarte y Gabriel Fuentes que le habían ayudado a salir ilegalmente de la cárcel.

(…)

La siguiente reunión transcurre según recuerda el día 16 o 17 de marzo:

Mario Gascón vivía en Tetuán esquina Carmen. Y en la calle Montera, en una pastelería marroquí, unos días antes del día del padre, el 16 o 17 de marzo, iba Jamal con los hermanos Oulad. Mario le pregunta, como iban las cosas del “puticlub” de Sevilla. Si habían hecho el trabajo y cobrado el dinero, pues ya habían acordado hasta el salario de Mario, 6.000 euros y sus condiciones para mantener la imagen “limpia” del local, Mario iba a controlar temas de “hachís” y tráfico de personas al 15% de comisión. Estaban muy nerviosos y el teléfono de Jamal no paraba de sonar todo el rato.

Se sentaron a tomar una cerveza y Jamal le mencionó el atentado del 11-M y Mario se da cuenta que la conversación se hace seria y que no se podía tener en el bar.

Jamal Ahmidan subió a casa de Mario mientras que los Oulad se quedaron esperando abajo. “El Chino” le dijo que había cosas que no entendía, porque había participado en la preparación de los atentados, pero que no entendía lo que había pasado.

Que los explosivos los habían preparado los vascos y que habían cambiado todos los planes. Jamal Ahmidan hace mención a 10 mochilas y en televisión aparecen 13 bombas, ¡pero si teníamos 10 para poner! protestaba Jamal a Mario. Su fin era ganar pasta con el trabajo, que se lo habían encargado gente del CNI que estaban trabajando con los vascos, hace una mención clara que les agregaron al tunecino los del CNI con un contacto de la UCIE.

Nos trae a la memoria el relato que corrobora cuanto antecede del confidente Cartagena cuando siguió a Serhane y le vio sentarse con sus controladores de la policía o a la información de ElMundo que señalaba que Said Berraj se reunió varias veces en restaurantes con policías españoles.

“Jamal no especificó nada de donde vinieron los explosivos, solo le habla de los vascos y las siete mochilas. No le concretó el explosivo ni el origen del mismo. Pero los explosivos de Asturias si se habían vendido a Jamal”. http://www.minutodigital.com/actualidad2/2008/06/01/cityfm11m/

Mario Gascón fue amenazado con una pistola en el pecho si contaba algo. Temiendo por su vida, huye de España y sigue escondido en el extranjero. A pesar de todo, solicitó volver a España para contar todo lo que sabe siempre que se le dieran garantía por su vida, pero al no recibir respuestas, redacta y envía dos denuncias a la AN que son archivadas y que el fiscal del 11M se niega a tomar en consideración y abrir expediente. Tenía tan buenas relaciones con Jamal Ahmidan y con los cuerpos de seguridad del estado que le consideran confidente de alta credibilidad, A1, es el candidato a quien Jamal Ahmidan ofrece el cargo de portero para el Putin club en Andalucía que iba a montar gracias al dinero que sacaría de la operación en la que Jamal estaba inmerso, especificándole incluso el sueldo que cobraría 6.000€.

 

Mario Gascón: ‘La UCO puso los explosivos del 11-M en el mercado ‘El confidente afirma que la Guardia Civil buscaba detener a vendedores y compradores

Gascón, que fue fraile mercedario y director de discotecas antes de convertirse en confidente, va aún más lejos: “Yo mismo, y por orden de la propia UCO, ofrecí esa dinamita a diferentes grupos de colombianos, rumanos y búlgaros que hacían de porteros y hombres de seguridad en las discotecas de Madrid”. (…)”No sé exactamente quién dio la orden de poner en marcha la operación de venta de explosivos, pero el capitán Paco estaba al tanto de todo y supongo que el coronel Hernando también. Jaime, “el alférez Víctor” es un agente de calle y no tiene capacidad para tomar decisiones”.  http://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/08/espana/1199756676.html

***

 

(*1) Gabriel Fuentes fue un hombre de Belloch que por entonces del 11M, estaba situado en un puesto cercano al Ministro de Interior, y que posteriormente monta junto con otro policía Fernández Rancaño, destinado como jefe superior de la policía de Madrid durante el 11M –después de verse “premiado” con la dirección de seguridad de la Caixa- la empresa de seguridad Interligare con la que detraen grandes montos de contratos del ministerio de Rubalcaba y compran sofisticados equipos con los que espían a los populares en la sede de Génova –asunto que actualmente sigue bajo investigación.

El equipo de Rubalcaba hizo posible que la empresa, pese a sus deudas, ganase un contrato público gracias a su fraccionamiento.

http://www.foropolicia.es/foros/lapoliciainvestigaporcorrupcionaltoscargosderubalcat9592230.html

http://www.periodistadigital.com/politica/partidospoliticos/2012/08/12/todosloshombresdeinterligare.shtml

Periodista Digital tiene varias fuentes que señalan al actual Jefe Superior Policía de Madrid Miguel Ángel Fernández Rancaño, como el “artífice” que permitió al PSOE saber minuto a minuto la evolución de las investigaciones.

(*2) Para situar a Fernando Huarte aparte de leer la siguiente y más que interesante biografía,  tenemos antes que fijarnos en otro islamista Abdelkrim Benesmail, es importante y necesario explicar que quien fue el brazo derecho de Lamari, el islamista Abdelkrim Benesmail, y que se encontraba en esos momentos encarcelado recibió varias visitas de Fernando Huarte, un militante socialista del que se dijo trabajó para el CNI ayudándoles gracias a la información que obtenía de su ONG y contactos en el mundo islamista.

Esto le decía Huarte a Fernando Múgica: “perplejidad porque se haya comentado su relación con el CNI y se envía un aviso claro a navegantes: «¿Por qué no estudiar toda la lista de agentes españoles con presuntas incompatibilidades? Ya puestos…» (…)

«Lo más extraño, lo que nunca entendimos, es que no pidiera permiso a sus jefes para faltar inesperadamente al trabajo. Desde que un día se presentó con el pañuelo palestino al cuello, se ausentaba de pronto varias semanas para marchar de viaje por todos los países árabes más radicales. La dirección de la empresa le cubría hasta el punto que muy pronto entre los compañeros consideramos que ocultaba algo y que no era un hombre de fiar.» Los Agujeros negros XV, Fernando Múgica. http://www.almendron.com/tribuna/reportajesperiodisticos/

El ‘colaborador’ Fernando Huarte

La pasada semana, el Ministerio de Defensa confirmó a EL MUNDO que el socialista Fernando Huarte trabajaba para los servicios secretos desde el año 1992. Si eso es así, los expertos del CNI consultados por este periódico colocan al presidente de la ONG Asociación Nacional de Amigos del Pueblo Palestino Al-Fatah bajo la dirección de un «oficial de caso» cuyo centro de operaciones estaría en Madrid. http://www.belt.es/noticias/2005/marzo/29/11_M.htm

Mario Gascón: ‘La UCO puso los explosivos del 11-M en el mercado ‘El confidente afirma que la Guardia Civil buscaba detener a vendedores y compradores

Gascón, que fue fraile mercedario y director de discotecas antes de convertirse en confidente, va aún más lejos: “Yo mismo, y por orden de la propia UCO, ofrecí esa dinamita a diferentes grupos de colombianos, rumanos y búlgaros que hacían de porteros y hombres de seguridad en las discotecas de Madrid”. (…)”No sé exactamente quién dio la orden de poner en marcha la operación de venta de explosivos, pero el capitán Paco estaba al tanto de todo y supongo que el coronel Hernando también. Jaime, “el alférez Víctor” es un agente de calle y no tiene capacidad para tomar decisiones”.

http://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/08/espana/1199756676.html

8.2.4     Silencio, se graba.

Transcurría el año 2008 cuando a Mario Gascón, esos grandes periodistas que son Juan Tirado y Javier Castro que fueron quienes junto con Javier Oyarzabal pusieron en marcha CityFm, consiguen localizarle en el extranjero, y le hacen una entrevista que graban en dos partes, de las que he entresacado copiosa y muy relevante información que han podido consultar a lo largo del presente trabajo. Aquí tienen las dos partes de la entrevista:

http://m.ivoox.com/entrevistamariogasconconfidente11m1parteaudiosmp3_rf_148565_1.html