La realidad oculta de Juan Carlos Monedero (carta de un alumno) – ForoCoches

Resultado de imagen de monedero verdadesofenden

Estimado Profesor Monedero, usted no se acordará porque ya ha llovido mucho, como tampoco se acordará su compañera Bescansa, pero yo fui alumno de ustedes en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense. Ahora que les veo en la televisión día sí y día también, subidos a la ola de la política que siempre ejercieron en las aulas, hace hasta gracia recordar los años de universidad cuando alguien te pregunta curioso ¿Y tuviste a Monedero?

Ahora, con mi licenciatura bajo el brazo y trabajando fuera de España, en esa misma Bruselas en la que ha acabado su compañero Pablo Iglesias estoy haciendo más memoria que nunca, memoria histórica que dicen, y recuerdo el jarro de agua fría que fue llegar de Mallorca a Somosaguas. Sin haber cumplido aún dieciocho años y acompañado por mi padre paseé por los pasillos de aquel edificio con pinta de cárcel de los años 40 lleno de pintadas anarquistas y goras a ETA. Aquellas paredes en ladrillo vivo de las que malcolgaban carteles te trasladaban a un barrio de navajeros en vez de a una Universidad que se dice puntera. Ni rastro del impresionante Rectorado cuyas fotografías destacaban en el corcho de mi instituto palmesano mientras comprobaba mis notas de selectividad. Y qué decir de La Moqueta, aquel enorme espacio muerto entre la cafetería y la biblioteca del que siempre emanaba una nube de maría poblado por veinteañeros bebiendo cerveza a las 9 de la mañana. Ahora brindan por su éxito señor Monedero.

Ahora que vuelvo a verle hago memoria y algo no me cuadra. Es usted (y sus compañeros) muy bueno en comunicación. Dan ustedes muy bien en cámara sin ser Pedro Sánchez y regatean como no lo hace ni Rajoy desde su plasma y mire usted le confieso, si no le conociera le compraba por un par de meses, como muchos dicen que estarían dispuestos a hacer, solo para hacer una buena limpieza y librarnos de Tirios y Troyanos. Pero como yo conocí el régimen que instauraron en la República Bolivariana de Somosaguas no les puedo creer. Porque señor Monedero, lo que ustedes quieren hacer no es ni nuevo ni moderno, lo que ustedes quieren hacer llevan veinte años haciéndolo, no en Venezuela sino mucho más cerca, en aquel pueblecito a las afueras de Madrid, su laboratorio.

Aún recuerdo una clase, no era usted el profesor no se preocupe, en la que una estudiante de Erasmus francesa me comentaba indignada que durante su estancia en la Facultad cada clase era un curso de adoctrinamiento comunista. Yo sonreía y disimulaba porque no quería que me identificaran. Libertad de cátedra lo llaman algunos, pero usted sabe, como sé yo, que la represión no se ejerce solamente a punta de bayoneta. Y usted sabe, como sé yo, que en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense, donde más debate y variedad ideológica debería haber, impera un régimen de extrema izquierda en el que no se aceptan opiniones divergentes. Hago memoria y recuerdo como descubría casi en la clandestinidad que algunos compañeros votaban al PP. Era como una salida del armario. No era algo fácil de confesar en la facultad. Si se enteraba el profesor era mejor mantenerse callado y no protestar cuando una clase se tornaba en un mitin del PSOE, o de IU, o de Chavez. Incluso algunos de los pocos profesores de los que se podía sospechar cierta oposición al régimen se cuidaban muy mucho de no ser descubiertos. Quién me iba a decir a mí que había esquivado esa Universidad de las Islas Baleares tomada por los catalanistas para acabar en Madrid, en la mismísima Complutense, destinado a pasar al menos un lustro en el nido de la serpiente de ultraizquierda.

Hago memoria y recuerdo lo que me decían mis propios compañeros en mi afán por atravesar los piquetes para ir a clase un día de huelga, uno de tantos, una de tantas huelgas que no compartía y que según me decían las lecturas era un derecho y no una obligación. Recuerdo que lo que me decían y no era nada amable. Pero señor Profesor, la siguiente huelga, volví a cruzar los piquetes, con la piel más curtida y la barbilla más alta. Así durante cinco años. Hago memoria y recuerdo los comentarios despectivos por llevar bajo el brazo El Mundo o el ABC y si al principio herían, acabé llevándolos por bandera, solo pa´joder. Recuerdo también como los peores ministros de exteriores eran los del PP, y como la peor política económica era la del PP o cómo no había política social si había PP, ni había medio ambiente si había PP. No había vida si había PP. Era tal vuestra obsesión que todo aquello me hacía ser más del PP, y hoy entiendo que habría sido del Barça si ustedes hubiesen sido anti-barça, y habría sido vegetariano si ustedes hubiesen sido carnívoros, porque lo que ustedes me enseñaron en la Universidad es que tenía que ser todo aquello que ustedes no eran. Por eso Profesor Monedero, hoy tampoco soy del PP… no sé si lo pilla.

Aunque la de Políticas debería ser la facultad en la que más se debatiese. Y aunque las Ciencias Sociales destaquen porque no existe una verdad absoluta que en ciencias puras te diría que 1+1 es igual a 2, aunque sepamos que una teoría no sustituye a otra sino que dos o tres o cuatro teorías distintas coexisten e incluso se ponen en práctica a la misma vez en distintos sitios y aunque nos mientan diciendo que la universidad sirve para dotar al alumno de las herramientas suficientes como para discernir y sacar conclusiones fundamentadas, en su facultad solo existía una respuesta posible: la suya, la oficial. Lo demás suponía ser señalado, increpado o incluso agredido físicamente (que le pregunten a Rosa Díez) cuando no sometido al riesgo del suspenso, a eternizar tu paso por la universidad y ver tu futuro profesional limitado. Con esos mimbres se entiende que la discrepancia se limitase a un guiño furtivo, una temeraria palmada en el hombro bien disimulada o una imprudente salida del armario ideológica en una noche de fiesta. Y mire usted estimado Profesor, durante mis años en la Facultad de Políticas desarrollé una inmensa simpatía por todas las minorías reprimidas pues quienes no éramos de los suyos éramos los negros en el apartheid, los gays en Irán o los intocables en la India. Ustedes sin embargo eran los blancos, los fundamentalistas, los brahmanes que en la India eran los maestros, la casta más alta que salió de la boca de Brahmá.

Ustedes han instaurado en la Facultad de Políticas un régimen en el que existe una casta dirigente y hegemónica, el profesorado que tiene en sus manos el futuro de los estudiantes, y una clase dominada, el alumnado, entre los cuales solo quienes piensan como los dirigentes se sienten lo suficientemente libres como para manifestarse y quienes no comulgan o bien se callan o bien se preparan para recibir los golpes. Ustedes, cuando no tenemos una sola universidad española entre las 150 mejores universidades del mundo. Ustedes que abochornan a los estudiantes extranjeros que no se creen lo que ven ni lo que oyen y que luego lo contarán en sus países para vergüenza de todos. Ustedes qué tienen que ofrecerle al país a parte de miseria intelectual y económica.

Eso señor Monedero, cuando alguien se esconde y camufla porque la reacción del entorno es tan fuerte que sus consecuencias son inasumibles, cuando el que está abajo no se atreve a llevarle la contraria al que está arriba porque no hay garantías de que la lucha sea entre iguales, de que pueda aguantar el desafío ni afrontar los costes, eso es también represión. Algunos otros valientes, como la estudiante francesa de intercambio, un día se levantan y le dicen al profesor lo que ningún alumno español se atreve a decirle, abandonando a continuación el aula para siempre entre risas e insultos de los propios compañeros mientras otros nos callamos y aceptamos el régimen porque en aquel momento es más lo que tienes que perder.

Eso pasaba cuando uno aún no había cumplido los veinte, pero ahora que mi futuro no está en sus manos, tengo la obligación de no callarme para evitar en la medida de lo posible que gente como usted, estimado Profesor Monedero, vuelvan a tener en sus manos el futuro de alguien.

Origen: La realidad oculta de Juan Carlos Monedero. +Tocho – ForoCoches

Anuncios

28 comentarios en “La realidad oculta de Juan Carlos Monedero (carta de un alumno) – ForoCoches

  1. Genial entrada. Una pena que solo la estudiante francesa de intercambio se levantase y hablase contra los bolivarianos patrios, súper mineralizados y muy bien subvencionados.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: 2017: ¿Año de la ‘muerte’ política y social de Podemos? | Análisis en clave liberal

  3. Pingback: La realidad oculta de Juan Carlos Monedero (carta de un alumno) | Análisis en clave liberal

  4. Pues habrás sacado la licenciatura, pero lo que se dice escribir…

    Es de esperar que habiendo sacado la licenciatura, redactarías un poco mejor: alguna coma para leer sin perder el sentido de la frase, un punto en lugar de una coma cuando cambias el tema, etc…

    Supongo que será que Monedero y compañía son tan malos profesores, que ni a redactar en condiciones enseñan.

    Le gusta a 1 persona

    • José Clemente Estevez: comprendo que no estés conforme con lo que dice este ex-alumno de Monedero, pero escribe mucho mejor que tú, que en dos párrafos tienes errores de sintaxis, tampoco utilizas los puntos y comas de forma excelsa y, además, usas mal las preposiciones!! El tema importante es lo que dice este texto y las experiencias que relata. Creo que tu intento de descalificarlo es tendencioso y estúpido. Saludos cordiales. Juan Carlos Lozano Guzmán

      Le gusta a 1 persona

    • Estoy totalmente de acuerdo en que este comentario que critica la escritura de la entrada tiene numerosos errores de sintaxis y de puntuación. Así, la frase del segundo párrafo no debería usar el condicional, sino decir algo como lo siguiente: “Es de esperar que habiendo sacado la lincenciatura, escribas mejor”. Tampoco es correcto utilizar los puntos suspensivos después de la abreviatura “etc.” El uso de los dos puntos después de la primera frase del segundo párrafo también es discutible, aunque es cierto que se usa con la intención de introducir una enumeración anunciada de forma implícita. Yo no soy un experto, pero la entrada original no me ha parecido mal escrita y se sigue muy bien. En todo caso, lo grave es lo que relata y que quienes fuimos universitarios madrileños sabemos que es cierto.

      Le gusta a 2 personas

      • Correcto. Lo grave, gravísimo, para mi, simplemente surrealista es lo que relata. Que se intente difundir el socialismo en pleno siglo XXI y finales del XX es de chiste. Lo malo es que estos parásitos quinta-columnistas no tienen la decencia de irse a vivir a Venezuela o Cuba, donde tantos estragos y pobreza ha causado la doctrina de la esclavitud y del odio, disfrazada de igualitarismo forzado vía “estado”.

        Ha sido un detalle lo de responder al “troll” de turno. Y muy acertada la crítica. Cuando uno señala con un dedo la luna, los idiotas se quedan fijados en el dedo.

        Mejor no entrar al juego de los “trolls” que quieren evitar que se hable del fondo del asunto: la defensa de ideas socialistas, que tanta pobreza, injusticia y falta de libertad crearon en toda la Europa del Este y Rusia.

        Me gusta

    • El maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela.
      Relee lo que has escrito, corrígelo, y vuelve a postearlo, lumbreras.
      Un saludo .

      Juan Carlos Otero

      Me gusta

    • Amigo José, se ve que no le gusta el contenido de la carta y pretende desviar la atención con cuestiones gramaticales y de estilo de escritura. Este foro no es la Real Academia de la lengua española, concretamente en la carta se pretende dar una visión de la realidad de nuestras universidades y concretamente de los dirigentes de PODEMOS. Si encuentra algún error gramatical no se moleste en criticarlo, mostrar mi conocimiento o desconocimiento de la lengua española no ha sido el motivo de mi comentario.

      Me gusta

  5. Yo no estuve allí, pero desde la lejanía sentía pena y rabia. Todo estaba perfectamente orquestado desde la izquierda, a nadie se le escapa que el adoctrinamiento empieza desde el colegio y lo llaman libertad.
    En un tiempo pensé que yo estaba equivocado incluso, pero con el tiempo se sabe que también podemos opinar y levantar la mano por que memoria tenemos todos.
    Viva España.

    Me gusta

  6. Adoctrinamiento el que recibimos un día sí y otro también por la televisión pública y privada. Y no a estudiantes de universidad que probablemente se dan cuenta de lo que no quieren aprender, sino a pobres de cientos de miles de ciudadanos que son verdaderas esponjas de lo que la clase dominante quiere conseguir.

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo. El socialismo de todos los colores y el estatismo en todos sus grados, imperan en todas las televisiones y se difunden sin descanso a las masas. Las misas que disfrutan con Gran Hermano 25, Sálvame 13, o Cocineros por Doquier. Grave es cuando todo esto se financia con dinero público.

      Y lo de los canales temáticos de “Podemos” (también conocido como La Sexta), del PSOE (30 años de TV Andalucía), o del Nacionalismo e independentismo catalán o vasco (También conocido como “españa nos roba”- TV3) es de traca.

      Me gusta

  7. El ruedas ? Hace falta ser cabron, para darle ese nombre al una persona con una desgracia asi; no me gusta Podemos pero esos calificativos me dan asco

    Me gusta

  8. porque este alumno no se identifica y escribe desde el anonimato?lo unico cierto es que el deterioro de la universidad piblica se a acelerado en estos ultimos años,en favor de las privadas ,

    Me gusta

    • A lo mejor tiene miedo a que le hagan un “escrache informativo”.

      Porque los valientes y alegres camaradas son muy amigos de reventar con violencia el derecho de expresión de los demás: véase el caso de Rosa Díez y de otros “fascistas” (fascistas que han tenido que llevar escolta durante muchos años para protegerse de las extorsiones, agresiones y del tiro en la nuca de los alegres y combativos defensores del socialismo y del “pueblo trabajador” “Basko”… o del FRAP y otros grupos terroristas) .

      Me gusta

  9. No hace falta irse a la complutense… la UAM era otro nido de ratas comunistas extremas en la que si descubrían que girabas en contra de ellos estabas jodido… a mí me costo cambiarme de universidad para graduarme.
    Me siento totalmente identificado con los carteles radicales colgando en el Hall principal, la cafetería convertida en un fumadero constante de marihuana desde las 9 am, y el apoyo al estudiante una puerta con pegatinas anarquistas, comunistas, que los erasmus yankees miraban con estupor.
    Llevan aleccionando generaciones de radicales comunistas, los que no pasamos por el aro, nos trataron de joder la vida y muchos de ellos han tenido que emigrar para encontrar trabajo. Paradójicamente esos que no apoyábamos las huelgas eran y son de los más trabajadores.
    Y luego no te explicabas cómo gente que no pisaba la clase y estaba todo el día en la cafetería fumando aprobaban mientras tú que te dejabas los ojos estudiando y acudiendo a clase, dando tu opinión… y aquí es dónde radicaba el error que hasta años más tarde no percibí… ellos aprobaban y tu suspendías.
    Si de aquella hubiera tenido los medios para grabar lo que me dijo una secretaría en petit comité sobre el elenco de profesores… y obviamente no todos eran así, pero como dice el autor del artículo, los que no lo eran se cuidaban muy mucho de que nadie se diera cuenta.
    Otra muestra más que las universidades públicas en España no están más que para llevarse ayudas y apoyar a los que son como ellos, sino piensas igual y no puedes pagarte una privada, mejor que ni te esfuerces en ir a la universidad pública, porque años más tarde te encontrarás escribiendo con rencor.
    Un Saludo.

    Me gusta

    • Aunque bastantes años antes, a mediados de los ochenta, en mi universidad era lo mismo.

      Los verdaderos fascistas, soZialistas y sociolistos de toda la vida nunca han entendido que es lo que son los derechos individuales; que hay derechos y decisiones personalísimos que sólo corresponden a cada uno de nosotros y que NO se pueden imponer por “votación” (por cierto, con muchos votos del miedo en el País Vasco).

      Personalísima es la decisión sobre si yo quiero hacer o no quiero hacer huelga (por las mil y una razones que semana sí y semana también los independentistas o directamente defensores de ETA proponían y sacaban a votación) y prefiero acudir a clase; o si yo quiero casarme con una peliroja o no casarme, etc. No entendían o no querían entender que hay decisiones que no se pueden imponer ni siquiera por “votación”,. Querían obligarnos a todos a hacer huelga y de hecho lo trataban de impedir con los famosos “piquetes informativos”, a los que toda violencia y amenaza les estaba y está permitido, tolerados en la España “constitucional”

      Ya no estaba en la Universidad cuando ETA asesinó en el portal de su casa, a quién había sido profesor ayudante de Derecho Penal y que solía jugar al fútbol con los alumnos de nuestra promoción, D. José-María Lidón Corbí. No recuerdo que se hiciera huelga por eso.

      Pero ni siquiera conseguimos que se dejase de fumar en clase… Al menos sí se oyeron voces discrepantes y se opuso resistencia a los defensores de la “euzkadi arcadia feliz del soZialista e independiente”, los de las pistolas, la extorsión, las amenazas y las cartas.

      Después de leer lo que pasa décadas después en la Facultad de Políticas de la Complutense y el reino del miedo y del pensamiento único del socialismo real que han impuesto (y que los únicos malos malísimos son los corruptos que ha habido y habrá en el PP- con las conocidas diferentes varas de medir; y lo mucho que mola el socialismo bolivariano y el estatismo extremo) y que defienden en sus canales temáticos de televisión, sólo puedo concluir que vamos degenerando.

      Me gusta

  10. Excelente blog. Animo.

    (Hago este comentario con un doble objetivo:
    Animarte a continuar y suscribirme a las entradas….

    y, Si me lo permites, te haré una sugerencia puramente técnica: Incluye un boletín de suscripción en tu blog. Ayuda a generar lectores sin necesidad de obligarles a comentar para poder suscribirse. También sería interesante que investigaras el pug-in “disqus” para la gestión de comentarios….)

    Me gusta

  11. La derecha gobierna en España, aún así, parece que la gente no se conforma, es verdaderamente asombroso lo que estamos leyendo, es un hecho, que actualmente estamos siendo gobernados por corruptos, bien, eso no parece importar, es más importante hacer crítica, por supuesto destructiva siempre, del que no piensa cómo uno, lanzar al viento el viva España de rigor, erigirse en patriota, dando por sentado que los “otros” no lo son, utilizando adjetivos, que no tienen mucho sentido en la mayoría de los casos, todas, absolutamente todas las ideologías, tienen su lado oscuro, eso es así; y hablando de adoctrinamiento, en el año 1966, si, ya ha llovido, antes de entrar a clase, los niños, entre los que me encontraba, teníamos que cantar el Cara al Sol y recitar el Dios Te Salve María, doy fé. En fin, los españoles nos lo tenemos que hacer mirar, tanto unos, cómo otros. Y ahora para terminar lanzar una proclama reinvindicativa, a la vez que patriótica, que debería ser del gusto de todos nosotros, al menos esa es la idea: ¡¡¡¡ Gibraltar español !!!!

    Me gusta

  12. Pingback: 2017: ¿Año de la ‘muerte’ política y social de Podemos? | Análisis de la actualidad en clave liberal

  13. Pingback: La realidad oculta de Juan Carlos Monedero (carta de un alumno) | Análisis de la actualidad en clave liberal

esta web esta abierta al debate, no al insulto, estos seran borrados y sus autores baneados.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s