Es preciso hablar de Venezuela

El blog de Santiago González

Pablo Iglesias estuvo a su nivel durante la segunda sesión del debate de investidura. O sea, rigurosamente impresentable. En su intervención, defendió la iniciativa ‘Rodea el Congreso’, apoyada por IU-Posemos y cuyo permiso había sido solicitado por dos miembros (miembro y miembra) de su invento: Elena Martínez y Albino Torre, de Izquierda Castellana la primera, asistente de EHBildu en el Congreso que quiere rodear y de Podemos el segundo.

Su intervención recuerda a la analogía acuñada por el gran Santiago Rusiñol sobre la escalera del gallinero: corta, pero llena de mierda. A mí, el Pablo Iglesias que más me gusta es el que se pone intelectual y docto, un maestro Ciruela (que no sabe leer y pone escuela). Ya habíamos tratado aquí de sus aportaciones a la teoría de la relatividad, acuñada por un tal Newton o a la obra más destacada de Kant, la Ética de la Razón Pura. El jueves…

Ver la entrada original 934 palabras más

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s