Una excursión a las Pitiusas en 1934 – Fanny Tur / Diario de Ibiza

Aquella primavera de 34 había inaugurado el hotel Cosmi en Santa Eulalia y ya se hablaba de que pronto se implantaría un servicio aéreo entre Ibiza-Valencia y Mallorca

FANNY TUR ARROYO | IBIZA 11/06/2016 | 10:07

 Ayuntamiento y mirador.
Ayuntamiento y mirador. AISME

 

En 1934, Ibiza y Formentera contaban ya con una pequeña oferta de hoteles y fondas después de la inauguración del año anterior de algunos establecimientos emblemáticos y de la creación del Fomento del Turismo. Aquella primavera de 34 había inaugurado el hotel Cosmi en Santa Eulalia y ya se hablaba de que pronto se implantaría un servicio aéreo entre Ibiza-Valencia y Mallorca. De forma paralela a la llegada de los primeros turistas nacía la polémica en la gestión del territorio y la normativa urbanística: ese año se anulaba un decreto que prohibía construir en la costa y se vivía una polémica sobre los extranjeros instalados lados en las Islas. Un decreto regulaba su vigilancia.Por tal motivo, en el mes de junio habían llegado a las islas un contingente de policías para vigilar a Pollença, Palma e Ibiza. El diario ABC recogía la noticia en su edición del 20 de junio. Desde Palma se reclamó la anulación de los dos polémicos decretos.

En este contexto, el Club alpino español publicaba en 1935 el anuario correspondiente al año 1934 donde se incluyó el relato de una excursión realizada en Ibiza y Formentera y relatada por F. Moreno, F. Dampierre, B. Villalba y P. Parra. El artículo es una crónica deliciosa de lo que eran el Ibiza y Formentera recién despertar al turismo, descripción que no nos debe hacer caer en la nostalgia pero puede ser sí hacernos reflexionar. La AHE conserva un ejemplar de esta publicación, que incluye una completa colección de 41 fotografías y que fue comprado hace unos años en un anticuario de Londres por un precio de 110 libras esterlinas.

Justificació del viatge:
«Durante el verano pasado, la comisión deportiva del Club anunció su propósito de fomentar el excursionismo entre los socios…
Respondiendo a este anuncio, presentamos el proyecto de un viaje a Ibiza…Considerábamos que sería interesante recoger los datos que facilitasen las excursiones a esta Ilsa, hasta hace poco casi desconocida entre los aficionados al campo y a la montaña…».

El viaje:
Entonces la isla tenía comunicación con los puertos de Alicante, Valencia y Barcelona. Los excursionistas llegaron desde Valencia. La travesía duraba 8 horas y media.

L’arribada:
«…La entrada en el puerto de Ibiza sorprende con el espectáculo teatral de la ciudad blanca escalonada hasta la catedral y el paisaje tranquilo de sus alrededores, de colinas suaves llenas de masías y molinos de viento…
Al llegar nos cruzamos con las flotillas de pescadores, y en el muelle de veleros muchos barcos esperaban su carga de productos agrícolas con destino a todos los puertos del Mediterráneo. Hay un pequeño astillero en continua actividad, y junto a él, el Club Náutico…» –l’edifici s’havia inaugurat dos anys abans–.

Sa Penya:
Los autores hace una descripción de la ciudad y de sus alrededores que coincide con la de otros visitantes. Destacamos pero lo que escribieron de sa Peña:
“… Las encrucijadas de sobre callejuelas sorprendió con golpes de vista inesperados, de callas que dan al mar, de plazoletas con Fuentecillas pintorescas, escalinatas en la roca y hornacinas con santos. El recorrimos en las primeras horas de la noche en que el barrio está ya silencioso, pues los pescadores se retiran tmprano para salir al mar antes del amanecer … ».

Platja d´en Bossa, Talamanca i Sant Antoni:
«…A continuación está la gran playa de en Bossa…su extensión permite cierta independencia entre los diferentes grupos que allí acuden…hay casetas, bar y restaurant…”
«…La playa más concurrida es la de Talamanca…Está separada de la ciudad por una zona pantanosa -ses Feixes- llena de mosquitos belicosos, pero se puede llegar a ella utilizando un servicio de gasolineras que atraviesa el puerto…No hay oleaje y el agua está limpia…En ella hay dos establecimientos con bar y restaurant y varias casetas de baño… –un d’ells era l’establiment de banys dissenyat feia poc per l’arquitecte Erwin Broner– …Acampamos en esta playa para pasar la noche…».
De la platja de la badia de Portmany destacaven la seua extensió i que era d’arena fina i d’aigua neta i transparent.

Hoteles, fondas y pensiones:
Cansados de los mosquitos de ses Feixes, decidieron buscar un lugar donde dormir: “… encontramos pensiones, fondas y hoteles con precioso muy reducidos y en los puntos mas importantes de la isla …. Las fondas y hoteles más importantes son los Siguientes: en el muelle, las fondas del Comercio y de la Marina. En la primera hay pensiones desde 6,50 a 8 pesetas, y la segunda, también económica, Tiene muy buen servicio … Tiene pensión completa desde 10 a 20 pesetas …

Frente al puerto está el hotel España y en el paseo céntrico el Hotel Isla Blanca…Acampamos en el segundo por 8 pesetas todo comprendido…
En el arranque de la carretera de San Antonio –avui avinguda d’Ignasi Wallis– está el hotel Balear y en el barrio alto de la ciudad la pensión extranjera Ca Vostra (10 pesetas)…Próximo al puerto está el Gran Hotel Ibiza cuya inauguración ha sido uno de los principales factores para el desarrollo del turismo en la isla…».

De San Antonio destacaban 2 fondas económicas: la Esmeralda y la Miramar, una pensión extranjera justo al lado de la playa -la pensión Playa- y el hotel Portmany.

En cuanto a Santa Eulalia, tercera población en importancia, donde se llegaba después de cruzar el río, mencionan la fonda Las Estrellas, y el hotel Buenavista, inaugurado también el año anterior y donde la pensión costaba de 5 a 8 pesetas.

Excursión a San Agustín:
En aquellos años sólo existían 4 líneas de autobuses desde Villa: en Santa Eulalia, San Antonio, San José y San Juan. El resto del transporte y las comunicaciones se cubrían con vehículos particulares y sencillos en su inmensa mayoría: carros, bicicletas y algún coche aislado propiedad de muy pocas familias.

«…El modo más práctico de recorrer la isla es en bicicleta, dado el buen estado de las carreteras y lo escaso del tráfico de automóviles…A lo largo de las carreteras encontramos muchos campesinos ciclistas y también son frecuentes las tartanas y carritos con toldos; de trecho en trecho hay establecimientos con bebidas que son al mismo tiempo pequeños bazares…». Aquests característics establiments, mescla de bar i botiga, formaven part del paisatge fins fa ben poc. Per sort, encara en queda algun.

Destacamos un divertido episodio que vivieron los alpinistas a San Agustín:
«En las inmediaciones visitamos una masía en cuya purchada aparecieron por extendidos los almendrucos puestos a secar. En sume interior VIMOS Colgado un manojo de ramas silvestres y preguntamos para qué servía.

-Per les musquitus, nos dijeron, extrañados de nuestra ignorancia.
-¡Ah, claro! El olor de estas hierbas a(h)uyentará los mosquitos.

Los payeses se reían con ganas de nosotros al explicarnos que eran para matarlos a golpes cuando se posaban en las paredes…».

Escalada en es Vedrà:
Cuando en Vila s’assebentaren que aquel grupo de alpinistas quería escalar es Vedrà, hubo debate sobre si era posible. El Club Náutico, donde habían acudido por indicación del alcalde de la ciudad, les facilitó un balandro con motor. El grupo, al que se unieron algunos ibicencos, salió de madrugada del puerto ya que querían aprovechar para pescar.

Llegados a Porroig, tiraron al agua los anzuelos con sardinas con los que se practicaba el sistema de pesca llamado curricán, empleado para pescar atunes y otros peces gordos. El capítulo dedicado a es Vedrà es el más largo, dada su condición de alpinistas:
«… Sus Vertientes están Cubiertas de pidras sueltas que ruedan al pisar en ellas. Está habitada solamente por cabras salvajes, que nos acompañaron de lejos en Nuestra ascensión, vigilándonos desde el alto de los riesgos … ».

Formentera:
Destacaban que ésta era la excursión más interesante a pesar de la peligrosidad de cruzar los Freus. El trayecto duraba 2 horas la isla ya contaba con hondas para acoger a los visitantes:
“… El pequeño poblado de la isla -San Francisco Javier- Cuenta con un hotel muy económico y varias fondas en buenas condiciones».
Diario de Ibiza publicaba ese año un artículo titulado’¿Hacia dónde van las Baleares? ‘.
80 años después ya lo sabemos

Origen: Una excursión en las Pitiusas en 1934 – Diario de Ibiza

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s