Del Junco: «La Inquisición española fue la más condescendiente de Europa» – Alfredo Valenzuela / ABC

El experto en Edad Media de la Universidad de Córdoba recuerda cómo en Francia y en Inglaterra se instauró mucho antes y se cobró más vidas

Lámina de torturas «inventadas por Bernard Picart en el siglo XVII», según escribe García del Junco en su libro

Lámina de torturas «inventadas por Bernard Picart en el siglo XVII», según escribe García del Junco en su libro – WIKIPEDIA
ALFREDO VALENZUELA (EFE) Sevilla29/08/2016 10:48h 

 

La Inquisición española fue la más condescendiente de todas las inquisiciones europeas por más que en el imaginario colectivo haya quedado otra imagen, ha dicho a Efe el profesor de la Universidad de Córdoba Francisco García del Junco, especialista en la Edad Media y arqueólogo.

«Hubo tribunales religiosos que actuaron con gran dureza en todos los países europeos, calvinistas, luteranos o católicos, pero se tiene la idea de que sólo funcionaron en España», ha señalado el historiador, quien ha recordado que si en España la Inquisición se fundó en 1478 en Francia existía desde 1184.

En el periodo de 1559 a 1566 fueron ajusticiadas por la Inquisición en España cien personas, en Francia doscientas y en Inglaterra trescientas, mientras que historiadores como Henry Charles Lea sostenía que las cárceles españolas de la Inquisición fueron las menos duras de Europa entre los siglos XV y XVII, ha puesto como ejemplos Del Junco.

En los archivos de la Inquisición, según el historiador, constan casos de delincuentes comunes que, para ser trasladados a una cárcel de la Inquisición, proferían blasfemias en la cárcel civil.

Del Junco ha señalado casos documentados de brujas derivadas a tribunales civiles porque la Inquisición española las consideraba «dignas de lástima» y «enfermas» por afirmar que tenían coyunda con el diablo y volaban en escobas, mientras que en el resto de Europa rara vez escapaban de la hoguera.

También ha señalado que Miguel Servet fue condenado a la hoguera por Calvino por disentir de una parte de su doctrina sobre la Santísima Trinidad, y ha escogido citas de jefes de otras iglesias europeas que dan prueba de su intransigencia y agresividad. Lutero dijo: «Si tuviera a todos los franciscanos católicos en una sola casa, le prendería fuego»; Calvino afirmó que «quien no quiere matar a los católicos es un traidor porque salva al lobo y deja indefensas a las ovejas», y John Knox, reformador de la iglesia escocesa, que «todo lo que los católicos hacen es diabólico».

En Inglaterra, durante el reinado de Isabel I «ser sacerdote católico estaba castigado con la muerte, el mismo castigo que se aplicaba a quienes les ayudaran, y la gente pagaba por asistir a esas ejecuciones», ha puesto también como ejemplo.

Sobre la expulsión de los judíos de España en 1492, Del Junco ha señalado que antes fueron expulsados de Francia, en 1182, y de Inglaterra, en 1290, y de Milán y de Parma, mientras que de Portugal y Baviera lo fueron después, y que los Reyes Católicos sufrieron la presión de los reinos europeos que consideraban que «en Castilla se protegía a los judíos».

El historiador ha abogado por acercarse al hecho histórico de la Inquisición no con una mentalidad de hoy sino teniendo en cuenta que se trataba de un tiempo en el que la violencia era considerada legítima en cualquier ámbito y que «sin unidad religiosa era difícil mantener una unidad política», de ahí, ha añadido, que se persiguiera a los judíos falsamente convertidos al cristianismo.

Grabados «inventados»

Sobre la persistencia de esa imagen negativa para España al cabo de los siglos, Del Junco ha señalado que «Holanda, Inglaterra y Francia hicieron un hábil uso de la imprenta contra España, que no supo defenderse», emitiendo grabados «inventados» en los que se mostraba a sacerdotes torturadores que han circulado con éxito hasta el siglo XIX, como una parte de la Leyenda Negra alentada contra España cuando fue primera potencia mundial, desde el XVI.

«De un tiempo a esta parte, los españoles no creen en nada positivo de su historia, y se ha producido una inercia que obliga a demostrar que las falsedades de entonces lo siguen siendo», según el historiador, para quien «mientras unos vocean sus aciertos, otros solo aireamos nuestros errores».

Los datos comparativos entre la Inquisición española y las europeas han sido incluidos por Del Junco en su libro «Eso no estaba en mi libro de Historia de España» (Almuzara), en el que cuenta hechos positivos como la que se considera la primera campaña sanitaria mundial de la historia, la que llevaron a cabo los médicos Xavier Balmis y José Salvany entre 1803 y 1814 suministrando 200.000 vacunas contra la viruela por todo el mundo.

Origen: Del Junco: «La Inquisición española fue la más condescendiente de Europa»

4 comentarios en “Del Junco: «La Inquisición española fue la más condescendiente de Europa» – Alfredo Valenzuela / ABC

  1. La inquisición es un elemento necesario y que ha existido en todas partes, porque es una manera de proteger el orden social.

    El que sea religioso, no significa nada; porque la ideología de Estado es religiosa, que es la que profesa la gran mayoría del país. No es un problema de tolerancia o de creencia, sino de orden público.

    Orden público que puede dividir el país hasta formar dos Estados y crear una sangrienta guerra civil.

    Estoy hablando de Francia, claro. Los protestantes se quejan, porque perdieron la guerra y con ella sus derechos de culto; pero cuando eran mayoría en un territorio, destruían las iglesias católicas y perseguían a los católicos. La solución era una.

    Por eso la “matanza de San Bartolomé” fue hecha por el pueblo, no por el rey ni la Iglesia.

    Parece ser que en los países protestantes no ha habido inquisición.

    No con ese nombre; pero naturalmente que ha habido un órgano de represión de todo lo que no fuese religión oficial (luterana en unos casos, calvinista en otros y anglicana en Inglaterra): porque es un ataque al orden público, a la autoridad del rey, a los grupos de poder….y si ha habido resquicios para “disidentes” es porque no han podido eliminarlos; y se les ha controlado de otra manera.

    Por ejemplo: la Universidades eran solo para los miembros de la Iglesia oficial (lo cual es normal, porque normalmente se enseñaba teología; y el empleo normal de un teólogo es ser líder de la Iglesia de su denominación: así un luterano nunca iría a la Universidad de Edimburgo, sino a alguna alemana que fuese luterana). Naturalmente estaba prohibido predicar en público bajo pena de prisión o de muerte…

    A parte de la censura, que ha habido hasta hace muy poco tiempo en todos lo países (no solo con Franco), la otra manera de controlar a los interesados en pensar por su cuenta en materia de religión es a través del acceso a las escuelas y a los colegios que preparan para la Universidad.
    Y si todo ésto falla; se necesita una autorización del señor del Estado para poder ejercer el ministerio en una parroquia.

    Normalmente el pueblo era ferozmente anti protestante (en los países católicos), anti católico (en los países protestantes), anti luterano (en los calvinistas…) porque viven en un lugar determinado con una ideología determinada; y la disidencia es un elemento muy perturbador de la sociedad.

    Efectivamente, la propaganda anti española, precisamente porque España estaba en la cima de su poder, es lo que reúne estos tópicos y los reelaboran, olvidando que en casa hacen lo mismo.

    La tolerancia, como hemos tenido ocasión de ver en España hace poco, es cuando se está en la oposición: cuando se tiene el poder, no hay tolerancia que valga. Se va a asegurar su posición ejerciendo el poder que ahora tienen.

    ¿Cuándo dejan de funcionar las “inquisiciones”?: cuando la religión deja de ser ideología de Estado.

    Es decir, cuando los intereses de la oligarquía económica que tiene el poder se defienden mejor con leyes escritas y promulgadas por ellos mismos y no por la costumbre y la doctrina de la Iglesia (que trata de conciliar los intereses de todos de acuerdo con la idea de justicia)

    No es una cuestión de tolerancia; y sí de efectividad.

    Pero el Estado tiene su ideología y sus necesidades de orden público; y tiene en consecuencia los elementos para mantener el orden social. (que favorece a todos, no solo a los ricos que gobiernan el país)

    Me gusta

  2. Una de las instituciones que han estado propagando -y siguen propagando- el mito de la Inquisición española y su crueldad ha sido la masonería

    La masonería, que tiene un origen protestante (un lugar de socialización de personas de diferentes iglesias protestantes -precisamente los protestantes no tienen ritual-, en el que el ritual y las (falsas) “leyendas” sustituyen una ideología que no pueden tener (so pena de enemistarse: para eso ya tienen sus iglesias), salvo imágenes concretas de la Biblia que todos comparten, como Salomón y su templo, las mentiras de su origen mítico (totalmente falso) o la idea de lo “egipcio” que se podía tener en el siglo XVII y que es totalmente falsa (la egiptología dice otra cosa) ; y que puede atraer el interés místico o hermético de alguno que quiere elevarse sobre el común de los demás poseyendo un conocimiento “secreto” que nadie tiene.

    Pues bien, con todas las acusaciones de intolerancia, inquisición, oscurantismo, irracionalidad, falta de virtud, falta de ilustración…etc que la masonería ha hecho a la Iglesia Católica (las mismas de que le acusan las iglesias protestantes), en cuanto ha podido ha intentado destruirla con total intolerancia, con ensañamiento, con oscurantismo y exigiendo obediencia absoluta a sus miembros, sin debatir racionalmente las órdenes “de arriba” y sin ninguna “ilustración”. Con una verdadera inquisición, solo que sin la posibilidad para el pobre reo de defenderse, como sí que se hacía en la Inquisición, que estaba dirigida por letrados y con un procedimiento jurídico.

    No es de extrañar que los que desataron la persecución religiosa en España o en Rusia hayan sido masones (Azaña, Trotsky…), ni que hayan utilizado métodos iguales.

    Desde luego, el atontamiento de la persona con un ritual vacío que tiene que aprender, el secretismo en una organización extremadamente jerárquica que tu no sabes quien la dirige (peor que una monarquía absoluta, donde al menos sabes quien es el Rey, y sabes que está sujeto a la costumbre, al bien común y a la religión de todos y, más importante, que responde de sus errores, de sus aciertos y de los perjuicios que hace-, aunque solo responda en materia de prestigio y obediencia); obedecer las órdenes a ciegas, la falsa “virtud” (¿qué virtud especial?, ¿no lo promueven ya las iglesias?, ¿no es responsabilidad de cada uno?), las ideas de “ciencias ocultas” tipo cuarto milenio de la cadena 4; tener a los nuevos adeptos cogidos por los cojones creyendo que se van a aprovechar de la masonería, cuando son los intereses de los altos jefes secretos los que se afanan en cumplir allí donde tienen influencia (Gobierno,Parlamento, Universidad )…deja en muy buen lugar a la Iglesia Católica, que sabes exactamente lo que predica, porque su doctrina, sus universidades, sus libros de texto, su predicación son públicas y se basan en la revelación (que aunque esté en latín, cualquiera que hubiese estudiado en la escuela más allá de la amiga, hubiese entendido la Vulgata, porque se estudiaba básicamente latín. Hay traducciones a las lenguas vulgares desde el siglo XVIII, incluida la española)

    Lo asombroso del caso es que llevamos unos 5 siglos con estas historias, sin que nadie se haga preguntas ni busque respuestas.

    Los que hacen todas estas críticas dicen que buscan la razón, la verdad, la Ciencia, que si Galileo…

    Pues yo no veo ninguna razón, ni verdad, ni Ciencia. Y la condena a Galileo era justa (no pudo convencer a la junta de científicos de que lo que decía era verdad; porque era contrario a lo que podían ver con sus mismos ojos todos los días y a lo que habían aprendido en la Universidad)

    Es asombroso que sigamos repitiendo las mismas tonterías igual sin pasarlas por el tamiz de la crítica y la razón.

    Por eso mismo los que nos gobiernan, ya sean del partido que sea, ya sea de la sociedad secreta que sea, no quieren que pensemos ni que nos ilustremos.

    Por cierto: la religión no es una filosofía, sino una religión; porque si no, la gente no lo toma como una religión (lo tomaría como una filosofía).

    Sea la católica, la luterana, la calvinista, la anglicana, la masónica, la comunista o la socialista. Es algo irracional que cumple unas funciones muy concretas en el ser humano.

    Me gusta

  3. Dicen que los sumos maestros de la Masoneria hacen evocaciones al maléfico (demonio , el mal o como se quiera llamar) . No lo se pero hay muchos testigos de exmasones que llegaron muy alto que así lo han contado. Si esto es cierto sobra comentarios y se explicaría el gran odio que tienen los masones a todo poder establecido que no sea el suyo (por eso atacan a la Iglesia Cristiana, porque antes directamente y ahora por la fe de la gente, ha tenido y sigue teniendo mucho poder social

    Me gusta

    • Eso lo he leído yo también, y pienso que es verdad.

      Pero no es que adoren al demonio -en el que no creen-, sino que es un filtro en su organización para evitar que asciendan cristianos convencidos.

      Cuando a alguien se le pone en la tesitura de adorar al demonio, hay dos posturas, una seguir con la farsa, y otra negarse.

      El demonio en el cristianismo es lo contrario de Dios y el enemigo de Jesús.

      ¿Quién adora al demonio?
      Quien no tiene convicciones cristianas lo suficientemente arraigadas; el que es un cínico; o el que espera sacar de la masonería más de lo que la ceremonia implica (cortar de raíz con el cristianismo)

      ¿Quien se niega a adorar al demonio?
      el que tiene como identidad personal la cristiana; o el que aun no siendo cristiano practicante, le queda un límite de moralidad.

      De modo que solo suben en el escalafón los anticristianos y los amorales.

      Para cumplir y hacer cumplir las órdenes que tienen que recibir de lo más alto.

      Y como al final, los que dan las órdenes son anticristianos militantes, no es de extrañar las persecuciones que han lanzado contra la Iglesia Católica; o la propaganda para debilitar sus doctrinas y el modo de vida cristiano.

      Pero eso, sí: en nombre de la razón, de la ciencia, del libre pensamiento, de la tolerancia, de la libertad, de la igualdad de género, de la coeducación, del laicismo, del derecho de la mujer a su cuerpo….todo aparentemente muy bueno, pero con resultados letales para nuestra sociedad, como estamos viendo con la colonización masiva que están promoviendo junto a la crisis demográfica que han provocado.

      Me gusta

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s